Tribunal Administrativo de Antioquia
República de Colombia
Sala Segunda de Decisión Oral
Magistrada Ponente: Beatriz Elena Jaramillo
Medellín,
Referencia:
Demandante:
Demandado:
Radicado:
Instancia:
Decisión:
Nulidad Y Restablecimiento del Derecho –LaboralLillyam del Socorro Urrego Arango
 Unidad Administrativa Especial de Gestión
Pensional y Contribuciones Parafiscales de la
Protección Social –UGPP FOSYGA.
 Cajanal E.I.C.E. en liquidación.
05-001- 33- 33-010- 2014- 00624- 01
Segunda.
Revoca auto que rechazó demanda.
La conciliación extrajudicial como requisito de
procedibilidad no es exigible cuando se acude a
la
jurisdicción
para
reclamar
derechos
irrenunciables, como lo es el reconocido en una
prestación social.
Interlocutorio N°:
El Juzgado Décimo Administrativo Oral de Medellín mediante
auto del día 29 de agosto de 2014 (folio129), rechazó la
demanda al considerar que previo a presentar la demanda
que nos ocupa se debió haber agotado la conciliación
prejudicial ; dentro del término oportuno el apoderado de la
parte demandante interpuso y sustentó por escrito el recurso
de apelación (folio 132).
ANTECEDENTES
De la demanda y demás actuaciones:
El 26 de agosto de 2013 la señora LILLYAM DEL SOCORRO
URREGO ARANGO, a través de apoderado judicial presentó
demanda en contra de
la UNIDAD ADMINISTRATIVA
ESPECIAL
DE GESTION PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES
PARAFISCALES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL y el FOSYGA, ante
la jurisdicción ordinaria –especialidad laboral-. El Juzgado
Dieciséis Laboral de Medellín inició el trámite de la
demanda; tuvo por no contestada la demanda; decisión
frente a la cual fue solicitada la apelación. El Tribunal Superior
de Medellín –Sala Laboral- al desatar el recurso de apelación
declaró la nulidad de todo lo actuado y dispuso la remisión
del expediente a los Juzgados Administrativos del Circuito
de Medellín.
La demanda le fue asignada por reparto al Juzgado Décimo
Administrativo del Circuito de Medellín, quien mediante
proveído del 18 de julio de 2014 inadmitió la demanda,
exigiendo entre otros requisitos la copia de la conciliación
extrajudicial.
La parte demandante mediante escrito allegado el día 31
de julio de 2014 pretende cumplir con lo exigido por el
Juzgado; respecto de la conciliación extrajudicial que se le
exigió, indica a folios 96, que de acuerdo a lo establecido en
el artículo 13 de la Ley 1285 de 2009 la conciliación
extrajudicial solo se exige como requisito de procedibilidad
cuando se pretenda controvertir en sede jurisdiccional,
tenga le carácter de conciliable; de acuerdo al artículo 53
de la Constitución Política, en concordancia con el artículo
14 del Código Sustantivo del Trabajo el derecho a la
seguridad social – la prestación pensional- constituye un
patrimonio irrenunciable e inalienable del trabajador; así, la
conciliación y la transacción como mecanismos alternativos
de la solución de conflictos sólo resultan admisibles en las
controversias que giran en torno a los derechos y discutibles
razón por la cual, no resulta procedente exigir el mecanismo
de procedibilidad de la conciliación extrajudicial, prevista en
el artículo 13 de la Ley 1285 de 2009; en el presente caso se
discute
un descuento realizado sobre una prestación
pensional dado su carácter de derecho irrenunciable, cierto
e indiscutible.
Auto apelado:
En decisión proferida el día 29 de agosto de 2014 el Juzgado
Diez Administrativo de Medellín rechazó la demanda por no
haberse aportado el requisito de procedibilidad –
conciliación extrajudicial-, establecida en el artículo 13 de la
Ley 1285 de 2009. El juzgado previamente inadmitió la
demanda para que se cumpliera con el requisito, pero el
apoderado de la parte demandad no cumplió con el
requisito: “no alegó la constancia de la conciliación, requisito de
procedibilidad en esta jurisdicción, ni tampoco hizo mención alguna
sobre la misma”1; y agregó que: “Es de anotar entonces que este
no es un asunto relacionado con la reliquidación de pensión por
factores salariales, los cuales están exentos del requisito de
procedibilidad”2.
