Iglesias Cristianas de Dios
[143A]
Cielo, Infierno o la Primera
Resurrección de los Muertos
(Edición 1.0 20120428-20120428)
La Primera Resurrección de los Muertos es la resurrección de las Iglesias de Dios en el
retorno del Mesías. En ninguna otra doctrina estaba tan claramente definida la fe del
verdadero cristiano.
Christian Churches of God
PO Box 369, WODEN ACT 2606, AUSTRALIA
Email: secretary@ccg.org
(Derechos Reservados © 2012 Wade Cox)
(tr. 2012)
Este documento puede copiarse libremente y distribuirse con tal de que se copie en su totalidad sin
alteraciones o tachaduras. Debe incluirse el nombre del editor y dirección y el aviso de derechos de
propiedad literaria. Ningún cargo puede realizarse a los destinatarios de copias distribuidas. Las citas
breves pueden ser incluidas en artículos críticos y revisiones sin interferir en los derechos de propiedad
literaria.
Este papel está disponible de la página del World Wide Web:
http://www.logon.org y http://www.ccg.org
Pagina 2
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
Introducción
En lo que pasa como cristianismo en la edad
moderna, el mal entendimiento de la
posición de la biblia sobre lo que sucede
cuando morimos es profundo. La mayoría de
los así llamados cristianos enfáticamente le
dirán al observador casual que cuando ellos
mueren van al cielo. Aquellos quienes no les
gustan a ellos o que no están de acuerdo con
ellos, invariablemente van al infierno, que
prevén como un lugar de tormento eterno
bajo Satanás y los demonios. Así también es
en el Islam, en una corrupción de los textos
originales. En ninguna parte este concepto
erróneo es tan aceptado como en el
cristianismo trinitario de Occidente y con
más fervor entre los gnósticos antinomianista
particularmente en Estados Unidos. Esto que
los así llamados cristianos sostienen que es
fervientemente cierto debería otorgarles su
expulsión de la Iglesia de Dios en los siglos I
y II, incluso en Roma, donde las falsas
doctrinas entraron en la Iglesia cristiana.
Toda la Iglesia cree que Cristo tendría dos
advenimientos y en esta fe de la Segunda
Venida fue basada la esperanza de la
Resurrección. Justino Mártir escribiendo de
Roma en el 154 EC declara la posición más
concisamente en su Diálogo con Trifón. En
el capítulo LII hablo de las dos venidas del
Mesías.
CAPITULO LII -- JACOB PREDIJO DOS
ADVENIMIENTOS DE CRISTO.
“Y fue profetizado por Jacob el patriarca que
habría dos venidas de Cristo, y que en la
primera el sufriría, y que después de su
venida no habría ni profeta, ni rey en su país
(continuo), y que las naciones que creían en
el Cristo sufriente buscarían su aparición
futura, y por esta razón, el Espíritu Santo
había pronunciado estas verdades en una
parábola, y oscuramente: para: "Agregue,
"dice: "Judá, tus hermanos te han elogiado:
tus manos [serán] sobre la cerviz de tus
enemigos, los hijos de tu padre te adorarán,
Judá es un cachorro de león, de el germen,
hijo mío, ha subido. Reclinándose, se acostó
como un león, y al igual que un cachorro [de
león]: ¿quién lo levantará? Un gobernante no
se apartará de Judá, o un líder de sus muslos,
hasta que venga el que está reservado, y él
será el deseo de las naciones, atando su
pollino a la vid, y el pollino de su asna al
zarcillo de la vid. Deberá lavar su ropa en
vino, y sus vestiduras en la sangre de la uva.
Sus ojos, brillantes por el vino, y sus dientes
blancos como la leche.” Por otra parte, que
en su país nunca faltara profeta o rey, desde
el momento cuando comenzaron hasta el
momento en que este Cristo Jesús apareció y
sufrió, no te atreverás a afirmar
desvergonzadamente, ni puedes probarlo.
