Revista Computadorizada de Producción Porcina
Ceba de cerdos con follaje fresco de leucaena/Fattening pigs fed fresh leucaena foliage
Volumen 14 (número 1) 2007
RASGOS DE COMPORTAMIENTO EN CERDOS ALIMENTADOS CON FOLLAJE FRESCO DE LEUCAENA. 2. CONSUMO Y
CRECIMIENTO ENTRE 100 Y 190 DIAS DE EDAD
J. L. López, Liliam Leiva y D.A. Thompson
Centro de Investigaciones en Bioalimentos
Carretera a Patria km 1.5, Morón, Código Postal 67 210. Ciego de Avila, Cuba
email: [email protected]
RESUMEN
Venticuatro cerdos Yorkshire x Landrace x Duroc, en igual proporción de machos castrados y hembras, con un promedio aproximado de
100 días de edad y 30 kg de peso corporal, se organizaron en un diseño de bloque al azar para estudiar en los rasgos de
comportamiento, el efecto de sustituir parcialmente el alimento seco de una dieta que contenía miel final de caña de azúcar (25% en
base seca) por follaje fresco de leucaena (0, 10, 20 y 30% respectivamente).
No hubo efecto significativo (P>0.05) de tratamiento en los rasgos de comportamiento de los cerdos cuando se incluyó un 10% de follaje
fresco de leucaena en el alimento, pero niveles entre 10 y 30% del follaje hicieron descender o aumentar significativamente (P<0.001) la
ganancia diaria y la conversión alimentaria, respectivamente. No obstante, en condiciones de precios del mercado cubano, una
sustitución del componente seco de la comida hasta 30% por follaje fresco de leucaena, determinó ventajas económicas en el costo de
producción de una t de carne en pie.
Se sugiere que no hay desventaja en los rasgos de comportamiento de cerdos en ceba si en dietas con 25% de miel final, se sustituye
el 10% del componente seco por follaje fresco de leucaena. Desde un punto de vista económico, la sustitución del componente seco por
el follaje puede alcanzar hasta 30% con beneficio económico en las condiciones cubanas de producción de cerdos.
Palabras claves: cerdos, leucaena, hojas, Leucaena leucocephala, consumo, rasgos de comportamiento
Título corto: Ceba de cerdo con follaje fresco de leucaena
PERFORMANCE TRAITS OF PIGS FED FRESH LEUCAENA FOLIAGE. 2. FEED INTAKE AND GROWTH BETWEEN 100 AND 190
DAYS OF AGE
SUMMARY
Twenty four Yorkshire x Landrace x Duroc, castrate male and female pigs, averaging 100 days old and 30 kg live weight were organized
according to a random block design, to study performance traits of the animals when the dry component of a diet containing 25% sugar
cane final molasses (dry basis) was partially substituted for fresh leucaena foliage (0, 10, 20 and 30% respectively).
There was a not significant (P>0.05) effect on performance traits of pigs when fresh foliage of leucaena was included at 10% in the feed,
but levels between 10 and 30% of foliage determined a significant (P<0.001) decrease of an increase in daily gain and feed conversion,
respectively. However, in price conditions of the Cuban market, a substitution of the dry component of the feed up to 30% for fresh
leucaena foliage determined economic advantages in the cost of production of one t of pork (live weight).
It is suggested that there are no disadvantages in performance traits of fattening pigs if diets containing 25% sugar cane final molasses,
the dry component is substituted for fresh leucaena foliage. From the economic point of view, the substitution of the dry component for
foliage can reach 30% with economic profit in the Cuban conditions of pig production.
