Poder Judicial de la Nación
ISSN 1850-4159
CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO
BOLETÍN TEMÁTICO DE JURISPRUDENCIA
Convenios colectivos
USO OFICIAL
OFICINA DE JURISPRUDENCIA
Dr. Claudio M. Riancho
Prosecretario General
Dra. Nilda B. Fernández
Prosecretaria Administrativa
SEPTIEMBRE 2008
Domicilio Editorial: Lavalle 1554. 4°piso.
(1048) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel/Fax 4124.5703
EMail:[email protected]
Convenios colectivos.
1) Celebración.
2) Homologación.
3) Publicación
4) Cláusulas.
a) Normativas. Obligacionales.
b) De solidaridad.
5) Efecto erga omnes.
6) Vigencia.
1
a) Retroactividad
b) Ultraactividad.
7) Convenios de actividad y de empresa.
8) Ámbito de aplicación.
9) Pedido de inconstitucionalidad.
10)Articulación con la LCT.
11)Cuestionamientos (Rubros. Modificación. Preeminencia).
─
Fallos Plenarios.
FALLO PLENARIO NRO. 20
"BUSTAMANTE, VICTORINO C/LEVIN HNOS." - 19.12.52
"En los casos en que los convenios colectivos establecen mejoras de salarios con
efecto retroactivo, -en el supuesto que nada determine la convención- no
corresponde su beneficio a aquellos dependientes que no se encuentren vinculados
al principal en la fecha que se suscribe el convenio".
PUBLICADO: LL 69-343 - DT 1953-98
FALLO PLENARIO NRO. 36
"RISSO, LUIS P. C/QUIMICA LA ESTRELLA" - 22.3.57
"En los casos en que el empleador tenga a su servicio trabajadores que realizan
tareas distintas de las de su actividad específica, no debe considerárselo
comprendido en las convenciones colectivas que contemplan especialmente la
profesión o el oficio de esos trabajadores".
PUBLICADO: LL 86-64 - DT 1957-237 - JA 1957-II-93 Vigente (Sala I sent 74504
del 13/7/99 "Fesser, Ricardo C/ Tres Cruces SA")
FALLO PLENARIO NRO. 44
"MENDEZ, BERNARDINO Y OTROS C/DIADEMA ARG. SA DE PETROLEO" 11.9.58
"Los convenios colectivos celebrados de acuerdo a lo dispuesto por el art. 1 del
dec.ley 2739/56 al acordar aumentos de salarios no pudieron privar de ese
beneficio a aquellos dependientes que no se encontraban vinculados al principal a
la fecha en que se suscribieron pero que se habían desempeñado con posterioridad
al 1 de febrero de 1956".
PUBLICADO: LL 92-170 - DT 1959-39 - JA 1958-IV-245
FALLO PLENARIO NRO. 61
"CZAPSKI, ANDRES C/ELECTRODINIE EN" - 14.12.59
"De acuerdo con lo dispuesto en el Laudo 74/56 del Tribuna arbitral
correspondiente a la convención colectiva vigente para los trabajadores de la
industria metalúrgica del 8 de diciembre de 1956, y a la aclaratoria del mismo
tribunal del 17 de diciembre de 1956, el trabajador que percibía una remuneración
superior a la establecida en el convenio, no tiene derecho a percibir la misma
diferencia sobre las nuevas remuneraciones que resultan de aquel laudo".
PUBLICADO: LL 99-403 - JA 1960-V-364
FALLO PLENARIO NRO. 67
"SINDICATO ARGENTINO DE PRENSA C/EMPRESA ED. HAYNES SA" 12.8.60
"El art. 6 de la convención colectiva 112/54 celebrado entre el Sindicato Argentino
de Prensa y Empresas editoras de periódicos, diarios, revistas y agencias
noticiosas de la Capital Federal, no quedó en vigencia al firmarse la nueva
convención colectiva 97/56".
PUBLICADO: LL 100-315 - JA 1960-VI-645
2
Poder Judicial de la Nación
FALLO PLENARIO NRO. 71
"MAZZA, ALBINO F. Y OTROS C/LA AGRARIA CIA. DE SEG." - 21.6.61
"A) Aunque nada se hubiere pactado al respecto, las mejoras de salarios con efecto
retroactivo que establecen las convenciones colectivas benefician también a
aquellos trabajadores que se hubieren desempeñado durante el lapso comprendido
en la retroactividad y no se encuentren vinculados al principal a la fecha de la
convención. B) En el supuesto que ha motivado la convocatoria a Tribunal Plenario,
la indemnización a que se refiere el apartado 4 del art. 5 del dec. 21304/48, debe
calcularse computando años enteros de servicio".
PUBLICADO: LL 103-355 - DT 1961-360 - JA 1962-II-90
USO OFICIAL
FALLO PLENARIO NRO. 76
"BRAVO, PEDRO L. C/DANUBIO SA " - 13.7.61
"No procede -dentro del régimen de salarios del convenio colectivo 187/50 para la
industria textil, rama lana, ampliación de 1952, y de acuerdo al art. 6 del convenioel pago de las horas trabajadas en exceso de la jornada legal nocturna con el
recargo del 50% establecido por el art. 5 de la ley 11544".
PUBLICADO: LL 103-420 - DT 1961-468 - JA 1961-V-267
FALLO PLENARIO NRO. 74
"FEDERACION DE OBREROS Y EMPLEADOS DE LA INDUSTRIA DEL PAPEL,
CARTON, QUIMICOS Y AFINES C/CARTOPEL SRL" 12.7.61
"I) No es válida la res. 6/55 del director nacional de trabajo y acción social directa
que declara de cumplimiento obligatorio para la Cámara de Fabricantes de Cartón y
Afines la convención colectiva 268/54. II) El acta del 22 de octubre de 1954 no
obliga a los patrones representados por la Cámara de Fabricantes de Cartón y
Afines".
PUBLICADO: LL 103-575 - DT 1961-583 - JA 1961-V-250
FALLO PLENARIO NRO. 90
"TILLI, DOMINGO C/ELECTRODINIE EN" - 30.4.62
"Son integrativas de la remuneración las sumas que, en concepto de comidas,
menciona la cláusula 7a. del convenio del 7 de marzo de 1957, celebrado entre la
empresa ELECTRODINIE E.N. y UOM (obreros línea 132 KV, Santa Fe - Buenos
Aires); no así las correspondientes a traslados consignados en la misma cláusula".
PUBLICADO: LL 106-848 - JA 1962-III-439
FALLO PLENARIO NRO. 92
"LA CASA, NORBERTO C/SIAM DI TELLA LTDA." - 21.6.63
"Los aumentos de emergencia acordados por las convenciones colectivas 62/58 y
148/59 a los trabajadores incluidos en la enumeración de categorías del art. 9 del
convenio colectivo 97/51, han quedado involucrados en los salarios pactados en el
convenio 55/60, pero en caso que por aplicación de este último se obtenga una
remuneración menor, se integrará el salario hasta igualar el que percibían conforme
al régimen de emergencia anterior".
PUBLICADO: LL 111-203
FALLO PLENARIO NRO. 94
"CONFEDERACION GENERAL DE EMPLEADOS DE COMERCIO C/MOIS CAMI
SA" - 16.12.63
"Con posterioridad al vencimiento del término de vigencia de la actualización de
1958 del convenio colectivo 108/48, se mantuvo la obligatoriedad de la contribución
fija a cargo de los empleadores a favor de la asociación profesional actora, hasta la
concertación del nuevo convenio".
PUBLICADO: LL 113-336 - DT 1964-81
3
FALLO PLENARIO NRO. 102
"ALBA, ANGELICA Y OTRO C/UNION TRANVIARIOS AUTOMOTOR" - 31.10.66
"Las partes no están obligadas a probar la existencia y contenido de los convenios
colectivos de trabajo, pero deben individualizarlos con precisión".
PUBLICADO: LL 122-302 - DT 1966-267
FALLO PLENARIO NRO. 106
"SANCHEZ, ROBERTO C/FABRICA ARGENTINA DE ALPARGATAS" 12.5.67
"El art. 15 del convenio colectivo de empresa suscripto en el año 1949 entre la
Fábrica Argentina de Alpargatas SA y la entidad sindical que agrupa a los
dependientes no establece la obligación de liquidar el salario de los días no
laborables al personal accidentado".
PUBLICADO: LL 126-712 - DT 1967-306
FALLO PLENARIO NRO. 128
"PEREZ ROJAS, MARCELINO ANGEL C/AEROLINEAS ARGENTINAS" 14.4.70
"Pugna con las prescripciones de los arts. 159, 160 y concordantes del C.de
Comercio -ley 11729- lo dispuesto en el art. 39, inc. b) de la convención colectiva de
trabajo suscripta entre Aerolíneas Argentinas y su personal".
PUBLICADO: LL 138-571 - DT 1970-386
FALLO PLENARIO NRO. 129
"CARRIZO, LUIS A. Y OTRO C/CIA. COSADEX SRL" - 5.5.70
"No son compatibles con lo dispuesto en los arts. 45 del dec.ley 33302/45; 4 y 6 "in
fine" del dec. 1740/45, y 6 y 7 de la ley 14250, las cláusulas 6 y 7 de los convenios
colectivos celebrados el 29.5.59 y 15.12.60 por la demandada y los oficiales y
tripulantes, con intervención del Sindicato Obreros Marítimos Unidos, el Centro de
Patrones de Cabotaje de Ríos y Puertos, el Sindicato de Conductores Fusionados y
el Sindicato Obreros Marítimo Unidos".
PUBLICADO: LL 138-839 - DT 1970-404
FALLO PLENARIO NRO. 145
"ROCCO, MARINO A. Y OTRO C/RASTREADOR FOURNIER SRL Y MAYO SA" 15.4.71
"Al personal de conducción comprendido en la convención colectiva 44/63 no le
corresponde percibir suma alguna por los días de descanso semanal efectivamente
gozados".
PUBLICADO:LL 142-504 - DT 1971-290
FALLO PLENARIO NRO. 150
"SINDICATO UNICO DE TRABAJADORES DE EDIFICIOS DE RENTA Y
HORIZONTAL C/NEISSEN, SAMUEL" - 26.5.71
"La retención de aumentos de sueldos impuesta en una convención colectiva
necesita, para que la obligación indicada sea exigible que medie resolución de la
autoridad de aplicación disponiendo la retención".
PUBLICADO: LL 143-69 - DT 1971-418
FALLO PLENARIO NRO. 153
"ALBA, ANGELICA Y OTROS C/UNION TRANVIARIOS AUTOMOTOR" 14.6.71
"La convención colectiva de trabajo suscripta por la Federación de Asociaciones de
Trabajadores de la Sanidad Argentina y Asociación de Hospitales Particulares, de
Beneficencia y Mutualidades, es aplicable a los trabajadores que se desempeñan
en el Sanatorio Central de propiedad de la Unión Tranviaria Automotor".
PUBLICADO: LL 143-55 - DT 1971-452
FALLO PLENARIO NRO. 157
4
Poder Judicial de la Nación
"BORGUELLO, ROBERTO Y OTROS C/STANDARD ELECTRIC ARGENTINA"
15.7.71
"Una convención colectiva de trabajo celebrada de conformidad a la ley 14250 no
puede dejar sin efecto las condiciones de trabajo pactadas bajo la forma de uno de
los denominados convenios de empresa de derecho común, aplicables a una
determinada relación individual de trabajo más favorable al trabajador".
PUBLICADO: LL 143-408 - DT 1971-510
USO OFICIAL
FALLO PLENARIO NRO. 164
"QUINTANA, ADOLFO C/SANIN CASAL Y CIA." - 1.9.71
"Los incrementos salariales establecidos por los arts. 1 de las leyes 17224 y 18016
no se aplican a la remuneración prevista por el art. 66 de la convención colectiva
23/66".
PUBLICADO: LL 144-203 - DT 1971-723
FALLO PLENARIO NRO. 174
"SINDICATO UNICO DE TRABAJADORES DE EDIFICIOS DE RENTA Y
HORIZONTAL C/CONS.PROP. EDIFICIO DR. JULIAN ALVAREZ 2573/77/81/87" 24.3.72
"Dentro de los términos del art. 4 de la ley 14250, la impresión de ejemplares que
dispuso la resolución ministerial 94/54, satisfizo el requisito de la publicación de las
convenciones colectivas".
PUBLICADO: LL 146-299 - DT 1972-355
FALLO PLENARIO NRO. 187
"BOOS, RICARDO Y OTROS C/JOSE DELBOSCO SA" - 20.12.72
"Los incrementos salariales establecidos por los arts. 1 de las leyes 17224 y 18016
se aplican a los llamados premios a la mayor producción en el cap. IV de la
convención colectiva 52/66, a partir del 1 de abril de 1967".
PUBLICADO: LL 149-133 - DT 1973-95
FALLO PLENARIO NRO. 188
"SINDICATO UNIDO DE TRAB. DE EDIFICIOS DE RENTA Y HORIZONTAL
C/CONS. PROP. EDIF. CANNING 2905" 21.12.72
"Las CCT 106/60, 1/62, 2/63, 77/64, 92/65 y 105/66, celebradas por la Cámara
Argentina de Propiedad horizontal, obligan a los consorcios de propietarios
constituidos conforme a la ley 13512, y no los obligan las CCT 164/51, 15/62, 11/63,
223/64, 215/65 y 290/66, en cuya celebración intervino la Asociación de
Propietarios de Bienes Raíces".
PUBLICADO: LL 149-254 - DT 1973-190
FALLO PLENARIO NRO. 210
"LOPEZ, GREGORIO M. C/PANAVE SRL" - 15.3.77
"La antigüedad para calcular la indemnización por despido a que es acreedor el
personal embarcado comprendido en el convenio colectivo 370/71 debe
computarse tomando en consideración los años de servicios anteriores a la vigencia
de dicho convenio".
PUBLICADO: LL 1977-D-121 - DT 1977-365
FALLO PLENARIO NRO. 244
"VANOLA, ROBERTO C. Y OTROS C/EFA" - 29.7.83
"El incremento del 40% que reconoce el art. 46 inc. b) del convenio colectivo 26/75,
debe calcularse sobre los rubros remuneratorios que menciona el art. 6 inc. j) de
dicho convenio"
PUBLICADO: LL 1983-D-270 - LT 1983-1573
5
FALLO PLENARIO NRO. 245
"MARTINEZ, PASCUAL C/EMPRESA FLOTA FLUVIAL DEL ESTADO
ARGENTINO" - 7.6.84
"El reconocimiento de antigüedad a que se refiere el inciso l del art. 18 del CCT
409/75, tiene sus efectos limitados exclusivamente al cálculo de la bonificación que
la mencionada norma convencional establece"
PUBLICADO: LL 1985-D-425 - DT 1985-1435
FALLO PLENARIO NRO. 247
"AIELLO, AURELIO C/TRANSP. AUTOM. CHEVALLIER SA" - 28.8.85
"El art. 106 de la LCT (to) autoriza que un convenio colectivo de trabajo o laudo
arbitral atribuya carácter no remuneratorio a gastos de comida, traslado o
alojamiento, sin exigencia de rendición de cuentas". "Las sumas a las que se refiere
el art. 36 del CCT 266/66, el art. 1 del Laudo Arbitral del 7/7/71, el art. 2º del Laudo
Arbitral del 9.3.73, el art. 18 del CCT 460/73 y el art. 8 del Acta del 25.6.75, expte.
580525/75 del Ministerio de Trabajo no tienen carácter remuneratorio".
PUBLICADO: LL 1985-D-425 - DT 1985-1435
FALLO PLENARIO NRO. 259
"CANTEROS, ROBERTO C/SHELL CIA. ARG. DE PETROLEO SA" 20.5.88
"Para establecer el mínimo de 150 o 120 días de antigüedad que exigen las CCT
4/52 y 370/71 no corresponde computar los francos no gozados debido al cese
dispuesto por el empleador".
PUBLICADO: LL 1988-C-313 - DT 1988-1939
FALLO PLENARIO NRO. 267
"MANONI, WALTER C/DICON DIFUSION CONTEMPORANEA SA" 17.5.89
"No fueron derogados por la ley 21476, los mayores beneficios en materia de
jornada de trabajo acordados por el CCT 124/75".
PUBLICADO: DT 1989-1126
FALLO PLENARIO 276 - Acta 2066
"SANTAGATA, Roberto y otros c/AVAN SAIC s/cobro de pesos"
28.2.91
"El laudo 29/75 no es aplicable al reclamo por diferencias salariales anteriores al 1
de diciembre de 1985".
PUBLICADO: LL 1991-B-337; DT 1991-A-603; DJ 1991-I-786
FALLO PLENARIO 285
"SOLLEIRO, Angel c/Proartel SA s/diferencias salariales" - 28.6.94
"El "plus por exteriores" que en virtud del art. 155 de la CCT 131/75, se abona al
personal de los canales de televisión que cumple tareas fuera del establecimiento,
debe computarse para el pago de trabajo extraordinario, vacaciones y sueldo anual
complementario".
Publicado: LL 1994-D-96
FALLO PLENARIO 287
"GONCALVEZ MACHADO, Luis Norberto c/SA Productora Avícola SAPRA
s/diferencias salariales" 5.9.96
"El art. 24 de la CCT 31/89, al disponer que las empresas que tuvieren salarios
superiores a los básicos establecidos en este convenio al tiempo de su
homologación, deberán mantenerlos, no obliga a las empresas en esas condiciones
a incrementar las remuneraciones que efectivamente pagaban en la misma
proporción en que fueron aumentados los salarios básicos".
Publicado: DT 1996-B-2377; JA 1996-IV-126
FALLO PLENARIO 290
"GOMEZ, Eugenio Osvaldo c/Compañía Argentina de estibajes ICSA s/Diferencias
de salarios". 28.8.97
6
Poder Judicial de la Nación
"El art.135 del CCT 121/75 no prevalece sobre el régimen de las leyes 9688 y
24028 para resarcir la indemnización por incapacidad temporaria"
Publicado: DT 1997-B-2013; JA 1997-IV-16
FALLO PLENARIO 292
"ANTONUCCIO, Argentina M. c/TELECOM SA y otros s/cobro de quinquenios"
12.12.97
"Los derecho habientes de los trabajadores comprendidos por la convención
colectiva 165/75 E, no tienen derecho a percibir el beneficio denominado
quinquenios instituido por su art. 66, si al fallecer el causante no estaba aún en
condiciones de obtener la jubilación ordinaria."
Publicado: DT 1998-A-290; JA 1998-II-380
USO OFICIAL
FALLO PLENARIO 294 . 3/3/99
"FRONTI GALO, Antonio y otros C/ Productora Argentina de Televisión PROARTEL
S.A. S/ diferencias de salarios"
"El rubro "reintegro gastos por comida y merienda" instituido en el art. 180 de la
Convención Colectiva 131/75, no debe ser computado en la base de cálculo para el
pago de las horas extras".
Publicado: Revista DT N° 4 1999 pág 674
FALLO PLENARIO NRO 299. 5/10/00.
"BRANDI, ROBERTO ANTONIO C/ LOTERÍA NACIONAL S.A. S/ DESPIDO"
"Es procedente el subsidio por egreso previsto en el art. 25 del decreto 2115/85, en
el caso de los agentes de la demandada que cesaron por despido sin justa causa,
por motivos ajenos a los previstos en el art. 26 del mencionado decreto (cesantía o
exoneración)".
Publicado: T y SS 2000-998.
FALLO PLENARIO NRO 300 .7/5/2001
"SOCIEDAD ARGENTINA DE LOCUTORES S.A. C/ YOUNG & RUBUCAN S.A. S/
CCT 302/75"
“La ultraactividad prevista en el art. 5º de la ley 14.250 en la redacción vigente al
30/5/76 es aplicable a la cláusula contenida en el art. 11 apartado 2º, in fine, de la
CCT 302/75".
Publicado: T y SS 2001-556.
FALLO PLENARIO Nº 306. 28/12/2004
“RODRIGUEZ, EDUARDO OMAR Y OTROS C/ TELEFONICA DE ARGENTINA
S.A. S/ COBRO DE SALARIOS”.
“Subsiste el derecho al cobro del adicional previsto en el art. 15 del C.C.T. 201/92 a
partir de la vigencia del Acta Acuerdo del 28/6/1994”.
FALLO PLENARIO N° 307. 9/12/2005
“LATOR, LUCIO MARIA Y OTROS C/ REMOLCADORES UNIDOS ARGENTINOS
S.A. S/ DESPIDO”.
“No debe considerarse integrado con el denominado “Plus C” del Acta Acuerdo del
28/11/1978 (modificatoria del C.C.T. 412/75), el sueldo básico definido en el art. 15
de la ley 17.371, como base de cálculo para la liquidación de horas
suplementarias”.
FALLO PLENARIO N° 311. 1/3/2006.
“BRIZUELA, GUSTAVO ADOLFO C/ CASINO BUENOS AIRES S.A. S/
DIFERENCIAS DE SALARIOS”.
“El personal comprendido en el artículo 11 del C.C.T. 406/00, correspondiente al
personal de loterías y casinos, no tiene derecho a los adicionales por turno, por
nocturnidad y por antigüedad aún en las categorías para las que la planilla a la que
tal artículo remite contiene la indicación “sin adicional””.
FALLO PLENARIO N° 319. 17/7/2008
“FEDERACIÓN ARGENTINA DE EMPLEADOS DE COMERCIO Y SERVICIOS C/
BREXTER S.A.”
7
“El plazo de prescripción aplicable a la obligación patronal de aportar al Sistema de
Retiro Complementario previsto en el C.C.T. 130/75, homologado por disposiciones
DNRT 4701/91 y DNRT 5883/91, es el previsto en el artículo 4.023 del Código
Civil.”.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------1) Celebración.
Convenios colectivos. Garantía constitucional.
Aun cuando la garantía constitucionalmente reconocida a los gremios de concertar
convenios colectivos de trabajo no sea absoluta, esta fuente de derecho de origen
extraestatal goza de reconocimiento constitucional (art. 14 bis de la CN), al igual
que la protección contra el despido arbitrario por embarazo (art. 11, ap 2 de la
Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la
mujer, Pacto de San José de Costa Rica).
CSJN F 441 XXXVI “Feole, Renata c/ Arte Radiotelevisivo Argentino SA s/ despido”
5/3/02 Fallos 325:279.
Convenios colectivos. Celebración. Modificación in peius.
Un convenio colectivo carece de toda operatividad al entrar en vigencia una nueva
convención –dentro del mismo ámbito de aplicación personal y territorial (conf. art. 6
de la ley 14250 T.O, Dec 108/88)- y no cabe duda que los sujetos que, en ejercicio
de la mencionada autonomía privada colectiva, tienen aptitud para acordar
disposiciones de carácter normativo, también cuentan con la facultad de
modificarlas, derogarlas o establecer otras en su reemplazo. Habida cuenta del
carácter cambiante de la realidad socio-económica que subyace en la celebración
de todo convenio colectivo y de la consiguiente necesidad de que éste se adecue a
las circunstancias que intenta normativizar, es evidente que las condiciones
emergentes de una determinada convención no se incorporan definitivamente al
contrato individual y no son exigibles más allá de la vigencia de aquélla ( o de su
posible ultraactividad); lo cual implica admitir que pueden ser válidamente
modificadas in peius, derogadas o sustituidas por otras pactadas en un nuevo
convenio en ejercicio de la misma autonomía que dio origen a la convención
anterior (conf. Vázquez Vialard, Antonio “ Tratado de Derecho del Trabajo” Tomo II
pág 213 y sig. En Astrea 1982; y CNAT Sala I 5/4/4 “Pascali, Arturo c/ Astramar Cía
Arg de Navegación” en T y SS 1995 pág 526). Aún cuando el Plenario 291 no está
referido a una cuestión que tenga directa vinculación con la analizada en la
presente causa, la doctrina que emana del voto de la mayoría deja en claro que un
convenio colectivo tiene aptitud para derogar o suprimir un beneficio emanado de
uno anterior. El art. 19 inc. a) de la ley 14250 (mod. por el art. 18 de la ley 25877
t.o. dec 1135/04) también contempla esta posibilidad.
CNAT Sala II Expte n° 443/06 sent. 95509 28/12/07 « Pecora, Laura y otros c/
Telefónica de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Pirolo . Maza.)
Convenios colectivos. Celebración. Comisión negociadora.
Para formar la comisión negociadora no existen pautas provenientes de la ley que
tengan que seguirse rigurosamente. Pero resulta obvio que las leyes de
negociación colectiva 14250 y de procedimiento 23546, ambas reformadas por la
ley 25877, que rigen el común de las negociaciones de este carácter, deben ser
tomadas como punto de referencia, tratando de aplicar aquellas normas que sin
contradecir la naturaleza del negocio jurídico en cuestión concuerden con el
principio de libertad sindical (Convenios 87 y 88 de la OIT) y con la disposición
constitucional del art. 14 bis que otorga una amplia facultad a los gremios para
celebrar las convenciones colectivas de trabajo. En toda esta materia resulta claro
que el Ministerio de Trabajo tiene las facultades de policía que la ley le acuerda y
que en el caso se concreta con el ordenamiento del proceso de negociación, para
permitir que la misma sea posible. Si bien la autoridad de aplicación está obligada a
convocar a las partes para negociar colectivamente, éstas deben previamente
ponerse de acuerdo con sujeción al requisito de la cantidad de afiliados cotizantes,
respecto del número de negociadores.
CNAT Sala VI Expte n° 25838/05 sent. 58810 31/3/06 « Asoc. Trabajadores del
Estado c/ Ministerio de Trabajo s/ amparo » (Fernández Madrid. Capón Filas.)
8
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
Convenios
colectivos.
Celebración.
Comisión
negociadora.
Representatividad.
Lo esencial para la constitución de la comisión negociadora se vincula con los
alcances de las personería preexistentes y éstas emergen necesariamente, en el
diseño legal, de las decisiones que las acuerdan, en un sistema que se puede
calificar, más allá del juicio que merezca, de “unidad sindical promocionada” y que
no concibe la confluencia de representaciones. Desde esta perspectiva de análisis,
son ineficaces las reglas estatutarias para comprometer las personerías, ya que
bastaría una reforma de carta orgánica para extender la representación y convertir
en letra muerta tanto la disputa de personería, como la de encuadramiento. La
apelante, en este caso ATE, para participar en la comisión negociadora, debía
acreditar la existencia de un acto expreso que le concedía la representación,
porque tal como se expresó, en el sistema de nuestro Derecho Positivo no son
admisibles las confluencias informales, no institucionales y solo avaladas por la
firma de los dependientes. En tal caso, la entidad sindical debe encauzar su
pretensión por las vías de la ley 23551, ya sea en una contienda de personería o en
una controversia de encuadramiento en los términos de los arts. 59 y sgtes de la ley
23551. (Del dictamen del Fiscal General, al que adhiere la Sala).
CNAT Sala IV Expte n° 35368/02 sent. Int. 41269 30/4/03 « Asociación
Trabajadores del Estado c/ Minsterio de Trabajo s/ ley de asoc, sindicales”
(Guthmann. Moroni.)
Convenios colectivos. Comisión negociadora. Cuestionamiento.
Toda vez que tanto en el pronunciamiento de la Dirección Nacional de Relaciones
del Trabajo como en los dictámenes que lo preceden, se parte de la premisa del
encuadre de los trabajadores en el genérico marco de la Federación Marítima
Portuaria y de la Ind. Naval de la República Argentina, este hecho hace que la
convocatoria para la constitución de la comisión negociadora no aparezca como un
acto preparatorio, como se sostiene en la resolución 499/04, sino una elíptica
decisión de encuadramiento sindical, que soslaya el procedimiento preestablecido
por el ordenamiento legal. Corresponde entonces, la revocatoria de lo decidido en
cuanto conlleva la resolución de una contienda en un ámbito ajeno al procedimiento
establecido en el art. 59 y sig de la ley 23551. Máxime, si se tiene en cuenta que el
personal de la empresa recurrente se encontraba encuadrado convencional y
sindicalmente en la Federación Argentina de Trabajadores de Comercio.
CNAT Sala IX Expte n° 19417/04 sent. Int. 7805 28/4/05 « Federación Marítima
Portuaria y de la Industria Naval c/ Ministerio de Trabajo s/ ley de asoc. Sindicales”.
Convenios colectivos. Celebración. Comisión paritaria.
No es verdad que requiera homologación la decisión de la comisión paritaria creada
mediante el convenio colectivo de aplicación, toda vez que no existe norma que
expresamente lo disponga, ni aún la propia ley 14250 en cuyo marco han sido
constituidas tales comisiones. Tampoco lo impone el art. 17 de la ley citada pues no
se trata de una norma general, que en tal caso sí necesitaría la homologación .
CNAT Sala VII Expte n° 34574/92 sent. 29452 25/6/97 “Gómez, Ramón c/ Cons. De
proa. Piedras 1039 s/ CCT 398/75” ( Boutigue .Ruiz Díaz.)
Convenios
colectivos.
Celebración.
Condiciones
más
favorables.
Modificación.
Ninguna norma jurídica actualmente vigente da pié a sostener que un nuevo
convenio colectivo negociado, pactado y homologado en los términos de la ley
14250 carezca de aptitud plena para derogar, desplazar y/o reemplazar otro
anterior, con la limitación prevista en el art. 8 de dicha ley que en forma explícita y
exclusiva, resguarda las condiciones más favorables estipuladas en los contratos
individuales de trabajo. Esta restricción abona la tesis (en concordancia con
Guisado y Díaz Asnarte) de que el respeto de la condición más beneficiosa se limita
a la salvaguarda de los derechos incorporados al contrato de trabajo por la voluntad
de las partes individuales del contrato. Y esto tiene su razón de ser puesto que no
es función de la negociación colectiva sino complementar y mejorar lo que la ley ha
establecido como normas básicas inderogables de orden público y las reglas que
las partes de los contratos individuales se han dado. De ahí que la ley 14250
disponga en sus arts. 7 y 8 la necesidad que las normas nacidas de los convenios
colectivos respeten las establecidas en la ley y en los contratos individuales y, en
9
similar sentido, el art. 8 LCT franquea la aplicación de las normas convencionales
como complemento de las legales con aquella condición. (Del voto del Dr. Maza).
CNAT Sala II Expte n° 22454/05 sent. 95147 8/8/08 “Coquibus, María y otro c/
ANSSES s/ diferencias de salarios” (Pirolo. Maza).
Convenios colectivos. Celebración. Renegociación. Suspensión.
Las partes signatarias el CCT 36/75 (energía eléctrica) por disposición 235/01 del
Ministerio de Trabajo fueron convocadas para iniciar la renegociación del referido
convenio. Al no poder constituirse las respectivas unidades de negociación, la
autoridad administrativa dictó la resolución 344/02 disponiendo la suspensión del
curso del plazo de dos años previsto en el art. 28 de la ley 14250 (conf. ley 25250 y
decreto 1174/00). Esto fue cuestionado por la Federación patronal pues se
consideró que la autoridad de aplicación habría incurrido en una ilegalidad
manifiesta al disponer la suspensión “sine die”. Corresponde recordar que la
renovación de los convenios de fecha anterior al dictado de la ley 23545 fue
prevista con la finalidad de fomentar la negociación colectiva, su adecuación a las
nuevas circunstancias y adelantos tecnológicos y a los efectos de brindar
dinamismo a tal fuente normativa, no previéndose un plazo con el objetivo de que
los convenios vigentes por ultraactividad caigan, sino a efectos de obtener el inicio
de las gestiones de renegociación. A tal fin, la autoridad de aplicación cuenta con
facultades suficientes tanto en relación a la convocatoria a las partes colectivas
como en cuanto a la determinación de su aptitud representativa. Por ello, si se ha
facultado a la autoridad administrativa para fijar la fecha de inicio del cómputo del
plazo legal, también deberá considerarse habilitada a suspenderlo, máxime, si las
razones consideradas por la resolución cuestionada, no se advierten
manifiestamente arbitrarias o ilegales.
CNAT Sala II Expte n° 22567/02 sent. 91249 10/12/02 « Fed. Arg. de Coop. De
Electricidad c/ Ministerio de Trabajo s/ amparo » (González.Bermúdez.)
Contienda intersindical. Vía jerárquica. Resolución del Ministerio.
Cuestionamiento. Procedencia.
Es improcedente la resolución del Ministerio de Trabajo (766/056) que desestimó la
vía jerárquica en subsidio deducida por la empresa y ordenó remitir las actuaciones
a la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo, para continuar con el trámite de
negociación colectiva, cuando se hallaba subyacente una contienda intersindical
que giraba en torno a la capacidad jurídica que emana de sus respectivas
personerías y que remite a cotejar las resoluciones administrativas que fijan los
límites del agrupamiento, en relación con la esencia de la actividad. Ello así por
cuanto no son admisibles las elípticas decisiones de las controversias
intersindicales de representación en el marco incidental de la constitución de una
comisión paritaria. Si bien es aconsejable una evaluación restrictiva de las
impugnaciones a la representación en la negociación colectiva, en el caso no existió
una controversia ficticia, por el contrario, la resolución recurrida conlleva una
contienda de encuadramiento sin aplicar el régimen previsto para este tipo de
conflictos, y parte indebidamente de una representación cuestionada sobre bases
objetivas. (Del dictamen del Fiscal General, al que adhiere la Sala).
CNAT Sala III Expte n° 23738/05 sent. 57538 14/11/06 « Atento Argentina SA c/
Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la R. A. y otro s/ ley de asoc.
Sindicales” (Eiras. Porta. Guibourg.)
2) Homologación.
Convenios colectivos. Interpretación.
Tanto las convenciones colectivas de trabajo cuanto la ley 14250 constituyen
preceptos normativos de derecho común (Fallos 277:477; 279:322). Su
interpretación por ende, es función propia de los jueces del trabajo, cada vez que
deben resolver conflictos interpersonales, sin que pueda modificar dicha naturaleza
la circunstancia de que para su vigencia aquellas convenciones necesiten la previa
homologación del Ministerio pertinente.
CSJN A 1000 XVIII “Albornoz, Ernesto c/ Arte Gráfico Editorial. Argentino SA”
6/11/79.
10
Poder Judicial de la Nación
Convenios colectivos. Homologación. Ámbito.
El acto de homologación establece los ámbitos personal, territorial y temporal de
aplicación de la convención al mismo tiempo que extiende sus efectos a todos los
trabajadores en actividad o categoría, abstracción hecha de que tanto ellos como
los empleadores invistan o no el carácter de afiliados a las asociaciones pactantes;
pero sin perjuicio de que se puedan crear nuevos derechos y obligaciones de
alcance limitado a los signatarios.
CSJN A XXIII “Asociación Empleados de la DGI c/ DGI” 30/10/90.
Convenios colectivos. Impugnación.
La impugnación de un convenio colectivo de trabajo, que debidamente formalizado
y ratificado ante el Ministerio de Trabajo recibió la correspondiente homologación
por parte de dicho organismo por medio de la resolución suscripta por el
Subsecretario de Relaciones Laborales, debe ser efectuada en el ámbito
administrativo mediante la interposición de los recursos pertinentes, y sólo agotada
dicha instancia, quedaría expedita la revisión judicial con arreglo al amplio marco de
la competencia establecida en la ley 23551.
USO OFICIAL
CSJN U 10 XXXII “Unión Obrera Metalúrgica de la República Argentina c/ Estado
Nacional - Ministerio de Trabajo y Seguridad Social s/ juicio sumarísimo”.
03/04/1996 T. 319, P. 371
Convenios colectivos. Impugnación.
La vía recursiva pertinente para la impugnación de un convenio colectivo de trabajo
no puede ser soslayada mediante la interposición del amparo sindical previsto en el
art. 47 de la ley 23.551.
CSJN U 10 XXXII “Unión Obrera Metalúrgica de la República Argentina c/ Estado
Nacional - Ministerio de Trabajo y Seguridad Social s/ juicio sumarísimo”.
03/04/1996 T. 319, P. 371
Convenios colectivos. Interpretación.
En materia de interpretación de los convenios colectivos, debe computarse la
totalidad de los preceptos en juego de manera armónica, en procura de una
aplicación racional de suerte que no se admiten soluciones injustas que prescindan
de las consecuencias que se derivan de cada criterio particular.
CSJN T 151 XXXIV “Cursi, Vicente c/ Banco de la Nación Argentina” 24/4/01 Fallos
324:1381.
Convenios colectivos. Homologación. Ámbito de aplicación del convenio.
El acto de homologación de un convenio colectivo establece los ámbitos personal,
territorial y temporal de aplicación del convenio (art. 3 de la ley 14250) y el ámbito
de validez personal está dado por la representatividad de las entidades firmantes
del mismo. Es decir, que ningún empleador queda obligado a la normativa de un
convenio si no intervino en su celebración por el sector patronal, una asociación
que lo represente o, al menos, un grupo representativo de empleadores de la
actividad (art. 9 ley citada).
CNAT Sala I Expte n° 10868/06 sent. 85127 5/5/08 “Funes, Claudia c/ Obra Social
del Personal de la Ind. de la Alimentación OSPIA s/ despido” (Vilela. González.
Pirolo)
Convenios colectivos. Impugnación. Amparo. Improcedencia.
La acción de amparo no está pensada para las controversias de interpretación
debatible, ni para remediar situaciones litigiosas que no se agotan con el análisis
del acto cuestionado, por lo que si el planteo de la demandante se proyecta sobre
relaciones individuales de trabajo y se impondría la intervención de los
dependientes y de las partes signatarias del convenio, ello patentiza la imposibilidad
de tramitar la controversia en el diseño adjetivo elegido. Por ello se concluye en la
inadmisibilidad de la acción de amparo dirigida a controvertir la homologación de
11
convenios colectivos cuando se basan en motivaciones que requieren complejos
cotejos fácticos. (Del dictamen del Fiscal General n° 42749 al que adhiere la Sala).
CNAT Sala X Expte n°6393/06 sent. Int. 13608 13/9/06 « ADEPROH y otro c/
Estado Nacional s/ amparo » En igual sentido CNAT Sala II Expte n° 16141/04 sent.
92877 17/9/04 “ADEPROH c/ Estado Nacional s/ amparo” (Rodríguez. González.)
Convenios colectivos. Cuestionamiento de sus alcances. Amparo.
Improcedencia.
No puede una asociación gremial (en este caso la Confederación Odontológica
Argentina), que no intervino en la celebración de un convenio colectivo, cuestionar
sus alcances referidos al ámbito de aplicación a cierto personal, por la vía de una
acción de amparo. Esto es así, porque toda polémica o controversia referida a la
legitimidad o a los alcances del convenio en cuestión debe tener por partícipes
esenciales a los entes que la suscribieron para que puedan ejercer el derecho de
defensa, garantizado no sólo por el art. 18 de la CN sino también por los Tratados
Internacionales. Por ello, no cabe el trámite del conflicto sólo con el Ministerio de
Trabajo, toda vez que éste sólo actuó como autoridad a los efectos de la
homologación. Finalmente, no es procedente sortear los carriles previstos por el
sistema para impugnar el resultado de una negociación de la cual se es ajena, sin
incluir en el cuestionamiento a todos aquellos que participaron en la paritaria. (Del
dictamen del Fiscal General al que adhiere la Sala).
CNAT Sala VII Expte n°3923/06 sent. Int. 28527 9/5/07 “Confederación
Odontológica de la Rep. Argentina c/ Ministerio de Trabajo s/ amparo” (Ferreirós.
Rodríguez Brunengo.)
Convenios colectivos. Amparo. Solicitud de control de legalidad. Procedencia.
Es procedente la acción de amparo fundada en el art. 43 de la CN, interpuesta por
una asociación sindical simplemente inscripta, a fin de que el Ministerio de Trabajo
ejerza el control de legalidad del convenio colectivo suscripto por la UTHGRA que,
en su tesis, incluiría cláusulas regresivas, violatorias del orden público laboral y de
lo dispuesto por el régimen imperativo. Ello así, pues se impone una interpretación
amplia tanto del artículo mencionado como del art. 23 de la ley 23551 y la polémica
está dirigida en lo esencial a que la autoridad administrativa ejerza el control de
legalidad impuesto por el art. 4 de la ley 14250 de una manera expresa y que no se
produzca la homologación tácita a la que alude el art. 6 de la ley 23546, con la
modificación introducida por el art. 22 de la ley 25877. Es decir, que la pretensión
está dirigida a que la autoridad administrativa se expida ante una inquietud de los
“administrados” y se trata de una suerte de derecho a peticionar y a obtener una
respuesta en torno de la “legalidad” de lo convenido. (Del dictamen del Fiscal
General al que adhiere la Sala) .
CNAT Sala VII Expte n° 12313/04 sent. Int. 25668 3/8/04 « Nueva Organización
Gastronómica c/ Ministerio de Trabajo s/ amparo »
Convenios colectivos. Homologación. Impugnación del acto administrativo.
Improcedencia.
No es procedente resolver una potencial contienda intersindical de encuadramiento
o representación en el marco de una acción de nulidad de un acto homologatorio de
un convenio colectivo, porque esto implicaría alterar el diseño legal preestablecido
para la composición de esta tipología de controversias y que está descripto, con
sustento en principios generales que hace a la autonomía y libertad sindical, en los
arts. 59 y concordantes de la ley 23551. La homologación de un convenio, más allá
del criterio que suscite y de los cuestionamientos que podría originar desde el punto
de vista de la legitimidad de los firmantes, cobra operatividad en los contratos
individuales de trabajo y la polémica confluye en un conflicto de fuentes de distintos
beneficios. (Del dictamen del Fiscal General, al que adhiere la Sala).
CNAT Sala IV Expte n° 15769/99 sent. Int. 41807 28/11/03 « Federación Argentina
de Empleados de Comercio c/ Ministerio de Trabajo s/ impug. Acto dministrativo”
(Guthmann. Moroni.)
Convenios colectivos. Impugnación.
La impugnación de un convenio colectivo de trabajo debidamente formalizado,
ratificado y homologado debe realizarse en el ámbito administrativo, mediante la
interposición de los recursos pertinentes y tan solo luego de agotada dicha
instancia, ser objeto de revisión judicial.
12
Poder Judicial de la Nación
CNAT Sala VII Expte n° 17886/98 sent. 36408 6/11/02 « Ghersi, Luis y otro c/
Ministerio de Defensa s/ despido » (Ruiz Díaz. Pasini.)
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Impugnación. Pedido de nulidad. Improcedencia.
Ni cada uno de los trabajadores ni cada uno de los empleadores incluidos en el
ámbito personal de vigencia de las convenciones colectivas tiene vinculación
directa con el órgano homologante –Ministerio de Trabajo-, por lo que no están
legitimados a demandarlo para obtener la anulación del acto homologatorio, ni por
defectos formales, ni por el contenido material de esos instrumentos. Si alguna
cláusula de la convención colectiva resultara contraria a las normas de orden
público o –en el marco de cada una de las “instituciones”, unidad de comparación,
menos favorable que la unidad legal-, en cuanto, como efecto del acto, se ha
incorporado a los contratos de trabajo, el entuerto debe ser enderezado en el
ámbito preciso en el que se inscribe el interés del sujeto afectado. Y este interés
nunca podría abarcar el de toda la categoría profesional regulada, cuya
representación no está en cabeza de cada individuo en particular, sino en el de la
asociación o grupo interviniente en la celebración del convenio, cuya actuación se
agota con la homologación. La declaración de nulidad solicitada – incluiría el
dictado, por vía pretoriana, de una norma sustitutiva, quehacer ajeno a la
competencia de los jueces, que no dictan normas de alcance general- afectaría el
interés del resto de los trabajadores comprendidos en el convenio, algunos de los
cuales podrían tener interés en la conservación de la cláusula atacada.
CNAT Sala VIII Expte n° 14778/00 sent. 26675 28/2/06 « Ruiz Díaz, Carlos y otros
c/ Ministerio de Trabajo s/ nulidad de resolución” (Morando. Lescano.)
Convenios colectivos. Homologación. Inaplicabilidad del art. 62 ley 23551.
Los arts. 61 y 62 de la ley 23551, en relación a la aptitud jurisdiccional de esta
Alzada, se refieren solamente “…a las resoluciones definitivas de la autoridad
administrativa del trabajo en materia reglada por esta ley…” o sea en lo vinculado a
la vida interna de las asociaciones sindicales y no en lo concerniente a aspectos
típicos de la negociación colectiva. Por ello, no se discute que la resolución que
homologa un convenio colectivo no está comprendida en el sistema de revisión del
art. 62 de la ley 23551 y, como bien lo recordara Ernesto Krotoschin, la ley 14250
no ha previsto ningún recurso contra la decisión administrativa (ver “Tratado
Práctico de Derecho del Trabajo” Tomo II 3° ed. Pág 140) que, por ende, no puede
ser revisada por esta Alzada, porque implicaría la inadmisible creación pretoriana
de una apelación no reglada. (Del dictamen del Fiscal General n° 44730 del 1/10/07
al que adhiere la Sala).
CNAT Sala X Expte n° 13725/07 sent. 15067 5/2/08 « Federación Argentina de
Empleados de Comercio c/ Ministerio de Trabajo s/ ley de asoc. Profesionales” En
igual sentido CNAT Sala III Expte n° 2787/04 sent. 85759 19/4/04 “Asociación
Argentina Empleados de la Marina Mercante y otros c/Ministerio de Trabajo s/ ley
asoc. sindicales” (Guibourg. Porta.)
Convenios colectivos. Impugnación de las comisiones negociadoras.
Recursos arts. 61 y 62 ley 23551. Improcedencia.
Los planteos referidos a la eventual nulidad que hubiere afectado al trámite
administrativo ante el Ministerio de Trabajo, a raíz de la actuación del Presidente de
la Comisión Negociadora del sector Público, en orden a la celebración de distintas
reuniones de las comisiones negociadoras respectivas convocadas a fin de
suscribir el convenio colectivo del área, así como la objeción planteada contra lo
resuelto por dicho organismo, en relación a la exclusión de determinada rama del
personal del ámbito de proyección del convenio colectivo cuestionado, sólo
tangencialmente se proyectan sobre el ámbito general de la ley 23551 y no se
encuentran específicamente contemplados en ninguno de los supuestos
enumerados en el art. 623 del cuerpo legal citado. Por ello corresponde declarar
formalmente inadmisible el recurso interpuesto.
CNAT Sala IX Expte n° 3066/99 sent. Int. 2871 26/3/99 « Asoc. Trabajadores del
Estado ATE c/ Ministerio de Trabajo s/ 23551”
Convenios colectivos. Homologación. Cuestionamiento. Inaplicabilidad art. 62
ley 23551.
13
La resolución que homologa un CCT no es encuadrable en el sistema de revisión
del art. 62 de la ley 23551, recurso que no puede ser interpretado con amplitud,
porque está previsto en un diseño de única instancia y no es idóneo por su
estructura adjetiva para ventilar conflictos de aristas complejas que exigirían la
participación cabal, tanto de la entidad sindical firmante, como de los empleadores y
de las partes afectadas, extremo que no se verifica en este caso concreto, en el que
el debate se proyecta sobre el régimen obligacional de los contratos individuales del
trabajo.
CNAT Sala III Expte n° 15979/06 sent. 57287 25/8/06 « Ministerio de Trabajo c/
Unión Personal Jerárquico de Banco de la Pcia de Buenos Aires” (Eiras. Porta.)
Convenios colectivos. Resolución homologada. Efectos.
La resolución 64/97, acta complementaria del CCT 163/95 reviste la calidad de
convención colectiva en tanto se trata de un acuerdo adoptado por la comisión
paritaria, en función de las atribuciones conferidas por el art. 15 de la ley 14250, la
que destinada a producir los efectos de un convenio colectivo (art. 17 ley 14250) fue
sometida a la homologación con la forma y requisitos de validez que se requieren
para esta última.
CNAT Sala II Expte n° 15145/02 sent. 92807 24/8/04 « Ríos, Hernán y otros c/
Trenes de Buenos Aires SA s/ diferencias salariales » (Rodríguez.González.)
Convenios colectivos. Pedido de nulidad de un acto homologatorio.
Improcedencia cuando subyace una contienda intersindical.
No resulta procedente resolver una contienda intersindical de representación en el
marco de una acción de nulidad de un acto homologatorio de un convenio colectivo,
porque esto implica alterar el diseño legal preestablecido por los arts. 59 y
concordantes de la ley 23551 para la composición de este tipo de controversias y
que se sustenta en principios que hacen a la autonomía y libertad sindical (en igual
sentido CNAT Sala IV sent. 41807 del 28/11/03 “Confederación Argentina de
Empleados de Comercio c/ Ministerio de Trabajo s/ impugnación acto
administrativo”).
CNAT Sala III Expte n° 23369/02 sent. Int. 57144 21/6/06 “Federación Argentina de
Empleados de Comercio c/ Ministerio de Trabajo s/ nulidad de resolución” (Porta.
Eiras.)
Convenios colectivos. Homologación. Acto administrativo que homologó un
acuerdo. Improcedencia.
Se impone un criterio de suma prudencia para afectar desde el poder jurisdiccional
un convenio emergente del principio de la autonomía colectiva, y que presenta un
principio cabal de ejecución temporal, en particular si se tiene en cuenta las
garantías basadas en la libertad sindical y el derecho a negociar (doct. Art. 14 bis
de la CN y 1,6 y conc. de la ley 23551). En el caso, el Sindicato había suscripto un
acta, homologada luego por la autoridad administrativa, referida a la jornada de
trabajo de sus representados y ello fue sometido a la asamblea quien lo avaló, por
lo que se daría el supuesto de un convenio que conllevaba el pago de una
bonificación extraordinaria, lo que impide efectuar un juicio peyorativo dogmático.
(Del dictamen del Fiscal General, al que adhiere la Sala ).
CNAT Sala VII Expte n° 11874/03 sent. Int. 28034 31/10/06 « Sindicato Ünico de
Trabajadores del Neumático c/ Estado Nacional M de T s/ impugnación acto
administrativo”.
3) Publicación
Convenios colectivos. Publicación.
En cuanto al inicio de la vigencia de un convenio, cabe señalar que la circunstancia
de que en uno de sus artículos establezca que sus disposiciones rigen “a partir de
su homologación” no resulta jurídicamente eficaz para prescindir del recaudo de la
publicación que prevé el art. 5° de la ley 14250 para la vigencia de las normas
convencionales, en especial teniendo en cuenta que la misma resolución
homologatoria dispone el cumplimiento del requisito en cuestión. En efecto, el art. 5
ordena la publicación del convenio en tanto el art. 7 prevé que, “…en el supuesto de
que este Ministerio de Trabajo no efectúe la publicación de esta resolución y del
convenio homologado, las partes deberán proceder de acuerdo a lo establecido en
el art 5 de la ley 14250 (t.o. 1988)”. Por ello, cuando el Ministerio de Trabajo no
14
Poder Judicial de la Nación
publicó el convenio homologado y este recaudo tampoco fue cumplido por las
partes signatarias, corresponde entender que el convenio en cuestión no ha
adquirido vigencia.
CNAT Sala III Expte n° 15080/01 sent. 84742 23/4/03 « Bottarlini, Juan c/ Siembra
AFJP SA s/ despido » (Guibourg. Eiras.)
4) Cláusulas.
Convenios colectivos. Cláusulas.
Debe procurarse una aplicación racional de las cláusulas de la convención colectiva
controvertida, de suerte que no se arribe a la admisión de soluciones injustas que
prescindan de las consecuencias que se derivan de cada criterio particular.
CSJN C 490 XXII “Casuso, Gustavo y otros c/SADAIC” 21/11/89 Fallos 312:2239.
Convenios colectivos. Cláusulas.
La convención colectiva reconoce hoy una estructura muy compleja, en razón de
sus múltiples finalidades, que no se agotan, como es obvio, en la función normativa.
CSJN C 490 XXII “Casuso, Gustavo y otros c/SADAIC” 21/11/89 Fallos 312:2239.
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Cláusulas.
Más que normativas (o reguladoras de las condiciones de trabajo) las cláusulas
como la del art. 40 de la CCT 84/75 constituyen obligaciones colectivas
(institucionales) aunque limitadas en el caso al marco de la empresa.
CSJN C 490 XXII “Casuso, Gustavo y otros c/SADAIC” 21/11/89 Fallos 312:2239.
Convenios colectivos. Cláusulas.
Dado que la CCT 84/75 pudo no estar vigente por vencimiento del plazo
establecido, por haber sido abrogada por la voluntad de los propias contratantes,
por no ponerse el sistema en funcionamiento o al haberlo abandonado durante
largos años, la afirmación de la Cámara en el sentido de que es imposible que
dentro del derecho del trabajo se pueda admitir que un uso empresario contra
legem pueda considerarse derogatorio de derechos concedidos por convenciones
colectivas y protegidos por el orden público laboral, deviene meramente dogmática
y carente de vinculación con las circunstancias probadas en la causa.
CSJN C 490 XXII “Casuso, Gustavo y otros c/SADAIC” 21/11/89 Fallos 312:2239.
a) Normativas. Obligacionales.
Convenios
colectivos.
Cláusulas.
Cuestionamiento.
Requisitos.
Improcedencia de la acción de amparo.
No resulta procedente la acción de amparo cuando lo que se pretende es la
declaración de nulidad del aporte establecido por una cláusula de un acta acuerdo
en el marco de un convenio colectivo (en el caso entre la UTHGRA y la AHTRA) por
el que se imponía un aporte solidario del 2,5% del sueldo bruto de los trabajadores,
afiliados o no a la entidad sindical. Ello así, porque no se advierte que exista un
acto de “arbitrariedad e ilegalidad manifiesta” que lesione algún derecho o garantía
reconocido por la CN, un tratado o una ley, tal como lo exige de manera
insoslayable el art. 321 inc. 2° del CPCCN para dar procedencia a la acción
sumarísima. Por el contrario la controversia requiere una mayor amplitud de debate
y de conocimiento que el contemplado en el escaso marco del proceso sumarísimo.
El rechazo de la acción de amparo descansa en una razón adjetiva y no sustancial,
por lo cual no implica pronunciamiento alguno sobre la cuestión de fondo suscitada
respecto del aporte cuestionado, planteo que podrá ser reeditado en un eventual
proceso posterior.
CNAT Sala X Expte n° 37227/07 sent. Int. 15676 30/6/08 « Ronchi, Carla y otros c/
Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la RA s/ amparo”
Convenciones colectivas. Cláusulas normativas y obligacionales.
Las cláusulas normativas tienen un valor similar a una norma de carácter general –
ley- mientras que las obligacionales, en cuanto no constituyen reglas generales,
sólo afectan a las partes que las han pactado, por lo que su validez se rige por las
normas del derecho civil. Las cláusulas normativas tienen ultraactividad y las
obligacionales mantienen su vigencia durante el plazo contractual pactado, como
ocurre con todas las de derecho privado, cuya causa fuente es la voluntad de las
partes.
15
CNAT Sala I Expte n° 784/96 sent. 75485 25/2/00 “Sociedad Argentina de
Locutores SA c/ Young & Rubucan SA s( CCT 302/75” (Vázquez Vialard. Vilela.)
Convenciones colectivas. Cláusulas normativas y obligacionales. Art. 11 inc.
2° CCT 302/75.
Más allá de las imprecisiones que emergen de las clasificaciones tradicionalmente
aceptadas entre cláusulas “normativas” y “obligacionales”, lo cierto es que el art. 11
inc 2° del CCT 302/75 se encuentra dirigido a promover la contratación de locutores
profesionales y no a establecer un mero aporte o contribución a favor de la entidad
sindical, pudiendo válidamente calificarse a la misma como una sanción
convencional subsidiaria de una cláusula normativa, en tanto son en sí los locutores
profesionales los beneficiarios de tal previsión, careciendo por tanto de la relevancia
que se le asigna al hecho de que arbitrariamente se hubiere erigido a la entidad
gremial como destinataria de la sanción allí prevista. Dicho dispositivo tampoco
atenta contra la libertad de trabajar que contempla el art. 14 bis de la CN ya que su
finalidad es la de alentar el desempeño profesional de los locutores promoviendo su
contratación y beneficiando así a un conjunto laboral específico, en épocas de
retracción y desempleo.
CNAT Sala II Expte n° 784/96 sent. 89537 5/7/01 « Sociedad Argentina de
Locutores c/ Young & Rubucan SA s/ CCT 302/75 » (González. Rodríguez.)
Convenciones colectivas. Cláusulas normativas y obligacionales. Art. 11 CCT
302/75.
El art. 11 del CCT 302/75 está destinado a promover la contratación de locutores, a
afectar e incidir en el mercado de trabajo, como una forma de promoción de la
actividad profesional que beneficia al colectivo laboral de que se trata y la sanción
allí establecida debe considerarse referida al logro de la finalidad, a disuadir la
omisión de la presencia de un locutor profesional en todo fílmico publicitario. No
estamos en presencia, por lo tanto, de un mero aporte en el marco de una cláusula
de único contenido patrimonial y es evidente que los beneficiarios son todos los
trabajadores locutores y no la entidad sindical como mero sujeto de existencia ideal.
El pago es una suerte de sanción convencional subsidiaria de una cláusula
normativa. (Del dictamen del Fiscal General al que adhiere la Sala).
CNAT Sala IX Expte n° 20293/98 sent. 8686 16/7/01 « Sociedad Argentina de
Locutores c/ Ratto BBDO SA s/ incumpl. Convenio” (Zapatero de Ruckauf.
Balestrini.)
Convenios colectivos. Cláusula que establece un aporte empresario de
afectación específica. Trabajadores cerveceros. Acuerdo del 16/8/88.
Por un acuerdo suscripto el 16 de agosto de 1988, entre la Federación Argentina de
Trabajadores Cerveceros y Afines y la Cámara de la Industria Cervecera Argentina,
se estableció un “aporte obligatorio” a cargo de las empresas cerveceras del 1%
sobre la venta bruta de cerveza. Tales fondos serán destinados a la promoción de
la instrucción gremial y profesional de los asociados a los sindicatos adheridos, a la
creación de actividades sociales culturales y educativas. Dicho acuerdo fue
homologado por la autoridad administrativa en los términos de la ley 14250 y
presenta una arista muy singular: se proyecta de manera clara e inequívoca – al
menos en su intención y finalidad- en el status de beneficio” de los trabajadores de
la actividad y, como tal, no podría ser subsumido fácilmente en la tipología
obligacional , porque está destinado a facetas que hacen al bienestar de los
trabajadores y existe un diseño de contralor para que el crédito no se diluya, ni se
confunda con el patrimonio sindical. Por ello, al no tratarse de un aporte sindical,
sino de una contribución con destino laboral específico que se proyecta sobre el
nivel de beneficio de todos los trabajadores corresponde que sea abonada por
todos los empresarios cerveceros, aún por los no firmantes del acuerdo. (Del
dictamen del Fiscal General, al que adhirió la Sala).
CNAT Sala IV Expte n° 87/96 sent. 80522 18/12/97 « Federación Argentina de
Trabajadores cerveceros y Afines c/ CCBA SA s/ cobro de aportes » .
Convenios colectivos. Cláusulas normativas. CCT 83/75. Subsistencia.
El art. 23, específicamente su cláusula V, del CCT 83/75 se limita a determinar los
rubros que integran el salario, fijando un porcentaje de comisión distinto según se
trate de eventos extraordinarios o no, más un sueldo fijo mensual, bonificación por
16
Poder Judicial de la Nación
antigüedad, viáticos y adicionales. En la medida en que dicha cláusula establece
pautas netamente salariales, cabe calificarla de normativa, por lo que la
circunstancia de que no se hubiera acordado con el actual sindicato qué eventos
cabe conceptuar como extraordinarios no es una circunstancia oponible al
trabajador, pues en modo alguno dicha omisión justifica el apartamiento de los
lineamientos de la norma, modificando unilateralmente la demandada las pautas
salariales acordadas en la norma convencional, la cual está subsistente hasta tanto
no se celebre una nueva convención colectiva en sustitución de la anterior.
CNAT Sala II Expte n° 12929/01 sent. 92400 23/3/04 « Cersósimo, Luis c/ SADAIC
s/ diferencias de salarios » (Rodríguez.Bermúdez)
USO OFICIAL
b) De solidaridad.
Convenios colectivos. Cláusulas de solidaridad.
No procede el recurso extraordinario contra la sentencia que rechaza la demanda
tendiente a obtener el reintegro del aporte del 1% mensual percibido por la
Federación de Empleados de Comercio si, como en el caso ocurre, el apelante no
impugnó válidamente el fundamento de que la entidad gremial sustenta su derecho
en las convenciones colectivas invocadas, ni desconoce que los fondos así
recaudados tienen un destino específico, a saber, el sostenimiento de servicios
sociales que benefician a todos los trabajadores del gremio, estén afiliados o no; ni
alega tampoco, que la contribución sea autónoma e independiente de otras
previsiones sinalagmáticas de interés común que rigen la actividad, por lo que cabe
entender que la contribución cuestionada integra el conjunto de estipulaciones
generales de las que resulta el mérito y la eficacia del convenio colectivo que
determinan las condiciones de trabajo.
CSJN “Potenze, Pablo c/ Fed. Empleados de Comercio” 12/4/72 Fallos 282:269.
Convenios colectivos. Cláusulas de solidaridad.
La impugnación de las leyes con fundamento constitucional no puede formularse en
forma abstracta. En consecuencia, la tacha del art. 8 de la ley 14250, con base en
los arts 14 y 17 de la CN, debe ser considerada en relación con las circunstancias
concretas del caso, y en la medida en que dicha norma funde la obligatoriedad –
aún para quienes no están afiliados a las entidades profesionales- de las
contribuciones que, como en el caso, han sido establecidas en la ejecución de un
convenio homologado que contempla solidariamente el interés de todos los
trabajadores del gremio y al que se ajustan sus contrataciones individuales,
pertenezcan o no a la entidad promotora.
CSJN “Potenze, Pablo c/ Fed. Empleados de Comercio” 12/4/72 Fallos 282:269.
Convenios colectivos. Cláusulas de solidaridad.
El voluntario sometimiento del actor a un régimen jurídico, sin reserva expresa,
determina la improcedencia de su impugnación ulterior con base constitucional. Tal
ocurre cuando como en el caso, las relaciones entre el empleado y su principal se
han regulado según el régimen de las convenciones colectivas de trabajo y el
apelante, que intenta repetir de la Federación de Empleados de Comercio su
contribución del 1% mensual, ha resultado acreedor de los beneficios estipulados
en las mismas y, especialmente, el relativo al uso de servicios sociales para cuyo
sometimiento fue prevista la mencionada contribución del 1% mensual.
CSJN “Potenze, Pablo c/ Fed. Empleados de Comercio” 12/4/72 Fallos 282:269.
Convenios colectivos. Cláusulas de solidaridad.
Toda vez que es de la esencia de los convenios colectivos de trabajo su carácter de
obligatorios para las personas representadas por las entidades que los suscriben y
mediante ley que reglamenta la institución, no resulta viable la impugnación
constitucional de tales convenios con fundamento en la falta de aquiescencia
individual a sus términos. (Voto del Dr. Roberto Chute).
CSJN “Potenze, Pablo c/ Fed. Empleados de Comercio” 12/4/72 Fallos 282:269.
Convenios colectivos. Cláusulas de solidaridad.
En razón de la índole contractual de la prestación, no es admisible la impugnación
constitucional del art. 8 de la ley 14250, con fundamento en que permite la
imposición de contribuciones, máxime si no se ha demostrado que la cláusula
17
convencional que las impone sea arbitraria o confiscatoria. (Voto del Dr. Roberto
Chute).
CSJN “Potenze, Pablo c/ Fed. Empleados de Comercio” 12/4/72 Fallos 282:269.
Convenios colectivos. Cláusulas de solidaridad.
No se discute en nuestro ordenamiento positivo, la posibilidad que se acuerden, en
el marco de la concertación sectorial, cláusulas que impongan cotizaciones a los
trabajadores no afiliados a la organización sindical (art. 9 de la ley 14250, t.o.
decreto 188/88 y 37 inc. a) de la ley 23551). Dichas estipulaciones, también
llamadas “de solidaridad” han sido avaladas por la CSJN (ver en particular, Fallos
282:269 y el análisis de J. Rodríguez Mancini en “Las instituciones del Derecho
Colectivo del Trabajo y la Constitución Nacional” LL pág 55 y sgtes) y se justifican
porque los logros y avances en las condiciones de trabajo, obtenidas por la
asociación sindical con personería gremial, se extienden, por el efecto “erga omnes”
sobre los contratos de trabajo de los dependientes no afiliados. En consecuencia,
es razonable exigirles una contraprestación por esa suerte de gestión de negocios
de carácter legal, que irroga para la entidad una labor y un costo. (Del dictamen del
Fiscal General n° 39219 del 29/10/04 al que adhiere la Sala).
CNAT Sala X Expte n° 25959/03 sent. 13165 2/11/04 « Espíndola, Carlos y otros c/
Fed. Trab. Ind. Alimentación y otro s/ amparo” (Scotti. Corach.)En igual sentido
CNAT Sala III Expte n° 31169/06 sent. 88569 8/3/07 “Antonucci, Juan c/ Estado
Nacional s/ amparo” (Porta. Guibourg.)
Convenios colectivos. CCT 160/75. Cuota sindical. Trabajadores no afiliados.
Improcedencia.
La llamada “cuota sindical” prevista por el art.94 del CCT 160/75 responde a una
causa distinta de las llamadas cláusulas de solidaridad, por lo que no puede
imponérseles su pago a los trabajadores “no afiliados”. La normativa el CCT 160/75
hace expresa referencia a dos tipos de contribuciones. El art. 92 prevé las llamadas
cuotas de solidaridad, a diferencia del art. 94 que se refiere a las llamadas “cuotas
sindicales” que, más allá de la expresión “afiliado o no” (ver art. 94 CCT 160/75 in
fine) deben imponerse exclusivamente a los trabajadores afiliados al sindicato.(Del
voto de la Dra. Guthmann, en mayoría. El Dr. Moroni disiente con respecto a la vía
procesal elegida).
