Ejercicios de Voleibol para Campeones
Perfeccionando técnicas claves con siete entrenadores ganadores
Editado por: Mary Wise
INTRODUCCIÓN
Los ejercicios son como recetas. Con las
instrucciones e ingredientes correctos,
cualquiera puede cocinar, pero se necesita
un cocinero con experiencia -- o un
entrenador con experiencia -- para mezclar y
variar los ingredientes para complacer las
necesidades de las diferentes personas.
Ningún ejercicio funcionará si no es
modificado para adecuarlo al nivel de la
habilidad de los jugadores. Un ejercicio que
puede funcionar en nuestro gimnasio puede
no funcionar en el suyo. Pero con
modificaciones (tal como lanzarle la pelota al
armador en vez de utilizar pasadores de
verdad), usted puede hacer funcionar el
ejercicio en su gimnasio con sus jugadores.
Todos nosotros hemos puesto a nuestros
jugadores en ejercicios que no han resultado.
Por alguna razón, nuestros jugadores no
mejoraron. Tal vez el ejercicio falló a causa
de una mala organización o por falsas
expectativas. O tal vez nuestras metas no
eran lo suficientemente específicas. Un
ejercicio exitoso incluye cuatro factores
claves: un propósito, un objetivo,
competición, y retroalimentación.
1. Propósito: Por que está haciendo el
ejercicio? Los ejercicios deberían ser
diseñados para mejorar técnicas
cambiando conductas. Previo a cada
ejercicio, explíqueles a los jugadores
exactamente adonde se debiesen
concentrar. (Por ejemplo, “Ahora
intentaremos el ejercicio de ‘La defensa
del toque’. Este ejercicio nos ayudará a
mejorar en la recuperación de la pelota”.).
2. Objetivo: Tras las entradas en calor, cada
ejercicio debería tener un objetivo, una
determinada cantidad de repeticiones
necesarias antes de que finalice el
ejercicio. Al hacer el ejercicio orientado
hacia una meta, los jugadores sabrán
exactamente lo que se espera de ellos. Por
ejemplo, en el ejercicio “Provocar-Pase
Pase” el objetivo es trabajar su manera de
apuntarle al blanco.
3. Competición: Como logra usted que los
jugadores se enganchen con el ejercicio?
Hágalos competir. Cuando los posiciona en
un ambiente competitivo, harán todo por
ganar, o en algunos casos trabajarán duro
sencillamente para no perder. Al mismo
tiempo que ellos están compitiendo,
practican la técnica específica. Observe
como puede cambiar un ejercicio una vez
que usted lo haga competencia. “Sacar y
Correr a 21” es un ejemplo perfecto de un
ejercicio simple basado en la competencia.
4. Retroalimentación: Cual es su papel
durante el ejercicio? Primero, su tarea es
enseñar. Darle retroalimentación a los
jugadores, tanto en su ejecución como en
su esfuerzo. Su tarea no termina cuando
comienza el ejercicio -- acaba de
comenzar. Su atención debería estar
dirigida al propósito del objetivo: la
tácticas o técnicas que usted está
intentando mejorar. Usted no puede
observar todo lo que ocurre durante un
ejercicio, entonces no lo intente. Si tiene
asistentes, dele responsabilidades. Por
ejemplo, en el “Ejercicio de Ataque a la
Diagonal”, mientras usted se concentra en
el atacante de punta y le dá
retroalimentación, haga que alguien
observe a los bloqueadores y que una
tercer persona observe la defensa de
campo. Cada entrenador tiene un rol, al
igual que los jugadores.
Este libro incluye ejercicios para las seis
técnicas principales del voleibol: saque,
pase, armado, ataque, bloqueo y defensa. El
libro está diseñado para darle una visión de
lo que algunos entrenadores muy exitosos
están haciendo en sus gimnasios. Estas son
nuestras recetas para el éxito.
CAPÍTULO 1
Saque
Russ Rose y Mike Schall, Universidad Estatal
de Pennsylvania.
Antes de ingresar en una discusión acerca de
los componentes físicos y mentales claves del
saque y acerca de como es mejor diseñar los
entrenamientos para mejorar la efectividad
de los jugadores desde la línea de saque,
usted debe contestar varias preguntas acerca
de su filosofía como entrenador. Dentro de
cada nivel de juego, tanto primaria,
secundaria, club, o universitario, se pueden
observar distintas filosofías de saques y
estrategias. Algunos entrenadores prefieren
entrenar a sus jugadores para que
simplemente vayan detrás de la línea de
saque y “le peguen”. Esto ha demostrado
éxito en algunos niveles a pesar del
incremento del riesgo involucrado y
consecuentemente una gran cantidad de
errores de saque. Otra filosofía, desde una
posición diametralmente opuesta, enfatiza
una baja cantidad de errores de saque,
simplemente manteniendo la pelota en juego
desde la línea de saque o sacando
tácticamente para afectar al contrario en un
área específica del campo de juego. Muchos
entrenadores eligen no comprometerse con
una filosofía u otra, pero en cambio
mantienen una posición intermedia. Las dos
ideas en contrario pueden ser explicadas
diciendo “saca fuerte, pero mantenéla en
juego”. Sin importar la postura que un
entrenador tome en el tema del saque, debe
existir una base sólida. Recuerde, el pase
pronosticará su nivel de juego, de manera tal
que usted necesitará tener una filosofía de
saque para lograr ganar en el nivel que usted
está compitiendo, y este puede cambiar a lo
largo de la temporada.
Como anota los puntos su equipo?
Durante la temporada de 1996, la UEP (Penn
State) obtuvo la menor cantidad de saques
punto de todos los equipos de la liga de los
Diez Grandes, pero finalizó la temporada
regular como campeones de la
conferencia. Esta estadística puede no ser lo
irónica
que aparenta inicialmente cuando usted
considera lo siguiente: ese mismo equipo
tiene el número más bajo de errores de
saque, el promedio de defensas más alto por
partido, y el promedio de bloqueos por
partido más alto del país. Ambos
bloqueadores centrales ranqueados entre los
mejores diez del país, como así también, en
bloqueos por sets. Para un equipo que
bloquea y defiende bien, los errores de saque
eliminan la oportunidad de los jugadores a
hacer lo que ellos mejor hacen y llegado el
momento disminuyen sus chances de éxito.