Key words: pigs, leucaena, leaves, Leucaena leucocephala, intake, performance traits
Short title: Fattening pigs fed fresh leucaena foliage
INTRODUCCION
El uso de la leucaena (Leucaena leucocephala) en la
alimentación porcina ha sido objeto de varios estudios. Desde
el punto de vista del valor nutritivo de la leucaena, se ha
sugerido que este recurso arbóreo es un alimento con
potencial para suministrar proteína y aminoácidos a los cerdos
(Nongyao et al 1991; Ly et al 1998; Phuc y Lindberg, 2000;
2001). En cuanto a los rasgos de comportamiento, en la etapa
de crecimiento y ceba los resultados generalmente han
mostrado posibilidades de empleo de niveles iguales o
inferiores al 20% en la dieta (Adejumo y Apokade 1990; Muir et
al 1992; Argenti y Espinosa 1998). Según Abreu (1984) y
Estrella et al (1986), citados por Mena (1988), el follaje de esta
planta pudiera representar el 30% de la proteína en dietas.de
jugo de caña
Por otra parte, es probable que con el empleo de alimentos no
convencionales, sea posible alcanzar ganancias de peso a
menor costo, aunque no se logre el máximo en la respuesta
49
Revista Computadorizada de Producción Porcina
Ceba de cerdos con follaje fresco de leucaena/Fattening pigs fed fresh leucaena foliage
zootécnica de los cerdos, según ha sugerido (Pérez 1995,
1997) entre otros. Esta idea es importante que se tenga en
cuenta, sobre todo en las condiciones de producción porcina
en dos sitios, en la que en el segundo sitio se practica la ceba
de cerdos por parte de distintos tipos de porcicultores (Heredia
et al 2003). Como se sabe, parte del alimento necesario para
la alimentación de los animales a cebar es suministrada por
las empresas porcinas estatales en el país, mientras que la
otra debe ser procurada por el campesinado (Heredia et al
2003). En este caso, los alimentos no convencionales, pero
localmente disponibles, entre ellos follajes arbóreos como el
de leucaena, puede ser una opción viable.
En un estudio anterior (López et al 2007) se demostró que los
cerditos recién destetados podían ser alimentados con niveles
relativamente altos de follaje fresco de leucaena sin ninguna
alteración negativa en los rasgos de comportamiento. El
objetivo de este experimento fue hacer una evaluación del
valor alimentario del follaje de la leucaena en cerdos en ceba,
expresado a través de los rasgos de comportamiento de
interés económico. De esta forma, se estudió la factibilidad
técnica y económica de sustituir el denominado pienso B, que
se confecciona industrialmente, y es suministrado a los
porcicultores
que
se
ocupan
de
cebar
cerdos,
fundamentalmente en condiciones de porcicultura cooperativa.
Volumen 14 (número 1) 2007
MATERIALES Y METODOS
Venticuatro cerdos Yorkshire x Landrace x Duroc, en igual
proporción de machos castrados y hembras, con un promedio
aproximado de 100 días de edad y 30 kg de peso corporal, se
organizaron en un diseño de bloque al azar para estudiar en
los rasgos de comportamiento, el efecto de sustituir
parcialmente el alimento seco de una dieta que contenía miel
final de caña de azúcar (25% en base seca) por follaje fresco
de leucaena (0, 10, 20 y 30% respectivamente). En este
estudio el sexo fue considerado como bloque. Los animales
estuvieron alojados en un establo abierto con piso de cemento
con disponibilidad permanente de agua de bebida y
comederos individuales.
Los tratamientos consistieron en suministrar a los animales o
bien un pienso B de ceba, confeccionado industrialmente, y
harina de soya, o éstos parcialmente sustituídos por follaje
fresco de leucaena, de la variedad cultivada Perú, y que fue
cortada periódicamente cada 60 días en las plantaciones del
Centro. Las características de los ingredientes usados en la
confección de las dietas dadas a los animales se muestran en
la tabla 1.
