PARTES Y FUNCIONAMIENTO DE LOS TROLEBUSES
Mapa de sus partes:
Pullman Standard 700
1: tendido; 2: letrero de recorrido; 3: espejo retrovisor externo; 4: farol; 5: puertas delanteras; 6: primer eje simple delantero; 7: puertas
traseras; 8: Segundo eje dual trasero; 9: barras decorativas; 10: tensores; 11: soga; 12: cabezal; 13: troles o plumas; 14: enganche
troles o plumas; 15: base troles; 16: número de máquina.
Método de funcionamiento:
Los troles o plumas hace presión sobre la catenaria o tendido y así hacer contacto. En donde la pluma hace contacto con el tendido va
colocado un carbón que permite el flujo de la energía (esto produce que con el desgaste de los materiales, sea posible cambiar
únicamente el carbón y no las piezas de mayor magnitud).
Pullman Standard 800
La energía pasa por un banco de resistencias, cuya función es disipar el calor, evitando el calentamiento en el caso de una variación
del voltaje. Luego, la energía pasa por un convertidor, éste se encarga de convertir una parte de la corriente de 600 a 640 Volts de
corriente continua de 12 volts. La corriente de 12 Volts se utiliza para los accesorios de trolebús, como el tablero, la iluminación interna,
etc. El convertidor alimenta, por otra parte, al motor principal. Éste trabaja con una corriente continua de 450 Volts.
El freno y la dirección funcionan a través de un sistema de aire comprimido, ya que los trolebuses cuentan con una compresora de aire
almacenada en unos cilindros ubicaos en su parte inferior.
La energía que utilizan los trolebuses llega directamente de la compañía de luz. La compañía se encarga de alimentar una subestación
con corriente alterna, esta corriente es disminuida por un transformador, para luego dirigirse a un rectificador que la convierte en
corriente continua.
Berna 4GTP (ex TPG)
Partes del trolebús relativos a la vía aérea:
1.- Las líneas de los trolebuses son una derivación de aquellas que utilizaban los tranvías. La diferencia fundamental entre ambas es
que para los trolebuses se hace necesario un segundo cable para el retorno de la corriente.
Dado que los trolebuses no son guiados, las líneas por donde pasa la corriente deben ser capaces de resistir sus desviaciones
laterales; es por esto que son flexibles, lo que les permite un cierto balanceo del hilo de contacto que posee un amplio rango.
Motor de un Berna 4 GTP (trolebús articulado)
(Suiza)
El recorrido y la forma que poseen los cables varía según los requerimientos de cada punto, los parámetros más importantes a
considerar que varían la geometría de los cables son: el vano (la distancia que hay entre dos apoyos de los cables); altura del hilo de
contacto (distancia vertical entre el plano de rodadura del tren y el punto más bajo del hilo de contacto); flecha de los hilos (distancia
vertical del centro de un vano (distancia entre dos apoyos), refiriéndose al hilo de contacto, en comparación con la distancia vertical
en los apoyos. Si existe una diferencia, la flecha es la semidiferencia entre ambas distancias verticales); descentramiento (distancia
horizontal a la altura del hilo de contacto entre el eje de la vía y la posición del hilo de contacto).
2.- Los conductores son los cables que conducen la corriente eléctrica desde la subestación de electricidad (en este caso Chilquinta)
hacia el sistema de la línea aérea de contacto, o catenaria.
3.- Las estructuras de soporte de la catenaria sostienen a los cables conductores. Para esto de utiliza un poste que se fija a terreno.
Son pilares que elevan la línea aérea a la altura adecuada.
Motor de un Pullman Standard 800 (USA)
El motor eléctrico:
El sistema eléctrico de los trolebuses posee múltiples conexiones eléctricas, lo que lo hace muy complejo. Para realizar una revisión del
motor se debe revisar cable por cable con su respectiva conexión.
Para diferenciarlos, los cables generalmente poseen diferentes colores, con lo que se va codificando una especie de lenguaje eléctrico
para operar la totalidad del sistema.
Para la reparación de alguna de las conexiones se requieren electricistas expertos que primero logran detectar el corto eléctrico y
luego reparan el cable dañado y lo aíslan con una cinta especial.
4.- En cuanto a los troles, se diferencian de los pantógrafos (propios de los tranvías) en cuanto no frotan al hilo, sino que tienen una
polea o roldana que rueda bajo el hilo. Por uno de los troles entra la corriente al carro, mientras por el otro, la corriente regresa a la
red.
5.- Los cables, al igual que los troles, son dos, cada uno recoge o despliega el trole al que va unido para conectar o desconectar el
trolebús de la línea eléctrica. Esto lo realiza mediante motores rebobinadotes ubicados en la parte posterior del trolebús.
