VOCACIÓN A SER PERSONA
DESARROLLO
Bienvenida - Nota:
Buenos días muchachos, en este día vamos a comenzar propiamente nuestra Jornada con esta
primera plática; conforme se va desarrollando la Jornada se les darán más platicas, por lo que los
invito a que abran su mente y su corazón a todas y cada una de las pláticas de la Jornada ya que es
una oportunidad única para detenernos y reflexionar. Para lo cual tendremos tiempo de hacerlo
tanto a solas como en grupos. Así también esta Jornada nos ayudará a contestarnos muchas
preguntas Muchas de esas preguntas son hasta las más fundamentales, por ejemplo: ¿Quién soy?
¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? Preguntas que siempre se ha hecho la humanidad (El Hombre), y
te aseguro que tú en algún momento de tu vida te las has hecho, en una u otra forma.
INTRODUCCIÓN.
Esta plática no ayudará a contestar precisamente la primera pregunta: “¿Quién soy?
1.1.1. Ubicación del hombre dentro del universo. Nota: Se trata de presentar la posición
privilegiada que tiene el hombre dentro de la creación, aquí se presenta a través de un viaje. Pero
para poder contestar esta primera pregunta es necesario ubicarnos en donde estamos y quiero
que sepan que nos encontramos en un cuarto sin paredes ni techo e inmensamente grande
llamado Universo. Quiero que utilicen su imaginación para realizar un viaje en ese cuarto que se
llama Universo.
1.1.2 El hombre como el único ser que ha logrado medir y delimitar la totalidad del
universo (Ha llegado a la luna, observar galaxias lejanas, percibir estrellas no visibles, etc). Somos
habitantes del Universo. El Universo es nuestra casa. Es razonable que nos interesemos por
nuestra casa y tratemos de explorarla, hasta donde nos sea posible si nos queremos ubicar donde
estamos. El hombre con su tecnología ha logrado poner ciertas medidas al Universo ya que por su
tamaño no lo podemos medir en metros, ni siquiera en kilómetros. Los Astrónomos ha inventado
una nueva medida que es el AÑO-LUZ, es decir la distancia que recorre un rayo de luz en un año;
recordemos que la luz viaja a 300,000 km/seg., por tanto 1 año luz=300,000km/seg x 60seg x 60
min x 24 hrs x 365 días = 9,460,800,000,000 kms. ¡Esta es la distancia que recorre la luz en un año!
Es decir un jet que viaje a 1500 km/hr como el Concord tardaría 720,000 años. ¡¡¡ La era Cristiana
tiene apenas ¡¡¡2,000 años !!! Las estrellas y planetas se agrupan en galaxias. Y todos sus elementos
se atraen en razón directa de sus masas e inversa del cuadrado de sus distancias. A mayor masa,
mayor atracción. A mayor distancia menor atracción. Se calcula que los sistemas solares
descubiertos por el telescopio de los astrónomos son 32 millones. ¡¡¡Nuestra galaxia tiene
aproximadamente 150,000 años luz a lo largo y 20,000 a lo ancho!!! Se calcula que nuestra
inmensa Tierra es 1,300,000 veces menor que el Sol. Como breviario cultural nuestro Sol
transforma en cada segundo 564 millones de toneladas de hidrógeno en 560 millones de
toneladas de Helio para producir cuatro millones de toneladas de luz que derrama por segundo en
el espacio. Nuestro Sol, afortunadamente, es suficientemente pesado: 2 cuatrillones de toneladas.
En 15,000 millones de años, sólo habrá perdido una milésima de su masa. Y eso no es nada,
actualmente se ha descubierto que el Universo está en constante expansión. Este descubrimiento
se debe a Lemaitre, un sacerdote Belga, físicos contemporáneos lo han estudiado. A quien le
interese esto, puede consultar a través del tiempo de Stephen Hawking.
1.1.3 El hombre como un átomo en el universo En fin, ante lo infinitamente grande o el
macrocosmos somos como un grano de arena en la inmensidad del mar. El hombre se ha
maravillado ante este Universo infinitamente grande, pero hay otro. Universo igual de maravilloso
que es el Universo de los átomos o Microcosmos. El filósofo griego Demócrito llegó a la conclusión
de que hay partículas indivisibles, y las llamó “átomos” (átomo = sin división). Recordemos
nuestras clases de química en la secundaria en donde nos decían las partes del átomo y como se
distribuían las misma. Son como pequeñísimos sistemas solares: en el centro están los protones y
neutrones que forma el núcleo del átomo, y los electrones son los planetas que giran alrededor del
núcleo. Para dar una idea de que tan pequeño es el átomo en un mm3, hay 1036 átomos, es decir
un sextillón = 1,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000 átomos.
