INVITADO, ASILADO O RESIDENTE: ERICH HONECKER Y CHILE.
Aspectos históricos, políticos y diplomáticos de un problema internacional.
por
Saturno.
RESUMEN.
La investigación en torno a la Historia de las Relaciones Internacionales de Chile nos permite
comprender los procesos políticos en los que el país se ha visto involucrado, en especial cuando
son recientes. El efecto de Erich Honecker a la embajada chilena en Moscú provocó un problema
grave en las relaciones bilaterales Chile - Alemania, el cual debió ser resuelto por el gobierno de
Patricio Aylwin (1990 – 1994) a través del Ministerio de Relaciones Exteriores en post de no
lesionar la apertura de la vida internacional que vivía Chile. Por lo tanto, el caso Honecker se
convirtió en uno de los episodios más importantes de la historia de las Relaciones Internacionales
de Chile luego de la vuelta a la democracia.
Palabras Clave: Chile, Erich Honecker, Embajada, Ministerio de Relaciones Exteriores.
ABSTRACT.
The research on the history of Chile's international relations allows us to understand the political
processes with which the country has been involved, especially the recent ones. The effect
of Erich Honecker in the Chilean Embassy in Moscow created a severe problem with the
Chilean-German bilateral relations. The resolution to this problem was accredited to Patricio
Aylwin's Administration (1990-1994) through the Ministry of Exterior Relation's support of not
damaging the start of the international life that lived Chile. The case of Honecker therefore turned
into one of the most important episodes in the history of Chile's international relations after the
return to democracy.
Key words: Chile, Erich Honecker, Embassy, Ministry of Exterior Relations
INTRODUCCIÓN.
En las últimas décadas Chile ha sido testigo y protagonista de una vertiginosa
proliferación de su política internacional, mediante el establecimiento de buenas relaciones
bilaterales y multilaterales con otros estados. Progreso que se vio marcado por una política post
gobierno militar centrada en la apertura al mundo, ya sea desde la política, la economía, la
cultura, la educación, etcétera. Pero ¿Qué sucedió cuando esta naciente bonanza política se vió
amenazada? ¿Qué ocurre cuando los intereses políticos internos son favorecidos por sobre los
externos? En suma ¿Cuáles son los efectos de la intervención de Chile en el concierto mundial
post guerra fría?
La presente investigación surge a raíz de los cursos de Historia de Europa, Relaciones
Internacionales y Unión Europea, que durante la vida universitaria motivaron profundamente al
autor a investigar, situación acrecentada en el presente artículo, gracias a la vasta veta de fuentes
primarias oficiales disponibles y la minina investigación científica del tema presentado.
El 11 de Diciembre de 1991 ingresa en calidad de “huésped” a la embajada chilena en la
Federación Rusa, el ex líder socialista, Erich Honecker, quien había gobernado con puño de
hierro a la República Democrática Alemana. La implacable figura marxista fue acogido en la
misión chilena, lo que generó un profundo problema internacional, ya que Honecker era entonces
perseguido para comparecer ante la justicia por los asesinatos cometidos durante su régimen.
Esta investigación presenta todos los factores posibles que influyeron en el proceso de
acogida y solución de dicha crisis, re realiza un análisis acabado, partiendo desde un contexto
histórico, la misión de la política exterior chilena en aquella época, las gestiones y búsqueda de
soluciones favorables, hasta las consecuencias políticas internas y externas del llamado “Caso
Honecker”. Hemos hecho uso intensivo de fuentes primarias oficiales: Telex y Oficios del
Ministerio de Relaciones Exteriores, Actas y sesiones de la Cámara de Diputados, como también
de prensa nacional: El Mercurio, La Nación, Que Pasa e internacional: Berliner Morgenpost y
Berliner Zeitung. En síntesis, se plantea como objetivo único, la reflexión en torno al rol de Chile
ante una política global, país que aunque pareciese alejado de los conflictos mundiales, ha pasado
a ser protagonista de tales episodios de la historia. Esperamos sea una contribución positiva real
al conocimiento histórico y político nacional.
1. CONSIDERACIONES PRELIMINARES.
Al referirnos al proceso histórico a investigar en el presente artículo, es necesario tener
algunos conceptos básicos pero transversales, en los cuales se cimenta el aparato teórico de este
complejo episodio para la diplomacia chilena. Estas nociones nos permitirán comprender en toda
su amplitud las causas y consecuencias de tan connotado problema para las relaciones
internaciones de Chile, ya sea desde un aspecto netamente histórico, o directamente político y
diplomático.
1.1. Relaciones Internacionales.
La complejidad de las Relaciones Internacionales (RRII) como edificación teórica no es menor,
Es una tarea ardua debido a las visiones que los numerosos autores han planteado a lo largo del
siglo XX1. La construcción de una sola línea interpretativa, que abarque en su amplitud todos los
ribetes de este caso nos plantea un desafío inmediato.
En el ámbito del estudio de las RRII se reconoce como objeto primario la búsqueda
incansable de la paz2, hablando desde el contexto de la posibilidad de un enfrentamiento bélico.
Ahora bien, si llevamos esta premisa a los cánones de esta investigación, las RRII entre Alemania
y Chile aunque no se encuentran en estado de guerra ni al borde de un enfrentamiento armado; sí
está presente el hecho que los actores diplomáticos y los estados buscaron incansablemente la
articulación del mejor de los acuerdos, en post de un desarrollo armónico e integral para el
escenario post Guerra Fría3. Ambos estados, a pesar de sus abismales diferencias, se encontraban
en el centro de la mira internacional por el Caso Honecker.
1
MEDINA, Cristián. La historia de las relaciones internacionales en Chile: Construcción teórica y balance
historiográfico. Boletín de la Academia Chilena de la Historia. Santiago Nº 121: 171 – 193, 2012.
2
PEREIRA, Juan Carlos. Diccionario de Relaciones Internacionales y Política exterior, Barcelona, Ariel, 2008, p
854.
3
Sobre La Guerra Fría véase: DA CAL, Enrique; DUARTE, Ángel; VEIGA, Francisco, La paz simulada: una
historia de la guerra fría 1941 – 1991. Madrid: Alianza, 1997; GADDIS, John, La guerra fría. Barcelona, RBA, 2008;
JUDT, Tony, Postguerra: Una historia de Europa desde 1945. Madrid, Taurus, 2006; LEFFLER, Melvyn, La guerra
después de la guerra, Estados Unidos, la Unión soviética y la Guerra fría. Barcelona, Critica, 2008; MCMAHON,
Robert, La guerra fría una breve introducción. Madrid, Alianza, 2009; POWASKI, Ronald, La guerra fría: Estados
Unidos y la Unión Soviética, 1917 – 1991. Barcelona, Crítica, 2000; VEIGA, Francisco, El desequilibrio como
orden: una historia de la postguerra fría 1990-2008. Madrid, Alianza, 2009.
Según la visión de uno de los precursores de esta disciplina, Pierre Renouvin, el estudio
de las RRII se ocupa de analizar y de explicar los tratos entre las comunidades políticas
organizadas dentro de un territorio, es decir entre los Estados, así como también, los vínculos
establecidos entre los pueblos y entre los individuos que componen los pueblos4. Sin dudas una
perspectiva audaz y avanzada para una época donde las RRII solo eran competencia de los
Estados.
Es entonces el estudio de esta disciplina, la que nos proporciona el sustento teórico vital
para desarrollar esta investigación, sobre un caso clave para el desarrollo de las RRII de Chile
desde el regreso a la democracia. Llevando estas características al estudio que realizó Ortiz5 que
nos dice que las RRII abarcan en su seno parte de la política exterior, tal cual ocurrió con
Honecker y su relación con Chile, en suma todos los vínculos afectan la posición de un estado
frente a otros estados6.
1.2. Política Exterior.
La política exterior no puede entenderse sin su vínculo con el Estado7, lo que provoca una
compleja estructuración teórica. La confusión al momento de estudiar tal concepto suele ser
recurrente, es común aludir una política exterior estatal como exclusiva del gobierno de turno,
cayendo el peso de su responsabilidad en el ejecutivo. Por su puesto esta labor también depende
de las diferentes instituciones estatales y sociales que influencian el desarrollo de una política
exterior determinada. El panorama internacional y por ende la acción exterior no puede analizarse
4
RENOUVIN, Pierre; DUROSELLE, Jean - Baptiste. Introducción a la historia de las relaciones internacionales.
México D.F. FCE, 2000, p 9.
5
ORTIZ, Eduardo. El estudio de las relaciones internacionales, Santiago, FCE, 2000.
