DIVISION DE ASESORIA Y GESTION JURIDICA
Al contestar refiérase
al oficio N°
10885
17 de octubre de 2008
DAGJ-1381-2008
Bachiller
Mirna Muñoz Fallas
Presidente
JUNTA ADMINISTRATIVA
COLEGIO CIENTÍFICO DE COSTA RICA
SEDE UNIVERSIDAD NACIONAL, REGIÓN BRUNCA
Estimada señora:
Asunto: Consulta sobre el pago del salario de los profesores que imparten cursos en los
Colegios Científicos de Costa Rica.
Nos referimos a su oficio número CCSB-16-2008 del 01 de abril de 2008, recibido en esta
Contraloría General el 8 de mayo del mismo año, en donde nos consulta sobre el régimen jurídico
que cubre el pago de salarios de los docentes de los colegios científicos de Costa Rica.
I.
Motivo de la consulta
Según la información suministrada en su consulta y en conversaciones telefónicas
realizadas con el M.Sc. Roberto Mora Sánchez, Director del Colegio, hemos sido informados sobre
las particularidades que presentan los colegios científicos costarricenses, al ser creados por la Ley
No 7169 de Promoción del desarrollo científico y tecnológico, y el Decreto Ejecutivo No. 24961MEP que establece que los colegios científicos tendrán un régimen diferente al de todos los
colegios oficiales, en razón de sus fines y propósitos, su plan de estudios, contenidos programáticos,
niveles de exigencia, reglamentos, currículo, organización propia, normas particulares de admisión
y promoción, criterios de contratación de personal docente y administrativo.
Nos señalan que la junta administrativa realiza la contratación y el pago del personal
docente que labora para la institución, pero el presupuesto salarial que fue aprobado por el MEP
está muy por debajo de lo que ese colegio científico le había solicitado, ya que utiliza la misma
tabla salarial establecida para lo otros colegios, aún cuando la naturaleza de los colegios científicos
amerita un pago mayor en virtud del alto nivel académico y profesional que se le solicita a los
profesores para impartir lecciones en estos centros educativos, lo cual ya ha sido expuesto en
anteriores ocasiones al ministerio. Por lo anterior, nos consultan lo siguiente:
2
a) ¿Puede la Junta Administrativa del Colegio Científico de Costa Rica, Sede UNA
Región Brunca mantener la base salarial del II Semestre del 2007 que es relativamente
superior a la que aprobó el MEP mediante el departamento de Programación
Presupuestaria, sin incurrir en desacato al no aplicar el aumento del 5.88% que aplicó
para el primer semestre del 2008?
b) ¿A que instancia puede acudir la Junta Administrativa para solicitar al MEP el ajuste
de las bases salariales de nuestro personal para estar a derecho con la ley?
c) ¿Debe la Junta Administrativa ajustar las bases salariales de nuestro personal a las
bases que el MEP establece, a pesar de que estas no concuerden con los incrementos de
ley que se aprueban en el I y II Semestre de cada año?
II. Criterio del MEP
En virtud de la importancia de conocer el criterio del Ministerio de Educación Pública
sobre el tema consultado, se le concedió audiencia a ese ministerio mediante el oficio 05876-08
(DAGJ-0798-2008) del 23 de mayo de 2008, para que se pronunciara al respecto. La audiencia fue
atendida por el Ministerio de Educación Pública en el oficio DAJ-1604-08 del 17 de julio del 2008,
recibido en esta Contraloría el 08 de agosto del mismo año, en donde se pronuncia en los siguientes
términos.
Indican que la Ley de Promoción del Desarrollo Científico y Tecnológico, N° 7169 del
13 de junio de 1990, mediante el artículo 56 dice: “se autoriza al Ministerio de Educación Pública
para que suscriba convenios con las instituciones de educación superior universitaria estatal y
otras entidades de reconocida excelencia académica o de investigación científica, para el
establecimiento de los colegios científicos de Costa Rica, los que contribuirán al logro de los
propósitos de la educación diversificada con énfasis en la educación científica”
El artículo 61 de la citada ley señala que: “La organización de los colegios científicos
deberá contar con una estructura mínima que incluya un consejo académico, una junta
administrativa y un ejecutivo institucional, cuyas funciones específicas se definan mediante
reglamento. Le corresponderán a estos colegios la escogencia y el nombramiento del personal
docente y administrativo, el cual estará excluido del Régimen de Servicio Civil. El financiamiento
de estos colegios durante sus primeros cuatro años de funcionamiento correrá parcialmente a
cargo de los recursos establecidos en el artículo 39 de esta ley. Durante este período, y
posteriormente, el Estado procurará financiarlo mediante recursos del Presupuesto Nacional. Los
colegios científicos tendrán personalidad jurídica propia y se regirán por las disposiciones de este
capítulo, por el reglamento que al efecto dicte el Ministerio de Educación Pública y por el
Convenio de creación respectivo”.