Tabla 1. Composición química de los ingredientes de la ración (por ciento en
base seca)
Pienso B
Harina de
Miel final
Follaje de
de ceba1
soya
de caña
leucaena
Materia seca
90.13
89.27
83.50
24.03
Ceniza
11.17
6.52
9.80
7.26
Materia orgánica
88.83
93.48
90.20
92.74
Fibra cruda
4.75
7.22
19.40
Proteína bruta (Nx6.25)
15.31
38.86
17.14
Calcio
0.77
0.80
1.05
2.02
Fósforo
0.86
0.46
0.06
0.23
1
Contiene subproductos de molinería del trigo, 70; harina de soya, 20; zeolita, 5;
vitaminas y minerales, 5% en base fresca respectivamente
En la tabla 2 se lista la composición promedio de las cuatro
dietas que se usaron en el experimento. Se calculó la
composición química de estas dietas a partir de los datos
correspondientes a cada uno de los ingredientes usados,
después de la determinación de distintos índices, según
procedimientos de la AOAC (1990).
Tabla 2. Composición promedio de las dietas experimentales (por ciento
en base seca)
Follaje fresco de leucaena, % en base seca
10
20
30
Ingredientes
Miel final de caña de azúcar
25.00
25.00
25.00
25.00
Pienso B de ceba 1
62.82
56.79
50.76
44.73
Harina de soya
12.00
8.00
4.00
Follaje de leucaena
10.00
20.00
30.00
NaCl
0.18
0.21
0.24
0.27
Composición
Ceniza
10.43
10.24
10.07
9.90
Materia orgánica
89.57
89.76
89.93
90.10
Fibra cruda
3.85
5.80
6.58
8.00
Proteína bruta (Nx6.25)2
15.24
14.31
13.60
12.95
Calcio
0.75
0.96
1.08
1.20
Fósforo
0.62
0.57
0.53
0.49
1
Contiene subproductos de molinería del trigo, 70; harina de soya, 20; zeolita,
5; vitaminas y minerales, 5% en base fresca respectivamente
2
Incluye el contenido de proteína bruta de la miel final (N, 0.55% en base seca)
50
Revista Computadorizada de Producción Porcina
Ceba de cerdos con follaje fresco de leucaena/Fattening pigs fed fresh leucaena foliage
Volumen 14 (número 1) 2007
El contenido de proteína bruta del pienso B de ceba fue
ligeramente superior al 14%, en base seca, y por otra parte, se
caracterizó por su alto contenido en cenizas, debido a la
inclusión de la zeolita en la fórmula de la comida. Debido a que
no se hizo ajuste en el nivel proteico de la ración para que
fuera constante, a medida que se incluyó el follaje fresco de
leucaena en la fórmula de la comida diaria, el nivel de proteína
bruta descendió desde 15.24 hasta 12.95%, debido
fundamentalmente a que el por ciento de harina de soya en la
comida decreció de manera muy importante. Por otra parte, el
suministrar altos niveles de follaje fresco de leucaena en el
alimento hizo que con 30% de inclusión de este follaje, el
contenido de fibra cruda pasó de 3.85 a 8.00%.
tuvieron 250 días de edad. Adicionalmente se calcularon los
días en prueba para alcanzar un peso de sacrificio igual a 90
kg. Esta medida no se sometió a análisis biométrico.
Todos los elementos sólidos de cada dieta se mezclaron cada
siete días y se unieron con la miel final y agua en el momento
de ofrecerlo a los animales, para obtener una consistencia
pastosa. El suministro de alimento se realizó en comederos
individuales dos veces al día, a las 8:30 y 15:00 horas, y en
esto se tuvo en cuenta los requerimientos de los cerdos en
ceba de acuerdo con algunos (NRC 1998).
RESULTADOS
La distribución del follaje fresco de la leucaena se hizo sobre el
piso de los corrales, durante el horario de 9:30 y 16:00 horas,
en pequeñas porciones a intervalos de tiempo, para garantizar
un consumo adecuado. La cantidad ofrecida fue ligeramente
superior al doble del material seco que se sustituyó del resto
de la comida, teniendo en cuenta los coeficientes de utilización
digestiva de la MS y el N obtenido por Ly et al (2004) para el
follaje de esta leguminosa. El consumo diario de alimento
promedio para toda la ceba se fijó en un valor aproximado de
2.3 kg MS/animal, según recomendaciones cubanas (IIP
2001).