6
Según Pereira, RRII es: (…) “el estudio científico y global de las relaciones históricas que se han desarrollado entre
los hombres, los estados y las colectividades supranacionales en el seno de la sociedad internacional” PEREIRA,
Juan Carlos, La historia de las Relaciones Internacionales Contemporáneas, Ariel. Madrid, 2001, p 14; Mientras que
para Brown son: (…) “Las relaciones estratégico – diplomáticas entre los estados, y el foco característico de la
disciplina enta en temas tales como el conflicto y cooperación, la guerra y la paz” BROWN, Chris, Understading
International Relations, Ebbw Vale, Great Bretain, 1997. Sobre una profundización del desarrollo de la disciplina de
las RRII y su influencia durante el siglo XX remitimos a: RENOUVIN, Pierre; DUROSELLE, Jean - Baptiste. Op.
cit; DUROSELLE, Jean – Baptiste, Todo imperio perecerá: Teoría sobre las relaciones internacionales, México,
FCE, 1998; DEL ARENAL, Celestino, Introducción a las relaciones internacionales, Madrid, Tecnos, 1993;
BARBÉ, Esther, Relaciones Internacionales, Madrid, Tecnos, 1995; PALOMARES, Gustavo, Teoría y concepto de
las relaciones internacionales, Madrid, Universidad Nacional de Educación a distancia, 1999; MERLE, Marcel,
Sociología de las relaciones internacionales, Madrid, Alianza, 1991.
7
Estado representa una de las formas de las sociedades políticas (…) “Se trata, en definitiva, de un producto
histórico, sujeto a transformaciones y que debe su aparición a la combinación de una serie de factores de tipo
económico, técnico, social e incluso cultural” En: PEREIRA, Op. cit, p 372
independiente de las políticas públicas nacionales. No debe desasociarse de las decisiones
internas que afectan al país8.
Es complejo aventurar una definición única, por lo que podemos remontarnos a la
definición de Diplomacia que el británico Harold Nicolson presentó en la obra clásica que lleva
el mismo nombre, desarrollada posterior a la Primera Guerra Mundial.
“El diplomático, en su condición de funcionario del servicio civil, depende
del secretario de relaciones exteriores; este, por ser miembro del gabinete,
depende de la mayoría del parlamento, y el parlamento, por no ser más que una
asamblea representativa, está subordinado a la voluntad del pueblo soberano”9.
El balance que realizó Nicolson, a pesar de que está enmarcado en el contexto del sistema
monárquico constitucional de Gran Bretaña, expresa brillantemente como se realiza la
administración de la política exterior a través de los diferentes cargos y responsabilidades
políticas del sistema estatal.
En el transcurrir del siglo XX muchos teóricos han levantado diferentes visiones y
definiciones sobre el concepto de Relaciones Internacionales, lo que muestra su complejidad. Por
lo mismo, una de las más acertadas y cercanas para esta investigación es la planteada por
Calduch:
“Aquella parte de la política general formada por el conjunto de decisiones
y actuaciones mediante las cuales se definen los objetivos y se utilizan los medios
de un Estado para generar, modificar o suspender sus relaciones con otros actores
de la sociedad internacional”.10
Existe entonces, una constante reciprocidad y retroalimentación entre las políticas
públicas internas y la política exterior, la que orienta su accionar hacia el concierto internacional.
El perfil de la política exterior no está exento a los ideales del Gobierno y al funcionamiento
interno del país, además este accionar internacional es un proceso complejo, un andamiaje
delicado, por lo mismo es necesaria su anterior planeación, el que puede organizarse por etapas,
8
PEREIRA, Ibíd., p 788 - 789
NICOLSON, Harols. La Diplomacia 3ª ed. México, FCE. 1994.
10
CALDUCH, Rafael. Relaciones Internacionales. Madrid, Ed. Ciencias Sociales, 1991.
9
que según Pereira son: 1. La elaboración de decisiones y construcción de objetivos. 2. La
ejecución de las acciones previamente organizadas. 3. El Control y valoración los resultados y
consecuencias del accionar del Estado hacia el mundo.
La política exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país11, se
caracteriza por estructurarse de acuerdo a ejes u orientaciones sobre los que se funda el accionar
de Chile en el exterior. Ellos son el respeto al derecho internacional, por medio del cual se
regulan las RRII que mantiene con el mundo. La Integridad territorial, o sea la mantención
responsable y basada en el derecho internacional de nuestro espacio vital. La Promoción de la
democracia y el respeto por los derechos humanos, promulgación establecida sobre valores
como tolerancia, igualdad, derecho a dialogo, etc. Los que son garantizados en nuestro estado de
Derecho. Por último, la Responsabilidad de Cooperar, donde Chile garantiza su participación y
cooperación en los desafíos y problemas internacionales12. Este último más importante en la
presente investigación.
1.3. Ministerio de Relaciones Exteriores.
Es la institución y núcleo principal de la organización y aplicación de la política exterior,
no se puede comprender esta sin la labor del ministerio especializado. En él se administran las
políticas exteriores como un reflejo de los ideales del Estado y por ende del gobierno. Se
formulan estrategias y se ejecutan de acuerdo a lo planificado.
El ministerio de relaciones exteriores de Chile (MINREL) cumple las funciones de
centralizar los intereses del Estado y de la sociedad total en el plano internacional, recopilar y
evaluar las información, la generación de opciones para su posterior elección por el Gobierno, la
comunicación constante con otras entidades de similar labor y la explicación de las decisiones
políticas a otros países del mundo13.
Haciendo especial referencia a una de las labores mencionadas, la comunicación hacia el
exterior, consideramos de vital importancia este aspecto debido a su incidencia directa en el caso
11
Para profundizar sobre la política exterior chilena durante el gobierno de Patricio Aylwin véase: CHILE,
Ministerio de Relaciones Exteriores. “La política exterior de Chile” Santiago, Ministerio de Relaciones Exteriores,
1992; FERMANDOIS, Joaquín. Inserción Global y Malestar regional: la política exterior chilena en el ciclo
democrático, 1990 – 2006. Estudios Latinoamericanos, Santiago, Nº 154. 2006.
12
Política Exterior oficial de Chile. Disponible en: http://www.minrel.gob.cl
13
PEREIRA, Op. cit. p 608
Honecker. La estrecha relación entre las embajadas de Chile en la Federación Rusa y en
Alemania con los respectivos ministerios del exterior de tales Estados fue crucial para el devenir
de este problema diplomático.
1.4. Misión diplomática.
Las misiones diplomáticas son el instrumento más fiel de la ejecución de la diplomacia en
territorio internacional, poseen un objetivo particular y se dividen en misiones especiales o
temporales y las permanentes. La regulación de estas últimas se rige según la Convención de
Viena sobre relaciones diplomáticas de 1961. Donde se establece que su objetivo principal es la
representación y defensa de los intereses del Estado y sus ciudadanos en relación con el Estado
receptor, mediante comunicación fundación de la amistad internacional14.
Las misiones responden al deseo y voluntad del país que las envía a establecer relaciones
diplomáticas permanentes con el Estado que las acoge. Por otro lado, el establecimiento
definitivo de misiones permanentes, ya sean embajadas o consulados, depende del
consentimiento mutuo de las partes que establecerán relaciones, el que se formaliza en un
acuerdo escrito formal.
Existe cierta categorización en torno a las misiones diplomáticas. Las de primera categoría
son las embajadas ante los Estados, la de segundo orden son las delegaciones con un líder
ministro plenipotenciario, por último, la tercera categoría queda relegada para las legaciones con
un encargado de negocios como jefe de la misión.
El personal de una misión diplomática se compone principalmente por agentes
diplomáticos (embajador, cónsul, enviado especial, ministro, funcionarios diplomáticos,
consejeros, asesores y secretarios de embajada, etc.) sumado a administrativos, técnicos y
personal de servicio general.
Particularmente son de importancia las misiones diplomáticas chilenas en Alemania y la
Federación Rusa. Respecto de la primera, las relaciones bilaterales de nuestro país con el estado
germano son de larga data, desde la colonización germana del sur del país durante el siglo XIX.
Con el regreso de la democracia y la apertura hacia el mundo, la relación se ha estrechado,
14
Ibíd. p 616
vinculo que se vio perjudicado por el Caso Honecker, aspecto que ampliaremos más adelante.
Aun así durante las últimas décadas el flujo de autoridades ha sido enriquecedor15.
1.5. Asilo Diplomático.
Sin lugar a dudas uno de los términos trascendentales en lo que respecta a la relación del
señor Honecker con Chile. El asilo diplomático se establece cuando un Estado presta amparo y
protección a una persona no nacional, la que es perseguida por la justicia para rendir cuenta ante
las autoridades por sus faltas y delitos políticos. Esta práctica tiene siglos de tradición, aunque
solo relacionada con la protección de criminales comunes, el factor de socorrer a acusados
políticos es de reciente data.
El asilo está íntimamente relacionado con el establecimiento definitivo de las misiones
diplomáticas en otro Estado.16 Pues el “asilado” es refugiado dentro de edificios diplomáticos que
un Estado tiene acreditados en otro Estado. No existe una regulación global para el asilo, (no fue
considerada en la ya mencionada, Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas de 1961)
La costumbre recurrente de esta práctica del derecho internacional es más común en países
iberoamericanos, por lo mismo se han trazado importantes acuerdos en este contexto. El más
relevante de ellos: La Convención de Caracas sobre Asilo Diplomático, del 28 de marzo de 1954.
En ella se estipuló estrictamente que solo se otorgará asilo cuando el solicitante solo es un
perseguido político, no un criminal de otra índole. Por último los lugares para hacer efectiva la
protección, (según los artículos 1 y 2) son las embajadas, consulados, la residencia del jefe de
misión (ya sea embajador o cónsul), los buques de guerra y campamentos militares17.