Manifiestan que a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los establecimientos
oficiales de segunda enseñanza, el Reglamento al Capítulo III del Título IV “de la Creación de los
Colegios Científicos”, prevé algunas características peculiares de un régimen administrativo y
financiero que son:
3

En primera instancia, el artículo 8 les impone una estructura mínima compuesta por un
consejo académico, un ejecutivo institucional y una junta administrativa.

Como segundo aspecto, establece en los artículos 9 inciso h), y 16 que sus procesos
autónomos y especiales de selección y nombramiento del personal docente y
administrativo estarán excluidos del Régimen del Servicio Civil.

Por otra parte, define como una obligación del estado el financiamiento de ese servicio,
a través de la transferencia de fondos del presupuesto nacional a favor de la junta
administrativa, a la cual se le reconoce una personalidad jurídica propia.
También, señalan que mediante Decreto Ejecutivo N° 24961-MEP del 02 de febrero de
1996, se emitieron las “Normas Básicas Reguladoras del Proceso Educativo en los Colegios
Científicos Costarricenses”, en cuyos artículos 2 y 11 se estipula que estas instituciones
preuniversitarias tendrán un régimen diferenciado en cuanto a los “criterios de contratación de
personal docente y administrativo”.
Se refirieron a los procedimientos de contratación y remuneración, indicando que para
el caso de los Colegios Científicos, el Ministerio de Educación Pública aboga por una
presupuestación justificada y un control permanente del gasto sin perjuicio –claro está- del
conveniente establecimiento de un régimen salarial uniforme para esos servicios educativos
preuniversitarios. Estos colegios deben remitir cada año al Ministerio el respectivo anteproyecto de
presupuesto a fin de que el mismo sea aprobado y puedan contar con los recursos económicos que
les permitan sufragar las obligaciones correspondientes al año siguiente.
Aclaran que la Dirección de Recursos Humanos no tiene ninguna participación dentro
de los procesos de selección y nombramiento de los profesores de los colegios científicos;
asimismo, los salarios o remuneraciones correspondientes son pagados directamente por las juntas
administrativas de dichas instituciones utilizando los recursos que para tal efecto les son
transferidos, de conformidad con la previsión financiera contemplada en la Ley de Presupuesto. De
conformidad, se procede a enviar a los Colegios Científicos la documentación y formularios, a fin
de que remitan la información necesaria para realizar el cálculo de la transferencia que el Ministerio
de Educación hará a los respectivos Colegios Científicos con las que las juntas correspondientes
deberán sufragar no solo el pago de sus servicios profesionales sino igualmente otros gastos de
operación.
Concluyen que la transferencia satisface la obligación de financiamiento estatal de la
planilla de los Colegios Científicos y exonera de toda responsabilidad a este Ministerio en el tanto
el organismo encargado de la administración del servicio debe ser considerado como la parte
patronal o empleadora.
4
III. Criterio del Despacho
Conviene señalar que en el ejercicio de la potestad consultiva atribuida a la Contraloría
General y normada en el artículo 29 de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República
(Ley Nº 7428 del 4 de setiembre de 1994) y la Circular Nº CO-529 sobre la atención de consultas
dirigidas a la Contraloría General de la República (publicada en el diario oficial La Gaceta Nº 107
del 5 de junio de 2000), el órgano contralor no tiene por norma referirse a casos y situaciones
concretas que deben ser resueltas por la administración respectiva; en virtud de lo anterior, debe
advertirse que el criterio que ahora pasa a rendir este Despacho en atención y respuesta a las
interrogantes incorporadas en su gestión consultiva, se emite en términos generales y resulta
aplicable en forma vinculante.