Los cerdos fueron pesados al comienzo del estudio y después
cada dos semanas, hasta la conclusión de la prueba de
comportamiento. El experimento terminó cuando los animales
El procesamiento estadístico de los datos se realizó con el
paquete estadístico SPSS (1999) para Windows. Las medias
por tratamiento para cada índice fueron contrastadas por la
técnica del análisis de varianza o por análisis de regresión
(Steel et al 1997). Cuando el contraste entre medias resultó
significativo (P<0.05), la separación de las mismas se hizo
mediante la dócima de Tukey. Los datos de costo de
producción no fueron sometidos a análisis econométrico.
Merece hacer notar que el follaje de leucaena que se usó en la
presente investigación no alcanzó valores muy altos para la
proteína bruta debido a que la mezcla de pecíolos y hojas
suele poseer un tenor más bajo de este nutriente. En otros
informes, el contenido de proteína bruta de la leucaena ha sido
variable, probablemente debido al tipo de follaje usado (ver por
ejemplo, D´Mello y Fraser 1981; García et al 1996; López et al
2007).
Todos los animales se adaptaron rápidamente al consumo de
las dietas experimentales. Durante todo el experimento no se
notó ningún síntoma evidente de intoxicación en los cerdos por
el hecho de consumir el follaje fresco de leucaena. En la tabla
3 se muestran las variaciones en el peso corporal de los
animales por el hecho de consumir las dietas con niveles
variables de follaje fresco de leucaena. Por otra, parte, se
tuvieron en cuenta los valores de ganancia media diaria para
calcular los días en prueba necesarios para alcanzar un peso
de sacrificio de 90 kg a partir del comienzo de la ceba, cuando
los animales tienen un peso inicial de 20 kg, o sea, (90 –
20)/ganancia diaria.
Tabla 3. Peso y días de prueba de cerdos alimentados con niveles variables
de follaje fresco de leucaena
Follaje fresco de leucaena, %
EE ±
10
20
30
No. de animales
6
6
6
6
Peso corporal, kg
Inicial
31.88
32.57
32.15
32.30
0.58
Final
90.73a
89.25ab
81.02b
75.85b
1.87**
1
Días en prueba
108
112
130
146
1
Tiempo necesario para la ceba de cerdos entre 20 y 90 kg (ver texto)
** P<0.01
ab
Medias sin letra en común en la misma fila difieren significativamente (P<0.05)
entre sí
No hubo efecto significativo de tratamiento en el peso inicial,
pero sí lo hubo (P0.01) en el peso final, particularmente en el
valor hallado en los dos tratamientos con niveles más altos del
follaje arbóreo. El tratamiento con 10% de leucaena no
determinó valores significativamente diferentes al tratamiento
control en el peso final de los cerdos. Por otra parte, el análisis
de regresión reveló un efecto altamente significativo
(P<0.001), lineal en el incremento del peso corporal de los
animales durante prueba. Estos datos se muestran en la tabla
4.
Tabla 4. Curva de crecimiento de cerdos en ceba
alimentados con niveles variables de
follaje fresco de leucaena1
Leucaena, %
a
b
EE ±
r
Ninguna
18.93
4.58
0.094
0.990***
10
19.96
4.36
0.198
0.956***
20
20.63
3.79
0.267
0.902***
30
21.77
3.41
0.096
0.982***
1
Ecuaciones donde y se expresa en kg de peso
corporal y x se expresa en semanas en prueba
**** P<0.001
51
Revista Computadorizada de Producción Porcina
Ceba de cerdos con follaje fresco de leucaena/Fattening pigs fed fresh leucaena foliage
No hubo efecto significativo (P>0.05) de tratamiento en los
rasgos de comportamiento de los cerdos cuando se incluyó un
10% de follaje fresco de leucaena en el alimento (tabla 5). En
cambio, los niveles entre 10 y 30% del follaje hicieron
Volumen 14 (número 1) 2007
descender o aumentar significativamente (P<0.001) la
ganancia diaria y la conversión alimentaria, respectivamente.