La Impugnación:
En tiempo oportuno el apoderado de la parte demandante
interpuso recurso de apelación (folio 132) contra el auto que
Rechazó la demanda argumentando en su escrito los mismos
términos indicados en el escrito por medio del cual pretendía
subsanar los requisitos -folios 96- indicó que que de acuerdo a lo
establecido en el artículo 13 de la Ley 1285 de 2009 la
conciliación extrajudicial solo se exige como requisito de
procedibilidad cuando se pretenda controvertir en sede
jurisdiccional, tenga le carácter de conciliable; de acuerdo
al artículo 53 de la Constitución Política, en concordancia
con el artículo 14 del Código Sustantivo del Trabajo el
derecho a la seguridad social – la prestación pensionalconstituye un patrimonio irrenunciable e inalienable del
trabajador; así, la conciliación y la transacción como
mecanismos alternativos de la solución de conflictos sólo
resultan admisibles en las controversias que giran en torno
a los derechos y discutibles razón por la cual, no resulta
procedente exigir el mecanismo de procedibilidad de la
conciliación extrajudicial, prevista en el artículo 13 de la Ley
1285 de 2009; en el presente caso se discute un descuento
realizado sobre una prestación pensional dado su carácter
de derecho irrenunciable, cierto e indiscutible.
CONSIDERACIONES DE LA SALA.
Competencia
Según lo establecido por el artículo 153 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo,
el Tribunal Administrativo de Antioquia es competente para
resolver el recurso de apelación contra los autos susceptibles de
este medio de impugnación, proferidos por los Jueces
Administrativos en primera instancia.
Además, le asiste el conocimiento del recurso en estudio,
considerando lo dispuesto por el artículo 243 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, el
cual contempla el auto que rechaza la demanda como de
aquellos frente a los cuales es procedente la apelación.
1
2
Folio 129 vuelto
Folio 130 vuelto
Caso concreto.
Teniendo en cuenta el escrito de la demanda que obra a
folios 90 a 96, se pretende la declaratoria de la nulidad de la
resolución No UGM 027539 de enero 19 de 2012 por la cual
CAJANAL E.I.C.E en liquidación le descontó a la señora
LILLYAM DEL SOCORRO URREGO
ARANGO, sobre el
retroactivo de la pensión de vejez, la suma de $5.293.500 por
concepto de descuento en salud a favor de COOMEVA.;
solicitó como restablecimiento del derecho que se le
ordenara a la UNIDAD ADMINISTRATIVA ESPECIAL DE GESTION
PENSIONAL Y CONTRIBUCIONES PARAFISCALES DE LA
PROTECCIÓN SOCIAL, A CAJANAL EN LIQUIDACION y al
FOSYGA en forma individual, solidaria o conjunta la
devolución de los descuentos de los aportes en salud.
Se informa que mediante la resolución citada CAJANAL en
liquidación le reconoció a la demandante la pensión de
vejez a partir del 21 de enero de 1996, con efectos fiscales a
partir del 23 de septiembre de 2007, en la cual se le descontó
por concepto de salud a favor de COOMEVA la suma de
$5.293.500. “a sabiendas que no se le prestó el servicio médico antes
del pago efectivo de la pensión, pues a ella se le prestaba el servicio
de salud como beneficiaria de su cónyuge3”.
Que la demandante le solicitó a la UGPP la devolución de los
dineros descontados por salud y mediante comunicado del
04-09-2012- No 20122101114081 le fue negada.
Problema Jurídico
Teniendo en cuenta la decisión objeto del recurso, le corresponde
a la Sala determinar si fue ajustada a derecho la decisión del
Juzgado de Primera Instancia, en el sentido de efectuar el
RECHAZO de la demanda por no haberse cumplido con el
requisito de procedibilidad de la conciliación extrajudicial,
exigido por el artículo 13 de la Ley 1285 de 2009 en concordancia
con el numeral 1 del artículo 161del Código de Procedimiento
Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.
Régimen Jurídico aplicable.
