SUSPENSIÓN CONDICIONAL DE LA EJECUCIÓN DE LA PENA / Presupuestos / Elemento
subjetivo: Gravedad de la conducta – antecedentes personales, sociales y familiares del
sentenciado.
De acuerdo con lo establecido en el artículo 63 del Código Penal, la suspensión condicional de la ejecución de
la pena se sujeta a los siguientes requisitos, que deben cumplirse en forma coetánea, pues la falta de uno
cualquiera de ellos determina su negación: a) que la pena imponible no exceda de treinta y seis meses (tres
años) de prisión; b) que los antecedentes personales, sociales, y familiares del sentenciado, así como la
modalidad y gravedad de la conducta punible indiquen que no es necesario ejecutar la pena; y c) que el
sentenciado pague en forma total la pena de multa, en los casos en que ésta concurra (último presupuesto
adicionado por la Ley 890 de 2004, artículo 4º).
(…)
El segundo presupuesto, en cambio, es de carácter subjetivo, pues su acreditación se somete al juicio
ponderativo que haga el funcionario de (1) la personalidad del sentenciado, revelada a través de sus
antecedentes personales, sociales y familiares, y (2) la modalidad y gravedad del delito, manifiesta en la
concretas circunstancias de ejecución de la conducta punible, en orden a concluir si el sentenciado requiere o
no de que se le haga efectiva la pena impuesta.
(…)
La Corte Suprema de Justicia sobre éste punto expresó: “Recuérdese que fue voluntad del Constituyente de
1991, definir en el artículo 248 de la Carta Política que “Únicamente las condenas proferidas en sentencias
judiciales en forma definitiva tienen la calidad de antecedentes penales y contravencionales en todos los
órdenes legales.” dejando en claro, de esta manera, cuáles de las informaciones que alberga el Estado por
concepto de investigaciones penales o contravencionales, tienen la entidad de antecedentes penales; y, por
exclusión, debe aceptarse, así mismo, que las informaciones atinentes a las investigaciones penales que
adelantan las autoridades y, que no constituyan antecedentes penales, pueden servir a los funcionarios
judiciales para inferir “los antecedentes personales, sociales y familiares del sentenciado así como la
modalidad y gravedad de la conducta punible...” y emitir consecuentemente el pronóstico que exige el artículo
63-2 del Código Penal, para establecer la viabilidad de la concesión del mecanismo sustitutivo de la ejecución
de la pena. "
(…)
Pues bien, en el presente evento, el ente acusador anunció que en contra del señor MARTÍNEZ PÉREZ se
tramita una causa penal por el punible de “Hurto Calificado y Agravado”, por hechos acaecidos el 21 de
febrero de 2011, en el municipio de La Plata, en el que al día siguiente se le formularon cargos ante el
Juzgado Tercero Penal Municipal con Función de Control de Garantías de esa localidad, audiencia en la que
se allanó a la incriminación1. Indudablemente, esa anotación judicial, se itera, permite establecer la
personalidad del sentenciado que en forma inconcusa aconseja la ejecución física de la pena, para que se
active su función de prevención, tanto especial como general, amén de evitar que continúe poniendo en
peligro a la comunidad.
TRIBUNAL SUPERIOR DE DISTRITO JUDICIAL
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
1
Folio 23
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
Magistrado Ponente
HERNANDO QUINTERO DELGADO
Radicación
No.41551-60-00-597-2011-00431-01
Procedencia
Juzgado 1º Penal Cto de Pitalito
Contra
Édgar Martínez Pérez
Delito
Receptación
Asunto
Apelación Sentencia Anticipada
Decisión
Revoca
Aprobación Acta No.
01677
Neiva, veintinueve (29) de noviembre de dos mil once (2011)
I.
