EL COYOTE QUEMADO
Un purépecha pues
Una oscura noche en que los coyotes aullaban y aullaban, aullaban tanto que no dejaban
dormir y que la noche era oscura como pocas, tan oscura que no alcanzabas a ver tu mano
con el brazo extendido, el temor era tanto y como era una noche del mes de julio cuando en
la sierra caen unas tormentas interminables de toda la noche, entre truenos rayos y centellas
y los aullidos de los coyotes, difícilmente podíamos agarrar sueño y nos persignábamos y
rezábamos, pues era lo que nos enseñaban nuestros abuelos, pues a ellos les habían
enseñado lo mismo, así pasaron las horas de la noche y la madrugada, el perro de la casa
tímidamente les respondía el aullido a los coyotes, finalmente pudimos dormirnos con el
sonido rítmico de la lluvia sobre nuestros techos de tejamanil.
Cuando al otro día después de desayunar, al alimentar a las gallinas con un poco de
maíz y de tortilla picada, nos dimos cuenta que faltaba una, la prieta, la chambona, la mas
gorda de todas, mi mamá y mi papá conjeturaron que como había sido noche de tormenta y
además el día anterior, tardo mucho en cocerse el nixtamal y por eso nos acostamos mas
tarde, pues el maldito nixtamal no quería cocerse, le tuvieron que echar unos leños de puro
encino para que subiera la temperatura de la lumbre y así salvar al nixtamal de que se lo
llevara el coyote, y yo pregunté, ¿Cómo que se lo lleva el coyote? ¿Qué quieren decir con
eso? ¿Cómo va a venir un coyote a llevarse el nixtamal? De la mera lumbre y con todos
nosotros aquí y además el perro de nosotros y los perros de los vecinos.
-Oh pues así dicen los viejos, siempre que algo que se esté cocinando y si tarda mucho en
quedar listo, dicen que se lo lleva el coyote, por lo mismo cuando algún fruto de la huerta o
de la milpa se seca antes de madurar, también decían que se lo llevó el coyote me
contestaron.
-¿Si, pero por que? les dije yo.
-Pues no sabemos pero así dicen y decían los viejos de antes y seguirán diciendo, me dijo
mi papá.
Bueno como faltaba una gallina le fui a decir a mi mama que faltaba la prieta y ella me
dijo -¿ya buscaste bien?, para qué buscar mama si la prieta era la mas tragona, por ende la
mas gorda y era la primera que exigía su ración diaria, después que nosotros
desayunábamos.
-Tienes razón dijo mi mamá, pero de todos modos busquen bien a la mejor ya esta
echada y por eso no salió a cacaraquear, nos dijo a mi y a mi hermano que como lapa
siempre andaba tras de mi. Pero no, la gallina no estaba por ningún lado, cuando le
informamos esto a mi mamá ya estaba con ella una comadre mas viejita y cuando supo lo
que pasaba, se persigno y dijo Jesús bendito, Jesús mil veces, persígnate Flor y persigna a
los niños, pues los visitó el coyote maldito; -Boytelas otra vez el coyote ¿Qué pasa con los
coyotes? Desde ayer se traen en salsa a los coyotes, ya que tanto lo mencionan, seguro se
la llevó un coyote, pues por allá en la esquina de la cerca están unas plumas negras, yo creo
que de las alas de la prieta y es por eso que no aparece por ningún lado, -ave María
purísima dijo la comadre, ahora busquen la piedrita del coyote. ¿Otra vez el coyote? Con
tantos coyotes a cada rato y por todos lados ya hasta me dan escalofríos y estoy a punto de
también yo persignarme, pues a puros coyotazos hemos estado desde ayer, por más
preguntas que le hice a la comadre, nunca supo decirme nada acerca del temor infundado o
fundado en los coyotes, no me quedo otra alternativa que ir con don Sebas ya que el sí
trataba de explicarme las cosas, sabía muchas y yo no le incomodaba con mis preguntas
como a otras personas.
-Dijo- que me contaría una leyenda viejísima que era tolteca, la leyenda dice así:
En tiempos en que el hombre no ponía todavía su pie sobre la tierra, cuando todo era un
paraíso en donde los animales y plantas vivían felices en las tierras de las orillas de la
meseta, había en el cerro de guizachtlan (guizachera) un hermoso coyote con su familia
en ese entonces el coyote no tenia la piel con manchas como ahora ni estaban tan flacos y
escuálidos, ellos tenían la piel color de oro, color del sol amarillo dorado, su piel era suave
y fina como pluma de pollito, además coyote no era feroz, su mirada era apacible. En
verdad era hermoso ese animal con los ojos relucientes como perlas paseando su majestad
por entre las peñas y los güizaches del cerro, así como en los arroyos del lugar
constituyéndose como el príncipe y señor de los animales.