En cuanto a la Relación Bilateral Alemania – Chile. Véase: http://chileabroad.gov.cl/alemania/relacionbilateral/relaciones-bilaterales/ En cuanto a la Relación Bilateral Rusia – Chile, El propio Aylwin visitó Moscú en en
1993, para ampliar. Revise: http://chileabroad.gov.cl/rusia/relacion-bilateral/comercio-relaciones-bilaterales/
16
No se puede ni debe entender Asilo Diplomático como un sinónimo de Asilo Territorial. Este último se genera
cuando un Estado brinda protección a un extranjero dentro de sus propias fronteras, está íntimamente relacionado
con el ejercicio de la soberanía. Mientras que el Asilo Diplomático presenta limitaciones en esta soberanía, por estar
establecido fuera de su territorio propio. En: PEREIRA, op. cit.
17
Ibíd., pp 73, 74. Para comprender el asilo diplomático en un marco jurídico internacional véase: BASAVE,
Agustín. Filosofía del Derecho Internacional. México, Ed. Porrúa, 2001
15
2. LA RDA Y CHILE.
El panorama en que se desarrolló “El caso Honecker” para la diplomacia chilena, está
fundado en un contexto histórico particular y único, tanto para la RDA como para nuestro país. A
pesar de las diferencias geográficas, políticas, culturales y económicas que separaban a ambas
naciones, estaban viviendo transformaciones muy similares, en el mismo periodo de tiempo. En
los dos casos, se terminaban largos gobiernos autoritarios, aunque de ideologías antagónicas; y
que se habían anquilosado en el poder. Además se comenzaba a vivir una etapa de democracia,
en la RDA por medio de la reunificación con su símil federal; en Chile, mediante un plebiscito y
posteriores votaciones. Por todo esto, aunque las condiciones de esta transformación estatal son
disímiles, el contexto histórico en que se llevó a cabo es equivalente y sucedió en forma casi
simultánea.
2.1. La República Democrática Alemana.
Nos hicimos con el poder para conservarlo para siempre18
Erich Honecker llegó a la secretaría general del Sozialistische Einheitspartei Deutschlands
(partido socialista unificado de la República Democrática Alemana) en 1971, lo que marcó un
cambio político. En un principio pareció más moderno, demostró posteriormente que su dominio
sería más severo que el de sus predecesores.
Durante su estancia a la cabeza del proyecto socialista independiente alemán, Honecker
llevó a buen puerto algunas de sus misiones, como posicionar a la RDA en el tablero mundial de
forma definitiva, mediante el reconocimiento internacional y la creación de vínculos
diplomáticos. Aun así su gobierno estuvo marcado por una aguda crisis económica, lo que resultó
en una hecatombe social de manifestaciones y represión de parte de la STASI, específicamente
durante los últimos años de mandato19.
El proceso de reformas soviéticas implantadas por Gorbachov20, que buscaban evolucionar
desde un socialismo embrionario, significaban para Honecker sinónimo de nula vialidad y solo
18
HONECKER, Erich (1992 -1993). Notas de la cárcel de Mobiter Notizen, s.l. s.n. s.f.
Sobre el gobierno de Honecker remítase a: DIEZ Espinosa, José; MARTIN DE LA GUARDIA, Ricardo. Historia
contemporánea de Alemania: 1945 1995. Madrid, ed. Síntesis, 1998
20
Sobre Perestroika y Glasnost véase: GORBACHOV, Mijaíl. Perestroika: New thinking for our country and the
world, New York, Harper & Row, 1987; GORBACHOV, Mijail, Perestroika, New York, Harper & Row, 1988;
19
lograba conducir a un caos social, al mismo tiempo que transformaba los partidos comunistas en
inútiles clubes de discusión21. Sumado a todo esto, el tan anhelado éxodo social oriente –
occidente se materializó los últimos días de 1989 cuando el gobierno húngaro eliminó los
puestos de vigilancia que mantenía a lo largo de la frontera con Austria22.
Debido a que Honecker resistió implacable a los vientos de reforma que soplaban desde
Moscú, el partido terminó decidiendo su salida, en post de tratar de rescatar a la alicaída RDA,
sin saber que sus días estaban contados, solo pasaron algunas semanas hasta la caída del Muro de
Berlín y la desfragmentación definitiva de la RDA. En definitiva, poco pudo hacer el vetusto
comunista ante su oposición, finalmente terminó cediendo ante la presión el 18 de octubre. Aquel
mismo día, los medios de comunicación daban la noticia de la dimisión del líder germanooriental,
por supuestos motivos físicos del mandatario, en resumen los problemas de salud que
comenzaban a afectarlo:
“Queridos camaradas: después de maduras reflexiones luego de las
deliberaciones de ayer del Buró Político, y teniendo en cuenta mi enfermedad y la
operación que yo he sufrido, he llegado a la conclusión siguiente: el estado de salud
no me permite más tener la fuerza y la energía para conducir nuestro Partido,
nuestro Estado y nuestro pueblo en el presente y en el porvenir”23
2.2. Chile.
El año 1988 tiene fuertes implicancias históricas para nuestro país, hacía 15 años que se
prolongaba el mandato del General Augusto Pinochet, quien se había mantenido en el cargo
desde 1973. A pesar de ello, los últimos años de la década de los ochentas fueron testigos de una
GORBACHOV, Mijail, Informe politico del Comité Central del PCUS al XXVII Congreso del Partido, Moscú,
Nóvosti, 1986.
21
DIEZ Espinosa, José; MARTIN DE LA GUARDIA, Ricardo. Op. cit. p 246.
22
En este contexto de reformas políticas socialistas, donde el embajador chileno en Bonn, Ricardo Riesco, realizó
sus primeras apreciaciones respecto de la real aplicación de una Glasnost y Perestroika en suelo europeo. De acuerdo
a ello se asume que la URSS estaba tratando de “vender” una imagen hacia occidente, bastante utópica respecto de
sus reformas estructurales y su relación con una “casa” europea. En teoría, se apelaba a lograr un occidente sin
división de bloques y desnuclearizada, aunque contrariamente Gorbachov especifica que la división de las Alemanias
es completamente necesaria ya que actuaría de piedra angular para la construcción de esa idílica y onírica Europa.
En: Oficio Reservado SN, “La casa común Europea”, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en la República
Federal Alemana, 17 de noviembre de 1988.
23
Declaración de Erich Honecker ante el Comité Central del Partido en la reunión del 18 de Octubre de 1989, donde
dimite de su cargo, En: CORVALÁN, Luis. La otra Alemania, RDA: Conversaciones con Margot Honecker,
Santiago: Ical, 2000, p. 91.
serie de cambios en la política estatal. Sergio Onofre Jarpa como ministro del Interior favoreció
una política que incluyó el levantamiento del estado de emergencia, la promulgación de la ley de
partidos políticos y el regreso de los exiliados.
De acuerdo a la constitución de 1980, se realizó el plebiscito del 5 de octubre de 1988,
para decidir la permanencia del gobierno militar de Pinochet hasta 1996 o su salida, además de
posteriores elecciones presidenciales y parlamentarias. En el referéndum venció con un 54,68%
la opción NO. Según lo estipulado, un año después, a las 21:30 horas del 14 de diciembre de
1989, el ministro del interior, Gonzalo García entregó en una declaración oficial un balance final
de dos millones 640 mil 901 votos para Patricio Aylwin, lo que lo llevaba a obtener mayoría
nacional con un 55, 17%; en tanto Hernán Buchi24, candidato del oficialismo obtuvo un 29,04%
y un 15,04% para Francisco Javier Errázuriz.
El símbolo definitivo del final del periodo de Pinochet, fue el acto de cambio de gobierno,
el 11 de marzo de 1990. Ese día el General se desprendió de la banda presidencial que había
usado por más de 17 años y personalmente se la entregó a su nuevo portador, Patricio Aylwin.
Pero esta histórica ocasión estuvo inundada de detalles significativos, que de alguna forma
coronaron más el ambiente que se aprestaba a vivir, según Cavallo.
“Él será el primer Presidente Militar de América que haya regido por
un período tan extenso y que asista a una ceremonia como ésta”25.
Por todo este contexto podemos decir que ambas naciones estaban terminando largos
periodos de gobiernos autoritarios y saludaban una vez a la tan anhelada democracia, ya sea por
votación en Chile o por reunificación como en Alemania. El cambio de década era sinónimo de
profundos cambios, se aprecia entonces las oleadas comunes del periodo en ambos estados, que
luego verían surgir en sus relaciones bilaterales y multilaterales un problema de índole
internacional: “El caso Honecker”.
24
SOTO, Ángel, Historia Reciente de la Derecha Chilena. Antipartidismo e Independiente 1958-1993. Tesis Doctor
Universidad Complutense, Madrid, 2000.
25
CAVALLO, Ascanio, Los hombres de la Transición, Santiago, Andrés Bello, 1992, p. 11.-21.
3. EL CASO HONECKER.
Erich Honecker pasó rápidamente de ser el jerarca supremo de la RDA, figura temida y
respetada del socialismo de Europa del este, ideología que había prolongado incólume su
mandato por largos 18 años desde su cargo de secretario general del SED. Pasó a ser, en solo el
transcurso de unas semanas, una figura política caduca, vencida y posteriormente perseguida por
la justicia alemana. Horas después de su salida del gobierno, manifestantes atacaron el barrio
donde él y su familia residían, lograron huir pero su hija Sonia viajó definitivamente a Chile, ya
que era casada con un nacional, Leonardo Yáñez 26. Este episodio retrata fielmente lo que es la
destrucción definitiva de su imagen de estadista socialista severo y poderoso, para transformarse
solamente en un simple ciudadano.