CNAT Sala IV Expte n° 20731/05 sent. 91513 29/6/06 “Pérez, Elbio c/ Unión de
Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles s/ sumarísimo” (Guthmann. Moroni,
Guisado.)
Convenios colectivos. Cuotas sindicales y de solidaridad.
Las cuotas sindicales son aportes económicos que los afiliados entregan a las
asociaciones que integran a los efectos de su sostenimiento económico. Como
tales, son resueltas por las asambleas sindicales (ley 23551, art. 20 inc e). A tal
punto constituyen un universo cerrado que a las asambleas pueden asistir y en
ellas votar, sólo los afiliados. Distinto es el caso de las cuotas de solidaridad que,
fijadas en los convenios colectivos de trabajo, se imponen de una manera
extraordinaria a todos los trabajadores comprendidos en un convenio, sean o no
afiliados (ley 14250, art. 9). Se trata de dos aportes distintos, sea por la causa
fuente (asamblea sindical) sea por la temporalidad (constante o esporádica).
CNAT Sala VI Expte n° 19133/05 sent.Int. 28348 12/10/05 « Rijana, Marcelo y otros
c/ Club Universitario de Bs As s/ sumarísimo” (Incidente) (Capón Filas. Fernández
Madrid.)
Convenios colectivos. CCT 160/75. Cuota sindical. Obligatoriedad con
respecto a los no afiliados. Improcedencia.
El art. 94 de la CCT 160/75 alude a la “cuota sindical” cuya facultad de fijación
asiste a UTEDYC exclusivamente en relación a los trabajadores afiliados a la
entidad (cfr. Art. 20 inc. e) ley 23551 y art. 9 LCT). La imposición de dicha cuota a
los trabajadores no afiliados a la entidad sindical, además de exceder las facultades
de esta última, afecta la libertad sindical individual, en su faz negativa, entendida
como el derecho a no integrar la asociación sindical, reconocido en el art, 4 inc. b)
de la ley 23551. Además, no surge de la causa que durante todo el tiempo
transcurrido desde la celebración de la CCT aludida (treinta años), la demandada
18
Poder Judicial de la Nación
reclamara dicha contribución a los trabajadores no afiliados, ni tampoco lo hizo con
relación al accionante que venía desempeñándose en la actividad durante 8 años
sin que la entidad sindical le requiera la contribución que hoy pretende imponerle.
JNT N° 4 Expte n° 21361/05 sent. 38838 10/2/06 “Lalín. Leonel c/ Unión de
Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles UTEDYC s/ juicio sumarísimo”
(Castagnino).
5) Efecto erga omnes.
Convenios colectivos. Efectos.
El efecto erga omnes que la homologación otorga a las convenciones colectivas de
trabajo –previa evaluación acerca de la no violación de normas de orden público o
dictadas en protección del interés general- se refiere fundamentalmente a las
cláusulas normativas, esto es a las que regulan las condiciones generales de
trabajo, pero no a las obligacionales.
CSJN A XXIII “Asociación Empleados de la DGI c/ DGI” 30/10/90.
Convenios colectivos. Efectos.
USO OFICIAL
Al tener las obligaciones emergentes de las cláusulas de un convenio colectivo
efecto exclusivo entre los contratantes, su legitimidad se rige por las normas de
derecho común o del derecho público, de acuerdo al ámbito y naturaleza de los
sujetos que la suscriban, y no exclusivamente por la ley 14.250 y modificatorias.
CSJN A XXIII “Asociación Empleados de la DGI c/ DGI” 30/10/90.
Convenios colectivos. Efectos erga omnes.
El efecto erga omnes que debe reconocerse a la voluntad colectiva de los sujetos
del derecho del trabajo una vez que el acuerdo ha sido homologado por la autoridad
de aplicación impide que el empleador, por su solo arbitrio, pueda excluir un vínculo
de trabajo del imperio de la convención colectiva, generando una situación
desfavorable para el dependiente (conf. art. 12 LCT).
CNAT Sala VII Expte n° 22281/99 sent. 34670 9/3/01 « Rey Romo, Enrique c/
SADAIC s/ despido » (Ruiz Díaz. Billoch.)
Convenios colectivos. Efectos erga omnes.
Las normas de un convenio colectivo de trabajo celebrado por una asociación
gremial que representa al actor y que fue homologado por el Ministerio de Trabajo,
ha sido objeto de un examen de legalidad y oportunidad lo que otorga a sus
cláusulas efectos erga omnes (arts. 4 y 8 de la ley 14250). El cuestionamiento de
tales normas por parte del accionante hace aplicable la tesis invariable de la CSJN
que veda ulteriores planteos de inconstitucionalidad cuando existe una voluntaria
incorporación a un régimen determinado –teoría de los actos propios-.
CNAT Sala III Expte n° 24645/99 sent. 86663 29/4/05 « Aranda, Mario c/ Idoria,
Jorge s/ suc y otro s/ despido » (Porta. Eiras.)
Convenios colectivos. Orden público superior. Situaciones de emergencia.
Efectos. Inaplicabilidad el CCT.
Si bien, en principio, una ley posterior no puede dejar sin efecto las convenciones
colectivas como si se tratara de una norma de origen estatal, no debe olvidarse que
la propia ley 14250 establece una relación necesaria entre la ley y el convenio y
justifica la homologación ministerial cuando se cumpla el presupuesto esencial de
que “la convención colectiva no contenga cláusulas violatorias de normas de orden
público o dictadas en protección del interés general, como así tampoco que la
vigencia de la misma afecte significativamente la situación económica general o de
determinado sector de la actividad o bien produzca un deterioro grave en las
condiciones de vida de los consumidores (art. 4 ley 14250 t.o. 1988). Esto implica la
sujeción de la CCT a un orden público superior y absoluto que se materializa
cuando se dictan normas de excepción que limitan los derechos individuales en
situaciones de emergencia en que está comprometido el supremo interés de la
Nación. En esos supuestos extremos puede ocurrir que un CCT resulte inaplicable,
es decir, que se de la situación del art. 4 citado, respecto de los convenios vigentes.
CNAT Sala V Expte n° 23876/02 sent. 67031 30/4/04 « Arcos Benasson, Guillermo
c/ Los Cipreses SA s/ diferencias de salarios » (Rodríguez. Morell.)
19
6) Vigencia.
Convenios colectivos. Vigencia. Bancarios. CCT 18/75.
Si bien el CCT 18/75 fue suspendido en sus efectos por la regla estatal 22425 (la
misma que en 1981 derogó el Estatuto de los Empleados de Bancos Particulares de
la ley 12637), recobró luego su plena vigencia. En efecto, el art. 10 de aquella
norma dispuso que el PEN adecuara las disposiciones de dicho CCT 18/75 en un
plazo de 90 días, suspendiendo durante ese lapso la vigencia del convenio en lo
que se opusiera a la regla estatal mencionada. De la letra de dicha regla jurídica
bien podría sostenerse que el convenio nunca perdió vigencia y sólo quedaron
suspendidas algunas cláusulas y, en definitiva, una vez pasados esos 90 días sin
que el PEN se expidiera, fácil es concluir, con criterio interpretativo jurídico, que la
suspensión –sea total o parcial- culminó y que, en todo caso, quedaron afectadas
exclusivamente los contenidos contrarios a la regla 22425. Esta opinión es
compartida por Carlos Livellara (“Régimen Laboral Bancario” en Rev. De Dcho
Laboral 2004-1 Estatutos y otras actividades especiales II, pág 171 Rubinzal
Culzoni) y Mario Ackerman (“Modificación del régimen laboral bancario por la ley
22425, Caducidad y subsistencia de derechos” en revista LT XXXIX pág 691).
CNAT Sala II Expte n° 8696/05 sent. 95573 29/2/08 « Di Tullio, Juan c/ HSBC Bank
Argentina A s/ despido » (Pirolo. Maza.)En igual sentido CNAT Sala VII Expte n°
27324/88 sent. 30153 2/12/97 “Seijas, Irma c/ Banco Español del Río de la Plata
Ltdo SA s/ diferencias de salarios” (Boutigue . Ruiz Díaz.)
Convenios colectivos. Vigencia. Acuerdo de exclusión. Mayores beneficios.
Vigencia posterior del convenio.
Los actores firmaron con la demandada un acuerdo por el cual se excluyeron del
CCT que les correspondía –en el caso el 72/89- obteniendo, en ese momento,
mayores beneficios. Posteriormente, al variar las condiciones del CCT desplazado,
los trabajadores quedaron por debajo de éste y reclamaron las diferencias. El
reclamo es procedente, dado el carácter irrenunciable de las convenciones
colectivas de trabajo, resultando cualquier desplazamiento inadmisible, salvo que
se pacten condiciones más beneficiosas. El hecho de que en su origen las partes
hayan pactado efectivamente condiciones mejores (como por ejemplo en materia
de jornadas y francos) es lícito y válido, pero irrelevante si con ello se pretende
excluir al trabajador del alcance el convenio colectivo: éste continúa rigiendo la
relación, pese a cualquier acuerdo expreso en contrario, y retoma su aplicabilidad
en el momento y en cualquier punto en que el desarrollo de la relación laboral
llegue a quedar debajo del mínimo amparado por el CCT.
CNAT Sala III Expte n° 7514/06 sent. 90005 25/7/08 « Ghirelli, Norberto y otro c/
Massuh SA s/ diferencias de salarios » (Guibourg. Porta.)
a) Retroactividad
Convenios colectivos. Vigencia. Trabajadores que ingresan con un nuevo
convenio.
Las convenciones colectivas de trabajo rigen durante el período fijado para su
vigencia, sin perjuicio de su ultraactividad cuando, vencido el plazo, no se ha
celebrado entre las partes una sustitutiva. En los casos en que ha mediado
negociación y un nuevo texto entró a regir en reemplazo del anterior, las cláusulas
de este no son invocables por los trabajadores ingresados durante le vigencia del
nuevo convenio. Ello se vincula con la naturaleza de esos actos, que, en cuanto
contratos normativos, establecen el contenido preceptivo de los que celebran las
partes comprendidas en su ámbito personal de vigencia. Es obvio que para los
contratos celebrados en una época determinada, dicho contenido es el del
instrumento colectivo vigente en la fecha de su celebración (arts. 5, 6 y 8 de la ley
14250). (Del voto del Dr. Morando, en mayoría. El Dr. Capón Filas hace lugar al
reclamo basándose en el principio protector del mundo del trabajo).
CNAT Sala VI Expte n° 49571/92 sent. 43984 4/3/96 « Rivero, María c/ Limpiolux
SA s/ despido » (Capón Filas. Morando. Fernández Madrid.)
b) Ultraactividad.
20
Poder Judicial de la Nación
Convenciones colectivas. Ultraactividad.
El concepto de ultraactividad de los convenios colectivos de trabajo –relacionado
con la permanencia de su efecto temporal- se refiere a la sobrevivencia que tiene
una cláusula de determinada convención colectiva con posterioridad a su caducidad
o extinción. De ello se colige que los beneficios reconocidos por una pretérita CCT
no resultan afectados por la extinción de la misma, pues el contenido de tales
cláusulas se transforma en uso y prácticas que amparan a todos los trabajadores,
no sólo a los ya amparados sino a los que ingresaron a posteriori. En nuestro
ordenamiento legal tal principio fue receptado en el art. 6 de la ley 14250,
modificada por la ley 23545.
CNAT Sala I Expte n° 10121/01 sent. 81075 30/9/03 “Morales,José y otros c/
Acenaf ARL s/ seg. De vida “ (Puppo. Vilela.)
USO OFICIAL
Convenciones colectivas. Ultraactividad.
El hecho de que el trabajador haya ingresado con fecha posterior no implica que no
le alcancen los beneficios del convenio colectivo de trabajo, en el caso de
trabajadores de PAMi, celebrado en noviembre de 1989, homologado por
disposición de la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo n° 5629/89, toda vez
que dicho convenio se encontraba vigente por razones de ultraactividad (art. 6 e la
ley 14250).
CNAT Sala III Expte n° 8848/05 sent. 88480 8/2/07 « Boullon, Andrea y otros c/
PAMI s/ diferencias de salarios » (Guibourg. Porta.)
7) Convenios de actividad y de empresa.
Convenios colectivos. Convenio de empresa.
Un convenio de empresa, debidamente homologado, desplaza al convenio de
actividad por tratarse de un acto derivado de la voluntad expresada por la
autonomía colectiva y por su especificidad.
CNAT Sala I Expte n° 19841/05 sent. 84347 18/5/07 “Casamiquela, Viviana c/
Consolidar AFJP SA s/ despido” (Vilela.Puppo.)
Convenios colectivos. Convenio de empresa.
Los convenios de empresa carecen del efecto “erga omnes” del que gozan los
convenios de actividad y profesión, por lo que se reducen a las partes que los han
suscripto a través de sus representaciones.
CNAT Sala VII Expte n° 15553/99 sent. 35643 12/9/01 « Carril, Fernando c/ Máxima
Servicios SA s/ cobro de salarios » (Ruiz Díaz. Billoch.)
Convenios colectivos. Empresa que comienza una actividad.
El comienzo de la actividad de una compañía no puede tener lugar en el vacío
normativo convencional, ya que “…como cualquier rama de la economía sujeta a
una convención colectiva de actividad, toda empresa nueva se incorpora, desde
que comienza a operar en el mercado, en orden de las relaciones con su personal,
al complejo normativo resultante de la convención colectiva que corresponde a su
actividad, en cuya celebración, necesariamente, no pudo haber participado, y con
independencia de su afiliación a la cámara empresaria que la celebró, tal como
resulta del art. 4° de la ley 14250” (Esta Sala “Avaca, Néstor c/ Nuevo Banco Bisel
SA s/ despido” sent. 33224 del 28/4/06).
CNAT Sala VIII Expte n° 5580/04 sent. 33451 12/7/06 « Trotta, Gastón y otros c/
DTH SA s/ diferencias de salarios » (Morando.Catardo.)
Convenios colectivos. Personal de complejos cinematográficos de pantallas
múltiples.
Al momento de entrar en vigencia el CCT 368/75 no existía el modelo de
explotación practicado por la demandada (Hoyts General Cinema de Argentina SA),
circunstancia que llevó a la celebración del convenio 264/97 en el que estuvo
legítimamente representada la accionada y que involucra a todo el personal que
desempeña tareas en complejos cinematográficos con pantallas múltiples. En este
nuevo contexto con el cambio de explotación e incluso de tecnología y modo de
desenvolvimiento empresario, la autoridad de aplicación consideró sujeto colectivo
habilitado para realizar la nueva negociación colectiva al Sindicato Único de
Trabajadores del Espectáculo Público y Afines de la República Argentina, a la que
21
se le reconoció personería para representar a todos los trabajadores que
desempeñen tareas en complejos cinematográficos con pantallas múltiples, por lo
que aún tratándose de un convenio de empresa debidamente homologado según
resulta de la resolución 258/97 suscripta por el Subsecretario de Relaciones
Laborales del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, éste incluía a todo el
personal de la empresa lo cual hace plenamente aplicable sus reglas al ámbito
previsto en la convención colectiva que reunía para su vigencia los recaudos de la
ley 14250.
CNAT Sala X Expte n° 21278/05 sent. 15426 16/7/07 « Zerna, Celeste c/ Hoyts
General Cinema de Argentina SA s/ despido » (Corach. Stortini.)En igual sentido
CNAT Sala II Expte n° 17010/99 sent. 89956 29/11/01 “Moro, Rodrigo c/ Cinemark
Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Bermúdez. Rodríguez.)CNAT Sala IV
Expte n° 6535/01 sent. 91425 29/5/06 “Barbará, Daniel c/ Cinemas Hoyts de
Argentina SA s/ despido” (Guisado. Guthmann.)
Convenios colectivos. Convenio colectivo de crisis. Falta de homologación.
Aplicación.
La demandada suscribió un Convenio Colectivo de Crisis en el marco de lo
dispuesto por el art. 20 de la ley 24522, haciéndolo en representación de los
trabajadores el Sindicato de Empleados de Comercio, con la intervención del
Síndico y si bien el mismo no fue homologado, lo cierto es que se ha creado un
ámbito de negociación especial que permita desarrollar una actividad compleja que
una parte de la doctrina ha considerado diversa al procedimiento de crisis
consagrado en el art. 29 de la ley 24013. Sin perjuicio de ello, el mismo sí posee
plena virtualidad en lo que concierne a la oponibilidad al demandante, en este caso,
en la medida que se trataba de un gerente de sucursal que, por su jerarquía estaba
excluido de las categorías contempladas por el CCT 130/75, y por tanto su situación
con la empleadora concursada se debía regir por los beneficios derivados del
contrato individual.
CNAT Sala II Expte n° 33815/02 sent. 92882 17/9/04 « Fernández, Carlos c/ Ceteco
Argentina SA s/ despido » (Rodríguez. Bermúdez.)
Convenios colectivos. Personal de Casino de Buenos Aires A. Comisión
Permanente. Categorías.
El específico régimen convencional vigente para el Casino Buenos Aires SA ha
previsto expresamente la constitución de una “Comisión Permanente de Aplicación
de Relaciones Laborales” (CoPAR), a la que se facultó, entre otras cosas, a
clasificar al personal dependiente (conf. art. 29 del CCT 406/00) y que en uso de
tales prerrogativas dicha comisión elaboró una grilla o planilla, previendo categorías
que no han sido establecidas originariamente en el CCT y que tampoco
responderían a una descripción de tareas precisa, toda vez que ni del convenio de
empresa ni de las resoluciones adoptadas por la CoPAR surgen elementos
objetivos que permitan diferenciarlas, más allá de sus diversas denominaciones. En
tal contexto, si las tareas desarrolladas por el reclamante resultaron acordes a las
atribuidas en el Convenio Colectivo de Empresa para cierta categoría (en el
caso”jefe de sector”), es a la empleadora a quien le corresponderá demostrar cuál
habría sido el criterio para encuadrarlo en una distinta y, en su caso, su adecuación
a la normativa en la que sustentara tal decisión, siendo insuficiente la mera
alegación de facultades discrecionales en resguardo del derecho de libre
organización y dirección empresaria.
CNAT Sala II Expte n° 10700/02 sent. 92485 23/4/04 « Merlo, Hugo c/ Casino
Buenos Aires SA s/ diferencias de salarios » (Bermúdez.González.)
Convenios colectivos. Personal de Telecom.
El ámbito de aplicación de los convenios colectivos de trabajo se rige, en principio,
por la actividad principal de la empresa donde presta servicios el trabajador, con
independencia del convenio que aplique aquella a sus dependientes. Toda vez que
la actividad principal de la demandada Telecom es el servicio de
telecomunicaciones y que del CCT 201/92 surge el detalle de las tareas realizadas
por la actora, que en este caso se desempeñaba atendiendo al público, la
información comercial y los reclamos, corresponde se aplique dicha convención.
Para más, es necesario tener en cuenta que no se trata de un convenio colectivo de
empresa sino de un convenio de ámbito de aplicación nacional que obliga tanto a
sus signatarios como a los que no lo firmaron pero se dedican a la actividad que allí
se refiere (art. 4 ley 14250).
22
Poder Judicial de la Nación
CNAT Sala III Expte n° 14774/04 sent. 87611 28/3/06 « Gómez, María c/ Telecom
Personal SA s/ despido » (Guibourg. Porta.)
Convenios colectivos. Modificación de encuadramiento. Indisponibilidad.
La pretensión de la demandada de modificar el encuadramiento convencional de la
actora, en forma unilateral, afirmando que para que se desempeñara como
supervisora o jefa de cajeras debía ser personal fuera de convenio, implica una
violación del art. 12 de la LCT, en tanto dentro de los derechos irrenunciables se
encuentra, sin ninguna duda, el de ser encuadrado en el convenio colectivo de
trabajo que corresponde, y dicho encuadramiento no es disponible por el
empleador. Para más tal situación no resulta justificada, teniendo en cuenta., en el
caso, las categorías contempladas en el arts. 6 inc. e) y f), art. 7 incs. b) y c), y
arts.12 y 13 del CCT 130/75).
CNAT Sala VI Expte n° 22408/05 sent. 60125 28/12/07 « Aspiazu, Adriana c/ Coto
CICSA s/ despido » (Fontana.Fera.)
USO OFICIAL
8) Ambito aplicación.
Convenios colectivos. Entidades binacionales.
Tanto el Reglamento de Personal del Consejo de Administración de la Entidad
Binacional Yacyretá como el Protocolo de Trabajo y Seguridad Social de la entidad
establecen una indemnización tarifada en los supuestos de ruptura arbitraria del
contrato de trabajo que, como principio general, comprende la totalidad de los
daños ocasionados; y la legislación o convenios colectivos de trabajo más
favorables al trabajador que podrían considerarse aplicables en los casos no
previstos en el reglamento son los suscriptos por la entidad y no la legislación
interna y exclusiva de alguna de las partes contratantes, como el Código Civil y la
Ley de Contrato de trabajo.
CSJN M 608 XXXIV “Masciotta, José y otros c/ Entidad Binacional Yacyretá”
13/7/04 Fallos 327:2932.
Convenios colectivos. Entidades binacionales.
Corresponde rechazar la demanda de daños y perjuicios si la sentencia apelada se
apartó inequívocamente de lo dispuesto en las normas federales aplicables, ya que
la legislación o convenios colectivos de trabajo más favorables al trabajador,
aplicables con carácter supletorio en los términos del art. 44 del Reglamento de
Personal, son los “suscriptos por la Entidad” en cualquiera de los estados
contratantes, pero no la legislación interna y exclusiva de algunos de éstos. (Voto
del Dr. Maqueda).
CSJN M 608 XXXIV “Masciotta, José y otros c/ Entidad Binacional Yacyretá”
13/7/04 Fallos 327:2932.
Convenios colectivos. Entidades binacionales.
