Géneros Literarios (caracteres generales)
Género Narrativo
Género Lírico
Géneros Literarios
Género Dramático
►La acción se narra.
►Objetivo.
►Predominio de la prosa
(manera corriente de hablar
o escribir no sujeta a
medidas determinadas).
►Formas narrativas
(cuento, fábula, leyenda,
novela, apólogo, etc.)
►El autor expresa sus
sentimientos.
►Subjetivo.
►Dominio del verso
(unidad de ritmo y medida
marcados por pausas).
► Forma léxica: poesía o
poema.
► La acción se representa.
► Admite la prosa y el verso.
► No se centra principalmente
en lo objetivo o lo subjetivo.
► Elementos característicos:
diálogos, división en actos
(que se indican con la caída
del telón). Los actos
incluyen cuadros (que se
caracterizan por cambios en
la escenografía); y escenas
(marcadas por la entrada o
salida de los personajes).
► Formas dramáticas:
sainete, entremés, zarzuela,
comedias, tragedias, dramas
entre otras.
No existe pureza de géneros. Las características se combinan, pero una obra siempre tiene
un género predominante (que es el género de esa obra).
Formas narrativas breves de expresión literaria
1) Apólogo
Definición: Es un relato didáctico, en el que intervienen elementos de la fantasía y
de la realidad. En la Edad Media, se llamó apólogos a los ejemplos, máximas,
castigos o consejos que, con apoyo narrativo, tenían una intención didáctico-moral.
El apólogo es una manifestación literaria primitiva, que en España tomó carácter
singular. El “Conde Lucanor” del infante Don Juan Manuel, tiene relación directa
con esta literatura, que en la península llevaba un siglo de existencia en lengua
vulgar. En efecto, la obra del Infante es la primera en el viejo continente,
configurada sobre la base de apólogos o ejemplos.
Origen y evolución: Se encuentra en las literaturas más distintas, empezando por las
orientales. En España tomó características propias (por ejemplo, en el libro del
“Conde Lucanor”, del Infante Don Juan Manuel); pero en las literaturas francesa e
italiana no aparece delimitado de igual manera.
En la India esta especie narrativa floreció con un alto grado de elaboración
(Panchatantra); también en Egipto circularon colecciones de apólogos. Las culturas
occidentales que derivan de un tronco común indoeuropeo conocieron esta forma y
la transmitieron; esto explica que diferentes versiones de los mismos relatos se
recogieran en regiones muy distantes. En Grecia y en Roma los apólogos mostraban
siempre predominio de lo moralizante.
Se le agregaron en la Edad Media nuevos motivos nacidos de las nuevas condiciones
de cultura, recibidos a veces por tradición oral. Poco a poco lo moral se disolvió en
la narración y dejó de tener esa finalidad didáctica tan marcada. Esto se pone de
manifiesto en el apólogo de Pedro Alfonso “Los dos villanos y el rústico”; el cual es
un tipo de relato que se consideró muy apropiado para mentes simples porque
insistía en una enseñanza práctica, señalaba la ventaja de la astucia, la picardía
burlona o la rapidez para reaccionar en casos concretos.
Paulatinamente esta forma narrativa perdió vigencia y posibilidades de desarrollo.
En conclusión, de una finalidad moralizante pasó a tener finalidad práctica y con el
tiempo incluso esta última se disolvió en el relato meramente entretenido.
Género: Se lo incluye en la narrativa, dentro de la literatura didáctica escrita
generalmente en prosa. Lo narrativo es un instrumento para alcanzar un efecto: la
intención ejemplar. El ejemplo ilustra una virtud o un vicio, pero el autor elabora
cuidadosamente la narración para cumplir mejor con sus fines.
Estructura: El apólogo es una narración con vida independiente, aunque
generalmente integra colecciones o conjuntos narrativos de estructura acumulativa y
abierta; caracterizados por una trama, marco o pretexto.
En suma, el apólogo parte de una máxima general que se aplica a un caso particular.
El autor da realidad a ese caso particular transformándolo en una historia, en la cual
intuitivamente reconocemos esa máxima general.
Características: Es una ficción literaria que enseña deleitando. Responde a la
necesidad humana de expresar en forma narrativa una verdad moral o un consejo
práctico. Por eso es:
 Breve
 Preciso
 Entretenido
 Moralizante
Diferencia entre apólogo y fábula: La fábula tiene también finalidad didáctica;
pero sus personajes principales son animales u objetos que aparecen con rasgos
netamente humanos. En el apólogo, en cambio, intervienen seres humanos.
2) Fábula
La fábula designa, en términos generales, la narración de historias de animales,
objetos o seres humanos, con sentido didáctico.
Definición: Es una breve ficción literaria, generalmente en verso, en la que con
intervención de personas o personificaciones de seres irracionales, inanimados o
abstractos, se da una enseñanza útil o moral.
Origen: La fábula tiene profundas raíces en lo popular, en esa tendencia a explicar
las cosas y la naturaleza por medio de imágenes y de símbolos, tan común al hombre
de todos los tiempos y países. En los pueblos antiguos, de sencilla moral práctica, los
fabularios eran un código educativo porque en las elementales conductas de los
animales cabía la explicación de normas primarias de la vida. El cuento de animales
se transformó en fábula cuando se subordinó a la lección moral.
Históricamente, es probable que tanto la fábula oriental como la griega tengan un
origen común: la civilización egipcia de unos treinta siglos antes de Cristo. En ella,
el animal estaba presente en la vida del hombre con vínculos de difícil comprensión
para nuestra mentalidad. Por eso ocupa sus primeros balbuceos artísticos, como sus
primeras invenciones literarias, conservadas en la tradición oral; africana sobre todo.
Características:
 Es una narración con clara intención didáctica.
 Está escrita generalmente en verso, pero a veces también admite la prosa.
 Su estructura abarca una parte narrativa y una moraleja. La moraleja o
sentencia es una breve frase final que exhorta o condena y representa una
valoración práctica de lo vivido.
 Los personajes que intervienen son personas o personificaciones de seres
irracionales, inanimados o abstractos.
 En algunas fábulas se produce un efecto de infantil comicidad, emanada del
contraste entre la seriedad de la lección moral de los protagonistas y el
carácter irracional de éstos.
 Su contenido es una suma de verdades esenciales, es un conocimiento acerca
del hombre y de la vida, que se expresa a través de imágenes.
 Se transmitían de padres a hijos y luego fueron transformadas en arte por un
poeta culto.
 Representa actitudes humanas típicas, pues simboliza virtudes y defectos
propios del hombre.
 Con frecuencia aparece lo maravilloso.
 Su sencillez lleva implícita la experiencia humana y la sabiduría del pasado.
3) Parábola
Definición: Es necesario destacar el origen de la palabra. Proviene del griego
παραβολή, que significa “junto”; “al lado de” “lanzar” y, en sentido figurado;
“colocar”; lo cual ya da la idea de comparación.
Es por eso que puede definirse a la parábola como la narración de un suceso fingido
de carácter simbólico del que se deduce, por comparación o semejanza, una verdad
importante o una enseñanza moral.
El suceso, aunque fingido, es verosímil.
Los elementos mencionados en la parábola (semilla, pastor, moneda,
La ubicación espacial o temporal es indeterminada; lo que le da permanencia en el
tiempo. Los personajes pertenecen a la vida real y las situaciones y demás elementos
son propios de la vida cotidiana.
4) Leyenda: es una narración tradicional de sucesos reales transformados por la
fantasía y admiración populares. La intención fundamental de estas lecturas era
ejemplarizadora, por lo que los temas elegidos versaban sobre vidas o hechos
