PROCESO DE RESPONSABILIDAD INTEGRAL® COLOMBIA .................................... 2
RESPONSABILIDAD INTEGRAL: UNA NUEVA ETICA EMPRESARIAL, UN
INSTRUMENTO DE GESTION Y DE COMPETITIVIDAD ........................................... 2
Referencia histórica ................................................................................................... 2
¿Qué es Responsabilidad Integral®? ......................................................................... 3
¿Cómo funciona Responsabilidad Integral®? ........................................................... 3
Compromisos de las empresas adherentes a Responsabilidad Integral® ................. 4
Instrumental para la acción ........................................................................................ 5
EVOLUCION DE UNA ETICA Y UN COMPROMISO ................................................... 6
Hacer las cosas bien ................................................................................................. 7
Cuidado de los productos de la cuna a la tumba ....................................................... 8
Ser abiertos y responder las inquietudes del público ................................................. 8
La trayectoria social ................................................................................................... 9
Revisión Estratégica Global de Responsible Care .................................................. 13
Mejorar la gestión de los productos químicos en todo el mundo- Acompañamiento
del Producto............................................................................................................. 14
Defender y facilitar la extensión de Responsabilidad Integral a través de la cadena
de valor de la industria química. .............................................................................. 15
Respaldar activamente los procesos de dirección de los programas nacionales y
globales ................................................................................................................... 16
Abordar las expectativas de las partes interesadas acerca de las actividades y
productos de la industria química ............................................................................ 16
RESPONSABILIDAD INTEGRAL® COLOMBIA EN ACCION ..................................... 16
Liderazgo y compromiso .......................................................................................... 16
Apoyo y Fortalecimiento .......................................................................................... 16
Avance en la implementación de Responsabilidad Integral® .................................. 16
Credibilidad .............................................................................................................. 17
Institucionalidad e integridad de Responsabilidad Integral® ................................... 17
Plan de Acción y Estado de Implementación ........................................................... 18
Acciones Principales ................................................................................................ 18
Acciones Permanentes ............................................................................................ 19
DE LOS CÓDIGOS DE PRÁCTICAS GERENCIALES A UN SISTEMA DE GESTIÓN
INTEGRAL .................................................................................................................. 20
Responsabilidad Integral en la nueva Agenda Económica Mundial ........................ 20
¿Qué es el SGRI? ................................................................................................... 20
Antecedentes ........................................................................................................... 21
¿Qué diferencia tiene con otros sistemas de gestión? ............................................ 21
1 de 23
PROCESO DE RESPONSABILIDAD INTEGRAL® COLOMBIA
Responsabilidad Integral® Colombia es la iniciativa voluntaria del Sector Empresarial a
nivel global en la cual las compañías, a través de sus Asociaciones Nacionales, se
comprometen a trabajar conjuntamente para mejorar de manera continua el desempeño
en Seguridad, Salud y Ambiente de sus productos, procesos y servicios, a lo largo del
ciclo de vida, contribuyendo así al logro del Desarrollo Sostenible.
RESPONSABILIDAD INTEGRAL: UNA NUEVA ETICA EMPRESARIAL, UN
INSTRUMENTO DE GESTION Y DE COMPETITIVIDAD
Referencia histórica
La historia comienza a principios de la década de los 90’s cuando empresas del sector
químico tales como DuPont, Dow Química, Merck y Cyanamid, solicitan a los gremios a
los cuales están afiliadas, ANDI y ACOPLASTICOS, y al Consejo Colombiano de
Seguridad - CCS, su apoyo para determinar la factibilidad de implementar en la industria
química del país la iniciativa empresarial Responsible Care®, desarrollada por la
industria química del Canadá en 1985. La solicitud se basa en el hecho de que sus
casas matrices la habían adoptado como parte de su política corporativa y por lo tanto
sus filiales también debían hacerlo.
La ANDI, ACOPLASTICOS y el Consejo Colombiano de Seguridad se unen y adelantan,
entre 1992 y 1994, un trabajo conjunto con las empresas pioneras para conocer y
analizar Responsible Care® y definir su adopción en Colombia. Como resultado de este
esfuerzo concluyen que es necesario ajustar la iniciativa a las características de la
industria en el país para hacer viable su implementación.
En 1994 estas entidades solicitan al Consejo Internacional de Asociaciones Químicas –
ICCA (International Chemistry of Council Association) la autorización para implementar
la iniciativa en Colombia bajo el nombre de Responsabilidad Integral® Colombia y
demuestran ante este organismo su capacidad e idoneidad para respaldarla.
En 1994 ANDI, ACOPLASTICOS y CCS firman un Convenio para soportar, promover y
desarrollar conjuntamente la iniciativa y velar por su integridad y credibilidad. Inician
entonces su gestión para motivar a las empresas afiliadas a vincularse a esta iniciativa,
y a la vez, empiezan con las empresas pioneras la labor estudio y ajuste de los
documentos de RC para su implementación.
El 11 de mayo de 1994 realizan el Lanzamiento oficial del Proceso en el Palacio de
Nariño, con el aval y presencia del presidente César Gaviria Trujillo y de sus ministros.
Firman el compromiso de adhesión 36 empresas líderes.
Entre 1994 y 1995 adelantan la revisión, análisis y ajuste de los Códigos de Prácticas
Gerenciales - CPG’s desarrollados por Chemical Manufacturing Association – CMA (hoy
en día llamada American Chemistry Council), a través de Comités Técnicos en las
2 de 23
diferentes ciudades en los que participan las empresas, a fin de adaptarlos a Colombia,
labor que culmina con su revisión jurídica en 1996.
En 1995 se inicia la implementación de RI. Para facilitar esta tarea se elaboran
documentos y materiales de apoyo (manuales, video institucional y presentaciones), se
registra el Logo de RI y se adopta el reglamento de European Chemical Industry Council
- CEFIC para su uso.
Las empresas presentan sus primeras Autoevaluaciones en 1996, las cuales empiezan
a ser confrontadas a través de verificaciones periódicas desde 1997, y reportan sus
Indicadores de Desempeño a partir de 1997. En la Plenaria de 1999 se hace la
planeación estratégica para cinco años y en el 2004 se revisa y ajusta para otro periodo
igual.
¿Qué es Responsabilidad Integral®?
Es la iniciativa voluntaria del Sector Empresarial a nivel global en la cual las compañías,
a través de sus Asociaciones Nacionales, se comprometen a trabajar conjuntamente
para lograr los siguientes objetivos:






Mejorar continuamente su desempeño y el de la industria en la protección de las
personas y del medio ambiente a lo largo del ciclo de vida de sus productos y
procesos,
Contribuir al desarrollo sostenible de las comunidades locales y de la sociedad en su
conjunto,
Informar al público sobre los riesgos y beneficios de lo que producen y hacen, y
acerca de su desempeño, logros y retos,
Dialogar y trabajar con las partes interesadas a nivel local, nacional e internacional
para entender y atender sus preocupaciones y aspiraciones,
Cooperar con gobiernos y organizaciones en todos los niveles en el desarrollo e
implantación de normas y regulaciones efectivas, y alcanzar o exceder sus
requerimientos,
Extender Responsabilidad Integral® a todos aquellos que manejan productos
químicos.
¿Cómo funciona Responsabilidad Integral®?
Responsabilidad Integral® centra su trabajo en la minimización y control de riesgos, el
mejoramiento continuo, el diálogo y la responsabilidad, apalancando las actividades de
las empresas por el camino hacia el Desarrollo Sostenible.

Para facilitar el mejoramiento del desempeño Responsabilidad Integral® identifica y
difunde las buenas prácticas de manejo a través de sus Códigos de Prácticas
Gerenciales y de Documentos Guías.
3 de 23

Promueve la ayuda mutua entre las compañías y asociaciones mediante
experiencias compartidas y apoyo a los pares, extendiendo la iniciativa a lo largo
de la cadena productiva y cambiando la antigua aproximación de competencia en
las áreas de Salud, Seguridad y Ambiente.

Estimula a las compañías y asociaciones a informar a su comunidad acerca de lo
que producen y hacen, acerca de su desempeño incluyendo el reporte de datos y
acerca de sus logros y retos.

Ayuda a la industria a dialogar y a trabajar con las partes interesadas a nivel local,
nacional e internacional y a escuchar y resolver sus inquietudes y aspiraciones.

Promueve la cooperación con el gobierno y las organizaciones en el desarrollo e
implantación de regulaciones y estándares efectivos y ayuda a las compañías a
cumplirlos y a exceder sus requerimientos.

Exige la responsabilidad de las asociaciones o entidades que respaldan la
iniciativa para desarrollar procesos creíbles y para verificar que las compañías
miembros estén alcanzando sus expectativas.
Compromisos de las empresas adherentes a Responsabilidad Integral®
Todas las empresas miembros de Responsabilidad Integral® se comprometen a cumplir
una serie de principios o códigos que cobijan los siguientes aspectos:

Establecer una Política en Seguridad, Salud y Medio Ambiente que refleje su
compromiso y constituya parte integral de la política corporativa. Asignar los
recursos necesarios para su implementación.

Valorar y manejar los riesgos asociados con los procesos

Valorar los riesgos asociados con los productos durante su ciclo de vida completo
y manejarlos a través de la cadena de suministro, con un programa de seguimiento
que involucre a clientes, proveedores y distribuidores.

Asegurar que todos los empleados tienen la información y entrenamiento
necesarios para desarrollar su trabajo eficazmente, con seguridad y
responsabilidad con el medio ambiente, reconociendo que su inclusión y
compromiso son esenciales para el logro de objetivos de Responsabilidad
Integral®, en un ambiente de equidad en el trato y oportunidades.

Informar a las partes interesadas (Stakeholders) sobre los riesgos y beneficios de
lo que producen y hacen y acerca de su desempeño, logros y retos.
4 de 23

Hacer el uso más eficiente de los recursos para reducir los residuos, considerar el
impacto de las actividades actuales y pasadas, así como el asociado a planes
futuros, en la toma de decisiones

Investigar, desarrollar y comercializar procesos innovadores, tecnologías y
productos que ayuden a mejorar el bienestar económico, la calidad de vida y
reduzcan el impacto sobre el medio ambiente desde la perspectiva del ciclo de
vida.

Compartir experiencias con las demás empresas adherentes buscando aprender
de éstas e incorporar las mejores prácticas.

Cooperar con las entidades legislativas y reguladoras, apoyando la promulgación
de sistemas apropiados de control eficaz y efectivo.

Asegurar que todo el negocio de la compañía sea dirigido éticamente, estimular la
competencia nacional e internacional en un clima de comercio libre y justo e
invertir en procesos, productos y servicios más sostenibles.

Establecer Sistemas Gerenciales documentados consistentes con los principios de
Responsabilidad Integral®, los cuales pueden estar sujetos a verificación e
implementar Responsabilidad Integral® en todos los países y regiones dónde
operen.
Instrumental para la acción
Para operar como un Sistema Integrado de Gestión Responsabilidad Integral® está
estructurado sobre ocho elementos fundamentales:

Siete Principios Directivos con cuya implementación se comprometen
formalmente las compañías a través de la firma de sus presidentes o gerentes.

Siete Códigos de Prácticas Gerenciales, con sus correspondientes guías y listas
de chequeo para ayudar a las compañías a acometer acciones para el
cumplimiento de las exigencias de Responsabilidad Integral® en las siguientes
áreas:
o
o
o
o
o
o
o
Código 1: Preparación de la comunidad para respuesta a emergencias,
Código 2: Distribución y Transporte,
Código 3: Seguridad de procesos,
Código 4: Protección ambiental,
Código 5: Acompañamiento del producto, y
Código 6: Seguridad y Salud de los Trabajadores
Código 7: Seguridad Física y de la Información (la implementación de este
código inició en Colombia en el año 2005).
5 de 23

Un Sistema de Seguimiento y Autoevaluación que permite a las empresas
medir periódicamente su avance en la implementación de Responsabilidad
Integral® y establecer metas cada vez más exigentes. También permite a las
directivas de Responsabilidad Integral® identificar las fortalezas de las empresas
para compartir y las oportunidades de mejoramiento para estructurar acciones,
planes y programas para motivarlas y apoyarlas

El desarrollo progresivo de Indicadores contra los cuales puede medirse el
mejoramiento del desempeño,

Unos procedimientos sistemáticos para Verificar la implementación de elementos
de Responsabilidad Integral® en las compañías miembros.

Disponibilidad de foros para la Ayuda Mutua en donde las compañías comparten
sus experiencias sobre la implementación de los compromisos.

Los Paneles de Consulta Pública, instancias en avance, en las cuales se
adelanta un proceso formal de comunicaciones con las partes interesadas dentro
y fuera de la industria en materia de Salud, Seguridad y Ambiente,

La adopción de un Nombre y un Logo que identifican claramente a las empresas
que implementan Responsabilidad Integral®.
EVOLUCION DE UNA ETICA Y UN COMPROMISO1
Contar la historia de Responsible Care® y el Desarrollo Sostenible en Canadá es contar
la historia de cómo una industria ha evolucionado en los últimos 25 años. El tema
reiterativo de esta historia y la directriz clave en este movimiento es la credibilidad.
El concepto inicial nació a comienzos de los 80s cuando la mayor inquietud de la
industria química fue el verse enfrentada al riesgo de perder su licencia pública para
producir en Canadá. En este periodo, las presiones para regular dicha industria fueron
cada vez mayores y particularmente exacerbadas por el mayor descarrilamiento de un
tren con materiales peligrosos, acaecido a finales de 1979, que originó la evacuación de
las cinco ciudades más importantes de Canadá. Los líderes de la industria Química
abordaron esta encrucijada a través del Consejo Directivo de la Asociación Canadiense
de Productores de Químicos (CCPA). Otro camino hubiera podido ser el de liderar
discusiones e impugnaciones de caso por caso con los reguladores, lo cual al final
habría socavado totalmente las capacidades de la industria para desarrollar su potencial
económico.
1
Traducción y adaptación del Artículo de Jean M. Bélanger, publicado en la Revista Careline No. 41
Oct/Nov/Dic 2005
6 de 23
Sin embargo, estos líderes tuvieron la capacidad de entender que el punto crucial del
problema era mucho más profundo, apreciación que fue posteriormente confirmada a
través de la mayor encuesta de opinión pública que indicó que la principal inquietud era
la credibilidad. En efecto, el público creía que la industria química sabía acerca de los
daños asociados con sus productos, pero que no había informado a nadie y peor aún,
no había tenido el cuidado necesario, y la catalogó tan riesgosa como la industria
nuclear, posición que realmente despertó la atención de las compañías químicas.
Entonces, los líderes de la industria concertadamente decidieron tomar otro sendero que
les permitiera asegurar y ganar la credibilidad de las comunidades cercanas a sus
plantas y del público en general, a través del país. Así, la credibilidad pública se convirtió
en la directriz clave. Aprendieron rápidamente que la credibilidad no puede ser
impuesta, ni ganada, diciendo simplemente que saben que hacer y lo han hecho.
Construir credibilidad requiere la aplicación de tres principios fundamentales, los cuales
constituyeron los pilares de RC: Hacer las cosas bien, cuidar los productos de la cuna a
la tumba y ser abiertos y responder las inquietudes del público.
Hacer las cosas bien
Hasta entonces la industria había respondido, en gran medida, a las leyes y
regulaciones vigentes y había trabajado para evitar la promulgación de otras nuevas. La
credibilidad, sin embargo, requería el compromiso de hacer las cosas bien, existieran o
no leyes y regulaciones en un área específica. En efecto, hacer bien las cosas y
demostrarlo de manera visible, fue la piedra angular antes de que pudiera alcanzarse la
credibilidad.
En esta etapa la industria cambió radicalmente de un enfoque de simple cumplimiento
regulatorio a otro orientado éticamente, el cual muchas veces implica propugnar por
regulaciones, si estas fuesen necesarias para implementar el mejoramiento más allá del
alcanzado por las compañías miembros. Adicionalmente, cualquier base ética tenía que
tener un componente social. La mayor dificultad fue que mientras un individuo de una
compañía consideraba que tenía unos valores sólidos, los temas eran demasiado
complejos e involucraban a muchas partes interesadas. Esta complejidad requirió que
las compañías se comprometieran con un diálogo significativo con dichas partes que
incorporó los siguientes principios:

Escucha activa para entender verdaderamente las fuentes fundamentales de las
inquietudes.

Presentación exacta de los riesgos involucrados en las operaciones y productos y
de los esfuerzos adelantados para minimizarlos.

Esfuerzos visibles para incorporar la opinión de las partes interesadas en la
planeación e implementación de los procesos.