MOTIVO DE LA DECISIÓN
Entra la Sala a pronunciarse respecto del recurso de apelación
interpuesto y sustentado por la Fiscalía 24 Seccional de Pitalito,
contra la sentencia proferida por el Juzgado Primero Penal del Circuito
de esa ciudad, fechada el 08 de septiembre de 2011, que condenó a
ÉDGAR MARTÍNEZ PÉREZ como autor penalmente responsable del
delito de “Receptación” a la pena principal de veinticuatro (24) meses
de prisión y multa de tres punto treinta y tres (3.33) salarios mínimos
legales mensuales vigentes; así como a la accesoria de inhabilitación
para el ejercicio de derechos y funciones públicas por igual lapso al de
la privativa de la libertad, le concedió el subrogado penal de la
suspensión condicional de la ejecución de la pena.
II.
DE LOS HECHOS
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 2 de 9
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
El 23 de marzo del presente año, a las 06:25 horas, aproximadamente,
a la altura de la Calle 11 con carrera 1ª del barrio “Los Cámbulos”, del
municipio de Pitalito, el señor ÉDGAR MARTÍNEZ PÉREZ fue
capturado cuando transportaba la motocicleta marca Yamaha Rx,
color azul, sin placas, en una camioneta de servicio público, a quien se
le preguntó por la documentación del velomotor, sin que los exhibiera,
razón por la cual se le condujo a las instalaciones de la Policía
Nacional, donde se verificó que el automotor había sido hurtado dos
días antes, en la vereda Toribio del municipio de Suaza (H) al señor
STIVEN DAZA. El aprehendido expresó a los gendarmes que le
habían ofrecido la suma de doscientos mil pesos ($200.000.oo) para
que llevara la motocicleta a esa ciudad.
III.
ACTUACIÓN PROCESAL
Ante el Juez Tercero Penal Municipal de Pitalito con funciones de
Control de Garantías, el 24 de marzo de 2011, se adelantaron las
correspondientes audiencias preliminares concentradas de control de
legalidad de la captura, que se declaró ajustada a derecho; de
formulación de imputación como autor del delito de Receptación, en la
que aceptó los cargos; y de imposición de medida de aseguramiento.
El 08 de septiembre pasado, el Juzgado Primero Penal del Circuito de
Pitalito, profiere sentencia condenatoria en contra del imputado,
decisión que es objeto del recurso de alzada.
IV.
DE LA SENTENCIA
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 3 de 9
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
Aduce que la flagrancia en la aprehensión y la aceptación libre e
informada de los cargos, permite un conocimiento más allá de toda
duda razonable para condenar al allanado.
Así al realizar la individualización punitiva precisó que por Receptación
la pena a imponer, era de 48 meses y multa de 6.66 smlmv.
Posteriormente, con el descuento del 50% por el allanamiento,
conforme a lo dispuesto en el artículo 351 del Código de
Procedimiento Penal, determina que la pena sería de veinticuatro (24)
meses de prisión y multa de tres punto treinta y tres (3.33) salarios
mínimos legales mensuales vigentes.
Adicionalmente, decidió reconocerle el beneficio contenido en el
artículo 63 del Código Penal, por cuanto a su juicio cumplía con el
factor objetivo y subjetivo.
V.
DISENSO DE LA FISCALÍA
Aduce la delegada de la fiscalía que no era posible conceder el
subrogado penal al sentenciado, toda vez que en su contra se tramita
un proceso penal por el delito de “Hurto Calificado y Agravado”, ante el
Juzgado Tercero Penal Municipal de Pitalito, en el que MARTÍNEZ
PÉREZ aceptó los cargos; por ello, pide que se revoque la providencia
en ese punto, para que en su lugar se deniegue suspender
condicionalmente la ejecución de la pena.
VI.