Por las noches después de mirarse reflejado en el hermoso lago de Camecuaro limpio y
reluciente , lleno de vida que parecía un regalo de los dioses, el coyote estaba a gusto con
su grandeza y su aspecto, subía despacio a lo alto del cerro grande regodeándose de tanta
vida y tanta belleza, con que los dioses habían socorrido aquel lugar y todo por que aquel
coyote era un soñador que no solo admiraba el encanto de la naturaleza prodiga y virgen
sino que también disfrutaba por las noches el gran placer de sentarse sobre sus patas
traseras pasándose horas y horas viendo a sus cabrillas y a su admirada luna (nana-cutzi) y
a todas las estrellas que había en el firmamento azul e infinito.
Pero una noche el coyote observo atónito un puntito en el cielo nocturno, un puntito que
noche a noche crecía y conforme crecía tomaba la forma de una serpiente de fuego que a
veces tomaba forma de mujer con una cabellera larga y encendida parecía que le gustaba
que la miraran, pues era hermosa como ninguna otra estrella lo había sido hasta entonces,
era tan bella que opacaba la belleza y el fulgor de nuestra amada nana-cutzi la luna, a las
cabrillas hermosas y cintillantes, (las Pléyades) coquetas como siempre, se sintieron
ofendidas y opacadas así como también el cazador del cielo que las perseguía eternamente
y que ahora llamamos, el arado (Orión) todas las estrellas del firmamento se sintieron
ofendidas y opacadas por la belleza de la recién llegada, la luna comenzó a palidecer y a
reflejar unas manchas oscuras en su antes limpia y bella cara, todos los astros nocturnos
manifestaron su molestia y sus celos por la nueva intrusa, pues acaparaba las miradas de
todos los habitantes de la tierra y del cielo.
El gran cazador del cielo (Orión) le dijo al coyote, -Hermano tu que entiendes nuestro
lenguaje quiero decirte que no te preocupes, ni te asombres por la intrusa que apareció en el
cielo, así como la ves de hermosa y ostentosa, además de vanidosa, su gloria será pasajera,
pronto desaparecerá de los cielos, así como tantos otros cometas que aparecen y
desaparecen y traen calamidades, esta otra no tardara en irse por el otro lado de donde vino
y la paz de los cielos volverá a ser nuevamente nuestra costumbre de todas las noches.
No obstante de las explicaciones del gran cazador del cielo nocturno coyote no quedó
conforme, pues ya la tierra comenzaba también a dar señales de molestia por la nueva
intrusa de los cielos nocturnos, las barrancas se hacían mas grandes y profundas , otras
desaparecían de la noche a la mañana, los cerros crujían y las aguas se evaporaban de las
lagunas y otras se retiraban de las playas, nacían nuevos volcanes y los que estaban
dormidos despertaban y lanzaban fumarolas de humo, de azufre y de lava hirviente, los
animales tenían extraños comportamientos, andaban como espantados como perdidos, muy
lejos de sus entornos naturales, llegaban extraños animales de otras tierras y los de acá de la
sierra estaban desapareciendo, pues subían a los cerros más altos dejando a su prole en el
abandono.
Entonces coyote subió al Tancítaro que es la cumbre mas alta de Michoacán y reto a la
nueva estrella diciéndole -¿Quién eres tu extraña que perturbas la paz y la armonía de estos
nuestros cielos y también nuestros suelos, debes saber que has alterado la paz y el orden de
los cielos y de la tierra y que cuentas con el desprecio de todos los cielos y sus habitantes y
que has ofendido a nuestra madre nocturna, que es la luna y que era tan bella y ahora por tu
culpa ella tiene unas manchas oscuras en su rostro, nosotros los animales no permitiremos
que ofendas a nuestra madre y quiero que sepas que nunca te adoraremos como a ella
nuestra querida y admirada nana-cutzi, así que acelera tu camino por estos nuestros cielos y
desaparece ya de una ves por todas.
La bella estrella detuvo su marcha para mirar a quien le insultaba su belleza y osaba
insultarla diciéndole así, -¿Quién eres tu insignificante cuadrúpedo morador de los valles
cuevas y barrancas para hablarme así, escúchame bien testarudo y tarugo, cuadrúpedo, ni a
los dioses del cielo les permito que me insulten como tú lo acabas de hacer, solo por eso
nunca más volverás a hablar, de hoy en adelante sólo podrás aullar para pedir y buscar tu
alimento.
Con lo último que le quedaba de voz al coyote le dijo a la estrella, que la señora luna y
las otras estrellas eran sus amigas y que todas las noches conversaban y la única reina del
cielo nocturno era y seguirá siendo la señora luna, nana-cutzi.
-Pues debes saber miserable coyote que así como me ves de bonita también sé, ser cruel y
muy cruel con los que me insultan, mi aparición en el cielo pronostica un sinnúmero de
calamidades y sufrimientos, a partir de mi, la vida en la tierra y en el cielo ya no será igual
todo va a cambiar, para unas criaturas será su maldición, para otras será una bendición por
que mi belleza no pasará desapercibida de ninguna manera, yo soy citlalmina (estrella con
flechas) y dicho esto tiró sus flechas de fuego al coyote que las esquivaba, caminó ya hacia
una cueva para protegerse de las flechas encendidas que le llovían por todos lados, por eso
los coyotes tienen los pelos como quemados en algunas partes de su cuerpo principalmente
en la cola se ven los pelos quemados.
-Ahora entiendo menos don Sebas ¿el coyote es bueno o es malo?
-Pues es bueno por que representa un eslabón de la cadena alimenticia muy importante, sin
el coyote estaríamos llenos de ratas, tusas, tejones, ardillas y roedores que dañan nuestras
milpas.
-Y que tiene que ver el coyote con el nixtamal, con la luna, las estrellas y los cometas?
-Pues mucho, los antiguos toltecas lo admiraban lo deificaron, lo elevaron a categoría de
héroe, de dios y de defensor de la tierra y de la luna pues cuando apareció el planeta Venus
en el cielo, apareció como cometa, como un puntito lejano que cada ves se acercaba mas y
mas a la tierra, su camino era incierto, no caminaba derecho, hacia zig-zag como las
serpientes, (de este hecho viene el miedo y odio patológico que la humanidad tiene hacia
las serpientes), pero también el respeto y adoración que le tenían algunas culturas y pueblos
como los toltecas que lo llamaron ketzal-coatl, los mayas kukul-kan, cada noche se
acercaba más y más, la gente ya existía, de esto que te platico hace apenas poco tiempo
sideralmente hablando, el planeta Venus es el último que se integró al sistema solar, por eso
tenemos memoria de ello, nosotros los humanos, en todas las mitologías del planeta, existe
el recuerdo de estos hechos que se dieron en el cielo, los pueblos del planeta entero le
vieron primero la forma de una serpiente y era un cometa inmenso que venia del inmenso
vació, que es el cosmos, aunque la mitología Griega dice que nació de un dolor de cabeza
que tenia Zeus (Júpiter) y le pidió a Efestus (Vulcano) que le abriese la cabeza de un
hachazo para remediarle tan tremendo dolor y de ese golpe nació Palas Atenea (Venus)
armada con su escudo, sus flechas, su lanza y su casco. Los romanos la llamaron Minerva.
(Esto indica que Venus nació de Júpiter (Zeus) o bien de la faja de asteroides que están
orbitando entre Marte y Júpiter).
-Cada vez entiendo menos don Sebas, ya me está usted enredando.
-Espérate Zenaido te estoy haciendo un comparativo con la mitología griega para que tú,
después compares y entiendas lo que trato de explicarte, sólo mantente con la mente abierta
sin cegarte.
Todos los pueblos se alimentan de lo que tienen a la mano, de lo que ven en su entorno,
tanto fisiológicamente como intelectualmente, así como los toltecas veneraban al coyote,
así los griegos y romanos veneraron al lobo, pues allá no hay coyotes, acuérdate que quien
amamantó a los gemelos fundadores de roma, Rómulo y Roma, fue una loba, si, si Rómulo
y Roma, así como lo oyes aunque en la escuela y los libros de historia convencional te
hayan dicho que eran Rómulo y Remo .
Rómulo y Roma era para los etruscos el principio dual creador masculino y femenino de
todas las cosas así como para nosotros los purépechas era Tata-cuate y Nana-cuate y para
los toltecas era Ome-teotl y Ome-cihuatl, y para los tibetanos era y es el mantra máximo el
OM creador (OM es lo mismo que el big-bang o sea la gran explosión). Lupus Martius era
el nombre que los etruscos daban a Marte antes de convertirse en romanos y por lo tanto el
lobo era el símbolo animal de Marte, y en la mitología escandinava la batalla de Marte y
Venus se presenta en las epopeyas como una batalla entre el lobo Fenris y la serpiente
Midgard.
En un texto medieval europeo usado para la educación de reyes y nobles conocido como la
carta astronómica de Suchow se afirma que con fundamento en la autoridad de los antiguos
sabios estos afirmaban que en una ocasión Venus huyó lejos del zodiaco y atacó a la
estrella lobo (Marte) esto provoco un cambio en el curso de los planetas.
En primera instancia acá en America al cometa se le llamo citlali-mina (estrella que tira
flechas) desde meso-america hasta sur-america pues los Mapuches habitantes
precolombinos de Chile y la Patagonia conservaron esta leyenda.
La serpiente que venía del cielo se llamaba kai-kai (citlalmina)venía arrojando flechas de
fuego y comenzó por alborotar las olas del mar y amenazaba con tragarse a las gentes,
pero entonces la culebra treng-treng los salvó llevando a las gentes a los cerros más altos
y haciendo crecer (a los cerros) a los que no estaban tan altos, por que la lluvia caía a
veces con fuego y a veces con granizo y caía tanta, que los que no alcanzaron lo alto de los
cerros se ahogaron y se murieron, luego treng-treng se trenzó en lucha con citlalmina y
allá se quedaron en el cielo.
Bueno pues conforme el cometa crecía y crecía, pues se acercaba cada ves más a la tierra
y causaba desajustes, el planeta Marte que es nuestro vecino más cercano, hacia el exterior
salio al encuentro de la bella intrusa, trenzándose ambos en una batalla cósmica estelar tan
espectacular como nunca antes se había visto nada igual y entonces el choque del cometa
con su cauda de gases y el planeta Marte también con sus gases y explosiones dibujaron en
el cielo nocturno la figura de un coyote o de un lobo o algo parecido a ellos, y conste que
no chocaron de frente, ni pleno, solo sus gases y la cauda del cometa pero aun así el
espectáculo y las consecuencias fueron de una magnitud galáctica, inmensa, como ni
siquiera la podemos imaginar y aunque la batalla fue a 59 millones de km. (distancia de
Marte en su etapa más cercana, a la tierra pues la más lejana es de 102 millones de km.) en
el poema épico de Homero llamado la iliada viene entre líneas la batalla de Venus y Marte.
Palas Atenea peleó en la guerra de Troya de lado de los griegos, y Marte de lado de los
Troyanos. La tierra temblaba, había huracanes como nunca los había habido, terremotos
igual, marejadas con olas de dos mil metros de altura que arrasaron y configuraron
nuevamente los continentes, volcanes por todos lados, los cerros se subían a los otros
cerros, fue una fiesta para recordarla por los siglos de los siglos.
Los toltecas que observaron esto vieron a Marte como el defensor de la tierra y como el
choque dibujo en el cielo nocturno la figura de un coyote, desde entonces el coyote tuvo un
lugar primordial en la cosmología y mitología tolteca de esta Meso-América, y AridoAmérica, pues de Centroamérica hacia abajo del continente no había ni hay coyotes, luego
entonces los mayas y los incas y todos los pueblos que habitan allá, le vieron la forma de un
jaguar y por lo tanto ellos tienen en su mitología y cosmología entronizado al jaguar y al
ocelote así como también a las serpientes, pues después del choque de los planetas, la
serpiente siguió su curso hacia el centro de nuestro sistema solar y/o galaxia, hasta que las
fuerzas gravitacionales y magnéticas del entorno planetario, ubicaron al nuevo planeta o sea
Venus en el lugar que se encuentra ahora y en su camino parecía que serpenteaba y desde
ahí comenzamos a adorar y a temer a la serpiente emplumada o sea ketzal-coatl o kukulkan para los Mayas, luz bella o luzbel para los judíos. Los Griegos dejaron en su mitología
para recordar estos hechos, la batalla entre Ares (Marte) y Palas Atenea. (Venus).
Los Egipcios pusieron la serpiente a los pies de su venerada tierra representada como la
diosa Isis, por que finalmente la serpiente desapareció y la tierra que parecía estar en
peligro cuando ella la serpiente de fuego pasó tan cerca de nuestra orbita causando un
sinnúmero de calamidades y mega catástrofes, pero finalmente quedo dominada y a los pies
de la diosa Isis. Después los curas católicos inventaron su propia virgen y le robaron a los
Egipcios la idea y le pusieron a la virgen María también la serpiente a sus pies pues que
carajos, al que diga algo lo tostamos y ya, para eso inventaron después la inquisición.
En tanto que los pueblos que habitaban Norteamérica en ese entonces también vieron en
los cielos la figura de un lobo pues hasta allá arriba del globo terráqueo ya no hay coyotes,
de igual forma todos los habitantes de Europa, Eurasia, Asia menor y el mediterráneo,
todos ellos vieron la forma de un lobo y por eso lo deificaron y lo hicieron motivo de culto,
mitos y leyendas e infinidad de cuentos y pasajes mitológicos así como también maléficos
naciendo así el mito del hombre lobo, en donde están implicados siempre invariablemente
la luna llena y la transformación del hombre en lobo, o sea Marte convirtiéndose en lobo
para defender a la luna (afrodita), y a Hera la tierra, pues este hecho ocurrió precisamente
en una noche de luna llena y seguramente la luna estaba en la dirección del suceso
interestelar.
Los Chinos vieron en los cielos la figura de un dragón y por eso, ellos lo veneran y en sus
mitos y folclor, cuentos, canciones y leyendas siempre tienen presente la figura del dragón.
Se hizo tan popular el mito del dragón que desde China, es decir de Asia, llego hasta los
Balcanes a Europa en forma de mito y folklore, resultando siglos después la leyenda del
conde drácula en plena Europa oriental, pues Drácula quiere decir eso, dragón.
También en Mesó-América se recuerda este hecho en otras leyendas y mitos como la
desaparición del cuarto sol, pues la vida civilizada que había en ese entonces desapareció
con la subida de las aguas a los continentes, todos los pueblos de las costas y de las
planicies fueron inundados y arrastrados por las aguas marinas, solo sobrevivieron las
gentes ilustradas que sabían lo que iba a pasar (unos cuantos) y se prepararon para ello ya
sea haciendo barcos o arcas inhundibles, o subiendo a los cerros más altos con los pueblos
que vivían allá en lo más alto de los cerros, donde todavía siguen viviendo algunas etnias,
en todas partes del planeta.
En México en nuestras dos sierras tanto la madre occidental, donde vivíamos los
Tajhuaros, los Huicholes también llamados Wirrarikas, los Raramuris, los Otomies, los
Coras, los Trikis los Mixtecos y Zapotecos, como en la oriental donde actualmente viven
los Huastecos, los Pames, los Totonacas, los Tepehuas, los Otomies y los Popolocas.
De las planicies y las costas fueron inundadas ciudades tan importantes como
Teotihuacan y la Venta así como la primer Cholula y algunas otras como Chupicuaro en
Guanajuato, Chalkatzinco en Morelos, Tajin en Veracruz, y otras que se me escapan de la
memoria, en Mesó-América y donde si les llego durísimo fue en toda la península de
Yucatán y en general a toda la cultura Maya pues ahí la inundación fue total ya que la
península carece de cerros y montañas y los habitantes humanos jamás regresaron a poblar
sus ciudades dejándolas abandonadas para siempre, la clase dominante y los sabios de esa
época, algunos sobrevivieron pues sabían lo que iba a pasar antes de que pasara y entonces
algunos construyeron barcos que no se inundaran y otros se fueron a lo más alto de los
cerros al centro del continente de Meso-America para sobrevivir y los sobrevivientes sabios
comenzaron a construir grandes ciudades en lo alto de los cerros, acá en Michoacán
construyeron en Tingambato, en Zitacuaro, en Malinalco y Tzintzuntzan otros pueblos
fundaron Tula o tolan, Monte-Alban, Xochicalco, Teotenango. Cacaxtla y la ciudad de
Cholula que había sido sepultada por las aguas la comenzaron a reconstruir pero apilando
tierra y más tierra sobre las primeras ruinas por eso se llamaba cerro hecho a mano
(tlalchihualtepetl) de igual forma la ciudad de Cacaxtla en Tlascala que fue hecha por
sobrevivientes Toltecas, Mayas y Tlahuicas Mixtecas y Zapotecas, así como Totonacas,
mismo caso se dio en Tenochtitlan donde muchos siglos mas tarde en el año 1324 para ser
exactos, los Mexicas construyeron sobre las ruinas ya existentes en el islote que les
asignaron los Tecpanecas, pues nadie queria vivir ahí, esas ruinas o basamentos de
pirámides era lo que quedaba de la primer tenochtitlan, otro tanto ocurrió con la ciudad
totonaca de el Tajín, después de muchos siglos, milenios quizás, las gentes comienzan a
olvidar lo sucedido y dejan a un lado la memoria genética y colectiva perpetuada de
generación tras generación, y ante la disyuntiva de que el alimento tan necesario,
primordial y básico que brinda la agricultura y que la agricultura, la mejor, siempre está en
los valles y las grandes planicies, pues la desconfianza se vuelve necesidad y confianza y
por eso fueron reconstruidas ciudades que habían sido arrasadas por la gran inundación
como Tenochtitlan, Cholula, Tajín, Texcoco, Atzcapotzalco, Tlaltelolco y algunas otras que
circundaban el antiguo lago de Texcoco.
