Paso fino colombiano en Europa
25. 3. 2006
Seňores
FEDEQUINAS
Presidente Sr. Bernardo Vásquez Herrera
Directora ejecutiva Sra. Beatriz Salgado G.
Bogotá
Estimado seňor presidente,
Estimados amigos caballistas:
Reciban un cordial saludo de la República Checa y permitanme informarles sobre el ambiente
Europeo respecto a los caballos de paso fino colombiano. Considero muy importante que
Fedequinas esté informada sobre el pensamiento y la filosofía de los caballistas europeos
respecto a caballos tanto colombianos, cómo la filosofía equina en general.
En Septiembre 2006 fuimos invitados a participar en la feria caballista más grande de nuestro
país, cuyo tema principal fueron los caballos ibéricos. En este grupo participaron los caballos
de origen ibérico – pura raza espaňol con el campeón de Espaňa en garocha, lusitanos,
murgesse de Italia, lipicanos de Lipica......y nuestros pasos finos colombianos. Llegamos con
nuestra familia completa – Bonachón del Rey, Islera del Gavilan y el potrico de 4 meses
Reflejo de Quebrada Grande. Por el gran interés despertado hace 2 aňos – este aňo llegaron
grupos de visitantes que compraron entradas para todos los 3 días, solamente con el fin de ver
y escuchar el paso fino colombiano; la presidencia equina nos solicitó presentar nuestros
finos todos los 3 días que duró la exhibición. Nuestro programa consistió en la presentación
en la cuerda en las maňanas, y bajo la silla por las tardes – en el vestido tradicional
colombiano, con los zamarros, sombreros aguadeňos, y acompaňados con la música de Dario
Gomez y Carlos Vives por los parlantes. Hicimos también la demostración de las disciplinas
juzgadas en Colombia – prueba de 8, serpentina, y la pista sonora.
Por el interés del público fué organizado el seminario sobre el caballo criollo colombiano que
fué atendido no solamente por los visitantes de la feria, sino también por respetados
personajes caballistas y los directores y profesores de los colegios donde estudian los futuros
jinetes y profesionales en el mundo equino. En este seminario presenté todas las modalidades
y proyectamos el video con mejores ejemplares de las razas colombianas, tanto historicos
como de la Mundial Confepaso en Medellín 2003. Durante este seminario surgieron muchas
preguntas de la audiencia, algunas supe contestar, las respuestas para otras quisiera escuchar
por parte de los caballistas colombianos.
De esa discusión salieron dos preguntas básicas de suma importancia respecto al futuro de
caballo colombiano en Europa.
La primera, se refiere a la forma de ejecutar el paso fino colombiano y la orientación de
cría.
La segunda, se refiere a la forma de manejar el mundo caballista Europeo respecto a los
caballos colombianos, sobre todo paso fino colombiano, cómo presentarlo y cómo cuidar
su cría y futuro.
Indudablemente el mayor interés lo despertó paso fino colombiano, aunque toca decir que a
mucha gente les gustó también las modalidades diagonales, sobre todo galoperos. Los
visitantes podían ver pasos finos colombianos de 20 aňos, tales cómo por ejemplo: Resorte
IV., Bochica, Contrapunto, Rescate, Romancero en 1984, continuando por los aňos 90: con
Amadeus, Resorte de San Juan, Castellano, Mahoma, Capuchino, Atrevido, seguidos por la
Copa América en 2002: con Tártaro del Encuentro, Insólito, Símbolo del Besilú, y la ya
mencionada Mundial Confepaso 2003. Ahora quisiéra hacer una pregunta a Ustedes siendo la
respuesta muy importante para el futuro de paso fino colombiano en Europa: adivinen qué
caballo de los mencionados gustó más a la gente. Sin duda ninguna el tipo del caballo que
más gustó fueron los ejemplares de la época de los 80, representados por ejemplo por Rescate
en Tulua y Medellin el aňo 1984, con la aceptación de la ejecución de paso fino máximo al
aňo 1993 representada por ejemplo por Amadeus, Francisco el Hombre, J.R. Símbolo.
Totalmente fué rechazada la forma de paso fino americanizado, repulido, donde los caballos
se notan artificiales, no avanzan – Símbolo del Besilú presentado en 2002 realmente disgustó
a la audiencia, donde los caballistas lo llamaron una verdadera caricatura del caballo.
