Proposición del Sen. Jorge Legorreta Ordorica, del Grupo Parlamentario del Partido
Verde Ecologista de México, la que contiene punto de acuerdo sobre la explotación
de un pozo a 2000 metros de profundidad en la Delegación Iztapalapa.
Recinto del Senado de la República, a 12 de Julio de 2011.
SEN. MANLIO FABIO BELTRONES RIVERA
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA DE LA
COMISIÓN PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN
PRESENTE
El suscrito, JORGE LEGORRETA ORDORICA, Senador de la República de la LXI
Legislatura del H. Congreso de la Unión, con fundamento en el artículo 8 fracción II y 276
numeral 1 del Reglamento del Senado de la República, someto a la consideración de esta
Honorable Asamblea la siguiente proposición con Punto de Acuerdo, al tenor de la
siguiente:
EXPOSICION DE MOTIVOS
Ante la presión que tienen las fuentes de abasto de agua, la sobre explotación de los
mantos acuíferos y los hundimientos que sufre nuestra Ciudad, parece increíble que
insistamos en aumentar la oferta de agua a través de las mismas acciones que nos
colocan hoy en una crisis hídrica sin precedentes.
En repetidas ocasiones hemos expresado nuestra preocupación por el impacto y
modificación que se ha generado sobre nuestro ciclo hidrológico. Resulta asombroso vivir
en una situación de aparente escasez durante el estiaje, mientras que durante el
temporal, con las primeras lluvias tener desastres naturales asociados con la falta de
control de las precipitaciones pluviales.
En el pasado, la precipitación pluvial se infiltraba y recargaban los mantos acuíferos
mediante los cuales un porcentaje importante de nuestra Ciudad se abastece. Hoy por
hoy, los caudales de lluvia son desaprovechados, se suman e inundan las partes bajas de
la Capital que registran hundimientos cada vez más severos derivados de la
sobreexplotación de los mantos acuíferos y los bajos niveles de recarga de los mismos.
El crecimiento del consumo de agua en nuestro país trajo consigo el aprovechamiento
acelerado de las aguas subterráneas a mediados del siglo XX, derivado de los usos del
vital liquido y las sequías que azotaron al territorio nacional. En 1950 se da un impulso
importante a esta fuente de abasto.
Los diagnósticos de la Comisión Nacional del Agua son contundentes, de 32 acuíferos
sobreexplotados en 1975 se pasó a 104 en 2006. Los acuíferos sobreexplotados se
triplicaron en cerca de tres décadas. Lo realmente relevante de estos acuíferos
sobreexplotados, es que suministran cerca del 80% del volumen total del agua que se
extrae del subsuelo en nuestro país.
Un reto fundamental que tiene nuestro país y en específico nuestra ciudad, es el de
recargar los mantos acuíferos y la substitución de esa fuente de abasto por otra que
podría ser la lluvia para frenar la extracción de agua.
El termino sobreexplotación se refiere a una extracción de agua mayor a la que se
recarga. La sobreexplotación de los mantos acuíferos trae consigo la desaparición de
manantiales, lagos, ríos, humedales, vegetación, disminución de los gastos de los pozos,
aumento de costos y energía asociados a la extracción, intrusión de agua de mar y
hundimientos y agrietamientos del terreno.
Consideramos imposible aumentar la oferta siguiendo los patrones de manejo actuales,
debemos controlar la demanda y disminuir la presión sobre las fuentes de abasto.
Impensable es importar agua desde más lejos despojando a los pobladores de esas
comunidades del agua, para satisfacer las necesidades de la ciudad. Asimismo, resulta
impensable seguir extrayendo agua de los mantos.