Porque, aunque afirmas que Herodes bajo
cuyo [reinado] sufrió, era un Askelonita, sin
embargo, admites que había un sumo
sacerdote en tu nación, así que luego tuviste
a alguien que presentara ofrendas de acuerdo
a la ley de Moisés, y observara las otras
ceremonias legales; también [tuviste]
profetas en la sucesión hasta Juan, (aun así,
también, cuando tu país fue llevado cautivo a
Babilonia, cuando su tierra fue devastada por
la guerra, y las vasijas sagradas llevadas),
nunca dejó de haber un profeta en medio de
ti, que era señor, y líder, y gobernante de tu
nación. Por el Espíritu que estaba en los
profetas
ungiendo
tus
reyes,
y
estableciéndolos. Pero después de la
manifestación y la muerte de Nuestro Señor
Jesucristo en tu nación, había y no hay en
ninguna parte un profeta: aún más, dejaste
de existir bajo tu propio rey, tu tierra fue
arrasada y abandonada como una casa de
campo en una viña, y la declaración de la
Escritura, en la boca de Jacob, “y él será el
deseo de las naciones ", significa
simbólicamente sus dos venidas, y que las
naciones creen en Él, cuyos hechos ahora
puedes por fin discernir. Para aquellos de
entre todas las naciones que son piadosos y
justos a través de la fe de Cristo, buscan su
futura apariencia.
(Gen 49:5, 8-12, 18, 24)
La posición definitiva sobre el tema fue dada
más concisamente por Justino Mártir en su
Diálogo con Trifón en el capítulo LXXX f:
CAPITULO LXXX – LA OPINION DE
JUSTINO DE ACUERDO AL REINO DE
LOS MIL AÑOS. MUCHOS CATOLICOS
LO RECHAZAN. [Note el intento de
defender los posteriores errores trinitarios,
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
tratando de justificarlos aquí por el
comentario de "muchos católicos lo
rechazan" en el título. Sin embargo, es la
declaración expresa del texto de la Biblia en
Apocalipsis capítulo 20 (Cox)]
"Y Trifón a esto respondió, "le comenté a
usted señor, que está muy ansioso por estar
seguro en todos los aspectos, ya que se
aferra a las Escrituras. Pero dígame, ¿admite
realmente que este lugar, Jerusalén, será
reconstruido, y espera que su pueblo se
reúna, y se alegre con Cristo y los patriarcas
y los profetas, hombres de nuestra nación, y
otros prosélitos que se les unieron antes que
Cristo viniera? ¿O ha dado paso y admite
esto con el fin de tener la apariencia de
empeorarnos en las controversias? "
Entonces respondí: "Yo no soy un hombre
tan miserable, Trifón, como para decir una
cosa y pensar otra. Antes admití, que yo y
muchos otros somos de esta opinión, y [creo]
que tal cosa se llevará a cabo, como tú
seguramente sabes; pero, por otro lado, debo
decirte que muchos de los que pertenecen a
la fe pura y piadosa, y son verdaderos
cristianos, piensan de otra manera. Por otra
parte, yo señalé que algunos que son
llamados cristianos, pero son ateos,
herejes impíos, enseñan doctrinas que son
en todos los sentidos blasfemas, ateas, y
tontas. Pero para que sepas que no diré
esto a ti solamente, voy a redactar una
declaración, en la medida que pueda, de
todos los argumentos que han pasado
entre nosotros, en el que me voy a
registrar admitiendo las mismas cosas que
te confieso. Porque elijo no seguir a los
hombres o las doctrinas de los hombres,
sino a Dios y las doctrinas [entregada] por
Él. Por si has caído en algunos que se
llaman cristianos, pero que no admiten
esta [verdad], y se aventuran a blasfemar
contra el Dios de Abraham, el Dios de
Isaac y el Dios de Jacob, que dicen que no
hay resurrección de los muertos, y que sus
almas, cuando mueren, son llevadas al
cielo, no te imagines que son cristianos,
incluso como uno, si lo considerara
correctamente, no admitiría que los
Saduceos, o sectas similares de Genisteos,
Geristeos, Gelileanos, Helenistas, Fariseos,
Bautistas, son judíos (no me escuches
impacientemente cuando te diga lo que
pienso), pero son [solamente] llamados
Pagina 3
judíos e hijos de Abraham, adorando a Dios
con los labios, como Dios mismo declaro,
pero el corazón estaba lejos de él. Pero yo y
otros, que somos Cristianos de mentalidad
correcta sobre todos los puntos, estamos
seguros que habrá una resurrección de los
muertos, y mil años en Jerusalén, la cual
será luego construida, adornada y
ampliada, los profetas Ezequiel e Isaías y
otros lo declaran.” (Negritas añadidas);
(Apo. 20: 1-15)
Note que cualquier persona que decía que
cuando moría iba al cielo era un ateo y hereje
blasfemo, y no era aceptada en la iglesia. En
ningún otro punto la doctrina estaba tan
claramente dividida.
