Buenos Aires, 28 de Enero de 2013
Sres. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
Dirección Nacional de Registros Nacionales
de la Propiedad Automotor y de Créditos Prendarios
Dr. Hector Claudio Greco
Av. Corrientes 5566
CABA
Ref: Pedido de reconsideración sobre encuadramiento de Tolvas Agrícolas o
Tolvas Autodescargables.
De nuestra mayor consideración:
Habiendo tomado conocimiento, por intermedio de Nación Leasing SA, del Dictamen
A.I.A.N Nº 94112/12, deseamos hacerles llegar información adicional, nuestra posición
como fabricantes sobre este tema y la solicitud de una reconsideración del
encuadramiento definido en el citado Dictamen.
Además, adjuntamos un dictamen del INTA que hemos requerido a fin ampliar la
información a considerar.
El proceso de cosecha de granos en el mundo y en nuestro país en particular, se ha
modificado con la inclusión, en la operatoria de cosecha, de las tolvas agrícolas ó tolvas
autodescargables.
En forma general, para efectuar el proceso de cosecha, la máquina cosechadora se
posiciona en el cultivo y el grano cosechado se recibe en una tolva ó tanque que tiene la
propia cosechadora con una capacidad de 4 a 8 toneladas.
Las cosechadoras tienen la capacidad de trasvasar el grano a otro contenedor. Por
ejemplo en maíz, la máquina descarga, como mínimo, 2 veces por hora, siendo lo
normal 3 veces por hora.
Con anterioridad se traspasaba de cosechadora a camión para trasladarlo al silo del
establecimiento ó eventualmente al del acopiador ó cooperativa.
Dado que el terreno de cosecha es sumamente irregular en cuanto a su nivelación y
además lo más frecuente es que esté con un contenido de humedad que lo torna flojo,
“falto de piso”, el camión esperaba a la entrada del campo de cosecha y la máquina
cosechadora, cuando tenía completa su tolva, se acercaba al mismo y transfería su carga.
Este procedimiento implicaba parar de cosechar y una cantidad de tiempos muertos para
la cosecha que debían resolverse.
La solución fueron las tolvas autodescargables que acompañan a la cosechadora.
Estos equipos se arrastran con tractor, tienen una capacidad de hasta 32 Ton. , un rodado
y neumáticos especiales para disminuir al máximo la presión sobre el terreno y evitar el
empantanamiento y la compactación del suelo. La tecnología de siembra directa
requiere la ausencia de huellas y de compactación del terreno.
Tienen, además, un ancho mayor que un acoplado rutero para mayor estabilidad.
Su sistema de enganche al tractor es diferente al de otros acoplados y no tiene frenos
dado que opera como un equipo de arrastre a baja velocidad, siendo suficientes los
frenos del tractor para trasladarse con seguridad.
Mediante sinfines en su parte inferior, barra cardánica y mandos hidráulicos tiene la
capacidad de trasvasar su contenido a otro recipiente a razón de 7.000 Kg./ minuto.
Trabajan al lado de la máquina cosechadora recibiendo permanentemente el grano
cosechado.
Cuando la tolva autodescargable completa su capacidad, la cosechadora sigue
cosechando pero acumula en su propia tolva hasta que la tolva autodescargable se
arrima al camión, transfiere su carga y vuelve a su posición al lado de la máquina
cosechadora.
De esta forma no hay tiempos muertos y aumenta considerablemente la productividad
del trabajo de cosecha.
Las tolvas se trasladan, únicamente, dentro de los establecimientos rurales.
Son equipos de arrastre auxiliares en las tareas de cosecha.
No circulan por rutas dado su particular rodado, medidas y configuración.
Cuando un contratista rural requiere trasladar la tolva de un campo a otro, usa el mismo
carretón que es un acoplado especial rutero para el traslado de la cosechadora.
Por ello estos equipos no pueden ser asimilados a acoplados ruteros y exigirse sus
requerimientos según lo analizado en la Actuación Nº 99957 / 12 y lo expresado en el
dictamen AIAN Nº 94112/12.
Las tolvas autodescargables al ser consideradas dentro del régimen automotor, impide
operaciones financieras, como el leasing, dado que el contrato debería inscribirse en los
registros automotores para lo cual se requiere una documentación especial, por la
circulación en rutas, como la Licencia de Configuración de Modelo y otros
requerimientos que no se corresponden para estos equipos por el tipo y forma de trabajo
que desarrollan y que, además, no disponen los fabricantes.
Solicitamos, entonces, un tratamiento particular para estos equipos denominados tolvas
agrícolas ó tolvas autodescargables, y su eximición de los requerimientos
correspondientes a fabricantes de automotores no autopropulsados.
Quedando a vuestra disposición para cualquier aclaración y a la espera de una
resolución favorable, saludamos a Uds. muy atentamente.
Ing. Ricardo E. Fragueyro
Director Ejecutivo
Cámara Argentina Fabricantes de Maquinaria Agrícola
Descargar

Tolvas-Autodescargables-ó-Tolvas-agrÃcolas-31