Amplio consenso que los beneficios de la compañía pesan más que los riesgos.
7 de 23
Colocar RESPONSIBLE CARE dentro de una estructura ética también representó un
cambio radical de lo que hubiera podido ser un simple proceso de gestión ambiental u
otro programa más para ser implementado. Como una ética, requirió un cambio radical
en la naturaleza y cultura de las compañías, donde los directivos tuvieron que lograr su
apropiación por parte de todos los empleados y rendir informes de su desempeño
ambiental en forma integrada y balanceada con su desempeño económico.
Cuidado de los productos de la cuna a la tumba
Los líderes de la industria rápidamente entendieron que el cuidado de sus productos y
de sus impactos potenciales sobre las personas y el ambiente no era un concepto
divisible y que no podía ser un freno para la trayectoria planteada. Si bien, los clientes
tenían que asumir sus responsabilidades en el uso y disposición, la ética de las
compañías químicas las llevó a orientarlos y asistirlos en el manejo apropiado, y más
aún, a abstenerse de vender a aquellos que fallaran en el manejo apropiado. Esto
constituye una práctica del verdadero acompañamiento del producto. También
comprendieron que el hecho de que el público no entendiera las diferencias entre quien
tenía el control del producto en cualquier momento no podía ser obstáculo para
estimular esta práctica.
Ser abiertos y responder las inquietudes del público
La apertura es la base de la rendición de cuentas, pues al final es el público quien
determina, por sus propias observaciones, si un tema viene siendo direccionado a través
de una iniciativa de gestión responsable y si la iniciativa realmente atiende sus
inquietudes. Sin embargo, el público no fue el único beneficiado de la apertura; las
compañías aprendieron que la reputación individual positiva puede verse afectada
rápida y fácilmente por las acciones de otra compañía. Por lo tanto, y quizá lo más
crucial, las compañías necesitaron asegurarse de no ser el enlace más débil en el
sistema que pudiera socavar los esfuerzos de todos hacia la credibilidad y de poder
enfrentar escrutinio externo.
Entonces, la CCPA fue llamada a jugar un papel muy importante para lograr el mismo
nivel de compromiso de parte de todos sus miembros. La Asociación adelantó esta tarea
a través de Grupos Regionales de Liderazgo, constituidos por los CEOs y los ejecutivos
de más alto nivel, que se reunían periódicamente. En cada reunión, liderada por los
CEOs, las compañías presentaban su progreso en la cultura de la protección, sus éxitos
y sus dificultades. Gradualmente progresó un espíritu de credibilidad y apertura a tal
punto que los CEOs y los altos ejecutivos se sintieron capaces de enfrentar a los demás,
aceptar inquietudes y ofrecer ayuda.
Las primeras inquietudes del público acerca de la industria química estuvieron
relacionadas con el ambiente y fueron cruciales para que la industria empezara a revisar
su propio comportamiento y se asegurara de que realmente estaba haciendo las cosas
bien. Esto dio inicio a una travesía, a una evolución, que la industria química asumió a
8 de 23
través de la publicación de la declaración de sus Principios Directivos en 1983. Entre
1985 y 1988 se desarrolló, de manera acelerada por la tragedia de Bhopal, una serie de
Códigos, que demostró el compromiso de la industria con las inquietudes ambientales
desde la concepción de los productos hasta su disposición final. De ese modo fueron
formulados los dos primeros principios que fundamentan la credibilidad.
Adicionalmente, los CEOs de las compañías miembros se comprometieron entre sí a
cumplir realmente sus compromisos a través de la firma de una Declaración para tal
propósito. Desde ese momento se estableció el tercer elemento de la credibilidad: la
rendición de cuentas al público.
El primer Código desarrollado por la CCPA fue el de “Preparación de la Comunidad
para Respuesta a Emergencias”, a través del cual la industria se propuso lograr la
credibilidad de sus vecinos.
Igualmente importante fue el establecimiento de un Panel Nacional de Consulta en el
que todos los Códigos fueron escrutados por un grupo representativo de defensores
públicos antes de su adopción por la Junta Directiva. Los líderes de la industria
concluyeron que si bien estaban comprometidos, para lograr la credibilidad de público
era necesario que su compromiso tuviera significado para éste. Desde entonces, los
Paneles de Consulta Pública continúan funcionando a nivel nacional, regional y local. A
nivel de cada planta el Panel desempeña funciones similares y monitorea los procesos
de verificación sobre una base establecida para tal fin.
Sin embargo, aún antes del desarrollo de estos elementos fundamentales de
Responsible Care, la rendición de cuentas fue solo una promesa. El hecho que los
CEOs establecieran que tenían que cumplir su compromiso no significaba nada para un
público incrédulo. En 1993 se inició el proceso de verificación pública. Igualmente
importante fue el establecimiento voluntario de un reporte exhaustivo sobre todas las
emisiones, el cual permitió seguir exactamente el progreso de cada compañía y su
compromiso para los siguientes cinco años.
La trayectoria social
Desde que la iniciativa de Responsible Care ha respondido a las inquietudes del público,
no ha habido duda de que la industria química se ha focalizado primero en los temas
ambientales, de salud y seguridad (EH&S). Sin embargo, paralelo a este esfuerzo, otros
desarrollos internacionales llamaron la atención del público. En 1993 las Naciones
Unidas nombró una comisión internacional para examinar globalmente el estado del
ambiente y proponer estrategias para mejorarlo. Esta comisión, dirigida por el Primer
Ministro de Noruega Gro Harlem Brundtland, culminó en la publicación del reporte
Nuestro Futuro Común, el cual focalizó la atención sobre las interrelaciones entre la
economía y el medio ambiente. Sin embargo, el reporte además subrayó que la
dimensión social era crucial para el logro de un balance incipiente.
Uno de los líderes de la industria química en Canadá por este tiempo fue David Buzzelli,
presidente de Dow Química, pensador clave en la evolución de Responsible Care, quien
9 de 23
perpetró el concepto del desarrollo económico pero sin sacrificar las responsabilidades
sociales y ambientales.
Siguiendo de cerca el tema planteado por el reporte de Brundtland y con su
conocimiento de Responsible Care, tomó parte activa en las discusiones con las
diferentes partes interesadas que se llevaron a cabo para la implantación de la cultura
del desarrollo sostenible dentro de los procesos públicos de política de Canadá.
Participó en los grupos de trabajo que recomendaron a Canadá proteger
permanentemente el espíritu del reporte de Brundtland.
El grupo de trabajo se reunió en Winnipeg, Canadá, y fue único en su composición.
Entre sus miembros estaban ministros de ambiente, líderes laborales y representantes
de comunidades indígenas. El grupo recomendó la creación de una Mesa Nacional
sobre Ambiente y Economía, la cual sería responsable de estructurar la respuesta de
Canadá a las recomendaciones de la Comisión Brundtland.
Buzzelli fue designado como primer miembro de la Mesa, la cual es ahora una agencia
independiente del gobierno federal en Canadá, que reporta directamente al primer
ministro, quien da recomendaciones sobre las interrelaciones de los temas económicos sociales - ambientales, el cómo integrarlos a la política pública y cómo implementarlos
en el sector privado. La Mesa está formada por 25 representantes de alto nivel de las
diferentes partes interesadas.
La dimensión social nunca ha estado lejos de la filosofía de Responsible Care. Mientras
que los aspectos ambientales pueden relativamente demostrar una relación causal entre
la industria química y sus impactos, la dimensión social presenta diferentes retos que
han tenido que ser enfrentados no solo por la industria química sino también por casi
todos los agentes de la sociedad económica.
La CCPA, en cooperación con otras Asociaciones Canadienses de industriales, llegó a
la conclusión que la responsabilidad social tenía que ser examinada en dos niveles.
Primero, en un nivel de la sociedad donde todas las partes interesadas deben alcanzar
acuerdos sobre las necesidades para desarrollarse y los recursos requeridos para que
cada una pueda satisfacerlas; esto puede incluir consideraciones sobre la pobreza,
desarrollo del tercer mundo, derechos humanos y muchos otros. Segundo, en una
perspectiva sectorial o de compañía donde la industria debe preservar y aumentar su
capital natural y humano.
El segundo nivel representa una relación causal más directa con la industria, pero la
demarcación de límites no está tan claramente definida como en las responsabilidades
ambientales. La industria química se ha esforzado, como lo han hecho otras
organizaciones en Canadá, y aún está luchando con la asignación apropiada de las
tareas de la responsabilidad social corporativa. En 1994 CCPA publicó un Manual sobre
Responsible Care y el Desarrollo Sostenible en el cual trató de describir la coherencia
de estos dos conceptos e igualmente las áreas inciertas donde el alcance del desarrollo
sostenible claramente se extiende más allá de Responsible Care. Como lo muestra la
figura, existe un alto grado de congruencia entre los temas del Desarrollo Sostenible y
10 de 23
los de Responsible Care. La figura permite ver como ciertos elementos sociales por
naturaleza van más allá del alcance de las acciones directas de la compañía.
La figura representa el alcance del Desarrollo Sostenible como un todo, y muestra una
porción (no a escala) que es del dominio de la industria. Esta área está dividida en los
18 temas del Desarrollo Sostenible cubiertos por la iniciativa de Responsible Care. La
línea punteada indica la extensión, desde cero en el centro hasta el 100% en su límite
exterior, en la que Responsible Care permite alcanzar cada tema. El área sombreada
representa el concepto que una parte del Desarrollo Sostenible va más allá del rol de la
industria química.
Como los Paneles de Consulta permiten identificar las inquietudes del público, fueron
incorporados en el portafolio de responsabilidad de cada compañía. Estas inquietudes
han variado considerablemente de una compañía a otra como consecuencia de sus
operaciones, por lo cual la integración social viene siendo abordada de muy diversas
maneras por cada compañía. Mientras RC se había enfocado inicialmente sobre las
inquietudes en EH&S, que fueron altas en la agenda colectiva del público Canadiense y
11 de 23
la industria química, a nivel de las plantas, esto es a nivel local, frecuentemente fue
prioritario atender los temas sociales.
Los esfuerzos para expandir Responsible Care dentro de la dimensión social continúan
hoy día. En el 2003 la CCPA aprobó una nueva declaración de “La Etica de Responsible
Care”, la cual integró formalmente esta tercera dimensión de la siguiente forma:
“Estamos comprometidos a hacer las cosas bien y a que realmente se vea que así lo
estamos haciendo”. Nos guiamos hacia la sostenibilidad ambiental, social y económica
por los siguientes principios:

Acompañamos nuestros productos y servicios durante su ciclo de vida a fin de
proteger las personas y el ambiente.

Rendimos cuentas al público, quien tiene el derecho a entender los riesgos y
beneficios de lo que hacemos y a que sus inquietudes sean escuchadas.

Respetamos todas las personas.

Trabajamos juntos para mejorar continuamente

Trabajamos por estándares y leyes efectivas, las cumplimos e incluso,
excedemos en su letra y espíritu

Motivamos a otros a comprometerse con los principios de Responsible Care
las
En resumen, Responsible Care es la declaración de una ética en constante estado de
evolución. Fue iniciada a comienzos de los 80s como una simple declaración de
principios relacionados con el aspecto singular de la responsabilidad ambiental. Desde
entonces, esta iniciativa ha evolucionado en una serie de códigos, procesos de
verificación, medidas de desempeño visibles y un profundo entendimiento del carácter
general de los principios inicialmente establecidos. Sin embargo, siempre ha existido la
constante de que el ejercicio completo de Responsible Care está dirigido a construir
credibilidad a través de un comportamiento ético, prestando atención a la evolución de
las inquietudes del público y dando respuestas que demuestren claramente que estas
han sido atendidas.
La implementación de los elementos fundamentales de Responsabilidad Integral® es
evaluada regularmente por cada uno de los 52 países y reportada anualmente al
Consejo Internacional de Asociaciones Químicas - ICCA (International Council of
Chemical Associations2), entidad que dirige Responsabilidad Integral® a nivel mundial.
ICCA organiza todos los años la reunión mundial de Responsible Care® en la cual
participan los 52 países y su propósito es difundir los avances de los diferentes grupos
de trabajo:

2
Apoyo y Extensión de la Membresía
Puede acceder a más información consultando la siguiente página web http://www.responsiblecare.org/
12 de 23





Armonización y Consistencia
Verificación
Desempeño e Indicadores
Valor Agregado y Desarrollo Sostenible
Acompañamiento del Producto
Adicionalmente, se comparten experiencias en la implementación de Responsible
Care®.
Participantes en la Reunión Mundial de Responsible Care 2003
realizada en Tailandia.
Responsible Care® ha participado en eventos de importancia internacional tales como
las Cumbres Mundiales sobre Desarrollo Sostenible – WSSD (World Summit on
Sustainable Development) realizadas en Río de Janeiro en 1992 y en Johannesburgo en
el 2002, en las cuales ha sido reconocida por el Programa Ambiental de las Naciones
Unidas –UNEP y por la Cámara Internacional de Comercio como la iniciativa que
permite realizar aportes significativos al Desarrollo Sostenible. Además trabaja
conjuntamente y a través de alianzas estratégicas con los organismos mundiales que
velan por la protección del ambiente, la seguridad y salud de los trabajadores y el
manejo y transporte adecuado de sustancias químicas, entre otros.
Revisión Estratégica Global de Responsible Care
Esta revisión, adelantada durante los dos últimos años, tuvo como propósito desarrollar
un programa más sólido que tenga en cuenta los cambios tanto políticos como de
prioridades, establecer objetivos pertinentes y necesarios para el futuro, aportar mayor
valor agregado a las compañías afiliadas e incrementar la credibilidad y reputación de la
industria.
13 de 23
Los resultados de dicha revisión fueron los Estatutos Globales de Responsible Care que
van más allá de los elementos tradicionales de la iniciativa, con el objeto de centrarse en
los nuevos desafíos que tiene que afrontar la industria. Como consecuencia, los
presidentes y gerentes de las compañías miembros deberán suscribir los Estatutos para
reafirmar su compromiso con Responsible Care y fortalecer la iniciativa apoyando los
programas nacionales donde quiera que tengan actividades comerciales. Los Estatutos
refuerzan los siguientes puntos:

Mayor diálogo con las partes interesadas para identificar oportunidades adicionales
para contribuir al Desarrollo Sostenible.

Enfoque de la industria hacia la adopción de la Responsabilidad Social Corporativa.

Mantener una serie de Indicadores para medir el progreso y comunicar los resultados
en forma regular.