Derivado de lo anterior, este órgano contralor aclara que emite el presente criterio a
manera de colaboración, y de forma general, ya que no podemos entrar a resolver asuntos propios
de la administración, pero entendemos que existe una importante preocupación por parte de las
autoridades del Colegio Científico que nos consulta, por conocer si están autorizados legalmente
para tener una escala salarial diferente a la que establece el Ministerio de Educación, para lo cual,
procedemos a analizar los siguientes aspectos:
Primero: Que ha sido una política pública a lo largo de la historia costarricense el avocarse
en pro de la educación pública y, recientemente, el estado costarricense ha tomado la decisión de
incentivar la actividad científica y tecnológica del país, para lo cual se obliga a respaldar la labor
que realizan los centros educativos para incrementar la capacidad de generar ciencia y tecnología y
de que éstas puedan articularse entre si, por parte de la juventud costarricense.
Segundo: Que en ese sentido, los Colegios Científicos fueron creados por la Ley de
Promoción del Desarrollo Científico y Tecnológico, No. 7169 del 13 de junio de 1990, como un
instrumento para incrementar y mejorar la formación en las áreas de ciencias y matemáticas en los
estudiantes costarricenses. Ese propósito ha sido reiterado en el Decreto Ejecutivo No. 24691
denominado Normas Reguladoras Básicas del Proceso Educativo Colegios Científicos del 02 de
febrero de 1996, y en el Decreto Ejecutivo No. 21731 denominado Reglamento al Capítulo II del
Título IV de la Ley 7169 Creación de los Colegios Científicos.
Tercero: Que los artículos 61 de la Ley 7169 y el artículo 16 del Reglamento al Capítulo II
del Título IV de la Ley 7169 Creación de los Colegios Científicos, señalan expresamente que el
personal que labora en estos centros educativos estarán excluidos del Régimen del Servicio Civil, lo
cual, incluye la escala salarial. Quien figura como parte patronal es la Junta Administrativa del
Colegio en relación con los profesores, y no existe una relación laboral entre éstos y el Ministerio
de Educación Pública.
5
Cuarto: Que los Colegios Científicos poseen un régimen1 diferente al de todos los colegios
oficiales, en razón de sus fines y propósitos; su plan de estudios; contenidos programáticos; nivel de
exigencia; reglamentos; currículo; organización propia; normas particulares de admisión y
promoción; criterios de contratación de personal docente y administrativo; calendario escolar propio
y otros aspectos. Lo anterior, pues tienen como objetivo la formación integral de sus estudiantes,
considerando los más altos valores costarricenses en el marco de un proceso educativo, con énfasis
en la adquisición de conocimientos sólidos y habilidades en los fundamentos de la Matemática, la
Física, la Química, la Biología y la Informática, para lo cual seguirán un plan de estudios distintos
al de los colegios académicos, el que comprende dos conjuntos de asignaturas: las del área general
y las del área de profundización.
Quinta: Que para cumplir con el objetivo que tienen asignado se requiere de profesores con
un alto perfil académico y de experiencia, acorde con las exigencias que se les solicitan, que por su
nivel profesional constituyen docentes muy cotizados en el mercado laboral, por lo tanto, se
justifica que estos Colegios tengan una tabla salarial diferente que sea competitiva con los salarios
ofrecidos para estos profesores en el mercado, con el fin de retener y mantener en su planilla
profesionales de alto perfil que le permitan dar una educación con los niveles de calidad que se les
ha requerido. Lo anterior, ha sido reconocido por el propio legislador al excluirlos del régimen del
servicio civil.
Sexto: Que desde su apertura los colegios científicos han demostrado ser centros de
educación secundaria de gran excelencia académica, ubicando a sus estudiantes dentro de las más
altas tasas de aprobación de los exámenes de bachillerato e ingreso a las universidades estatales a
nivel nacional; por lo que han demostrado ser una adecuada estrategia para el desarrollo de
actitudes científicas en los jóvenes costarricenses.