La expresión “suscriptos” contenida en el art. 44 del Reglamento de Personal está
referida a los convenios colectivos –que son los únicos susceptibles de suscribirsey no a la legislación. Si el Reglamento hubiera querido referirse a ésta –asignándole
el sentido restringido de derecho interno de la entidad- habría empleado los
términos “dicta”, “incorpora” u otro sinónimo, en vez de efectuar una mención
genérica sin hacer distingos. Por lo tanto, cabe concluir que remite al derecho
interno y exclusivo de las partes contratantes y que prevalecerá la ley o la
convención colectiva, según sea más favorable.(De la disidencia el Dr. Boggiano).
CSJN M 608 XXXIV “Masciotta, José y otros c/ Entidad Binacional Yacyretá”
13/7/04 Fallos 327:2932.
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Firmantes. Representación.
Efectos.
La CCT es, en esencia, un contrato. Sus efectos sólo se extienden a quienes fueron
parte de él (arts. 1195 y 1199 del C. Civil). Su calidad de contrato normativo explica
que las reglas sobre representación propias del derecho privado hayan sido
adaptadas de suerte que, en la práctica, resulten sujetos de sus prescripciones
quienes no han participado, directamente o por apoderado, en su celebración. Ello
ocurre con quienes se dedican a una misma actividad, por disposición expresa del
art. 4 de la ley 14250, o por la “representación ficta” resultante de la integración por
vía administrativa del órgano negociador.
23
CNAT Sala VIII Expte n° 312/04 sent. 32913 30/9/05 « Aranguez Uthurriaga,
Susana c/ Publicom SA s/ despido » (Morando, Lescano).
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Individualización.
Para las convenciones colectivas homologadas en el régimen de la ley 14250, cuya
obligatoriedad, legalmente impuesta, resulta de su homologación y publicación, el
art. 8 LCT dispensa de la prueba de su existencia y texto cuando se las ha
individualizado debidamente, exigencia que no debe entenderse como obligando a
la mención de su número, fecha o denominación de las partes concertantes, ya que
basta la enunciación de los datos suficientes para que su invocación resulte
inequívoca.
CNAT Sala VI Expte n° 25714/90 sent. 38922 26/8/93 « Tovani, Emilio y otros c/
Dexen SRL y otro s/ despido » (Morando. Fernández Madrid. Capón Filas.)
Convenios Colectivos. Ámbito de aplicación personal.
El alcance personal de las convenciones colectivas se basa en una suerte de
representación objetiva que hace referencia a la actividad empresaria y no a su
voluntad de agruparse o de aceptar representación de alguna entidad gremial. El
examen del alcance de la representación debe surgir del análisis de las pruebas
que se produzcan en el caso concreto en el que se presenta el conflicto, y no puede
extraerse de meras apreciaciones genéricas basadas en conceptos legales que se
no se ajustan a las transformaciones que acontecen en el universo económico (ver
Rodríguez Mancini, Jorge Tratado de Derecho del Trabajo dirigido por M. Ackerman
T VIII Cap VI pág 369).
CNAT Sala I Expte n° 10868/06 sent. 85127 5/5/08 “Funes, Claudia c/ Obra Social
del Personal de la Ind. de la Alimentación OSPIA s/ despido” (Vilela. González.
Pirolo)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación personal.
La ley 14250, en su art. 1 determina su ámbito personal de aplicación en forma
amplia y prevé una regulación particular para los convenios colectivos de la función
pública. Luego, el art. 8 de la ley 25877 (B.O. 10/3/04) sustituyó el citado art. 1 para
aclarar que “…sólo están excluidos de esta ley los trabajadores comprendidos en
las leyes 23929 y 24185, en tanto dichas normas regulan sus propios regímenes
convencionales…” (docentes y sector público nacional). Por ello. El personal “fuera
de convenio” está incluido en el régimen de negociación colectiva porque no se
encuentra excluido. Con independencia del amparo de un convenio colectivo de
trabajo en particular, lo que determina el ámbito de aplicación personal es que el
trabajador se encuentre en las exclusiones taxativamente determinadas. En
conclusión, todo trabajador en relación de dependencia se encuentra comprendido
dentro del régimen de negociación colectiva establecido por la ley 14250,
independientemente de que se encuentre o no expresamente amparado por una
CCT y, en consecuencia también está incluido en los decretos que dispusieron el
pago de las asignaciones no remunerativas.
CNAT Sala III Expte n° 10750/04 sent. 87350 30/11/05 « Gigangi, Stella c/ Previsol
AFJP A s/ despido » (Guibourg. Eiras.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación personal. Indisponibilidad.
La demandada tiene derecho de negociar colectivamente con el o los sindicatos
que correspondan y que representen a su personal. Pero no está facultada para,
bajo el manto de una alegada reestructuración empresaria, y con el pretexto de
proceder a un correcto encuadramiento convencional, producir una rebaja salarial
en forma unilateral y sin contraprestación alguna (art. 66 LCT).(Del voto de la Dra.
Fontana.).
CNAT Sala VI Expte n° 25780/04 sent. 59682 19/7/07 “Della Savia, Diana c/
Telefónica de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Fernández Madrid. Fontana)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Representación de los
trabajadores y de la parte empresaria.
En una cuestión de encuadramiento convencional no sólo es necesario evaluar si la
entidad sindical signataria ejercía la representación de los trabajadores del sector
sino, además, si la entidad demandada suscribió el convenio en forma directa o
estuvo representada por otra que asumía ese rol (el de representante) en la
actividad. No puede resultar aplicable a las relaciones de la demandada con su
24
Poder Judicial de la Nación
personal un convenio colectivo que no suscribió y en cuya celebración no estuvo
representada. La circunstancia de que la entidad gremial signataria ejerza la
representatividad de cierto grupo de trabajadores no implica que los CCT que
celebra con alguna o algunas entidades patronales o empresariales, hayan de valer
para cualquier empleador, de cualquier actividad que fuere, porque la
representación válida de éste es requisito básico para ello, en los términos del art. 9
de la ley 14250 (to. 1988). Si bien es cierto que un convenio colectivo tiene efecto
“erga omnes” ello sólo puede ocurrir con relación a los trabajadores y empleadores
que hayan estado representados en su celebración.
CNAT Sala II Expte n° 10982/06 sent. 95339 29/10/07 « Consoli, Horacio c/ Swuiss
Medical SA y otro s/ despido » (Pirolo. Maza)
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Viajantes.
El CCT 308/75 no amplía el ámbito de aplicación personal del estatuto específico
(ley 14546) ni tampoco lo convierte en un estatuto genérico para todos aquellos
empleados, gestores, vendedores, promotores o asesores dedicados a concertar
negocios lucrativos, sino que se encuentra destinado a regular un determinado
sector de esos empleados, esto es, aquéllos comprendidos en la representación de
las partes colectivas contratantes.
CNAT Sala II Expte n° 12726/04 sent. 94226 17/5/06 « Mallades, Susana c/
Consolidar AFJP SA s/ diferencias de salarios » (González.Vázquez Vialard.)En
igual sentido CNAT Sala VIII Expte n° 312/04 sent. 32913 30/11/05 “Aranguez
Uthurriaga, Susana c/ Publicom SA s/ despido” (Morando. Lescano)
Convenios colectivos. Principal objeto empresario.
Toda vez que la actividad principal de la UTE empleadora estaba constituida por la
prestación de los servicios de limpieza que era su objeto empresario y para el cual
había sido contratada por la explotadora del “Mercado Central de Buenos Aires”, el
personal que realizaba dicha actividad no puede encuadrarse en el convenio de
camioneros(rama recolección de residuos) pues éste se refiere a tareas de
recolección y/o compactación de residuos y otras complementarias que se realizan
en la vía pública y bajo las instrucciones que imparte el chofer del camión,
circunstancias éstas que difieren de las tareas de limpieza y recolección de
residuos que no eran cumplidas en la vía pública, sino en un predio de propiedad
estatal.
CNAT Sala X Expte n° 10259/06 sent. 15291 13/6/07 « Muzinger, Lorenzo y otro c/
B. Roggio e hijos SA s/ despido” (Stortini. Corach.)En igual sentido CNAT Sala I
Expte n° 3879/05 sent. 84319 30/4/07 “Ferreira, Hugo y otros c/ Benito Roggio e
hijos SA Ormas SA s/ diferencias de salarios” (Vilela.Pirroni.)CNAT Sala IX Expte n°
27121/04 sent. 13746 13/11/06 “Sotelo, Norberto y otros c/ B. Roggio e Hijos SA s/
diferencias de salarios” (Pasini. Balestrini.)
Convenios colectivos. Actividad principal. Limpieza y retiro de residuos del
interior de establecimientos comerciales. Mercado Central.
El caso del Mercado Central de Buenos Aires encuadra en el art. 5 del Convenio de
Maestranza y Limpieza (CCT 281/96). Dentro de un ámbito privado –en oposición a
la vía pública, que es el ítem 5.3 de la CCT 40/89- la demandada contrató la
prestación de un servicio de retiro de residuos producidos por la ejecución misma
de la actividad del mercado y su disposición final mediante la descarga, como
relleno sanitario, en terrenos del CEAMSE, así como la limpieza y desobstrucción
de sumideros, bocas y conductos pluviales existentes en el predio que ocupa. No
se trata de la limpieza y retiro de residuos domiciliarios en la vía pública ni del
mantenimiento de las bocas de tormenta ubicadas en ella.
CNAT Sala VIII Expte n° 5830/05 sent. 33500 21/7/06 « Ferreyra, Luis c/ Benito
Roggio e hijos SA Ormas SA s/ diferencias de salarios » (Morando. Catardo.)
Convenios colectivos. Actividad principal y tareas desempeñadas por el
trabajador.
El encuadramiento convencional forma parte del ámbito reservado a la negociación
colectiva que se formaliza ante la autoridad de aplicación pero, en última instancia,
cuestionado el encuadramiento en el caso en concreto, corresponde dilucidar la
cuestión en sede judicial. En consecuencia, habiendo individualizado las partes tres
convenios colectivos de trabajo diferentes en la etapa procesal oportuna (la actora
en su demanda el CCT 166/75 Cerveceros y los accionados en su responde los
25
CCT 130/74 Empleados de Comercio y 40/89 Camioneros), corresponde analizar el
convenio aplicable al caso a la luz de lo normado por el art. 8 de la LCT y el
principio iura novit curia. En tal sentido, toda vez que la actividad principal de la
empresa empleadora consistía en la distribución o el transporte de mercadería y
que la co demandada Cervecería y Malhería Quilmas SA se dedicaba a la
producción cervecera, aunado a las tareas del accionante (chofer), ello lleva a
concluir que resulta aplicable al caso el CCT 40/89 de choferes de camiones.
CNAT Sala III Expte n° 4955/02 sent. 87070 31/8/05 « Juana Jaureguy, Rubén c/
cervecería y Maltería Quilmas SA y otros s/ despido” (Guibourg. Porta.)
Convenios colectivos. Actividad principal y tareas desempeñadas por el
trabajador.
La actividad específica que desarrolló el actor a los largo del vínculo –depostador
en el sector carnicería de un importante supermercado- torna aplicable la
convención colectiva de los trabajadores de la carne CCT 56/75 y no aquella que de
manera genérica se aplica a la actividad comercial de la demandada, porque las
modalidades de ejecución utilizadas por la empleadora, para el logro de los fines de
su empresa, ilustra en torno a las diferentes explotaciones de las que se vale dentro
de la constitución global de su emprendimiento –supermercado-, lo cual lleva a
admitir la existencia de regímenes jurídicos diferenciados y la aplicación de la
norma específica (en este caso el procesamiento de la carne) por sobre la norma
genérica (actividad comercial). Sin perjuicio de ello, si resultara dudosa la
controversia en torno a la convención que resulta aplicable, debería estarse a
aquella que resulte más beneficiosa al trabajador (art. 9 LCT).
CNAT Sala IX Expte n° 5155/00 sent. 9346 26/12/01 « Luciano, Miguel c/ Disco SA
s/ despido » (Zapatero de Ruckauf. Balestrini.)
Convenios colectivos. Actividad principal. Estación de servicio.
Los conflictos de encuadramiento sindical deben dirimirse tomando en
consideración el ámbito de representación según lo que establezcan las
resoluciones que otorgan personería gremial a las entidades actuantes, y por otro
lado la actividad principal de la empresa en que se desempeña el personal cuya
representación pretenden. En ese sentido es preciso recordar que la contienda de
encuadramiento sindical hace a la entidad que tiene aptitud para representar a los
trabajadores en cuestión, y no debe confundirse con el encuadramiento
convencional, sin que esto signifique desconocer la relación entre el sindicato y la
negociación colectiva en el marco de la ley 14250. En el caso, los dependientes de
una Estación de Servicio quedan enmarcados en el Centro de Empleados de
Comercio de Comodoro Rivadavia, que resulta más adecuada que SMATA, puesto
que entre sus actividades no se hallaba la venta de repuestos o accesorios de
automotores.
CNAT Sala VI Expte n° 25956/07 sent. Int.30060 21/11/07 « Sindicato de
Mecánicos y Afines del Transp. Automotor c/ Ministerio de Trabajo s/ ley de asoc.
Sindicales” (Fontana. Fera.)
Convenios colectivos. Personal que vende seguros de vida.
Toda vez que la actividad principal de la demandada es la venta de seguros de
vida, y el actor se desempeñaba como “agente comercial/promotor/telemarketer”
de seguros de vida, la CCT aplicable a tal relación es la 283/97. Ello así pues el
trabajador desempeñaba su actividad dentro del establecimiento de la demandada
siendo el objeto principal de la misma la venta de seguros de vida, específicamente.
CNAT Sala III Expte n° 24830/03 sent. 88283 7/11/06 « Lisanti, Fabian c/ Nationale
Nederlanden Cía de Seguros de Vida NV s/diferencias de salarios » (Eiras. Porta.
Convenios colectivos. Personal de una fundación.
Teniendo en cuenta que el objeto social de la fundación demandada era la
prosecución de fines eminentemente sociales y no económicos o de lucro, se arriba
a la convicción que la norma convencional aplicable es la 160/75 que comprende al
personal de entidades civiles y deportivas y no la 130/75 que afecta especialmente
a quienes tienen como fin las actividades comerciales o financieras, no pudiendo
soslayarse que rige al respecto el principio de la norma más favorable emergente
del art. 9 de la LCT.
CNAT Sala II Expte n° 10870/02 sent. 91955 4/9/03 « Fainstein, Zulema c/
Fundación Jorge Macri s/ despido » (González.Rodríguez.)
26
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Empleados de estudios jurídicos.
El convenio para empleados de comercio, pese a sus términos, no es aplicable a
los empleados de estudios jurídicos, pues el sector de abogados empleadores no
estuvo representado en forma alguna en dicho pacto colectivo. A este respecto
cabe puntualizar que en algunos convenios colectivos se establece su ámbito de
aplicación personal, excediendo el de las partes que los celebran, lo que proviene
de una pretensión expansiva del sindicato, aceptado por los empleadores de ámbito
ajeno, que carecen de interés para formular oposición alguna al respecto. En este
sentido, el convenio de empleados de comercio es un ejemplo paradigmático de
esta suerte de expansión a categorías de trabajadores no representados en forma
directa y a quienes el convenio colectivo tampoco se les puede aplicar por analogía.
CNAT Sala VI Expte n° 47783/89 sent. 38030 17/3/93 « Vilariño de Ferrari, Nancy
c/ Coria, Juan s/ despido » (Fernández Madrid. Capón Filas.)
Convenios colectivos. Empleados de estudios contables.
Toda vez que del art. 1 del capítulo 1 del CCT 130/75 se desprende que el Colegio
de Graduados en Ciencias Económicas intervino como signatario por el sector
empleador y convocado por la autoridad administrativa , no sería admisible la
impugnación tardía a la evaluación de la representatividad de un ente como el que
suscribió el convenio. En consecuencia, no puede desconocerse la eficacia de la
CCT expresada, por lo que es aplicable al personal de los estudios contables.
CNAT Sala VIII Expte n° 16533/97 sent. 29532 9/2/01 « Sindicato de Empleados de
Comercio de la Cap. Fed. c/ Jorge Vázquez & asociados s/ cobro de aportes”
(Billoch. Morando.)
Convenios colectivos. Diversidad de actividades del personal de una misma
empresa.
A los fines de determinar cuál es el convenio colectivo que debe aplicarse a los
trabajadores de una empresas que realiza una actividad principal y también otras
que coadyuvan a la realización de un proceso económico único, no debe tenerse en
cuenta la actividad desarrollada por los dependientes sino si las partes estuvieron o
no representadas.
CNAT Sala I sent n° 74504 13/7/99 “Fresser, Ricardo y otros c/ Tres Cruces SA y
otro s/ diferencias de salarios” (Vázquez Vialard. Puppo.)
Convenios colectivos. Diversidad de actividades del personal de una misma
empresa.
La aplicación de una norma convencional se determina en función de la actividad
principal desarrollada por la empresa para la cual presta labores del trabajador,
pero en los supuestos en que la empresa cuenta con distintas unidades técnicas de
ejecución de su fin societario (comercial, industrial y financiero) dicha determinación
deberá realizarse tomando en consideración el tipo de trabajos desarrollados por el
dependiente.
CNAT Sala II Expte n° 12626/98 sent. 89207 30/3/01 « Almaraz, Luisa c/ Montisol
Argentina SA s/ diferencias de salarios » (González.Bermúdez.)
Convenios colectivos. Promotores de AFJP.
La trabajadora desarrolló tareas de “promotora” de los servicios brindados por una
AFJP pero esa actividad específica no se encuentra comprendida en el CCT 283/97
aplicable a los empleados de empresas de seguros, de la rama actividad de
seguros de vida. Por ello, aún cuando los trabajadores de las AFJP resulten
actualmente representados por el Sindicato del Seguro (conf. Resol. MTSS 760/99),
al no verificarse la celebración de un CCT de empresa que comprenda a las
categorías u oficios propios de la actividad cumplida por la actora a favor de la
accionada, debe concluirse que la relación en cuestión no se hallaba regida por
convenio colectivo alguno.
CNAT Sala X Expte n° 4850/05 sent. 14954 19/2/07 « Quevedo, Liliana c/ MET
AFJP SA s/ despido “ (Corach.- Scotti.-)
Convenios colectivos. Personal de AFJP.
No resulta directamente aplicable a la relación habida entre las partes el CCT
283/97 correspondiente a la rama “seguros de vida” dado que ni la entidad sindical
que lo suscribe (Sindicato del Seguro) nuclea a los trabajadores de AFJP ni
tampoco las asociaciones de empresas de seguros en general o de seguros de vida
27
en particular pueden ser consideradas como suficientemente representativas de la
actividad desarrollada por la demandada, esto es la administración de fondos
jubilatorios y previsionales.
CNAT Sala I Expte n° 625/06 sent. 84756 16/10/07 “Lo Valvo, Esteban c/ MET
AFJP SA s/ despido” (Vilela.Pirroni.)En igual sentido CNAT Sala V Expte n°
9754/04 sent. 67980 28/11/05 “Falcón, Raúl c/ Orígenes AFJP SA s/ despido”
(García Margalejo. Zas.)
Convenios colectivos. Promotores de Consolidar AFJP.
Corresponde se aplique la CCT 431/01 E a la relación laboral entre la actora
(promotora) y la demandada Consolidar AFJP. La misma fue homologada por
resolución de la Secretaría de Trabajo n° 71 el 24/4/01) y celebrada entre el
Sindicato del Seguro de la República Argentina y la propia demandada con un
ámbito de aplicación territorial que abarca todo el territorio de la Nación, para el
personal que se desempeñe en la sede central de Consolidar AFJP SA, en sus
sucursales, agencias o centros; así como toda otra empresa, asociada y/o
controlada por aquélla o sus accionistas, dedicadas a la difusión, promoción y/o
comercialización –directa o indirectamente- de productos afines con el objeto de su
actividad.
CNAT Sala II Expte n° 879/06 sent. 95744 16/5/08 « Araya, Marcelo c/ Consolidar
AFJP SA s/ diferencias de salarios » (Pirolo. González.)
Convenios colectivos. Promotores de Siembra Seguros de Retiro SA.
La actora trabajaba para Siembra Seguros de Retiro SA, quien aplicaba las escalas
salariales previstas en el CCT 283/97. Si bien se trata de un convenio suscripto por
la Asociación de Aseguradores de Vida y la demandada se dedicó a otro tipo de
actividad (seguros de retiro), al haber asumido ésta la aplicabilidad de tal cuerpo
normativo, lo que necesariamente presupone el reconocimiento de la
representatividad de la entidad signataria, corresponde seguir aplicando dichas
escalas en tanto resultan superiores al salario mínimo vital y móvil y a la
establecidas en el convenio marco al que se articulan los CCT específicos de la
actividad (CCT 191/92),
CNAT Sala II Expte n° 11462/03 sent. 93624 8/7/05 « Florio, Fernando y otros c/
Siembra Seguros de Retiro SA s/ despido » (González. Rodríguez.)
Convenios colectivos. Promotores de Nación Seguros de Retiro SA.
Corresponde aplicar el CCT 264/95, suscripto entre el Sindicato del Seguro de la
República Argentina, por una parte, y la Asociación Argentina de Compañías de
Seguro y la Asociación Argentina de Cooperativas y Mutualidades de Seguro, a la
relación habida entre la actora y la demandada, pues cabe entender que. En virtud
de la actividad de Nación Seguiros de Retiro SA, sus dependientes se hallan
comprendidos dentro del ámbito de aplicación de tal norma colectiva. El art. 3 de
dicha convención incluye dentro del ámbito de su aplicación personal a “…todos los
empleados de las empresas de seguros y reaseguros, ya sean oficiales (nacionales
o provinciales), autárquicas, mixtas o privadas, cualquiera sea su naturaleza
jurídica…”.
CNAT Sala III Expte n° 13895/03 sent. 86848 29/6/05 « Olivero, Alejandro c/ nación
Seguros de Retiro SA s/ diferencias de salarios » (Eiras. Porta.)