1.1.4 El hombre tiene una posición privilegiada en el universo. Al ver todo esto el hombre
se da cuenta de que forma parte de lo infinitamente grande (Macrocosmos) pero que está formado
por lo infinitamente pequeño (Microcosmos). Nos podemos dar cuenta de la posición privilegiada
del hombre. Estamos al centro de la creación.
1.2 Posición privilegiada del hombre respecto a los diferentes niveles de existencia: El hombre,
por estar situado en el centro de la creación, estudia todo lo que lo rodea y, al conocerlo, lo domina
parcialmente. No se ubica ni en la Infinitamente Grande ni en lo Infinitamente Pequeño. Lo estudia
y conoce, aunque aún le falta mucho por descubrir y conocer. Clasifica la creación en diferentes
niveles según sus características. Estos niveles, son los niveles existenciales según la filosofía:
Nota: A lo largo de toda esta explicación dar ejemplos.
1.2.1 Los minerales: Tanto el Universo (Macro y Microcosmos) como nosotros estamos
formados por ellos. Se caracterizan por: Son inorgánicos Sin vida Sujetos al destino que otro les da
Utilización en diferentes usos: metalurgia, construcción, arte, etc. El hombre les da un valor
económico y estimativo. El hombre los domina parcialmente porque continua estudiándolos y
descubriendo cosas nuevas en ellos. Son perfectos y buenos pues cumplen con la función para la
que fueron creados: Por ejemplo, el diamante tiene la estructura y la red cristalina que le
proporciona características particulares como la dureza, el brillo, etc.; que no lo encontrarás en el
Oro, plata, fierro, etc. Y el Hombre ¿cumple la función para la que fue creado?
1.2.2 Los vegetales. Son superiores al nivel anterior por poseer vida. Posee procesos físicos
químicos y biológicos. A través de estos procesos ellos fabrican su propio alimento. Aprovecha el
nivel anterior para vivir (fotosíntesis). El hombre las utiliza: medicamentos, comida, textiles. Valor
económico y estimativo (rosas, flor de calabaza). También el hombre los domina parcialmente.
Cumplen al máximo todos sus procesos y funciones. Son perfectos y cumplen con su función: Por
ejemplo, todas las plantas tienen los órganos y elementos necesarios para llevar a cabo la
fotosíntesis a su máxima capacidad que es el proceso con el que se alimentan y ayudan a la
creación convirtiendo el bióxido de carbono en oxigeno necesario para la vida. Y el Hombre
¿cumple la función para la que fue creado?
1.2.3 Los Animales: Comparte la vida con los vegetales. Es superior porque tiene instintos y
movimientos. Se vale de los otros animales para sobrevivir. Se alimenta de los vegetales de donde
toma los minerales que necesita. El hombre los tiene clasificados en castas, familias y especies en
el Reino Animal. el hombre los utiliza: alimento, transporte, trabajo, etc. Y les da un valor
comercial y estimativo. Desarrollan todos sus instintos y capacidades. Cumplen con su función y
son perfectos: Por ejemplo, los patos saben que al llegar el invierno tienen que emigrar, hacia el
sur, y saben exactamente cuál es la ruta a seguir, o la mariposa monarca, todo el viaje que
desarrolla hasta su santuario donde se reproduce o la gestación y la crianza entre los mamíferos.
1.2.4 El Hombre: Es la cúspide de la creación por estar por sobre todos los niveles
anteriores, tiene una situación privilegiada, el hombre domina parcialmente toda la creación,
aprovecha y usa parcialmente cada uno de los niveles anteriores así como de lo INFINITAMENTE
GRANDE E INFINITAMENTE PEQUEÑO.