extraordinarios.
5) Cuento realista: es una narración basada en hechos reales o imitados de la realidad,
cuya principal condición es la verosimilitud.
6) Cuento fantástico: es el relato que tiene como base un acontecimiento extraño, ante
el cual se duda entre una explicación natural o sobrenatural.
Características:
 La característica esencial es la vacilación ( en el narrador, en el lector y en
los personajes)
a) En el narrador:
 Uso de la primera persona para dar testimonio de los acontecimientos. El
hecho de que nos afirme que él los presenció resta posibilidades a la falsedad;
pero como este relato es inusitado provoca la duda en el lector.
 Con frecuencia emplea determinados tiempos verbales para descartar toda
certidumbre, por ejemplo el Pretérito Imperfecto: “yo pensaba que…”
 Con la misma finalidad se vale de ciertas locuciones, por ejemplo: “tal vez
alguien llama…”
b) En el lector:
 Consiste en la duda que surge en el lector al tratar de explicar si son naturales
o sobrenaturales las causas del fenómeno extraño. Por dos caminos el lector
intenta resolver su vacilación: o admite que el acontecimiento puede darse en
una realidad inusitada o lo acepta como un producto de la imaginación o de la
ilusión.
c) En los personajes:
 Los mismos personajes de la historia sienten esa duda o vacilación que siente
el lector entre lo que es real e imaginario; y entre el mundo racional y los
acontecimientos sobrenaturales.
 Entre otros temas de los cuentos fantásticos; se dan: los de la magia, los
viajes en el tiempo y en el espacio, la fusión de dos mundos, el trastrueque de
la vida y la muerte, la transmutación de sueño y realidad.
7) Cuento maravilloso: es un relato construido sobre la base de un conjunto reiterado
de situaciones humanas para explicar aspectos de la vida. Incluye además hechos
extraordinarios que nos causan maravilla o admiración.
Características:
 El espacio del cuento es genérico, indeterminado: una comarca, una aldea, un
pueblo muy lejano.
 Los hechos están colocados fuera del tiempo: Había una vez…
 Se da en algunos relatos una metamorfosis o un mimetismo con el mundo de
las plantas y los animales porque el lector no pone límites a lo maravilloso ni
la oscilación entre lo real y lo irreal.
 La narración no tiene una justificación didáctica, es decir que es un
pasatiempo que no deja una enseñanza.
 En las situaciones que plantea se da un cambio gradual ascendente o
descendente. Esta progresión está marcada por una serie de pruebas que debe
superar el protagonista. Si son superados permiten el ascenso y una solución
óptima; en caso contrario se produce un retroceso y el consecuente castigo.
Pueden aparecer o no hadas y brujas. También personajes minúsculos y
gigantescos (duendes, enanos, gnomos, gigantes). Los primeros representan
la bondad; los gigantes y ogros, la maldad y la fuerza bruta.
 Los objetos mágicos más comunes son talismanes, ungüentos, plumas,
anillos, etc.; que son benéficos para el personaje noble, y perjudiciales para el
malvado.
 Predomina el ritmo ternario (tres hijos, tres pruebas, tres días, la tercera vez)
porque es más fácil de captar por la gente simple y los niños.
8) Cuento policial: es aquel que, por medio de la deducción lógica identifica al autor
de un delito y revela sus móviles.
Características:
* Estructura: habitualmente es un relato que se hace al revés de la narrativa tradicional. Al
comienzo se presenta el enigma, que debe ser resuelto al final. El tiempo para aclarar el
misterio procede en dos sentidos: mientras avanza la investigación, futuro; se revela el
enigma, pasado.
* Ambiente: por lo general es urbano. En los primeros relatos el crimen ocurría en espacios
interiores, en cuartos cerrados y en lugares apartados o aislados de la civilización. En la
actualidad la violencia se desata en las calles, ante la sorpresa o indiferencia de los posibles