1
De las Normas Reguladoras Básicas del Proceso Educativo Colegios Científicos, véanse los artículos 2º.Los
Colegios Científicos Costarricenses tendrán un régimen diferente al de todos los Colegios Oficiales, en razón
de sus fines y propósitos; su plan de estudios; contenidos programáticos; nivel de exigencia; reglamentos;
currículo; organización propia; normas particulares de admisión y promoción; criterios de contratación de
personal docente y administrativo; calendario escolar propio, y otros aspectos, Artículo 3º.Por lo anterior, los
Colegios Científicos constituyen una modalidad educativa del Ciclo Diversificado diferente de las otras – la
científica - con énfasis en Matemática y Ciencias. Artículo 4º.En todos los aspectos no contemplados en esta
normativa, regirá lo que establezcan en reunión los Ejecutivos Institucionales con el Director Ejecutivo del
Sistema Nacional de Colegios Científicos Costarricenses. Del Sistema Educativo en los Colegios Científicos
Artículo 5º.Los Colegios Científicos tendrán como objetivo la formación integral de sus estudiantes,
considerando los más altos valores costarricenses en el marco de un proceso educativo, con énfasis en la
adquisición de conocimientos sólidos y habilidades en los fundamentos de la Matemática, la Física, la
Química, la Biología y la Informática. Artículo 6º.Estos Colegios se impulsarán como una opción eficaz para
el mejoramiento de la enseñanza de las ciencias, sin menoscabo de otras opciones que puedan desarrollarse. /
Del Reglamento al Capítulo II del Título IV de la Ley 7169 Creación de los Colegios Científicos, el Articulo
3°:En los Colegios Científicos se seguirá un plan de estudios que comprende dos conjuntos de asignaturas:
las del área general y las del área de profundización (…) entre otros.
6
IV. Conclusión
Por lo anteriormente expuesto, este órgano contralor considera que en virtud de que la ley
de creación de los Colegios Científicos los excluye del régimen del servicio civil, los colegios
científicos poseen una naturaleza distinta a los demás colegios académicos y, en consecuencia,
requieren de profesores de alto nivel, amén de que se encuentran autorizados para tener su propia
escala salarial distinta a la que aplica el Ministerio de Educación Pública para los profesores de los
demás colegios de secundaria.
Por lo tanto, están autorizados para pagar un salario superior a sus profesores del que es
aprobado para los docentes de secundaria del MEP, siempre que cuenten con los recursos ordinarios
pertinentes para cubrir esta obligación, respetando el principio presupuestario de equilibrio
presupuestario que obliga a que el presupuesto refleje el equilibrio entre los ingresos, los egresos y
las fuentes de financiamiento de la Ley de Administración Financiera y Presupuestos Públicos.
Lo anterior, es de vital importancia, ya que si los colegios científicos se comprometen con
sus docentes a pagar un determinado salario se estarían creando derechos para el funcionario, por lo
que la parte patronal debe garantizar que cuenta con los recursos suficientes para hacerle frente a
dicha obligación.
Como último considerando, este órgano contralor considera importante aclarar que esta
parcialmente de acuerdo con el Ministerio de Educación Pública, ya que compartimos la tesis de
que no existe una relación patronal entre este Ministerio y los profesores de los Colegios
Científicos, pues quien tiene las responsabilidades de ente patronal es el propio colegio, no
obstante, esta situación no deslinda al Ministerio de sus responsabilidades para con los colegios
científicos, que están señaladas en la Ley de Promoción del Desarrollo Científico y Tecnológico,
No. 7169 del 13 de junio de 1990, máxime que el Ministro de Educación Pública ocupa el cargo de
presidente del Consejo Nacional de Colegios Científicos, que es el órgano que dirige la labor de
todos los colegios científicos del país.
De esta manera atendemos su consulta
Atentamente,
Lic. Carlos Andrés Arguedas Vargas
Gerente de División
Licda. Jennifer Arroyo Chacón
Fiscalizadora Asociada
JACH/SCHC/Rbr
Ni: 9135-08
Ci: Lic. Walter Ramírez Ramírez, Gerente, División de Fiscalización Operativa y Evaluativa
Lic. Leonardo Garnier, Ministerio de Educación Pública
Ing. Kenneth Rivera, Director Ejecutivo, Colegios Científicos de Costa Rica.
Archivo Central
Ce: Licda. María de los Ángeles Alfaro Sáchez, D.F.O.E.
G: 2008001170-42
Descargar

10885-2008 - Contraloría General de la República