Habiendo ubicado al hombre en todo el Universo podemos afirmar que: “El Hombre en el centro y
cúspide de la creación y del Universo” Y como nosotros somos también hombre como genero esto
responde la pregunta inicial de: ¿Quién soy?: “Soy Centro y cúspide de la creación”. El hombre al
igual que lo hace con la creación se ha estudiado a sí mismo y es así como él se da diferentes
definiciones de sí mismo:
Histórica. “La historia nos ha enseñado que el hombre es un lobo no solamente para el prójimo,
sino también para sí mismo” (¿Qué es el Hombre?, de B. Arredondo M. Pág. 12)
Antropológica. “A no ser que la ciencia esté equivocada por completo, llegamos a la conclusión de
que no somos ángeles caídos, sino antropoides erguidos. Sobre esta suposición funda el hombre de
ciencia sus esperanzas para el futuro de nuestra especie”. (¿Qué es el Hombre?, de B. Arredondo
M. Pág. 12)
Filosófica. “El Hombre, este pobre mono condenado a hacerla de hombre... No pudiendo ser sino
una bestias, ¿No valdría más ignorar que lo somos?. El hombre, en resumen, no tiene nada que
decir del hombre. Siendo él el único en juzgarse, puede engrandecerse o empequeñecerse a su
antojo: como un loco que, sin riesgo de contradicción, pudiera escoger entre el delirio de grandeza
o el complejo de inferioridad. Jean Rostand.
Religiosa. El hombre es un ser vivo. Es la unidad de un cuerpo y un alma. Esta dualidad de cuerpo
y alma sólo se concibe separada para su compresión. El hombre es una unidad, no es posible
dividirlo, porque lo desintegramos. Este ser unitario constituye la síntesis del universo material
(Cfr G.S. No. 14). Muchas son las opiniones que el Hombre se ha dado y se da sobre sí mismo.
Diversas e incluso contradictorias. Exaltándose a sí mismo como regla absoluta o hundiéndose
hasta la desesperación. La duda y la ansiedad se siguen en consecuencia. A pesar de todas las
opiniones que el Hombre da de sí mismo lo que sí es innegable es que el hombre es “Centro y
Cúspide de la creación” por la posición que ocupa en el Universo. En él hay energía calorífica,
nuestro cuerpo emana calor; hay energía química, tenemos un olor característico. Hay energía
eléctrica, todo el cuerpo genera electricidad. El cuerpo emite luz al dividirse sus células y se
produce lo que se llama la bioluminiscencia o luz biológica. Sin temor a ninguna exageración,
podemos afirmar que el ser humano es la obra más grande y bella que hay en el universo. El
hombre está en la escalera de los niveles existenciales porque tiene vida y movimientos pero
ocupa la cúspide porque cuenta con las capacidades que lo colocan ahí.
2. CARACTERÍSTICAS DEL SER HUMANO
2.1 El hombre es un ser único e irrepetible. A pesar de las semejanzas que hay entre
unos y otros en cuanto características: dos ojos, dos piernas, etc. Somos únicos e irrepetibles,
fuimos creados en serio, no en serie, por ello es que somos tan variados: en caracteres, razas,
credos, etc.
2.2 Tiene inteligencia = Racional. Las capacidades que posee el hombre son
principalmente tres: (se les conoce como capacidades maestras del hombre): Inteligencia,
Voluntad, Afectividad. Las cuales forman el IVA humano, así como existe el IVA Impuesto al Valor
Agregado en varios objetos, el IVA humano agrega ese valor al hombre. Hablemos primero de la
Inteligencia: Es la capacidad para entender y comprender el mundo que lo rodea y resolver los
problemas de la vida”. Está formada por 19 funciones mentales superiores: discernir, memorizar,
aprender, comprender, analizar, etc. La inteligencia humana tiene como objeto la VERDAD. Y
mientras no la alcance, no puede quedar satisfecha. La verdad se manifiesta con claridad y
transparencia y arroja luz sobre la realidad. La inteligencia es terriblemente inquisitoria: ¿por qué
es esto? ¿Por qué es aquello? Y mientras no se llegue a una explicación satisfactoria, es decir,
mientras no se alcance la verdadera causa de un fenómeno o situación, la inteligencia seguirá
investigando y buscando ansiosamente la última explicación de los hechos. Basta observar la
actitud que toman los niños cuando se enfrentan a una situación o fenómeno que no conocían.
Debemos evitar la superficialidad intelectual. Debemos aborrecer el quedar satisfechos con
explicaciones insuficientes. Tenemos que buscar siempre la verdad, porque la verdad nos hará
libres.