En Copa Cali 2002 con su cuello desproporcionalmente desarrollado comparando con el
cuerpo por la forma de su entrenamiento aplicado por su jinete, su forma de caminar no
avanzando nada con sus pasos, perdiéndo la harmonía entre su tren trasero y manos. Un
contraste enorme comparándolo contra Insólito quién desde el primer momento se notó
supremo de energía, airoso, avanzándo más, dándo la inmediata sensación que en Insólito uno
puede viajar lejos y cómodo, mientras tanto montando al Símbolo no se puede llegar a ningún
lugar.
Puedo imaginarme que los admiradores de Símbolo se ponen en desacuerdo con la
calificación de Símbolo cómo una caricatura de caballo. Puede sonar duro, pero también yo
personalmente estoy de acuerdo con la forma de ver así al Símbolo en sus últimos aňos,
considerándo eso, sobre todo el resultado de la forma del manejo perpétuo por muchos aňos al
cual fue sometido por su jinete David Castro.
En este momento es importante explicar porque los caballistas europeos tienen esta impresión
de distintas formas de la ejecución de paso fino y los caballos que los personifican, y que
motivos tienen para sus calificaciones.
El Caballista europeo, sin tener la experiencia con los caballos criollos colombianos y
conocimiento de sus características, igualmente como de pronto de otras razas de caballos de
otros países remotos, tiene como criterio básico y fundamental para cualquier caballo el uso
práctico, la capacidad de trabajo, LA UTILIDAD. El caballo tiene que ser útil en práctica
de cierta manera – sea tirar el coche, correr carreras, saltar, atravesar grandes distancias,
trabajar con el ganado...
Los caballos europeos perdieron mucho de sus calidades y de su salud. Cómo ejemplo puedo
nombrar pura sangre inglesa, que lamentablemente adquirió la fama de muy mala de salud
diciéndose entre los caballistas que el veterinario viene a visitar a pura sangre inglesa con más
frecuencia que el jinete. Hasta cierto punto debido a este tipo de postura práctica frente a
caballos se debe la demanda por las razas norteamericanas en Europa en últimas decadas,
considerándolas más sanas y por naturaleza más fuertes. Se averiguó que estas ya no son tales
como los europeos imaginaron, sobre todo los cuartos de milla, pero eso es otra historia. Por
lo tanto la gente busca las razas más naturales, menos degeneradas, con más salud y más
resistencia. Cómo ejemplo de aquellas razas se toma el caballo criollo argentino dónde por
regla de cría se conservan estas cualidades – es mundialmente conocido por la prueba de
resistencia cuándo todos ejemplares para ser aprobados para cría tienen que pasar
obligatoriamente con éxito el viaje de 750 km en 15 días con la carga de 110 kg. Se supone
que los caballos criollos colombianos siendo geneticamente primos de los criollos argentinos
tienen las mismas cualidades.
Tremendo impacto a la audiencia checa causó la información sobre el viaje realizado por el
caballista colombiano Sr. Guillermo Londoňo y sus amigos, cuándo en 8 días atravesaron 964
km en caballos colombianos. Que aplauso!!!
Otra demostración de la calidad de criollo colombiano fué la película con la vaquería
colombiana - con coleo, trabajo con la soga, mostrándo que los criollos colombianos en todas
sus modalidades son muy capaces para trabajar con el ganado.
Tercera información que impactó mucho fué el hecho que mi caballo paso fino Bonachón fué
invitado a participar en la carrera entre los postes, designada para los cuartos de milla. Nunca
vió esta competición y sin entrenamiento ninguno, compitió de una vez contra otros 40
caballos de varias razas (europeas, norteamericanas, inglesas, árabes) ganándole a todos, y
eliminando el cuarto mejor ejemplar del país en esta disciplina, mostrando mucho brío, mucha
acceleración, mucha agilidad.
Otro ejemplo propio – cuando traje a Bonachón al club hípico, todos se reían porque me
compré un pony pequeňo y no un caballo adecuado. Asegurándome que lamentablemente no
podré salir con amigos a paseos porque mi caballo no sería capaz de acompaňar a los caballos
europeos en el campo. Bueno, en un mes no existió ningún caballo que sería capaz de
aguantar el ritmo y rapidéz de desplazamiento de Bonachón en el campo abierto por más de
media hora – con su trocha suelta o paso largo acabó con todos. Y regresando al club se pone
casi a bailar con paso fino rápido más recogido, sobrado de energía y fresco. Así se ganó
respeto de todos.
Estas son las cualidades que aprecia y busca el caballista europeo. Y por eso vinieron sus
preguntas lógicas:
- Porqué se usa determinado tipo de presentación en las competiciones y porqué las tareas de
figura de 8, la serpentina y la pista dura? El concepto básico de la rienda, sostenimiento y
armonía sonora y audita es relativamente fácil de explicar. Pero vienen más complicadas:
- Porqué se nota el cambio tan grande de forma de ejecutar el paso fino durante los aňos?
- Porqué ciertos caballos muestran que han sido habilidados?
- Porqué muchos caballos no avanzan y no cubren casi ningún terreno con sus pasos?
Aquellos ejemplares pierden totalmente el sentido como caballo, como el medio de transporte,
el uso principal.
- Porqué algunos caballos casi no levantan sus manos y patas? No tendrán aquellos caballos
problemas en terrenos ondulados o más rústicos que la pista arreglada? No es una
característica práctica ni deseable para el campo que es donde se supone más uso de caballo
de silla.
- Porqué varios caballos casi no usan sus patas traseras que es una cualidad principal de cada
caballo? Se nota que algunos ejemplares son tan acortados que no se les permite usar patas
traseras aún teniéndolas buenas y el movimiento como tal pierde el sentido.
- Principalmente: para qué sirve un caballo que en un minuto no avanza casi nada?
- Existe la relación entre la rapidéz de movimiento de piernas y cortos pasos y la calidad de
paso fino?
Por todos los comentarios que escuché de mis amigos criadores, jueces y montadores
colombianos no existe ninguna prueba en el sentido de que lo más rápidos los golpes de los
cascos contra la tierra y los más cortos los pasos significaría automáticamente por sí una
mejor calidad del caballo paso fino. Al contrario, escuché varios comentarios que los caballos
así habilitados o entrenados (porque ninguno se mueve así por sí mismo), aguantan así el
tiempo que dura la competición, pero si el jinete suelta la rienda para que ellos tomen el paso
natural de ellos, se descomponen, perdiéndo la calidad de su paso. Por experiencia propia
después de montar unos 150 caballos finos que sus dueňos muy amablemente me prestaron,
desde los ejemplares del aňo y fuera del concurso hasta los caballos de paseo de finca - puedo
decir que aunque emocionante, no es realmente lo más cómodo montar a un caballo super
rápido repulido, y como el caballo de silla más placentero preferiría otro tipo de caballo, un
poco menos rápido, más desplazado, y sobre todo más natural y armónico en la ejecución de
su paso.
Durante el seminario surgió una conclusión muy lógica – debe existir un punto deseado entre
la rapidéz de movimiento de los brazos y la magnitud de desplazamiento, siempre
conservando la armonía, lo que garantiza la comodidad para el jinete y la capacidad del
caballo de cubrir las distancias en una velocidad razonable. Me gustaría conocer la opinión de
los expertos caballistas colombianos al respecto, es decir definir lo más importante: en qué
consiste la verdadera calidad de caballo de silla?
De la respuesta se deriva otra pregunta:
- Con cuáles criterios de juzgamento los jueces cuidan y guardan las reales calidades de paso
fino colombiano cómo el caballo de silla?
El caballista europeo es capaz de entender que caballo de silla no es el más veloz del mundo,
ni salta lo más alto del mundo. Pero lo que llama su atención es que su calidad consiste en que
es capaz hacer todo y de la forma muy cómoda, siendo además muy resistente.
No entiende porqué apreciar a un caballo que se queda parqueado – los comentarios fueron
que mejor que tener a Símbolo, la Carrillera e Imponente es mejor adquirirse una silla
vibradora para quedarse en un cuarto de estar, sale más barato. Es un comentario bastante
despectivo, pero no se puede negar que tiene su lógica.
Por simple término y significado de caballo de silla este es un caballo que de forma muy
cómoda lleva a su jinete a otro lugar dentro de un tiempo razonable y mejor más corto que
más largo, y que es capaz de cumplir otras tareas de trabajo. Afirmamos que el paso fino
colombiano es el mejor caballo de silla, pues tiene que servir sobre todo para las funciones
arriba mencionadas.