Por lo tanto, una filosofía de saque más
conservadora podría ser mejor para ese
equipo. Los entrenadores de equipos que no
poseen el lujo de
tener excelente bloqueo y defensa de campo
deberían considerar una tónica más agresiva
desde la línea de saque, ya que el saque
provee la primera oportunidad para anotar
puntos.
Los métodos para anotar puntos de cada
equipo puede variar de acuerdo a la rotación.
Si en una rotación en particular el equipo
sacador tiene una ventaja distintiva sobre el
oponente (ej., una rotación fuerte en bloqueo
contra una rotación débil en ataque), el
sacador debería evitar errores.
Contrariamente, si un equipo lucha para
anotar puntos en una rotación, animando a
su sacador a tomar riesgos o haciendo entrar
a su mejor sacador puede dar dividendos.
Por ende, como entrenador, usted debe
conocer las fortalezas y debilidades de su
equipo y los jugadores que conforman su
equipo, como así también tener un
conocimiento general de su contrario. Esté
dispuesto a tomar riesgos como entrenador y
permítales a sus jugadores la flexibilidad
para “arriesgar”.
Entrenando a su equipo para sacar
eficazmente
Una vez que su filosofía de saque ha sido
establecida y verbalmente comunicada a su
equipo, fuerce a sus jugadores a
experimentar el saque en situaciones
similares al juego. Ejercicios de saque de
“fuego graneado” le dá a los jugadores una
gran oportunidad para obtener repeticiones
con la técnica pero no le permite a cada
jugador experimentar el tipo de presión
involucrada en el saque en una situación de
competencia real. Durante la competencia,
un sacador tiene la oportunidad de sacar en
una de cada seis rotaciones. Un jugador que
juega en todas las rotaciones obviamente
saca luego de rotar a través de la zona de
delanteros y debe serenar las cosas mental y
físicamente para posicionarse en el estado
mental adecuado para sacar eficientemente.
Los suplentes enfrentan un dilema distinto,
dado que ellos vienen de ser observadores
interesados que no han jugado al menos en
las tres últimas rotaciones para ser el
sacador y el jugador zaguero del cual se
espera que le dé un espaldarazo al equipo.
Los mejores sacadores comprenden la
importancia de la técnica que están por
ejecutar. Entienden que el peloteo anterior
ha terminado y el siguiente no ha ocurrido
aún. En el momento que sostienen la pelota
previo al saque, tienen control total del
juego. Aunque en su mente ellos pueden no
tener idea de lo que está pasando, controlan
el destino del próximo peloteo. Este puede
ser un pensamiento de miedo, pero varias
ideas prácticas pueden hacer del saque una
experiencia menos traumática para usted y
su equipo.
1. Fuerce a sus jugadores a sacar bajo
situaciones similares al juego.
2. Haga que cada saque cuente cargándole
una penalización a cada saque errado,
cada área de saque errada, o a cada
saque “fácil”. Un sencillo rol o caída para
cada saque errado no perjudicará
físicamente a sus jugadores pero puede
reforzar la importancia de la efectividad
del saque.
3. Recompense a sus jugadores por hacer
un saque punto o por obligar un mal pase
permitiéndoles sacar de nuevo. Después
de todo, en competencia, un saque
errado es una oportunidad perdida para
anotar puntos, mientras que un
saque duro comúnmente anota un
punto y en recompensa otorga otro saque
al mismo jugador.
Claves físicas para un saque exitoso
El saque se mantiene como una de las
técnicas más básicas pero continúa dándole
dolores de cabeza a los entrenadores cuando
intentan enseñarla. El problema central del
saque es golpear una pelota por sobre una
barrera que está a 9 metros de distancia.
Para lograr este objetivo, muchos intentos
diferentes se han realizado. A los jugadores
se les ha pedido que comiencen sacando
desde la línea de los tres metros y que vayan
retrocediendo gradualmente con cada saque
bueno. Algunos entrenadores han instruido a
sus jugadores a sacar contra una pared y
luego probar en la cancha real. Algunos
entrenadores harán que sus jugadores
simplemente practique el lanzamiento de la
pelota, para que el jugador logre la
sensación de cuan alto y por delante necesita
ubicar la pelota. Para aprender como sacar o
para aprender como sacar más eficazmente,
un jugador debe sacar. No subestime la
habilidad de sus atletas para entender las
cosas por si mismos. Provistos de varias
claves principales, ellos harán pasar la pelota
por sobre la red y con suerte desarrollaran
un saque duro y consistente.
La primera clave para resaltarles a sus
jugadores es evitar los movimientos extras o
pensamientos que bloqueen la meta
específica del momento. Haga que la técnica
sea tan simple como lo es realmente. Los
jugadores deberían concentrarse en el blanco
y exhalar mientras se preparan físicamente
para iniciar el saque. A veces el lanzamiento
les provoca a los jugadores más problemas
que los que debería. Enséñele a sus
jugadores a lanzarse la pelota con una mano,
comúnmente la mano opuesta al brazo de
saque. Esto liberará al brazo del saque para
prepararse para golpear la pelota. Deberían
lanzarse la pelota por delante del hombro del
brazo que saca apenas por arriba del alcance
máximo para darle al brazo tiempo suficiente
para reunir el momento necesario para
golpear la pelota. El brazo de saque debería
seguir un sencillo movimiento de
lanzamiento con el codo arriba y tirado para
atrás preparado para el paso de la pelota y
su seguimiento. La pelota debería ser
contactada en su centro para permitir
preferentemente el efecto de “golpe seco”.
Esta acción de flotación ocurrirá sin importar
como los jugadores tengan su mano, pero
una sugerencia podría ser comenzar con la
mano abierta y firme. Los jugadores no
deberían intentar ocultar el área de saque a
la cual ellos están sacando, dado que el
sacador se para a más de 9 metros del
pasador. En cambio, los jugadores deberían
enfrentar el blanco y finalizar de la misma
manera, sin dejar dudas adonde intentan
sacar.
CAPÍTULO 2
Claves de entrenamiento
Los mejores pasadores del mundo, pasan con
sus piernas separadas por el ancho de sus
hombros, una pierna apenas por delante de
la otra, rodillas flexionadas a 90º, y el peso
sobre las yemas de los dedos de los pies.
Nosotros nos referimos a esta posición como
la posición base del pasador. Una fuerte base
le permita al jugador disfrutar el control de la
pelota, dado que una base sólida le permite
al jugador pasar con piernas y caderas. Un
buen trabajo de piernas y técnica de
movimiento le ayuda al jugador a lograr esta
base sólida más frecuentemente y estar en
una posición balanceada. La distancia que los
jugadores necesitan trasladarse para pasar la
pelota determinará que trabajo de piernas
usarán. Existen dos opciones: un paso de
arrastre (para distancias cortas) y un paso
cruzado (para distancias más largas).
Nosotros utilizamos palabras claves más
específicas cuando nos referimos a estos
movimientos y denominamos al paso de
arrastre paso-dividido y el paso cruzado
dirigido-cruzado-dividido. Este lenguaje
ayuda a marcar la división, lo cual genera
una base sólida. Varios movimientos básicos
ayudarán a los jugadores a ser más
eficientes con su trabajo de piernas.
Usted puede encontrar las siguientes claves
de ayuda memoria para sus jugadores
durante el entrenamiento:
1. Evite movimientos extras.
2. Realice el lanzamiento por delante del
hombro de saque.
3. Mantenga el codo elevado y para atrás.
4. Contacte la pelota en el medio y con el
centro de la mano.
5. Acompañe el movimiento hacia el blanco.
Resumen
Usted debe establecer una filosofía de saque
que cuadre bien, tanto con su personalidad
como entrenador como con los jugadores de
su equipo. Sus jugadores, luego de aprender
los componentes básicos del saque, deben
continuar para mejorar su nivel de
competencia hasta el punto donde puedan
sacar fuerte y adentro de la cancha. Permita
que experimenten situaciones parecidas al
juego en el entrenamiento para otorgarles la
experiencia necesaria para tratar con los
aspectos mentales y físicos de la técnica.
Pase
Lisa Love, Universidad del Sur de California
El pase es la base del ataque de un equipo.
Tanto el tiempo ofensivo como la ejecución
de la jugada gira alrededor de la habilidad
del equipo para pasar de manera precisa. Sin
un pase preciso y sólido, su equipo no puede
explotar los talentos de sus atacantes y
armadores. Los componentes del pase
involucran: trabajo de piernas y movimiento,
orientación de la plataforma y la
coordinación. Dado que los tres componentes
trabajan juntos para crear un movimiento de
pase eficaz, cada área puede ser entrenada
independientemente y focalizada
específicamente.
Trabajo de piernas y movimiento
1. La posición inicial debe ser relajada, con el
peso sobre las yemas de los dedos de los
pies, rodillas flexionadas
confortablemente, y los hombros sueltos.
2. El primer paso hacia la pelota es con la
pierna más cercana a la misma.
3. El movimiento debería ser nivelado sin
subir y bajar los hombros. (Nota: Pídale a
los jugadores que ubiquen un punto en la
red o la pared. Cuando ellos se mueven,
su línea visual debería mantenerse
paralela, sin saltar arriba y abajo.)
4. El peso debería mantenerse en las yemas
de los pies para lograr pasos rápidos.
Orientación de la plataforma
La base del pase le dá estabilidad al pasador,
y una plataforma (brazos) formada
apropiadamente le otorga flexibilidad al
pasador para ajustar. La plataforma se forma
uniendo las manos con las yemas de los
pulgares juntas firmemente apretadas, las
muñecas rotadas hacia adelante y abajo, y
codos trabados. La plataforma es extendida
lejos del cuerpo a medida que el atleta se
flexiona a la altura de la cintura y encoge los
hombros, tratando de tocarse las orejas con
los hombros. Los hombros deberían estar por
sobre las rodillas; si hubiese una cuerda
colgando de los hombros, debería caer por
delante de las rodillas, sin tocar los pies. La
cabeza se mantiene firme--moviendo los
ojos, en vez de la cabeza, para ver la pelota.
Unos pocos fundamentos para la plataforma
son esenciales para darle al pasador la
habilidad para ajustar a una variedad de
situaciones.
1. La plataforma es formada con
anterioridad, detrás de la pelota, sin
balancearla para ir al encuentro de la
pelota.
2. Hay mucho espacio entre los tríceps y el
torso, lo que significa que la plataforma
está formada llevando los brazos hacia
adelante, no hacia abajo.
3. Los hombros son rotados para dirigir la
pelota hacia el blanco, en vez de
balancear la plataforma para dirigir la
pelota.