CAPITULO LXXXI – SUS ESFUERZOS
PARA PROBAR ESTA OPINION DE
ISAIAS Y EL APOCALIPSIS. [Note que
estos traductores trinitarios modernos tratan
de hacer la opinión de Justino en lugar de la
doctrina de la Iglesia de Dios (Cox)] "Porque
Isaías habló así acerca de este espacio de mil
años: "Porque habrá un cielo nuevo y una
tierra nueva, y de lo primero no habrá
memoria, ni vendrá dentro de su corazón,
pero encontraran gozo y alegría en ellas, las
cosas que yo he creado. Porque he aquí, yo
traeré alegría a Jerusalén, y a mi pueblo
gozo, y me alegraré con Jerusalén, y me
gozare sobre mi pueblo y el llanto nunca más
se oirán en el, o la voz del llanto. Y ya no
habrá más personas de años inmaduros, o un
anciano que no cumplirá sus días. Porque el
joven será de cien años; pero el pecador que
muera de cien años, será maldito. Y
edificarán casas, y las habitaran ellos
mismos; y plantarán viñas, y ellos mismos se
comerán su producto y beberán el vino. No
edificaran y otros habitaran; no plantarán y
otros comerán. De acuerdo a los días de vida
del árbol serán los días de mi pueblo; las
obras de su esfuerzo abundaran. Mis
elegidos no se esforzaran en vano, o
engendraran hijos para ser maldecidos,
porque serán una semilla justa y bendecida
por el Señor, y sus descendientes con ellos.
Y pasara que antes de que me llamen, yo
responderé, mientras que todavía estén
hablando, yo diré ¿Qué pasa? Entonces los
lobos y los corderos comerán juntos, y el
león comerá paja como el buey, pero la
serpiente [comerá] tierra como pan. No
harán mal ni maltrataran a los demás en el
Pagina 4
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
monte santo, dice el Señor" Ahora que
hemos entendido que la expresión usada
entre estas palabras: "De acuerdo a los días
[de vida] del árbol serán los días de mi
pueblo, las obras de su esfuerzo abundaran"
oscuramente predice mil años. Como le fue
dicho a Adán que el día que comiera del
árbol iba a morir, sabemos que él no
completo los mil años. Hemos percibido,
además, que la expresión: "El día del Señor
es como mil años," está conectada con este
tema. Y, además, había cierto hombre con
nosotros, cuyo nombre era Juan, uno de los
apóstoles de Cristo, que profetizo, por una
revelación que fue hecha a él, que aquellos
que creyeron en nuestro Cristo habitarían
mil años en Jerusalén; y que a partir de
entonces la general y definitiva, resurrección
eterna, y el juicio de todos los hombres del
mismo modo se llevaría a cabo. Tal como
nuestro Señor también dijo: "Ellos ni se
casarán ni se darán en casamiento, sino que
serán iguales a los ángeles, los hijos del Dios
en la resurrección. "
(Isa. 65:17ff; Sal. 90:4; 2 Pedro. 3:8; Apo.
20:4-5; Lucas. 20:35f).
Nota: Es con este capítulo que se hace la
alusión a los "días de vida del árbol" y la
doctrina que comenzó a surgir es que la vida
en el Milenio sería de mil años. Parece
descansar en esta afirmación de Roma
explicando un texto, completándolo, y en
ninguna otra base. Examinaremos este
aspecto más adelante.
La Resurrección de los Muertos era la
creencia unánime de las iglesias de la
Reforma, como es mostrado por sus
confesiones (Vea el papel La Relación entre
la Salvación por Gracia y La Ley (No. 82)).
La Secuencia de los Últimos Días y
la Primera Resurrección
Del papel La Resurrección de los Muertos
(No. 143) discutimos el hecho de que no
todos serán resucitados como el Refaim. Fue
señalado sin embargo, que todos los hombres
mueren una vez y que todos los hijos de
Adán serían resucitados para juicio. Así
también se señalo que todos los hijos de
Dios incluyendo el ejército angelical,
alcanzaran la salvación y por lo tanto el plan
de Dios fue completo y perfectamente justo.
