Los “Procesos colaborativos” desde la perspectiva de los nuevos paradigmas
científicos
Por Gachi Tapia 1
Quienes trabajamos en el ámbito de los conflictos públicos y sociales, nos
enfrentamos con situaciones arraigadas en modelos y estructuras sociales que
hacen muy frustrantes las intervenciones puntuales. Nuestro campo ha venido
modificando sus supuestos y complejizando roles y prácticas de intervención,
entendiendo que los conflictos sociales se dan en el marco de estructuras
dinámicas complejas y cambiantes. Para ello, los mediadores debimos
imperiosamente abordar distintas disciplinas de estudio en la necesidad de
encontrar nuevos significados para la aplicación de teorías y prácticas.
En ese sentido el campo de teoría y práctica de la “resolución de
conflictos, y más tarde la transformación de conflictos” es consecuencia de una
evolución del pensamiento, que si bien se ha dado en el campo social, tiene
bases en la revolución científica que se inició durante el siglo XX desde las
denominadas ciencias duras.
“Viejos paradigmas:
“Cuanto más se estudian los principales problemas de nuestro tiempo,
mas se constata que los mismos no pueden ser entendidos aislada y
linealmente. Se trata de problemas sistémicos, lo que significa que están
interconectados y son interdependientes”. 2 Esta conclusión es relativamente
reciente, resultado de los dramáticos cambios de pensamiento que tuvieron
lugar a partir de los nuevos descubrimientos de la física a principios del siglo
XX y que han sido ampliamente discutidos por filósofos y científicos de
distintas disciplinas a lo largo de los últimos 50 años. Esos cambios fueron tales
que llevaron a elaborar la noción de “paradigma científico.” 3
Como remarcara Eisntein, ningún problema puede ser resuelto con el
mismo pensamiento que lo creó. Los lentes desde los cuales los seres humanos
continuamos intentando resolver nuestros problemas, son los mismos lentes
desde los cuales esos problemas fueron creados, construidos en nuestros
procesos de pensamiento durante siglos de prevalencia de viejos paradigmas
como el basado en el modelo científico de Newton y el basado en el modelo
social y político conocido como el “paradigma de la dominación”4
1
Abogada y mediadora. Fundadora y ex Directora Ejecutiva de la Fundación para el Cambio
Democrático, actualmente a cargo de la Gestión de Conocimiento en dicha organización.
2
Capra, F. La Trama de la Vida, Anagrama, Febrero 1998, p. 25
3
Los nuevos descubrimientos científicos llevaron a Thomas Khun a elaborar un nuevo
concepto denominado paradigma científico definiéndolo como “una constelación de conceptos,
valores y teorías que, compartidos por una comunidad científica- conforman una particular
visión de la realidad y desde ella son usados para definir problemas y soluciones que
consideran legítimas. Ver: Khun, T. “The structure of scientific revolutions” Univ. of Chicago
Press, Chicago 1962
4
Eisler. Riane, El Caliz y la Espada, Ed…
Efectivamente, esos problemas -amenaza de guerras nucleares, la devastación
de nuestro medio ambiente, el hambre, la pobreza, la inequidad- se deben en
gran medida a que los seres humanos seguimos basando nuestros conceptos y
valores en una visión del mundo obsoleta, basada en estos viejos paradigmas
que se apoyan en las siguientes ideas: una visión del mundo mecanicista y
materialista, un concepto del cuerpo humano como una maquina, el concepto
de la vida como una lucha competitiva por la existencia, la creencia de que el
progreso depende del crecimiento de variables economicas y tecnologicas, y la
creencia en que una sociedad en la que la mujer esta sometida al hombre, es
algo natural. 5 Sin embarbo, en las últimas décadas del siglo pasado
curiosamente, la revisión de estos conceptos se inicia a partir de los
descubrimientos que movieron la base de todo el pensamiento científico
occidental hasta ese momento.
El paradigma Newtoniano.
La partir de su descubrimiento de la Teoría de la Gravedad, las ideas de
Newton (1686) moldearon una concepción del universo que concebía a la
materia como base de la existencia y al mundo material como un conjunto de
elementos ensamblados en una máquina. El sistema tan complejo de los
fenómenos naturales se podía estudiar a partir de analizar sus partes o
componentes básicos y descubrir los mecanismos que los ponen en
funcionamiento. Esta teoría se conoce como reduccionismo científico, y como
herramienta intelectual redujo la naturaleza a procesos lineales que pudieran
medirse. Sus conclusiones condujeron al mayor adelanto científico de la
humanidad hasta ese momento, a tal punto que sus supuestos se aplicaron a
todos los campos de la actividad humana y en consecuencia, todavía hoy, la
gente se mueve esperando resultados predecibles de sus acciones.6
El paradigma de la dominación.
En cuanto al modelo social y cultural de organización, los viejos
supuestos de pensamiento se basan en lo que se ha denominado el paradigma
de la “dominación” 7 Este modelo alude a un sistema filosófico - político
basado en valores como la expansión, la dominación de los más fuertes sobre
los más débiles, las estructuras jerárquicas como modelos de gobernabilidad y
de dominación de unos sobre otros, la confrontación y la competencia como los
modelos de interacción. 8
Este modelo ha sido la base de los sistemas políticos, económicos y
sociales de nuestro tiempo y de ello dan cuenta sistemas y teorías el
5
Capra, Fritjof. El Tao de la Física.6 Ed. Siria,2003. pag. 414
Breslin, Patrick, “Thinking Outside Newton´s box. New metaphors for grassroots development. Revista
de Interamerican Foundation. Vol 25, pag 4
7
Eisler, Rianne, The Chalice and the Blade. (El Caliz y la Espada).
8
Politicos, militares, corporaciones e instituciones, se estructuran jerárquicamente. Quienes
ocupan estos lugares llegan a identificar sus posiciones jerarquicas como parte de su imagen y
personalidad, con lo cual, modificar estos valores es una amenaza a su propia identidad.
6
patriarcado, el capitalismo de mercado, el comunismo, el imperialismo, el
racismo, etc.
Como describo más adelante, este paradigma se opone el denominado
paradigma de la articulación o de la asociación (partnership)
La caída de los viejos paradigmas y la emergencia de las nuevas ciencias de la
complejidad
A partir de los descubrimientos de Einstein y quienes los sucedieron en
el estudio de la nueva física, los supuestos científicos newtonianos perdieron su
base. La teoría de la relatividad y la física subatómica (o mecánica cuántica)
desestabilizaron todos los conceptos principales de la teoría newtoniana del
mundo. Así, cayeron las nociones de espacio y tiempo absoluto, las partículas
sólidas elementales, la naturaleza estrictamente causal de los fenómenos físicos
y el ideal de una descripción objetiva de la naturaleza Con la introducción, por
parte de Heisemberg, del Principio de Incertidumbre, se sentaron las bases para
el descubrimiento de las Teorías del caos y la Complejidad 9
La teoría del caos desafía la idea de que el cambio es siempre gradual y
predecible, y la noción de complejidad, desafía la idea que considera que las
cosas se entienden mejor a traves de dividirlas en partes más pequeñas.
Desde entonces la atención científica comenzó a cambiar del estudio de
partículas cada vez más pequeñas a cuestiones sobre sus relaciones, sus
interacciones y la forma en que funcionan los “sistemas” que constituyen estas
partículas. La atención dejó de prestarse a las “estructuras” para focalizarse en
los “procesos”
La “teoría de los sistemas” fue un punto crucial en el desarrollo
científico. Antes de los años 40 los términos sistema y pensamiento sistémico
habían sido utilizados por varios cientificos pero fue Bertalanffy quien con su
concepto de sistema abierto y teoría general de sistemas, contribuyó a constituir
el pensamiento sistémico como un movimiento científico mayor.
Asimismo, los intentos de desarrolloar máquinas autoconducidas (los
ordenadores, las computadoras), llevó a desarrollar un campo totalmente
