TERCER CICLO
EL CAMPESINO Y EL DIABLO
NARRADOR: Al atardecer un día de primavera, ya casi de noche, un labrador
volvía del campo, cansado, pero muy tranquilo. El bueno del labrador estaba ya
cerca de las primeras casas del pueblo cuando vio que se le acercaba un
hombre, vestido de forma extraña. Era nada menos que el diablo en persona. Le
saludó y le dijo:
DIABLO: ¡Buenas tardes! ¡Ricardo, qué contento vas! Pero no lo estarás tanto
cuando veas el fuego que hay en tu campo.
CAMPESINO: ¿Dónde?
DIABLO: ¿No lo ves? Allí, junto al prado, tocando el bosque de pinos y muy
cerca del mar.
CAMPESINO: ¡Pues es verdad! ¡Me voy para allá!
DIABLO: Te acompaño. Te voy a ayudar. ¡Vamos!
CAMPESINO: ¿Pero quién a podido hacer fuego aquí? Oye, ¿qué hace ese
muchacho encima de las brasas? ¡Si parece un diablillo!
DIABLO: ¡Y lo es! Es un amigo mío que guarda un tesoro.
CAMPESINO: ¿Un tesoro? ¿Pero qué dices? ¿Es eso que brilla tanto?
DIABLO: Eso es. Un tesoro de playa y oro grandísimo. Como tú no lo has visto
en todo la vida ni lo hay en el mundo entero.
CAMPESINO: ¡No! ¡No Puede ser! ¡Un tesoro en mi campo…! ¡Entonces…, es mío!
DIABLO: Todavía no es tuyo. Podrá serlo y yo te lo puedo dar. Hagamos un
trato; si tú me das la mitad de la cosecha durante dos años seguidos, yo te doy
el tesoro.
CAMPESINO: ¡Si no me pides más que eso! … Ya está. Trato hecho. Te lo
concedo. Y para que no haya discusiones, haremos el reparto de la manera
siguiente: todo lo que crezca encima de la tierra será para ti y lo que crezca
debajo, para mí.
DIABLO: Eres inteligente. Me parece bien. ¡Dame la mano!
NARRADOR: El diablo se va. Mientras tanto, el labrador ha llegado a su casa.
Se sienta, Piensa en lo que tiene que sembrar en su campo para que el diablo no
se lleve el sudor de su trabajo. Al fin dice:
CAMPESINO: ¡Ya está! Ya sé lo que voy a sembrar. Este año sembraré
remolacha. De este modo, ese señor, que, por cierto, me inspira poca confianza,
recogerá solo las hojas conforme al trato que hemos hecho y yo me llevaré el
fruto, esto es: las remolachas, para mis vacas. ¡Si señor!
NARRADOR: Pasó el tiempo. Llego la época de la recolección y un buen día se
presenta el diablo en la casa del campesino. Le saluda:
DIABLO: ¡Hola, amigo! Vengo a buscar la parte de la cosecha que me
corresponde. ¿No te acuerdas de mí? ¿Sabes quién soy?
CAMPESINO: ¡Si, hombre! ¿Cómo no lo voy a saber? Vamos para el campo. La
cosecha está aún sin recoger. Mira, ahí la tienes. Ya lo sabes: todo lo que está
encima de la tierra es tuyo. Puedes llevártelo.
DIABLO: ¡Pero si no hay más que hojas amarillas y secas!
CAMPESINO: ¡Eso es lo tuyo! ¡Si lo quieres, lo llevas, y si no, lo dejas!
NARRADOR: El diablo se quedó sin saber que decir. Confundido y avergonzado,
al que ver que todo había sido una burla, dijo al campesino:
DIABLO: Bueno, bueno. Te propongo un nuevo trato para este año que empieza.
Yo quiero para mi todo lo que crezca debajo de la tierra. ¡Lo pido! ¡Lo exijo!
CAMPESINO: Eres un mandón, jefe, pero bueno así será.
NARRADOR: Se despiden y cada uno se va por su lado. Ha pasado un año y de
nuevo el diablo entra en la casa del labrador un día del mes de julio.
DIABLO: ¡Eh, amigo! ¿Me recuerdas? Espero tener más suerte que el año
pasado. ¿Te parece bien que vayamos para el campo?
CAMPESINO: ¡Vamos allá! ¡Ya verás qué campos más lozanos los míos! Son la
envidia de todo el pueblo. Es trigo, amigo mío, y espero sacar de él buenas
pesetas.
DIABLO: ¡No es posible! ¡Me has vuelto a engañar! ¡Y yo me creía tan listo!...
* TELÓN *
Andrés Pérez Asenjo, Cuentos escenificados. Ed. SM.
GUION DIDÁCTICO
PREVISIÓN: Leyendo sólo el título, ¿qué creéis que va a
suceder en este texto?
1ª SESIÓN
FLUIDEZ LECTORA: Modelado por parte del maestro o
maestra. Se trabaja el voc
abulario comentando y explicando palabras y expresiones
importantes para la comprensión. A continuación algunos
alumnos o alumnas leen el texto en voz alta.
2ª SESIÓN
FLUIDEZ LECTORA: Lectura teatral.
CUESTIONARIO: Se resuelven las cuestiones de tipo literal y
de tipo inferencial.
3ª SESIÓN
FLUIDEZ LECTORA: Lectura coral.
CUESTIONARIO: Se resuelven las cuestiones de tipo
valorativo.
EVALUACIÓN
4ª SESIÓN
FLUIDEZ LECTORA: Lectura silenciosa.
RESUMEN: Modelado por parte del maestro o maestra. a
continuación se leen algunos de los resúmenes en clase.
5ª SESIÓN
VISUALIZACIÓN Y CONEXIONES
TEXTO: EL CAMPESINO Y EL DIABLO
INTENCIÓN: Valores como sinceridad y honestidad.
VOCABULARIO:
Trabajar expresiones como” quién tiene un amigo tiene un tesoro”, “me inspirar poca
confianza”…..
Vocabulario relativo al campo como cosecha, siembra, recolección,….
CUESTIONARIO
LITERALES
¿Cuántos personajes hay en la historia?
¿Cómo se llaman?
¿Qué le ocurre al campesino?
¿Qué guarda en las brasas?
¿Cuál fue el trato para conseguir el tesoro?
¿Qué sembró el campesino la primera vez?
INFERENCIALES
¿Cómo aparece el fuego en el campo?
¿Por qué hacen el trato?
¿Lo que crece debajo de la tierra es siempre la raíz?
¿Cuándo es la recogida de la cosecha, en qué época del año?
¿Sellaron el trato de alguna manera?
VALORATIVAS
¿Quién crees que fue más inteligente? ¿Por qué?
¿Es importante pensar antes de actuar?
¿Debemos dejar guiarnos por la primera impresión?
¿ Qué opinas de la actuación del diablo?
¿Qué te parece el cuento?
Descargar

COZVIJAR EL CAMPESINO Y EL DIABLO