Coordinación
Un sentido de coordinación es importante
para establecer el ritmo y el tiempo en el
pase. Un buen trabajo de piernas y una
adecuada preparación de la plataforma
mejora las chances del pasador para pasar
correctamente la pelota hacia el mismo
punto en la ejecución de la técnica. Similar al
intento de un atacante por atacar la pelota
en el mismo punto del balanceo del brazo, un
pasador quiere pasar la pelota en el mismo
punto del movimiento del pase. Idealmente,
este punto es cuando la pelota está a la
altura de la rodilla (lo cual indica que la base
apropiada ha sido establecida) y entre 30 y
60 cms. por delante de las rodillas (lo cual
indica una temprana preparación de la
plataforma). El jugador inicia el movimiento
de pase moviendo las piernas y las caderas a
45º con respecto al blanco, encontrando la
pelota a la altura de la rodilla o mitad del
muslo. Son las piernas y las caderas, no los
hombros, los que mueven la plataforma. Se
desea la menor cantidad posible de
movimiento de la plataforma, dado que el
movimiento incrementa las posibilidades de
error--”un pase tembleque”. Luego del
contacto, el pasador continuará hacia el
blanco elevando apenas la plataforma. La
idea es mantener la pelota en los brazos lo
máximo posible, como si estuviese acunando
la pelota en los brazos. Esto es realizado más
fácilmente cuando el jugador está en la
posición base; pero, algunas situaciones
requieren perder la fuerte posición de base,
por ejemplo, un saque saltado veloz, un
flotado que cae o
sube inesperadamente, o un saque mal
evaluado. Sin importar la posición corporal,
es imperativo que la preparación de la
plataforma y la orientación, no se pierdan. La
plataforma siempre debería estar formada
con anterioridad, extendiéndose para
alcanzar la pelota, con los hombros
orientándose para dirigir la pelota.
Claves de entrenamiento
Usted puede encontrar que las siguientes
claves sean de ayuda memoria para sus
jugadores durante los entrenamientos:
1. Moverse nivelado con el peso en las
yemas de los dedos de los pies.
2. Forme y extienda la plataforma con
anticipación.
3. Trabe los codos y presione las muñecas
hacia abajo.
4. Utilice las caderas y las piernas para
pasar, no los brazos.
5. Oriente los hombros para dirigir la pelota.
No balancee la plataforma.
6. Mantenga la cabeza abajo y siga la pelota
con los ojos.
Resumen
El pase requiere buen trabajo de piernas,
orientación de la plataforma, y coordinación.
En la posición inicial el pasador está relajado,
balanceado, y listo para moverse en
cualquier dirección. Moviéndose con la pierna
más cercana a la pelota, el jugador se mueve
en línea recta detrás de la pelota mientras
comienza a formar la plataforma. Justo antes
de pasar la pelota, las piernas se separan,
creando una base sólida, y la plataforma se
extiende lista para encontrar la pelota.
Moviendo las piernas y las caderas a 45º con
respecto al blanco, el jugador se encuentra
con la pelota a 30 cms. de distancia a la
altura de las rodillas o mitad del muslo, y
continúa hacia el objetivo elevando apenas la
plataforma. Si estos movimientos son
ejecutados correctamente, el atleta
naturalmente proyecta el peso hacia
adelante.
CAPÍTULO 3
Armado
John Dunning - Universidad del Pacífico
Durante los últimos 10 años he hecho de la
enseñanza del armado una prioridad muy
alta en mi vida. Yo amo hablarle a la gente,
experimentar, hacerles pequeños ajustes a
todos los aspectos de la técnica y a la
posición del armador. Hay un sin fin de
cantidades de áreas en las cuales no
podemos concentrar para intentar ayudar a
cualquier jugador a mejorar la técnica de
armado o para ayudar específicamente a los
armadores. En todo momento que tengo la
chance de trabajar con un jugador en el
armado, me encuentro muy concentrado y
curioso por la singularidad de cada jugador.
Una gran cantidad de personas me han
ayudado a aprender lo que sé de armado, y
muchos me han convencido que yo en
realidad no se mucho. Ahora estoy
convencido que el gozo del aprendizaje
proviene de los mismos jugadores. Existe
una particularidad en la manera que cada
jugador ejecuta una técnica, y parte del
proceso de enseñanza /aprendizaje le está
prestando atención a esta singularidad. Yo
paso la mayor parte de mi tiempo
observando jugadores, intentando
continuamente de redefinir el fundamento
sobre el cual quiero ayudar a los jugadores a
construir sus técnicas.
El primer paso que yo les sugeriría tomar a
los entrenadores es atravesar un proceso de
formar en sus mentes que es lo que ellos van
a enseñar y por que. Esto puede sonar obvio,
pero muchas ideas en la enseñanza son
utilizadas por que el maestro lo hizo de esa
manera o por que alguien le dijo al maestro
que esa era la mejor manera. No hay una
mejor manera, pero cada uno de nosotros
debe encontrar una manera y permitir que
esa manera crezca y evolucione.
Un segundo paso para todos nosotros podría
ser echar una seria mirada al proceso de
aprendizaje. Existen muchos libros y otras
fuentes para que nosotros utilicemos para
mejorar nuestras técnicas de enseñanza,
pero probablemente los atletas sean nuestra
mejor fuente. Cada atleta aprende de una
manera distinta, pero nosotros no podemos
tener un proceso completamente diferente
para cada persona. Probablemente no vaya a
haber tiempo para concentrarse demasiado
en la perfección individual y aún así
concentrarse en las necesidades del equipo.
Nosotros necesitamos decidirnos en un
proceso básico y luego encargarse de las
necesidades de aprendizaje de cada jugador.
Una cosa que necesitamos incluir es la idea
de la transferencia de aprendizaje. ¿No
tenemos jugadores que aparentan hacer bien
las técnicas en ejercitaciones simples y luego
en ejercitaciones de técnicas múltiples
vuelven a cometer errores? ¿No tenemos
algunos jugadores que realizan bien las
técnicas grupales en las ejercitaciones y no
en los partidos? De la manera que
enseñamos, de la manera que aprendemos y
el proceso que utilizamos, todo parece
afectar la forma en la que nos
desenvolvemos cuando estamos en el centro
de la escena.
El proceso que utilizamos en la instrucción
puede ser de tanto valor como lo que
enseñamos. Los armadores necesitan armar
y hacerlo en situaciones de juego la mayor
cantidad de veces posibles, pero hasta el
punto de competición pura, se deben
concentrar en el aprendizaje. Nosotros
necesitamos “jugar el juego” al tope de
nuestras habilidades y la de nuestros
equipos, cuando estamos compitiendo. Para
ser lo mejor que podamos ser, en realidad
necesitamos estar por sobre el nivel de la
mayoría de los golfistas, que constantemente
piensan, “¿Cual es el balance de mis
pensamientos en el día de hoy?” Hay
suficientes cosas para pensar con respecto a
la estrategia, sistemas, y demás; ¿por que
sobrecargar nuestras mentes con
pensamientos de entrenamiento?