DE LAS CONSIDERACIONES
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 4 de 9
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
De acuerdo con lo establecido en el artículo 63 del Código Penal, la
suspensión condicional de la ejecución de la pena se sujeta a los
siguientes requisitos, que deben cumplirse en forma coetánea, pues la
falta de uno cualquiera de ellos determina su negación: a) que la pena
imponible no exceda de treinta y seis meses (tres años) de prisión; b)
que
los
antecedentes
personales,
sociales,
y
familiares
del
sentenciado, así como la modalidad y gravedad de la conducta punible
indiquen que no es necesario ejecutar la pena; y c) que el sentenciado
pague en forma total la pena de multa, en los casos en que ésta
concurra (último presupuesto adicionado por la Ley 890 de 2004,
artículo 4º).
El primero y el último requerimiento, son de carácter objetivo, pues
basta con tomar en consideración si la pena impuesta no excedió el
umbral consagrado en la ley, y confirmar la satisfacción de la sanción
pecuniaria cuando la misma sea concurrente, a efectos de concluir su
acreditación.
El segundo presupuesto, en cambio, es de carácter subjetivo, pues su
acreditación se somete al juicio ponderativo que haga el funcionario de
(1) la personalidad del sentenciado, revelada a través de sus
antecedentes personales, sociales y familiares, y (2) la modalidad y
gravedad del delito, manifiesta en la concretas circunstancias de
ejecución de la conducta punible, en orden a concluir si el sentenciado
requiere o no de que se le haga efectiva la pena impuesta.
Es decir que el cumplimiento del requisito subjetivo del subrogado de
la suspensión condicional de la ejecución de la pena, depende de que
la estimación de esos dos aspectos sea positiva, de suerte que si esa
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 5 de 9
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
valoración es fallida o adversa para alguno de esos aspectos, dado
que ambos deben concurrir en forma simultánea con igual signo
positivo, no se tendrá por acreditado éste presupuesto, deviniendo
como consecuencia ineludible la negación del instituto en comento.
En efecto, el juzgador encontró abastecido el presupuesto objetivo
(monto de la pena de prisión), al igual que la valoración de la
personalidad del sentenciado, al hacer la ponderación de la modalidad
y gravedad del delito por el que resultó condenado el aquí procesado,
concluyendo en un juicio positivo que le permitió obtener un pronóstico
indicativo de que no requería de la ejecución efectiva de la pena.
En el caso analizado, el apelante aduce que no se cumple con esa
condición subjetiva exigida, necesaria para su concesión, toda vez que
el sentenciado tiene en su haber otra causa penal en la que se acogió
a cargos, mostrándose inconforme con la decisión tomada por el a
quo, que concedió al procesado el subrogado de la condena de
ejecución condicional.
La Corte Suprema de Justicia sobre éste punto expresó: “Recuérdese
que fue voluntad del Constituyente de 1991, definir en el artículo 248
de la Carta Política que “Únicamente las condenas proferidas en
sentencias judiciales en forma definitiva tienen la calidad de
antecedentes penales y contravencionales en todos los órdenes
legales.” dejando en claro, de esta manera, cuáles de las
informaciones que alberga el Estado por concepto de investigaciones
penales o contravencionales, tienen la entidad de antecedentes
penales; y, por exclusión, debe aceptarse, así mismo, que las
informaciones atinentes a las investigaciones penales que adelantan
las autoridades y, que no constituyan antecedentes penales, pueden
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 6 de 9
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
servir a los funcionarios judiciales para inferir “los antecedentes
personales, sociales y familiares del sentenciado así como la
modalidad
y
gravedad
de
la
conducta
punible...”
y
emitir
consecuentemente el pronóstico que exige el artículo 63-2 del Código
Penal, para establecer la viabilidad de la concesión del mecanismo
sustitutivo de la ejecución de la pena. 2"
De éste modo, es incuestionable que el denominado factor subjetivo,
que puntualiza sobre la modalidad y naturaleza de la conducta punible,
y sobre las condiciones personales, familiares y laborales, impedían
concederlo dada la “personalidad” del infractor y la “gravedad de la
conducta” que ejecutó, en la medida que debió considerar los
antecedentes de todo orden (características del delito, responsabilidad
y personalidad), a los componentes sociales y familiares a valorar, de
los cuales podía determinar si existía o no la necesidad de ejecutar la
pena, que por las informaciones referentes a las investigaciones
penales que se adelantaban o que se adelantaron, aludidas por la
fiscalía, daban un resultado negativo respecto de la concesión del
mecanismo sustitutivo de la ejecución de la pena.