2.3 Tiene voluntad = Capacidad de elegir. La Voluntad: Es la capacidad de tomar
decisiones por nosotros mismos de acuerdo a nuestras convicciones. Es la capacidad que dirige y
unifica al hombre. Es la libertad de determinar de hacer o no hacer las cosas. Es el Motor del
hombre. La voluntad es la reina de las facultades o potencialidades humanas porque, por la
voluntad libre, el hombre es dueño de sí mismo, dispone sus actos, se posee a sí mismo. Si
comparamos las facultades del ser humano con un barco, el timón es la inteligencia; las velas son
la voluntad ya que son las responsables de que se mueva el barco. La voluntad es la mayor de
nuestras energías psíquicas: se acumula en la deliberación y se descarga en la decisión. Los
verdaderos actos de voluntad nos dejan la intima convicción de que proceden de lo más
incomunicable, de lo más personal de nuestro ser. Claro que cualquier acto de voluntad LIBRE
exige RESPOSABILIDAD, pero no nos aterra el compromiso de la responsabilidad ya que tuvimos
una deliberación correcta y libre. Entre la actividad de la inteligencia y de la voluntad hay una
estrecha relación. La fuerza de voluntad es tanto mayor cuanto la claridad del motivo o motivos
por los que nos decidimos a la acción es también mayor. La voluntad siempre busca el bien y actúa
muy estrechamente con la libertad. Basta ver los motivos por los cuales una persona actúa o se
decide a una acción, y eso es generalmente para alcanzar un bien. Siempre se mueve el hombre
para obtener un bien. Hasta los que se suicidan, creen con su terrible acción, alcanzar un bien: El
término de sus sufrimientos espantosos Por la voluntad podemos desarrollar y llevar a cabo lo que
nuestra inteligencia nos lleve a pensar y a razonar. Los animales se manejan por instintos, pero el
hombre inteligentemente usa su voluntad para hacer las cosas.
2.4 Es capaz de amar y ser amado. La Afectividad es la capacidad por la cual sentimos y
expresamos todo aquello que nos afecta y donde están implícitos nuestros sentimientos. Es la
respuesta que tiene el hombre al medio ambiente. En la afectividad están nuestros sentimientos:
amor, alegría, odio, tranquilidad, etc. La sensibilidad o afectividad es la facultad humana por la que
captamos lo agradable y lo desagradable, las repugnancias y las antipatías, las repulsiones, los
resentimientos, la angustia, el temor, pero también el bienestar, la alegría de vivir y la felicidad y
sobre todo el amor. La afectividad o sentimientos tiene una terrible fuerza en a persona: es fuente
de gozo y también de dolor. Por ejemplo cuando una joven está muy “enamorada” de un hombre
vicioso no hay razones que la convenzan de que no debe casarse con él y así, ella misma labra su
propia desdicha Gracias a nuestra afectividad podemos amar. Es una característica fundamental
que solo el hombre posee. Ningún ser humano puede existir sin amar. Cuanto más rico y profundo
es nuestro amor, más rica y profunda será nuestra persona. si no amo, no soy persona. Ser persona
y amar son proporcionales. Quien ha aprendido a amar como verdadera persona humana, sabe
olvidarse de sí para pensar en el otro, es capaz de adelantarse a sus necesidades y superar las
limitaciones para disculpar y perdonar. A través de su IVA el hombre es cúspide de la creación.
2.5 Es un ser libre. El hombre posee otras dos capacidades que se llaman secundarias: La
primera es la Libertad: Es la capacidad de autodeterminación, para hacer o no hacer, lo que uno
desea, siempre y cuando se hayan tomado consciente y responsablemente nuestras decisiones. El
hombre es dueño de sus actos. En su voluntad libre está querer algo o no quererlo. Después de una
deliberación razonable, queda a la libertad la facultad de elegir lo que crea más conveniente y
tomar la decisión correspondiente. La libertad es lo mismo que autodeterminación.