Una primera parte del entrenamiento
focalizado es lo que yo llamo concentración
de entrenamiento de tema-único. Los
jugadores necesitan ser puestos en la
situación de entrenamiento más fácil que
comienza con un armado sencillo
devolviéndole la pelota al lanzador, y luego ir
progresando a situaciones más complicadas.
La idea es lanzarle pelotas a los jugadores y
que estos solamente estén atentos a una
sola parte de la técnica de armado--el
seguimiento, la posición de la mano y
demás. Toda corrección tiene que ver
únicamente con la técnica y no con el
resultado del armado. El deseo de la
ejecución puede inhibir la real atención en el
entrenamiento técnico, por eso intentamos
desarrollar situaciones con una atención muy
específica. Entonces podemos diseñar
situaciones con mayores demandas físicas o
con diferentes niveles de distracción de la
tarea de manera tal de comenzar a
desarrollar el aprendizaje de la transferencia.
El primer ejercicio que prefiero utilizar para
desarrollar la transferencia se llama el “El
Ejercicio del Abanico” (presentado más tarde
en este capítulo). Este ejercicio está
diseñado para proveer una manera de tratar
cada situación que pueda surgir en un
partido. Este ejercicio también posibilita que
realice un entrenamiento de tema-único.
Existen cientos de maneras de utilizar el
Ejercicio del Abanico, así que no me pondré a
especificar, excepto por una situación en
particular. Nosotros denominamos el nivel
más alto del ejercicio “más cinco”. El
entrenador escoge cuatro situaciones de
juego diferentes y lanza alto y justo, a la
línea de 4,5 mts., en la red cerca de posición
cuatro, y en la varilla derecha. El jugador
penetra desde una determinada área del
campo hacia la red y luego se desplaza para
armar una pelota lanzada a una de las cuatro
áreas. Si el armado va al blanco designado,
el jugador obtiene + 1 y regresa al inicio; si
el armado no es preciso, el jugador obtiene 1 y regresa. Los jugadores deben obtener +
5 para ganar, y ninguna puntuación va por
debajo del cero. El entrenador puede elegir
tener una atención específica en el ejercicio
para ayudar a un jugador a transferir el
aprendizaje a un nivel superior.
El último paso en la enseñanza de la
transferencia es ubicar a un armador en una
situación de 6 contra 6 y pedirle al jugador
que preste atención a una técnica específica
durante el juego de equipo. Esto es muy
difícil de realizar, y probablemente serán
necesario recordatorios hasta que la técnica
sea parte del jugador. La atención del
entrenador será puesta a prueba durante
este ejercicio, y si el entrenador falla, el
jugador puede que falle. El siguiente nivel de
atención es la competencia. A los jugadores
se les debe enseñar que en este nivel no se
concentren en la técnica sino en el juego.
Esto es más importante de lo que parece y
puede ser una clave para la competencia.
Claves de Conducción
Puede que usted encuentre las siguientes
claves como recordatorios de ayuda para sus
jugadores durante el entrenamiento:
1.
2.
3.
4.
Cuadrar los hombros hacia el objetivo
Utilizar la extensión total de los brazos.
Conocer el blanco.
Mantener una posición corporal neutral.
Resumen
Hay mucho más para aprender para
cualquier armador que la técnica, incluyendo
reglas, sistemas, situaciones especiales,
estrategia, comunicación, y liderazgo. Yo
estoy intentando muy tenazmente en proveer
una amplia base de experiencias de la cual
aprendan los armadores. Cuando pienso en
el armado, mi mente va más rápido que una
pelota de golf dirigiéndose al agua. Espero
que la suya esté yendo más rápido que la
mía.
CAPÍTULO 4
Ataque
Brad Saindon - Selección Nacional
Femenina de Australia
El ataque! Es uno de los momentos
individuales más dramático y dinámico de
todo el deporte. La belleza absoluta y lo
atlético de un ataque bien ejecutado le puede
quitar a uno el aliento. Es el jonron (béisbol),
la volcada (basquetbol), el try (rugby), el gol
(fútbol) y el drive de 300 yardas (golf), del
voleibol.
Muchos olvidan que el voleibol fue inventado
originalmente para ser una “alternativa
menos extenuante” que el basquetbol. La
idea era volear la pelota de un lado al otro
por arriba de una red alta. Fue un juego de
cooperación. Uno puede imaginar una sutil
música de vals de fondo mientras que atletas
del mediodía le pegan a la pelota entre ellos
mismos. Pero, un mediodía, el juego en la
“Y” (YMCA= Asociación Cristiana de Jóvenes)
cambió para siempre cuando un guerrero
extremadamente agresivo saltó por arriba de
la red y le pegó un fuerte manotazo a esa
pelota de basquetbol con toda su fuerza.
Pueden imaginarse las caras de los azorados
miembros del equipo del otro lado de la red?
Aquel primer ataque cruzó el largo del
gimnasio? Aterrizó en la cara de un jugador
desconocido y distraído? Fue la llegada del
ataque que condujo al voleibol fuera del
ámbito de recreación baja-intensidad hacia
un deporte intenso y dramático que ha
logrado un seguimiento a lo ancho y largo
del mundo.
El ataque es el punto culminante de cada
jugada de voleibol. Los equipos intentan
pasar la pelota de manera precisa al armador
para que éste le pueda armar bien al
atacante. El equipo defensor intenta limitar
la habilidad para que la pelota le llegue al
atacante. Si el atacante en realidad obtiene
la pelota, la defensa debe lograr reunir todos
sus recursos para defender el poderoso
ataque que está por invadir su espacio aéreo.
