IP/01/941
Bruselas, 03 de julio 01
La Comisión impone medidas cautelares a IMS
Health en Alemania
La Comisión Europea ha tomado una decisión por la que ordena a IMS
HEALTH (IMS), líder mundial en la recopilación de datos sobre ventas y
prescripciones farmacéuticas, que conceda licencias sobre su estructura
"bricks 1860", que divide el territorio de Alemania en zonas o 'bricks' de
ventas. Después de un análisis cuidadoso, la Comisión ha considerado que
la negativa de IMS a conceder una licencia sobre el uso de la estructura, que
se ha convertido en una norma nacional en la industria farmacéutica
alemana, constituye a primera vista un abuso de posición dominante. La
negativa impide a los nuevos competidores entrar o mantenerse en el
mercado farmacéutico de los datos de ventas y es probable que cause un
perjuicio grave e irreparable a los dos actuales competidores de IMS: NDC
Health, de Estados Unidos, y AzyX Geopharma Services, de Bélgica.
Mario Monti, Comisario europeo para la competencia, afirmó que la "decisión de hoy
es una medida rara y el mercado afectado es muy peculiar. Un análisis cuidadoso
ha mostrado que esta '1860 bricks structure' que recopila datos farmacéuticos sobre
ventas ha llegado a ser en una norma nacional, a la que ha contribuido la industria.
La negativa de IMS a conceder sus licencias y las estructuras derivadas ha llevado
a la industria farmacéutica alemana a estar atada económicamente a la estructura
de brick y a cerrar el mercado a la competencia. La Comisión ha establecido que se
deben conceder licencias sobre la estructura "bricks 1860", que está protegida por
derechos de propiedad intelectual, con arreglo a las condiciones comerciales. "
La Comisión ha accedido a la solicitud de medidas cautelares que ordena a IMS que
conceda licencias sobre el uso de la estructura "bricks 1860" a sus competidores
actuales en términos no discriminatorios, comercialmente razonables. Los derechos
que deben pagarse a IMS se pactarán entre IMS y el solicitante de la lcencia o, en
caso de desacuerdo, serán determinados por expertos independientes con arreglo a
criterios transparentes y objetivos.
La Comisión considera que existen circunstancias excepcionales que justifican la
adopción de medidas cautelares y la orden de concesión de licencias - medida que
es y seguirá siendo rara en la política europea de competencia (véase más
adelante), según los principios establecidos por los Tribunales europeos en los
casos Magill, Ladbroke y Bronner. Antes de dar su visto bueno a las medidas, la
Comisión realizó también una amplia encuesta de mercado, con inclusión de los
puntos de vista de las empresas farmacéuticas.
IMS puede recurrir esta decisión ante los tribunales europeos de Luxemburgo y
presentar una solicitud de suspensión de la ejecución de las medidas cautelares.
IMS tiene una posición dominante
IMS es el primer proveedor mundial de información sobre ventas y prescripciones de
productos farmacéuticos. Esta empresa de EE.UU. tiene una posición dominante en
Alemania, en donde fue el único proveedor de tales servicios hasta 1999.
NDC Alemania y AzyX Geopharma, filiales de una empresa americana y belga
respectivamente, intentaron inicialmente vender sus datos regionales sobre ventas
en una estructura diferente de la estructura "bricks 1860". Sin embargo, las
conversaciones con posibles clientes revelaron que los datos presentados en otra
estructura no eran comercializables, a causa de la posición preeminente de la
estructura "bricks 1860" en el sector.
La estructura "bricks 1860" es una división de Alemania en 1.860 territorios
geográficos, denominados "bricks". Cada territorio contiene por lo menos 4
farmacias - la legislación alemana sobre protección de datos prohíbe facilitar datos
sobre ventas correspondientes a una sola farmacia.
Los informes regionales sobre ventas son un instrumento esencial para la industria
farmacéutica que los utiliza para crear territorios de ventas, desarrollar sistemas de
incentivos para sus departamentos de venta y conocer las cuotas de mercado de
sus productos y las tendencias de ventas en un determinado periodo.
