El manto de hielo de Groenlandia podría derretirse por completo si se supera el
límite de 1,6 grados de calentamiento global

Un estudio de la Universidad Complutense y el Instituto Postdam para la
Investigación del Cambio Climático demuestra que, bajo determinadas
condiciones, el derretimiento se convierte en irreversible
Madrid, 14 de marzo de 2012. El manto de hielo de Groenlandia (comúnmente
llamado casquete polar) es probablemente más vulnerable al calentamiento global de lo
que se pensaba, como muestra un estudio realizado por científicos del Instituto Potsdam
para la Investigación del Impacto Climático (PIK) y del Departamento de Física de la
Tierra II de la Universidad Complutense de Madrid. El umbral de aumento de
temperatura para una fusión total del manto se sitúa en el rango de 0,8 a 3,2 grados
centígrados, con la mayor probabilidad estimada en 1,6 grados. En la actualidad, el
calentamiento global nos sitúa ya en 0,8 grados por encima de los niveles
preindustriales. El estudio acaba de publicarse en el último número de la revista Nature
Climate Change.
El tiempo que transcurra antes de una pérdida sustancial del hielo de Groenlandia
depende en gran medida del nivel de calentamiento que se alcance. "Cuanto más se
supere el umbral, más rápido se fundirá el hielo", dice Alexander Robinson,
investigador del Departamento de Física de la Tierra II de la UCM y autor principal del
estudio. Bajo el escenario de emisiones de gases de efecto invernadero denominado
business-as-usual, la humanidad se enfrentaría a medio-largo plazo a un aumento de la
temperatura global cercano a los 8 grados centígrados. Este calentamiento daría lugar,
según el estudio, al derretimiento de una quinta parte de Groenlandia en
aproximadamente 500 años y una pérdida completa en unos 2.000 años. "Este plazo de
tiempo podría no verse como un colapso rápido", dice Robinson. "Sin embargo, en
comparación con lo que ha sucedido en la historia de nuestro planeta, es
considerablemente rápido. Y podríamos estar ya rozando el umbral crítico”.
¿Qué pasaría si, por el contrario, el calentamiento global se limitase (a largo plazo) a 2
grados centígrados? Estos 2 grados de calentamiento se consideran a menudo como el
límite superior del rango en el que los cambios climáticos asociados al calentamiento
global no representarían daños mayores. Sin embargo, esta previsión optimista puede no
ser cierta para Groenlandia: mientras que los estudios anteriores apuntaban a un rango
de temperaturas para la desaparición del manto de Groenlandia entre 1,9 y 5.1 grados
(situándose la estimación óptima en 3,1 grados), este nuevo estudio reduce estos valores
aproximadamente a la mitad. Es decir, con un calentamiento global limitado (a largo
plazo) a 2 grados centígrados, la fusión completa del manto de hielo groenlandés se
produciría en 50.000 años.
Una fusión del hielo terrestre groenlandés podría contribuir a largo plazo a un aumento
del nivel del mar de varios metros, lo cual afectaría a muchos millones de personas que
viven en la costa.
Retroalimentación entre el clima y el manto de hielo, un elemento crítico en el
sistema de la Tierra
"Nuestro estudio demuestra que, bajo ciertas condiciones, la pérdida de hielo en
Groenlandia se convierte en irreversible. Esto apoya la idea de que los mantos de hielo
son un elemento crítico en el sistema de la Tierra", dice Andrey Ganopolski, jefe del
equipo del PIK. "Si la temperatura global rebasa significativamente el umbral durante
mucho tiempo, el hielo se seguirá derritiendo, de forma que incluso si después de
muchos miles de años el clima volviese a su estado pre-industrial, el derretimiento
anterior impediría un nuevo crecimiento del manto en Groenlandia". Esto se relaciona
con los efectos indirectos entre el clima y el hielo: el manto de hielo presenta un espesor
de más de 3.000 metros y hay que tener en cuenta que a mayor elevación se dan
temperaturas más frías. Cuando el manto empieza a decaer la elevación se reduce,
situándose la nueva superficie en altitudes más bajas, con temperaturas más altas, lo que
acelera el deshielo. Además, el hielo refleja una gran parte de la radiación solar hacia el
espacio. Cuando el área cubierta por el hielo disminuye, más radiación es absorbida y se
suma al calentamiento regional.
La investigación se ha llevado a cabo mediante el uso de simulaciones por ordenador
del manto de Groenlandia y su clima regional. Estos modelos realizan los cálculos de
estos sistemas físicos, incluyendo los procesos más importantes, por ejemplo, las
retroacciones climáticas asociadas con los cambios en las nevadas debidos a la
influencia del calentamiento global. Estas nuevas simulaciones han demostrado ser
capaces de calcular correctamente no sólo la evolución futura del manto de
Groenlandia, sino también su evolución durante los anteriores ciclos glaciales. Todo
esto hace que la nueva estimación del umbral crítico de temperatura para la
sobrevivencia de Groenlandia a largo plazo sea más fiable que las anteriores.
Artículo: Robinson, A., Calov, R., Ganopolski, A. (2012): Multistability and critical
thresholds of the Greenland ice sheet [ doi: 10.1038/NCLIMATE1449]
Descargar

El manto de hielo de Groenlandia podría derretirse por completo si