En el voleibol moderno, defender estos
pelotazos es considerablemente más difícil.
Los atacantes están corriendo por todos
lados atacando de acá para allá, de
delanteros, de zagueros. Un atacante está
por acá, otro está por allá--no espere, ahora
está por allá! Un atacante aquí ya está en el
aire, pero la pelota fue armada para allá!
Agáchate! El voleibol ha emergido del asalto
frontal a guerra de guerrillas, con fintas,
combinaciones, movimiento, velocidad y
engaños. Nosotros le debemos agradecer a
ese primer atacante!.
Atacar una pelota de voleibol es una de la
técnicas motoras más difíciles de todo el
deporte. Piense en lo que esta técnica
requiere. El atacante se está moviendo para
adelante, en el aire sin base estable,
directamente hacia una barrera. Los
atacantes deben pegarle a una pelota que se
mueve en un plano completamente diferente
al cual ellos se están moviendo. El atacante
debe pegarle a la pelota precisamente en el
tiempo exacto para hacerla bajar como lo
desea. La pelota debe superar esa alta
barrera y pasar uno, dos, o inclusive tres
bloqueadores intentando o no
permitiendo que ésta los supere. Luego el
atacante debe aterrizar bajo control, sin
tocar la barrera o el
territorio contrario. Entonces el jugador al
caer debe estar listo para jugar de nuevo en
un instante (o al menos estar listo para
saltar aún más alto para celebrar el punto!).
Inclusive nosotros tenemos la estadística
más piola de los deportes: Matadora (ataque
punto = NdT). Mejor que los puntos por
juego, goles, golpes, yardas, terminaciones,
o cualquier otra cosa. Una Matadora. Por
supuesto esto generalmente se refiere a
matar el peloteo, matar la pelota, o matar el
punto, como oposición a infligir una lesión
corporal. Todos hemos visto un ataque
ocasional que pudo en efecto causar un
trauma.
Generalmente el ataque determina el
resultado de un partido. Los análisis
estadísticos de los partidos de voleibol
muestran que en algún lado alrededor del 80
% de las variantes en el resultado del partido
puede ser explicado por las estadísticas de
ataque. Es muy raro que un equipo pierda si
tiene mejores estadísticas de ataque.
Obviamente, el ataque es importante para el
éxito de un equipo. Un equipo con grandes
atacantes puede ganar muchos puntos con
un armado y recepción no tan bueno. En el
voleibol generalmente, un gran ataque vence
a una gran defensa.
No existe una sola manera de atacar una
pelota de voleibol. Pero, existen algunas
referencias ampliamente aceptadas a las
cuales la mayoría de los atacantes
prominentes adhieren. Comúnmente la
carrera de ataque comienza bien por detrás
de la línea de los tres metros. El atacante
genera potencia para el despegue a través de
una corta pero poderosa carrera
progresivamente acelerada (tres o cuatro
pasos). Cuando el jugador abandona el piso
con ambos pies, la pierna izquierda está
adelante (para los jugadores derechos) tal
como si estuviese lanzando una pelota de
béisbol. Esto les proporciona a los atacantes
algunas ventajas mecánicas con sus cuerpos,
y algunas ventajas tácticas por “abrir” el
cuerpo para recibir la pelota (al menos por
delante del armador). Recientemente ha
habido una tanda de atacantes que se
despegaban del piso con un pié,
particularmente por detrás del armador. Para
los derechos es mejor despegar con la pierna
derecha.
La mayoría de los atacantes llevan algún
tiempo en el aire y giran hacia adelante
subsecuentemente para contactar la pelota.
Esto les permite a los atacantes mantener la
pelota delante de ellos, y eso mejora la
visión. Los atacantes necesitan desarrollar la
visión durante el ataque para ver a los
bloqueadores y esquivarlos. La mayoría de
los gestos del brazo de los atacantes se
parecen a un movimiento de lanzamiento, y
el contacto ocurre arriba y por delante del
cuerpo. La mayoría de los atacantes
muñequean con la mano sobre el tope de la
pelota, generándole efecto que la ayuda a
dirigirse al piso. La mayoría de los atacantes
contactan la pelota con la mano abierta, con
la mayor parte posible de la mano
contactando la pelota. La mayoría de los
atacantes maldicen a los armadores si ellos
tiran la pelota afuera.
Los jugadores jóvenes desarrollarán un estilo
que es natural para ellos. Algunos
parámetros son importantes; otros pueden
ser superficiales. Repetir el trabajo de
piernas es importante y puede ser
introducido y enseñado lanzando una pelota
de tenis por sobre la red utilizando el trabajo
de piernas del ataque. Generalmente el gesto
del brazo imitará el movimiento de
lanzamiento de un atleta, limitado por
cuanto tiempo pueda el jugador mantenerse
en el aire. De esta manera la eficacia del
gesto del brazo pasa a ser primordial.
Entrenar el gesto del brazo en el piso puede
que no se transfiera al gesto del brazo
utilizado en el aire.
La mayoría de los entrenamientos de ataque
deberían ser lo más “vívidos” posibles.
Raramente el ataque en un juego ocurra en
condiciones precisas y exactas. Los atacantes
deben responder a malos armados--bajos o
altos, separados o pegados a la red. Los
atacantes deben involucrarse en el juego
destacándose en el ataque. Ellos deben
aprender a pasar o defender primero, y luego
haga que estén disponibles para atacar.
En un juego el atacante está siempre (o casi
siempre) enfrentado a un bloqueador o
bloqueadores. El entrenamiento debería ser
de la misma manera. Si ahí hay ataque
debería haber bloqueo; solamente entonces
podrá un atacante aprender a observar el
bloqueo y atacar esquivándolo. Los jugadores
tienen que aprender a reaccionar a todas las
variables a las cuales se enfrentarán en el
juego. Por supuesto, un entrenador tiene
que guiar a su equipo hacia condiciones
reales, pero las situaciones reales deberían
ocurrir frecuentemente a medida que la
técnica se va desarrollando.
Claves de Conducción
Puede que usted encuentre las siguientes
claves como recordatorios de ayuda para sus
jugadores durante el entrenamiento:
1. Hacer contacto por delante del hombro.
2. Ejecutar una carrera de ataque rápida.
3. Recuperarse y cubrir.
Resumen
En ningún otro lado el atletismo es más
evidente que en un ataque a 160 kms.
enviado desde algún lado cerca de la
estratosfera. La acción parece ir en cámara
lenta. La mano del atacante golpea la pelota
sonando como el tiro de un rifle. La pelota
golpea el piso antes que lo haga el atacante,
con un ruido que es, excepcionalmente,
voleibol.
CAPÍTULO 5
Bloqueo
Greg Giovanazzi - Universidad de Michigan
El bloqueo es la primer línea defensiva de un
equipo. Para algunos es la opción defensiva
primaria. Para otros es sencillamente una
parte del esquema defensivo. En ambos
casos, el bloqueo es una técnica importante,
la cual con una mínima cantidad de
entrenamiento puede dar los más grandes
dividendos para casi cualquier equipo.
La filosofía del bloqueo varía de un equipo a
otro y depende de sus jugadores como asi
también de la habilidad de ataque del
contrario. Fundamentalmente, el bloqueo
toma dos formas en el concepto de defensa
de un equipo. Primero, el bloqueo es una
parte del todo. Se hace cargo de una parte
del campo en el ataque contrario, mientras
los defensores se encargan de otra. Una
segunda filosofía es que el bloqueo toma
todo lo que puede, intentando lograr la
mayor cantidad de bloqueos posibles. En el
segundo caso hay menos estructura, y esta
es una situación, mayoritariamente, en la
cual su equipo juega contra niveles muy
altos de ataques.
El bloqueo zonal es el primer concepto.
Nuestro bloqueo se hará cargo de una zona
de la cancha, en lo posible donde el equipo
contrario pueda atacar más efectivamente, y
nuestros jugadores defensivos se ubicarán
por afuera del bloqueo. Esta filosofía es que
el bloqueo sea la primera línea defensiva y
que los defensores sean la segunda.
Complementando este esquema, está la idea
que nosotros abarcamos una zona
relativamente chica con el bloqueo y no
alcanzamos a una zona que es considerada
del dominio de los defensores.
Este sistema está mejor diseñado para
equipo chicos y velóces con buen control de
pelota. Los equipos del mundo que emplean
este esquema son los equipos femeninos de
Japón, China, Corea y Perú.
Leer el bloqueo sería mejor para equipos de
mayor envergadura que no poseen una
buena defensa y que su fuerte es el bloqueo.
Dicho sencillamente, la creencia de esto es
que si nosotros bloqueamos no tenemos que
defender armar o atacar. Acá los
bloqueadores se ubican en el lugar que ellos
creen que será más propicio para bloquear a
los atacantes adversarios. A los bloqueadores
se les permite hacer cambios de último
momento, saltar sobre vetas de ataque, y
alcanzar por afuera de la línea corporal,
cualquier cosa para lograr el bloqueo. Debido
a que el bloqueo es una técnica muy
agresiva, de muchas maneras esta filosofía
complementa la naturaleza firme y enérgica
de la técnica. La mayoría de los equipos
masculinos utilizan este sistema, como así
también los equipos femeninos de, Estados
Unidos, Rusia y Cuba.
Cuando se enseña el bloqueo, persevere con
un par de conceptos muy simples y directos.
Existen dos claves técnicas fundamentales:
(1) visión y (2) sellar la red. Estas dos ideas
estan muy emparentadas y son primordiales
para el éxito del bloqueo. Visión, dicho
sencillamente, significa que cada contacto
del otro lado de la red debe ser visto y
reconocido. Si nuestros jugadores están
observando la pelota no tendrán éxito como
bloqueadores. En cambio, ellos deben,
primero ver el pase.
 Se está vendiendo? (Si es así, prepararse
para atacarla).
 Es un mal pase separado de la red? (Si es
así, probablemente el armado será
previsible, ve por él!).
 Es un buen pase? (Si es así, mantén tu
lugar y sé defensivo, esperando cualquier
cosa. Manténte balanceado y listo para
moverte en cualquier dirección).
Segundo, los jugadores deben ver el armado.
El cuerpo del armador te dirá mucho. Dará
pistas de adonde será armada la pelota. Esto
le dará a usted y a su defensa un salto sobre
el ataque. Tercero, los jugadores deben ver
al atacante. Esta es la parte difícil. Luego de
que el armador arma, saque sus ojos de la
pelota y mire la carrera del atacante. en la
mayoría de los casos, el atacante le dirá a
usted adonde irá el ataque.
La otra clave fundamental es sellar la red:
mantenga su cabeza agachada, los ojos
arriba, y deslice sus manos por sobre la red
hacia el otro lado. El resultado? Pelotas
bloqueadas y puntos! Si sus jugadores están
observando a la pelota y no al atacante, ellos
tendrán problemas para sellar y penetrar.
Un trabajo coordinado de piernas es esencial
para pemitirle al bloqueador moverse a la
mejor posición. Dado que como entrenadores
trabajamos con una cantidad limitada de
tiempo de gimnasio, es aconsejable diseñar
entrenamientos que nos lleven de una
técnica a otra. Nosotros empleamos dos tipos
muy sencillos de trabajo de piernas para
todos los manejos de pelota, defensa, y
bloqueo: el paso añadido (lateral) y el paso
cruzado. Paso lateral para todas las
posiciones cercanas, y paso cruzado en todas
las situaciones de emergencia o lejanas. El
paso lateral es ideal en el bloqueo por que la
cadera se mantiene enfrentada a la red. Se
necesita una gran visión y reconocimiento
para utilizar este paso como bloqueador
central intentando llegar a la punta. Todos
los bloqueadores de punta deberían utilizar
solamente el lateral.