Convenios colectivos. Promotores de MET AFJP.
No hay razón alguna para que deba aplicarse a los trabajadores de la demandada,
cuya actividad es la venta de servicios de administración de jubilaciones y
pensiones privadas, el convenio 264/95 ya que su actividad no es la de la rama del
seguro. Estando a las tareas específicas desempeñadas por la actora (venta e
jubilaciones y pensiones privadas) corresponde la aplicación del CCT 283/97, pues
dentro del establecimiento en que se desempeñó cuya actividad está fuera de
convenio, era la venta de seguros de vida lo que predominaba. No obsta a lo
expuesto, que la demandada hubiera abonado el rubro “día del seguro” (art. 12
CCT 264/95) pues dicha liberalidad podría implicar un reconocimiento de
incorporación de sus trabajadores a un régimen jurídico determinado, pero de
ningún otro concepto surge que la accionada haya incorporado a sus trabajadores
dentro de dicha norma colectiva, sino que por el contrario, aplicaba el de la
actividad del establecimiento.
CNAT Sala III Expte n° 14440/04 sent. 87891 28/6/06 « Galante, María c/ Met AFJP
SA s/ despido » (Eiras. Porta.)
28
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Personal que trabaja en Fondos Comunes de Inversión.
Más allá de la existencia de una ley específica que rige a los Fondos Comunes de
Inversión, como su actividad corresponde a una rama del comercio, los que se
desempeñan en tales empresas quedan comprendidos en la enumeración de los
arts. 1 y 2 del CCT 130/75.Por ello corresponde que la empleadora siga aportando
la contribución convencional establecida por la federación Argentina de Empleados
de Comercio y Servicios con fundamento en el acuerdo marco de la Comisión
Negociadora constituida por Disposición DNRT 404/88, que fue incorporado al CCT
130/75, homologado por DNRT 470/91 y sus modificatorias DNRT 5883/91.
CNAT Sala IV Expte n° 3093/04 sent. 90891 28/10/05 « Federación Arg. de
Empleados de Comercio y servicios c/ Bayfe SA Gerente de Fondos Comunes de
Inversión s/ cobro de aportes” (Guisado. Moroni.)
Convenios colectivos. Control de ingreso y evasión en terminales ferroviarias.
Toda vez que el accionante realizó tareas propias de la actividad de su empleadora
Organización Centauro Servicios de Prevención y Vigilancia Privada resulta de
aplicación el CCT 194/92, especialmente a partir de la interpretación que del art. 4°
efectuó la Comisión Paritaria, quien decidió incluir las tareas de “control de ingreso,
admisión, egreso y/o control e evasión dentro de las terminales Privadas, plazoletas
y demás ámbitos de Jurisdicción Portuaria”. No corresponde la aplicación del CCT
163/95 E desde que la accionada no intervino en la negociación colectiva, sino que
fue suscripto por TBA y la Unión Ferroviaria, y sus disposiciones se aplican al
personal ferroviario, calificación que no le corresponde al accionante.
CNAT Sala X Expte n° 24563/05 sent. 15635 6/11/07 « Moreyra, Sebastián c/
Organización Centauro Serv. De Prevención y Vigilancia Privada SA y otro s/
diferencias de salarios” ( Corach. Stortini.)
Convenios colectivos. Control de ingreso y evasión en terminales ferroviarias.
Tanto el CCT 163/95 como el 194/92 contemplan las tareas que realizaba la actora:
vigilar y controlar la venta de boletos. Así, surge del convenio 163/95 que el
vigilador general –entre otras cosas- debe efectuar el control de evasión de pasajes
tanto en las entradas como en las salidas de los andenes. De modo similar, el CCT
194/92 comprende al personal no jerarquizado que desempeña funciones
específicas de vigilancia y de seguridad, tanto en el orden comercial, industrial, civil
o privado, financiero, agropecuario y de empresas privadas de seguridad que se
desempeñen en instituciones públicas, nacionales o provinciales o municipales y
señala luego que vigilador principal es aquél que “cuando necesidades de servicio
así lo requieran, haya sido designado expresamente por el empleador para ser
responsable del turno”. Los dos convenios contemplan similares tareas, por lo que,
por aplicación del art. 9, primera parte de la LCT, y en su razón el CCT 163/95
desplaza al CCT 194/92.
CNAT Sala VII Expte n° 3692/98 sent. 34005 30/8/00 « Castillo, Mirta c/
Organización Centauro SA y otro s/ despido » (Ruiz Díaz. Boutigue)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Tareas de limpieza en TBA.
El art. 14 del CCT 163/95 “E” en su redacción original describe las tareas del “peón
general”que comprende no sólo las del limpieza, sino también de carga y descarga
de materiales, lubricación de vehículos y trenes “y cualquier otra tarea que le sea
asignada por sus superiores, propia y/o circunstancial al área a la cual es
asignado”. El hecho de que los demandantes sólo realizaran tareas de limpieza no
impide encuadrarlos en dicha norma pues tal tipo de actividad es una de las
previstas por la misma y, por otra parte, si no realizaban las demás funciones, lo fue
por decisión empresarial pues conforme la normativa en cuestión, los superiores
podrían haberle asignado las tareas especificadas en la norma. Por ello, no existía
fundamento alguno para que la demandada aplicase a los accionantes un CCT
ajeno a su actividad ( el correspondiente a las empresas de limpieza CCT 182/92),
ya que ello sólo podría haber sido válido si tal aplicación hubiese redundado en
beneficios mayores para los trabajadores.
CNAT Sala III Expte n° 9622/00 sent. 84249 12/11/02 « Britos, Miguel y oro c/
Trenes de Buenos Aires SA s/ diferencias de salarios » (Eiras. Porta.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Técnico de laboratorio en un
sanatorio.
29
La determinación de la convención colectiva aplicable surge de comparar la
actividad o tarea desarrollada por el trabajador concretamente involucrado en el
encuadramiento y el ámbito que la convención contempla. En el caso, habiéndose
acreditado que el accionante se desempeñaba como técnico de laboratorio de una
empresa en un establecimiento de internación (Fleni), atendiendo pacientes
internados, la convención colectiva aplicable es la 122/75 correspondiente al
personal que se desempeña en clínicas, sanatorios y hospitales privados , aunque
encomendadas por una de ellas en su propio establecimiento a un tercero, y no en
el CCT 108/75 que encuadra a los que se desempeñan en laboratorios de análisis
clínicos.
CNAT Sala X Expte n° 13326/06 sent. 16096 30/5/08 « Alvarez, Daniel c/ Centralab
SA y otro s/ despido » (Stortini. Corach.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Personal de Embajadas.
La Embajada demandada, en este caso la de la República de Chile, no está incluida
dentro de las partes intervinientes en el CCT 160/75. La propia entidad gremial
(UTEDYC) ha informado que, con relación al personal de las Embajadas, no existe
alguna convención colectiva específica y si bien es cierto que algunas delegaciones
diplomáticas, como la de Brasil, Rusia o Portugal, han encuadrado a su personal
dentro de la órbita de la convención señalada, no está probado en este caso que la
demandada lo hubiera hecho, razón por la cual no se le puede aplicar al actor, por
vía de analogía, dicho plexo convencional por estar vedado ello por el art. 16 de la
LCT.
CNAT Sala I Expte n° 6683/04 sent. 84158 20/3/07 “Bustos Rodríguez, Ramiro c/
Embajada de Chile en la RA s/ despido” (Puppo. Vilela.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Personal del Ministerio de
Relaciones Exteriores.
Si bien todo el personal dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores,
Comercio Internacional y Culto se rige por las normas de la Ley de Servicio
Exterior, quedando excluidos de la ley marco del Empleo Público (ley 25164) en lo
que se refiere a las condiciones de sus contratos individuales de empleo; por el
contrario, el personal de la demandada que no revista en cargos de jerarquía
superior que requieren acuerdo del Senado, resulta alcanzado por el derecho de
negociar convenios colectivos de trabajo regulado por la ley 24185. El CCT que los
comprende es el que fuera puesto en vigencia por el decreto 66/99, sin que sea
requisito para ello la inclusión en el Sistema Nacional de Profesión Administrativa
(SINAPA) en tanto no está previsto dicho requisito.
CNAT Sala VI Expte n° 16822/02 sent. 59852 28/9/07 « Unión Personal Civil de la
Nación C/ Ministerio de Relaciones Exteriores s/ cobro de aportes” (Fontana. Fera.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Territorial. Telefónicos.
El CCT 567/03 “E” homologado mediante Resolución n° 39/03 ST de fecha 22 de
mayo de 2003 tiene como ámbito de aplicación el que comprende FOETRA
Sindicato de Buenos Aires, por lo que es inaplicable a quienes como los actores, se
desempeñaban en Córdoba y Santa Fé, por lo que para ellos siguen subsistiendo
las disposiciones de la CCT 201/92.
CNAT Sala I Expte n° 15401/05 sent. 84332 16/5/07 “Bianco, Amalia y otros c/
Telecom Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Vilela. Puppo.)En igual sentido
CNAT Sala V Expte n° 27156/05 sent. 70147 29/10/07 “Milanese, Rubén y otros c/
Telñefonica de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Simón. Zas.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Transporte de valores o
caudales.
El CCT 40/89 contempla servicios de transporte de valores y/o caudales públicos o
privados, y por el contrario, si bien la CCT 15/75 menciona la “custodia de valores”
hace referencia a valores fijos o en determinado lugar pero no a su traslado o
desplazamiento. Cuando, como en el caso, en la actividad desarrollada resulta
preponderante el hecho del desplazamiento, es decir la custodia de valores en
movimiento de un lugar a otro, corresponde se aplique el CCT 40/89.
CNAT Sala II Expte n° 25189/93 sent. 87265 21/12/99 « Da Silva, Mario c/
Proservicios SA s/ accidente » (Rodríguez. Bermúdez.)
30
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Servicio de transportes para el
turismo.
La CCT 460/73 (Unión Tranviarios Automotor) es aplicable a los empleados de las
empresas concesionarias de líneas de transporte público de pasajeros. El personal
de la demandada, que se halla habilitada como empresa de servicio de transporte
automotor para el turismo no se rige por aquella norma convencional destinada al
servicio público.
CAT Sala VIII Expte n° 3719/05 sent. 33691 20/10/06 « Massa, Juan c/ Turismo
Parque SRL s/ despido » (Morando. Catardo.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Peluqueros.
Los CCT que abarcan la actividad prestada en las peluquerías se distinguen según
se presten trabajos para damas (CCT 49/89) o para caballeros (CCT 84/89). Ambos
convenios contemplan actividades (principales y accesorias) similares, y el único
aspecto que puede determinar la aplicabilidad de una u otra norma convencional
está dado por el destinatario de los servicios de peluquería, concretamente por el
sexo del cliente. En el caso, en un solo establecimiento se prestaban tareas para
damas y caballeros, en sectores diferenciados, pero el actor destinaba sus servicios
principalmente a la atención de mujeres y sólo a veces, atendía a caballeros. Por
ello, debe aplicársele las disposiciones del CCT 49/89 pues una única prestación
laboral, aunque involucre distintas funciones, no es susceptible de categorizaciones
convencionales múltiples, sino que solo resulta encuadrable en la categoría del
convenio que se corresponde con la actividad principal, en el caso, la atención de
damas.
CNAT Sala II Expte n° 221/06 sent. 95868 27/6/08 « Maldonado, Carlos c/ Aspil SA
y otro s/ despido » (Pirolo. Maza.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Personal superior de Fábricas de
pinturas. Exclusión.
El reconocimiento del acuerdo de pago celebrado por la empleadora –en el caso
Sherwin Williams Argentina ICSA- y la entidad sindical demandada –Unión Personal
de Fábrica de Pinturas y Afines de la República Argentina- el 6/12/00 mediante el
cual convinieron la realización de aportes y contribuciones previstas en los arts. 108
y 109 de la CCT 86/89 respecto de determinadas categorías que consignaron,
excluyeron a otras como las de nivel jerárquico superior (gerentes, subgerentes,
jefes de personal etc) y periféricos (secretarias de gerencia etc). La conducta
asumida por el sindicato interviniente, plasmada en ese acuerdo muestra su
intención de excluir los restantes puestos de trabajo no especificados en dicho
acuerdo, respecto de los cuales convinieron que “no tributan ni tributarán” los
aportes y contribuciones de los arts. 108 y 109 del convenio colectivo mencionado.
CNAT Sala III Expte n° 6472/05 sent. 87826 7/6/06 « Schvartz, Walter c/ Unión
Personal de Fábricas de Pinturas y afines de la R. A. s/ acción declarativa” (porta.
Eiras.)En igual sentido CNAT Sala VII Expte n° 6475/05 sent. 40195 15/6/07
“Accinelli, Gabriela y otro c/ Unión Personal de Fábricas de Pinturas y Afines s/
acción declarativa” (Ruiz Díaz. Rodríguez Brunengo.)
Convenios colectivos. Ámbito de aplicación. Personal que trabaja dentro del
CEAMSE.
No corresponde encuadrar dentro del CCT 40/89 al personal que trabajaba dentro
del predio del CEAMSE realizando tareas de zanjeo y topando basura, toda vez que
sus tareas no se condicen con las específicamente contempladas por el CCT citado
que contempla los trabajadores que se dedican a la recolección de basura y/o
compactación de residuos en calles, vía pública, bocas de tormenta y tareas
complementarias y/o afines. La actividad desarrollada por la demandada en el
predio del CEAMSE, en el caso Benito Roggio e hijos SA, condice con la
construcción, no debiendo soslayarse que la empresa se halla inscripta como
empresa constructora en el IERIC, por lo que el personal a su cargo queda
encuadrado dentro de las previsiones del CCT 76/75. Aunque las tareas realizadas
por los actores no son propias de dicha industria, resulta aplicable al caso la
doctrina del fallo plenario n° 36 del 22/3/57 “Risso, Luis c/ Química La Estrela SA”.
CNAT Sala III Expte n° 5441/05 sent. 88362 7/12/06 « Maldonado, Héctor y otros c/
Benito Roggio e Hijos SA s/ diferencias de salarios” (Guibourg. Eiras.)
Convenios colectivos. Operadores telefónicos de Telmex.
31
Si la actora se desempeñó como operadora telefónica para una prestadora de
servicio de call center en la atención, asesoramiento y seguimiento de clientes de
Telmex SA, así como también realizando la promoción y venta de los productos de
la empresa, corresponde encuadrarla en las normas de la CCT 130/75, toda vez
que no se ha controvertido, en el caso, que la actividad de la empleadora se
concentraba en la atención, asesoramiento y comercialización de productos
vinculados a empresas prestadoras de servicios de telecomunicaciones.
CNAT Sala III Expte n°3619/07 sent. 89592 31/3/08 « Frías, Cynthia c/ Proyectar
Connect SA y otro s/ despido » (Guibourg. Porta.)
Convenios colectivos. Asistentes odontológicas en un sanatorio.
Si bien tanto en el CCT 107/75 (Trabajadores de la Sanidad) como en el CCT
125/90 Entidades Deportivas y Civiles), la parte empleadora fue la Confederación
de Mutualidades, en la que claramente se encuentra la empleadora en estas
actuaciones (Asociación Mutualista de Empleados de Banco de la Pcia de Bs As),
lo cierto es que las actoras se desempeñaban dentro del sanatorio de la
demandada y en una actividad directamente vinculada con la sanidad, en este
caso, odontológica. Por ello, no corresponde encuadrarlas entro del concepto
genérico de servicios que delimita el CCT 124/90 pues dentro de dichos servicios y
de conformidad con el anexo 1 de la mentada convención, se encuentran
comprendidos una serie de oficiales y peones entre los cuales no se encuentran las
asistentes odontológicas. Debe aplicarse en el caso el CCT 107/75 sin que importe
el límite temporal de éste pues el colectivo que representa a los trabajadores difiere
notablemente entre ambas convenciones : unos agrupan a los trabajadores de
entidades civiles y deportivas y otro a los de la sanidad.
CNAT Sala III Expte n° 26755/05 sent. 89434 7/2/08 “Liva, Ana y otro c/ Asoc.
Mutualista de Empleados del Banco de la Pcia de Bs As s/despido” (Eiras.Porta.)
Convenios colectivos. Consultoría. Personal que realizaba inventarios de
bienes de uso para terceras empresas.
Más allá de la tarea desempeñada por el actor, quien realizaba inventarios de
bienes de uso para terceras empresas, como su empleadora era una consultoría y
dicha actividad implicaba la realización de actos de comercio, debe aplicarse al
caso el CCT 130/75, que abarca al personal que realiza la prestación o venta de
servicios. Para más, la actividad de una consultoría puede encuadrarse con claridad
dentro de la actividad de comercio y debe destacarse que uno de los firmantes del
convenio citado es el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas, por lo que
pueden incluirse actividades vinculadas con la administración de empresas.
CNAT Sala III Expte n° 3141/07 sent. 89826 10/6/08 « Labonia, Carlos c/
Organización Levín de Argentina SA s/ despido » (Eiras. Porta.)
9) Pedido de inconstitucionalidad.
Convenios colectivos. Pedido e inconstitucionalidad. Improcedencia.
El art. 34 del CCT 83/75, que se limita a imponer al empleador un requisito previo
para disponer el despido de alguno de sus agentes (sumario previo) con una clara
intención de asegurar el derecho de defensa del dependiente, no reviste manifiesta
ilegalidad ni viola garantías constitucionales, en tanto la misma sólo impone una
medida previa al distracto sin que ello implique el cercenamiento del poder de
despedir que se le reconoce al empresario.
CNAT Sala II Expte n° 14936/02 sent. 92546 24/5/04 « Stiefkens, José c/ SADAIC
s/ despido » (González.Bermúdez.)
Convenios colectivos. Pedido de inconstitucionalidad. Improcedencia.
Las cláusulas contenidas en las CCT no parecen ser susceptibles de ser tachadas
de inconstitucionales. El convenio colectivo es en esencia un contrato nacido de la
voluntad común de las partes concertantes, y no constituye ley en sentido formal.
En consecuencia, la declaración de inconstitucionalidad solicitada respecto de una
de sus cláusulas resulta improcedente.
CNAT Sala III Expte n° 24645/99 sent. 86663 29/4/05 « Aranda, Mario c/ Idoria,
Jorge s/ suc. Y otro s/ despido” (Porta. Eiras.)En igual sentido CNAT Sala VII Expte
n° 27089/99 sent. 36241 16/7/02 “Ritcher, Ricardo c/ Manliba SA s/ despido” (Rauiz
Díaz. Pasini.)
32
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Inconstitucionalidad. Art. 7 del CCT 56/92. Procedencia.
El legislador, con el dictado de la ley 20290 autorizó que el régimen de trabajo del
personal de la Aduana sea regulado mediante convenciones colectivas de trabajo,
de acuerdo con la ley 14250. En ese marco normativo, el art. 7 del CCT 56/92
autorizó el despido sin invocación de causa y mediante el pago de las debidas
indemnizaciones, por lo que proyectó la “estabilidad impropia” a los agentes de la
demandada. Dicho convenio fue aprobado mediante Laudo Arbitral 16/92. Dicho
artículo transgrede la norma constitucional que establece la estabilidad en el
empleo público así como también el principio de la norma más favorable y debe
tacharse de inconstitucional, toda vez que resulta claro que un convenio colectivo
no puede, en ningún caso, establecer menores garantías y condiciones de trabajo
que las normas de mayor jerarquía. En caso de que ello ocurriese tal cláusula sería
nula y se reemplazaría por la válida de mayor jerarquía con condiciones más
favorables por aplicación del llamado orden público laboral. (Del voto del Dr.
Simón).
CNAT Sala V Expte n° 7244/97 sent. 68657 18/7/06 « Gómez, Alberto c/ Adm. Nac.
De Aduanas s/ reincorporación” (Simón. Zas..)
Convenios colectivos. Inconstitucionalidad. Art. 7 del CCT 56/92. Procedencia.
Los empleados públicos no dejarán de ser tales porque pasen a regirse total o
parcialmente por el derecho laboral privado por lo que serán inválidos los
convenios colectivos de trabajo e inconstitucionales las leyes que dispongan que a
aquellos se les aplicará el régimen indemnizatorio aplicable a los trabajadores del
sector privado en caso de despido incausado e intempestivo, toda vez que se los
estaría privando de la estabilidad absoluta garantizada operativamente por el art. 14
bis de la CN). (Conf. Sala VI sent. 53230 14/8/00 “Madorrán, Marta c/ ANA s/
reincorporación, voto Dr. De la Fuente al que adhiere el Dr. Fernández Madrid).
CNAT Sala V Expte n° 7244/97 sent. 68657 18/7/06 « Gómez, Alberto c/ Adm.
Nac. De Aduanas s/ reincorporación” (Simón. Zas..)
10) Articulación con la LCT.
Convenios colectivos. Desplazamiento de la ley. Requisitos.
La aplicación de un convenio colectivo sólo desplaza a la de la ley (ya sea ésta
general o especial, como lo es un estatuto profesional) en aquellos supuestos en
que a una misma circunstancia de hecho, ambos cuerpos normativos le asignan
consecuencias jurídicas distintas y la que prevé la norma colectiva resulta más
favorable al trabajador (art. 8 LCT). De allí que la mera invocación del convenio
colectivo aplicable al caso, sin otra aclaración adicional, carece de toda relevancia a
los efectos pretendidos de excluir la aplicación del estatuto específico.
CNAT Sala X Expte n° 2628/06 sent. 15742 7/12/07 « Zabala, Julieta c/ Molto SA y
otros s/ despido » (Stortini. Corach.).
Convenios colectivos. Topes art. 245 LCT. Individualización del convenio
respectivo.
Por más que la aplicación del art. 245 LCT resulte, obviamente, una cuestión de
derecho y ajena, por lo tanto a las alegaciones de las partes, no sucede lo mismo
con el convenio colectivo que cabría tomar en consideración a los efectos del tope
resarcitorio previsto en la citada norma. No existe disposición alguna que hubiere
derogado el art. 8 LCT o hubiere hecho perder vigencia a la jurisprudencia plenaria
de esta cámara in re “Alba, Angélica c/ UTA” (acuerdo 104 del 31/10/66) conforme
los cuales resulta imprescindible – a los efectos de obtener su aplicación al casoindividualizar con precisión las convenciones colectivas, motivo por el cual la
demandada que pretende acudir a un tope indemnizatorio debió haberlo articulado
en el responde.
