DISCURSO MEDALLA IRUJO
Estella, 14 de junio de 2003
Medalla Irujo
Estella, 14 de junio de 2003
LIZARRAKO IRUJO ETXEA-k eskeintzen didan ohorea, haundia da niretzat,
oso haundia.
Lizarrako Irujo etxeak eman zion Manuel haundiari izena. Eta zuek haren
etxeko jarraikide izendatu nauzue. Jakina da izenak ez duela, besterik gabe,
izanik ematen, baina gizartean zerbait ezagutzeko izen beharra dugu. Irujo
Etxeko Manuel Jaunak, bere izenari erantsi zion izana, beraz, neretzat erronka
ere bada, berarekin estuago lotu nauzuenez gero.
Irujo Etxeko Manuelen izanbidea,aldi berean gertatu zen, nafarra eta
unibertsala, euskotarra eta europarra, demokrata eta abertzalea, bakezalea eta
borrokalaria. Irujo, gizabide eta gizalege baten lekuko baita, gizon-emakume
bakoitzen nor-izate jakina aintzakotzat hartzen duena, pertsona ororen norbera
izatea eta elkarren kide izatea bateratzen dituena. Irujok erakutsi zigun,
herribidea eta gizabidea elkarrekin ondo uztartuta direla bakoitzaren eta
gizartearen aberasgarri.
Agradecimiento: Pello Salaburu, Jimeno Jurio, J.M. Satrustegui.
M. Irujo. Persona que seduce por su hombría y bondad y asombra por su nivel,
dignidad y ejecutoria.
Lealtad a sus ideas, a su causa a su partido y a su gente. “Que menos podía hacer
cuando uno oye, un día tras otro, la relación de que al padre, al marido, al hijo,
lo mataron por haber votado por mi”. Fortunata Aguirre.
Generosidad Perdón. Afrenta del olvido.
"Soy cristiano, demócrata y vasco. "La defensa de los derechos del hombre, de la
independencia de los tribunales y de la libertad religiosa fueron las constantes de mi
gestión ministerial".
Quién se acerque a la figura de Irujo descubrirá a un hombre audaz,
profundamente demócrata, convencido de la necesidad de que las diversas
fuerzas políticas diriman sus diferencias en una atmósfera de entendimiento y
mutuo respeto.
Tolerancia hecha de respeto, no de resignación en materia de convicciones
fundamentales frente a quien piensa de manera diferente- el adversario
político- y con miras a llegar a un compromiso. No me cabe duda de que ahí se
resumen las virtudes inherentes al demócrata (Schmidt). Electrizaba por la
credibilidad.
-Actitud opuesta al “todo o nada”. Combina pragmatismo táctico de la acción
concreta -siempre desde el principio de libre asociación- con el. Mantenimiento
de los ideales estratégicos.
Por ser navarro, era yse sentía vasco y trabajó para acomodar las aspiraciones
nacionales desde un exquisito respeto a los medios: porque “los medios y ésta
es la ruina de los enemigos del gris, configuran inexorablemente los fines que
decían servir”. K. Mitxelena
-Euskal Herriko semea, Vasconiatik Nafarrora, Nafarratik Euskadira, Ni zerbait
baldin banaiz...
Egitez eta ez Hitzez. Irujo proclamó con su obra y su palabra el lema de los
Infanzones de Obanos. “Hombres libres en patria libre”. Arantzazu Amezaga.
Newton, Gigantes – Si he podido llegar tan lejos. Hombre que justifica a una
generación. A. Onaindia. Chueca
Nosotros nos apoyamos en el ejemplo de gigantes como Irujo para continuar
desde nuestra pequeñez el trabajo por sus ideales, y por la promoción y
florecimiento de la lingua Navarrorum, el euskera. Al anunciar nuestra
determinación de hacerlo así proclamamos que no vamos contra nadie la
lengua es una posesión común. Pertenece a todos. Toda política. Sino simple,
sencilla y llanamente a favor de la tolerancia y de la libertad.
Irujo, halare, bera bezalako gizon emakume haundien talde on bateko kidea
genuen. Agirre Lehendakaria buruzagi izan zuen talde haundi bateko kidea.
Buru argikoak eta bihotz onekoak, ekintzari emanak baina borrokalari
zuhurrak, gizon-emakumeei zor zaien berezko duintasuna urratzen etzutenak.
Nere hitzek ez dute indarrik eta grazirik, haren izenari eta izanari zor diogun
legez aditzera emateko. Baina bitez, besterik ezinean, jendaurrean aitortzeko,
nik asko zor diodala Irujo-ri eta Irujo etxeari, eta haren ezpaleko hainbat
jenderi. Eta aitorpen hau egiteko aukera eman didazuenoi, nere eskerrik
beroenak eta zinezkoenak.
Era el año 1930. Al tomar posesión de la Diputación, los diputados forales
navarros tienen que jurar ante los Evangelios defender la Ley Paccionada de
1841.
Yo al hacer el juramento, dije:
-“Este juramento se refiere exclusivamente a las relaciones normales entre el
Estado y la Diputación, porque yo tengo como programa el de la Reintegración
foral plena, con derogación de la Ley de 25 de octubre de 1839, en aplicación de
la cual se hizo la Ley del 41. Quiero que conste esto, para que, si la ocasión llega
no falte yo al juramento prestado...”.
Nada más acabar, Baleztena, diputado carlista, dijo:
-“Yo hago mías todas las palabras de Irujo...Estoy totalmente de acuerdo...”.
No quedó ahí la cosa. Uno de los diputados, José María MODEM, liberalmonárquico, dirigiéndose a mí dijo:
-“De modo que lo que usted quiere es volver al Reino de Navarra”...
-“Sí, señor”...
-“Con su moneda”...
-“Sí, señor”...
-“Con sus poderes ejecutivo, legislativo y judicial”...
-“Sí, señor”...
-“Con su independencia y separación de España”...
-“Sí, señor”...
-“Unidos sólo en la persona del Rey”...
-“Sí, señor”...
-“Eso es separatismo”...
-“Mire usted, amigo Modet, desde 1515 hasta 1839 Navarra ha vivido en esa
condición. Lo mismo que Vizcaya, Álava y Guipúzcoa; en condiciones
similares. Nadie le ha llamado separatismo. Ahora eso lo llama usted...”.
Descargar

Medalla de Irujo