Evaluar periódicamente las expectativas de las partes interesadas para ampliar o
modificar el reporte de indicadores.

Adoptar un sistema de gestión para implementar los compromisos con Responsible
Care, basado en el ciclo de mejoramiento continuo: Planear, Hacer, Chequear y
Actuar.

Desarrollar en dos años un sistema global de gestión para el Acompañamiento del
Producto (2007)

Comprometerse con un proceso global de dirección más riguroso, transparente y
efectivo para asegurar la implementación correcta de la iniciativa y la disciplina de las
asociaciones y compañías e incrementar la confianza de la sociedad en la industria.

El seguimiento a la implementación de las exigencias de Responsible Care y el
establecimiento de un programa global para revocar la afiliación de las compañías y
asociaciones que falten al cumplimiento de sus compromisos.

Extender los procesos locales, nacionales y globales para escuchar las inquietudes y
expectativas de las partes interesadas externas para ayudar al desarrollo continuo de
Responsible Care
Mejorar la gestión de los productos químicos en todo el mundoAcompañamiento del Producto
Los temas de acompañamiento del producto darán forma cada vez más a la iniciativa
Responsabilidad Integral en los años futuros. ICCA establecerá un programa global
fortalecido para evaluar y gestionar los riesgos y beneficios relacionados con los
químicos, mediante el desarrollo de un sistema de gestión unificado de
Acompañamiento del Producto. Este enfoque estará aplicándose hacia el año 2007
14 de 23
Las asociaciones nacionales, trabajando con sus compañías miembros, se
comprometerán con estos esfuerzos globales concertados para lograr que las
empresas:

Se comprometan nuevamente con la implementación total de los compromisos
actuales de RI en el acompañamiento del producto y en todos los demás códigos,
guías y prácticas existentes.

Mejorar el desempeño en el acompañamiento del producto y aumentar la
conciencia pública sobre los compromisos y resultados de la industria.

Desarrollar y compartir las mejores prácticas a través de la asistencia mutua.

Trabajar en asocio con los proveedores aguas arriba de la cadena productiva y
aguas abajo con los usuarios de químicos, a fin de colaborar en la mejora de
procesos para la seguridad y el uso eficaz de los químicos.

Fomentar y apoyar la educación, la investigación y los ensayos que suministren
información útil acerca de los riesgos y beneficios de los químicos, a través de
iniciativas tales como el programa de ensayos de químicos “High Production
Volume” y “Long-range Research Initiative”.

Aumentar el compromiso para la implementación del Acompañamiento del
Producto de manera consistente con la Política Global de ICCA para el Manejo
de los Químicos y evaluar periódicamente las prácticas de este Código a la luz de
las expectativas cambiantes de la sociedad acerca de las sustancias químicas.
Defender y facilitar la extensión de Responsabilidad Integral a través de la
cadena de valor de la industria química.
Las compañías y asociaciones en RI se comprometen a:
● Extender su ética, sus principios y prácticas a lo largo de las cadenas de sus
propios negocios y a comunicar la importancia de las contribuciones económicas
y sociales de la industria.
● Aumentar el diálogo y la transparencia con sus socios de negocios y con otras
partes interesadas y a expandir el conocimiento y la comprensión de la gestión de
los químicos. Ellos también trabajarán en asocio con los gobiernos nacionales y
las organizaciones multilaterales y no gubernamentales para definir prioridades
de ayuda mutua y compartir el acceso a la información y la experiencia.
La industria química global desarrollará y compartirá información y prácticas con las
compañías, consistente con las leyes de la competencia y otros requisitos legales.
15 de 23
Respaldar activamente los procesos de dirección de los programas
nacionales y globales
La industria química, a través de la ICCA, se compromete con un proceso global
mejorado, transparente y efectivo para asegurar la responsabilidad en la implementación
colectiva de RI. El proceso de dirección será implementado por ICCA e incorporará
temas tales como seguimiento y comunicación de los compromisos de desempeño;
definición y monitoreo de las obligaciones de implementación de RI; apoyo a la
dirección de la asociación nacional; ayuda a las compañías y asociaciones para
alcanzar los compromisos del Estatuto; y establecimiento de un proceso global para
revocar, cuando sea necesario, la membresía de RI de cualquier compañía o asociación
que no cumpla sus compromisos.
Abordar las expectativas de las partes interesadas acerca de las actividades
y productos de la industria química
La industria química global extenderá todos los procesos locales, nacionales o globales
de diálogo para permitir a la industria abordar las preocupaciones y expectativas de las
partes interesadas externas para ayudar al desarrollo continuo de RI.
RESPONSABILIDAD INTEGRAL® COLOMBIA EN ACCION
Liderazgo y compromiso
Las Empresas Adherentes en Colombia disponen de políticas y metas establecidas por
la alta gerencia, programas de comunicación efectiva para difundirlas, asignación de
recursos y responsables y los temas de Responsabilidad Integral® hacen parte de la
agenda de la gerencia.
Apoyo y Fortalecimiento
Para facilitar a las empresas la implementación de las buenas prácticas Responsabilidad
Integral® organiza todos los años cinco talleres regionales y dos nacionales en los
cuales las empresas mas avanzadas comparten sus experiencias a fin de lograr que las
demás avancen mas rápidamente.
Avance en la implementación de Responsabilidad Integral®
Este avance se mide a través del Sistema de Seguimiento y Autoevaluación y de los
Indicadores de Desempeño.
16 de 23
Desde 1994 las Empresas Adherentes vienen adelantando acciones para cumplir con
las exigencias de Responsabilidad Integral® y midiendo anualmente su progreso en
cada uno de los seis Códigos de Prácticas Gerenciales. En los 10 años el porcentaje de
empresas que reporta su avance ha aumentado del 86% al 98%. El grado de avance en
la implementación de los Códigos durante los cuatro últimos años se indica en el gráfico
1.
Grado de Avance de los Códigos
2000-2003
85
Porcentaje
80
75
70
65
Código 1
Código 2
Código 3
Código 4
Código 5
Código 6
2000
73
69
75
78
70
82
2001
74
69
75
76
71
81
2002
75
72
75
77
73
81
2003
77
74
78
77
74
84
Gráfico 1
Las empresas presentaron por primera vez sus Indicadores de Desempeño en 1997 con
un porcentaje de reporte del 34%. Desde entonces, Responsabilidad Integral® ha
desarrollado un intenso trabajo para lograr que la totalidad los presenten y para superar
algunas inconsistencias. En el 2003 el 94% de las empresas los reportaron, porcentaje
que comparado con el de 1997 muestra un incremento significativo. El consolidado de
los indicadores durante los últimos cuatro años se presenta en esta publicación.
Credibilidad
Los niveles de avance reportados por las empresas son confrontados cada dos años
mediante Verificaciones en las cuales participan representantes de las entidades
gubernamentales relacionadas con los Códigos o Áreas que trabaja Responsabilidad
Integral® (Ambiente, Seguridad, Salud, Distribución y Transporte, Acompañamiento del
Producto y Prevención y Control de Emergencias), de la comunidad, organismos de
apoyo para la atención de emergencias, universidades, organizaciones no
gubernamentales, medios de comunicación y empresas adherentes y no adherentes a
Responsabilidad Integral®. El equipo es liderado por un profesional experto en
Responsabilidad Integral® y en auditorías de diferentes sistemas de gestión.
Institucionalidad e integridad de Responsabilidad Integral®
17 de 23
La estructura institucional de Responsabilidad Integral® está compuesta por un Comité
de Liderazgo Ejecutivo -CLE, integrado por todos los presidentes y gerentes de las
empresas adherentes que se reúne anualmente y es la máxima instancia decisoria; un
Comité Consultivo de Presidentes -CCP, elegido por el CLE al cual se consultan
decisiones que tienen implicaciones económicas para las empresas y que no pueden
esperar a que se reúna el CLE; un Comité de Coordinación integrado por los
representantes de la Asociación Colombiana de Industrias Plásticas -ACOPLASTICOS,
Asociación Nacional de Industriales -ANDI y el Consejo Colombiano de Seguridad -CCS
y una gerencia de Responsabilidad Integral®.
Plan de Acción y Estado de Implementación
Las acciones de Responsabilidad Integral son programadas a través del Plan de Acción
que se elabora anualmente con la participación de las empresas miembros, las
entidades coordinadoras y la gerencia de RI y es aprobado en primera instancia por el
Comité Consultivo de Presidentes y posteriormente por el Comité de Liderazgo
Ejecutivo. El Plan está alineado con los seis ejes estratégicos definidos en la planeación
estratégica para alcanzar los factores claves de éxito. Las acciones están categorizadas
en principales y permanentes.
Acciones Principales

Seguimiento y medición del avance de las empresas a través de Indicadores de
Gestión (Autoevaluaciones) e Indicadores de Desempeño: Planear actividades
para el mejoramiento y establecer metas. Elaborar y difundir publicación

Sistema de Gestión: Analizar y adoptar un Sistema de Gestión para implementar
Responsabilidad Integral en forma consistente con otros sistemas de gestión e
iniciativas de las empresas y que incluya las actividades de Seguridad Física y de la
Información.

Plan Nacional de Respuesta a Emergencias de las empresas miembros– PNRERI: Finalizar los procedimientos, elaborar los planes de contingencia, constituir las
Brigadas de Respuesta a Emergencias en Cali, Barranquilla y Cartagena,
capacitarlas y realizar un simulacro.

Páneles de Consulta Pública: Mantener, dinamizar o poner en funcionamiento
estas instancias en las ciudades donde están establecidas las empresas miembros,
a fin de resolver las inquietudes de las partes interesadas en materia de Seguridad,
Salud y Ambiente.

Reconocimiento a las empresas: Incentivar a las empresas que alcanzan los
mayores logros en la implementación de Responsabilidad Integral. También
promover su participación en este tipo de programas organizados por las entidades
gubernamentales.
18 de 23
Acciones Permanentes

Programa de verificaciones: Adelantar el programa de auditorias de tercera parte,
con el fin de mejorar el nivel de implementación de Responsabilidad Integral y de
velar por su credibilidad.

Comités Técnicos, Foros y Seminarios: Realizar los planeados en el Programa
anual para fortalecer el avance en la implementación de Responsabilidad Integral. En
estas instancias las empresas comparten entre sí sus experiencias y avances y la
forma de lograrlo.

Comités Regionales: Realizar las reuniones periódicas de las empresas de una
misma ciudad con el propósito de adelantar acciones conjuntas para avanzar en la
ejecución del plan de acción de Responsabilidad Integral y trabajar en temas de
interés común, la Ayuda Mutua y el Intercambio de Experiencias.

Programas de Inducción y Acompañamiento: Apoyar tanto a las empresas
nuevas como a las de bajos niveles de desempeño para que puedan alcanzar los
mínimos establecidos por las directivas de RI.

Programas Gubernamentales de Reconocimiento: Fortalecer la participación de
las empresas en dichos programas a fin de aumentar la credibilidad en estas y en
Responsabilidad Integral.

Actividades internacionales de Responsible Care®: Mantener contacto
permanente con el Consejo Internacional de Asociaciones Químicas –ICCA (ente
rector de esta iniciativa) y con las Asociaciones y Federaciones que promueven
Responsabilidad Integral en los diferentes países a fin de compartir los avances.
Participar activamente en las reuniones mundiales del Grupo de Liderazgo con el
propósito de contribuir a la toma de decisiones que orientan la iniciativa y de
compartir experiencias.

Plan de Mercadeo: Aumentar la difusión de Responsabilidad Integral y promover su
adopción, especialmente, en la cadena de valor de la industria química.

Acercamiento a Entidades Gubernamentales: Apoyar acciones de interés común,
difundir Responsabilidad Integral y aumentar la credibilidad en las empresas
miembros y en la iniciativa.