Tabla 5. Rasgos de comportamiento de cerdos alimentados con niveles
variables de follaje fresco de leucaena
Follaje fresco de leucaena, %
EE ±
10
20
30
No. de animales
6
6
6
6
Consumo, kg MS/día
2.31
2.34
2.30
2.24
0.04
Ganancia, g/día
647a
623a
537b
479b
18***
Conversión, kg/kg
Pienso B
2.23
2.10
2.13
2.12
0.04
Proteína bruta1
0.51
0.51
0.54
0.56
0.01
Materia seca
3.57a
3.76a
4.29b
4.67b
0.12***
1
No se tuvo en cuenta el consumo de proteína bruta de la miel final en este cálculo
*** P<0.001
ab
Medias sin letra en común en la misma fila difieren significativamente (P<0.05)
entre sí
Los estimados hechos revelaron que en condiciones de
precios del mercado cubano, una sustitución del componente
seco de la comida hasta 30% por follaje fresco de leucaena,
determinó ventajas económicas en el costo de producción de
una t de carne en pie. Un resumen del estudio económico
hecho se muestra en la tabla 6.
Tabla 6. Costo del alimento consumido y del necesario
para lograr una t de incremento de peso en cerdos
alimentados con follaje fresco de leucaena
Follaje fresco de leucaena, %
10
20
30
Valor, por t de
aumento de peso vivo
Costo, pesos cubanos 284.58 253.74 224.07
200.32
Alimento consumido
1 016
954
961
935
DISCUSION
En el presente estudio no hubo ninguna manifestación de
toxicidad por el uso del follaje fresco de leucaena, de acuerdo
con los índices de otros informes (Liu y Wang 1986). Como se
sabe, el consumo de leucaena fresca implica la ingestión de
mimosina, cuyo metabolismo en el animal ha sido estudiado
con cierto detenimiento (D´Mello 1992; Ly 1996). Igualmente,
se han hecho recomendaciones de distinto tipo sobre la forma
de neutralizar la toxicidad de la mimosina, desde el remojo del
follaje, su secado al sol (Kassuma 1987), tratado con ácido
acético o hidróxido de sodio (Echeverría et al 2002) o el
suministrarlo fresco pero con ciertos aditivos, como sales
ferrosas (Rivas et al 1978; Ly et al 1998). Es posible que en la
miel final existan compuestos tales que ejerzan un efecto
beneficioso para el cerdo, evitando la absorción intestinal de la
mimosina. Esta hipótesis no fue estudiada aquí y merece de
posteriores investigaciones.
El uso de niveles crecientes de follaje fresco de mimosina no
determinó una disminución evidente del consumo voluntario de
los animales, que si bien se restringió, no fue excesivo. Como
ilustración el tratamiento con 30% de follaje de leucaena
determinó un consumo de alimento que fue el 97% del
tratamiento control, sin leucaena. Por una parte, este resultado
refuerza la idea de que no hubo rechazo por parte de los
animales en el consumo de alimento por el hecho de incluir el
follaje fresco en la oferta de comida. Por la otra, la
voluminosidad de la ración consumida tampoco pareció ser un
impedimento, aunque la dieta con 30% de leucaena duplicó el
nivel de fibra fruta en el alimento brindado a los animales (ver
tabla 2). Es posible que en estos resultados esté influyendo la
capacidad de retención de los alimentos utilizados en la
presente prueba, tal vez baja, y que determina en gran medida
el consumo voluntario a corto plazo del alimento (Kyriazakis y
Emmans 1995).