Pues bien, en el presente evento, el ente acusador anunció que en
contra del señor MARTÍNEZ PÉREZ se tramita una causa penal por el
punible de “Hurto Calificado y Agravado”, por hechos acaecidos el 21
de febrero de 2011, en el municipio de La Plata, en el que al día
siguiente se le formularon cargos ante el Juzgado Tercero Penal
Municipal con Función de Control de Garantías de esa localidad,
audiencia en la que se allanó a la incriminación3. Indudablemente, esa
anotación judicial, se itera, permite establecer la personalidad del
2
Sentencia del 5 de octubre de 2006, radicado 25.248. M. P. Mauro Solarte Portilla.
3
Folio 23
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 7 de 9
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
sentenciado que en forma inconcusa aconseja la ejecución física de la
pena, para que se active su función de prevención, tanto especial
como general, amén de evitar que continúe poniendo en peligro a la
comunidad.
Adicionalmente, el a quo omitió estudiar la naturaleza y el grado de
lesividad de la conducta delictiva, para establecer la viabilidad del
reconocimiento del subrogado, toda vez que habiendo aceptado
cargos por otro delito el 21 de febrero del presente año, en un término
no mayor de un mes, no solo volvió a delinquir, con lo que incumplió
su obligación de observar buena conducta, sino que al reincidir lesionó
un bien jurídico afín al cumplimiento de su pena, específicamente el de
la recta y eficaz impartición de justicia, menospreciándolo, dándole un
valor o trato inferior al que debía proporcionarle. A su vez, al adquirir
mercancía hurtada, dificultó con mayor razón las pesquisas que sobre
ese delito se adelantaban, facilitando a sus autores el logro de sus
propósitos; todo ello, permite señalar que no era procedente reconocer
la suspensión condicional de la ejecución de la pena al sentenciado
ÉDGAR MARTÍNEZ PÉREZ, por lo que se revocará el numeral cuarto
de la decisión que se revisa y se librará la correspondiente orden de
captura, a fin de que cumpla la pena en forma intramural.
Baste lo anteriormente expuesto, para que el TRIBUNAL SUPERIOR
DEL DISTRITO JUDICIAL DE NEIVA, en Sala de Decisión Penal,
administrando justicia, en nombre de la República y por autoridad de la
ley,
VII.
RESUELVA
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 8 de 9
Receptación
EDGAR MARTINEZ PEREZ
Rad. 2010-00182-01
Primero. REVOCAR el numeral cuarto de la sentencia recurrida, para
que en su reemplazo NO CONCEDER al sentenciado ÉDGAR
MARTÍNEZ PÉREZ, el subrogado de la suspensión condicional de la
ejecución de la pena. Como consecuencia de lo anterior, líbrese la
correspondiente orden de captura, para efecto del cumplimiento de la
pena impuesta.
Segundo. CONFIRMAR en lo demás la sentencia recurrida, de fecha
y origen conocidos.
Contra la presente decisión procede el recurso de casación.
Las partes quedan notificadas en estrados.
HERNANDO QUINTERO DELGADO
ÁLVARO ARCE TOVAR
JAVIER IVÁN CHÁVARRO ROJAS
LUISA FERNANDA TOVAR HERNÁNDEZ
Secretaria
Copiado al tomo_______ folio__________ de Sentencias de segunda
instancia
SALA CUARTA DE DECISIÓN PENAL
Página 9 de 9
Descargar

2011-00431-01