Las doctrinas desarrolladas de las iglesias de
Dios en el siglo XX en EE.UU. no son
correctas y la corrupción de la Biblia y las
acusaciones en contra de la justicia y la
bondad de Dios y su omnisciencia y su
omnipotencia. Una de estas falsas doctrinas
era la doctrina de la Tercera Resurrección
que ha sido examinada en el papel La
Falacia de la Tercera Resurrección (No.
166).
De La Resurrección de los Muertos (No.
143) vemos lo siguiente:
La Resurrección
“Dios hará maravillas para los muertos y los
muertos se levantaran para alabarlo (Sal.
88:10a), pero el Refaim no se levanta. Su
misericordia será contada en el sepulcro (Sal.
88:11) cuando los muertos sean resucitados.
Job sabía que su redentor estaba vivo (Job
19:25) y al final se levantara sobre la tierra.
Después que la piel de Job este deshecha, el
sabia que en su carne vería a Dios, quien
estaría a su lado, y sus ojos lo verían y no los
[ojos de] otros (Job 19:25-27).
Cristo se levanto de los muertos para que
púdieramos saber que él es el Mesías (Mat.
11:4-5). Lázaro fue un ejemplo de este poder
(Jn. 11:11). El otro comentario es que
cuando fue crucificado hubo otros que se
levantaron de la muerte en su muerte. Las
tradiciones de Israel en ese tiempo era que
estos resucitados fueron subsecuentemente
asesinados. El concepto de la resurrección
como atribuido al Mesías era bien conocido
y esperado (Mat. 14:2).
Era entendido que no todos íbamos a dormir,
pero que todos seremos transformados en la
última trompeta (1Cor. 15:51). Así, los
hermanos dormirán y pasaran sobre las
generaciones, pero en los Últimos Días el
Mesías vendrá mientras otros de los santos
aun sigan vivos. Por lo tanto, todos seremos
transformados en cuerpos espirituales
inmortales (1Cor. 15:44ff.). Aquellos que
han dormido serán levantados. Aquellos que
estén vivos, que son dejados hasta la venida
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
del Señor, no precederán a los que han
dormido (1Tes. 4:13-15). El Señor
descenderá del Cielo con la voz del Arcángel
y el sonido de la trompeta de Dios, y los
muertos serán levantados primero y nosotros
quienes estemos vivos seremos llevados
juntos y así estaremos siempre con el Señor
(1Tes. 4:16-17).
De la resurrección empezara el reino
milenial de los santos. Los santos gobernaran
las naciones con vara de hierro (Apo. 2:2627). Hay una serie de símbolos en la vara. La
vara tiene poder para aplastar a las naciones
como vasijas de barro y también no se dobla
ni se rompe como los juncos. Egipto era
semejante a una caña, que se rompió e hirió
la mano de Israel cuando Israel se inclino
ante él. Cuando se inclinen ante nosotros
nuestra vara no se romperá.
En la resurrección no habrá matrimonio
(Mat. 22:30). Los santos son levantados
como entidades espirituales. Ese es el día en
el que todos nos divorciaremos. Todos los
que estén casados simplemente se
divorciaran. Ese es el único divorcio
necesario. Todos nos divorciaremos y nos
casaremos con Cristo, cada uno de nosotros.
No hay sexo, ni masculino ni femenino, solo
cuerpos espirituales quienes se convertirán
en hijos espirituales engendrados por Dios,
todos trabajando con Cristo con poder.
Cristo murió por nosotros para que así
cuando despertemos de nuestro sueño
podamos vivir con él (1Tes. 5:10).
Es importante que entendamos que solo los
justos alcanzaran la Primera Resurrección.
Rectitud y justicia en hebreo son la misma
palabra (tsedek) – Son entendidas como la
misma cosa. Así la perversión impenitente
de la justicia excluye a los elegidos de la
Primera Resurrección.”
La Secuencia
Hay un número de cosas que deben ocurrir
antes de la venida del Mesías. Todas esas
cosas deben estar dentro del marco de
tiempo de la edad de la creación. La Iglesia
siempre ha entendido que la edad era seis mil
Pagina 5
años que eran representados por los seis días
de trabajo de la semana de la creación. Este
periodo fue luego los primeros seis días de la
semana y el sábado (Sabbath) representa el
sábado de descanso de Cristo que deben ser
los mil años del milenio bajo Cristo. Así,
Cristo debe regresar para el establecimiento
del milenio. El establecerá su trono de
Jerusalén.
En esta secuencia final veremos al mundo
siendo advertido ya que Dios no hace nada
excepto advertirle a su pueblo primero a
través de los profetas.
