TEMA 9.
LOS TEXTOS CIENTÍFICO-TÉCNICOS: CARACTERÍSTICAS, RASGOS
LINGÜÍSTICOS Y ESTRUCTURAS TEXTUALES
1. CONCEPTO
Con el nombre de textos científico-técnicos designamos al conjunto de
discursos producidos en las ciencias exactas, físicas y naturales, concebidas
como estudio de la realidad física (ciencias), así como aquellos en los que se
explica la aplicación de esos conocimientos en la transformación de la realidad
(tecnología).
Aunque sirven de vehículo, unos y otros, para transmitir conocimientos
sobre la realidad externa (teorías, investigaciones, descubrimientos,
funcionamiento de máquinas...), su destinatario no es en la mayoría de los
casos toda la sociedad: el lenguaje científico y técnico se ha convertido en una
auténtica lengua de grupo (jerga), sólo accesible para quienes tienen una
preparación conceptual y terminológica adecuada. De hecho, sólo los
especialistas en una disciplina (matemáticas, medicina...) pueden en ocasiones
interpretar los mensajes de las mismas. Con todo, presentan unas
características comunes y unos rasgos lingüísticos determinados por éstas que
se corresponden, en general, con el nivel CULTO en su registro FORMAL.
2. CARACTERÍSTICAS DE LOS TEXTOS CIENTÍFICO-TÉCNICOS
2.1. La función lingüística predominante es la referencial, pues su objetivo es
la información objetiva y fidedigna. Pueden aparecer la metalingüística (para
expresar significados de los términos, en las definiciones) y la apelativa (en los
enunciados de los problemas, instrucciones, para involucrar al lector en los
procesos explicados…). Es menos habitual encontrar recursos literarios, si bien
en algunos textos de índole divulgativa (clases, libros de texto, revistas no
especializadas, etc.) encontramos símiles o metáforas que se ponen al servicio
de la claridad expositiva.
2.2. Suelen utilizar tres niveles de lengua:
Un nivel culto utilizado con naturalidad: en la presentación del tema, para
conectar de modo ameno con el receptor, aclarar y explicar conceptos... Este
nivel es propio de los ensayos de divulgación científica.
El nivel culto en su variedad científica (jerga), con un lenguaje preciso,
denotativo.
Un nivel “formalizado” o de lenguaje artificial: cada ciencia posee su
sistema de signos (formulaciones químicas, signos matemáticos, diagramas o
esquemas de análisis sintáctico...). Con ellos se logra una máxima objetividad y
valor denotativo.
En cualquier caso se trata de un código convencional, unívoco y
monosémico: se evitan las imprecisiones y la ambigüedad. Es necesaria
también la coherencia terminológica.
1
2.3. Cualidades propias del estilo científico
 OBJETIVIDAD: es una característica fundamental. Al científico le interesan
los hechos, los datos, los objetos, las circunstancias. En estos textos no
tienen cabida las opiniones no contrastadas ni los sentimientos del emisor.
 UNIVERSALIDAD Y CONVENCIONALIDAD: entre los científicos existen
convenciones sobre el uso del léxico y de las estructuras textuales, de modo
que sean fácilmente reconocibles independientemente de la lengua que se
use. Así ocurre con las definiciones de los términos (por ejemplo, la palabra
hierro presenta diferentes significados en los distintos idiomas, pero en el
lenguaje científico siempre será “elemento químico, metálico, de número
atómico 26”). Lo mismo ocurre, por ejemplo, con la estructura de un artículo
científico, con el lenguaje informático, etc.
 REVISABILIDAD: el lenguaje científico está sometido a una revisión
constante y ello determina los cambios constantes en el léxico o en los
significados de los términos: El concepto de átomo, entendido durante siglos
como partícula mínima de la materia, hubo de cambiar su significado al
descubrirse la existencia de los quarks; en Informática los tecnicismos
aparecen y desaparecen con inusitada rapidez.
 VERIFICABILIDAD: en la ciencia, las investigaciones y los resultados tienen
que poderse demostrar y comprobar: una idea acertada puede perder validez
si no es verificable por el lector.
 CLARIDAD Y PRECISIÓN: es necesario evitar ambigüedades y
malentendidos. De ahí el uso frecuente de fórmulas y símbolos (de significado
único), la monosemia y la especialización del léxico, el empleo de unas
estructuras sintácticas que contribuyan a la comprensión y toda una serie de
recursos lingüísticos (definiciones, aclaraciones, ejemplos...) y no lingüísticos
(esquemas, gráficos, ilustraciones...).
Dependiendo del destinatario al que vayan dirigidos y de la situación
comunicativa, los textos científicos sacrificarán en ocasiones algunas de estas
cualidades de su estilo en beneficio de otras: no tiene la misma precisión un
texto divulgativo, dirigido a un público amplio, que uno académico o
especializado. En los dos últimos primará la precisión sobre la claridad. En el
primero, será al revés. En los textos de carácter divulgativo abundan las
repeticiones, las definiciones de conceptos, los apoyos gráficos, los ejemplos…
En los especializados hay un mayor número de tecnicismos, formulaciones
complejas, simbología específica…En suma, no se dan en la misma medida
todos los rasgos expresivos en todas las variedades del discurso científico1.
3. EL LENGUAJE EN LOS TEXTOS CIENTÍFICO-TÉCNICOS
3.1. Las características mencionadas determinan unos rasgos lingüísticos
propios que son, entre otros, los siguientes: VER CUADRO
1
Atendiendo al CANAL, cabe distinguir también entre textos orales (conferencias, ponencias en congresos especializados,
exposiciones en clase, reportajes televisivos...) y escritos (ensayos, monografías, artículos en revistas especializadas, publicaciones
didácticas, manuales, prospectos, reportajes en prensa escrita...).
2
PRECISIÓN