3.1. Del trono al estrado.
Apenas 20 días después de su salida del gobierno, Honecker fue declarado culpable de la
aguda crisis social y económica en la que se sumía el partido y por ende todo ámbito de la RDA.
Ya el 15 de Noviembre la Fiscalía abre un sumario en su contra lo que provocó su expulsión del
partido, el que lo había cobijado toda su vida. Para el 8 de Diciembre la misma fiscalía acusa de
corrupción, alta traición y abuso de poder al vetusto ex mandatario.
La llegada de la década de los 90 no fue sinónimo de cambio para Honecker, su resentido
estado de salud, lo llevó a ser examinado y diagnosticado. Los resultados evidenciaban un cáncer
al riñón, por el que fue operado inmediatamente en el Hospital La Charité. Luego de un arresto y
una liberación bajo la premisa de “incapacidad para enfrentar el juicio” ingresó en busca de asilo
al hospital militar del ejército soviético en Beelitz, donde sufrió un ataque al miocardio.27
Siguiendo con el proceso judicial, se intensificó la presión de la ley sobre él, el 10 de
Agosto los cargos por malas prácticas de la función pública, fueron cambiados por los de
sospecha de homicidios y lesiones múltiples. En los últimos días de 1990, se redactó una orden
de detención en contra de Honecker, mientras se encontraba hospitalizado. A raíz de esto (según
las propias palabras de Margot Honecker) viajó el 13 de marzo de 1991 desde el Hospital de
Beelitz a Moscú, motivado por la necesidad de una interconsulta y atención medica mejores. Los
26
WITKER, Iván, El caso Honecker, el interés nacional y la política exterior de Chile: contornos y trasfondo de un
problema interméstico. Estudios públicos Santiago Nº 105, 2007.
27
CORVALÁN. Op. cit. p 95.
militares soviéticos sabían que estaban generando un problema político internacional al sacar a
Erich Honecker de Alemania, pero aseguraron que si este desease Asilo en la URSS se le
brindaría de inmediatamente28. Por supuesto las autoridades federales reclamaron vivamente
entregando al Kremlin una petición de extradición.
El matrimonio Honecker recibió importantes visitas políticas soviéticas en el hospital,
incluso del secretario general del partido comunista chileno, Volodia Teitelboim. Luego del alta,
fueron trasladados a una pequeña casa de entorno campestre en las cercanías de Moscú donde se
mantuvieron aislados y con arresto domiciliario. Si a esto sumamos el putsch de Agosto29 que se
vivió en la URSS, el panorama que protagonizaban no era muy alentador, ya que después de este,
el aislamiento y el control se incrementaron.
La relevancia de este problema internacional entre Bonn y Moscú se acrecentaba cada día,
tanto así que el ministro de Justicia alemán, Klaus Kinkel visitó la capital rusa en post de
conseguir una solución expedita a este caso, que perjudicaba la política exterior entre ambos
estados. El ministro de relaciones exteriores ruso en persona le informó a los Honecker sobre la
solicitud de extradición de sus connacionales, aduciendo que la intervención del Kremlin y el
anterior traslado de su persona a territorio soviético había sido un exceso a la soberanía.
Admitiendo su falta, se le solicitó al ex jerarca de la RDA que retornara a su patria
voluntariamente.
Semanas antes, Honecker había enviado una carta explicando su situación a Gorbachov,
de la cual no tuvo respuesta, en ella decía que:
(…) La RDA era un estado soberano, reconocido internacionalmente,
incluso por la RFA. Sus fronteras eran las fronteras occidentales del tratado de
Varsovia, el cual hasta su disolución constituía una comunidad reconocida según
el derecho internacional y cuya existencia después de la fundación de la OTAN
aseguró, en última instancia, la paz en Europa y en el mundo durante 45 años.
(…)En cuanto a la cuestión de mi extradición, yo quisiera declarar que ni volveré a
Alemania hasta que sea levantada la orden de captura. (…) hoy quisiera solicitar a
28
29
Ibíd., p. 98
El putsch relatado por Margot Honecker hace referencia al golpe de Estado contra Gorbachov en 1991.
la dirección soviética, quiera apoyar con todos los recursos que se dispone, nuestro
deseo de unión con nuestra familia en Chile (…)30
Oficialmente, esta es la primera vez que hace su aparición un nuevo actor en este caso,
participante que pasará rápidamente a estar en la palestra de las relaciones internacionales post
guerra fría. Honecker expresó tajantemente a Gorbachov sus máximos deseos, un no rotundo al
regreso voluntario y el anhelo de viajar a Chile, donde ya se encontraba su hija Sonia y sus
nietos, apelando por supuesto a lo frágil de su estado de salud.
Extraoficialmente desde el segundo semestre de 1991, se divulgaban rumores de un
supuesto viaje de Honecker a Chile, al menos así lo ilustraba la prensa internacional y nacional.
En noviembre específicamente la prensa alemana aseveraba el apoyo que Chile le estaba dando
para conseguir el Asilo definitivo31. Por supuesto, solo se trataban de especulaciones
periodísticas.
El 10 de Diciembre de 1991, los Ministros del Interior y Justicia rusos, más el
viceministro de Relaciones Exteriores de la federación Rusa visitaron el hogar de los Honecker,
informándoles que por orden oficial del Estado, serían expulsados del territorio en un plazo
máximo de tres días. El documento entregado por las autoridades declaró que:
“Que se notifique, bajo firma, que el ciudadano de la RFA, Erich Honecker,
de que está obligado a dejar el territorio de la Federación Rusa antes del 13 de
Diciembre de 1991, en caso de no obedecer la presente orden será conducido por
la fuerza a la RFA”.32
3.2. Un huésped incómodo.
La versión oficial de la Embajada Chilena en la federación Rusa, específicamente del
Consejero de esta misión diplomática, José Miguel Cruz, es que Honecker acudió la tarde del 11
de Diciembre, o sea al día después de la entrega de su orden de expulsión por parte del Estado
Ruso, al edificio chileno con la intensión de contarle su situación personal a las autoridades
30
Carta de Erich Honecker, Moscú Agosto 28 1991. CORVALÁN. Op. cit. P 188.
CHILES unterstutzt Asylbegehren Honeckers, Berliner Zeitung, 30. November 1991; KEINE Weihnachtsreise
Honeckers nach Chile, Berliner Morgenpost, 30. November 1991.
32
Firmado por Dunayev, Fiodorov ante el Ministerio de Relaciones exteriores de la Federación Rusa, en: Corvalán
Op. cit.
31
chilenas pertinentes. El ex mandatario alemán solicitó ayuda a la embajada por lo que la señora
Irma de Almeyda, esposa del Embajador Clodomiro Almeyda Medina, matrimonio que conocía
ampliamente a Honecker, lo recibió en calidad de huésped de residencia en las dependencias de
la embajada33.
Por otro lado, Margot Honecker agregó que antes de la notificación de expulsión, los
Almeyda los habían invitado a comer para el 12 del mismo mes. En la residencia del embajador,
Honecker sufrió un repentino ataque cardiaco, por lo que su esposa Margot fue a buscar
medicinas, cuando volvió a la Embajada el Gobierno Chileno enterado de la situación les había
otorgado la protección como huéspedes. Según esta versión de los hechos es el Estado Chileno
quien habría determinado acogerlos temporalmente34
A la mañana siguiente, Honecker ya instalado en la misión chilena, mediante una
declaración oficial, agregaba:
“He tomado conocimiento a través de los medios de comunicación de una
declaración del gobierno de Chile según la cual no se me brindaría Asilo político.
Al respecto deseo aclarar que hasta la fecha nunca he solicitado asilo político a
Chile, sino que he pedido únicamente que se me permita ingresar a ese país para
permanecer con mi familia”35
El ingreso de Honecker a la embajada produjo inmediatamente todo tipo de intereses
extranjeros sobre cuál sería el futuro del ex jerarca. Las legaciones de Azerbaiyán, Kazajstán,
Armenia, Uzbekistán y Turkmenistán solicitaron mayores detalles sobre situación real del caso,
en post de elaborar cada uno sus posturas en torno a la figura de Honecker. Un aspecto
importante es que no existió contacto alguno entre el Estado Ruso y la embajada en las primeras
horas, a pesar del revuelo mediático que todo ello generaba.36
33
Télex Secreto Urgente Nº 560, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 11 de
Diciembre de 1991.
34
Corvalán, Conversaciones, p 103
35
Télex Ordinario Urgente Nº 564, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 12 de
Diciembre de 1991.
36
Télex Secreto Urgente Nº 567, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 11 de
Diciembre de 1991.
La entrada repentina de Chile al Caso Honecker marcó un vuelco en el proceso. Las
miradas Alemania y la Federación Rusa se posaron sobre Chile, por su parte la prensa mundial
comenzó a presionar fuertemente los canales de difusión y comunicaciones de la embajada
chilena en Moscú37. Los corresponsales y equipos de televisión se apostaron rápidamente al
exterior del edificio con la tarea de conseguir alguna entrevista o imagen que aclarara este cambio
de planes.