En este trabajo se constató que hubo una disminución
evidente en la velocidad de crecimiento de los animales, a
medida que aumentó la inserción del follaje en la comida. De
la misma forma ocurrió un deterioro en la conversión
alimentaria de MS. Todo el empeoramiento productivo
expuesto anteriormente fue probablemente consecuencia del
efecto depresivo que provoca la fibra en la utilización digestiva
de los nutrientes, cuyos mecanismos son bastante bien
conocidos (Low 1985; Dierick et al 1989; Close 1993; Bach
Knudsen y Jorgensen 2001; Le Goff et al 2002). Por otra parte,
se ha demostrado la interrelación existente entre la utilización
digestiva y los rasgos de comportamiento productivo (Ly
1995).
En el caso particular del follaje de leucaena, varios resultados
han demostrado que en distintas especies animales, como las
ratas (Chel y Castellanos 1984), peces (Da Silva et al 19 ), o
en los propios cerdos (Adejumo y Akpocade 1990; Rodríguez
et al 1990; Santos y Abreu 1995; Argenti y Espinosa 1998;
López et al 2007), puede ser acertado el uso de este alimento
arbóreo siempre que se conjuguen los rasgos de
comportamiento con criterios económicos y del punto de vista
práctico en porcicultura hecha en condiciones locales.
52
Revista Computadorizada de Producción Porcina
Ceba de cerdos con follaje fresco de leucaena/Fattening pigs fed fresh leucaena foliage
De acuerdo con los datos obtenidos en la presente
investigación, se hizo evidente que aún en condiciones en que
se suministrara a los cerdos, un 30% de la ración diaria en
forma de follaje fresco de leucaena, no se sobrepasaría el
límite de 150 días, que es el tiempo pactado entre
porcicultores y empresas porcinas, para ejecutar la ceba de los
animales en un segundo sitio (Heredia et al 2003). Estos
resultados apoyan la idea propuesta por otros acerca de que
es necesario tener en cuenta tanto las ventajas económicas
como las biológicas en las condiciones cubanas de
porcicultura tropical (Pérez 1995, 1997).
Se sugiere que no hay desventaja en los rasgos de
comportamiento de cerdos en ceba si en dietas con 25% de
miel final, se sustituye el 10% del componente seco por follaje
fresco de leucaena. Desde un punto de vista económico, la
sustitución del componente seco por el follaje puede alcanzar
hasta 30% con beneficio económico en las condiciones
cubanas de producción de cerdos.
Volumen 14 (número 1) 2007
D´Mello, J.F.D. 1992. Chemical constraints to use of legume in
animal nutrition. Animal Feed Science and Technology,
38:237-261
D´Mello, J.F.D. y Fraser, K.W. 1981. The composition of leaves
meal from Leucaena leucocephala. Tropical Science, 23:75-78
Echeverría, V., Belmar, R., Ly, J. y Santos, R. 2002. Effect of
Leucaena leucocephala leaf meal treated with acetic acid or
sodium hydroxide on apparent digestibiliy and nitrogen
retention in pig diets. Animal Feed Science and Technology,
101:151-159
García, G.W., Ferguson, T.U., Neckles, E.A. y Archibald, K.A.
1996. The nutritive value and forage productivity of Leucaena
leucocephala. Animal Feed Science and Technology, 60:29-41
Kassuma, S. 1987. Recent advances in swine feeding and
managemente in Thailand. In: Pig breeding and development
in Asia. Pig Research Institute. Chunan, p J1-J19
AGRADECIMIENTOS
Se agradece la colaboración prestada a los técnicos del
laboratorio de química analítica del Centro, así como el de
otras dependencias del mismo, en la ejecución del presente
experimento. Los autores están particularmente agradecidos
de los señores Delma Vega, Adelsis Pérez y Y. Quiñones.
REFERENCIAS
Adejumo, D.O. y Akpokode, J.U. 1990. The effects of
Leucaena leucocephala supplementation of swine ration on
organ development and blood haematology in boars.
