¡ Nuevos paradigmas para un Turismo marino comunitario!
Por: Vivienne Solis Rivera. CoopeSoliDar R.L
Ideas clave: Pesca Artesanal Responsable, Gobernanza Comunitaria de áreas marinas
protegidas , Rescate de la identidad cultural
Costa Rica cuenta con alrededor de 1200 kilómetros de costa, tanto en
el Pacífico como en el Caribe. En la actualidad, sólo en la costa Pacífica se
estima que unas 100,000 personas (hombres, mujeres, niños, adultos mayores)
distribuidas en comunidades costeras, dependen directa o indirectamente de
fuentes de trabajo relacionadas con la pesca artesanal, lo cual hace de esta
actividad productiva una de gran importancia para la seguridad alimentaria de
este país. Esta característica es compartida por la mayoría de los países de
América Latina.
Lamentablemente se reconoce poco en Costa Rica, el aporte de estas
comunidades y de los pescadores artesanales, en la cultura, la economía y la
conservación de los recursos marinos costeros.
Al contrario, el modelo de
desarrollo que se ha seguido en el país y en particular en las costas nacionales,
caracterizado por megaproyectos turísticos y una explotación agresiva de los
recursos biológicos y minerales existentes en el mar, aumenta la vulnerabilidad
ambiental, social-cultural y económica de estas comunidades costeras.
El Consorcio Por La Mar R.L. es una de estas iniciativas dedicadas a la
generación de fuentes de ingresos en forma de negocio inclusivo. Así, este tipo
de negocio permite a la población local conservar su identidad cultural y
promover la conservación de los recursos marino-costeros. El Consorcio
representa una experiencia de turismo rural comunitario que sirve también como
entidad para la construcción del conocimiento y la búsqueda de formas
comunitarias de gobernanza marina.
En esta presentación, se espera compartir las lecciones aprendidas y
buenas prácticas sobre el tema, apoyar y fortalecer a través de esto otros
procesos locales que están siendo ya desarrollados por comunidades pesqueras
vulnerables en diferentes partes de América Latina. La discusión gira en como
promover alianzas entre pescadores artesanales que permitan fortalecer la lucha
contra un modelo de desarrollo excluyente y que aumenta la pobreza de las
poblaciones marino-costeras, esto en un marco de respeto, responsabilidad,
derechos humanos y fortalecimiento de la identidad cultural de los pueblos
costeros.
Se pretenderá, discutir los factores que han hecho posible la participación activa
de los pescadores artesanales de Tárcoles, en el Pacífico Central de Costa Rica,
en actividades de turismo marino costero de pequeña escala, como respuesta a
un mercado nacional e internacional, y partiendo del reconocimiento de este
sector productivo como una expresión cultural valiosa y fuente de trabajo digna e
importante para el desarrollo.
En los últimos anos, se han puesto en práctica una serie de estrategias
para facilitar la participación local en la búsqueda de modelos mas equitativos de
desarrollo
marino
y
conservación,
que
garanticen
un
avance
en
el
reconocimiento de los derechos humanos que garanticen el acceso de los
pescadores al mar y sus recursos y logren apoyar y reconocer sus esfuerzos de
conservación marina. Se presentan a continuación dos ejemplos:
La generación de un Código de Pesca Responsable asumido
voluntariamente por CoopeTárcoles R.L..
Este, se basa en el Código de
Conducta para la Pesca Responsable de la FAO (1995). Este código presenta
lineamientos acordados luego de una serie de discusiones entre los y las
pescadores (as) de CoopeTárcoles R.L.,. Considerando que hay un deterioro
palpable de los recursos pesqueros del Golfo de Nicoya, debido a la explotación
indiscriminada y a la contaminación, los y las pescadores (as) acordaron
plantear una serie de normas simples para llevar a cabo una pesca artesanal
responsable, mejorando las condiciones ambientales y así, la calidad de vida de
este sector (Coope SoliDar R.L. 2006).
Junto a estas acciones, se ha avanzado hacia el reconocimiento de un
área marina comunitaria para la pesca artesanal responsable.
Las Áreas de Conservación Comunitarias son una forma de gobernanza1
orientada hacia el reconocimiento del aporte de los pueblos indígenas y las
comunidades locales en la gestión de áreas protegidas y los recursos naturales.
Bajo esta forma de gobernanza la autoridad, responsabilidad y control del
manejo del área protegida descansa en los representantes de pueblos indígenas
o comunidades locales, de acuerdo con su derecho consuetudinario o normas
tradicionales, en sus territorios y recursos naturales. La comunidad es
propietaria, tradicionalmente o legalmente, de la tierra y sus recursos naturales y
los ha dedicado a los objetivos de conservación de una categoría de la UICN
(Borrini-Feyerabend, G., 2007).
Costa Rica no tiene aún ningún ejemplo en donde se reconozca un área
protegida bajo el esquema de gobernanza comunitaria, según fue establecido en
el Plan de Trabajo de la Comisión de Áreas Protegidas de la CDB. El proceso
de reconocimiento y creación del “Área Marina Comunitaria para la Pesca
Artesanal Responsable“ ubicada frente a CoopeTárcoles R.L en el Cantón de
Garabito, Puntarenas, es quizás una de las iniciativas más avanzadas.
La definición por parte de los pescadores artesanales de luchar por la
consolidación de una forma de gobernanza comunitaria se materializó luego de
discutir los diferentes tipos de propiedad existentes y posibles escenarios de
1
La gobernanza se refiere a la interacción entre estructuras, procesos y tradiciones que determina cómo se ejerce el
poder, cómo se toman las decisiones en asuntos públicos y cómo los ciudadanos y otros actores se manifiestan. Trata
sobre el poder, las relaciones y la rendición de cuentas, quién tiene influencia, quién decide y cómo se rinden cuentas”
(Abrams et al., 2003).
gobernanza marina tales como: gubernamental, (privada -
concesiones),
comanejo y comunitaria.
Una vez se esclarecieron los distintos escenarios y con base a su
tradición de uso marino, los pescadores artesanales de CoopeTárcoles R.L.,
coincidieron que el mar y sus recursos son un derecho de todos usuarios,
siempre y cuando se respeten las normas de uso responsables; siendo por esta
razón, un área marina comunitaria la forma de gobernanza más apropiada y se
definió como:
“El Área Marina Comunitaria para la Pesca Artesanal Responsable es
aquella en dónde no sólo los asociados de CoopeTárcoles R.L. pueden ejercer
derechos de pesca artesanal, sino todos aquellos pescadores artesanales que
se comprometan a realizar una pesca responsable (Área Marina Comunitaria
para la pesca Responsable, Tárcoles, Normas de Uso Generales, 2007)
A partir de la experiencia llevada a cabo desde nuestras cooperativas, en esta
presentación se discuten algunas lecciones aprendidas que aportan a la
reflexión sobre la generación de negocios inclusivos en turismo rural comunitario
que evidencien esfuerzos de distribución de la riqueza más equitativos y
participativos.
Descargar

Costa Rica cuenta con alrededor de 1200 kilómetros de