testigos.
* Trama: la acción brinda el mayor suspenso. Deja siempre un hilo o eslabón por resolver.
Con rigor deductivo, el investigador y el lector desentrañan el enigma, al reunir esos hilos
en el desenlace. Para la solución del enigma se desecha todo elemento sobrenatural o
inexplicable. Es un relato hecho para que el lector participe en desentrañar el misterio;
ingresa en el mismo como un investigador más.
* Personajes: se presentan en una perspectiva antitética: el policía, el detective, el inspector,
el asesino y el espía; es decir, los buenos y los malos. Por lo general tienen caracteres bien
definidos y no evolucionan a lo largo del relato.
9) Cuento de ciencia ficción: es aquel que aúna el rigor científico con la fantasía para
presentar una perspectiva insospechada del hombre y de su ámbito vital.
Características:
 Temática: el tema más habitual es la aventura espacial con naves
interplanetarias y armas insólitas; monstruos de otros mundos y galaxias;
velocidades supersónicas; ruptura del tiempo convencional; pluralidad de
mundos; robots; materia y antimateria. Actualmente se han difundido otros
temas como los últimos adelantos biológicos y estudios de organismos
unicelulares.
 Personajes: pueden ser humanos (tripulantes de naves espaciales, científicos,
superhombres, etc.); seres de otros mundos (habitantes de estrellas y galaxias,
marcianos, etc.) o mecánicos (robots, computadoras o máquinas que
reemplazan al hombre).
 Tiempo y espacio: están presentados en dimensiones distintas de las
habituales, por ejemplo: el túnel del tiempo que es un recurso clásico para
avanzar o retroceder en los siglos. También la dimensión desconocida, la
multiplicación infinita; etc.
 Trama: los adelantos científicos y técnicos son el punto de partida para
organizar un relato ficticio. El desarrollo lógico y matemático permite un
desenlace coherente.
 Intención: más que señalar el posible destino futuro de la humanidad,
interesa que el lector reflexione sobre el exceso de tecnicismo que puede
llevar a la destrucción del hombre.
Diferencia entre cuento literario y cuento tradicional
Los cuentos tradicionales se han originado en la tradición oral-literaria y aparecieron con
posterioridad en distintas colecciones de autores anónimos. De allí, fueron luego
transformados y enriquecidos por distintos autores que los remodelaron según las
características de la época o el público al que estaban destinados.
En cuento a los literarios, nacieron a la literatura con un autor conocido, no tienen
“historia” como los tradicionales y están ligados a un artista individual inmerso en un
particular momento social, cultural y artístico.
Dentro de lo tradicional también se encuentran muchas leyendas, fábulas y apólogos.
Semejanzas y diferencias entre cuento y novela
El cuento y la novela proporcionan un conocimiento de la realidad y enriquecen al lector
al multiplicar a través de la ficción sus experiencias vitales; y al detectar en los personajes
ficticios algunas claves de su propia vida.
Otro punto de acercamiento, sobre todo en la narrativa actual, es el propósito de divertir y
de interesar al lector.
Sin embargo, entre cuento y novela existen diferencias fundamentales:
 Una de ellas es la extensión. El carácter durativo de la novela, permite un mayor
desarrollo argumental, la participación de un número más elevado de personajes,
descripciones espaciales y temporales detalladas; frente a la brevedad y concisión
esenciales del cuento.
 Otra de ellas es la complejidad. La novela da una visión total, y por ello compleja,
de sucesos diversos. El cuento, en cambio, enfoca un aspecto parcial de la realidad;
pero con intensidad.
El mito
Significado Tal como existía en una comunidad primitiva, el mito era una realidad
vivida por los dioses. Según se creía, había ocurrido antaño, en los tiempos