Caballos de show protagonizados y popularizados en Estados Unidos Norteamericanos
aparentamente no sirven para estas funciones, por lo tanto no son caballos de silla. Por
definición lógicamente el caballo que no es de silla no puede considerarse el paso fino
colombiano. Para esos caballos de show "made in U.S.A.", puede servir el tipo de
competición: quien da más golpes por segundo a la tabla y avanza menos centímetros
posibles, será declarado el ganador. Eso va a emocionar a este público, los golpes será posible
contar con la ayuda de un computador, será pues un deporte que se puede medir, y los
criadores de caballos criados por show pueden intentar criarlos. Es obvio que aquellos
caballos no pueden ser considerados caballos de silla, pues tampoco pasos finos colombianos.
Llegamos al principio – caballo paso fino americano es algo muy distinto al caballo paso fino
colombiano.
Hace poco escuché de un criador de paso fino en Colombia decir orgullosamente que ahora ya
se están criando los caballos finos que no es necesario habilitarlos para que den pasitos
corticos parqueados, que con esta limitación de movimiento nacen por los genes. Lo dijo con
orgullo como un avance de cría. Mi sincero comentario lo sorprendió bastante porque para mí
como caballista no es un logro de cría, eso es una lamentable degeneración de caballo de silla.
En el pasado, los caballos de paso fino colombianos fueron juzgados por otros criterios que
actualmente, poniéndo entonces más énfasis en la armonía y naturalidad de desplazamiento
del caballo, comparado con la moda actual por los pasos más rápidos y más cortos. Además se
les pedía galopar. Escuché afirmar a criadores viejos de paso fino que los finos saben galopar
bien y que eso no les hace daňo. Considerando que el galope es una forma natural de
movimiento del caballo esa afirmación es lógica.
Si mis informaciones son correctas la importada forma de mirar y juzgar los caballos,
lamentablemente popular también en ciertos círculos equinos colombianos, viene
originalmente de Puerto Rico y fué inventada para juzgar así a pasos finos puertoriqueňos,
que por sí son distintos a los colombianos. Los caballistas norteamericanos, trajeron los
caballos portoriqueňos a Estados Unidos, y por moda del público llevaron esa forma de
presentar y juzgar a los caballos "ab absurdum", tal como lo comentan los caballistas
europeos.
Permitanme concluir esta parte con la pregunta final: Qué sentido tiene valorar, juzgar y criar
a los caballos de paso fino colombiano por las reglas inventadas en otro país para otra raza de
caballos, y dándo la preferencia al gusto de moda de los entusiastas norteamericanos, que no
tienen ni tradición ni cultura ni conocimiento de entender y valorar paso fino colombiano?
No es mejor conservar la forma tradicional de valorar y juzgar los caballos colombianos,
como los caballos de silla que son sobre todo útiles y así preservarlos para el futuro?
Creo que sería una lástima repetir el error de los criadores europeos dejando degenerar la raza
criolla colombiana tal como sucedió con algunos caballos en Europa, o tal como hoy día están
degenerados y modificados los caballos norteamericanos; sobre todo los cuartos de milla
precisamente por la forma de criarlos artificialmente entre el establo y la arena, pagando un
precio muy alto por la moda temporánea. Se sabe que los norteamericanos hablan muchas
veces con mucho desprecio sobre los pasos finos, decepcionándolos como caballos incapaces
de trabajo real y calificándolos de muňecas. Eso debe doler a cada amante de esa maravillosa
raza colombiana.
Pues vuelve la pregunta: a dónde va la cría de caballo paso fino colombiano? Se deja desviar
hacía a los caballos de show actualmente populares en norteamérica, o seguirá el esfuerzo de
continuar criando los magníficos caballos de silla de verdad, manteniendo sus cualidades de
trabajo?
Aparte de las evaluaciones conocidas en las competencias en coliseos - sería posible aplicar
semejantes pruebas de resistencia como lo hacen los argentinos con sus criollos? Creo que a
lo largo del tiempo los verdaderos caballistas agradecerían esta forma de cría de nuestro
querido paso fino colombiano.
El segundo tema se refiere a la forma de manejar el mundo caballista Europeo respecto
a los caballos colombianos, sobre todo paso fino colombiano, cómo presentarlo y cómo
cuidar su cría y futuro.
