PROPUESTAS DE ENMIENDAS DEL CERMI EN MATERIA DE DISCAPACIDAD
(ASPECTOS DE SEGURIDAD SOCIAL Y PROTECCIÓN SOCIAL) AL PROYECTO
DE LEY DE PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO 2014
Estas medidas se incorporan por tratarse de normas de Seguridad Social
relacionadas con el objeto de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para
2014.
PROPUESTA 1. Mejorar el régimen de compatibilidad de la pensión no
contributiva de invalidez con el trabajo
Justificación
Su objetivo es promover que el Sistema de Seguridad Social no supongan trabas para
la activación y por tanto el acceso al empleo, tanto por cuenta propia como ajena, de
de
las
personas
con
discapacidad,
y
que
al
mismo
tiempo
estimule,
compatibilizándolas en su caso, el tránsito de medidas pasivas a medidas activas. Así,
se incentiva también el emprendimiento de las personas que cobran estas pensiones.
De esta forma las personas pasarían de ser únicamente perceptores a ser también
contribuyentes fiscales y cotizantes a la Seguridad Social. Así mismo, se incentiva la
activación de dichas personas, mejorando también la situación de los perceptores
cuando participen en acciones de inserción laboral a través de prácticas o becas, sin
que exista relación laboral, ya que dichos programas son un medio muy válido para
incorporarse al mercado laboral.
Para ello, se ha de mejorar la Ley 8/2005, de 6 de junio (que modificó el artículo 147
de la Ley General de Seguridad Social), para compatibilizar las pensiones de invalidez
en su modalidad no contributiva con el trabajo remunerado.
Se propone:
1
- Aumentar los ingresos por trabajo que se permiten compatibilizar con el
percibo de la pensión de invalidez no contributiva. La suma de la pensión y los
ingresos por el trabajo no podrá superar el duplo del IPREM (ahora el tope es la
cuantía de este) Si excede de ese tope se minora la pensión en un 50% del exceso,
sin que la suma de la pensión y los ingresos por el trabajo superen 3 veces el IPREM
(ahora 1,5)
- Suprimir el plazo de los 4 años actuales en que se permite la compatibilidad,
(artículo 147 de la Ley General de la Seguridad Social) Proponemos que sea
indefinida.
- Se excluirá de los ingresos computables a efectos de la carencia de rentas, el
importe de las becas o compensaciones por la realización de prácticas profesionales
no laborales.
Enmiendas propuestas
Modificación del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social,
aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio.
Uno. - Se modifica el párrafo primero del apartado 5 del artículo 144 del texto
refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto
Legislativo 1/1994, de 20 de junio, en los siguientes términos:
"A efectos de lo establecido en los apartados anteriores, se considerarán como
ingresos o rentas computables, cualesquiera bienes y derechos, derivados tanto del
trabajo como del capital, así como los de naturaleza prestacional, excepto los
ingresos del perceptor de la pensión de invalidez en su modalidad no
contributiva derivados de su participación en prácticas o becas profesionales,
sin que exista relación laboral.
Dos - Se modifica el párrafo segundo al artículo 147 del texto refundido de la Ley
General de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de
20 de junio, en los siguientes términos:
“Las pensiones de invalidez en su modalidad no contributiva no impedirán el ejercicio
de aquellas actividades, sean o no lucrativas, compatibles con el estado del inválido, y
que no representen un cambio en su capacidad de trabajo.
2
En el caso de personas que con anterioridad al inicio de una actividad lucrativa
vinieran percibiendo pensión de invalidez en su modalidad no contributiva la suma de
la cuantía de la pensión de invalidez y de los ingresos obtenidos por la actividad
desarrollada no podrán ser superiores, en cómputo anual, al duplo del importe,
también en cómputo anual, del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM)
vigente en cada momento. En caso de exceder de dicha cuantía, se minorará el
importe de la pensión en el 50 % del exceso sin que, en ningún caso, la suma de la
pensión y de los ingresos pueda superar 3 veces el indicador público de renta de
efectos múltiples (IPREM). Esta reducción no afectará al complemento previsto en el
apartado 6 del artículo 145 de esta Ley.
Los ingresos del perceptor de la pensión de invalidez en su modalidad no
contributiva derivados de su participación en prácticas o becas profesionales,
sin que exista relación laboral, no se tendrán en cuenta a los efectos del párrafo
anterior, estando excluidos del cómputo de ingresos regulado en el artículo 144
de esta ley.”
PROPUESTA 2. Introducción del principio de renta personal en las pensiones no
contributivas de invalidez
Justificación
El objeto de esta enmienda es ligar la percepción de la pensión no contributiva de
invalidez exclusivamente a la renta y patrimonio personal del beneficiario, suprimiendo
toda referencia a la unidad familiar. Se justifica por los mayores gastos que conlleva la
discapacidad asociada a la invalidez en estos casos (discapacidades severas, por la
exigencia del 65% en el grado de discapacidad), hecho que ha evidenciado varios
estudios.
Así mismo, se sustituye la expresión "minusvalía" por "discapacidad", así como se
actualiza la referencia al contrato para la formación y el aprendizaje.
Enmienda propuesta
Modificación del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social,
aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio.
3
Los artículos 144, 145 y 149 del Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio,
quedan redactados de la siguiente manera:
"Artículo 144 Beneficiarios
1. Tendrán derecho a la pensión de invalidez, en su modalidad no contributiva, las
personas que cumplan los siguientes requisitos:
a) Ser mayor de dieciocho y menor de sesenta y cinco años de edad.
b) Residir legalmente en territorio español y haberlo hecho durante cinco años, de
los cuales dos deberán ser inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la
pensión.
c) Estar afectadas por una discapacidad o por una enfermedad crónica, en un
grado igual o superior al sesenta y cinco por ciento.
d) Carecer el beneficiario de rentas o ingresos suficientes. Se considerará que
existen rentas o ingresos insuficientes cuando la suma, en cómputo anual, de los
mismos sea inferior al importe, también en cómputo anual, de la prestación a que
se refiere el apartado 1 del artículo siguiente.
Los beneficiarios de la pensión de invalidez, en su modalidad no contributiva, que
sean contratados por cuenta ajena, que se establezcan por cuenta propia o que se
acojan a los programas de renta activa de inserción para trabajadores
desempleados
de
automáticamente,
larga
en
su
duración
caso,
el
mayores
derecho
de
45
a
dicha
años,
recuperarán
pensión
cuando,
respectivamente, se les extinga su contrato, dejen de desarrollar su actividad
laboral o cesen en el programa de renta activa de inserción, a cuyo efecto, no
obstante lo previsto en el apartado 5 de este artículo, no se tendrán en cuenta, en
el cómputo anual de sus rentas, las que hubieran percibido en virtud de su
actividad laboral por cuenta ajena, propia o por su integración en el programa de
renta activa de inserción en el ejercicio económico en que se produzca la extinción
del contrato, el cese en la actividad laboral o en el citado programa.
Igualmente, los beneficiarios de la pensión de invalidez, en su modalidad no
contributiva, que sean contratados con un contrato para la formación y el
aprendizaje recuperarán dicha pensión durante los procesos de incapacidad
temporal derivados de contingencias comunes.
4
2. A efectos de lo establecido en el apartado anterior, se considerarán como ingresos
o rentas computables, cualesquiera bienes y derechos, derivados tanto del trabajo
como del capital, así como los de naturaleza prestacional.
Cuando el solicitante disponga de bienes muebles o inmuebles, se tendrán en cuenta
sus rendimientos efectivos. Si no existen rendimientos efectivos, se valorarán según
las normas establecidas para el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, con
la excepción, en todo caso, de la vivienda habitualmente ocupada por el beneficiario.
Tampoco se computarán las asignaciones periódicas por hijos a cargo.
3. Las rentas o ingresos propios, la residencia en territorio español y el grado de
discapacidad o de enfermedad crónica condicionan tanto el derecho a pensión como
la conservación de la misma y, en su caso, la cuantía de aquélla.
Artículo 145 Cuantía de la pensión
1. La cuantía de la pensión de invalidez en su modalidad no contributiva se fijará, en
su importe anual, en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado.
2. Las personas que, cumpliendo los requisitos señalados en el apartado 1, a), b) y d)
del artículo anterior, estén afectadas por una discapacidad o enfermedad crónica en
un grado igual o superior al setenta y cinco por ciento y que, como consecuencia de
pérdidas anatómicas o funcionales, necesiten el concurso de otra persona para
realizar los actos más esenciales de la vida, tales como vestirse, desplazarse, comer o
análogos, tendrán derecho a un complemento equivalente al cincuenta por ciento del
importe de la pensión a que se refiere el apartado anterior.
Artículo 149 Obligaciones de los beneficiarios
Los perceptores de las pensiones de invalidez en su modalidad no contributiva estarán
obligados a comunicar a la entidad que les abone la prestación cualquier variación de
su situación de residencia y cuantas puedan tener incidencia en la conservación o la
cuantía de aquéllas. En todo caso, el beneficiario deberá presentar, en el primer
trimestre de cada año, una declaración de sus ingresos, referida al año inmediato
precedente."
5
PROPUESTA 3. Mejorar el régimen de compatibilidad del percibo de la pensión
de orfandad con la pensión de incapacidad permanente o con la jubilación.
Justificación
La Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2010 dio nueva redacción
al artículo 179.3 de la Ley General de la Seguridad Social, relativo a la compatibilidad
de la pensión de orfandad, que pasó a tener el siguiente contenido:
“Los huérfanos incapacitados para el trabajo con derecho a pensión de orfandad,
cuando perciban otra pensión de la Seguridad Social en razón a la misma incapacidad,
podrán optar entre una u otra. Cuando el huérfano haya sido declarado incapacitado
para el trabajo con anterioridad al cumplimiento de la edad de 18 años, la pensión de
orfandad que viniera percibiendo será compatible con la de incapacidad permanente
que pudiera causar, después de los 18 años, como consecuencia de unas lesiones
distintas a las que dieron lugar a la pensión de orfandad, o en su caso, con la pensión
de jubilación que pudiera causar en virtud del trabajo que realice por cuenta propia o
ajena”.
Esta modificación se produjo como consecuencia de que no parecía lógico que si a los