nuevo, que inspirado en Norert Weiner tomó el nombre de “cibernética”,
disciplina que se transformó en un poderoso movimiento intelectual. La
cibernética se concentra en el estudio de “patrones de comunicación”. Sus
conclusiones condujeron a los conceptos de retroalimentacion, autorregulación
y auto organización.
Vale la pena considerar algunas de las caracteristicas que se transforman
en el cambio del pensamiento mecanicista al pensamiento sistémico. En primer
lugar, la propiedades del sistema no se reducen a las propiedades de sus
componentes, eso configura un primer cambio de foco, de las “partes” al “todo”
y por ende el estudio se concentra no en las “partes” sino en las relaciones entre
ellas. En última instancia, como fue demostrado por la nueva física, ya no se
puede hablar de “partes elementales” sino de “patrones de interacción”. En la
Heisenberg, W: “Lo que observamos no es la naturaleza en si misma, sino la naturaleza expuesta a
nuestro sistema de observación.” (Phisics and Beyond- Allen & Unwin, London 1971).
9
visión sistémica vemos que los objetos o agentes constituyen redes de relaciones
inmersas en redes mayores.
Los estudios del caos se concentran en los denominados sistemas
complejos, sistemas no lineales donde el todo no puede reducirse meramente a
la suma de sus componentes. La Teoria del Caos puede entenderse como un
gran campo de investigación abierto, que abarca diferentes líneas de
pensamiento. Caos está entendido no como ausencia de orden, sino como cierto
tipo de orden de características impredecibles, pero descriptibles en forma
concreta y precisa. Es decir: un tipo de orden de movimiento impredecible. El
fenómeno que encontramos en el corazón de esta teoría es que en los sitemas no
lineales, pequeños cambios en las condiciones iniciales conducen a resultados
impredecibles y de enorme impacto. Este es el caos del principio que suele
llamarse Efecto Mariposa, descubierto por primera vez por Ed Lorenz, debido
a que, en meteorología, la naturaleza no lineal de la atmósfera ha hecho afirmar
a muchos científicos que es posible que el aleteo de una mariposa en
determinado lugar y momento, pueda ser la causa de un terrible huracán varios
meses más tarde en la otra punta del globo.
Si bien, durante las tres últimas décadas, se ha producido una nueva
orientación científica hacia estos estudios, lamentablemente, esta toma de
conciencia acerca de la necesidad de cambiar drásticamente nuestro
pensamiento, no es algo que haya alcanzado aún a una masa crítica de los
líderes –políticos, sociales, corporativos o académicos- que hoy manejan el
planeta. “en su gran mayoría, los líderes son incapaces de percibir la
interconexión de los distintos problemas, y tienden a seguir utilizando un
pensamiento lineal (causa –efecto) para describir los conflictos y sus
correspondientes soluciones.” 10
El abordaje tradicional para analizar y resolver los problemas desde
marcos lineales no da cuenta de los fenómenos que evidencian las nuevas
ciencias. Por ende, las soluciones fracasan, porque suelen ser resultado de los
análisis efectuados desde perspectivas individuales o sectoriales, y no desde el
cuadro más abarcativo de la compleja realidad sistémica que abarcan.
“Del paradigma de la dominación al paradigma de la articulación”
Además del viejo paradigma de Newton, también la permanente
prevalencia del paradigma de la “dominación” por sobre el paradigma de la
articulación parece contribuir a la ineficacia en resolver los problemas más
acuciantes del planeta y de nuestras comunidades. El paradigma de la
articulación pone énfasis en el pensamiento intuitivo, holístico, no lineal y en
valores como la cooperación, la conservación, y la asociación,
A diferencia del modelo dominador, en el modelo articulador, la manera
de estructurar el ejercicio del poder no se basa en las jerarquías. La estructura
para el ejercicio del poder desde esta perspectiva es la estructura de red. El
10
Ver Capra, ob cit.p 26
cambio de paradigma incluye por lo tanto, el cambio del sistema de jerarquías al
