La e-revista para los precursores de la nueva educación.
Dedicamos este trabajo a todos los niños/as del mundo y a los por venir.
#58
E-Revista # 58. Abril 2009.
¿Cómo utilizar los Sonidos Sanadores en las clases?
Agradecemos a João de Brasil por haber enviado esta extensa información sobre los sonidos y la salud. João es
profeso de historia, terapeuta; hace Capoira y enseña samba; es experto en calendario maya.
Muito legal.
Muito obligado.
Contacto: João Almeida Sobrinho, [email protected]
Antes de hablar de los sonidos sanadores, quisiera destacar la importancia de conectarse con los elementos que
componen nuestro planeta. Hablo de los cinco elementos originarios de nuestro mundo como un mandala planetario.
Fuego, Tierra, Viento, Agua y Amor
Los cinco elementos son: el fuego, la tierra, el viento, el agua y el amor. Es importante
trabajar la salud del profesor en comunión con los niños como una búsqueda de la salud
mental que genere fortaleza para afrontar la violencia1 con la práctica de la no-violencia en
la construcción de un mundo placentero y hecho de paz. La cultura y la medicina
tradicional china, trabajan también con cinco elementos pero son distintos. Los chinos
consideran los siguientes elementos: metal, agua, madera, fuego y tierra como base para la
conexión de lo humano con el cosmos.
La importancia de una buena respiración
Uno de los principios que proponemos en este boletín son las prácticas respiratorias del yoga indiano, taoísta y la
concepción oriental de la salud del cuerpo y de la mente. Para ellos, no existe tal distinción (consideran al ser humano
como un todo) y recordando lo que los abuelos (ancianos) indígenas americanos nos han contado: “antes se vivía
así… tomando agüita fresca y respirando, éramos felices”.
Desde el aire se procesa toda la oxigenación de nuestro organismo. El aire que respiramos entra por la nariz, llega a
los pulmones y el oxígeno que contiene se desplaza a través de la circulación para todas las partes del cuerpo. Saber
respirar es, por tanto, esencial para nuestra salud, porque la buena oxigenación de todos los órganos se refleja en el
rostro, la persona que realiza una respiración correcta tendrá una piel más blanda y brillante, sin manchas ni ojeras.
A continuación, proponemos algunos ejercicios para realizar una respiración correcta. Los profesores de ciencias
pueden realizarlos junto con el estudio del cuerpo humano (ayuda a localizar los diferentes órganos de nuestra
anatomía) y todos los profesores podemos realizarlos al volver del recreo y retomar las actividades escolares. Abajo,
sugerimos uno que puede servir para calmar la excitación de los chicos al volver del recreo.
1
Quando hablo de violencia la contrapongo con el concepto de no-violecia. Y cuando hablo de paz, la estoy contraponiendo a la guerra.
1
Primer ejercicio para respirar bien:



Acuéstese con las rodillas dobladas buscando relajar todo el cuerpo y quedarse bien suelto. Suelta las
tensiones.
Empiece a inspirar por la nariz, llenando bien los pulmones e hinchando la barriga.
Suelte el aire por la boca lo más lentamente que pueda y vaya deshinchando la barriga, empujando la panza
para abajo con las manos.
En este proceso, usted estará activando el diafragma, que a su vez, masajea todos los órganos internos. Esta
respiración debe ser hecha por lo menos veinte minutos por día. Diez minutos por la mañana, para comenzar el día
con mucha energía y diez minutos por la noche, para reponer las energías gastadas en la faena diaria y tener una buena
noche de sueño. Este ejercicio, al cargar el organismo de energía sirve como actividad tranquilizadora.
Para los chinos el concepto Chi (que tiene a ver con la respiración), es tanto la respiración como la energía
de la fuerza de vida. Generalmente equiparemos el chi con la energía. La energía circula por nuestro cuerpo siguiendo
ciertos canales que reciben el nombre meridianos de acupuntura. Uno de los enfoques del yoga taoísta es la regulación
del chi. De todos los ejercicios del yoga taoísta, los más básicos son los ejercicios de respiración.
Desde hace miles de años los orientales manejan ciertas clases de códigos que tienen estrecha relación en el
manejo de la salud humana y como técnica de meditación. Algunos de esos códigos son lo que el yoga ha llamado de
mantra (el sonido), el mandala (que en sánscrito quiere decir centro, circunferencia, círculo mágico), el yantra (forma
preconcebida)2 y los mudras (formas adoptadas con el uso de los dedos de las manos)3. Aquí, vamos a presentar los
sonidos sanadores que están presentes en la medicina tradicional china y en la teoría general del Tao.
Como ya lo escribió Daniel Reid en algunos de sus libros4,
Los seis sonidos sanadores para enseñar a los niños5
Se tratan de sonidos específicos que emitimos para limpiar, enfriar y sanar nuestros principales órganos internos. En el
yoga taoísta nos preocupa lo que ocurre dentro de nuestro cuerpo. Los seis sonidos sanadores se usan para
contactarnos con nuestros cinco órganos internos principales: los pulmones, los riñones, el hígado, el corazón y el
La palabra sánscrita yantra proviene del prefijo “yan” que significa “concebir”, “concepción mental”. Yantra, pues, significa literalmente “dispositivo”,
“artificio”, “mecanismo”, “herramienta” o, mas preciso aún, “instrumento”. Hace referencia a ciertas representaciones geométricas complejas de niveles y
energías del cosmos (personalizadas bajo la forma de la deidad escogida) y del cuerpo humano (en cuanto a réplica microcósmica del macrocosmos).
2
3
Las Mudras son descritas como las posiciones de las manos. Cada área de las manos tiene una reacción refleja con una parte específica del cerebro. Un Mudra
cierra y guía la corriente de energía y se refleja en el cerebro. Junto con las Bhandas reenvían la corriente de energía, conectando la energía individual con la
fuerza universal.
4
Ver Bibliografia al fin del texto.
5
Estos ejercicios se pueden acompañar de la clase de biología que corresponde al órgano estudiado.
2
bazo. Además, tenemos el triple calentador, que los taoístas consideran un órgano separado. Este último no se trata de
un órgano tal como lo concebimos en Occidente. Está compuesto por las tres regiones del cuerpo: superior, media e
inferior. El sonido del triple calentador se emplea para regular y equilibrar la temperatura en estas tres regiones. Cada
uno de los cinco principales órganos internos está asociado (o se corresponde) con unos de los cinco elementos (metal,
agua, madera, fuego y tierra). (El triple calentador no corresponde con ningún elemento). Así, los sonidos sanadores
también ayudan a regular el equilibrio de los elementos en el cuerpo. Equilibrar los elementos es crucial para nuestra
práctica porque estos elementos ayudan a mantener nuestra salud y nuestro equilibrio emocional.
Los sonidos sanadores sólo se emiten durante la espiración (expirar) Este ejercicio puede practicarse de pie, sentado o
acostado. Los sonidos han de emitirse suave y delicadamente. Mientras se emite el sonido, se debe dirigir la atención
hacia el órgano y la zona que lo rodea. Cuando se haya adquirido destreza en la pronunciación de los sonidos, lo
emitirás sub-vocalmente, de modo que no sean audibles en absoluto, y sentirás que emanan del órgano mismo. Esta
práctica ayuda a desarrollar el oído interno, la capacidad de escuchar dentro de uno mismo. Esto es algo que hacemos
constantemente cuando escuchamos nuestros pensamientos, pero muy pocos somos conscientes de que también
podemos escuchar otras partes del cuerpo.
El color también juega un papel importante dentro del ejercicio de los seis sonidos. Cada uno de los cinco elementos
está asociado con un color. Para favorecer el proceso, visualizarás el órgano rodeado por el color correspondiente al
tiempo que emites el sonido sanador con la espiración. Los sonidos son muy simples. El cuadro siguiente muestra los
órganos, los elementos correspondientes, los sonidos sanadores y los colores.
Órgano
Pulmones
Riñones
Hígado
Corazón
Bazo
Triple calentador
Elemento
Metal
Agua
Madera
Fuego
Tierra
Inaplicable
Sonido Sanador
S-s-s-s-s-s-s-s-s-s-s
Sh-u-u-e-e-e-e-i
Sh-h-h-h-h-h-h-h-h
J-o-u-u-u-u-u-u
J-u-u-u-u-u-u-u
J-i-i-i-i-i-i-i-i
Color
Blanco
Azul (o negro)
Verde esmeralda
Rojo
Amarillo
Inaplicable
Sonido del pulmón
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