Al final de la era vemos el final del tiempo
de los gentiles que ha sido explicado en los
papeles La Caída de Egipto (No. 36) y La
Caída de Egipto Parte II: Las Guerras del
Fin (No. 36_2).
De acuerdo al Calendario de Dios (No. 156),
la secuencia de las profecías es completada
de acuerdo con el calendario establecido en
el sistema del jubileo. Este sistema era desde
el cierre del Edén hasta el jubileo 120 que
termina con el año del jubileo en 2027, 6000
años después que la tierra fue maldecida.
La ultima generación de los 40 años
comenzó con la Medición del Templo, que
comenzó en 1987 según Apocalipsis 11:1.
La última fase antes del Mesías es la
advertencia a las naciones por los dos
testigos de Apocalipsis 11:2ff como ha sido
explicado en el papel Los Testigos,
incluyendo a los Dos Testigos (No. 135).
Para alcanzar el estándar por el cual el
ejército caído será juzgado, Satanás debe ser
atado en el abismo en el milenio. Para
obtener una comparación justa debemos
poner a Satanás y los demonios al mismo
final con el regreso del Mesías. Así, el
tiempo de Satanás es acortado con la venida
de los testigos y el regreso del Mesías. Este
acto inicia el reino milenial de Cristo.
Apocalipsis 20:1-4 Vi a un ángel que descendía
del cielo, con la llave del abismo, y una gran
cadena en la mano. Y prendió al dragón, la
serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo
Pagina 6
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo
encerró, y puso su sello sobre él, para que no
engañase más a las naciones, hasta que fuesen
cumplidos mil años; y después de esto debe ser
desatado por un poco de tiempo. Y vi tronos, y se
sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de
juzgar; y vi las almas de los decapitados por
causa del testimonio de Jesús y por la palabra de
Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su
imagen, y que no recibieron la marca en sus
frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con
Cristo mil años. (RSV)
Todas estas personas serán asesinadas o
perseguidas y colocadas bajo un sistema que
les obligue a resistirse. No hay ausencia de
persecución. Si estamos en la Primera
Resurrección, tenemos el juicio. Hemos sido
perseguidos.
Apocalipsis 20:5-10 Pero los otros muertos no
volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil
años. Esta es la primera resurrección.
Bienaventurado y santo el que tiene parte en la
primera resurrección; la segunda muerte no tiene
potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de
Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.
Cuando los mil años se cumplan, Satanás será
suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las
naciones que están en los cuatro ángulos de la
tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la
batalla; el número de los cuales es como la arena
del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra,
y rodearon el campamento de los santos y la
ciudad amada; y de Dios descendió fuego del
cielo, y los consumió. Y el diablo que los
engañaba fue lanzado en el lago de fuego y
azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta;
y serán atormentados día y noche por los siglos
de los siglos. (RSV)
Estos no morirán en el sentido que son
juzgados ahora. El resto del mundo no es
juzgado ahora. Así, lo que serán levantados
en la Primera Resurrección son juzgados
ahora. Vamos a través de ese mismo proceso
de medida y corrección. Luego, vamos a
través de la secuencia del Templo, el sistema
de jubileo de cada siete años, y a través del
mismo ciclo hasta que seamos traídos a una
posición donde Dios pueda ponernos en la
Primera Resurrección. El resto del mundo
será levantado y corregido bajo supervisión
en la Segunda Resurrección (Apo. 20:11-13).
La Segunda Resurrección mencionada aquí
es examinada en el papel La Segunda
Resurrección y El Juicio del Gran Trono
Blanco (No. 143B).
La Resurrección Real
En la Resurrección de los dos testigos vemos
que son tomados con el grito del arcángel
para recibir al Señor. Es en este momento
que el Mesías viene al Monte de los Olivos;
y es partido en dos.
El Monte de los Olivos es dividido y las dos
mitades movidas al norte y al sur creando un
gran valle alrededor de Jerusalén cerca de 66
kilómetros de largo. Jerusalén permanece en
alto y el terremoto devasta la ciudad. El valle
creado forma el núcleo de las nuevas tierras
de las tribus y la península del Sinaí es
movida al sur para terminar con la lengua del
Mar Rojo (Zac. 10:11; 14:4).