CNAT Sala X Expte n° 8756/05 sent. 15254 5/6/07 « Quiroga, Francisco c/ Peugeot
Citröen Argentina SA s/ despido » (Scotti.- Stortini.)
Convenios colectivos. Art. 245 LCT. Topes.
Los jueces, al calcular la indemnización por antigüedad, tienen la obligación de
aplicar el tope previsto en el art. 245 (o el que estimen pertinente si fuera planteada
su inconstitucionalidad), tanto cuando el CCT es individualizado por su número
como cuando, por la descripción de los hechos que conciernen a la actividad
33
desplegada por la empleadora, es indudable la aplicación de un determinado
convenio, al que las partes, aún sin indicar su número, hacen referencia explícita a
través de sus argumentaciones. (Del voto el Dr. Pirolo, al que adhiere la Dra.
González. El Dr. Maza deja a salvo su opinión y adhiere por cuestiones de
economía procesal).
CNAT Sala II Expte n° 5504/06 sent. 95571 29/2/08 « Bodegas y Viñedos Santiago
Graffigna Ltda SRL y otro c/ Pannesi, Mauricio s/ consignación” (Pirolo. Maza.
González.)
Convenios colectivos. Art, 245 LCT. Topes.
A los fines de la determinación del tope aplicable, es preciso estar a la actividad
principal del establecimiento en que el trabajador prestaba tareas que, en el caso,
era la atención de pacientes en una Obra Social, que en términos aún más
generales se encuentra regida por la ley 20321. Como consecuencia y toda vez que
el actor podría encontrarse encuadrado dentro de la 2° categoría establecida por el
Anexo 1 de la CCT124/90, es ésta la que debe aplicarse al caso.
CNAT Sala III Expte n° 17066/03 sent. 87355 30/11/05 « Pesin, Ricardo c/
OSPATACA s/ despido » (Eiras. Guibourg. Porta).
Convenios colectivos. Art. 245 LCT. Topes.
Si bien el art. 245 LCT establece un tope mensual, éste lo es supeditado al CCT
aplicable al dependiente, pero esta norma debe ser interpretada armónicamente
con las disposiciones del art. 8 de la LCT que exige que quien pretende la
aplicación de una norma convencional debe individualizarla a fin de que el
sentenciante se vea obligado a aplicar sus disposiciones. Esta es la diferencia que
existe entre la ley y el CCT, pues la primera se presume conocida por el juez y es
su deber aplicarla aún cuando las partes no la citen, pero los convenios colectivos
pese a tener fuerza equivalente a la ley, recién cobran operatividad en el proceso
cuando la parte interesada lo incorpora o individualiza debidamente. Y si, en el caso
concreto, la demandada omitió precisar cuál era el convenio aplicable, y ante la
inexistencia de uno específico, corresponde calcular la indemnización sin tope
alguno.
CNAT Sala V Expte n° 9754/04 sent. 67980 28/11/05 « Falcón, Raúl c/ Orígenes
AFJP SA s/ despido » (García Margalejo. Zas.)
Convenios colectivos. Articulación con la LCT.
El convenio colectivo se articula con la LCT y los estatutos profesionales en una
relación de subsidiariedad o complementariedad que impone extremar los recaudos
al tiempo de decidir su aplicación al caso concreto, y solo en caso que se regulara
en forma claramente diversa un instituto, podría dejarse de lado la ley (conf art. 2
LCT).
CNAT Sala II Expte n° 6839/01 sent. 92059 10/10/03 « Rossitto, Sergio y otros c/
Televisión Federal SA s/ diferencias de salarios” (Bermúdez.González.)
Convenios colectivos. Prevalencia de la LCT. Personal de Consolidar AFJP.
Remuneración.
Por aplicación de los criterios que rigen la distribución de contenidos normativos
entre las distintas fuentes del derecho del trabajo (conf. arts. 8 e la LCT y 7 de la ley
14250), un convenio colectivo sólo es válido y de aplicación cuando sus normas
resultan más favorables para el trabajador que las previstas para igual supuesto en
la ley general. En tal sentido, puede señalarse que, según el modelo clásico de
relación entre las fuentes, a las normas estatales o heterónomas le corresponde
establecer el molde o armazón básico, y a los actores sociales (colectivos o
individuales) el de fijar condiciones superiores o complementarias. A los fines de la
determinación del salario base para la indemnización por despido, de un promotor
de una AFJP que tenía sueldo fijo y comisiones variables, la comparación debe
hacerse entre lo previsto por el art. 10 el CCT 431/01 E y lo establecido en el art.
245 LCT (obviamente según la interpretación establecida en el Plenario 298). Así,
en el caso, no corresponde desplazar el sistema de la ley en cuanto establece
como base la cálculo la “mejor” remuneración mensual, normal y habitual percibida
por el trabajador, para hacer aplicación de una norma convencional que, al
establecer la base de cálculo en base a promedios, arroja resultados menos
favorables para el trabajador y por tanto, carece de validez y debe considerarse
sustituida por el régimen establecido en la norma mínima (conf. art 13 LCT).
34
Poder Judicial de la Nación
CNAT Sala II Expte n° 312/06 sent. 95107 10/7/07 « Rao, Matías c/ Consolidar
AFJP SA y otro s/ despido » (Pirolo. González.)
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Personal del Ente Binacional Yacyretá.
El protocolo de Trabajo y Seguridad Social, aprobado por acuerdo suscripto entre
ambos países el 27/7/76 y por el gobierno argentino por ley 21564, establece
expresamente que es aplicable a las relaciones de trabajo y seguridad social de los
trabajadores dependientes tanto de los contratistas y subcontratistas de obras como
de los locadores de servicios. Tal protocolo no es aplicable al personal dependiente
del Ente Binacional, sino al de los contratistas y subcontratistas que ejecuten las
obras que han dado motivo al referido tratado. Como la demandada no ha suscripto
convenio colectivo alguno, corresponde entender que el análisis debe restringirse a
la determinación de la legislación más favorable al trabajador. En el caso, la actora
que fue despedida mientras se hallaba enferma, pretendía se le abonaran los
salarios del período transcurrido entre el cese y el alta médica, con aplicación del
art. 213 LCT, lo cual resulta procedente por aplicación de la legislación subsidiaria .
CNAT Sala III Expte n° 18365/01 sent. 84537 21/2/03 « Coldeira, Ana c/ Ente
Binacional Yaciretá s/ despido” (Guibourg.Eiras.)
Convenios colectivos. Indemnización por incapacidad absoluta. Art. 212 LCT.
Colisión de convenciones colectivas. Prevalencia.
El CCT 307/99, dentro de su ámbito personal (trabajadores de marinería y
maestranza de buques pesqueros congeladores) y temporal (del 1/11/88 al
31/8/2000) de vigencia, ha establecido una directiva contraria a la del art. 7 inc. d)
del CCT 370/71, admitiendo que el trabajador cuyo contrato de ajuste se extingue
por incapacidad absoluta tenga derecho a percibir la indemnización prevista en el
art. 212 4° párrafo. En cuanto al orden de prelación de tales normas es necesario
recordar que hasta la sanción de la ley 25250 (del año 2000) no existía ninguna
disposición que regulara los supuestos de conflicto entre convenios colectivos de
distintos niveles (ej. entre uno de ámbito mayor como el 370/71 y otro de ámbito
menor como el 307/99). La citada ley estableció como regla la primacía del
convenio de nivel inferior. Luego la ley 25877 (año 2004) fijó como principio la
prioridad del convenio más favorable. En el caso concreto, la extinción se produjo
con anterioridad a la vigencia de la ley 25250, por lo que cabría dar primacía al art.
52 inc. e) del CCT 307/99, por ser éste un convenio especial y posterior respecto
del CCT 370/71 y contener una norma más favorable para el trabajador (art. 9 LCT).
Si por vía de hipótesis se analizara la cuestión a la luz de los criterios consagrados
por las leyes 25250 y 25877, la solución sería la misma, pues el CCT 307/99 es de
ámbito menor que el CCT 370/71, y el artículo 52 del primero regula la misma
institución de manera más favorable.
CNAT Sala IV Expte n° 10278/01 sent. 90956 24/11/05 “Di Fiori, Rodolfo c/
Pesquera Santa Elena SA y otro s/ despido” (Guisado. Guthmann. Moroni.)
Convenios colectivos. Acuerdo sobre la regulación de las vacaciones.
Régimen remuneratorio.
Al no oponerse a la metodología de cálculo prevista en el régimen general otra
distinta incluida en el CCT que abarca al sector (en el caso Telefónicos), sólo puede
entenderse que tal acuerdo se apartó de las disposiciones de la LCT para crear un
sistema más favorable en la extensión de los períodos, dejando la determinación
del salario sujeta a las pautas generales contenidas en las normas comunes, que
establecen un divisor de 25 para arribar al valor del jornal y la inclusión en la base
de cálculo de la totalidad de los rubros percibidos, incluso los variables respecto de
los cuales se prevé un promedio semestral, a lo que cabe agregar la pertinente
actualización de los parciales a computar al tiempo de la determinación con la
finalidad de obtener una base homogénea.
CNAT Sala IX Expte n° 43841/90 sent. 12159 22/2/05 « Valente, Raúl y otros c/
ENTEL s/ diferencias de salarios » (Pasini. Balestrini.)
11) Cuestionamientos (Rubros. Modificación. Preeminencia).
Convenios colectivos. Confluencia temporal. Federación Empleados de
Farmacia y Asociación de Empleados de Farmacia.
35
La federación de Empleados de Farmacia no se encuentra legitimada para
controvertir el crédito emergente del art. 46 del CCT 414/05 suscripto por la
Asociación de Empleados de Farmacia. Si bien en el caso resulta debatible la
confluencia temporal del CCT 26/88 suscripto por la primera y el CCT 414/05, por la
mencionada en segundo término, lo cierto es que dicho cuestionamiento es
inadmisible, pues pretende la modificación de la acción declarativa por la que se
determinó que los aportes previstos por el art. 54 del CCT 26/88 debían ser
depositados a su favor y los del art. 46 del CCT 414/05 a favor de la Asociación
codemandada, lo cual implicaría obtener una resolución que afirme la
supervivencia, en junio de 2005, del aporte previsto en el CCT 26/88.
CNAT Sala X Expte n° 2942/07 sent. 16177 18/7/08 « Farmacia Cantilo SA y otros
c/ Asoc. De Empleados de Famracia y otro s/ acción declarativa” (Stortini.Corach.)
Convenios colectivos. Concurso de la empleadora. Suspensión.
Tal como lo establece el art. 20 de la ley 24522 en su cuarto párrafo: “la apertura
del concurso preventivo deja sin efecto los convenios colectivos vigentes por el
plazo de tres años, o el cumplimiento del acuerdo preventivo, el que fuere
menor”.Por ello, si la pretensión del sindicato accionante era el cobro de los
créditos por una contribución a cargo del empleador instituida por el art. 42 del CCT
277/96, por los lapsos comprendidos en dicho lapso. Ello sólo podría ser exigible
luego de un pronunciamiento jurisdiccional emitido en un proceso de conocimiento
pleno, que desactivara la vigencia del art. 20 de la ley 24522 a través de su
declaración de inconstitucionalidad. Ello no puede ser canalizado ni discutido en el
prieto trámite ejecutivo, por lo que debe ser encauzado y debatido en un proceso
ordinario de pleno conocimiento. (Del dictamen del Fiscal General al que adhiere la
Sala).
CNAT Sala IV Expte n° 17065/04 sent. Int. 44376 31/85/06 « Unión Obreros y
Empleados Plásticos c/ Rocig SA s/ ejecución fiscal” (Moroni. Guthmann.)
Convenios colectivos. Telefónicos. Acta del 21/12/05. Adicional art. 15 CCT
201/92. Subsistencia.
El acta acuerdo del 21/12/05 celebrada entre FOETRA y las empresas Telecom
Argentina SA y Telefónica de Argentina SA implica el reconocimiento del derecho
de los trabajadores al adicional emergente del acta acuerdo del 22/5/92, que luego
ratificara el art 15 del CCT 201/92 y, en consecuencia, debe concluirse que la
vigencia del adicional objeto de autos no sólo continuó con posterioridad al acuerdo
del 28/6/94 –como lo entendió la Cámara al dictar el Fallo Plenario 306- sino
también luego del convenio colectivo 547/03. Por otro lado, conduce a considerar
que la fecha de corte del reclamo es el 31/12/05, por cuanto a partir del 1/1/06
comenzó a regir el adicional denominado “acta acuerdo 21/12/05 cláusula tercera”
que, de la interpretación de los términos del acuerdo que lo establece, sustituyó al
anterior.
CNAT Sala X Expte n° 24836/04 sent. 15796 18/12/07 « Lobos, Juan y otros c/
Telefónica de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Stortini. Scotti.)En igual
sentido CNAT Sala V Expte n° 24501/04 sent. 70816 10/7/08 “Lastra, Walter y otros
c/ Telefónica de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Zas.- García Margalejo).
Convenios colectivos. CCT 257/97 E. Plus salarial por mayor jornada.
Los trabajadores encuadrados en el CCT257/97 E vieron reformulados con carácter
general su estructura salarial sobre la base de absorciones y de nuevos montos que
comprendieron todos los rubros que se le venían abonando, con sustento en un
encuadramiento convencional pretérito. En el caso se reclama el pago del “plus
salarial por mayor jornada” a partir de enero de 1998, ante la caída del marco
convencional que regía los vínculos hasta el momento. En tal sentido es necesario
recordar que la facultad judicial de interpretar el alcance de una determinada norma
convencional no incluye la de atribuirle un alcance distinto y opuesto al que las
propias partes de la negociación, en ejercicio de un poder jurígeno que emana de la
autonomía privada colectiva, en forma clara y explícita, han decidido otorgarle.
Desde esta perspectiva, la modificación de la estructura retributiva que las propias
partes signatarias del convenio decidieron implementar a partir del CCT 257/97 E
no puede ser considerada, sin más, como una rebaja remuneratoria que justifique el
reclamo por diferencias salariales, especialmente si se tiene en cuenta que el rubro
reclamado tenía origen convencional y emanaba de la autonomía privada colectiva
y no de otros actos de efecto normativo.
36
Poder Judicial de la Nación
CNAT Sala II Expte n° 443/06 sent. 95509 28/12/07 « Pecora, Laura y otros c/
Telefónica de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Pirolo . Maza.)
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Telefónicos. Acta acuerdo 21/12/05. Asignación art. 15
CCT 201/92.
La cláusula tercera del acta acuerdo del 21/12/05 reconoció el derecho de los
trabajadores al adicional emergente del acta acuerdo del 22/5/92, que luego
ratificara el art. 15 del CCT 201/92 y, consecuentemente, debe entenderse que
existió continuidad en la vigencia del rubro , no sólo luego del acuerdo de fecha
28/6/94 (cuestión ya zanjada por la doctrina plenaria sentada in re “Rodríguez,
Eduardo y otros c/ Telefónica de Argentina SA”) sino, incluso, luego del CCT 547/03
E. En consecuencia, corresponde mantener el progreso del reclamo pero
establecer un límite temporal, hasta la entrada en vigencia del nuevo adicional el
31/12/05.
CNAT Sala II Expte ° 21345/05 sent. 95638 31/3/08 « Santomauro, Héctor y otros c/
Telefónica de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Pirolo. Maza.)
Convenios colectivos. CCT 567/03 E. Adicional por antigüedad. Límite
temporal.
El CCT 567/03 E vigente desde el 26 de agosto de 2003, cuya cláusula de
caducidad es muy clara, significó la renegociación global de la estructura retributiva,
que reemplazó al marco regulatorio anterior y no cabría ninguna duda de la
afectación del rubro “adicional por antigüedad”, en tanto no existen elementos que
permitan afirmar la configuración de un perjuicio sobre la base de un cotejo
inescindible de todos los derechos que surgen de la convención colectiva
mencionada. Tal interpretación no implica la revisión de la doctrina plenaria dictada
in re “Rodríguez, Eduardo c/ Telefónica de Argentina SA” (plenario n° 306) sino la
imposición de un límite temporal a ésta, en función de la superación del convenio
201/92 por una nueva concertación que no se ha impugnado en su legitimidad
formal o intrínseca.
CNAT Sala IV Expte n° 24852/04 sent. 91434 30/5/06 « Gómez, Alfredo y otros c/
Telecom Argentina SA s/ diferencias de salarios » (Guthmann. Guisado.)
Convenios colectivos. Adicional por antigüedad. Límite temporal. CCT 567/03.
Sin perjuicio de la procedencia del cobro del adicional previsto en el art. 15 del CCT
201/92, las diferencias salariales resultantes deben ser aplicadas hasta una fecha
determinada, esto es al 30/4/03, a partir del cual entró en vigencia el CCT 547/03.
Ello así, por cuanto la nueva normativa convencional, fruto de la autonomía
colectiva significó una renegociación global de la estructura retributiva que
reemplazó el marco regulatorio anterior en el dinamismo propio de la negociación
sectorial, por lo que resultó afectado el adicional aludido, dada la reformulación de
los niveles remuneratorios, la consagración de los distintos adicionales y la
ausencia de elementos que permitan afirmar la configuración de un perjuicio sobre
la base del cotejo de todos los derechos que surgen de este particular de la CCT
547/03 “E”. (Del voto del Dr. Fera, en mayoría).
CNAT Sala VI Expte n° 2172/06 sent. 60471 30/4/08 “Cilmi, Horacio c/ Telefónica
de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Fera. Fernández Madrid. Fontana.)
Convenios colectivos. Adicional por antigüedad. CT 567/03 “E”. Falta de
comparación de las normas de los dos convenios.
En el caso, la demandada no explicó concretamente de qué manera y en qué
medida las nuevas condiciones de trabajo “beneficiaban” a los actores, cuyos
contratos individuales de trabajo, que incluían el derecho a la percepción del
adicional previsto en el art. 15 del CCT 201/92, se encontraban en curso de
ejecución a la fecha de entrada en vigencia del CCT 547/03. Las normas de este
CCT referidas al salario sólo serían aplicables a los actores si fuesen más
favorables que las nacidas de los contratos individuales. Porque así lo dispone la
ley (art. 8 LCT) y porque si se establecieran condiciones menos beneficiosas que
afectaran peyorativamente dichos contratos, se podría oponer a su aplicación la
existencia de derechos adquiridos propios de un núcleo no modificable (art. 66 LCT)
Pero, como se dijo, en el caso ello no fue materia de debate. (Del voto del Dr.
Fernández Madrid.)
CNAT Sala VI Expte n° 2172/06 sent. 60471 30/4/08 “Cilmi, Horacio c/ Telefónica
de Argentina SA s/ diferencias de salarios” (Fera. Fernández Madrid. Fontana.)
37
Convenios colectivos. CCT 40/89. Pernoctada y comidas.
La denominada pernoctada tiene por finalidad
compensar los gastos de
alojamiento de aquellos trabajadores que, por los motivos que la cláusula
convencional 4.1.14 del CCT 40/89 prevé, están relacionados con la prestación del
servicio y que deban permanecer fuera de su residencia habitual. Pero no
corresponde su pago cuando, como en el caso, el trabajador prefería dormir en el
camión para evitar lo dificultoso de regresar a su hogar y retomar tareas temprano a
la mañana siguiente. Esto es así, sin dejar de reconocer las dificultades que puede
sufrir un trabajador que necesita usar el transporte público para trasladarse a su
empleo o regresar a su domicilio, pero ese no fue el sentido de la norma
convencional aludida. En cambio el rubro denominado “comidas” (cláusula
4.1.12)debe ser integrado no solo por el almuerzo, que ya se le abonaba, sino
también por la cena, toda vez que el trabajador prestaba servicios hasta las 22
horas y el convenio establece este adicional para todos aquellos que sobrepasen
las 21 horas y continúen afectados al vehículo.
CNAT Sala I Expte n° 8417/06 sent. 85229 23/7/08 “Ventrella, Jorge c/ Cavallino
Hnos SRL s/ diferencias de salarios” (Vilela. Pirolo.)
Convenios colectivos. Periodistas. Conflicto de encuadre profesional.
No existe ningún dispositivo legal o convencional que imponga la obligación de
recurrir ante la comisión paritaria para resolver un conflicto concreto de encuadre
profesional. Los arts. 37 inc. e) y 38 del CCT 301/75 contemplan la participación del
organismo previsto en el art. 70 de la ley 12908 solamente para dirimir cuestiones
de vacantes y promociones o de interpretación de las disposiciones de la normativa
convencional, y que sin perjuicio que la ley 14250 prevé la creación de las
comisiones paritarias y su intervención a pedido de parte en las controversias
individuales originadas por la aplicación de una convención, deja en claro que la
misma no excluye ni suspende el derecho de los interesados a iniciar directamente
la acción judicial correspondiente (doct. Art. 16).
CNAT Sala II Expte n° 49951/93 sent. 82520 19/12/97 “Piastrellini, Hugo c/ Darios y
Noticias SA s/ despido” (Bermúdez.Rodríguez.)
Convenios colectivos. CCT 130/75. Acuerdos del 21/6/91 y 12/9/91.
En el marco de las disposiciones legales vigentes y de los documentos de la OIT no
existe limitación alguna en orden al objeto de la negociación colectiva en la medida
que haga a las condiciones de vida del sector involucrado, o sea que no puede
restringirse su campo de actuación exclusivamente a las relaciones de trabajo. Por
ello, no resulta susceptible de ser invalidado por vía incidental el sistema que a
través del acuerdo del 21/6/91 implementó un sistema de retiro complementario al
régimen de previsión social que por la ley corresponde a quienes están dentro del
CCT 130/75. Dicho acuerdo fue suscripto por la representación asignada por el M
de Trabajo a quienes suscribieron tal convenio colectivo y fue correctamente
homologado. No sustituyó un sistema previsional por otro, sino que gestó un
dispositivo que unido al sistema general de previsión social que otorgue el Estado
coadyuve a cubrir los ingresos del sector de pasividad. Nada impide a los
empleadores y a los trabajadores, por su iniciativa, acordar en este aspecto, y los
disidentes no podrían sustraerse a la norma colectiva porque la mecánica y
característica del convenio hace que éste cumpla los efectos propios de las normas
que muchas veces solo consagradas por la mayoría relativa de representantes,
obligan a todos los ciudadanos.