Dirige tu atención a los pulmones.
Haz una respiración profunda (que puede ser abdominal o inversa)
Cierra la boca para que los dientes permanezcan en contacto. Mantén los labios ligeramente abiertos.
Apoya la punta de la lengua contra la encía inferior, justo debajo de los incisivos inferiores
Espira y emite suavemente el sonido S-s-s-s-s-s-s. Trata de sentir el calor que irradian tus pulmones.
Visualiza los pulmones bañados en luz blanca.
Repítelo, al menos, tres veces por sesión.
Sonido del riñón
1. Dirige tu atención a los dos riñones, izquierdo y derecho. Están situados en la espalda, a ambos lados de la
columna, justo debajo de la caja torácica.
2. Haz una respiración profunda.
3. Espira todo lo lenta y silenciosamente que puedas mientras emites el sonido sanador Sh-u-u-e-e-e-e-i
(“Chu wey”, según la pronunciación inglesa). Mete ligeramente la zona del estómago (plexo solar) mientras
lo haces.
4. Visualiza ambos riñones bañados en una luz color azul zafiro o negra y siente el calor que irradian.
5. Repítelo, al menos, tres veces por sesión.
(Nota: Los riñones son el almacén del elemento agua, al que le corresponde la temperatura fría. Al realizar el sonido
sanador del riñón, sentirás que tus riñones emanan una energía muy fría).
3
Sonido del hígado
1. Dirige tu atención hacia el hígado. Está situado en la parte anterior del cuerpo, en el lado derecho y debajo de
la caja torácica.
2. Haz una respiración profunda.
3. Espira tan lenta y silenciosamente como puedas emitiendo el sonido sanador Sh-h-h-h-h-h-h-h-h.
4. Visualiza el hígado bañado en una luz verde esmeralda y siente el calor que irradia.
5. Repítelo, al menos, tres veces por sesión.
Sonido del corazón
1.
2.
3.
4.
5.
Dirige tu atención al corazón.
Haz una respiración profunda.
Abre ligeramente la boca, redondea los labios y emite el sonido sanador J-o-u-u-u-u.
Visualiza el corazón bañado en una luz roja y brillante y siente el calor que irradia.
Repítelo, al menos, tres veces por sesión.
Sonido del bazo
1. Dirige tu atención al bazo. Está situado en la parte anterior del cuerpo, en el lado izquierdo, en la parte
inferior de la caja torácica.
2. Haz una respiración profunda.
3. Espira tan lenta y silenciosamente como puedas, formando un pequeño círculo con los labios y emitiendo el
sonido sanador J-u-u-u-u-u.
4. Visualiza tu bazo bañado en una brillante luz amarilla.
5. Repítelo, al menos, tres veces por sesión.
Sonido del triple calentador
1. Haz una respiración profunda.
2. Espira tan lenta y silenciosamente como puedas emitiendo el sonido sanador J-i-i-i-i.
3. Imagina un gran rodillo descendiendo por tu cuerpo que parte de la cabeza, atraviesa el pecho, el plexo solar y
desciendo hasta el abdomen. Siente el calor que desciende y sale de tu cuerpo mientras emites el sonido.
Podrías sentir que sale a través de las puntas de los dedos de las manos y de los dedos de los pies.
4. Repítelo, al menos, tres veces por sesión.
Foto: João en la reunión de emAne, el enlace mundial parA una nueva educación, durante el Congreso Internacional de Cuenca, Ecuador, la
educación holística es posible, en febrero del 2009. Joao está a la izquierda en ambas fotos.
4
Bibliografía indicada
Indico la lectura del autor Daniel Reid que tiene los siguientes libros publicados sobre el taoísmo, la medicina
tradicional china y las chinas aplicadas al mantenimiento de la salud.
o
o
o
o
o
o
El libro del Chi-Kung: principios teóricos y aplicaciones prácticas. Ediciones Urano, S.A., 1999. ISBN 847953-311-0
Medicina tradicional china: una introducción a los aspectos fundamentales de este antiguo conocimiento.
Ediciones Urano, S.A., 1999. ISBN 84-7953-344-7
Los tres tesoros de la salud. Círculo de Lectores, 1997. ISBN 84-226-6404-6
Los tres tesoros de la salud. Ediciones Urano, S.A., 1994. ISBN 84-7953-088-X
El Tao de la salud, el sexo y la larga vida: un enfoque práctico y moderno de una antigua sabiduría. Círculo
de Lectores, 1991. ISBN 84-226-3844-4
El Tao de la salud, el sexo y la larga vida. Ediciones Urano, S.A., 1990. ISBN 84-86344-78-6
Fotos tomadas en Isabela, Galápagos, Ecuador, durante un taller impartido por Joao, en marzo de 2009.
João Batista de A. Sobrinho
[email protected]
Prof. de Historia
Revisión de texto: Germana Hatrick
Fotos: archivos Pedagooogía 3000, varias páginas Web y Joao.
Este correo es un servicio de Pedagooogía 3000. Si deseas:
SURCRIBIRTE, envía un mensaje a asunto: inscripción [email protected]
CANCELAR la suscripción, envía un mensaje a [email protected], asunto: baja
Exhortamos a distribuir este material, sin fines comerciales, por vía electrónica o impresa, siempre y cuando se respeten los
créditos del servicio, los autores, así como se mencionen la fuente y el enlace. Copyright © 2009 Noemi Paymal y
Pedagooogía 3000
Moderadora: Noemi Paymal [email protected] (591) 772 17 913.
Edición: Dayme Paymal. Diseño: Sergio Silvestre L.
5
Descargar

#58

Competencias perceptivas y atencionales de los bebés

Competencias perceptivas y atencionales de los bebés

SentidosEstimulación sensorialPercepción visual: color, entorno, acontecimientos, profunididadGustoSentidos cutáneosCoordinación sensorialOlfatoAudiciónPsicología evolutiva

ORQUESTA

ORQUESTA

Instrumentos de cuerdaInstrumentos EléctricosInstrumentos de vientoInstrumentos de percusión

Integrantes: Profesora: Agustín Díaz

Integrantes: Profesora: Agustín Díaz

Respiración aeróbicaKrebsRespiración anaeróbica

Análisis fonológico

Análisis fonológico

LenguaGramáticaComunicaciónFonología