originales, es decir, en el momento del origen del cosmos, de la Tierra, de los
continentes, de los océanos, del hombre…
Pero ―lo que es de una importancia capital― esta creencia sostenía que esos
hechos del tiempo primigenio mantenían su vigencia y continuaban influyendo
permanentemente sobre el mundo y sobre el destino humano.
El hombre primitivo imaginó a los protagonistas de esos sucesos ―los dioses―
como seres inmortales y todopoderosos pero les atribuyó razón, voluntad y
sensibilidad. De esta manera, los acercaba a su propia naturaleza y los dotaba de
capacidad para escuchar y responder a sus ruegos. Nació entonces la ceremonia
ritual: oraciones, gestos, vestimentas, ofrendas. La actividad del hombre nunca se
desligaba de los dioses. Ningún guerrero emprendía una campaña sin antes
consultar los hados o los oráculos, o sin hacer un sacrificio para que determinado
dios le fuera propicio; lo mismo sucedía al llevar a cabo una ceremonia nupcial o al
emprender un viaje. Con mayor razón, cuando se fundaba una ciudad.
Además de una creencia y un rito, el mito fue una de las formas naturales de
conocimiento que se dio en todas las culturas. De ahí que se descubren mitos
básicos semejantes en civilizaciones distintas y sin contacto entre ellas. El hombre,
en su intento de aprehender al mundo, se ha aproximado a la verdad formulando
mitos para explicarse lo que lo rodea. Este tipo de conocimiento es distinto del que
proviene de la reflexión, ya que se basa fundamentalmente en la intuición, es decir,
en la captación inmediata, vivencial, de la realidad. Por eso el pensamiento mítico
está latente en la conciencia de todo hombre y aflora en las fantasías oníricas, en
los juegos imaginativos, en la conciencia de los niños, de los primitivos, de los
campesinos, de los locos y de los poetas.
El mito, como realidad viva para el hombre, se organizó paulatinamente. Para
transmitirlo, primero oralmente y luego en forma escrita, entre contemporáneos y
de generación en generación, se hizo necesario desarrollar el argumento de la
narración en forma detallada y bella.
Decadencia. Influencia del mito en la cultura universal
Como todas las
cosas humanas, como el lenguaje y las leyes, los mitos se desgastaron y perdieron
eficacia. Pero ni los mitos ni los dioses murieron sino que se transformaron y
permanecieron entre nosotros.
Los dioses y los personajes míticos se convirtieron en arquetipos conservando su
característica distintiva. Por ejemplo, Prometeo representa la rebeldía, Ulises la
tenacidad y la astucia, Hércules la fuerza, Penélope la fidelidad…
El relato, por su parte, se transformó en cuento en labios de los viejos y,
desvirtuado, pasó a pertenecer al folklore.
A partir de ese momento la mitología se ha mantenido como fuente inagotable de
inspiración a la que recurren los artistas de todos los tiempos, a tal punto que
algunos críticos opinan que esa fuente ha sido germen del teatro ―en sus gestos
rituales―, de la poesía ―como vía particular de conocimiento― y de la narración
―en el relato de los sucesos míticos.
Narración
Omnisciente (sabe todo)
Protagonista (1era persona)
Narrador
Testigo (sólo ve)
No omnisciente (no lo sabe todo)
Concepto: consiste en el relato de un hecho, suceso o acontecimiento real o imaginario que
se desarrolla en el tiempo y en el espacio.
Los elementos de una narración son:
Narrador
Hechos (reales o imaginarios)
Narrador
Personajes
Lugar
Tiempo
Estructura o partes de la narración:
I Introducción: se presentan los acontecimientos, los personajes, el lugar y el tiempo en el
que transcurre la acción.
II Nudo: la situación planteada en la introducción se desarrolla y llega a un punto
culminante.
III Desenlace: se resuelven las situaciones y se aclaran todos los interrogantes planteados en
el nudo. A veces, esto no sucede así y el final de la narración es abierto (cada uno da una