CNAT Sala II Expte n° 13233/92 sent. 81087 26/5/97 « Federación Argentina de
Empleados de Comercio c/ Transambar SA s/ cobro de aportes »
(Rodríguez.González.)
Convenios colectivos. CCT 130/75. Sistema de retiro complementario.
El sistema de retiro complementario creado por la Comisión Negociadora e
incorporado al CCT 130/75 no colisiona con la ley 24241, porque más allá de la
subsistencia de los regímenes de reparto, nada obsta a que un grupo de
trabajadores constituya un sistema para suplir los desajustes entre los ingresos en
actividad y pasividad, ya sea originados en una opción de capitalización inicial o de
un sistema subsistente de seguridad social típico y no sería ilegítima, en principio,
la búsqueda de paliativos complementarios para conjurar una situación de
38
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
desequilibrio que, como la experiencia lo indica, ha sido muy habitual. (Del
dictamen del Fiscal General al que adhiere la Sala).
CNAT Sala III Expte n° 23817/00 sent. 83109 27/12/01 « Federación Argentina de
Empleados de Comercio c/ Rabello y Cía SA Agentes de Bolsa s/ cobro de
aportes” (Eiras. Guibourg.)
Convenios colectivos. Personal del PAMI. Adicional por antigüedad.
Procedencia.
El CCT celebrado en noviembre de 1989 fue homologado por el Ministerio de
Trabajo, lo que confiere a sus cláusulas carácter obligatorio en razón de lo
dispuesto en el art. 4 de la ley 14250. No obsta a esta conclusión el hecho de que el
convenio estableciera un plazo de vigencia hasta marzo de 1990, dado que el art. 6
de la ley citada, según el texto vigente en aquella época, establecía la ultraactividad
de las condiciones de trabajo resultantes de la convención. Asimismo es evidente
que la propia demandada consideró vigente el convenio toda vez que siguió
abonando el adicional después de marzo de 1990 y de este modo incorporó el
beneficio al marco de las condiciones contractuales emergentes de la relación
individual, por la vía de su voluntad unilateral. También en el acta acuerdo del
18/2/03 se expresa que las partes acordaron “…encarar a la mayor brevedad
posible el análisis del pago del retroactivo … y los adicionales que se encuentran
pendientes de resolución desde 1996…”. Todo ello conduce a que el adicional en
cuestión, independientemente de su vigencia, se incorporó el contrato individual de
trabajo de los actores cuyos vínculos se desarrollaron con anterioridad a la entrada
en vigencia del decreto 925/96 que, por otra parte, no implicó dejar sin efecto dicha
modalidad de liquidación. (Del voto del Dr. Pirolo, en mayoría).
CNAT Sala II Expte n° 12528/05 sent. 94974 7/5/07 « Andino, Héctor y otros c/
PAMI s/ diferencias de salarios » (Pirolo. Maza. González.)
Convenios colectivos. Personal del PAMI. Adicional por antigüedad. Vigencia.
El CCT 697/05 “E” es fruto de la autonomía colectiva, en cuyo contexto, por medio
de la Comisión negociadora prevista en el título X, capítulo I, se resolvió aprobar el
“Sistema Escalafonario y Retributivo para el Personal del Instituto”, que se plasmó
en el anexo de la Resolución INSSJP 1523/05 con vigencia a partir del 1 de
diciembre de 2005, y que significó una renegociación global de la estructura
retributiva que reemplazó el marco regulatorio anterior en el dinamismo propio de la
negociación sectorial, de donde no cabe ninguna duda de la afectación del rubro
cuestionado, ya que en consonancia con lo previsto en el art. 112 del CCT 697/ 05,
se dispuso que quedaba derogada “…toda normativa anterior que estableciera las
condiciones del salario y escalafón del personal”. En consecuencia, corresponde
fijarle un límite temporal a dicho adicional que será hasta la entrada en vigencia del
sistema salarial establecido en consonancia con el XCCT 697/05 “E”. (Del voto del
Dr. Pirolo, en mayoría).
CNAT Sala II Expte n° 12528/05 sent. 94974 7/5/07 « Andino, Héctor y otros c/
PAMI s/ diferencias de salarios » (Pirolo. Maza. González.)
Convenios colectivos. Personal del PAMI. Adicional por antigüedad.
Improcedencia.
Toda vez que el decreto 290/95 dispuso una reducción salarial para la totalidad de
los agentes del estado y ello fue ratificado por la ley 24624 y Res. INSSJP 1124/95,
sin que en el escrito de inicio –en el caso- se haya cuestionado la validez
constitucional de tales normas, la reducción del rubro antigüedad por el que se
reclama fue dispuesta por la demandada al amparo de la normativa establecida en
el mentado decreto, lo que lleva a concluir que su actitud se ajustó a derecho. (Del
voto el Dr. Maza, en minoría).
CNAT Sala II Expte n° 12528/05 sent. 94974 7/5/07 « Andino, Héctor y otros c/
PAMI s/ diferencias de salarios » (Pirolo. Maza. González.)
Convenios colectivos. Personal del PAMI. Adicional por antigüedad.
Procedencia.
El acta acuerdo del 17/11/89 fue homologada por el Ministerio de Trabajo, lo que
confiere a sus cláusulas carácter obligatorio en razón de lo dispuesto en el art. 4 de
la ley 14250. Si bien la norma citada estableció un plazo de vigencia hasta marzo
de 1990, la empleadora continuó abonando el adicional “bonificación por
antigüedad” con posterioridad a esa fecha. Desde tal perspectiva, la falta de pago
del incremento progresivo dispuesto por el art. 2, punto 1.1. del Acta mencionada, a
39
partir de 1996, implicó un incumplimiento de la empleadora, extremo que torna
abstractos los argumentos referidos a la naturaleza jurídica y a los efectos del
acuerdo en cuestión. La norma, de naturaleza convencional, se encuentra vigente
por ultraactividad (art. 6 de la ley 14250). En tales condiciones no se puede
desconocer el derecho a percibir el adicional pretendido.
CNAT Sala III Expte n° 3260/06 sent. 89950 14/7/08 « Belmonte, Ricardo y otros c/
PAMI s/ diferencias de salarios » (Porta. Eiras.)En igual sentido CNAT Sala IV
Expte n° 7788/05 sent. 91426 29/5/06 “De Sousa Carmona, Marta y otros c/ PAMI
s/ diferencia de salarios” (Guisado. Guthmann.)
Convenios colectivos. Personal del PAMI. Adicional por antigüedad. Sucesión
de convenios.
El art. 24 de la ley 14250 (texto según art. 18 de la ley 25877) establece que “un
convenio colectivo posterior puede modificar a un convenio colectivo anterior de
igual ámbito” o sea que cabe inferir que el nuevo texto legal permite que el convenio
posterior modifique el anterior de igual ámbito, en cualquier dirección pues si la
voluntad del legislador hubiera sido la de habilitar únicamente las modificaciones
favorables, así lo habría expresado, como lo hizo respecto de la sucesión de
convenios de distinto ámbito (art. 24 inc. b). Por ello corresponde mantener el
progreso del reclamo por el pago de la bonificación por antigüedad contemplado en
el art 2 del CCT 89 homologado por disposición DNRT 5629/89 sólo hasta el
1/12/05 , fecha en que entró en vigencia el acuerdo celebrado por la Comisión
Paritaria Permanente del CCT 697/05.
CNAT Sala IV Expte n° 29056/05 sent. 93204 15/4/08 « Reigosa, Nélida y otros c/
PAMI s/ diferencias salariales » (Moroni.Guisado.)
Convenios colectivos. Personal el PAMI. Adicional por antigüedad.
Procedencia.
Si bien es acertado que el art. 112 del CCT 697/05 “E” dispuso que “a partir de la
entrada en vigencia del presente CCT no serán de aplicación, en la parte
pertinente, aquellas normas y resoluciones del Instituto y sus disposiciones
reglamentarias que en todo o en parte se opongan a lo establecido en el mismo”, no
es menos cierto que en el artículo anterior, pertenecientes ambos al Título XIV
intitulado “Cláusulas transitorias, complementarias de interpretación y aplicación”,
se convino que “el personal que se encontrase trabajando en el instituto al
momento de la firma del presente convenio mantendrá la antigüedad reconocida y
todos los efectos que guarden vinculación o algún tipo de incidencia con dicho
concepto, tales como régimen salarial, adicionales generales o específicos,
indemnizaciones, licencias, vacaciones o cualquier otro” (art. 111 CCT citado), con
ello queda claramente establecida la voluntad de las partes colectivas de mantener
el tópico que constituye el objeto del reclamo, respecto de aquellos trabajadores
que hayan ingresado aquel Instituto demandado con anterioridad a la vigencia del
CCT de empresa analizado.
CNAT Sala V Expte n° 9110/05 sent. 70859 23/7/08 « Brugnano, Graciela y otros c/
PAMI s/ diferencias de salarios » (Zas. García Margalejo.)
Convenios colectivos. Personal el PAMI. Adicional por antigüedad.
Procedencia.
El art. 11 del CCT 697/05 “E” no agrega ni quita nada respecto de los beneficios
inherentes a la antigüedad del dependiente, ya que –con todo tino y en un concepto
acorde al principio de progresividad- hace la puntual y expresa salvedad de
respetar los que fueran previos a la suscripción de la normativa colectiva, ya que de
su redacción se infiere que el derecho de incrementar la antigüedad con el
porcentaje del 3% anual quedó incólume. Es de destacar que en modo alguno
obsta el hecho de que la Resolución 1523/05DE dispusiera un esquema de pago
adicional por antigüedad limitado a una suma fija equivalente a la mejor que venía
percibiendo el trabajador, por cuanto: 1) el esquema previsto en el art. 22 de dicha
resolución se aparta diametralmente de lo establecido en el acuerdo colectivo que
refiere a que los beneficios anteriores deben respetarse como fueron otorgados; y
2) el dictamen emitido por una autoridad administrativa en forma unilateral en modo
alguno puede conculcar o modificar derechos establecidos en la legislación de
fondo tal como lo es la ley de contrato de trabajo y una convención colectiva.
CNAT Sala VII Expte n° 5141/05 sent. 40443 26/9/07 « Pittolo, Jorge y otros c/
INSSJP PAMI s/ diferencias de salarios » (Rodríguez Brunengo.Ferreirós.)
40
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Personal del PAMI. Adicional por antigüedad.
El CCT 697/05 “E” no hace otra cosa que respetar los beneficios inherentes a la
antigüedad de los accionantes, con la única excepción de que tenían que
encontrarse trabajando en el Instituto a la firma del convenio, por lo que el derecho
a incrementar la bonificación por antigüedad (en un 3% anual) subsiste, resultando
un derecho adquirido para los actores. La resolución 1523/05 DE que estableció el
régimen escalafonario para los agentes y que resulta aplicable a las relaciones con
el personal del Instituto no resulta de aplicación en este caso, porque los
trabajadores ingresaron con anterioridad a la entrada en vigencia del CCT 697/05
“E” –esto es diciembre de 2005-.Además, lo resuelto en dicha resolución por la
Directora Ejecutiva del Instituto resulta ser una decisión unilateral de la parte
empleadora que no puede modificar los derechos y efectos establecidos en el art.
111 que la propia demandada reconoció en la CCT ya citada.
CNAT Sala IX Expte n° 17470/05 sent. 14337 26/6/07 « Chimenti, Rubén y otros c/
PAMI s/ diferencias de salarios » (Balestrini. Zapatero de Ruckauf.)
Convenios colectivos. Personal de CASFEC que pasó a ANSES. No
acreditación del perjuicio.
Cuando el decreto 2284/91 disolvió CASFEC, su personal pasó a depender de
ANSES quien entendió que existía un convenio de empresa homologado, aplicable,
en principio, a todos los trabajadores de ANSES, el CCT 305/98 E. Si bien la
empleadora aplicó un régimen de condiciones de labor cuya vigencia era discutible
en relación con los reclamantes, ex dependientes de CASFEC, sólo correspondía
desactivarlo en la medida en que se materializara un perjuicio para ellos. Tal
situación no fue acreditada porque el CCT mencionado, si bien no preveía rubros
como los reclamados, sí instituía otros adicionales autónomos que se incorporaron
al básico (de reencasillamiento, de ampliación horaria, etc) y nuevas jerarquías
distributivas a las que no hubieran tenido derecho los actores porque no estaban
contempladas en el status laboral que les aplicaba CASFEC. Incumbía a los
accionantes la carga de la prueba acerca del carácter peyorativo de la nueva
regulación, lo cual no sucedió en este caso.
CNAT Sala III Expte n° 5146/00 sent. 83448 15/4/02 « Breglia, María y otros c/
ANSES s/ diferencias de salarios » (Porta. Guibourg.)En igual sentido CNAT Sala
VI Expte n° 4316/04 sent. 60214 19/2/08 “Arnol, Eduardo y otros c/ ANSES s/
diferencias de salaros” (Fontana . Fera.)
Convenios colectivos. Personal de CASFEC que pasó a ANSES. Acreditación
del perjuicio.
En este caso se demostró que si bien la empleadora abonó rubros y cuantías
retributivas que sólo eran concebibles en el marco del CCT 305/98, lo cierto es que
los conceptos específicamente contemplados en la citada convención no alcanzan
a absorber las sumas reclamadas por los actores, según surge de la pericia
contable que determinó diferencias salariales a favor de los reclamantes, lo cual no
fue controvertido por la demandada. Por ello, le asiste a los actores el derecho al
cobro de las diferencias reclamadas, sin que obste a tal conclusión lo dispuesto por
el art. 3 del convenio ya citado, pues en primer término se refiere a convenios,
actas y acuerdos anteriores, mientras que la pretensión de los accionantes se
sustenta en una resolución dictada en su momento por la empleadora que en
atención a lo dispuesto por el art. 100 del decreto 2284/91 debe considerarse
vigente, norma que por su naturaleza no puede ser modificada ni derogada por el
CCT (arts. 7,8,12 LCT y 7 ley 14250).
CNAT Sala III Expte n° 4805/06 sent. 89490 27/2/08 « Cabral Lezcano, Felicita y
otros c/ ANSES s/ diferencias de salarios » (Porte. Eiras.)
Convenios Colectivos. CCT 356/03. Jornada de trabajo a bordo. Excepción.
Pilotaje.
Del juego armónico de los arts. 24 y 25 del CCT 356/03 surge que la jornada a
bordo durante la navegación es de ocho horas, con posibilidad de extenderse a
doce y que sólo el trabajo por encima de esa cantidad de horas (12) se considerará
como labor en exceso. Por su parte el art. 32 del convenio estipula un adicional
remuneratorio, en su parte pertinente determina que “durante todo el período de
navegación para la explotación pesquera (marea) excepto el caso de pilotaje, en
atención a las características del trabajo y la extensión máxima diaria autorizada
41
para el tiempo normal del trabajo a bordo, el personal de marinería, maestranza y
auxiliar de factoría, percibirá un adicional remuneratorio…”. La excepción que
marca esta norma para los casos de pilotaje no se refiere a la jornada laboral sino
al adicional remuneratorio, el cual no se aplica a los trabajadores vinculados por un
contrato de este tipo habida cuenta que el modo de calcular el salario de esos
dependientes se encuentra específicamente apuntado en el segundo y tercer
párrafo del art. 43. Por ello se concluye que cuando se trata de un contrato de
pilotaje donde el trabajador se desempeñó durante doce horas diarias, no existe
labor en exceso, ya que no se advierte trasgresión alguna a las pautas que marca
la normativa convencional que rige la jornada laboral para el trabajo a bordo.
CNAT Sala II Expte n° 790/05 sent. 95008 29/5/07 « Ledesma, Tomás c/ Pesquera
Santa Elena SA s/ diferencias de salarios » (Pirolo. Maza.)
Convenios colectivos. Estimación propinas. Trabajadores del espectáculo
público.
El adicional denominado “estimación propinas” (art. 24 del CCT 291/75) no habría
tenido por fin reemplazar los ingresos que eventualmente podrían detraerse del
patrimonio de los trabajadores en función de una hipotética prohibición de percibir
propinas, sino simplemente establecer una pauta fija para mensurar la pérdida de la
oportunidad de ganancia durante aquéllos períodos en que no se registrara
actividad (épocas en que no se realizaban funciones, licencias por enfermedad,
vacaciones, etc). La suma liquidada en concepto de “estimación propinas” cuando
el trabajador contaba con la posibilidad de percibirlas en público, era luego
descontada del salario, por lo que tampoco la previsión en cuestión constituiría un
adicional remuneratorio destinado a desplazar la incidencia de las propinas en el
salario de los dependientes con carácter genérico.
CNAT Sala II Expte n° 14373/02 sent. 93047 18/11/04 « Castro, Clementina c/
Fundación Cultural Coliseum s/ despido » (González. Rodríguez.)
Convenios colectivos. Aportes. Empleador como agente de retención.
Profesionales de Agua y Energía.
Si los aportes pretendidos por la asociación demandante surgen de disposiciones
de una convención colectiva y acuerdos colectivos homologados por la autoridad de
aplicación en base a un mecanismo según el cual el trabajador veía incrementado
su salario en un porcentaje (en el caso, del 8%), que en esa misma medida era
retenido por la empleadora con destino a un fondo compensador, el empleador se
halla obligado como agente de retención sin que exista necesidad de resolución
ministerial alguna que así lo disponga (conf. arts. 4 de la ley 14250 y 132 de la
LCT).
CNAT Sala VI Expte n° 12942/02 sent. 58262 30/8/05 “Asoc. De Profesionales
Universitarios de Agua y Energía c/ Centrales Térmicas Mendoza SA s/ cobro de
aportes” (Fernández Madrid. Capón Filas.)
Convenios colectivos. Gratificación estímulo incorporada al contrato
individual. Indisponibilidad.
En virtud de lo dispuesto por el art. 31 de la ley 23551 y el art. 22 del decreto
reglamentario 467, el sindicato necesita la autorización por escrito de cada uno de
los trabajadores a fin de representar sus intereses individuales; por lo tanto sin
dicha manifestación de consentimiento otorgada por escrito, la asociación sindical
no se encuentra legitimada para disponer de derechos provenientes del contrato
individual. En este caso, la “gratificación estímulo asistencial” constituye un derecho
incorporado al contrato individual de cada uno de los actores (sujeto a los requisitos
establecidos para acceder a dicho adicional), ya sea que se entienda que el
adicional proviene de lo pactado por las partes en el ámbito de la empresa –lo que
configuraría un contrato pluriindividual- o que se interprete como una liberalidad del
empresario, dicho premio no se encuentra dentro del poder de negociación del
sindicato; más cuando del juego de los arts. 8 de la LCT y 7 y 8 e la ley 14250 se
desprende que el convenio colectivo de trabajo está llamado a mejorar los
beneficios y no a disminuir los derechos de los trabajadores. (Del voto del Dr.
Fernández Madrid, en mayoría).
CNAT Sala VI Expte n° 40879/93 sent. 46228 25/3/97 « Fleytas, Juan c/
Microómnibus Quilmes SA s/ diferencias de salarios » (Fernández Madrid.
Morando. Capón Filas).
42
Poder Judicial de la Nación
USO OFICIAL
Convenios colectivos. Gratificación estímulo incorporada al contrato
individual. Absorción por una nueva escala salarial.
Es cierto que los sindicatos no están legitimados para disponer de los derechos
patrimoniales de los trabajadores que representan, pero ello no ocurre cuando la
representación sindical no renuncia a los adicionales existentes en cada empresa –
ello hubiera excedido el campo de sus incumbencias como persona jurídica
especial-, sino que a través de la negociación obtuvo una mejora salarial para todos
los trabajadores a cambio de lo cual, sin violentar las finalidades para cuyo
cumplimiento la ley las reconoce y regula, aceptó la absorción de las diferencias
preexistentes entre los básicos anteriores y los nuevos valores, sólo hasta la
concurrencia de éstos, de suerte que, en los casos en que las empresas se
ajustaban a los básicos vigentes, las remuneraciones fueron aumentadas; en los
supuestos en que además abonaban adicionales, sin superar en conjunto las
sumas pactadas, lo fueron hasta alcanzar al valor de éstas. Cuando la suma de
básicos y adicionales superaba estos valores, no se registraron aumentos efectivos,
pero se mantienen las diferencias. Por ello, no se advierte perjuicio de los
trabajadores ni extralimitación del sindicato. (Del voto del Dr. Morando, en minoría).
CNAT Sala VI Expte n° 40879/93 sent. 46228 25/3/97 « Fleytas, Juan c/
Microómnibus Quilmes SA s/ diferencias de salarios » (Fernández Madrid.
Morando. Capón Filas).
Convenios colectivos. CCT 347/02. Indemnización por precariedad.
El rubro convencional “indemnización por precariedad” expresado en el art. 81 del
CCT 347/02 debe considerarse subsumido en la ley 24013 que sanciona las
irregularidades registrales resultando la misma más beneficiosa, por lo que no
corresponde aplicarlas simultáneamente por tener la misma naturaleza jurídica:
sancionar por defectuosa registración.
CNAT Sala VIII Expte n° 13613/05 sent. 33784 30/11/06 « Merlo, Amalia c/ Latino,
Lucía s/ despido » (Catardo. Lescano.)
▬
Dirección Nacional de Derechos de Autor (ley 11723) Registro n° 477834. ISSN
1850-4159.
Queda autorizada la reproducción total o parcial de los contenidos de la presente
publicación con expresa citación de la fuente.
43
Descargar

Convenios Colectivos - Asociación Argentina de Derecho del