La Ley 1285 del 22 de enero de 2009, por medio de la cual se
reforma la Ley 270 de 1996 Estatutaria de la Administración
de Justicia “establece en su artículo 13 que:
3
Folio 91
Artículo 13. Apruébase como artículo nuevo de la Ley 270 de
1996 el siguiente:
“Artículo 42A. Conciliación judicial y extrajudicial en materia
contencioso-administrativa. A partir de la vigencia de esta
ley, cuando los asuntos sean conciliables, siempre constituirá
requisito de procedibilidad de las acciones previstas en los
artículos 85, 86 y 87 del Código Contencioso Administrativo o
en las normas que lo sustituyan, el adelantamiento del trámite
de la conciliación extrajudicial.” (Entiéndase en vigencia de
la Ley 1437 de 2011, los artículos 138, 141y 140)(se resalta).
Respecto a los requisitos de procedibilidad el artículo 161 del
Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso
Administrativo establece:
“Artículo 161. Requisitos previos para demandar. La
presentación de la demanda se someterá al cumplimiento
de requisitos previos en los siguientes casos:
1. Cuando los asuntos sean conciliables, el trámite de la
conciliación
extrajudicial
constituirá
requisito
de
procedibilidad de toda demanda en que se formulen
pretensiones relativas a nulidad con restablecimiento del
derecho, reparación directa y controversias contractuales.
En los demás asuntos podrá adelantarse la conciliación
extrajudicial siempre y cuando no se encuentre
expresamente prohibida.
Cuando la Administración demande un acto administrativo
que ocurrió por medios ilegales o fraudulentos, no será
necesario el procedimiento previo de conciliación”.
Se pone de presente que las normas transcritas advierten que
la conciliación extrajudicial únicamente se exige como
requisito de procedibilidad cuando el asunto que se
pretende controvertir en sede jurisdiccional, tenga el
carácter de conciliable. No obstante ello, las normas no
señalaron las pautas o criterios que le permitieran al juez
identificar la naturaleza de los asuntos que eventualmente
pueden someterse al trámite de la conciliación
extrajudicial.
Sin embargo, debe decirse que el artículo 53 de la
Constitución Política es la preceptiva que autoriza la
conciliación o transacción sobre los derechos de carácter
laboral. En efecto, por intermedio de la citada cláusula
constitucional, el constituyente de 1991 le atribuyó al
Congreso de la República el deber de expedir el estatuto del
trabajo teniendo en cuenta, entre otros aspectos, unos
principios mínimos fundamentales de carácter laboral, la
irrenunciabilidad de los beneficios mínimos contenidos en las
normas laborales y las facultades para conciliar y transigir
sobre derechos inciertos y discutibles.
Así se lee en el citado artículo:
“Articulo 53. El Congreso expedirá el estatuto del trabajo. La
ley correspondiente tendrá en cuenta por lo menos los
siguientes principios mínimos fundamentales:
Igualdad de oportunidades para los trabajadores;
remuneración mínima vital y móvil, proporcional a la
cantidad y calidad de trabajo; estabilidad en el empleo;
irrenunciabilidad a los beneficios mínimos establecidos en
normas laborales; facultades para transigir y conciliar sobre
derechos inciertos y discutibles; situación más favorable al
trabajador en caso de duda en la aplicación e
interpretación de las fuentes formales de derecho; primacía
de la realidad sobre formalidades establecidas por los
sujetos de las relaciones laborales; garantía a la seguridad
social, la capacitación, el adiestramiento y el descanso
necesario; protección especial a la mujer, a la maternidad
y al trabajador menor de edad.
El Estado garantiza el derecho al pago oportuno y al reajuste
periódico de las pensiones legales.
Los convenios internacionales del trabajo debidamente
ratificados, hacen parte de la legislación interna.
La ley, los contratos, los acuerdos y convenios de trabajo, no
pueden menoscabar la libertad, la dignidad humana ni los
derechos de los trabajadores.”.
En este orden de ideas, el artículo en cita establece como
garantía fundamental en materia laboral, el principio de la
irrenunciabilidad a los beneficios mínimos establecidos en las
normas laborales, el cual refleja el sentido reivindicatorio y
proteccionista que para todo trabajador tiene el derecho
laboral. De tal forma que las garantías establecidas en su
favor, no puedan voluntaria, ni forzosamente, por mandato
legal, ser objeto de renuncia.