Como parte de un nuevo modelo de manejo del agua, debemos controlar la precipitación
pluvial que registra nuestra ciudad y convertirla en nuestra primer fuente de abasto,
tenemos que hacer un uso responsable del agua a través del tratamiento, la reutilización y
el reciclaje. Es fundamental frenar la sobreexplotación de nuestros mantos;
particularmente registrar y sancionar a todos aquellos que cuenten con pozos y tomas
clandestinas o estén haciendo mal uso de sus pozos y tomas regulares. Es imperativo
medir el agua que de nuestros mantos se extrae, sin medición, no hay valoración.
Debemos procurar infiltrar más agua de la que extraemos de nuestros mantos.
Contrario a un nuevo modelo y nueva cultura del agua en nuestro país, insistimos con la
aplicación de las mismas fórmulas que alimentan día a día este ciclo negativo y que nos
sumen cada vez más en una crisis del agua.
Desde hace algunos meses, el Sistema de Aguas del Distrito Federal, encabezado por
Ramón Aguirre Díaz, anunció la realización de pruebas para la obtención de agua potable
a 2000 metros de profundidad. El 23 de febrero el Sr. Aguirre Díaz por medio de su
cuenta de Twitter expresó en evidente tono festivo: “Encontrar una nueva fuente de abast
(sic) de agua es indispensable. Prox (sic) mes iniciamos la perforación de un pozo a 2,000
mts de profundidad!!!”. El 24 de febrero manifestó en relación a las necesidades de
abasto de nuestra Ciudad: “La otra opción es lograr traer agua de 2,000 m de
profundidad. Iniciamos un pozo de estudio, si resulta positivo sera (sic) un home-run”.
Con base en información que trascendió en medios de comunicación se conoce que la
obra deberá concluirse en abril de 2012 y para entonces se determinará si existe agua, en
qué cantidad y con qué calidad. En caso positivo, se buscará perforar tres o cuatro pozos
más. El pozo se encuentra ubicado en Javier Rojo Gómez y Río Churubusco. Para la obra
se destinaron 30 millones de pesos.
Ante acciones de tal magnitud es fundamental revisar a cabalidad las consecuencias que
medidas de este tipo traerán al medio ambiente, y a la población que se encuentra
cercana al sitio en cuestión.
Seguimos alimentando ciclos negativos del manejo del agua que nos han arrastrado y
hundido de manera literal a una crisis de la que resulta complicado salir, si las acciones
para remediarla son las mismas que nos han llevado a ella.
Debemos detener la sobreexplotación de los acuíferos, reducir la presión sobre las
fuentes de abasto tradicionales y aumentar la recarga de los mantos.
La crisis hídrica de nuestra Ciudad requiere de manera urgente nuevos modelos de
manejo y una nueva cultura del uso del agua, por ello y por todo lo anteriormente descrito,
sometemos a su consideración la siguiente proposición con:
PUNTO DE ACUERDO
PRIMERO.La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta
respetuosamente al Sistema de Aguas del Distrito Federal a que presente un informe a
esta soberanía con los elementos que comprueben la viabilidad técnica, energética,
económica, social y ambiental del nuevo pozo que se encuentra en proceso de
perforación a 2000 metros de profundidad en la Delegación Iztapalapa.
SEGUNDO.La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta
respetuosamente al Sistema de Aguas del Distrito Federal a que presente un informe a
esta soberanía con un balance que exprese el comparativo entre agua que se infiltra a los
acuíferos de manera natural o artificial, y agua que se extrae de los mismos determinando
el grado de sobreexplotación de los mismos.
TERCERO.La Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión, exhorta
respetuosamente al Sistema de Aguas del Distrito Federal a que presente un informe a
esta soberanía que exprese las opciones que se han evaluado para enfrentar los retos
que en materia de abasto de agua nuestra Ciudad presenta y la justificación técnica,
social y económica de las medidas de solución que se están tomando, tales como, la
búsqueda de agua a 2,000 mts. de profundidad.
Por el Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México:
SEN. JORGE LEGORRETA ORDORICA
Descargar

Proposición del Sen. Jorge Legorreta Ordorica, del Grupo