COMISIÓN EUROPEA
COMUNICADO DE PRENSA
Bruselas, 29 de agosto de 2012
Cartografía de los fondos marinos: nuevas
oportunidades de crecimiento y empleo «azules» en
mares y océanos
Los mares y los océanos que rodean Europa ofrecen nuevas oportunidades de crecimiento
y empleo para cumplir los objetivos de Europa 2020. A fin de explotar al máximo ese
potencial, debemos conocer mejor los fondos marinos. La Comisión Europea propone la
creación de un mapa digital de los fondos marinos europeos de aquí a 2020, mediante la
recopilación de todos los datos existentes en una base de datos coherente accesible a
todos. En el Libro Verde sobre conocimiento del medio marino adoptado hoy, la Comisión
inicia una consulta sobre el modo en que podría conseguirse todo ello. También plantea
una serie de preguntas del siguiente tipo: ¿cómo pueden integrarse los esfuerzos
actualmente en curso en los Estados miembros en un esfuerzo común a escala de la UE?,
¿cómo pueden desarrollarse nuevas tecnologías de observación más baratas? y ¿cuál
puede ser la contribución del sector privado? La consulta estará abierta hasta el 15 de
diciembre de 2012.
El nuevo mapa digital multirresolución y sin discontinuidad de las aguas europeas debe ser
de la máxima resolución posible e incluir la topografía, la geología, los hábitats y los
ecosistemas. Dará acceso a observaciones oportunas y a información sobre el estado
físico, químico y biológico de la columna de agua, además de datos pertinentes sobre el
impacto de las actividades humanas y previsiones oceanográficas. Todo esto debe ser
fácilmente accesible, interoperable y utilizable sin restricciones. El mapa debe impulsarse
mediante un proceso sostenible que mejore su idoneidad progresivamente y ayude a los
Estados miembros a aprovechar al máximo el potencial de sus programas de observación,
topografía y muestreo marinos.
Maria Damanaki, Comisaria de Pesca y Asuntos Marítimos, ha declarado lo siguiente: «La
economía europea puede beneficiarse de un enfoque más estructurado del conocimiento
del medio marino. Ello puede mejorar la competividad de los que trabajan en nuestros
mares y costas en 300 millones de euros al año y crear nuevas oportunidades por valor de
otros 200 millones de euros al año. Aunque los beneficios de una menor incertidumbre son
difíciles de calcular, estimamos que, si pudiésemos reducir la incertidumbre en torno a la
futura subida del nivel del mar en un 25 % al año, ahorraríamos a los encargados de
proteger las costas europeas otros 100 millones de euros anuales. Una primera serie de
proyectos piloto ha demostrado que este planteamiento es viable. Nos basaremos en la
experiencia adquirida a partir de dichos proyectos.».
IP/12/920
Los mares y los océanos que rodean Europa pueden ofrecer empleos estimulantes y
gratificantes que satisfagan las expectativas de nuestros jóvenes y proporcionar la energía
limpia que necesitamos si queremos evitar una catástrofe climática. Pueden facilitar
proteínas para una dieta saludable y darnos productos farmacéuticos o enzimas
procedentes de organismos que viven en las condiciones más extremas de temperatura,
oscuridad y presión en las que puede hallarse vida. También pueden responder a la
demanda mundial, cada vez más fuerte, de materias primas procedentes de la actividad
minera en el fondo marino.
Estas nuevas oportunidades de crecimiento y empleo «azules» se ven impulsadas por dos
fenómenos. En primer lugar, la escasez de tierras y agua dulce está incitando a la
humanidad a volverse hacia el 71 % de nuestro planeta cubierto por agua salada. En
segundo lugar, los rápidos avances en materia de observación bajo el agua, manipulación
a distancia y construcción tecnológica, desarrollados principalmente en la industria del
petróleo, pueden utilizarse en otras industrias incipientes, en condiciones oceanográficas y
meteorológicas muy variadas.
Para hacer realidad este potencial, es necesario facilitar las posibles inversiones, rebajar
costes, reducir riesgos y fomentar la innovación. Debemos garantizar, además, que esta
expansión de la economía «azul» sea sostenible. Los recursos son grandes, pero no
ilimitados, por lo que necesitamos saber en qué estado se encuentra el mar ahora y cómo
puede cambiar en el futuro. Debemos comprender cómo va a afectar el cambio climático a
los océanos y viceversa.
Actualmente los datos obran en poder de centenares de instituciones en Europa. Es difícil
encontrar datos relativos a un determinado parámetro en una zona específica, es
complicado obtener la autorización de utilizar dichos datos y lleva mucho tiempo integrar
en un conjunto coherente datos incompatibles entre ellos, procedentes de distintas
fuentes. Ello incrementa los costes de los que operan en el mar y significa que muchas
actividades potenciales nunca consiguen ponerse en marcha.
La Comisión se propone colaborar con los Estados miembros con el fin de reunir los
recursos y mecanismos disponibles para que estos conocimientos sean accesibles en
beneficio de la industria, las autoridades públicas, los investigadores y la sociedad en
general.
Contexto
La Comunicación de la Comisión titulada «Conocimiento del Medio Marino 2020», de
septiembre de 2010, demuestra que una gestión más adecuada de las observaciones y los
datos sobre el medio marino permitiría recortar el coste de las operaciones marítimas,
fomentar la innovación y reducir la incertidumbre en torno a la evolución futura del mar.
Un primer conjunto de acciones preparatorias al amparo de la Política Marítima Integrada
de la UE ha permitido crear prototipos de plataformas de datos que dan acceso a los datos
sobre el medio marino en poder de los organismos públicos europeos. Seis grupos
temáticos (hidrografía, geología, física, química, biología y hábitats físicos) se han
integrado en una red de cincuenta y tres organizaciones. Al mismo tiempo, se ha creado,
en el marco del Programa Europeo de Vigilancia de la Tierra (GMES), un servicio marítimo
que utiliza datos obtenidos por satélite y sobre el terreno, para previsiones oceanográficas
y, por otro lado, el marco de la UE para la recogida de datos ha implantado un
procedimiento para la recogida estructurada de datos sobre la pesca. Por su parte, los
Estados miembros de la UE también desarrollan acciones.
2
Más información:
Enlace con la página relativa al conocimiento del medio marino:
http://ec.europa.eu/maritimeaffairs/policy/marine_knowledge_2020/index_en.htm
Enlace con la página relativa a la consulta:
http://ec.europa.eu/dgs/maritimeaffairs_fisheries/consultations/marine-knowledge-2020/index_en.htm
Personas de contacto:
Oliver Drewes (+32 2 299 24 21)
Lone Mikkelsen (+32 2 296 05 67)
3
Descargar

Cartografía de los fondos marinos: nuevas mares y océanos