Margot Honecker acudió a las embajadas de Corea del Norte y Siria en Moscú, con la
intención de solicitar asilo político para su esposo. Ambas naciones responden inmediatamente
aceptando el requerimiento. Por otro lado Cruz, debido al gran asedio del cual era objeto el
edificio: manifestaciones en contra de Honecker y en pro de la entrega de este a la RFA, la prensa
apostada en las afueras, etc. se vio en la necesidad de solicitar al MINREL respaldar las garantías
en el respeto de la convención de Viena sobre relaciones diplomáticas38, ya
que se vio
peligrosamente amenazado en este ámbito.
La situación de planteada también se vio reflejada en el poder legislativo, que el 17 de
diciembre de 1991, incluía el tema en sesión de la cámara baja, en ella el diputado del Partido
Radical Mario Devaud Ojeda, en representación de su coalición apela a la tradición “asiladora”
de nuestro país durante su existencia. En esta intervención, se deja claro el apoyo total al actuar
del gobierno frente a Honecker, a Almeyda por hospedarlo y al Ejecutivo por no expulsarlo de la
misión en el acto. En suma la visión de este partido es la de retribuir la protección a quien recibió
tantos compatriotas asilados en la RDA durante la dictadura39.
3.3. Chile en el ojo de la tormenta.
Como era de esperarse, la onda expansiva también se hizo sentir fuertemente en Santiago.
En declaración pública los ministerios del Interior y RREE de Chile afirmaron que se había
decidido que los huéspedes permanezcan en la embajada hasta encontrar una solución al
problema. Mientras que Wiegand Pabsch, embajador alemán en Santiago, añadió que la actitud
37
Télex Ordinario Urgente Nº 566, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 12 de
Diciembre de 1991.
38
Télex Ordinario Rutina Nº 573, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 16 de
Diciembre de 1991.
39
Sesión 34ª. Procedencia de Calidad de Huésped otorgada a Erich Honecker. Cámara de Diputados, Valparaíso, 17
de Diciembre de 1991.
chilena respecto de Honecker es “lamentable y preocupante”, mientras que Kinkel señaló que el
proceder de Chile era calificado por Alemania como un acto abiertamente hostil”40.
Cinco días después de la entrada de Honecker a la residencia del embajador chileno, el
canciller Ruso Kozirev del Ministerio de RREE declaró oficialmente:
“El gobierno de Alemania debe entrar en contacto con la embajada de
Chile en Moscú para encontrar una salida a la situación que se ha formado en
torno a Erich Honecker que se encuentra allí (…) no hay fundamento para que
Rusia conceda asilo político a Honecker”41
El vínculo Honecker – Chile fue desde el primer momento el tema más delicado de la
política exterior nacional. Por lo mismo se designó rápidamente la asesoría y respaldo profesional
necesarios para encontrar una solución viable y que no terminara por perjudicar más la imagen de
Chile en el exterior. El 15 de diciembre fue enviado a Moscú en calidad de embajador especial,
James Holger42. Además el político Demócrata Cristiano Roberto Cifuentes viajó como emisario
especial a Alemania. Mientras, Almeyda fue requerido y mantenido en Santiago por petición
personal de Aylwin, haciendo uso de sus “vacaciones”.
La posición del gobierno de Kohl no vario en lo más mínimo frente al alojamiento de
Honecker en la misión chilena, la política alemana tenía como objetivo llevar a Honecker ante la
justicia y no se cambiaría de parecer bajo ninguna circunstancia. En los primeros días ya se
barajaba la posibilidad de un viaje a nuestro país, obviamente esto sería un duro golpe para
Alemania y para su relación bilateral con Chile. El ministerio de Justicia, consideró como no
viable la obtención de la extradición de Honecker en el caso hipotético que lograra viajar a
nuestro país.43
40
WITKER, Op. cit. p 261.
Télex Ordinario Urgente Nº 580, Declaraciones Canciller de Rusia sobre Caso Honecker, MINREL, Gobierno de
Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 17 de Diciembre de 1991.
42
Holger es abogado por la Universidad Católica de Valparaíso, tras su ingreso en 1949 al MINREL estudio
Ciencias Políticas en Georgetown y en el Instituto de Estudios Políticos de Paris, Master Degree in Columbia
University, además de Doctor en Historia por la misma casa de estudios. (…) es un profesional capacitado para
resolver el Caso Honecker, frente al “amateur” Clodomiro Almeyda. En: “LA hora del profesional”. Que Pasa, 15
de Junio de 1992.
43
Télex Reservado Rutina Nº 002, Extradición de Honecker, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Alemania,
Bonn, 8 de Enero de 1992.
41
La Alemania de Kohl (…) se irguió con furor moral para que Chile
entregara a Honecker a las autoridades alemanas, sin más trámites. La
Viceministra de relaciones de Bonn, Ursula Seilers – Albring, dijo que “esta
actitud obstinada de Chile podría afectar la ayuda económica44.
El estado de salud de Honecker, se complicó aún más, en Febrero de 1992. En el informe
de diagnóstico médico entregado por Almeyda al MINREL, se considera por supuesto, su
evolución y tratamiento desde su atención en Moscú. Como conclusión tal informe arrojó que el
paciente alemán presentaba: Cálculos en el riñón derecho, quistes múltiples en el riñón izquierdo,
quiste en el riñón derecho, afección focal del hígado – metástasis, cambios difusos en el hígado y
adenoma en la próstata45. Junto con el documento Almeyda solicitó una vez más, que se evalué la
eventual visita a Chile, por razones humanitarias. Por su parte el MINREL recomendó que en
caso de emergencia médica se entregara la información a las autoridades rusas y se solicitará la
atención correspondiente. En resumen, se buscaba garantizar la protección y beneficios de
Honecker como parte de la embajada durante su salida a un hospital por su tratamiento,
incluyendo en los traslados hacia y desde el centro médico.
Las gestiones para la hospitalización fueron un dolor de cabeza para los diplomáticos
chilenos, primer gran sobresalto del caso desde que Honecker era invitado de Chile, si
exceptuamos lo mediático de su ingreso. Además este episodio se posibilitó gracias a la intensas
negociaciones entre los tres Estados, considerando lo delicado que se encontraba Honecker y la
extrema necesidad de ayuda profesional.
A pesar que en un comienzo el propio Honecker se negaba a abandonar la misión por
temor a ser traicionado por el gobierno ruso y deportado en el acto, bajo el compromiso ruso de
garantizar su seguridad la hospitalización se hizo realidad, según lo detallado en la
correspondencia oficial entre la embajada y el MINREL, el traslado hacia el hospital se realizó el
24 de Febrero, sin dificultades:
44
El Mercurio, 28 de Mayo de 1992. En: FERMANDOIS, Joaquín. Mundo y fin de Mundo: Chile en la política
mundial 1900 - 2004, Santiago, Ed. Universidad Católica de Chile, 2004, p 538.
45
Télex Secreto Urgente Nº 068, Informe médico Sr. Honecker, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en
Federación Rusa, Moscú, 12 de Febrero de 1992.
“En la mañana de hoy fue trasladado al sector para diplomáticos del
hospital Botkin, el Sr. Erich Honecker, en su calidad de Huésped de la Embajada
de Chile, para proseguir la investigación sobre el estado de su salud. Esta
hospitalización se ha efectuado con todas las garantías y seguridades requeridas
por el gobierno chileno, por lo que la embajada de Chile agradece muy
sinceramente a las autoridades rusas y en especial al Viceministro de RREE Sr.
Boris Kolokov, por su favorable disposición al respecto”.46
La estadía en el centro médico, fue planeada celosamente por el gobierno chileno, ya que
la posibilidad de una filtración anticipada a los medios podría agravar la situación y elevar la
tensión de Santiago y Bonn, si consideramos que Rusia había comenzado a actuar como un actor
de segundo orden, en un intento de restarle importancia al asunto y evitar daños colaterales en su
propia política exterior, esto se ve ilustrado a la perfección en las declaraciones de Gorvachov
sobre Honecker mientras visitaba Alemania:
“Desde un punto de vista puramente humano, aquel hombre anciano
debería ser dejado en paz. Respecto a una solución al problema desde el punto de
vista político, yo actuaria tal como hizo Boris Yeltsin durante su visita a Alemania.
En ese tiempo él dijo que Honecker era huésped de Gorbachov. Ahora yo digo que
Honecker es huésped de Yeltsin, quien debe tomar una decisión”.47
Este hermetismo ciego incluso llegó al nivel de solicitarle a los médicos rusos no emitir
ninguna declaración de prensa sin excepción, así lo reflejaron los medios nacionales durante los
días que duró la hospitalización en Botkin.48 Realizadas todas las pesquisas, el 3 de marzo
46
Télex Ordinario Urgente Nº 099, Informa hospitalización Sr. Honecker, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada
en Federación Rusa, Moscú, 24 de Febrero de 1992.
47
Una muestra de la posición Rusa frente al problema Honecker, tratar de evitar cualquier problema mayúsculo
haciéndose a un lado en la disputa Alemania Chile. Télex Secreto Urgente Nº 118, Caso Honecker, MINREL,
Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 2 de Marzo de 1992.