International Journal of Animal Science, 5:106-110
Kyriazakis, I. y Emmans, G.C. 1995. The voluntary feed intake
of pigs given feeds based on wheat bran, dried citrus pulp and
grass meal, in relation to measurement of feed intake. British
Journal of Nutrition, 73:191-207
Heredia, J., Muñiz, M., López, O. y Ly, J. 2003. El sistema
bifásico de producción porcina. Caracterización del tipo
cubano. Revista Computadorizada de Producción Porcina,
10(1):36-49
IIP. 2001. Procedimientos Técnicos para la Crianza Porcina.
Instituto de Investigaciones Porcinas. La Habana, pp 139
AOAC. 1990. Official Methods of Analysis. Association of
Official Agricultural Chemists (edición quinceava) (K. Helrick,
editor). Arlington, pp 1 230
Le Goff, G., Dubois, S., Van Milgen, J. y Noblet, J. 2002.
Influence of dietary fibre level on digestive and metabolic
utilisation of energy in growing and finishing pigs. Animal
Research, 51:245-259
Argenti, P. y Espinosa, F. 1998. Use of leucaena for feeding
pigs. In: Leucaena. Adaptation, Quality and Farming System.
Australian Centre for International Agricultural Research.
Camberra, p 294-295
López, J.L. 2007. Rasgos de comportamiento en cerdos
alimentados con follaje fresco de leucaena. 1. Consumo de
hojas y crecimiento entre 30 y 70 días de edad. Revista
Computadorizada de Producción Porcina, 14(1):
Bach Knudsen, K.E. y Jorgensen, H. 2001. Intestinal digestion
of dietary carbohydrate – from birth to maturity. In: Digestive
Physiology of Pigs (J.E. Lindberg y B. Ogle, editores). CABI
Publishing. Wallingford, p 109-120
Liu, G. y Wang, D. 1986. Preliminary study of Leucaena
leucocephala as feed for livestock. In: Leucaena. Adaptation,
Quality and Farming System. Australian Centre for
International Agricultural Research. Camberra, p 284-286
Chel, M.T. y Castellanos, A. 1984. El valor nutritivo de la
harina de hojas de leucaena en dietas para ratas. Producción
Animal Tropical, 9:307-313
Low, A.G. 1985. Role of dietary fibre in pig diets. In: Recent
Advances in Animal Nutrition (W. Haresign, editor).
Butterworths. Londres, p 87-95
Close, W.H. 1993. Fibrous diets for pigs. In: Animal Production
in Developing Countries (M. Gill, E. Owen, G.E. Pollot y T.L.J.
Lawrence, editors). British Society of Animal Production
Occasional Publication No. 15, p 107-116
Ly, J. 1995. Fisiología Digestiva del Cerdo. Tesis Dr.C.V.
Instituto de Investigaciones Porcinas. La Habana, pp 136
Ly, J. 1996. Una reseña corta sobre avances en estudios de
procesos digestivos en cerdos alimentados con dietas
tropicales no convencionales. Revista Computadorizada de
Producción Porcina, 3(1):8-18
Da Silva, L.D.F., Da Rocha, M.A., Misubuti, I.Y. y Loyola, V.R.
19 . The effect of leucaena (Leucaena leucocephala peras)
flour on fish feeding. Memorias de la ? Reunión de la
Asociación Latinoamericana de Producción Animal. Acapulco,
p 224
Dierick, N.A., Vervaeke, I.J., Demeyer, D.I. y Decuypere, J.A.
1989. Approach to the energetic importance of fibre digestion
in pigs. 1. Importance of fermentation in the overall energy
supply. Animal Feed Science and Technology, 23:141-167
Ly, J., Díaz, C., Macías, M., Reyes, J.L., Domínguez, P.L., Pok
Samkol, Santos, R. y Ruiz, R. 2004. Studies on digestive
processes in pigs fed leucaena foliage meal. Digestibility data.