Como es bien conocido, paso fino colombiano y algunos pocos ejemplares de otras
modalidades colombianas existen ya en varios países Europeos, la mayoría de ellos asociada
en CONFEPASO. Sin embargo, a parte de unos pocos entusiasmados en el mundo equino no
existe todavía un conocimiento mayor de la existencia de caballos colombianos, y menos
todavía el conocimiento real de ellos. Al fin podemos observar que la percepción de paso fino
colombiano es torcida, los entusiastas nuevos reciben informaciones incorrectas, y – peor
todavía – caballos que no son lo que dicen sus registros o pedigrees. También podemos
observar últimamente, una muy clara evidencia de que algunos criadores europeos se
esfuerzan para orientar todo lo relacionado con paso fino colombiano hacía a los U.S.A.,
eliminándo a Colombia en este proceso.
Esto puede tener muy graves consecuencias tanto a criadores colombianos y sus ventas de
caballos a Europa, como a la misma existencia de paso fino colombiano como matrimonio
nacional. Considerando que el mercado norteamericano es bastante saturado con los caballos
colombianos, que pueden criar sin la necesidad de importar mucho de Colombia, es muy
importante aprovechar el prácticamente virgen mercado europeo tanto a la posible cantidad de
caballos colombianos que puede recibir, como orientarlos correctamente respecto a la cría,
enseňarlos entender lo que es caballo de silla y paso fino colombiano y la cultura equina
colombiana. Creo que es importante tomar las decisiones y actuar rápidamente ya que ahora
estamos esperando el momento de abrir las posibilidades de exportar de Colombia
directamente a Europa.
Quisiéra informar a Fedequinas y a mis estimados criadores colombianos de las siguientes
realidades europeas:
1. la cría y pedigrees/registros.
a) No se distinguen las modalidades. Por ejemplo en Alemania se expiden los pedigrees
de paso fino, donde se certifica que Don Danilo fué paso fino colombiano, entre otros.
Igualmente se expiden los pedigrees a los potros nacidos de paso fino x trocha o trote,
donde ambos padres se declaran de paso fino. Existen criadores que oficialmente anuncian
en sus boletines que ofrecen paso fino en todas variaciones: paso fino classic, trocha, trote
y galope, asegurando a los compradores que todos estos caballos son paso fino. Estos
potros reciben los pedigrees que lo afirman.
b) Se aceptan caballos pintos en Alemania y Suiza, tanto en las exposiciones cómo en la
cría. Eso es clara violación de las normas de CONFEPASO. Cómo ejemplo pueden ver al
semental Halago Sin Par (en su pedigree no figura ningún caballo colombiano por lo que
pude ver), importado de USA y ampliamente usado cómo semental en últimos aňos en
Alemania y Suiza bajo la bandera, que garantiza 80 % de sus descendientes de color pinto.
Pueden verlo en www.pasofino.ch. El daňo genético al plantel de la cría es enorme, y si
no se eliminan con normas realmente aplicadas estas crías, el daňo para la raza sería
irreversible y permanente, ya que inevitablemente sus crías reciben de él no solamente los
genes de color pinto, sino también otros genes de otra raza equina.
2. organizaciones europeas
a) Existen algunos países miembros de CONFEPASO. Siendo miembros de
CONFEPASO podríamos esperar que van a seguir los reglamentos de esta
organización, pero lamentablemente no es así, ver punto 1.a) y b). No existe digamos
CONFEPASO-EUROPA ni sus campeonatos, los países europeos miembros de
CONFEPASO no colaboran.
b) fué fundada también una organización internacional: PASO FINO VEREINIGUNG
EUROPA E.V. con la sede en Alemania – www.pfve.de, y aprox. 200 miembros,
sobre todo alemanes. Esta organización espera unir los propietários y criadores de
varios países de Europa. Esta organización está claramente decidida orientarse hacía a
los U.S.A., en todas sus actividades, prácticamente anulando a Colombia cómo el país
de origen. Miremos los hechos:
i) en la cumbre anual celebrada el 19.11.2005 (ver copia del documento anexo) fué
decidido:
- el primero miembro honorado de PFVE : Sharon Londoňo de PFHA, la cual
juzgó el primer campeonato Europeo en 2004, la cual está orientando a PFVE
respecto a las reglas de competiciones y de cría. Porque fué invitada una juez
norteamericana y no fué invitado un juez colombiano para juzgar y dar las
orientaciones respecto a las reglas de competiciones y de cría?
ii) Cría – PFVE fué aprobada cómo un registro independiente de PFHA. Es decir,
PFVE considera la PFHA cómo la máxima autoridad y padrona de paso fino y se
declara ser su sucursal en Europa, aceptándo mútuamente sus pedigrees, y
solamente sus pedigrees. Porqué no se aceptan los pedigrees de Fedequinas de
Colombia, la cuna de paso fino?