48
CANCILLER: Honecker, todo igual, Las últimas Noticias. 28 de Febrero de 1992: En este artículo el Canciller
chileno Silva Cimma asevera que la situación no ha variado y que no agrega ningún dato fuera de la declaración
oficial; HERMETISMO sobre salud de Honecker. La Nación, 28 de Febrero de 1992: en esta nota se realiza un
balance sobre la internación en el hospital destacando la nula entrega de información a los medios respecto de
Honecker; EN reserva condición de salud de Honecker, La tercera, 28 de Febrero de 1992: en este tabloide Silva
Cimma ratificó no dar declaraciones apresuradas, hasta esperar el informe médico final, tampoco hizo comentarios
respecto de la posición alemana ante esta hospitalización; DIAGNÓSTICO sobre Honecker se emitirá en las
próximas horas, El Mercurio, 28 de Febrero de 1992: En esta nota de prensa se agrega que la estadía en la embajada
dependerá del resultado de los exámenes; CANCILLERÍA está a la espera de informe médico de Honecker”, La
Honecker, retorna sin problemas a la misión chilena, tal como había sido garantizado por los
moscovitas. Cabe mencionar que todos los gastos médicos del señor Honecker fueron
considerados como egresos del presupuesto de la Embajada, o sea fueron pagados por Chile49.
En la misma tarde, en comunicación oficial, Almeyda transcribía el informe final de
diagnóstico de la junta médica del hospital de Botkin, el que arrojaba, luego de una seguidilla de
exámenes, que el estado de salud del ilustre paciente era completamente satisfactorio, se
encontraba mucho mejor de lo que esperaban, no presentaba molestias ni dolencias50. Para el
mundo, el factor llamado “humanitario”, en lo que respecta a su salud condicionaba la
determinación del viaje a Chile o Corea del Norte, las claras preferencias del Matrimonio
socialista, por lo mismo este informe médico daba lugar al pronto regreso a Alemania para
comparecer ante la justicia.
Almeyda, aliado de Honecker y representante de la política exterior chilena finalizó sus
servicios como embajador en Moscú, la salida se llevó a cabo con la máxima de las reservas
periodísticas, aun así, generó problemas internos entre el partido socialista y Aylwin por la
decisión tomada, en remplazo de don Clodomiro, Holger asumió el cargo de líder de la misión en
forma permanente. Externo a la embajada, el gobierno de Yeltsin formó una serie de guardias en
las afueras del edificio chileno, lo que aumentaba aún más la presión política.
3.4. El Término de una larga visita.
Los meses que llevaba Honecker en calidad de huésped en la embajada significaron para
Chile una intensificación significativa de la comunicación y por ende de las relaciones bilaterales
con Bonn y Moscú, aspecto cubierto por sus embajadas en las respectivas ciudades. Las semanas
previas al término de la estancia del ex jerarca alemán en la misión chilena estuvieron plagadas
de rumores periodísticos, internacionales y nacionales, en los cuales se vaticinaba el abandono de
la embajada, agregando supuestas fechas tentativas.
Época, 28 de Febrero de 1992: en este artículo Silva Cimma dice que él no está en la mentalidad de los médicos y
que no sabe cuál será la fecha para los resultados sean comunicados al mundo. Todas estas noticias se encuentran
presente en el dialogo entre el MINREL y la Embajada chilena en Bonn. Télex Ordinario Urgente Nº 041, MINREL,
Gobierno de Chile, Embajada en Alemania, Bonn, 28 de Febrero de 1992.
49
Gastos que ascendieron a la suma total de US$ 4.369, según lo especificó Almeyda al MINREL, si consideramos
el valor del dólar en 1992, La factura le costó a Chile 1.584,112 pesos. En: Oficio Reservado Nº 004, Comprobante
de Contabilidad Nº 229, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 29 de Abril de 1992.
50
Télex Secreto Urgente Nº 127, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 3 de Marzo
de 1992.
Dentro de este panorama el propio Kohl, en conferencia de prensa en Bonn, tras ser
consultado por la situación alemana respecto del caso Honecker, aseguró que las conversaciones
internacionales estaban llegando a buen puerto, no dió una fecha fija, pero predecía pronto fin del
problema. En cuanto a las “garantías políticas” que Alemania podía otorgarle al acusado dijo:
“no hay garantías especiales de parte del gobierno alemán ya que este no
es un asunto político sino que judicial”51
Durante toda su estancia en territorio ruso, los deseos de los Honecker eran lograr la
autorización del estado para poder viajar a un tercer país de su elección, como ya se ha dicho, el
interés secundario después de Chile obviamente, era Pyongyang, que siempre se mostró muy
atento a la posibilidad de otorgarle asilo político y tratamiento médico.
El 24 de Julio el Ministerio de RREE de Rusia en una nota comunicó que el Ministerio de
REEE de Alemania había pedido la extradición de Erich Honecker a Alemania. El capítulo de su
amparo como huésped de Chile estaba llegando a su fin, tal como él lo temía. Es meritorio
mencionar que el alicaído Honecker, a pesar de todo lo ocurrido en los siete meses que vivió en la
embajada, se encontraba muy agradecido con el Gobierno chileno, en especial con el embajador
Holger, a quienes consideró como el único país que realmente hizo algo por él52.
Finalmente, el 29 de Julio de 1992, autoridades del ministerio ruso se aprontaron a recibir
al ex mandatario alemán para gestionar su regreso instantáneo a su país natal. Honecker y Margot
fueron notificados de la decisión, lo que desembocó en el abandono de las dependencias de la
legación chilena. Según lo recuerda el propio Holger en entrevista de prensa:
- Cuando se despidió me dijo: "Ud. siempre respetó mi condición de ex jefe de
Estado y me respetó como persona. Le estoy profundamente agradecido"-53
Al tenso momento de salir del edificio Honecker levantó su mano derecha en símbolo de
lucha, imagen captada por las cámaras y que dio la vuelta al mundo. Inmediatamente fue
conducido al aeropuerto Sheremetyevo con destino hacia Berlín54.
51
Télex Nº 308, Caso Honecker, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Alemania, Bonn, 23 de Julio de 1992.
Corvalán, Op. cit. p 108.
53
ALGUNOS pensaban que Honecker se suicidaría. Que Pasa, 7 de noviembre de 2009.
52
El abandono de la embajada generó gran revuelo episodio que es retratado desde los
distintos puntos de vista, ya sea por las fuentes oficiales: el ministerio de RREE Ruso, la
embajada chilena en Moscú, la prensa, etc. Por su parte la versión oficial del Estado Ruso, dice
que Honecker decidió abandonar la embajada por decisión propia, siendo el personal diplomático
el que realizó los preparativos. Respalda el accionar diplomático chileno diciendo que nunca este
procedió por la fuerza, mientras que los agentes de seguridad rusos solo desempeñaron funciones
limitadas55, asegurado sus dichos mediante la conducta ordenada del huésped al momento de su
salida.
La polémica también se reflejó en nuestro país. Las declaraciones oficiales del gobierno
fueron unas de las más relevantes y sujetas a discusión, como bien lo retrató la revista Que pasa:
“Quiero agregar que el señor Honecker se retiró en forma absolutamente
voluntaria de la embajada” (Enrique Silva Cimma)
“No cabe duda que se le quitó la calidad de huésped a Honecker. Chile le
declaró que la calidad de huésped era temporal”56 (Patricio Aylwin)
Luego de algunas horas de vuelo, el avión especial dispuesto para su viaje aterriza en Berlin – Tegel. En la misma
tarde en que hiciera su salida de la embajada chilena se encontraba ingresando a la cárcel de Moabit en Berlín, bajo
el número 2955 – 92. Sus acusaciones ascendían a 49 cargos de asesinato por las victimas que cayeron intentando
cruzar el muro de Berlín. Durante su estadía en la cárcel, donde también se encontraban otros personeros del
socialismo alemán, escribe sus memorias llamadas “Notas de la carcel de Moabiter Notizen”. Además se da inicio al
proceso judicial en su contra, tan esperado por Alemania desde su reunificación en una sola nación. Su esposa
Margot ya estaba viviendo en Chile gracias a su visa de turista. Durante agosto de 1992 se le aplicaron nuevos
exámenes médicos, los que arrojaron un evidente cáncer hepático en etapa terminal, por lo que le quedarían
aproximadamente 18 meses de vida. En Chile se creó el Comité chileno de Solidaridad con Erich Honecker, formado
por chilenos asilados en la RDA durante el gobierno militar, este comité tenía por función reunir fondos para su
sobrevivencia. Luego de 169 días de prisión, el 13 de Enero de 1993 fue liberado de sus responsabilidades penales.
Al día siguiente arribó a Chile para reunirse con su familia. Honecker pasó a vivir en nuestro país más de un año,
como un ciudadano más en su barrio en la Reina, Santiago, hasta su deceso, el 29 de Mayo de 1994. Para ampliar el
juicio, la liberación y su vida en Chile, véase: CORVALÁN, Op. cit; HONECKER, Op. cit., COMITÉ CHILENO
DE SOLIDARIDAD CON ERICH HONECKER, Honecker una vida una causa, Santiago, Edición Comité Chileno
de solidaridad con Erich Honecker, s.f.; WITKER, Op. cit.