Autodeterminación para actuar o no actuar, para elegir una cosa o elegir otra. Es importante que
tomes conciencia de cuan valiosa es la libertad, tanto que muchos hombres han muerto en pos de
obtener esta preciada facultad; decía un poeta: “Vivir para ser libres o morir para dejar de ser
esclavos”. El problema moderno sobre la libertad, no es discutir sobre si la libertad debe existir o
no. Eso se da por supuesto. Ni tampoco sobre si la libertad es algo muy noble y excelente o no lo
es. Todos están de acuerdo en ello. El problema crucial del momento presente es, ¿cómo vas a usar
tu libertad? ¿En qué la vas a emplear? ¿En algo noble y digno?. Juzgamos que la libertad se nos da
para hacer cuanto queramos, con tal de no violentar ni hacer daño a nadie. Y en esto hay un
verdadero espejismo. Muchos jóvenes piensan o dicen: “Si yo tengo unas botellas de vino, ¿por qué
no me la he de poder beber? Yo sé que me voy a emborrachar, pero yo lo quiero. Para eso soy
libre: para hacer lo que yo quiera. Y si tengo unas pastillas de droga, el chemo, el activo, etc., ¿por
qué no he de poder probarla? Yo lo quiero. Yo lo deseo. Sé que me voy a drogar, pero para eso soy
libre: para hacer lo que yo quiera. Y si una amiga mía acepta tener relaciones sexuales conmigo,
¿por qué no lo hemos de poder hacer? Yo no la voy a forzar. Ella lo quiere y yo también. A mí la
vida no me interesa sin libertad. Mi libertad es lo que yo más amo y aprecio”. Ante este
razonamiento totalmente absurdo podemos contraponer el caso de un joven que después de
haber escuchado una conferencia emocionante sobre la libertad, y que la libertad es lo máximo,
por lo que se debe defender contra todo. . . etc. Pero sin ninguna verdadera definición de que es la
libertad. Iba caminando por la calle y ve un letrero que dice: “Prohibido el paso, cables de alta
tensión”, a lo que el joven razona: Yo debo ser libre, y como debo defender mi libertad y nadie
puede prohibirme nada yo DECIDO seguir de frente. Obviamente el joven fue totalmente libre pero
muy electrocutado. Por ello los razonamientos anteriores no son válidos: La libertad no es hacer lo
que nosotros queremos, eso en realidad se llama libertinaje. A todo acto libre normal siempre
precede una deliberación de la inteligencia en que se valoran los motivos para actuar o no actuar;
viene después la elección o autodeterminación y finalmente la ejecución o la decisión de no actuar.
El Papa nos da la mejor definición sobre la libertad: “Carta a los jóvenes y las jóvenes en el año de
la internacional de la juventud” pág. 47. “ser verdaderamente libres es ser hombres de conciencia
recta, responsables, ser un hombre para los demás...”
2.6 Con personalidad propia. El hecho de la conciencia que tenemos de nuestra identidad,
de que somos el mismo, hoy, hace un año y hace diez es lo que conocemos como la personalidad.
Todos tenemos conciencia de la realidad de nuestro “yo”, de nuestra personalidad. Somos
conscientes de que en nosotros hay una cosa que no ha cambiado: nuestro yo, nuestra
personalidad. No podemos dudar de que el niño de hace 17 ó más años, el adolescente de hace 5
años y el joven de ahora, es la misma persona. Hay algo que en nosotros permanece idéntico, que
es único e irrepetible y que no varía, que no cambia y eso es nuestro “yo”. La personalidad: es esa
capacidad particular para desarrollar cada una de mis capacidades. La personalidad es el
resultado de como yo uso mi IVA y mi libertad por lo tanto, no es nada comercial ni material, y por
tanto es único e irrepetible
2.7 Es un ser auténtico, congruente. La manera como utilizamos nuestras capacidades
nos hace ser UNICOS E INSUSTITUIBLES. Y nos llevan a ser auténticos y actuar congruentemente a
nuestra dignidad como seres humanos
2.8 Solidario con el otro. Así mismo nos lleva a que si admiramos y respetamos nuestras
capacidades, igualmente admiraremos y respetaremos a todo hombre y nos llevará a ser solidarios
unos con otros
2.9 Ser un ser humano, ser persona es desarrollar todas estas cualidades que cada uno
posee en una forma particular, única. Nadie va a hacer lo que tú no hagas, de la forma particular en
lo que tú puedes realizarlo. Tú estás llamado a esta vida a cumplir la función para la que fuiste
creado, descubre todo este tesoro que hay en tu persona
2.10 Es importante descubrir y desarrollar estas características en nosotros para
conquistar nuestra humanidad. Retomando la primera pregunta inherente del hombre, ¿quién
soy? nos podemos ya contestar? ¡¡¡¡ CLARO QUE SI!!!! Somos centro y cúspide de la creación.
Poseemos capacidades que nos permiten dominar parcialmente la creación, por su IVA, su
personalidad y su libertad soy único e insustituible. En todos los seres vivos existe, una ley, que es
la ley misma de la vida, que los hace tender a un perfeccionamiento continuo. El hombre tiene la
posibilidad de esta perfección o de la perdición, es por lo tanto necesario buscar algo donde pueda
utilizar todas mis capacidades, trazarme algo de acuerdo a la posición tan privilegiada que tengo.