sistema de redes en la organización social11
Las estructuras sociales están dando cuenta de estos cambios. La cada vez
mayor participación ciudadana en la toma de decisiones políticas da cuenta de
la crisis de gobernabilidad de los sistemas representativos puros y las
constituciones políticas comienzan a incorporar mecanismos que promuevan
que las decisiones se basen cada vez más “realistamente” en las voces que
promueven las comunidades. Sin embargo, aún esos mecanismos suelen tener
la dificultad de promover polarizaciones y confrontación, como dan cuenta, por
ejemplo, los mecanismos de referendum y plebiscitos, ya que no contemplan la
posibilidad de transformar dinámicas confrontativas en dinámicas de
colaboración y consenso.
“Los sistemas humanos como sistemas complejos adaptativos”
Los presupuestos epistemológicos mencionados anteriormente como viejos
paradigmas, están tan profundamente embebidos en estas culturas, educación y
cosmovisión, que ni siquiera nos damos cuenta de ellos. Estos presupuestos
hacen difícil comprender la complejidad. Incluyen la idea de que cada efecto
observado tiene una causa, que todos los fenómenos pueden comprenderse a
través del analisis de sus componentes y que el analisis de los eventos pasados
permiten predecir eventos futuros. Como ya se ha mencionado, si bien estos
preconceptos fueron extraordinarios para comprender un aspecto del mundo
físico, no han servido para comprender cómo se comportan y cómo interactúan
las comunidades humanas.
Entre los descubrimientos científicos más impactantes de las nuevas ciencias
que tienen consecuencias en el campo del manejo de conflictos, están los que
dan cuenta de considerar a las comunidades como sistemas vivos abiertos y
adaptativos. Estos sistemas humanos han demostrado ser equiparable a
cualquier sistema vivo del planeta y como tales, objeto de aplicación de
conclusiones derivadas de las teorías del caos y complejidad.
Un sistema es aquel conjunto de partes puestas juntas para constituir un todo.
Parece claro el concepto cuando pensamos en máquinas, pero también existen
los sistemas vivos: el cuerpo humano, las galaxias y las ciudades. De esta
manera casi todo constituye un sistema, pero no todos los sistemas tienen las
mismas características, y por ello se dividen y clasifican en función de sus
distintas propiedades en: cerrados y abiertos, vivos y no vivos, complejos y no
complejos, determinados y adaptativos, lineales y no lineales, etc
Los sistemas vivos (organismos, sistemas sociales y ecosistemas) son sistemas
complejos que no pueden ser comprendidos desde el análisis reduccionista
newtoniano, las propiedades de las partes solo pueden entenderse desde una
11
Capra, F. ob cit 32
comprensión del todo mayor y su comportamiento no es lineal. 12 Sus
componentes no pueden actuar de forma independiente, y las acciones de uno
afectan al resto mediante una “red de conexiones”.
Es importante diferenciar entre los sistemas “complejos y los sistemas
“complicados” Un sistema complejo es un sistema compuesto por varias partes
interconectadas o entrelazadas cuyos vínculos entre ellas contienen información
adicional y oculta al observador. El sistema complicado, en contraposición,
también está formado por varias partes pero las conexiones entre éstas no
añaden información adicional. Nos basta con saber como funciona cada una de
ellas para entender el sistema. En un sistema complejo, en cambio, existen
variables ocultas cuyo desconocimiento nos impide analizar el sistema con
precisión. Así pues, un sistema complejo, posee más información que la que da
cada parte independientemente. Para describir un sistema complejo hace falta no
solo conocer el funcionamiento de las partes sino conocer como se relacionan entre sí.
Wendell Jones ilustra la diferencia entre los sistemas “complicados” y los
“complejos”13. En los sistemas que no son complejos, como las máquinas, los
elementos y sus las relaciones entre ellos son igualmente importantes y pueden