In: VI Taller Silvopastoril “Los Arboles y Arbustos en la
Ganadería”. Holguín (copia electrónica, ISBN 959-16-0285-01)
Ly, J., Reyes, J.L., Macías, M., Martínez, V., Domínguez, P.L.
y Ruiz, R. 1998. Ileal and total tract digestibility of leucaena
53
Revista Computadorizada de Producción Porcina
Ceba de cerdos con follaje fresco de leucaena/Fattening pigs fed fresh leucaena foliage
Volumen 14 (número 1) 2007
meal (Leucaena leucocephala Lam de Wit) in growing pigs.
Animal Feed Science and Technology, 70:265-273
inclusion of cassava leaves, leucaena leaves and groundnut
foliage. Animal Science, 71:301-308
Mena, A. 1987. Sugar-cane juice as a substitute for cerealbased feeds for monogastric animals. World Animal Review,
62(abril-junio):51-56
Muir, J.P., Massete, E.S. y Tsombe, N. 1992. Effect of
Leucaena leucocephala and Brassica napus on growth of pig
fed wheat bran diets. Livestock Research for Rural
Development, 4(2):49-54
Phuc, B.H.N. y Lindberg, J.E. 2001. Ileal apparent digestibility
of amino acids in growing pigs given a cassava root meal diet
with inclusión of cassava leaves, leucaena leaves and
groundnut foliage. Animsl Science, 72:511-517
Nongyao, A., Han, T.K. y Choi, Y.J. 1991. Amino acid
digestibility to pigs in various fiber sources. 2. True digestibility
of amino acids in ileal digesta and faeces. Asian-Australasian
Journal of Animal Science, 4:211-218
NRC. 1998. Nutrient Requeriments of Domestic Animals.
Nutrient Requeriments of Swine. National Academy of Science
Press. Washington, D.C., pp
Pérez, R. 1995. Sistemas alimentarios pecuarios para los
asentamientos ecológicos. Ministerio de la Industria Azucarera.
La Habana, pp 35
Pérez, R. 1997. Feeding Pigs in the Tropics. FAO Animal
Production and Health Paper No. 132. Roma, pp 185
Rivas, E.T., Argañosa, U.G., López, P.L. y Oliveros, B.A. 1978.
The production performance, slaughter and carcass
characteristics of growing-finishing pigs fed with high levels of
ipil-ipil (Leucaena leucocephala (Lam) de Witt) leaf meal
supplemented with ferrous sulphate. Philippine Agriculturist,
61:330-350
Rodríguez, I., Romero, O., Parra, N., Elejalde, L. y Paredes, R.
1990. Efecto de la harina de hojas de leucaena (Leucaena
leucocephala) en alimentación de finalización de cerdos. Anais
da 12ª Reunião da Associação Latino-Americana de Produção
Animal. Fundação de Estudos Agrarios Luiz de Queiroz.
Piracicaba, p 79
SPSS. 1999. Versión 6.1.3 para Windows (archivo electrónico)
Steel, R.G.W., Torrie, J.H. y Dickey, M. 1997. Principles and
Procedures of Statistics. A Biometrical Approach. McGraw Hill
Company In Company (tercera edición). New York
Phuc, B.H.N. y Lindberg, J.E. 2000. Ileal and total tract
digestibility in growing pigs given cassava root meal diets with
54
Descargar

DIGESTIBILIDAD DE HOJAS FRESCAS DE LEUCAENA EN

Rebelión en la granja

Rebelión en la granja

Argumento y tema: la libertadPersonajes: NapoleónLiteratura universal contemporánea del siglo XXDramaNovela de ficción

Enfermedad Exantema Vesicular Porcina

Enfermedad Exantema Vesicular Porcina

ClasificaciónTransmisiónProfilaxisMaterial VirulentoHuéspedesResistenciasDiagnósticoPrevención