55
Télex Nº 309, Transcribe declaraciones de voceros oficiales del gobierno ruso sobre caso Honecker, MINREL,
Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 3 de Agosto de 1992
56
Nota de prensa que expone la contradicción que existía dentro del mismo ejecutivo tras el término de un capítulo
del caso Honecker, mientras Silva Cimma, Ministro de RREE habla de abandono voluntario, El presidente Aylwin,
solo ocho días después, aduce a que fue el gobierno quien retiró la hospitalidad. En: Que pasa, 10 agosto 1992.
54
3.5. Impacto político en Chile.
La salida del huésped de la embajada marcó el fin del capítulo rodado en Moscú y que
involucró a Chile, el país se entroncó en el centro de polémicas periodísticas y seguimientos
diplomáticos a un nivel global. Pero en el plano nacional comenzó a fraguarse un nuevo
episodio, era el momento de realizar los balances y analizar las consecuencias del accionar
chileno como esto podría afectar su imagen internacional. Fue el parlamento y por ende, los
múltiples partidos políticos, los que desde visiones antagónicas discutieron el caso Honecker.
Para ello fue necesario reunirse, tratar y discutir las repercusiones de este caso para la actualidad
política de Chile y su posición en el tablero mundial.
La derecha chilena de la época presentó inmediatamente su escrutinio sobre las
consecuencias del caso para el país. Renovación Nacional (RN) calificó tajantemente el episodio
Honecker como una de las etapas más penosas y vergonzosas de la diplomacia nacional, donde
la imagen de Chile habían resultado seriamente perjudicadas, donde el gobierno pudo y debió
socorrer al ex jerarca alemán. Este partido hizo un llamado a la cancillería, apelando a la
honestidad dar a conocer todos los detalles de este “absurdo caso”. En palabras de Jorge Morales
Adriasola:
(…) El manejo dado por la cancillería y, en general por el gobierno
chileno, plagado de contradicciones, llevan a pensar que primaron los intereses
políticos internos por sobre la política exterior chilena.57
Siguiendo una visión similar de los acontecimientos personeros de la Unión Demócrata
Independiente (UDI) destacaron el mal manejo del caso Honecker, exigiendo también que Silva
Cimma aclarara las dudas de un episodio que ha dañado a la patria, como Juan Antonio Coloma
lo dijo “un bochorno internacional”58, tildando de inaceptable que los intereses de Almeyda
hayan primado por sobre los del país.
Por otro lado totalmente opuesto, el Partido por la Democracia (PPD), aunque con una
visión del caso homogénea, pero no totalmente unificada, bajo la voz del diputado Felipe
57
Sesión 25ª. Situación planteada por la permanencia del señor Erich Honecker en la embajada chilena en Moscú.
Cámara de Diputados, Valparaíso, 5 de Agosto de 1992.
58
Sesión 25ª. Situación planteada por la permanencia del señor Erich Honecker en la embajada chilena en Moscú.
Cámara de Diputados, Valparaíso, 5 de Agosto de 1992.
Valenzuela apeló una vez más, a la tradición “asiladora” de Chile. En suma, la visión de ese
partido decía que se debió otorgar el asilo político en el mismo instante en el que Honecker
ingresaba a la legación chilena59, diciendo que no se respetó el artículo 13º del Pacto de
Derechos Civiles de Naciones Unidas.
Finalmente, expresando una perspectiva más fiel con los ideales de la desaparecida RDA,
el diputado por el Partido Socialista (PS) Camilo Escalona. Interpelando a los partidos de
derecha y presentando su discrepancia con la solución final del caso, o sea, la entrega de
Honecker para su extradición, agregó:
(…)”Hemos quedado prisioneros de una comedia de equivocaciones. La de
la derecha, al vestirse hoy con un ropaje democrático, que no tiene; de una parte
de ella al hacer escarnio de la política internacional del Gobierno de la
Concertación, la misma que no pudo ser desarrollada por la dictadura.(…)60
Como se vislumbra el panorama político interno, había sido duramente golpeado como
efecto colateral del caso Honecker. Los partidos políticos presentaban sus propias visiones en
discusiones muy acaloradas. Bajo esta premisa, Fermandois aduce que hasta en la derecha
existían divisiones, durante la visita de siete meses, ciertas voces recomendaban otorgar el asilo
al vetusto socialista, solo por el hecho de no entregarlo a Bonn, ya que este gobierno federal
había criticado en años anteriores el gobierno militar que personeros de derecha defendieron61.
Aunque no se especifican nombres.
Por su parte Enrique Silva Cimma, entonces canciller, defendió acérrimamente la gestión
del gobierno y las órdenes que cumplió según lo requerido por el presidente Aylwin respecto de
Honecker. El canciller hizo presente ante los diputados que el ejecutivo jamás planteó nunca el
asilo, además Honecker no solicitó ese derecho, como ha quedado demostrado, solo fue huésped
de la misión diplomática, en una calidad temporal.
59
Sesión 25ª. Situación planteada por la permanencia del señor Erich Honecker en la embajada chilena en Moscú.
Cámara de Diputados, Valparaíso, 5 de Agosto de 1992.
60
Sesión 25ª. Situación planteada por la permanencia del señor Erich Honecker en la embajada chilena en Moscú.
Cámara de Diputados, Valparaíso, 5 de Agosto de 1992.
61
FERMANDOIS, Op. cit p 539.
El ministro destacó los esfuerzos constantes de Chile por solucionar el problema de forma
tripartita, con la participación de Alemania y Rusia, como bien lo planteaba el derecho
internacional. Por último, en cuanto a uno de los aspectos más polémicos de los siete meses de
estadía, la salida de Honecker, se habló del uso de la fuerza y ordenes, en los que se les dio 10
minutos para abandonar las dependencias. Silva Cimma ratificó que eso era errado, Holger le
notificó en cinco oportunidades que la hospitalidad chilena llegaba a su fin. El día del abandono,
se le avisó con horas de anticipación y solo lo acompañó hasta el final en post de garantizar los
derechos de huésped, al igual que los funcionaros diplomáticos lo hicieran desde la primera hora
que Honecker pasó en la embajada62. Lo que bien retrata la caída del implacable arquitecto del
marxismo alemán y su retorno a su patria natal. En solo meses su dominio había socavado para
transformarse en la nueva Alemania reunificada. La vieja RDA que sus ojos vieron ya no existía
más.
REFLEXIONES FINALES.
Sin dudas el “Caso Honecker” es uno de los episodios políticos internacionales
importantes de las RRII de Chile. Es uno de los hechos diplomáticos más tensos y graves de la
historia política diplomática nacional. Los antecedentes del caso en sí, ya son complejos, se
buscaban las instancias para juzgar a un ex jerarca de un estado reconocido por todos los
involucrados, la RDA que había logrado el reconocimiento de Chile, el de su par, la República
Federal Alemana y por supuesto de su nación nodriza, la URSS. Nación que a la salida de
Honecker del gobierno había desaparecido para reunificarse con el Estado de Kohl.
Lo mismo sucede con la URSS que siempre respaldó la existencia de un estado marxista
en la frontera con occidente, pero que en 1991 termina por derrumbarse sobre sus propios
cimientos dejando a antiguos estandartes socialistas desprotegidos y a la deriva. La defensa de
Honecker apeló siempre que el intento de llevarlo a la justicia no era válido por el derecho
internacional, ya que sería juzgado en un país que no era el suyo, la nueva Alemania.
62
Sesión 25ª. Situación planteada por la permanencia del señor Erich Honecker en la embajada chilena en Moscú.
Cámara de Diputados, Valparaíso, 5 de Agosto de 1992.
Aun así, como bien lo expresa Witker, más que un tema jurídico es netamente un
problema de tipo político multilateral. Representa de lleno un caso de relaciones internacionales
donde la política es lo primordial.
El caso Honecker desde sus albores, que podría ser considerado el viaje desde Berlín a
Moscú y la solicitud alemana de extradición, representó un gran impacto mediático mundial,
todos los historiadores, cientistas políticos, comunicadores, etc. apostaban sus miradas y sus
análisis a cada detalle y eventual cambio vivido. De parte de los periodistas se crearon rumores,
se presionó para conseguir la exclusiva, desde supuestos intentos de fuga, amenazas de suicidio,
depresión, especulaciones médicas, etc.
La gran motivación de otorgar el denominado “Hospedaje” y no asilo, era el deseo de
protección a Honecker, ya que este en el pasado había mantenido excelentes relaciones
internacionales con el gobierno chileno durante la Unidad popular, obviamente por su cercanía
ideológica. Específicamente su gobierno ayudó a cientos de chilenos que viajaron a refugiarse a
la RDA, escapando de la dictadura. Incluso personal de la STASI, la policía secreta de la
Alemania de Honecker, operó en secreto en Chile para socorrer a importantes personeros
marxistas. Entonces el hospedaje y deseo de asilo es un gesto de agradecimiento y según la
versión del gobierno un acto que respalda el derecho internacional y de carácter humanitario
solidario hacia un anciano enfermo.