- Si PFHA acepta automáticamente – como confirma el documento – los
pedigrees de PFVE, es decir los pedigrees mezclados de paso fino con trocha y
trote y galope, además con los pintos, a donde va la cría de verdadero paso
fino?
- El objetivo declarado de esta medida es facilitar la venta e intercambio de
caballos entre norteamerica y Europa, es decir facilitar y fortalecer negocios
mútuos. Considerando que en Europa casi no hay esos caballos (se dice que en
toda Europa hay aprox. 600 caballos de paso fino, y de eso deberíamos mirar
cuales son realmente pasos finos colombianos) y hay muchos en Estados
Unidos, es obvio quién se va a beneficiar de las ventas. Colombia no tiene
lugar en este esquema acordado.
iii) competiciones. Para el campeonato de PFVE en 2006 fué nombrada cómo juez
otra vez a Sharon Londoňo, USA, y German Huigera, también de USA. Otra vez
ningún juez colombiano, ninguna autoridad colombiana fué invitada. Los detalles
respecto a las clases de competiciones – no son ni de Fedequinas, ni de Confepaso
– pueden ver en www.pfve.de, / Service / ShowRules.
Por la clara orientación de presidencia de PFVE hacía a PFHA, acentuada con los
últimos hechos, no hay muchas espectativas que podría conseguirse el cambio de
PFVE hacía Colombia. Por otro lado actualmente hay seňales que los dueňos de
pasos finos en Europa no están muy contentos con el funcionamiento de PFVE y
quisieran fundar otra organización de paso fino.
3. los entusiastas, dueňos y criadores potenciales todavía no organizados.
Indudablemente forman el grupo más grande de todos. Son los nuevos, tanto en los
países donde ya existen ciertos ejemplares de paso fino o declarados así, como en
países que todavía están por descubrir esta magnífica raza de caballos. No tienen
todavía ninguna información válida, ni conocimiento, y con estos entusiastas y estos
mercados, gana el que viene primero, quien primero presenta sus caballos y sus ideas
de paso fino, el que se deja ver y conocer en estos países y círculos equinos.
Si miramos lo que sucedió en ciertos países europeos, sobre todo en Alemania, en los
últimos aňos, podemos ver que algunos criadores se han orientado claramente a
Estados Unidos copiando su sistema de competiciones, importando sus caballos de
allá, e importando también su punto de ver los caballos de paso fino. Hasta tal punto,
que dejaron de tomar a Colombia en consideración creyendo que los verdaderos
conocedores que saben cómo debe ser el paso fino son los norteamericanos. Hoy día si
hablan con cualquier dueňo ya involucrado en PFVE se dan cuenta, que Colombia es
para ellos un país subdesarrollado respecto a los caballos, incluyendo a los pasos
finos, y que el país a seguir en todo son los USA tal como lo demuestra últimamente
el caso del reconocimiento mútuo de los pedigrees.
No sé todavía mucho de caballos paso fino colombiano ya que empecé a interesarme por
ellos solamente hace 6 aňos. Por eso pongo tantas preguntas respecto al caballo como tal.
En lo que se refiere a otra parte del problema – posición de caballo paso fino colombiano
en el mundo y las posibilidades de venderlo – me siento mucho más seguro. Cómo
profesional en el comercio internacional de 25 aňos puedo afirmar que para el éxito de
conquistar cualquier mercado y ubicar allí su producto son indispensables algunas cosas
como son: la marca y clara identificación de lo que supongo vender, y la calidad del
producto.
Respecto a la marca y clara identificación podemos constatar que mientras paso fino
colombiano está conocido en países latinoamericanos y U.S.A., no vale lo mismo en
países europeos. Mucho más conocido es paso peruano, de paso fino colombiano no hay
mención ni en grandes enciclopedias equinas y no solamente la población en general, sino
también la mayoría de los caballistas activos no saben que existe. Si saben algo de paso,
confunden lo peruano con el resto. Practicamente nadie sabe que existe paso fino
colombiano y paso fino portoriqueňo, menos cuáles diferencias entre ellos hay. Eso se
presta por grandes malentendidos y posibles manejos de la gente sin la preparación
teórica. Si a eso sumamos las actividades de PFVE y falta de respecto a las normas de
CONFEPASO por los países miembros, el resultado es que los caballistas europeos son
totalmente despistados respecto al tema. Eso permite que se crucen fino con trotones y con
pintos, que no saben que buscar en los caballos y como evaluarlos. Además, son
expuestos a la influencia de PHFA, y el resultado es que la consideran la entidad más
importante, responsable respecto a paso fino. Eso no sucedió circunstancialmente.