Puedo llegar a ser verdaderamente hombre, ser humano, ser persona, o frustrarme y vivir como
un ser desprovisto de inteligencia, como un animal. Somos verdaderas personas cuando
ejercitamos y perfeccionamos las facultades que nos distinguen específicamente de los demás
seres. Se es persona cuando se desarrolla la inteligencia mediante el estudio y la reflexión. Cuando
se procede con inteligencia, dando a cada cosa la importancia que tiene. Cuando hemos formulado
una recta jerarquía de valores. Cuando hemos puesto en orden nuestros pensamientos. Se es
verdaderamente persona cuando se tiene la voluntad firme y decidida que no se deja arrastrar por
el primero que llega ni por el primer deseo o veleidad que se levanta en nuestro interior.
3. Vocación
3.1 La vida no la recibimos en vano. La vida es un don y encierra muchas riquezas,
especialmente de valores humanos: amistad compartida, ayuda mutua, disfrutar de un paseo en la
compañía de la familia, avanzar en las ciencias y en las artes, disfrutar de la naturaleza: el cielo
azul, o el cielo estrellado, la hermosa arena dorada de la playa, las flores, los frutos, el deporte, la
música cadenciosa y la poesía que inspira. Si cerramos los ojos a la vida, la encontraremos negra.
Pero, si somos un poco contemplativos, encontraremos muchas cosas dignas de admiración y nos
aficionaremos a ellas. Así la vida ya no será tediosa, sino digna de amor. Un autor inspirado
escribió: “No le pidas a Dios que te haga feliz, sino útil y la felicidad vendrá a tu corazón”. No
podemos dudar de que la vida es dura y que tiene momentos muy dolorosos. Sólo un profundo
deseo de vivir nos puede ayudar para superar nuestros problemas y salir adelante en las pruebas.
Una mujer de 38 años que no tuvo hijos perdió a su marido en un accidente automovilístico.
Quedaba sola en el mundo. Formaban un buen matrimonio. La soledad la exasperaba y se rebeló
contra Dios y contra la gente. Ella nos cuenta con sinceridad el proceso que se fue encadenando en
su vida y la sacó adelante: “Estaba en el momento más profundo de mi rebelión cuando una amiga
me trajo una revista. La última página abierta al azar, me chocó. Era la carta de una mujer, viuda
también que padecía un cáncer en la cara: ‘Usted que se puede mezclar con la gente sin que se
alejen. Usted que se puede mirar al espejo sin estremecerse. Usted que se puede lavar la cara sin
cuidado, ¿sabe la suerte que tiene?’ Esa lectura me conmovió: hizo brotar en mí un pensamiento
que me transformaba. Ya no estaba sola: una mujer que vivía lejos sufría más que yo. Sin conocerla
me aferré a ella. Cuando las fuerzas me faltaban, oía: “Usted que se puede mirar al espejo sin
estremecerse...” y yo sentía vergüenza de mi debilidad”. Duermen en nuestro corazón energías
latentes que nunca hemos llamado a la acción. Nuestra posibilidades son muchas y cuando la vida
nos parece triste o que no es digna de vivirse, tenemos que ser valientes y despertar esas
potencialidades dormidas. Esta viuda de 38 años que se sentía casi desesperada, al contemplar
que otra mujer sufría más que ella, sacudió sus potencialidades dormidas y supo reaccionar con
valentía. No podemos juzgar de la vida con imparcialidad viendo solamente el aspecto doloroso,
sino que tenemos que aguzar la mirada para descubrir cómo planeó la vida humana el Creador y
sólo así podremos situarnos en lo objetivo, en lo real. Muchos dicen: “Yo no he pedido venir a la
vida. ¿Tengo que agradecer algo que no he pedido?” Los dones, los regalos, no se piden, se reciben.
Y si la intención del que los hace es sana, si hay un designio amoroso en ese don, en ese regalo, se
debe, no solo agradecer sin cuidar y valorar
3.2 A través de nuestras cualidades podemos percibir un sentido más trascendente y
personal de nuestra existencia que debemos realizar en esta vida. Pero ante todo esto ya nos
hemos preguntado: ¿He correspondido ser centro y cúspide? ¿He cumplido realmente con la
función por la cual fui creado? si no lo he hecho... ¿qué he hecho con mi vida? Inconsciente o
conscientemente ya sabíamos todo esto pero ahora que lo hemos recordado y que vemos el lugar
tan privilegiado que poseemos. Si tengo inteligencia, voluntad, afectividad y la libertad para
desarrollarlas, soy ante todo responsable de mi propia vida. Aquí cabe una pregunta: ¿Qué haré
con mi vida?