En 2000, IMS presentó una denuncia ante el Tribunal del distrito de Francfort contra
los dos nuevos competidores, alegando que habían infringido los derechos de
propiedad intelectual de IMS sobre la estructura "bricks 1860". El Tribunal de
Francfort prohibió posteriormente a NDC y AzyX la utilización de la estructura "bricks
1860" o de cualquier estructura derivada de la misma.
Tras esta decisión, tanto NDC como AzyX solicitaron a IMS una licencia para utilizar
la estructura "bricks 1860", que fue denegada. NDC presentó una denuncia a la
Comisión en diciembre de 2000, alegando que la denegación constituía un abuso de
posición dominante y pidió a la Comisión que dictara medidas cautelares.
La propia industria farmacéutica contribuyó a la concepción de la
estructura "bricks 1860"
La investigación de la Comisión examinó en si existía una posibilidad real y práctica
de que las empresas utilizasen otra estructura que no infringiera los derechos de
propiedad intelectual de IMS.
Las investigaciones hechas en unas 110 empresas farmacéuticas alemanas
mostraron que el sector dependía mucho económicamente de la estructura "bricks
1860" y que no sería viable para aquéllas cambiar a datos proporcionados en otra
estructura. Esto se debe en parte a que la propia industria farmacéutica contribuyó a
la concepción de la estructura "bricks 1860" para que satisficiera sus necesidades
particulares. La Comisión también concluyó que era improbable que los rivales de
IMS produjeran y vendieran una estructura alternativa sin infringir los derechos de
propiedad intelectual de IMS.
2
La Comisión considera, por lo tanto, que: a) la estructura "bricks 1860" es
imprescindible para que NDC y AzyX desempeñen su actividad empresarial, ya que
no hay ningún substituto real o potencial de la misma; b) la negativa de IMS a
conceder licencias no puede justificarse objetivamente y es probable que excluya el
mercado a los posibles nuevos operadores y elimine toda posibilidad de
competencia en Alemania. Según la jurisprudencia de los Tribunal europeos, la
Comisión concluye que, en las circunstancias excepcionales de este caso, la
negativa de IMS a conceder licencias sobre la estructura "1860 bricks" constituye a
primera vista un abuso de posición dominante contrario al artículo 82 del Tratado.
La Comisión también concluyó que el riesgo de causar un perjuicio grave e
irreparable a NDC, que presentó una denuncia oficial, fundamentaba la necesidad
de dictar medidas cautelares. Sin una licencia sobre la estructura "bricks 1860" las
actividades en Alemania tanto de NDC como de AzyX están en una situación
financiera muy precaria y hay un grave riesgo de que se retiren del mercado en un
futuro próximo, lo que eliminaría toda competencia en el mercado.
La concesión de las medidas cautelares no supone una decisión final sobre una
presunta infracción de las reglas de competencia de la Unión Europea, decisión que
todavía está pendiente de adopción.
Éste es el primer caso de medidas cautelares desde 1995, un poder conferido a la
Comisión por el Tribunal de Justicia. En 1995, la Comisión ordenó al operador del
puerto francés de Roscoff, en Bretaña, que concediera el acceso a sus instalaciones
a Irish Continental Group, un operador de transbordadores.
Normalmente no se considera que la negativa a conceder licencias sobre un
derecho de propiedad intelectual constituya un abuso del artículo 82, puesto que los
titulares de derechos de propiedad intelectual tienen derecho a decidir cómo
explotar estos derechos. El Tribunal de Justicia falló en la sentencia Magill (1995)
que la negativa a conceder el acceso a la información protegida por derechos de
propiedad intelectual sobre horarios de programas de televisión constituía un abuso,
dado que esta información era una aportación imprescindible para que una empresa
pudiese competir en el mercado de las revistas de programas de televisión.
3
Descargar

La Comisión impone medidas cautelares ... Health en Alemania IP/01/941