ser comprendidos desde perspectivas reduccionistas en el sentido del principio
de causalidad. “Por ejemplo, en un boing 747 todos los componentes del avión
y las conexiones entre ellos son críticos para operar la máquina de modo
correcto Además, reglas simples producen respuestas predecibles. La palanca
del avión lo sube o lo baja según la dirección en que se opere. La respuesta de
cada componente y de todo el sistema del avión está completamente
determinada. Por mas que el avión parezca un sistema complicado de operar,
técnicamente no se considera un sistema complejo. “ En cambio, en los sistemas
complejos, las conexiones son críticas, pero no lo son las partes o los agentes
individuales. Por ejemplo, en una bandada de pájaros, las conexiones entre ellos
son claves, pero si un pájaro se lesiona y se cae no afecta al resto de la bandada.
Ellos se rigen por algunas reglas simples (como no chocarse o volar a una
distancia promedio entre ellos), que resultan en complejos sistemas de
respuestas que no son predecibles. Cada uno de los agentes tiene la libertad de
elegir una respuesta, pero siempre enmarcada en las reglas básicas en las cuales
se mueven. De modo que su comportamiento individual no esta determinado
de modo exacto como lo están en sistemas determinados lineales.
La caracterización de sistemas vivos en términos de patrones no lineales de causalidad fue la
clave que condujo a Humberto Maturana al concepto de autopoieses, mientras que la
causalidad no lineal tambien es un ingrediente basico en la teoria de las estructuras disipativas
de Ilya Prigogine.12
12
13
Jones, W. COmplex Adaptive Systems.Octubre 2003. En www.beyondintractability.org
Pero estos sistemas vivos no son solamente complejos sino, además,
adaptativos. Tienen la capacidad de cambiar: procesan la información,
aprenden, se adaptan auto-regulan y organizan. 14.
La autoorganización emerge con un poderoso concepto que se desarrolló 30
años después de las discusiones de los primeros cibernéticos. Para comprender
la importancia de la autoorganización, hay que comprender la importancia de
la noción de “patrón”. Desde el punto de vista sistémico, la comprensión de la
vida comienza con la comprensión del patrón. NO es lo mismo, para entender
un sistema, preguntarse “de qué está hecho” que preguntarse cuál es su
“patrón”. Un patron es una configuración de relaciones que caracteriza un
determinado sistema.
En su última obra La Trama de la Vida, Fritjof Capra expresa: “Entiendo que la
llave de una teoría completa de los sistemas vivos radica en la síntesis de éstos
pleanteamientos tan dispares, el estudio de la “substancia” o “estructura” y el
estudio de la “forma” o el “patrón” … lo que se destruye cuando un sistema es
disecado es su patrón, sus componentes siguen allí, pero la configuración de las
relaciones entre ellos “el patrón” ha sido destruida, y en consecuencia, el
organismo muere.… Si bien es cierto que todos los organismos vivos están
hechos en última instancia de átomos y moléculas, son algo mas que eso, existe
algo más en la vida, algo inmaterial e irreducible, el “patrón de
organización”.15
“Efectos de las nuevas ciencias en la practica del abordaje de conflictos
sociales”
Desde el punto de vista de la gobernabilidad democrática, con los lentes
de las nuevas ciencias, las políticas públicas son intervenciones en sistemas
humanos, no lineales y complejos. La visión de los nuevos paradigmas y su
impacto en las ciencias sociales avanza muy lentamente. Sin embargo, nuestra
práctica está profundamente anclada en ellos. Las metodologías del campo de
la resolución de conflictos al promover la toma de decisión por parte de
quienes serán impactado por ella y transformar las dinámicas confrontativas y
dominantes hacia interacciones de articulación y colaboración está a la
vanguardia de la caída de los paradigmas de la dominación
Sin embargo, lo que sucede con herramientas como la mediación en el nivel
interpersonal, aún está lejos de ser promovido a escala social. La nueva visión