Una vez que los cambios físicos son
efectuados en los elegidos fieles, los
patriarcas y los profetas y los de la iglesia
que han sido bautizados como adultos y
recibieron el Espíritu Santo y juzgados
dignamente serán resucitados de la muerte en
las áreas en que estaban y aquellos que
permanecen vivos esperaran por ellos (1Tes.
4:15). Una vez que todos son resucitados,
todo el cuerpo de los elegidos que son las
Iglesias de Dios a través de los milenios,
serán trasladados, tomados en el aire y
llevados a Jerusalén para estar con el Mesías.
De ahí, la Cena de la Boda del Cordero se
llevara a cabo (vea el papel Trompetas (No.
136)).
No es suficiente llamar a Cristo y llamarlo
Señor.
Para tomar parte en la cena de boda, el
individuo debe haber calificado con las
siguientes cosas. Deben ser:
1. Bautizados
como
adultos
arrepentidos por un oficial aceptado
de la Iglesia de Dios (Hechos 3:19).
2. Que se le impongan las manos para
que reciban el Espíritu Santo después
del bautismo (Hechos 8:17).
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
3. Ser un miembro efectivo de una de
las Iglesias de Dios a lo largo de los
milenios y ser probado en la fe.
4. Haber mantenido sus vestiduras
impecables.
5. Haber guardado fielmente los
mandamientos de Dios y el
testimonio o fe de Jesucristo (Apo.
12:17; 14:12).
El propósito de la Cena del Señor es para
volver a limpiar al individuo anualmente y
mantenerlo preparado para la Primera
Resurrección.
Si estos elementos no han sido cumplidos
fielmente y una persona no ha obtenido sus
vestiduras de boda y no ha obedecido los
mandamientos de Dios y las direcciones de
Cristo entonces son removidos del la cena de
boda por una de los siguientes maneras. Si
no están en Jerusalén, ellos simplemente
serán:
1. Son dejados mientras el resto son
trasladados y llevados a Jerusalén
para estar siempre con el Mesías.
2. Si en Jerusalén siguen siendo
humanos físicos y se les niega el
acceso a los elegidos y son
removidos.
En cualquier caso, habrá un gran llanto y
crujir de dientes por los que son rechazados
de la Primera Resurrección, porque no hay
negociación. No es un asunto de haber
llamado a Cristo Señor y guardar el sistema
de adoración al sol en lugar de obedecer las
leyes de Dios. Aquellos que llaman a Cristo
Señor y no hacen nada de lo que él dice
serán las grandes bajas y no hay negociación.
La eliminación será extendida a las Iglesias
de Dios también como los sistemas de Sardis
y Laodicea serán eliminados y no se les
permite entrar al sistema milenial como seres
humanos porque estaban muertos o tibios
(vea Apocalipsis capitulo 3).
Estos
de
los
gnósticos
trinitarios
antinomianistas
serán
removidos
de
Jerusalén y serán enviados a sus áreas
tribales. Cada trinitario antinomianista y sus
Pagina 7
sacerdotes apostatas sacados de Jerusalén y
enviado a sus áreas tribales y traídos bajo las
leyes de Dios y de acuerdo con su calendario
en total como seres humanos físicos (Isa.
66:23; Zac. 14:16-19).
Aquellos que tomen la marca de la bestia
serán destruidos en las copas de la ira de
Dios. Esta es la gran prueba que viene sobre
el mundo entero y de la cual los elegidos son
guardados o reservados ya que serán
resucitados y su descendencia puede ser
protegida por ellos como el ejército leal que
gobierna la tierra bajo el Mesías como el
sacerdocio de Melquisedec (vea el papel
Melquisedec (No. 128)).
El nexo de la ley habrá sido restaurado de los
testigos por medio de Elías y ya no lloverá
sobre justos e injustos sino sobre las
naciones que guardan los sábados, la lunas
nuevas y las fiestas y los días santos de Dios.
Las naciones que no guarden el calendario de
Dios y sus leyes no recibirán lluvia en su
tiempo y sufrirán las plagas de Egipto.
El Sistema Milenial
La siguiente fase será en establecimiento del
sistema con el Mesías en Jerusalén
Los 144,000 formaran el núcleo del
sacerdocio y la administración de Jerusalén.
La gran multitud será dividida de acuerdo a
las tribus y las naciones y convertirán sus
guías espirituales en lugar de los demonios
que serán removidos al abismo por los mil
años del milenio (ref. Apocalipsis capitulo 7
y derivado de Zacarías)
Aquellos que no tomen la marca de la bestia
pero no guarden adecuadamente los
mandamientos de Dios y el testimonio o la fe
de Cristo y que no califiquen para la Primera
Resurrección entraran al milenio como seres
humanos físicos. Estas personas caerán en un
número de categorías.
La primera categoría es la de los hijos de los
elegidos que eran demasiado jóvenes para
ser bautizados y no estuvieron en la Primera
Resurrección.
Serán
tomados
para
Pagina 8
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos
convertirse en reyes físicos y sacerdotes
gobernando desde Jerusalén.
Estos serán los últimos doce años del jubileo
140 del sistema de la tierra.
La siguiente serán los elegidos del Israel
físico que serán parte del gran éxodo descrito
en Isaías 66: 18-24.
La restauración de Jerusalén se llevara a
cabo del inicio del milenio hasta el final del
Juicio del Gran Trono Blanco como vemos
de Isaías 65:17-25. De ese texto deducimos
que el juicio tiene cien años de duración; por
lo tanto es del 3027 al 3127 en el jubileo. En
ese momento veremos la venida de la Ciudad
de Dios a la tierra (vea el papel La Ciudad de
Dios (No. 180)).
El resto será todo el pueblo de las naciones
que no fueron parte del sistema de la bestia y
quienes fueron reservados como seres
humanos físicos quienes irán como parte de
las naciones para ser preparados en la
palabra de Dios y su ley de orden.
Una de las suposiciones infundadas de
algunas de las Iglesias de Dios ha sido
asumir que los elegidos vivirán durante los
mil años del milenio y no morirán. No hay
base en la suposiciones relacionadas al
sistema milenial y van contra los textos que
muestran que la tierra es dañada y los arboles
son colocados en los bancos del rio de
Jerusalén para el saneamiento de las
naciones como vemos en Zacarías 14:8 etc.
El mundo entero tiene que ser reeducado en
términos de vida y alimentación y la
estructura de las leyes de Dios. Esto no
sucederá inmediatamente y el modelo de
vida del hombre no será restaurado
inmediatamente a un escenario de Edén.
Habrá simplemente demasiado daño hecho a
la tierra. Eso no significa que la vida no será
prolongada pero es una falsa suposición
asumir mil años de modelo de vida
inmediatamente.
Las Guerra de las copas de la ira de Dios
serán tratadas en el papel El Advenimiento
del Mesías Parte II: Las Copas de la Ira de
Dios (No. 210B).
Jerusalén será entonces reconstruida con el
templo restaurado y el sistema reinara desde
ahí por mil años hasta el periodo del cual es
conocido ahora como el año 3015-3027
cuando los demonios serán liberados de
abismo nuevamente y bajo Satanás saldrán
otra vez a engañar a las naciones y marchar
contra el campo de los santos en Jerusalén
para destruir el gobierno de Dios en la tierra.
Si los cien años de Isaías 65 son mileniales y
continúan hasta el Juicio del Gran Trono
Blanco entonces un pecador morirá a los
cien años en una base continua durante los
1100 años para que así el juicio terminara en
100 años y los pecadores morirán y sus
cuerpos serán quemados. La extensión de la
vida en el milenio para los justos se
extenderá a medida que avanza el milenio.
Las acciones de los elegidos será el juicio de
los demonios sobre el sistema milenial.
Después que esa rebelión sea derrotada, los
demonios son asesinados y luego todos los
seres que alguna vez vivieron serán
resucitados en lo que es el Juicio del Gran
Trono Blanco o la Resurrección de Krisis; la
Segunda Resurrección de los Muertos en la
que todos los seres, ya sean hijos humanos
de Adán o del Ejercito Caído bajo Satanás
serán resucitados y recibirán la oportunidad
de salvación que provee Cristo y su liderazgo
y sacrificio.
La falsa doctrina de la Tercera Resurrección
de los seguidores de Herbert Armstrong no
tiene precedente o lugar en las Iglesias de
Dios. Ha sido examinada en el papel La
Falacia de la Tercera Resurrección (No.
166).
La secuencia del Juicio del Gran Trono
Blanco será explicada en el papel La
Segunda Resurrección y el Juicio del Gran
Trono Blanco (No. 143B).
Cielo, Infierno o la Primera Resurrección de los Muertos

Pagina 9
Descargar

Cielo, Infierno o la Primera Resurreccion de los Muertos [143A]