Si volvemos a la historia, en los aňos 70 en U.S.A. intentaron formar nueva raza llamada
paso fino americano. Allí cruzaron ejemplares de paso peruano, paso portoriqueňo y paso
fino colombiano con el fin de obtener nueva raza paso fino americano. Tuvieron el
derecho hacerlo. Este proyecto fracasó. Sin embargo con una maniobra de mercadeo ha
continuado bajo otro nombre. Los ejemplares y sus descendientes quedaron en los
registros de PFHA, donde son registrados bajo el nombre de simple paso fino, quitándo el
apellido colombiano, o portoriqueňo, o americano. Esta aparentamente simplificación –
para no tener decir 3 palabras nombrando la raza concreta – tuvo gran impacto a la cría.
En la mente de los no muy involucrados desaparecieron las razas nacionales, y se quedó la
mezcla de razas ahora mencionadas más con pintos, cómo lo demuestra el color, algo tan
típicamente norteamericano. El resultado es que ahora en Europa casi nadie sabrá
distinguir entre paso fino "americano" (descendiente de cruces arriba mencionados), paso
fino colombiano y paso fino puertoriqueňo, quedándose satisfechos con simple paso fino,
cuyo pedigree emite PFHA, ahora también PFVE con sus cruces. Si miramos las
competiciones es otra triste realidad – se copian las formas absurdas de clases paso fino
classic, performance y pleasure, siendo el engaňo más grave la clase llamada paso fino
classis. Alguién ha visto a cualquier de los pasos fino colombianos realmente clásicos
moverse en la forma tan artificial y absurda como los campeones en Estados Unidos hoy
aplaudidos por audiencia equivocada? Para saber lo que llamar paso fino clásico creo que
lo correcto sería volver a los raíces y mirar como se movían Resorte III., Resorte IV.,
Contrapunto, Rescate, Bochica, Atrevido todavía natural – y buscar los que se les
asemejan. Eso es verdadero paso fino clásico.
Esta realidad tiene cómo consecuencia la continuación de ignorancia de entusiastas
caballistas en otros países, que no tendrán ningún motivo para buscar, entender y apreciar
paso fino colombiano, porque para ellos es igual a cualquier otro caballo llamado paso
fino, además de ser más costoso y más complicado de importar. Si no se cambia este
proceso, se va a perder la marca y la distinguición de paso fino colombiano.
Si puedo formular mis recomendaciones serían estas dos realmente claves:
Primero hay que declarar oficialmente paso fino colombiano cómo una raza propia
para identificarlo y distinguirlo claramente de los demás en el mundo equino. Yo sé todo
respecto a caballo criollo colombiano y sus cuatro modalidades, pero creo que con la
evolución alcanzada ya es indispensable actuar a dar paso más adelante. Si Colombia se
demora declarar oficialmente la raza paso fino colombiano, otros no tendrán las
preocupaciones de declarar la raza paso fino, (simple o americano) y se pierde esta
importante parte del patrimonio. Otros países pueden declarar sus propias razas derivadas
o desarrolladas con la participación de sangre de paso fino colombiano, igualmente cómo
sucede por ejemplo con las razas derivadas de caballo puro árabe – tenemos aquí los
árabes conservádos puros, continuando siendo el orgullo de los musulmanes; después
fueron criadas otras razas con la participación de sangre de árabes puros como son:
shagya-arab en Hungría, inglés-árabe, cheval de Selle Francais en Francia, y otras.
Algunas teniendo la palabra "árabe" en su nombre, algunas no.
Segundo Fedequinas debe ser la única entidad en el mundo que puede emitir el
registro o pedigree de paso fino colombiano. Así será garantizada la pureza de la raza y
Colombia mantendrá el control sobre ella para evitar cruzes con otras razas y
degeneración de la misma. Eso no es nada nuevo, por ejemplo: los cuarto de milla y
appaloosas están registrados en las respectivas organizaciones norteamericanas y todo el
mundo registra con ellas, creo que no habría ningún problema en ponerla en práctica.