Lo anterior explica el carácter de orden público que ostentan
las normas que regulan el trabajo humano, y el hecho de que
los derechos y prerrogativas en ellos reconocidos se sustraigan
a los postulados de la autonomía de la voluntad privada. Así
lo preceptúa el artículo 14 de Código Sustantivo del Trabajo,
al señalar que: “las disposiciones legales que regulan el trabajo
humano son de orden público y, por consiguiente, los derechos y
prerrogativas que ellas conceden son irrenunciables.”.
Sobre este particular, debe decirse que el derecho a la
seguridad social, en punto de la prestación pensional,
constituye un patrimonio inalienable e irrenunciable, del
trabajador, el cual hace parte de las condiciones de dignidad
y justicia que deben orientar toda relación laboral.
Así lo ha sostenido el Consejo de Estado4:
“ (…)
La anterior, es la razón de ser del condicionamiento
señalado en la ley, para exigir la conciliación extrajudicial,
como requisito de procedibilidad del contencioso
administrativo laboral “…cuando los asuntos sean
conciliables…” de lo contrario el legislador no hubiera
consignado dicha frase.
(…)
Insiste la Sala en que para la exigencia del requisito de
procedibilidad en examen, el juez en materia contencioso
administrativa debe observar extremo cuidado con “los
derechos ciertos y discutibles” susceptibles de conciliación
en materia laboral, puesto que la mayoría de ellos son
irrenunciables e imprescriptibles y para sus destinatarios son
fundamentales, como sucede con el derecho a la pensión.
De ahí que el rechazo de la demanda por ese motivo
implica el observar especial responsabilidad en la actividad
judicial. (…).”.
De acuerdo con las normas transcritas, y las consideraciones
que anteceden, la conciliación y la transacción como
mecanismos alternativos para la solución de conflictos sólo
resultan admisibles en las controversias que giran en torno a
derechos inciertos y discutibles razón por la cual, no resulta
procedente exigir como requisito de procedibilidad la
conciliación extrajudicial, prevista en el artículo 13 de la ley
1285 de 2009 y numeral 1 del artículo 161 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso
Administrativo si lo que se quiere discutir, como en este caso,
es la legalidad de los descuentos realizados en una prestación
pensional dado su carácter de derecho irrenunciable, cierto e
indiscutible.
Solución del caso.
Sentencia de 1 de septiembre de 2009. Rad. 2009-00817-00 M.P. Alfonso Vargas Rincón,
reiterada en la sentencia fechada el día 11 de marzo de 2010, Sección segunda, Consejero
Ponente, Gerardo Arenas Monsalve, Radicación número: 25000-23-25-000-2009-00130-01
(1563-09).
4
Teniendo en cuenta los hechos de la demanda, se tiene que
a la señora LILLYAM DEL SOCORRO URREGO mediante la
resolución No UGTM 027539 del 19 de enero de 2012
CAJANAL en liquidación le reconoció la pensión de vejez,
disponiendo a su vez el descuento de la suma de $5.293.500
por concepto de salud a favor de COOMEVA. El juez de
primera instancia inadmitió la demanda, entre otros, para
que se allegara la constancia de la realización de la
conciliación prejudicial que establece el artículo 13 de la ley
1285 de 2009 en concordancia con el numeral 1 del artículo
161 del Código de Procedimiento Administrativo. La parte
demandante en el escrito por medio del cual pretendió
cumplir con los requisitos exigidos en el auto inadmisorio
respecto de la conciliación prejudicial le hizo saber que en el
caso puesto en conocimiento y que nos ocupa la
conciliación prejudicial solo procede cuando el asunto que
se pretende controvertir en sede judicial tenga el carácter de
conciliable. Que se está frente a un derecho a la seguridad
social, que como prestación pensional constituye un
patrimonio inalienable e irrenunciable del trabajador, el cual
hace parte de las condiciones de dignidad y justicia que
deben orientar toda relación laboral; por lo que la
conciliación extrajudicial que se le exige resulta sería
admisible si la controversia que gira en torno a un derecho
incierto y discutible, pero en el presente caso se quiere
discutir la legalidad del descuento realizado sobre una
prestación pensional dado su carácter de derecho
irrenunciable, cierto e indiscutible. Juzgado de instancia
rechazó la demanda indicando que el presente caso no es
un asunto relacionado con la reliquidación de pensión por
factores salariales los cuales están exentos del requisito de
procedibilidad.
El auto que rechazó la demanda por falta de agotamiento
del requisito de procedibilidad –conciliación extrajudicial –
será revocado por lo que pasa a explicarse:
Está plenamente demostrado con la documentación anexa
a la demanda que mediante la resolución UGM 02739 del 19
de enero de 2012, a la señora LILLYAM DEL SOCORRO
URREGO ARANGO, le fue reconocida su pensión de
jubilación –folio 8-; que en artículo 2° de la citada resolución
se indicó: “El Fondo de Pensiones Públicas del Nivel Nacional pagará
al interesado (a) la suma a que se refiere el artículo anterior, con los
reajustes correspondientes, previas las deducciones ordenadas por la
ley, con observancia del turno respectivo”; que de acuerdo al
documento que obra a folios 29, le fue descontada la suma
de $5.293.500, para el pago de la seguridad social –
COOMEVA-, suma que es la que se reclama sea devuelta
mediante esta demanda.
Atrás se indicó que la conciliación extrajudicial solo se exige
como requisito de procedibilidad cuanto el asunto que se
pretenda controvertir en sede judicial tenga el carácter de
conciliable; pero que las normas –artículo 13 de la Ley 1285
de 2009 y artículo 1° del artículo 161 del Código de
Procedimiento Administrativo- no señalan las pautas o
criterios que le permitan identificar al juez la naturaleza de
los asuntos que eventualmente pueden someterse a la
conciliación extrajudicial; por lo en materia laboral se debe
acudir al artículo 53 de la Constitución Política que garantiza
el principio de irrenunciabilidad a los beneficios mínimos
establecidos en las normas laborales al igual que al artículo
14 de Código Sustantivo del Trabajo, que dispone que las
disposiciones legales que regulan el trabajo humano son de
orden público y, por consiguiente, los derechos y prerrogativas
que ellas conceden son irrenunciables. Así, entonces,
el derecho a la seguridad social, en punto de la prestación
pensional, constituye
un patrimonio inalienable
e
irrenunciable, del trabajador, el cual hace parte de las
condiciones de dignidad y justicia que deben orientar toda
relación laboral; por lo que para la Sala no existe duda que se
está frente un asunto irrenunciable, como lo es el dinero que
le fue reconocido a la demandante en su pensión de vejez y
del cual se dispuso en el numeral 2 de la resolución UGM
027539del 19 de enero de 2012, una deducción, la que se
materializó cuando fue incluida en nómina de pensionado;
descuento que es el que se discute en esta demanda. Por
este aspecto, no se debe exigir el requisito de procedibilidad
de conciliación extrajudicial.
Corolario de lo anterior el auto que rechazó la demanda por
faltar el requisito de procedibilidad
-conciliación
extrajudicial– en el presente asunto, será revocado. El juez de
primera instancia analizará los demás elementos procesales
de admisibilidad del presente medio de control de nulidad y
restablecimiento del derecho.
En mérito de lo expuesto, EL TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE
ANTIOQUIA - SALA SEGUNDA DE ORALIDAD,
RESUELVE
PRIMERO: REVOCAR, el auto del 29 de agosto de 2014,
proferido por el Juzgado Décimo Administrativo del Circuito
de Medellín, que rechazo la demanda de la referencia por
falta del requisito de procedibilidad –conciliación
extrajudicial-, por lo expuesto en la parte motiva.
El juez de primera instancia analizará los demás elementos
procesales de admisibilidad del presente medio de control
de nulidad y restablecimiento del derecho.
SEGUNDO: Cumplida la notificación de esta providencia se
ordena remitir el expediente a su lugar de origen para lo de
su competencia.
Esta providencia, se estudió y aprobó en Sala, según Acta
No._____.
NOTIFÍQUESE, CÚMPLASE Y DEVUÉLVASE
LOS MAGISTRADOS
BEATRIZ ELENA JARAMILLO MUÑOZ
GONZALO JAVIER ZAMBRANO VELANDIA
GLORIA MARÍA GÓMEZ MONTOYA
Descargar

notifíquese, cúmplase y devuélvase