3.3 Es importante que descubramos a qué estamos llamados, qué es lo que dará plenitud a
nuestra vida. Con todo este equipamiento que se te ha dado estas llamado a la plenitud y la
felicidad, a ser un HOMBRE pleno, eso es lo que debes de hacer de tu vida
3.4 Es necesario estar atentos en todo momento a lo que nos rodea, a nuestras inquietudes,
aptitudes, a nosotros mismos, etc., para descubrir en ello nuestra vocación, nuestro Ideal de vida.
A lo largo de la historia de la humanidad, el hombre ha buscado ese “algo” que lo haga merecedor
de este lugar tan privilegiado. Ha buscado algo que engrandezca esta posición. Se ha trazado todo
un PLAN DE VIDA que satisfaga su deseo de ser merecedor de esa posición. “Y el hombre se da
cuenta que para realizar ese “algo” que busca, ese plan de vida que persigue, solo lo puede plasmar
en la vivencia de un IDEAL eso es lo que busca precisamente el hombre. ¿Tú y yo lo buscamos?
¿Estamos en la búsqueda de un IDEAL?
3.5 Características del Ideal: digno, posible e inagotable. Un ideal es la idea noble y
generosa basada en todo un proyecto de vida para hacerlo un mejor ser humano. Quítate todos
esos falsos conceptos sobre el ideal, que si solo es para gente que los cumple solo cuando muere,
que en realidad no vale la pena ya que no me sirve de nada, que un ideal no sirve ya que yo vivo
muy a gusto así, etc.
Un verdadero ideal es un motivo de vida, el por qué vivo, no sólo es una meta que se cumple y ya,
una meta que solo satisface una sola parte de mi vida, por ejemplo: ser millonario, ser famoso, etc.
Cuantas veces el hombre se ha afanado en perseguir estas metas que igual que espejismos
desaparecen y no llenan tu vida. El ideal para ser ideal cumple con 3 características; Digno: Me
debe poner como centro y cúspide, merecedor de esa posición tan privilegiada, debe ser digno y
que merezca que vaya de acuerdo a mi naturaleza.
Posible: A mis capacidades, ideal es diferente a idealismo, marcar que esté a mi alcance, no jugar al
superman.
Inagotable: Nunca termina por ser proyecto de vida, ideal es diferente a meta.
Ejemplos: Madre Teresa de Calcuta (servicio a los más pobres de los pobres) Martín Luther King
(derechos humanos) Mahatma Gandhi (lucha por la libertad de la no violencia) Mi ideal (servicio)
que busque se basará en el servicio. La vida humana tiene dos vertientes totalmente opuestas. Una
es la vertiente del servicio, del progreso, de la mutua ayuda, de las relaciones personales bien
integradas, del avance de la ciencia, de tener lo necesario para una vida digna.
La otra vertiente es lo inútil de la vida: El egoísmo exagerado, la desconfianza, los crímenes, las
drogas, el sexo desordenado, los fraudes y las torturas. Cada persona humana, con su modo de
vivir, dice hacia qué vertiente se inclina, si hacia el lado útil y constructivo de la vida o hacia el lado
perjudicial y destructivo. Cada uno de nosotros tendremos que elegir. No podemos quedarnos
paralizados, porque esa parálisis es ya la vertiente negativa. Al bien tenemos que llamarlo bien y al
mal tenemos que llamarlo mal. Hay criminales que se admiran a sí mismos. Se consideran muy
inteligentes porque han logrado escapar de la policía. Consideran sus crímenes como hazañas de
inteligencia y heroicas. Claramente se están inclinando a la vertiente negativa de la vida. En
cambio, los que están animados de un sincero deseo del bien común, los que se sacrificaron en
aras de la Patria o de su familia, los que dedicaron su tiempo a la investigación por hacer la vida
más atractiva, los que ayudaron moral o económicamente a los más necesitados y supieron
compartir sus bienes, sin engañosa avaricia, estos y otros ideales que se inclinan a la vertiente
constructiva de la vida. Los que así proceden no lo hacen en vano. No quieren ser estériles
higueras plantadas en los huertos de la vida, sino que quieren SERVIR, SER UTILES a los demás y
en esto encuentran la satisfacción interior que inunda el corazón de paz y aun de felicidad.