interpretación diferente).
Protagonista
1era persona
Figura del narrador
Testigo (la acción
depende de otro,
pero él la dice, y
él está en la acción).
3era persona
Omnisciente
No Omnisciente
Protagonista: relata la acción que él mismo ha vivido y en la que ha desempañado un papel
fundamental.
Testigo: relata la acción que él ha presenciado como personaje secundario que forma parte
de la acción y la cuenta aunque no sea personaje principal.
Omnisciente: sabe todo acerca de la acción y del alma del protagonista o demás personajes.
No Omnisciente: no lo sabe todo, da su visión de los hechos como observador no
comprometido con la acción. Relata hechos de los que ha tenido noticias.
Normas para narrar:
1)
2)
3)
4)
5)
6)
Organizar los hechos de la narración en sus tres momentos.
Emplear un vocabulario adecuado.
Evitar las repeticiones.
Utilizar correctamente los signos de puntuación.
Usar los modos y tiempos verbales con coherencia.
Ajustarse al tema propuesto evitando un desarrollo demasiado extenso.
Tipos de Narración
Ejemplos:
1) Crucé la calle con miedo. El susto me hizo tropezar.
(1era persona. Protagonista)
2) Vi cómo cruzaba la calle con miedo. El susto lo hizo tropezar. (3era persona.
Testigo)
3) Cruzó la calle con miedo. El susto lo hizo tropezar. (3era persona. Omnisciente)
4) Cruzó la calle aparentemente con miedo. El susto seguramente lo hizo tropezar (3era
persona. No Omnisciente)
Descripción
Definición: Caracterización de cosas (objetos, lugar, etc.)
Caracterización de personas (RETRATO).
Tipos de descripción:
 Estática: describe un objeto quieto.
 Dinámica: describe un objeto en movimiento (un vendaval, una cartuchera que
se arroja en el aire, etc.)
 Objetiva: se limita a hablar del objeto en forma concreta y precisa.
 Subjetiva: a la objetividad se suman diversos sentimientos y emociones
relacionadas con el objeto que se describe.
 Informativa: se limita a dar información precisa y concreta del objeto.
 Literaria: utiliza adjetivos diversos y recursos estilísticos varios como imágenes
sensoriales, sinestesia, comparación, personificación y metáfora.
Normas para la redacción de una descripción
1) Es preciso dar orden a la caracterización de los objetos y seleccionar una
característica principal a describir.
2) Emplear vocabulario adecuado y evitar repeticiones.
3) Utilizar una adjetivación y recursos adecuados al tipo de objeto.
Qué tener en cuenta para la redacción de un retrato
1) Aspectos externos o físicos (estatura, color de ojos, tamaño y forma de la nariz,
manos, etc.)
2) Aspectos internos o psicológicos (carácter, virtudes, defectos, gustos personales,
modo de relacionarse con los demás, etc.)
3) Aspectos sociales (modo de comportarse, vestimenta, modo de hablar y gesticular,
etc.)
Descargar

Descargar Géneros Literarios

Géneros y figuras literarias

Géneros y figuras literarias

Literatura españolaClasificaciónSubgénerosFormas literariasRecursos literarios

Narrativa

Narrativa

PersonajesCuento popularGéneros LiterariosTipos de narradorRelatosTeoría de la literatura

Introducción La narración es el recurso literario usado en los cuentos... este recurso la imaginación del lector vuela hacia otros espacios,...

Introducción La narración es el recurso literario usado en los cuentos... este recurso la imaginación del lector vuela hacia otros espacios,...

PersonajesAccionesTiempoRecurso literarioEspacioPerspectivas narraciónConclusión

Resumen antologia EL DISCURSO LITERARIO Clasificación de la obras literarias:

Resumen antologia EL DISCURSO LITERARIO Clasificación de la obras literarias:

PersonajesLenguaArgumentoTemaDiscurso literarioEspacio y tiempoGénero narrativoCuentoLeyendaMedios de informaciónMito

Cuentos escritos en el exilio; Juan Bosch

Cuentos escritos en el exilio; Juan Bosch

PersonajesArgumentoNarrativaCuento de navidadLiteratura hispanoamericana del siglo XX