Indica las provincias atravesadas por esta línea así como las unidades morfoestructurales y los ríos
principales. Explica el origen, el tipo de roquedo y el tipo de relieve.

Las provincias atravesadas por esta línea son de N a Sur: Cantabria, Palencia, Valladolid, Ávila (C.A. de
Castilla y León); Madrid; Toledo y Ciudad Real (C.A. de Castilla La Mancha); Córdoba y Málaga (C.A. de
Andalucía).

Las unidades morfoestructurales que atraviesa son de N a Sur:
-
La parte oriental de la Cordillera Cantábrica (“montaña cantábrica”). Es una cordillera alpina intermedia
surgida en la orogénesis alpina de la Era Terciaria a partir de los sedimentos depositados en el borde del
Macizo Hespérico durante el Mesozoico o Era Secundaria. La forma de relieve es de pliegues suaves o estilo
jurásico. El roquedo predominante es la caliza y, por la abundancia de CO2 en el agua -al ser una zona muy
húmeda con mucha vegetación- aparece el típico modelado kárstico (dolinas, cuevas subterráneas, poljés, etc.).
Un ejemplo de este modelado es la cueva del Soplado. La cercanía de la cordillera al mar hace que en esta zona
predominen los acantilados aunque también existen playas (la de San Vicente de la Barquera es un ejemplo).
En la zona son características las rasas y las pequeñas rías provocadas sobre todo por la erosión diferencial.
Los ríos más importantes de esta zona son Deva y Besaya.
-
Submeseta Norte. La línea atraviesa la depresión del Duero es un bloque del zócalo paleozoico hundido en la
orogénesis alpina y desde finales del Terciario se ha ido rellenando de sedimentos. En el piedemonte
encontramos las rañas o depósitos de canchales. El interior de la depresión presenta relieve horizontales: la
zona más elevada está ocupada por los páramos o plataformas horizontales protegidas por una capa más
resistente de caliza; los niveles inferiores están ocupados por suaves colinas o campiñas creadas por la red
fluvial cuando las rocas son menos resistentes (arcillas, margas, yesos) que, hoy día, son amplias llanuras
cerealísticas como la Tierra de Campo; o por las llanuras de inundación del Duero y sus afluentes forman las
fértiles vegas. Debido a la continentalidad del clima de esta zona –pocas e irregulares lluvias- y a la
deforestación podemos encontrar cárcavas en algunos lugares de roquedo arcilloso.
-
El Sistema Central –entre la Sierra de Guadarrama y la de Gredos- una cordillera de bloques formada al
fracturarse el zócalo paleozoico en la orogénesis alpina y elevarse unos bloques (horst) y hundirse otros
(graven). El roquedo es paleozoico –de la era primaria- predominando en esta zona el granito con formas de
modelado típicas como las agujas y canchales en las zonas más altas, berrocales, domos o las arenas-pardo
amarillentas en las de menor altitud.
-
La Submeseta Sur. En ella encontramos de Norte a Sur:
o
o
La depresión del Tajo es una cuenca sedimentaria de origen y características similares a la del Duero,
aunque de menor extensión y altitud. También encontramos páramos, campiñas y vegas en las
provincias de Madrid y Toledo.
Los Montes de Toledo similares al Sistema Central pero de menor altitud. El roquedo es de pizarras y
cuarcitas (rocas metamórficas) con el típico relieve apalachense en algunos lugares.
o
-
La Mancha es la mayor llanura de España que atraviesa el río Guadiana. El zócalo paleozoico está
cubierto de una capa de sedimentos terciarios y cuaternarios. Es la zona de cultivo de viñedos más
extensa de España.
Sierra Morena es un escalón de roquedo paleozoico fracturado que bordea la Meseta por el sur. Importante
zona minera.
-
Valle del Guadalquivir es una depresión de origen terciario cubierta de sedimentos finos de origen marino y
continental que dejan un paisaje de campiñas con algún páramo (mesas) y cerro testigo (alcor).
-
Cordilleras Béticas: una gran cordillera alpina surgida en la Era Terciaria al levantarse parte del macizo bético
y plegarse los sedimentos mesozoicos depositados en la fosa bética. Las cordillera se divide: Penibética y
Subbéticas. La línea pasa junto a la Serranía de Ronda, perteneciente a la Cordillera Penibética, que
trascurre paralela a la costa. En esta sierra, el roquedo es calizo con buenos ejemplos de modelado kárstico. En
el interior encontramos pequeñas depresiones u hoyas rellenadas de sedimentos cuaternarios como la de
Antequera o Ronda.
-
Costa mediterránea andaluza. El relieve costero se caracteriza por la alternancia de acantilados y pequeñas
llanuras costeras con playas.
Descargar

Realizar estos ejercicios del libro de la pág 50 y 51 o los siguientes: