PROYECTO DE DECLARACIÓN
AUTOR: Senadora María Inés Fagetti (P.J.- Frente para la Victoria)
TEMA:
Su beneplácito por la fabricación del ARSAT 1, el primero de los
satélites
del
Sistema
Satelital
Geoestacionario
Argentino
de
Telecomunicaciones, destacando la participación del Ingeniero correntino
Hernán Valenzuela en el equipo de científicos argentinos que desarrolló el
proyecto.
FUNDAMENTOS:
El ARSAT 1 es el primero de los satélites del Sistema Satelital
Geoestacionario Argentino de Telecomunicaciones, un plan que implica el
diseño y fabricación de tres satélites propios, su puesta en órbita y
operación por la Argentina;
brindará servicios de televisión, acceso a
internet y servicios de datos y de telefonía sobre IP a todo el territorio
nacional.
El 30 de Agosto de 2014 el ARSAT 1 fue embarcado en el Avión de Carga
ANTONOV AN 124, y emprendió vuelo hacia Guayana Francesa donde a
mediados de octubre entrará en órbita.
La voluntad política y decisión de gobierno tomada en 2004 por el
Presidente Néstor Kirchner, definiendo como
política de Estado la
Soberanía Satelital, significó inversiones públicas muy importantes para la
construcción
de
estos
satélites
argentinos;
y
permitió
además
la
protección de las dos órbitas geoestacionarias asignadas a la Argentina por
la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)
Durante la etapa de privatizaciones de los activos del Estado Argentino,
se otorgó la concesión de la administración de las órbitas nacionales a la
empresa alemana Nahuelsat, que presentó problemas de sustentabilidad, y
puso en riesgo de perderse las posiciones orbitales asignadas a la
Argentina.
El Presidente Kirchner tomó la decisión estratégica de recuperar la
gestión del espacio radioeléctrico y anuló la concesión de la posición
orbital 81 a la empresa Nahuelsat, frente al riesgo de perderla por falta de
uso, posición que era pretendida por Gran Bretaña.
Luego, el Estado decidió tomar esos activos y así se creó la Empresa
Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT).
Esta decisión política, que puede considerarse histórica y que significa
un hito para el país, marca una posición de calidad y competitividad
dentro del plano tecnológico. El Estado nacional tomó la decisión de
producir nuestros propios satélites de comunicaciones mediante la
creación de la empresa ArSat, ganando un favorable prestigio en Soberanía
Satelital.
ARSAT como INVAP son dos sociedades del Estado, y es bueno resaltar
esto, porque el Estado siempre es denostado por su intervención en la
actividad económica y de la misma manera las empresas del Estado no son
consideradas para hacer esta tarea. El proyecto ARSAT demuestra la
capacidad de generar tecnología por la inversión del Estado y por los
recursos humanos altamente calificados, merced a las políticas de Estado
que comenzaron en 2003, por las que Argentina da un salto cualitativo en
tecnología de las comunicaciones y la sustitución de tecnología extranjera,
ahorro de divisas e ingreso de divisas, y un aporte cada vez mayor al
desarrollo del país.
El satélite concentrará su potencia máxima sobre el territorio nacional,
incluyendo las bases antárticas e Islas Malvinas, lo que permitirá brindar
conectividad de igual calidad a todas las regiones del país, enmarcándose
así en las políticas públicas del Estado nacional para reducir la brecha
digital. Con este satélite geoestacionario, el país se suma a Estados
Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, India y la Eurozona, los únicos en
producir este tipo de satélites en el mundo.
En el armado del satélite, es merecedor destacar el prestigioso servicio
profesional brindado por el Ingeniero correntino Hernán Valenzuela, que
inició sus estudios de Ingeniería Electrónica en la Facultad de Ciencias
Exactas y Naturales de la Universidad Nacional del Nordeste y los culminó
en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Córdoba en el 2000.
Desde el 2001 trabaja para la sede de Investigaciones Aplicadas (Invap) en
Bariloche.
En palabras textuales, el profesional correntino señala: "Fueron muchos
años de trabajo, fue un momento muy emocionante".
"Participé en el
armado de la computadora que funciona como el piloto automático del
satélite y tiene varios sensores que son los sentidos del artefacto", detalló
Valenzuela, y agregó que el Arsat "estará todo el tiempo mirando hacia la
tierra" y brindará servicios de televisión, acceso a Internet y servicios de
datos y de telefonía sobre IP a todo el territorio nacional.
El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino
Barañao, definió como "un orgullo" poder tener "una empresa que se
construye sobre un recurso poco frecuente que son los ingenieros, los
físicos, los matemáticos que se gradúan en el país en universidades
públicas”.
El ARSAT 1 es un orgullo nacional y un hito para la Argentina, ya que
nos pone en un selecto grupo de países que tienen una tecnología
avanzada que les permite poner satélites en órbita y nos permite ejercer
soberanía sobre nuestro espacio.
POR LO EXPUESTO:
LA HONORABLE CÁMARA DE SENADORES
DE LA PROVINCIA DE CORRIENTES
DECLARA
Su beneplácito por la fabricación del ARSAT 1,
satélites
del
Sistema
Satelital
Geoestacionario
el primero de los
Argentino
de
Telecomunicaciones íntegramente diseñado, construido y testeado en el
país,
destacando la participación del Ingeniero correntino Hernán
Valenzuela en el equipo de científicos argentinos que desarrolló el
proyecto. Asimismo, destacar que con la fabricación de estos satélites
construidos por las empresas estatales Ar Sat e INVAP, Argentina pasa a
ser uno de los ocho países en el mundo que desarrollan esta tecnología de
avanzada, lo que implica recuperación de la soberanía en materia satelital
y de comunicaciones.
Descargar

PROYECTO DE DECLARACIÓN AUTOR TEMA: