IP/08/1449
Bruselas, 3 de octubre de 2008
Los padres se enfrentan a la escasez de servicios de
guardería, según un informe de la UE
Según un informe presentado hoy por la Comisión Europea, los servicios de
guardería en los países de la UE no responden a las necesidades de los
padres, si bien se han obtenido algunos progresos. En el informe se señala
que la mayoría de los países han incumplido los objetivos relativos a los
servicios de guardería (para un 90 % de niños con edades comprendidas
entre tres años y la edad escolar, y un 33 % de niños menores de tres años),
unos objetivos que los propios dirigentes europeos establecieron en
Barcelona en 2002. Los «objetivos de Barcelona» son parte integrante de la
estrategia de la UE para el crecimiento y el empleo, cuya finalidad es ayudar
a los padres jóvenes —en particular las mujeres— a ejercer una actividad
profesional. El informe presentado hoy forma parte de un paquete más
amplio de medidas de la Comisión dirigidas a mejorar el equilibrio entre la
vida personal y laboral de los europeos (véase IP/08/1450).
Vladimír Špidla, Comisario Europeo de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de
Oportunidades, ha manifestado lo siguiente: «Estamos muy lejos de alcanzar
nuestros objetivos en lo que respecta a los servicios de guardería, de modo que
debemos intensificar nuestros esfuerzos. La existencia de servicios de guardería
adecuados y accesibles es fundamental para que los padres puedan trabajar,
consolidar la igualdad entre hombres y mujeres y reforzar la inclusión social».
Asimismo, ha dicho que «los servicios de guardería también son un elemento
fundamental para hacer frente al envejecimiento de la población: si no hay unos
servicios de ayuda apropiados, habrá menos probabilidades de que la gente decida
tener hijos. Los servicios actuales son inadecuados. Los gobiernos nacionales
deben hacer frente a ese reto, y la UE respaldará sus esfuerzos con un importe de
hasta 500 millones de euros de financiación comunitaria de aquí a 2013 para
contribuir a incrementar los servicios de guardería».
Existe una relación directa entre los servicios de guardería y el acceso de los padres
a un empleo remunerado. En toda la UE, más de 6 millones de mujeres con edades
comprendidas entre 25 y 49 años afirman que no pueden trabajar, o que únicamente
pueden hacerlo a tiempo parcial, debido a sus responsabilidades familiares. Para
más de una cuarta parte de ellas, la escasez de servicios de guardería —o su
coste— son el principal problema. Por consiguiente, el acceso a unos servicios de
guardería de calidad, a precios asequibles y que tengan horarios que convengan a
los padres y a los niños, es decisivo para facilitar el acceso de las mujeres al
mercado laboral.
Hacer posible que los padres trabajen también puede contribuir a evitar la pobreza
en situación de empleo y a reducir la pobreza de las familias monoparentales, cuyo
índice de pobreza es mucho más elevado (32%) que en el conjunto de los hogares
con un niño (17 %).
Por último, en el contexto de la actual ralentización demográfica en Europa, la
existencia de servicios adecuados de guardería es un incentivo para planear la
creación de una familia. Los Estados miembros con los más altos índices de
natalidad también son los que más han hecho para facilitar el equilibrio entre la vida
familiar y profesional de los padres y los que tienen un alto índice de empleo
femenino.
El informe presentado hoy facilita, por primera vez, datos armonizados y
comparables sobre el uso de sistemas «formales» de servicios de guardería en los
Estados miembros. Dichas cifras muestran que aún falta mucho para que se
satisfaga la demanda de servicios de guardería en los distintos Estados miembros,
lo cual constituye un obstáculo para que las personas con hijos (en particular las
mujeres) puedan trabajar. Si bien se han alcanzado algunos progresos, aún queda
mucho por hacer para lograr niveles satisfactorios de servicios de guardería, sobre
todo para niños menores de tres años.
La situación podría mejorar abriendo nuevos servicios de guardería y
profesionalizando los servicios informales de cuidado de niños, por ejemplo
estableciendo normas de calidad, mejorando las condiciones de empleo y
remuneración, y formando al personal. Por otra parte, también es preciso tener en
cuenta las necesidades más específicas de los padres que tienen jornadas laborales
atípicas o niños enfermos.
Todas las partes interesadas, en particular las autoridades nacionales y locales, así
como los empleadores y los trabajadores, deberán desempeñar un papel activo en
el desarrollo de servicios de guardería de calidad que sean más accesibles y
asequibles. Aunque la Comisión no tiene competencia directa en el ámbito del
cuidado de los niños, apoyará los progresos dirigidos a la consecución de los
objetivos de Barcelona, entre otros:
- fomentará la plena utilización de las posibilidades de cofinanciación, por
ejemplo en el marco del Fondo Social Europeo;
- seguirá supervisando los progresos dirigidos a alcanzar los objetivos de
Barcelona, aportando estadísticas de calidad comparables y, cuando sea
necesario, haciendo recomendaciones específicas a algunos Estados
miembros;
- promoverá el intercambio de experiencias nacionales en el ámbito de los
servicios de guardería, a través de sus diversos programas para el intercambio
de buenas prácticas, y promoverá la investigación sobre las condiciones de
trabajo en el sector del cuidado de niños en edad preescolar.
Véase asimismo MEMO/08/592
Para más información:
Informe
http://ec.europa.eu/social/BlobServlet?docId=604&langId=en
Anexo (documento de trabajo de los servicios de la Comisión)
http://ec.europa.eu/social/BlobServlet?docId=605&langId=en
Vídeo de noticias: Tackling Europe's falling birth rate (Hacer frente a la disminución
de la natalidad en Europa)
http://ec.europa.eu/avservices/video/video_prod_en.cfm?type=detail&prodid=762&sr
c=1
Vídeo de noticias: European Social Fund in Action (Fondo Social Europeo en
Acción)
http://ec.europa.eu/avservices/video/video_prod_en.cfm?type=detail&prodid=4959&
src=1
2
Descargar

docId - Europa