huérfanos incapacitados para el trabajo se les permitía trabajar y en consecuencia
cotizar a la Seguridad Social y compaginar el percibo de su pensión con las rentas del
trabajo, cualquiera que fuese la cuantía de esas rentas, no se les permitiera
compatibilizar su pensión de orfandad con la de jubilación o la de incapacidad
permanente que pudieran generar con dichas cotizaciones, como preveía la normativa
antes de la citada modificación. Sin embargo los requisitos que se establecieron no
ayudaron mucho a solucionar el problema.
Con esta nueva normativa, parece que los tres elementos esenciales a tener en
cuenta para delimitar si existe compatibilidad o incompatibilidad son: 1ª) que la
incapacidad para el trabajo haya sido declarada antes del cumplimiento de los
18 años; 2ª) que las lesiones que dan origen a la pensión de incapacidad
permanente sean distintas de las que originaron la pensión de orfandad y 3ª) que
la pensión de orfandad se viniera percibiendo antes de la de incapacidad
permanente.
6
El tercer requisito parece incuestionable y sobre el segundo quizá no haga falta hacer
causa, pero el que la incapacidad para el trabajo haya sido declarada antes del
cumplimiento de los 18 años nos parece que no tiene sentido. Hay que tener en
cuenta que el acceso y disfrute de la pensión de orfandad para los huérfanos
incapacitados para el trabajo no está sometida a límite de edad, por lo que no se
entiende mucho el porqué, por ejemplo, una persona que se queda huérfana a los 26
años a la que se le reconoció la incapacidad a los 24 años y que empieza a trabajar a
los 28 no puede compatibilizar su pensión de orfandad con la jubilación o incapacidad
permanente que pueda generar en el futuro, mientras que sí que se le permitiría
compatibilizarlas si la incapacidad se le hubiese reconocido antes de los 18 años.
Además, puesto que la incapacidad para el trabajo la tienen que reconocer los equipos
de valoración de incapacidades de la Seguridad Social, y nada tiene que ver con el
grado de discapacidad que pueda tener reconocido una persona por el IMSERSO o
los órganos competentes de la respectiva Comunidad Autónoma, parece que se está
exigiendo a todo aquel que presuma que tiene una incapacidad para el trabajo que
solicite ese reconocimiento ante la Seguridad Social antes del cumplimiento de los 18
años con independencia de que haya fallecido o no el padre o la madre causante de la
futura pensión de orfandad, con el fin de no ver truncada su posibilidad también futura
de la compatibilidad que nos ocupa.
Enmienda propuesta
Sustituir el artículo 179.3 de la Ley General de la Seguridad Social por el siguiente
texto:
"Los huérfanos incapacitados para el trabajo con derecho a pensión de orfandad,
cuando perciban otra pensión de la Seguridad Social en razón a la misma incapacidad,
podrán optar entre una y otra. La pensión de orfandad que viniera percibiendo será
compatible con la de incapacidad permanente que pudiera causar como consecuencia
de unas lesiones distintas a las que dieron lugar a la pensión de orfandad, o en su
caso, con la pensión de jubilación que pudiera causar en virtud del trabajo que realice
por cuenta propia o ajena."
PROPUESTA 4. Reducción de la edad de jubilación de funcionarios con
discapacidad igual o superior al 65% o con discapacidades en grado igual o
superior al 45% en las que concurra una reducción de la esperanza de vida.
7
Justificación
El Sistema de clases pasivas no ha incorporado los avances realizados en el campo
de la jubilación anticipada de las personas con discapacidad en los otros Regímenes
de Seguridad Social, en concreto:
- Artículo 161 bis 1 de la Ley General de Seguridad Social, desarrollada por el Real
Decreto 1539/2003, de 5 de diciembre, por el que se establecen coeficientes
reductores de la edad de jubilación en favor de los trabajadores que acreditan un
grado importante de discapacidad, los trabajadores por cuenta ajena con un grado de
discapacidad igual o superior al 65%, para que pueden adelantar su edad de acceso a
la pensión de jubilación sin que este adelanto merme su importe.
- La Ley 40/2007, de 4 de diciembre, por su parte, modificó el 161 bis 1 de la Ley
General de Seguridad Social y amplió la jubilación anticipada a los trabajadores con un
grado de discapacidad igual o superior al 45% siempre que “se trate de
discapacidades reglamentariamente determinadas en las que concurran evidencias
que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de
vida de estas personas”.
Es evidente que la no incorporación de estas normas al sistema de clases
pasivas supone una discriminación para los funcionarios públicos con
discapacidad, por lo que se propone su incorporación al Régimen de Clases
Pasivas del Estado
Enmiendas propuestas1
1. Añadir un nuevo artículo 27 bis al Real Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de
abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de Ley de Clases Pasivas del
Estado, con la siguiente redacción:
"27 bis. Jubilación anticipada del personal con discapacidad
1
En el régimen de clases pasivas el Título I se refiere a una serie de categorías de personal y el Título II
otra diferente, por eso se proponen dos artículos con el mismo texto.
8
La edad legalmente señalada para cada caso como determinante de la jubilación
o retiro será reducida en el caso de personas con discapacidad en un grado de
discapacidad igual o superior al 65 % o también en un grado de discapacidad
