El contrato de Leasing. Estudios y materiales
Revista de Cuadernos de Derecho y Comercio 40, 2004, monográfico
www.notariado.org/publicaciones/cuadernos/
Coord.: MARTÍNEZ ROSADO, Javier.
Doctor en Derecho. Profesor UCM
Autores: DAMBORENEA, Iñigo (becario FPI);
IBÁÑEZ, Javier (becario FPI); PUYOL, Blanca
(Doctora en Derecho. Profesora UCM);
SÁNCHEZ PÉREZ, Enrique (Abogado. Profesor
UCM); SANTA-BÁRBARA, Antonio (Doctor
en Derecho. Profesor Alfonso X el Sabio)
“Jurisprudencia sobre el arrendamiento financiero”
INDICE
1. DEFINICIÓN. MODALIDADES. 1.1. Compraventa y arrendamiento. Relación jurídica trilateral.
1.2. Lease-back. 1.3. Leasing operativo. 2. NATURALEZA JURÍDICA DEL CONTRATO DE
LEASING. 2.1. Calificación. Causa. 2.2. La opción de compra. 2.3. Diferencias con la compraventa a
plazos con reserva de dominio. 2.4. Diferencia con el préstamo simple o mutuo. 2.5. Diferencia con el
préstamo de financiación a comprador. 3. ELEMENTOS REALES, PERSONALES, ETC. 3.1. El
ontrato. 3.2. Cuestiones procedimentales y formales: póliza del contrato de leasing. 3.2.1.
Procedimentales. 3.2.2. Formales. La póliza, título ejecutivo. Tercería de mejor derecho. 3.3. Elementos
personales. El arrendador financiero, en particular. 4. CONTENIDO. 4.1. Derechos y obligaciones de las
partes. 4.2. Tercerías de dominio. 5. INCUMPLIMIENTO. EXTINCIÓN. 5.1. Incumplimiento.
Extinción. 5.2. Quiebra y suspensión de pagos. 6. LEASING INMOBILIARIO. 7. DERECHO
PENAL. 8. LA FISCALIDAD EN EL LEASING. 8.1. Cuestiones generales. 8.2. Impuesto sobre la
Renta de la Personas Físicas. 8.3. Impuesto sobre sociedades. 8.4. Impuesto sobre el Valor Añadido. 8.5.
Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. 8.6. Impuesto general sobre
el Tráfico de Empresa. 9. CONTABILIDAD. 10. COMPETENCIA NORMATIVA.
------------------
RESUMEN
El trabajo ofrece una visión panorámica de las decisiones de nuestros Tribunales sobre el arrendamiento
financiero hasta finales de 2002. Las sentencias se agrupan por temas, más o menos amplios, según el
número e importancia de las decisiones recaídas sobre cada uno de ellos. Asimismo, cada epígrafe
comienza con un resumen que remite a las sentencias en concreto con objeto de sistematizar dicho
contenido.
Las sentencias objeto de recensión son todas las del Tribunal Supremo. En cuanto a las de nuestra
“pequeña jurisprudencia”, la relación no es exhaustiva, si bien se ha procurado no omitir ninguna que
presentara cierta importancia.
La simple lectura de los resúmenes que se ofrecen al comienzo de cada epígrafe da idea de cuáles son los
problemas que más se han suscitado.
Destaca, en primer lugar, el debate acerca de la naturaleza jurídica de la figura, ya que nuestros
Tribunales han tenido que pronunciarse en numerosas ocasiones sobre si se está ante un contrato de
arrendamiento financiero o uno de compraventa a plazos con reserva de dominio. De ello dependía, en la
El contrato de Leasing. Estudios y materiales
Revista de Cuadernos de Derecho y Comercio 40, 2004, monográfico
www.notariado.org/publicaciones/cuadernos/
mayoría de los casos enjuiciados, que la tercería de dominio interpuesta frente al acreedor del arrendatario
o del comprador –según el caso- que había embargado el bien, prosperara o no, ya que, de afirmarse que
se trata de una compraventa, al no figurar inscrita la reserva de dominio, ésta no sería oponible frente a
terceros y, por consiguiente, el tercerista podría ignorarla. En esta misma línea, conviene señalar cómo la
jurisprudencia ha ido concretando toda una serie de criterios para determinar cuándo estamos en presencia
de uno u otro contrato, entre los que destaca la afirmación –hoy ya “consolidada”- de que la cuantía
irrisoria de la opción de compra no tiene importancia a estos efectos (aunque su existencia resulta
necesaria para afirmar que se está ante un contrato de arrendamiento financiero), ni tiene por qué tenerla
la inscripción del vehículo en el Registro de la Jefatura de Tráfico, pues se trata de un registro de carácter
administrativo.
También son numerosas las decisiones que se refieren a las tercerías de mejor derecho. En esta línea, la
jurisprudencia se muestra unánime al afirmar que el momento decisivo a efectos de determinar qué
crédito tendrá preferencia es el de la firma de la póliza y no el de la fijación de la deuda en concreto, ya
que ésta se consigue mediante una simple operación aritmética.
En tercer lugar, y en cuanto a las cláusulas que se suelen incluir en el contrato, nuestros tribunales han
afirmado claramente que la inexistencia de una cláusula por la que el arrendador cede al usuario las
acciones contra el vendedor del bien, en el caso de que aquél se exonere de toda responsabilidad frente al
arrendatario respecto a la idoneidad y demás condiciones del bien entregado, conduce a la indefensión del
arrendatario.
En materia de leasing inmobiliario, la Dirección General de los Registros y del Notariado ha afirmado en
varias resoluciones que el derecho de opción de compra es susceptible de embargo y que, en este caso,
inscrito en el Registro de la Propiedad el contrato de arrendamiento financiero y el embargo sobre la
opción de compra, no puede inscribirse la cancelación del contrato si no consta el consentimiento del
titular del derecho afectado, salvo que el deudor acredite la consignación de las cantidades percibidas en
virtud del contrato.
Otro aspecto sobre el que existen varias decisiones, en este caso de nuestra pequeña jurisprudencia, es el
de la susceptibilidad del arrendamiento financiero para “fundamentar” un delito de apropiación indebida.
En concreto, la pequeña jurisprudencia no vacila al afirmar que el usuario comete un delito de
apropiación indebida por realizar actos de disposición antes de haber satisfecho las cuotas y la opción
residual.
Por último, son numerosísimas las sentencias recaídas en materia fiscal, especialmente sobre el Impuesto
sobre la Renta de las Personas Físicas y el Impuesto de Sociedades. En cuanto al primero, la cuestión más
discutida ha sido la deducibilidad en la imposición personal del usuario de la parte de las cuotas del
arrendamiento financiero correspondientes a la recuperación del coste del bien en el régimen especial de
estimación objetiva singular. Respecto al segundo, el mayor número de decisiones tratan de la posibilidad
de que el arrendatario financiero, en un primer momento, y el arrendador, en un momento posterior,
puedan deducir por inversiones en activos fijos nuevos los bienes adquiridos en régimen de arredamiento
financiero.
Descargar

Jurisprudencia sobre el arrendamiento financiero