Funciona así – en Colombia existe un registro de paso fino colombiano centralizado. Es
obligatorio el control por pruebas de DNA. Lo mismo se debería aplicar en el sistema
mundial – la única entidad encargada (FEDEQUINAS) hará los registros de origen y la
raza solamente para los potros nacidos de los pasos finos colombianos reconocidos por
Fedequinas, con la prueba de DNA de parentesco como la más importante.
Esa medida va a tener una mucho mayor importancia. Estando a punto de poder entrar a
Europa, los posibles nuevos dueňos de nuestros caballos tendrán problema donde
inscribirlos, en cuál organización, ya que con los primeros ejemplares no podrán formar
sus propios clubes ni llevar libros de cría. Mi caso personal es que en mi país se necesita
una cantidad mínima de ejemplares para poder formar una entidad que por las leyes
estatales podría llevar un libro de cría. Hasta este momento no puedo hacerlo y viene la
pregunta que hago con los potros que nacen mientras tanto. Quedarán sin pedigrees? Eso
es absurdo. Hay dos posibilidades – primero, buscar una organización en Europa que los
cubra, entrando como miembro etc. y teniendo su pedigree: caso concreto sería PFVE.
Otra opción, es homologar con pruebas de DNA con Fedequinas. Creo que todos saben
que camino escogí yo – todos mis caballos están registrados con Fedequinas. Eso es
indudablemente la más lógica y práctica solución. Seguramente habrá mucho más gente
cómo yo con sus primeras importaciones y Fedequinas debería darles la oportunidad estar
registrados con pedigrees de Fedequinas – eso se toca de todos países europeos, tanto
cuáles dónde todavía no hay ejemplares de caballos colombianos (Polonia, Ucraina,
Eslovaquia, Rusia, Hungría..,) cómo aquellos dónde sí se puede encontrar uno u otro
ejemplar puro colombiano, todavía no mezclado con otras razas. En el mundo
computarizado no se trata más de tener una o dos personas con computador llevando esta
agenda, lo que se pagará con la cuota de hacer los registros respectivos. Y aparte de la
parte económica – de esta manera será realmente y efectivamente controlada la cría de
raza y conservado el papel histórico y auténtico de los criadores colombianos
representados internacionalmente por Fedequinas.
Una vez sabiendo entender lo excepcional de paso fino colombiano, los dueňos de estos
caballos van a sentir el orgullo de tener precisamente esta raza equina y por orgullo y
sentimientos se dedicarán a cuidarla – por lo menos la abrupta mayoría de ellos. Tener un
carro compuesto de chassis de Rolls Royce, ruedas de Chevrolet e interior de Renault no
es lo mismo que sentarse en un Rolls Royce auténtico - pero primero hay que conocer y
entender un Rolls Royce auténtico.
Con las primeras ventas directas a Europa Fedequinas podría guardar la información de
sus nuevos dueňos y en un tiempo prudente organizar un encuentro – seminario con ellos,
el juez y chalán colombianos para educar a los europeos sobre los criterios auténticamente
colombianos y criar así la base sobre la cual se va a desarrollar la cría en Europa. El
importante potencial de compra seguramente existe, y ahora toca tomar las decisiones para
asegurar que no lo aprovechen otros países sino que Colombia tenga el papel dominante y
deciso al respecto, tal como se lo merece.
Respecto a la calidad y características de paso fino colombiano puse muchas preguntas en
la primera parte de mi carta. Puede surgir la pregunta porqué un Checo toca el tema tan
colombiano – la respuesta es simple: pasé 7 aňos hermosos en Colombia, mi hijo nació en
Bogotá, quiero ese país y sus magníficos caballos y quisiera ayudar a todos que quieren
conservarlos para que nos acompaňen también en el futuro.
Para terminar quisiera aprovechar esta oportunidad para agradecer a todos mis apreciados
amigos y personajes caballistas que me han brindado su amistad, apoyo y consejos:
Pelusa, Rodrigo Jimenez, Raúl Estrada, Padre Posada, Ana María, Guillermo Londoňo,
Juan David Ochoa, Efraín Vargas, Fernando Gaviria y todos los demás.
Atentamente,
Ing. Jan Kubesa
Descargar

Paso fino colombiano en Europa