En la península de Yucatán también fueron reconstruidas varias ciudades apilando más
tierra sobre la construcción original y reordenando y actualizando la geometría de su
arquitectura pues tradicionalmente los templos prehispánicos servían de calendarios para la
clase gobernante y sacerdotal quien se encargaba de ilustrar a la plebe en los días cósmicos
clave cuando había equinoccios y solsticios pues toda la arquitectura prehispánica estaba
íntimamente ligada al cosmos. Así como el calendario cívico religioso de las fiestas y el
agrícola. Quetzal-coatl baja a la tierra en la pirámide de Chichen-Itza el equinoccio de
primavera, y en Xochicalco el sol inunda de luz la cueva que representa a la madre tierra el
solsticio de verano en la hora del cenit, anunciando que nuestra madre tierra queda preñada
con el rayo fecundador de nuestro padre el sol el día del solsticio cuando el dios sol inicia
su viaje hacia el sur después de haber llegado a su máximo periodo o trecho hacia el norte.
La ciudad de Xochicalco fue fundada en lo alto de un cerro por sobrevivientes sabios y
guerreros de todas las etnias del área; Existía una barda con olas pintadas circundando la
ciudad y el cerro indicando el nivel hasta donde llegaron las aguas, para no olvidar el
suceso. Pero cuando llegaron los gachupines para construir sus iglesias fue lo primero que
se llevaron, por que fue lo primero que encontraron, no hay que olvidar que los gachupines
destruyeron los grandes templos de las grandes ciudades en el orden que las iban
encontrando, primero fue Cempoala, después Cholula, luego Tlaxcala y Tenochtitlan,
Texcoco, Atzcapotzalco, y Coyoacán y los naturales de todo el Anawak para evitar que sus
templos fueran destruidos por los bárbaros Europeos, mejor sepultaron con tierra, a mano,
como las habían levantado, todos sus templos con la esperanza de que algún día, iban a
resurgir como de hecho estamos viendo que están resurgiendo.
Y están resurgiendo no nada más las piedras y los templos, esta resurgiendo toda la
sabiduría tolteca y maya que han sido las dos más grandes y armoniosas civilizaciones que
ha dado la humanidad, en todas las disciplinas llámese filosofía, pintura, cosmología,
mitología, ecología, entorno social y ecológico, sin agredir a la naturaleza pudieron forjar
una forma de vida como ninguna otra civilización lo ha logrado.
La era del temor la mentira, el miedo y la oscuridad de esta civilización europea está
llegando a su fin y comenzaremos una nueva era de paz, amor, comprensión, respeto al
prójimo y a la naturaleza nuestra madre tierra.
En todas partes del Anawak hay vestigios de estos hechos el coyote era un animal sagrado
estaba representado en todos lados en el arte pictórico y casero, arte domestico y sagrado,
incluso cuando llegaron los gachupines combatieron contra guerreros coyotes y mariposa
así como guerreros águilas y ocelotes. (ojo nunca caballeros, pues no tenían caballos)
Papálotl, traje de
guerrero con
insignia de mariposa,
lám. 5.
Océlotl, traje de
guerrero
de ocelote, lám. 5.
Tozcóyotl, traje de guerrero
con
diseño de coyote, lám. 5.
Glifo maya mostrando la inundación, la erupción volcánica y una ciudad cayendo
dentro del mar, tomado del código vindobonencis.
Un purépecha pues
José Luis Huerta Ruiz.
Descargar

El coyote quemado - joseluishuertaruiz