igual o superior al 45 %, siempre que, en este último supuesto, se trate de
discapacidades en los que concurran evidencias que determinan de forma
generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida de esas
personas.
Las condiciones de disfrute de estos derechos se equiparan a las establecidas
en el Régimen General de Seguridad Social"
2. Añadir un nuevo artículo 64 bis al Real Decreto Legislativo 670/1987, de 30 de
abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de Ley de Clases Pasivas del
Estado, con la siguiente redacción:
"64 bis. Jubilación anticipada del personal con discapacidad
La edad legalmente señalada para cada caso como determinante de la jubilación
o retiro será reducida en el caso de personas con discapacidad en un grado de
discapacidad igual o superior al 65 % o también en un grado de discapacidad
igual o superior al 45 %, siempre que, en este último supuesto, se trate de
discapacidades en los que concurran evidencias que determinan de forma
generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida de esas
personas.
Las condiciones de disfrute de estos derechos se equiparan a las establecidas
en el Régimen General de Seguridad Social"
Propuesta 5. Renta activa de inserción y autoempleo
Justificación
El programa de la renta activa de inserción, regulada por el Real Decreto 1369/2006,
de 24 de noviembre, por el que se regula el programa de renta activa de inserción para
desempleados con especiales necesidades económicas y dificultad para encontrar
empleo, establecía, hasta que fue modificado por el Real Decreto Ley 20/2012, de 13
de julio, que, para ser beneficiario de la renta activa de inserción el beneficiario debía
haber extinguido la prestación por desempleo de nivel contributivo y/o el subsidio por
9
desempleo de nivel asistencial establecidos en el Título III del texto refundido de la Ley
General de la Seguridad Social (Art. 2.1.c) del Real Decreto 1369/2006), salvo que se
tratara de una persona con discapacidad.
A partir de la modificación, operada por el citado Real Decreto Ley 20/2012, se ha
suprimido esta última excepción, de forma que las personas con discapacidad también
deben, para beneficiarse de esta ayuda, acreditar que han agotado las prestaciones
de desempleo.
Esta medida nos parece injusta y discriminatoria para las personas con discapacidad,
muchísimas de las cuales no llegan a acceder a un empleo que genere prestaciones
de desempleo, pues se ha suprimido una medida positiva dirigida a superar las
desventajas de dichas personas en el mercado de trabajo, con una tasa de actividad y
empleo mucho más baja que las de las personas sin discapacidad.
Este programa puede utilizarse también para impulsar el acceso al autoempleo de sus
beneficiarios, lo que vincula esta propuesta al Proyecto de Ley, por lo que proponemos
suprimir los obstáculos que se han establecido para que se acojan a aquel las
personas con discapacidad
Enmienda propuesta
Se propone que se acoja la siguiente nueva Disposición final octava (renumerar
las siguientes) en este Proyecto de Ley:
Se modifica el artículo 2.1.c) del Real Decreto 1369/2006, de 24 de noviembre, por
el que se regula el programa de renta activa de inserción para desempleados
con especiales necesidades económicas y dificultad para encontrar empleo, el
cual quedaría redactado de la siguiente manera:
“Artículo 2. Requisitos.
1. Podrán ser beneficiarios del programa los trabajadores desempleados menores de
65 años que, a la fecha de solicitud de incorporación, reúnan los siguientes requisitos:
…
10
c) Haber extinguido la prestación por desempleo de nivel contributivo y/o el subsidio
por desempleo de nivel asistencial establecidos en el Título III del texto refundido de la
Ley General de la Seguridad Social, salvo cuando la extinción se hubiera producido
por imposición de sanción, y no tener derecho a la protección por dicha contingencia.
Este requisito no se exigirá en los supuestos previstos en el apartado 2 de este
artículo.2”
15 de octubre de 2013.
CERMI
www.cermi.es
El artículo 2.2. dice: 2. Asimismo, podrán ser beneficiarios del programa los trabajadores
desempleados menores de 65 años que, a la fecha de solicitud de incorporación, reúnan los requisitos
previstos en alguno de los párrafos siguientes:
2
a.
b.
c.
Acreditar una “minusvalía” en grado igual o superior al 33 %, o tener reconocida una
incapacidad que suponga una disminución en su capacidad laboral del porcentaje anteriormente
indicado, siempre que se reúnan los requisitos exigidos en el apartado 1, excepto el recogido en
el párrafo a.
Ser trabajador emigrante que, tras haber retornado del extranjero en los 12 meses anteriores a
la solicitud, hubiera trabajado, como mínimo, seis meses en el extranjero desde su última salida
de España y esté inscrito como demandante de empleo, siempre que se reúnan los requisitos
exigidos en el apartado 1, excepto el recogido en el párrafo b.
Tener acreditada por la Administración competente la condición de víctima de violencia de
género o doméstica, salvo cuando conviva con el agresor, y estar inscrita como demandante de
empleo, siempre que se reúnan los requisitos exigidos en el apartado 1, excepto los recogidos
en los párrafos a y b.
A los efectos de este programa, la violencia doméstica contemplada en al artículo 173 del Código Penal
queda limitada a la ejercida sobre el cónyuge o persona ligada por análoga relación de afectividad o
sobre los hijos o los padres.
11
Descargar

PROPUESTAS Proyecto ley presupuestos 2014

Examen Parcial − Febrero 2006 Revalorización de las pensiones: Clases de altas:

Examen Parcial − Febrero 2006 Revalorización de las pensiones: Clases de altas:

DesempleoJubilación anticipadaPensión de viuedadPensión de orfandadPensionesContratos a tiempo parcial

Ejercicios: Caso nº 4 Dictaminar la procedencia del reintegro de gastos solicitado.

Ejercicios: Caso nº 4 Dictaminar la procedencia del reintegro de gastos solicitado.

Relaciones laboralesPrestacionesCasos prácticos

CONCEPTO DE SEGURIDAD SOCIAL. Modalidad contributiva • siguientes circunstancias:

CONCEPTO DE SEGURIDAD SOCIAL. Modalidad contributiva • siguientes circunstancias:

MuerteIncapacidadMaternidadDesempleoInvalidezJubilaciónModalidad contributiva. Régimen General. Prestaciones: Asistencia sanitaria

TEMA 11− EL SISTEMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL Concepto

TEMA 11− EL SISTEMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL Concepto

Tesorería Nacional de la Seguridad SocialINSIMSERSOFinanciaciónINSALUDModelosCoberturaINEM (Instituto Nacional De Empleo)CotizaciónPrestacionesEstructuraDerecho de la Seguridad Social española