6.- Asociado a la línea aérea existen diferentes sistemas asociados que no tienen que ver con la conducción de corriente ni con la
protección del sistema, si no que se alimentan de la vía aérea para cumplir distintos roles. Éstos han ido aumentando y
diferenciándose con la modernización de los trolebuses. Caben aquí los sistemas de reaprovechamiento de la energía de la frenada,
sistemas de telefonía internos, la calefacción, etc.
Publicidad Pullman Standard 800
que explica los beneficios en
cuanto a contaminación y libertad
de movimiento de los trolebuses.
Interior de un trolebús de
Valparaíso.
Conclusiones relativas al trolebús como objeto:
ACCIONES Y MEDIDAS ACTUALES DEL SISTEMA DE TROLEBUSES
El trolebús contiene muchos elementos propios del estilo de vida en el cual fue utilizado mayormente.
Dado que funciona con el sistema eléctrico que se expuso anteriormente, la velocidad máxima que alcanza es casi la mitad de la
velocidad que alcanzan los autobuses, por lo que está hecho para un estilo de vida de mucha mayor tranquilidad de lo que se vive hoy
en día. Este es uno de los motivos que han producido la decadencia de este medio de transporte.
La distribución de los asientos al interior de los trolebuses también habla de esto. Muchos de ellos poseen asientos dobles que se
ubican uno frente al otro en la parte posterior, lo que habla de grupos humanos más numerosos que los que viajan hoy en día. Hoy
muchos autobuses poseen a un lado una corrida de un solo asiento, mientras que el trolebús posee este pequeño espacio que se
comparte entre cuatro personas. Además en la parte posterior del trolebús se extiende un gran asiento para unas seis personas. Este
asiento es continuo, no posee separación individual de los asientos, es un asiento que se comparte. Los asientos en general no poseen
espacios individuales, a excepción de los trolebuses que llegaron posteriores a los Pullman Standard.
La iluminación, por otra parte, es mucho más sutil al interior de los trolebuses en comparación con los autobuses. La luz crea un
espacio más íntimo al interior, ya que no está pensada para que la luz proteja al pasajero de los otros pasajeros, si no para que el
pasajero pueda ver lo suficiente para desplazarse en su interior. El trolebús, además, hace pocos recorridos en la oscuridad. Sus
recorridos terminan a horas muy tempranas, contrario a lo que sucede con los autobuses que pueden hacer recorridos las 24 horas del
día.
Las barras para afirmarse son todas verticales y se ubican en varias partes del interior. No hay una barra horizontal que lo atraviese
como en el caso de los autobuses. Esto produce que personas de todas las edades puedan afirmarse de las barras. No hay una altura
determinada, sino una barra que atraviesa todas las alturas.
Por su método de funcionamiento eléctrico que se expuso anteriormente, este medio de transporte es el menos contaminante ambiental
y acústicamente. Es el más silencioso y limpio.
Este medio de transporte está pensado para la comodidad de los pasajeros que lo habitan, y para la comodidad del transporte en sí (si
bien ahora parece ser poco práctico por la instalación de catenaria que requiere, en su época sustituía los rieles que iban por el
pavimento, por lo que lo hacía mucho más flexible). La intención de su fabricación no es la eficiencia, no es para reducir la demora ni
para hacer caber el mayor número de personas en un espacio reducido, sino generar un viaje ameno, espacioso, cómodo y de una
mayor intimidad entre los pasajeros.
“Una serie de iniciativas está impulsando la empresa Trolebuses de Valparaíso, con el fin de potenciar el desarrollo, la promoción y el
mejoramiento de este tradicional medio de transporte, con diversas actividades en el ámbito turístico y patrimonial” Radio bio-bio.
Lo que tiene el trolebús de medio de transporte, hoy ha sido reemplazado casi completamente por los autobuses, ya que sus
recorridos son más frecuentes y más amplios.
Debido a que no se puede extender ni cambiar el recorrido de los trolebuses porque éstos requieren de una vía aérea para su
funcionamiento, la empresa a cargo ha buscado otros medios para aprovechar los trolebuses. Dentro de estas medidas, se ha
impulsado con mucha fuerza el turismo, aprovechando su condición de monumento nacional y de patrimonio vivo de la ciudad de
Valparaíso.
Para utilizar esta faceta que presentan los trolebuses se implementó un boleto especial para los turistas en el desarrollo del Forum
Universal y se pretende implementarlo en las épocas de verano. Este “tour and ticket” sirve a las delegaciones para visitar y recorrer
la parte histórica de la ciudad.