UNIVERSALIDAD
OBJETIVIDAD
CLARIDAD
Uso
de
tecnicismos
(son
monosémicos,
precisos
y
convencionales).
Forman
una
terminología
(términos
vinculados a una disciplina, escuela o teoría determinada)
CORRECCIÓN  El texto se ajusta a las normas determinadas para la lengua:
nivel culto formalizado.
 Sencillez sintáctica y léxico-semántica:
 Predominio de coordinadas y yuxtapuestas.
 Subordinadas adjetivas explicativas (para aclarar conceptos, sobre
todo en textos divulgativos) y especificativas.
 Incisos aclaratorios (entre comas, rayas o paréntesis)
 Aposiciones explicativas
 Uso de conjunción “o” como explicativa o con valor de equivalencia
 Definiciones, aclaraciones o resúmenes (tras dos puntos)
 Enlaces explicativos (es decir, o sea...)
 Subordinadas adverbiales para aclarar la relación lógica entre los
hechos (causa, consecuencia, finalidad, condición...)
 Repetición de palabras (su función es aclarar conceptos, no el
énfasis)
 Elementos ordenadores del pensamiento (marcadores textuales:
conectores)
 Se diluye la importancia del sujeto:
 Oraciones con entonación enunciativa (función referencial de la
lengua)
 Oraciones impersonales, pasivas reflejas o pasivas perifrásticas
 Nominalización de frases verbales y del infinitivo
 Se destacan hechos y datos:
 Adjetivos especificativos, generalmente pospuestos
 Proposiciones de relativo especificativas
 Complementos preposicionales del nombre
 Uso predominante del indicativo (modo de la realidad) / subjuntivo
en las subordinadas
 Se concretan circunstancias de los procesos:
 Complementos circunstanciales y proposiciones subordinadas
adverbiales (tiempo, lugar, modo...): a menudo uso del gerundio,
infinitivo y participio al principio de la frase con valor
circunstancial.

Procedimientos lingüísticos:
 Uso del artículo con valor generalizador
 Uso del presente gnómico (atemporal) y sociativo (implica al lector)
 Tecnicismos.
 Permeabilidad a los préstamos

No lingüísticos:
 Códigos específicos,
dibujos...
lenguajes
artificiales:
símbolos,
gráficos,
3
3.2. Los lenguajes específicos:
Es propio de la ciencia el uso, junto al código verbal, de otros códigos
especializados que son exclusivos de estas disciplinas: son los sistemas
formalizados de SÍMBOLOS.
Se denomina SIMBOLOGÍA a un conjunto definido de signos gráficos que
determinadas disciplinas científicas utilizan para representar simplificadamente
conceptos propios de su materia (el símbolo de la suma, de la multiplicación, de
la raíz cuadrada...). Son muy útiles porque:




Son convencionales: se han creado por acuerdo entre los que se dedican a
una disciplina y por ello constituyen el mecanismo que más claramente
contribuye al la universalidad del lenguaje científico (se comprenden en
cualquier lengua).
Son absolutamente monosémicos, lo que contribuye a la claridad,
precisión y universalidad del discurso científico.
Permiten crear secuencias completas (fórmulas) que equivalen
abreviadamente a complejos enunciados científicos.
Su carácter formal y convencional hace que puedan ser utilizados en
disciplinas diferentes. Por ejemplo, hay símbolos que sirven para
formulaciones en matemáticas y en lógica.
Los llamados LENGUAJES FORMALES, a diferencia de los símbolos, no
son representaciones de la lengua natural, sino códigos en sí mismos, con
reglas sintácticas y de interpretación propias (por ejemplo, los lenguajes de
programación informática: Basic, Cobol, Pascal...).
3.3. Creación terminológica en el lenguaje científico: los tecnicismos
Los procedimientos más utilizados en la formación de tecnicismos son:
 A partir de lenguas clásicas (CULTISMOS griegos y latinos). Son muy
utilizados, debido a la universalidad que requiere el lenguaje científico. Se
pueden utilizar:
a) Lexemas griegos: citoplasma, cloro, ósmosis, anacoluto, anorexia,
anatomía...
b) Lexemas latinos: colombicultura (cría de palomas), pústula (ampolla)...
c) Híbridos de griego y latín: bígamo, espectrógrafo, pluviómetro,
anemómetro...
A estos se pueden aplicar procesos como la derivación (apendicitis...), la
composición (neuralgia...), la parasíntesis (analgésico...)
 A partir de la propia lengua, utilizando lexemas ya existentes en ella, a los
que se aplican los procedimientos comunes: derivación (cigüeñal),
composición (cuenta-revoluciones), parasíntesis (alunizaje, desfibrilador) o
acrónimo (SIDA, TAC).
4
 A partir de raíces o sufijos propios del lenguaje científico: lexema +
OL=nombre de los alcoholes (etanol...); -ano (metano, butano...), -ito
(sulfito...), etc.
 A partir de lenguas extranjeras, especialmente del inglés. En este caso se
trata de PRÉSTAMOS, y, según cuál haya sido el procedimiento, podemos
hablar de: xenismo (si se adopta la forma, la pronunciación y el significado):
hardware; adaptación (si se adapta el término a las reglas de nuestra
lengua): escáner; calcos (si se traduce el significante literalmente a nuestra
lengua): navegador.
4. ESTRUCTURAS TEXTUALES
La CLARIDAD y la COHERENCIA son especialmente importantes en el
discurso científico, porque una adecuada estructuración de los contenidos
facilita la comprensión de temas que de por sí pueden entrañar dificultad, y
porque suele haber un acuerdo más o menos tácito entre los especialistas
acerca de cuáles deben ser las partes que configuren este tipo de discursos, qué
ha de incluirse en cada una o incluso cómo deben presentarse gráficamente
(numeración de epígrafes, notas al pie o al final, referencias bibliográficas, etc.).
En todo caso, se procura evitar todo tipo de digresiones o interrupciones del
razonamiento que dificulten la progresión temática.
Aun así, los esquemas estructurales de los textos científico-técnicos
suelen ser muy variados, si tenemos en cuenta la variedad de discurso
utilizada:
 DEMOSTRACIÓN
CIENTÍFICA.
Es
característica
de
los
textos
especializados, aunque en algunos textos didácticos y académicos puede
aparecer de forma resumida. Se trata de un discurso argumentativo que se
propone, tras debatir un problema, probar y demostrar una determinada
tesis. La estructura más usual de este tipo de texto es: Introducción –
desarrollo o cuerpo argumentativo – conclusión. A su vez, el cuerpo
argumentativo puede responder a distintos modelos de organización:
INDUCTIVO (datos > análisis de los datos > hipótesis > comprobación > tesis)
y DEDUCTIVO (tesis > reflexión > conclusiones y casos particulares) son los
más usuales.
 EXPLICACIÓN DE TEORÍAS. Aparece sobre todo en textos académicos y
divulgativos. Se utiliza fundamentalmente la exposición. También pueden
aparecer otras formas de discurso: breves argumentaciones, descripciones
técnicas, fragmentos narrativos para relatar experimentos o para recordar la
evolución de los planteamientos científicos previos. Son frecuentes los
resúmenes, listados, clasificaciones, ejemplos...
 DESCRIPCIÓN TÉCNICA. Es característica de los textos didácticos (por
ejemplo, las guías sobre flora y fauna de un país o región) y de los que tienen
como finalidad explicar las características de construcciones o productos
tecnológicos (el prospecto de un fármaco, el manual de un aparato
electrónico, etc.). En cuanto a su estructura, cabe señalar que se presentan
5
ordenadas las características del objeto o proceso descrito, con gráficos e
ilustraciones que sirven de apoyo.
 INSTRUCCIONES TÉCNICAS. Son habituales en los prospectos de
medicamentos, en los manuales de uso de aparatos, de programas
informáticos, etc., aunque también pueden encontrarse en propuestas de
ejercicios, exámenes, etc. Su finalidad es enseñar al receptor, no ya un
concepto teórico, sino su aplicación y manejo en circunstancias concretas. La
estructura de estos textos se atiene al orden de los pasos que se han de
seguir.
En cualquier caso,
 Cabe señalar que los textos objeto de comentario serán de carácter divulgativo, lo
cual no impide que aparezcan tecnicismos, voces jergales, estructuras sintácticas
tendentes a la objetividad, adjetivos y subordinadas que complementan y aclaran el
significado de las voces científicas, etc. También podemos encontrarnos ante textos
periodísticos o expositivos que, sin ser científicos o técnicos, se refieren a hechos,
descubrimientos o individuos relacionados con el ámbito científico o tecnológico, por
lo que tendremos que mencionar algunos de los rasgos que se explican en este tema,
pero habremos de atenernos a los rasgos pragmáticos (comunicativos) y
estructurales (distribución de los datos) característicos de la tipología principal.
 Siguiendo con lo establecido para los temas relativos a la tipología textual, este no se
pedirá como desarrollo de contenidos, sino en su aplicación práctica, si es el caso, en
el comentario de texto del segundo examen (tipo PAEG). Sí se puede formular alguna
pregunta teórica o teórico-práctica en el primer parcial.
6
Descargar

LOS TEXTOS CIENTÍFICO-TÉCNICOS

El lenguaje de las ciencias experimentales y humanas los textos cientifico−tecnicos: •

El lenguaje de las ciencias experimentales y humanas los textos cientifico−tecnicos: •

ClasificaciónRasgos lingüísticosEstructuraTeóricos y administrativosEnsayoComentarios de textos científicos y tecnológicos

Estudio y ensayo

Estudio y ensayo

PonenciasTratadosGéneros LiterariosTextos humanísticosUnidad temáticaArtículosActitud objetiva del autor

Textos técnicos y científicos

Textos técnicos y científicos

Discurso científico y técnicoUniversalidadEspecializaciónVerificabilidadObjetividadLingüísticaPrecisión

Estructura de la escritura

Estructura de la escritura

Lenguajes jurídicos, administrativos y periodísticosLéxicaCaracterísiticasPárrafoTextos científicos y de opiniónEnsayosTipos de oracionesMorfosintáxisRetóricaConcordancias

Tipos de lenguaje en los campos de la ciencia

Tipos de lenguaje en los campos de la ciencia

Estilo periodísticoEscrito científico-técnicoDisciplinas humanísticasFormas del discursoTexto Literario

Lenguaje jurídico

Lenguaje jurídico

DerechoReal DecretoClases de documentosLeyRasgos lingüísticosTextos jurídicos