Recuerda sino vives para servir no sirves para vivir Ideales que puedes tomar: de servicio, paz,
dignificar si no lo hay... ¡créalo! ¿En dónde? ¡Donde tú estés!
3.6 Esta vocación dará sentido a nuestra existencia, dignificará y guiará toda nuestra vida.
Toda la vivencia de un ideal es una vocación a ser un hombre pleno, a ser verdaderamente centro
y cúspide de la creación y a cumplir la función para que fuiste creado. Solo el ideal dará sentido a
tu existencia, la dignificara y la guiara a un destino cierto.
4. CONCLUSIÓN.
Ahora que te has descubierto con todas tus potencialidades y te sabes el centro de la creación,
medita: ¿Qué quieres hacer de tu vida? ¿Estás dispuesto a luchar por alcanzar tu ideal? Analizamos
que somos centro y cúspide, busquemos ser seres humanos completos en desarrollo de nuestras
capacidades, vayamos en busca de un ideal que nos engrandezca y nos permita ocupar este nivel,
tienes todo para ser feliz. “El hombre es digno ya por ser hombre pero es más digno por darle un
verdadero valor a su vida en un IDEAL”. Y ahora. ¿Qué harás con tu vida? UNA VIDA COMPLETA
EN LA VIVENCIA DE UN IDEAL.
Material de Apoyo
TEXTOS DE JUAN PABLO II
Quizás una de las más vistosas debilidades de la civilización actual este en una inadecuada visión
del hombre. La nuestra es, sin duda, la época en que más se ha escrito y hablado sobre el hombre,
la época de los humanismos y del antropocentrismo. Sin embargo, paradójicamente, es también la
época de las más hondas angustias del hombre respecto de su propia identidad y destino, del
rebajamiento del hombre a niveles antes insospechados; época de valores humanos conculcados
como jamás lo fueron antes. (Brasil)
No es necesario repetir, porque todos los conocéis bien, los daños que trae al hombre la
autosuficiencia de una cultura y de una técnica cerradas a lo trascendente, la reducción del
hombre a mero instrumento de producción, víctima de ideologías preconcebidas o de la fría lógica
de las leyes económicas, manipulado para fines utilitaristas e intereses de grupos que ignoraron e
ignoran el bien verdadero del hombre. (Brasil)
Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación. Amenazas que tienen
siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la voluntad frágil, en la forma superficial de
considerar la vida. (Polonia) No queráis imitar ciertos modelos extranjeros, basados sobre el
desprecio del hombre o sobre el interés. No tratéis de correr en busca de necesidades artificiales
que os darán una libertad ilusoria u os llevaran al individualismo, mientras que la aspiración
comunitaria está tan fuertemente arraigada en vosotros. No os dejéis ilusionar por los atractivos
de ideologías que os hacen vislumbrar una felicidad completa, siempre aplazada para más
adelante. (Costa de Marfil)
De igual modo, debemos ser cada vez más sensibles a la grandeza del hombre como nos ha sido
manifestada en el misterio de la encarnación y de la redención: cuan preciosa es cada alma
humana y que ricos los tesoros de la gracia y del amor. (Alemania)
Sólo el hombre que es capaz de una decisión total y definitiva, el hombre en quien concuerdan
cuerpo y alma, el hombre que está dispuesto a dedicar toda su energía a su salvación, sólo este
hombre es inmune contra la secreta disgregación de la fundamental sustancia humana. (Alemania)
Sin embargo, si miramos profundamente en el corazón de los hombres, entonces veremos
frecuentemente gran incertidumbre personal, deseos de comprensión e iluminación del sentido de
la vida. En el fondo, muchos hombres, cada vez más, quieren ante todo intentar encontrarse a si
mismos. (Alemania)
Literatura, teatro, cine, arte figurativo se entienden hoy fundamentalmente como critica, como
protesta y oposición, como denuncia de lo establecido. Lo bello parece desaparecer como
categoría del arte en favor de una representación del hombre en su negatividad, en su
contradicción, en su falta de salida, en su ausencia de todo sentido. Tal parece ser el actual "ecce
homo". El llamado "mundo sano" es hecho objeto de un cínico escarnio. (Alemania)
Descargar

Plática 2: La Vocación a ser Persona