Por otra parte, una de las medidas más importantes que está intentando impulsar Trolebuses de Chile S.A. es la de asociarse con los
ascensores de Valparaíso.
“En este contexto una ciudad como Valparaíso, donde los Trolebuses y Ascensores fueron relevantes para su designación como
Patrimonio de la Humanidad, las partes quieren destacar la relevancia de potenciar un sistema de transporte que rescate y ponga en
valor su naturaleza patrimonial e histórica.
El sistema de trolebuses y de los ascensores forma parte de la identidad social y cultural de Valparaíso. Conservarlos, promoverlos,
respetar su patrimonio industrial vivo y recuperarlos plenamente es tarea de sus usuarios, de las autoridades y de las empresas.
Lo que la Agrupación propone es un sistema integrado de transportes que incluya a los Trolebuses, a los ascensores, y al Metro de
Valparaíso. Creemos que ello va en directo beneficio de todos y del propio ordenamiento de la ciudad.
Como organización nos preocupa el rescate del único patrimonio industrial vivo que está quedando en la ciudad con una puesta en
valor de la importancia que estos han tenido históricamente en la ciudad de Valparaíso, como también hacia los usuarios”
www.plataformaurbana.cl/trolebuses.
Conclusiones relativas al sistema de trolebuses:
Sabiendo de antemano cómo funciona el sistema eléctrico de los trolebuses, es interesante notar que el recorrido de los trolebuses
está directamente relacionado con la ubicación de los ascensores, ya que ambos utilizan la corriente que proviene de la misma
subestación de Chilquinta.
Bajo este criterio es muy viable el proyecto de unir los sistemas de trolebuses con los ascensores de Valparaíso. Ya que ambos
forman el patrimonio de la ciudad, parece tener un enfoque sobre todo turísitico, sin embargo es de suma conveniencia para los
habitantes del lugar.
Trolebús turístico. Tienda de objetos
relacionados a los trolebuses de Valparaíso
Esta medida potenciaría el uso de los trolebuses por parte de la gente que habita en los cerros. Si bien este medio de transporte
parece no adecuarse a la topografía de la ciudad, que cuenta con un plan muy reducido, sí se torna útil si se combina con el acceso
a los cerros. De este modo los trolebuses podrían tener diferentes paradas al pie de los ascensores para dejar y tomar a las personas
que los utilicen.
Se han tomado diferentes medidas para impulsar el uso de trolebuses por los habitantes de la ciudad, como por ejemplo darle
exclusividad en cuanto al transporte de pasajeros por calle Pedro Montt, sin embargo las empresas de transporte de autobuses
lograron revertir esta situación y ahora los trolebuses comparten esta calle con otras seis líneas de autobús. A pesar de lo
congestionada que se encuentra esta calle, no es posible para los trolebuses cambiar su recorrido, ya que se encuentran sujetos a la
estructura aérea con la que cuentan. Por lo que la única opción de darle exclusividad era la de dirigir los autobuses por las calles
paralelas.
La medida de un pase diario, sin embargo, es una medida pensada completamente para el turista. Está pensada para alguien que
quiera recorrer la ciudad en una breve cantidad de tiempo y lograr abarcar el Valparaíso patrimonial. En este sentido es conveniente
comprar una vez un boleto que permita la mayor cantidad de viajes posibles. Para la gente Valparaíso se cobra una tarifa fija con
rebaja para los estudiantes. Los trolebuses, si bien son más baratos que los autobuses son mucho menos frecuentes y más lentos,
por lo que la medida de bajar los pasajes no es suficiente ya que el medio de transporte se acomoda difícilmente a las necesidades
actuales.
Además de que no puede subir los cerros que abundan en Valparaíso, el trolebús necesita de calles anchas ya que su viraje es
amplio y el vehículo en sí es amplio también. En este sentido pareciera ser que el trolebús no tiene cabida a modificaciones en
cuanto a su recorrido y uso. Sin embargo las calles por las que circula siguen siendo calles principales dentro de la ciudad, calles
frecuentadas diariamente por los habitantes de Valparaíso (como lo son Calle Prat, donde se encuentran las oficinas y bancos de la
ciudad; Avenida Argentina, donde se encuentra la feria, de verduras y “cachureos”; Av. Colón, donde se encuentra el hospital y la
principal comisaría de Carabineros; Av. Pedro Montt, vía céntrica de la ciudad que llega a la Plaza de Armas). El hecho de que no se
hayan modificado las calles en el transcurso de los años y de que sigan éstas siendo principales, ha permitido la durabilidad de los
trolebuses en Valparaíso.
Trolebús circulando por Plaza Sotomayor,
recorriendo el circuito cuya catenaria se conecta
con el ascensor El Peral
Descargar

FICHA5