no es la visión de general de quienes articulan las políticas con ambiciosos
proyectos que se imponen desde “arriba”, y la transformación, como toda
transformación social, será lenta. Resulta más difícil para quienes ejercen el
poder, comprender el significado de los nuevos descubrimientos que focalizan
en las “relaciones” y en los “procesos” antes que en las estructuras.
14
La idea de la autorregulación de los sistemas abiertos de Bertalanffy fue redefinida en los
años 70 por I. Prigogine en terminos de autorregulación de estructuras disipativas. Ver
Prigogine, y Glansdorff, “Thermodynamic Theory of Sturcture, Stability and Fluctuation”.
Wiley. NY 1971.
15
Capra, F. ob cit, pág 99
Es interesante destacar que en ámbito de las políticas de desarrollo,
existen experiencias pioneras en poner en práctica la nueva visión acerca del
desarrollo consistente en enfatizar más en la capacidad de la gente de
articularse y gestionar colaborativamente los recursos que en proveer asistencia
económico-financiera solamente. Esta concepción incluye la visión de las
nuevas ciencias. 16 Por ejemplo, las agencias de desarrollo que promueven esta
visión han tomado conciencia de que la asistencia financiera promueve cambio,
y como cualquier cambio, también genera dinámicas de caos y conflictividad.
Por ende, están incorporando la cultura de instalar capacidades en sus
donatarios para la prevención y resolución de conflictos y el fortalecimiento de
redes (interconexiones) y asociaciones colaborativas. “Si dejáramos de pensar
en el desarrollo como un proceso lineal, uno de los primeros elementos en
desaparecer sería la ilusión de control inherente a proyectos diseñados desde
arriba… El control es poder, y las metáforas emanadas de los estudios del caos
y la complejidad indican que el poder debe cederse y dispersarse hacia abajo
para dar paso al comportamiento adaptivo y al surgimiento de nuevos
patrones.”17
Que significa mirar los conflictos a través de los lentes de los sistemas
complejos adaptativos? La conclusión más importante parece ser la de
comprender que nuestro estudio sólo puede proveernos de “posibilidades” que
puedan llevar a las soluciones. El principio de incertidumbre se aplica aquí en
toda su dimensión. Por lo tanto, nuestro trabajo no podrá producir “fórmulas”
o “recetas” o un “kit” determinado y exacto para crear resolver las cuestiones.
Por otro lado, está claro que ya no se puede sostener la creencia de que los
“terceros” somos realmente “neutrales” Como cualquier observador (los
científicos mirando sus experimentos) nuestra mirada afecta el sistema y está
condicionada por nuestra propia “caja” o “cosmovisión”. No hay una sola
“realidad objetiva” que describa el sistema en conflicto y nosotros lo
significamos basados en nuestros sistemas cognitivos. Por lo tanto, como
cualquier otro actor que entra en el sistema desde cualquier rol, nos
convertimos en parte del sistema.
Esto no necesariamente significa que nuestras intervenciones son infructuosas o
inútiles, pero sí implica –como marca Wendell Jones- que no podemos manejar
un sistema en conflicto como si fuera un boing 747.
Lo que debemos comenzar a investigar como nuevo campo de acción es el
atributo de los sistemas complejos que tiene que ver con la propiedad no lineal
de “autoorganización.” Esto significa, como se describe en el famoso “efecto
mariposa” de Edgard Lorenz, que un pequeño imput puede producir grandes
16
Este es el caso de la Fundación Interamericana y su concepto de desarrollo de base. Con ellos estamos
implementando un proyecto para instalar capacidad en sus donatarios para el manejo constructivo de sus
conflictos.
17
Breslin, Patrick. “ Al margen de Newton. Nuevas metáforas para un desarrollo de base” Revista de la
Fundación Interamericana. Vol 25, 2004
resultados de cambio. Esto puede ser tan alentador como desalentador, pero en
la visión optimista, sugiere que pequeños imputs pueden producir efectos de
enorme escala impredecibles.
Nuestro desafío es operar en estos sistemas con pequeños imputs pero atentos a