En Chile los partidos políticos presionaron, de acuerdo a su postura frente al caso,
realizaron análisis y exigieron explicaciones desde las diferentes bancadas, se dividieron
opiniones, todo siempre en un clima de polémica y discusión acalorada. En síntesis es el reflejo
de un problema interno proyectado hacia la política externa, que afectó las relaciones
internacionales, sobre todo con Alemania, quien hasta antes del proceso, el gran aliado
económico de Chile frente a Europa, la gran promesa de tratados. No se hizo efectivo un balance
de importancia entre las políticas nacionales ante las internacionales y por periodos predominó el
interés de los protagonistas antes del bien común, que debería ser el fin de la política, en un
estado que salía de un gobierno militar, que necesitaba proyectarse y desarrollarse en el Marco
Internacional.
BIBLIOGRAFÍA.
1. Fuentes primarias.
1.1. Ministerio de Relaciones Exteriores (Oficios y Télex)
Oficio Reservado SN, “La casa común Europea”, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en la
República Federal Alemana, 17 de noviembre de 1988.
Télex Secreto Urgente Nº 560, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa,
Moscú, 11 de Diciembre de 1991.
Télex Ordinario Urgente Nº 564, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa,
Moscú, 12 de Diciembre de 1991.
Télex Secreto Urgente Nº 567, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa,
Moscú, 11 de Diciembre de 1991.
Télex Ordinario Urgente Nº 566, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa,
Moscú, 12 de Diciembre de 1991.
Télex Ordinario Rutina Nº 573, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa,
Moscú, 16 de Diciembre de 1991.
Télex Ordinario Urgente Nº 580, Declaraciones Canciller de Rusia sobre Caso Honecker,
MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 17 de Diciembre de 1991.
Télex Reservado Rutina Nº 002, Extradición de Honecker, MINREL, Gobierno de Chile,
Embajada en Alemania, Bonn, 8 de Enero de 1992.
Télex Secreto Urgente Nº 068, Informe médico Sr. Honecker, MINREL, Gobierno de Chile,
Embajada en Federación Rusa, Moscú, 12 de Febrero de 1992.
Télex Ordinario Urgente Nº 099, Informa hospitalización Sr. Honecker, MINREL, Gobierno de
Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 24 de Febrero de 1992.
Télex Secreto Urgente Nº 118, Caso Honecker, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en
Federación Rusa, Moscú, 2 de Marzo de 1992.
Télex Ordinario Urgente Nº 041, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Alemania, Bonn, 28
de Febrero de 1992.
Oficio Reservado Nº 004, Comprobante de Contabilidad Nº 229, MINREL, Gobierno de Chile,
Embajada en Federación Rusa, Moscú, 29 de Abril de 1992.
Télex Secreto Urgente Nº 127, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa,
Moscú, 3 de Marzo de 1992.
Télex Nº 308, Caso Honecker, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Alemania, Bonn, 23
de Julio de 1992.
Télex Nº 309, Transcribe declaraciones de voceros oficiales del gobierno ruso sobre caso
Honecker, MINREL, Gobierno de Chile, Embajada en Federación Rusa, Moscú, 3 de Agosto de
1992
1.2. Sesiones de la Cámara de Diputados.
Sesión 34ª. Procedencia de Calidad de Huésped otorgada a Erich Honecker. Cámara de
Diputados, Valparaíso, 17 de Diciembre de 1991.
Sesión 25ª. Situación planteada por la permanencia del señor Erich Honecker en la embajada
chilena en Moscú. Cámara de Diputados, Valparaíso, 5 de Agosto de 1992.
2. Fuentes secundarias.
ALMEYDA, Clodomiro. Reencuentro con mi vida, Santiago, Ediciones del ornitorrinco, 1987.
ALMEYDA, Clodomiro. Obras escogidas 1947 – 1992, Santiago, Tierra mía, 1992.
BARBÉ, Esther, Relaciones Internacionales, Madrid, Tecnos, 1995.
BROWN, Chris, Understading International Relations, Ebbw Vale, Great Bretain, 1997
CALDUCH, Rafael. Relaciones Internacionales. Madrid, Ed. Ciencias Sociales, 1991
CAVALLO, Ascanio, Los hombres de la Transición, Santiago, Andrés Bello, 1992
CHILE, Ministerio de Relaciones Exteriores. “La política exterior de Chile” Santiago, Ministerio
de Relaciones Exteriores, 1992
CORVALÁN, Luis. La otra Alemania, RDA: Conversaciones con Margot Honecker, Santiago,
Ical, 2000
CORVALÁN, Luis. El derrumbe del poder soviético, Santiago, Ed. Los Andes, 1993.
DA CAL, Enrique; DUARTE, Ángel; VEIGA, Francisco, La paz simulada: una historia de la
guerra fría 1941 – 1991. Madrid: Alianza, 1997.
DEL ARENAL, Celestino, Introducción a las relaciones internacionales, Madrid, Tecnos, 1993.
DIEZ Espinosa, José; MARTIN DE LA GUARDIA, Ricardo. Historia contemporánea de
Alemania: 1945 1995. Madrid, ed. Síntesis, 1998
DUROSELLE, Jean – Baptiste, Todo imperio perecerá: Teoría sobre las relaciones
internacionales, México, FCE, 1998.
FERMANDOIS, Joaquín. Mundo y fin de Mundo: Chile en la política mundial 1900 - 2004,
Santiago, Ed. Universidad Católica de Chile, 2004
FERMANDOIS, Joaquín. Inserción Global y Malestar regional: la política exterior chilena en el
ciclo democrático, 1990 – 2006. Estudios Latinoamericanos, Santiago, Nº 154. 2006.
GADDIS, John, La guerra fría. Barcelona, RBA, 2008
GORBACHOV, Mijaíl. Perestroika: New thinking for our country and the world, New York,
Harper & Row, 1987.
GORBACHOV, Mijail, Perestroika, New York, Harper & Row, 1988
GORBACHOV, Mijail, Informe politico del Comité Central del PCUS al XXVII Congreso del
Partido, Moscú, Nóvosti, 1986.
HONECKER, Erich (1992 -1993). Notas de la cárcel de Mobiter Notizen, s.l. s.n. s.f.
JUDT, Tony, Postguerra: Una historia de Europa desde 1945. Madrid, Taurus, 2006
LEFFLER, Melvyn, La guerra después de la guerra, Estados Unidos, la Unión soviética y la
Guerra fría. Barcelona, Critica, 2008
MCMAHON, Robert, La guerra fría una breve introducción. Madrid, Alianza, 2009.
MEDINA, Cristián. La historia de las relaciones internacionales en Chile: Construcción teórica y
balance historiográfico. Boletín de la Academia Chilena de la Historia. Santiago Nº 121: 171 –
193, 2012.
MERLE, Marcel, Sociología de las relaciones internacionales, Madrid, Alianza, 1991.
NICOLSON, Harols. La Diplomacia 3ª ed. México, FCE. 1994.
PALOMARES, Gustavo, Teoría y concepto de las relaciones internacionales, Madrid,
Universidad Nacional de Educación a distancia, 1999.
PEREIRA, Juan Carlos. Diccionario de Relaciones Internacionales y Política exterior, Barcelona,
Ariel, 2008.
PEREIRA, Juan Carlos, la historia de las Relaciones Internacionales Contemporáneas, Ariel,
Madrid, 2001
POWASKI, Ronald, La guerra fría: Estados Unidos y la Unión Soviética, 1917 – 1991.
Barcelona, Crítica, 2000.
RENOUVIN, Pierre; DUROSELLE, Jean - Baptiste. Introducción a la historia de las relaciones
internacionales. México D.F. FCE, 2000.
SOTO, Ángel, Historia Reciente de la Derecha Chilena. Antipartidismo e Independiente 19581993. Tesis Doctor Universidad Complutense, Madrid, 2000.
ORTIZ, Eduardo. El estudio de las relaciones internacionales, Santiago, FCE, 2000.
VEIGA, Francisco, El desequilibrio como orden: una historia de la postguerra fría 1990-2008.
Madrid, Alianza, 2009.
WITKER, Iván, El caso Honecker, el interés nacional y la política exterior de Chile: contornos y
trasfondo de un problema interméstico. Estudios públicos Santiago Nº 105, 2007.
2.1. Prensa.
CHILES unterstutzt Asylbegehren Honeckers, Berliner Zeitung, 30. November 1991
KEINE Weihnachtsreise Honeckers nach Chile, Berliner Morgenpost, 30. November 1991.
“LA hora del profesional”. Que Pasa, 15 de Junio de 1992.
CANCILLER: Honecker, todo igual, Las últimas Noticias. 28 de Febrero de 1992
HERMETISMO sobre salud de Honecker. La Nación, 28 de Febrero de 1992
EN reserva condición de salud de Honecker, La tercera, 28 de Febrero de 1992
DIAGNÓSTICO sobre Honecker se emitirá en las próximas horas, El Mercurio, 28 de Febrero de
1992
CANCILLERÍA está a la espera de informe médico de Honecker”, La Época, 28 de Febrero de
1992
ALGUNOS pensaban que Honecker se suicidaría. Que Pasa, 7 de noviembre de 2009.
2.2. Sitios de interés.
http://www.minrel.gob.cl/minrel/site/edic/base/port/inicio.html
http://chileabroad.gov.cl/alemania/relacion-bilateral/relaciones-bilaterales/
http://chileabroad.gov.cl/rusia/relacion-bilateral/comercio-relaciones-bilaterales/
Descargar

invitado, asilado o residente: erich honecker y chile