Satisfacción de las empresas: Medir su grado mediante encuestas periódicas a fin
de identificar oportunidades de mejoramiento y adelantar las acciones necesarias
para fidelizarlas.
19 de 23
DE LOS CÓDIGOS DE PRÁCTICAS GERENCIALES A UN SISTEMA DE GESTIÓN
INTEGRAL
Responsabilidad Integral en la nueva Agenda Económica Mundial
Desde que inició Responsable Care® en 1985 se ha presentado un crecimiento
económico estable y una rápida expansión del comercio mundial. La industria química,
no ajena al anterior fenómeno, también se encuentra actualmente en un período de
fuerte globalización y la fabricación, uso y disposición de sustancias químicas (las
cuales incluyen medicamentos para consumo humano, productos para la protección de
cultivos, materias primas para la industria, etc.) continúa expandiéndose rápidamente en
el mundo. A esto, desde luego, también han ayudado los acuerdos de libre comercio
regionales celebrados en el marco de la Organización Mundial del Comercio.
La situación anteriormente descrita ha jugado un papel importante en la evolución de
las prácticas industriales y las regulaciones en materia de salud, seguridad y ambiente,
dada la posibilidad de un incremento de los riesgos asociados. También surgen el
Desarrollo Sostenible, la mayor Participación de la Ciudadanía, la Responsabilidad
Social Empresarial, que llaman la atención a la industria química mundial y a los
gobiernos sobre la maximización de la seguridad y al mismo tiempo sobre la
minimización de los riesgos de la fabricación, transporte, uso y disposición final de las
sustancias químicas.
Si bien, Responsabilidad Integral® (RI) y sus Códigos de Prácticas Gerenciales (CPG’s)
han ayudado por veinte años a las empresas a mejorar continuamente su desempeño
en ambiente, salud y seguridad (EH&S) y a afrontar con éxito los retos y exigencias
anteriormente planteadas, las empresas han aprendido que se requiere un enfoque
más sistemático que les facilite administrar todos los esfuerzos que sean necesarios en
materia de EH&S y otros aspectos de sus negocios, y al mismo tiempo, les permita
obtener mayor valor agregado, mayor transparencia, reconocimiento y apoyo de las
partes interesadas al desempeño de la compañía y la posibilidad de integrar su gestión
con los sistemas y principios mundialmente reconocidos (por ejemplo: ISO 14000, ISO
9000, OHSAS 18000, SA 8000, BASC, Buenas Prácticas de Manufactura -BPM, Control
de Pérdidas y Global Compact de Naciones Unidas entre otros) y les de la tranquilidad
de estar cumpliendo permanentemente las regulaciones aplicables que cada vez son
más exigentes.
Fue así como se vio la necesidad desarrollar el Sistema de Gestión de Responsabilidad
Integral® (SGRI), el cual se explica y describe a continuación.
¿Qué es el SGRI?
Conviene precisar un Sistema de Gestión es un enfoque estructurado para gestionar
actividades o cualquier otro asunto de importancia para una empresa. Más
específicamente, tiene que ver con el establecimiento de objetivos y metas, planes,
estructura organizacional, asignación de responsabilidades, establecimiento y aplicación
de procedimientos y procesos, asignación de recursos, con el fin garantizar que esas
20 de 23
actividades o asuntos se realizan según lo planeado, se tienen controladas y mejoradas
permanentemente.
El SGRI es un nuevo elemento de Responsabilidad Integral que proporciona la
estructura para implementar las actividades específicas de los Códigos de Prácticas
Gerenciales con mayor eficacia. Dicho de otra manera, los Códigos de Prácticas
Gerenciales establecen el “qué hacer” y el SGRI el "cómo hacerlo"
El Sistema de Gestión de Responsabilidad Integral está organizado en un documento
guía de 5 secciones y 29 elementos.





Política y Liderazgo (6 elementos)
Planeación (6 elementos)
Implementación, Operación y Responsabilidad (6 elementos)
Medición del desempeño y acciones preventivas y correctivas (9 elementos)
Revisión y manejo del reporte (2 elementos)
Antecedentes
Como respuesta a la necesidad de posicionar mejor a RC, dados los intereses de los
clientes y los deseos de la industria de una certificación en RC realizada por terceras
partes, el American Chemistry Council - ACC desarrolló dos procesos de certificación: El
primero fue la certificación Responsible Care 14001 (RC-14001), un proceso que
combina ISO-14001 con RC. Este proceso de Certificación al Sistema de Gestión fue
desarrollado por un grupo de compañías miembros, consultores y personal de la ACC.
BASF Wyandotte, una unidad de producción de elastómero de Michigan, sirvió de piloto
para el proceso de RC-14001 en Marzo de 2002. RC-14001 actualmente es una
certificación disponible para las compañías miembros del ACC.
El otro proceso de certificación es la certificación del RCMS. Este proceso requiere que
las compañías miembros del ACC demuestren conformidad con la Especificación
Técnica del RCMS a un auditor independiente como tercera parte.
El ACC considera que el uso de la Especificación Técnica del RCMS y el Documento
Guía del RCMS por parte de sus miembros y socios pueden ayudarlos a alcanzar las
metas y objetivos trazados para RC. Estos están disponibles para las compañías,
miembros y socios de la ACC. La auditoria externa del RCMS y el programa de
certificación disponible para la compañía, están diseñados para alcanzar el objetivo de
la verificación, transparencia y credibilidad con los empleados, clientes, proveedores y
entidades regulatorias y miembros del público en general.
¿Qué diferencia tiene con otros sistemas de gestión?
El SGRI satisface parte del conjunto de requisitos de las especificaciones de otros
sistemas tales como ISO 14001, ISO 9000, OHSAS 18001, SA 8000, como se indica en
la figura siguiente:
21 de 23
Figura No 2. Sistema Gestión de Responsabilidad Integral vs otros Sistemas de Gestión
ISO 14001
100.0
83.3
90.0
80.0
70.0
60.0
50.0
40.0
30.0
20.0
10.0
SA 8000
68.6
0.0
75.0
OHSAS 18001
51.6
ISO 9001
Para lograr la comparación del SGRI con los sistemas de gestión se tomaron los
numerales y literales de cada sistema y se alinearon obteniendo una tabla con que
contiene un listado abreviado de todas las exigencias. Ver Anexo No 1.
La comparación del SGRI con los otros sistemas de gestión puede entenderse mejor
mediante en la siguiente gráfica:
La gráfica permite visualizar en forma sencilla los diferentes alcances de los sistemas de
gestión comparados. Los círculos numerados representan cada uno de los sistemas
tomados para la comparación, el rectángulo rojo SGRI representa el alcance del
22 de 23
Sistema de Gestión de Responsabilidad Integral (contiene gran parte de los requisitos
de ISO 14001 y OHSAS 18001 así como otros de ISO 9001 y SA 8000). El recuadro
azul representa el Sistema Integral de Gestión (la suma de los requisitos de todos los
sistemas de gestión y otros requisitos similares de una organización dada).
23 de 23
Descargar

INFORME DE ACTIVIDADES DE LA GERENCIA DE RI