la propiedad adaptativa. Si un resultado probable no es aparente de inmediato,
puede suceder que suceda más tarde. Muchas veces, estos cambios iniciales no
producen una reorganizacion significantes del sistema, pero puede haber
cambios que resulten en reorganización dentro del sistema que, aparentemente
insignificantes, resulten beneficiosas. Uno puede diseñar pequeños cambios
como por ejemplo traer nueva información, cambiar un equipo de expertos,
hacer una declaración en los medios, etc. pero no será posible asegurar cual de
los cambios genera el efecto.
En definitive, promover soluciones no será consecuencia de los mejores
“análisis” reduccionistas del sistema, conducidos con la esperanza de diseñar y
desarrollar una intervención definitiva. Sin embargo, si nos comprometemos a
explorar mucho más profundamente la naturaleza de los sistemas adaptativos
complejos y las posibilidades sorprendentes que residen en la autoorganización
para promover el cambio constructivo, no deberíamos desalentarnos tanto.
La naturaleza más profunda que subyace como valores a los “procesos
colaborativos” (mediación, diálogo, construcción de consenso), parece ser
claramente la consecuencia natural de la evolución que promueven los cambios
de paradigmas.
Existe una conexión interesante entre la forma en que los mediadores hablamos
de los procesos colaborativos para la gestión de los conflictos complejos y la
manera en que los científicos hablan de la evolución de sistemas complejos: “En
lugar de diseñarse desde arriba —tal como lo haría un ingeniero humano— los
sistemas vivientes parecen surgir siempre desde abajo, de una población de
sistemas mucho más simples”18
Los procesos participativos colaborativos para el abordaje de conflictos,
entienden que las comunidades humanas tienen esa característica: la misma
capacidad de autoorganización que los científicos ven en todos los sistemas
adaptativos complejos. Por lo tanto, consideran que cuando los ciudadanos son
provistos de la información y de habilidades específicas que fomenten por un
lado el fortalecimiento de sus interacciones de modo no confrontativo, y por el
otro lado, la complejidad sistémica de los problemas que abordan, estos son
capaces de vislumbrar soluciones novedosas e impredecibles de antemano
La naturaleza más profunda que subyace como valores a los “procesos
colaborativos” (mediación, diálogo, construcción de consenso), parece ser
18
Waldrop, M. Mitchell, Complexity, The Emerging Science at the Edge of Order and Chaos. Simon &
Schuster, Nueva York, 1992. P.278
claramente la consecuencia natural de la evolución que promueven los cambios
de paradigmas.
El “éxito” de estos procesos no reside sólo en resultados cuantitativos, sino
también en resultados intangibles tales como las mayores capacidades humanas
para comprender que todos los miembros de una comunidad están
interconectados en una vasta red de relaciones, donde el comportamiento de
cada uno de sus miembros depende y afecta el comportamiento de otros. 19 Una
comunidad humana sostenible es consciente de las múltiples relaciones entre
sus miembros, nutrir estas relaciones equivale a nutrir la comunidad.
19
Un caso real sobre el impacto de estos procesos que hemos conducido desde Fundación Cambio
Democrático, puede ser consultado en nuestra página web. www.cambiodemocratico.org Mesa de
Dialogo Colaborativo por las 2000 ha de Pto Iguazy
Descargar

Descargar archivo - Diálogo Democrático

La enseñanza

La enseñanza

Proceso cognitivoProfesoradoEvolución históricaEducación especialAprendizaje

Poder e influencia social

Poder e influencia social

ControlParadigma: jurídico y estratégicoCiencias socialesPresión

Bases teórico-metodológicas de investigación

Bases teórico-metodológicas de investigación

Proceso de investigaciónFalsacionismoParadigmaHolismo semánticoEpistemología anarquista

Espistemología

Espistemología

FilosofíaMetodología del Trabajo SocialParadigma funcionalista, conflictivista, hermenéuticoSociología