El cruzado es esencialmente carrera. Siempre
haga que sus atletas inicien el gesto con la
pierna del lado adonde se quieren desplazar
(yendo a la derecha, utilice primero la pierna
derecha). Un elemento vital del paso cruzado
es volver a tener la cadera enfrentada a la
red nuevamente. Enfréntela!.
Claves de conducción
1. Secuencia visual (pasador, armador,
atacante)
2. Un movimiento (sellar la red, pasaje de
manos)
3. Cabeza agachada, ojos arriba.
4. Rodear la pelota.
5. Recuperación (excepto desviaciones y
defensas en su zona de bloqueo)
Resumen
El bloqueo puede ser la técnica más fácil de
enseñar y puede ser de todas, la que
requiera el mayor sentido común. Como
entrenador, súbase a una tarima y
sencillamente atáqueles a los bloqueadores.
La retroalimentación necesaria es muy poca.
Si la pelota pasa para su lado, ellos no están
sellando la red. A medida que los atletas se
van adaptando, comience a variar la altura
del lanzamiento de manera de que
comiencen a aprender el timing. separe la
tarima de la red para sumarle realidad al
armado separado de la red y, finalmente,
pongales atacantes de verdad. Idealmente,
los ejercicios iniciados por los entrenadores
son los mejores. Dado que el objetivo es
atacarle al bloqueo, es mejor que no aliente
a sus jugadores a adquirir esta tendencia
cuando usted va a ser bloqueado en la cara!
Progrese rápidamente a ejercicios reales que
requieran que sus atletas utilicen la
secuencia visual. Utilizar videos,
acercamientos y visualizaciones en vivo,
pueden ayudar realmente.
Como se mencionó anteriormente, el bloqueo
es una técnica agresiva. Diseñe sus ejercicios
de bloqueo para capacitarlos en este aspecto
de la técnica. Déle a los atletas una
sensación de éxito y ellos creerán que son (y
llegarán a serlo) buenos bloqueadores.
Ejercitando en esta técnica por solamente 10’
por día puede generarle beneficios a su
equipo, manifestados no solamente en los
puntos sino también para lograr un juego
más pasional y agresivo.
CAPÍTULO 6
Defensa
Jim Stone -Universidad Estatal de Ohio
En el voleibol, es importante comprender que
el ataque del cambio de saque, previene
solamente que el equipo contrario anote
puntos. Para que su equipo anote puntos,
ellos deben defender un ataque contrario, o
deben hacer saques punto. en la mayoría de
los partidos universitarios, los saques puntos
suman menos del 20 % de los puntos
anotados. Esta figura es aún menor en los
partidos internacionales. Esto significa que la
mayoría de los puntos anotados deben
producirse o de un bloqueo punto, o de una
defensa del ataque contrario y de su
transición al ataque.
El bloqueo es la primera línea de defensa en
el ataque contrario. La defensa de campo es
la segunda. Las dos están interrelacionadas,
y su equipo debe pasarse muchas horas
coordinando las dos líneas defensivas del
equipo. El bloqueo responde al ataque
contrario, intentando bloquear
agresivamente la pelota, o defendiendo un
área específica de la cancha. Los defensores
que no están involucrados en el bloqueo,
deben responder al ataque de acuerdo con
las acciones de los bloqueadores, para lograr
que la pelota no caiga al piso.
La técnica más común utilizada para
defender un ataque contrario, es una técnica
mucho más compleja. El ataque se aproxima
al defensor a un alto coeficiente de velocidad
y en una amplia variedad de ángulos.
Muchas veces los defensores deben tomar
pelotas que han sido desviadas por el
bloqueo. No solo deben ser capaces de
mantener la pelota en juego; también deben
ser capaces de dirigir la pelota a un área
donde se pueda armar un ataque.
La buena defensa de un equipo muy a
menudo refleja el deseo de un equipo por
ganar un partido. Un buen defensor ha
aprendido la técnica de jugar la pelota en
varias posiciones corporales, y puede jugar la
pelota con presición, hacia un área que
permita una transición coordinada hacia la
ofensiva. El buen defensor también tiene la
fortaleza física y mental para aceptar el
desafío de jugar el ataque más difícil del
oponente y mantener la pelota sin que caiga
al piso. Un buen jugador defensivo compite
contra el atacante y la pelota para
lograr mantener la pelota en juego. Aprender
estas técnicas demanda una tremenda
cantidad de tiempo, energía, y repeticion.
Conceptos Claves para el Desarrollo de
Buenas Técnicas Defensivas
1. Mantenga la cancha delante suyo. Los
buenos defensores siempre tienen la
pelota y la cancha frente a su cuerpo.
Ellos se mueven hacia delante para jugar
la pelota. Demasiadas veces, los
defensores son atrapados en el medio de
la cancha, con un área de la cancha detrás
de su cuerpo.
2. Cuando la pelota a sido atacada, tenga
sus pies en el piso con el peso sobre sus
dedos.
3. Siempre tenga la cadera más baja que la
pelota durante el contacto.
4. Siempre defienda la pelota hacia un
objetivo. Tirarla para arriba no es
suficiente, a no ser que sea una salvada
de emergencia.
5. Focalice la mayoría de su tiempo y
atención en la práctica de pelotas
atacadas dentro de 1,20 mt de su cuerpo.
Si usted está bien ubicado, esto
comprometerá la mayoría de los ataques
adversarios.
6. Practique la manipulación de su
plataforma (antebrazos). Muchas veces
usted no puede posicionar su cuerpo
entero a la pelota. Usted debe dirigir la
pelota hacia el objetivo girando su
plataforma hacia el mismo.
7. Usted debe comenzar su posición
defensiva en la cancha por afuera del
bloqueo.
8. Conozca la diferencia entre posición inicial
y posición defensiva. La posición inicial es
una postura media diseñada para
movimiento previos al ataque. La posición
defensiva, es la postura que usted adopta
cuando la pelota está siendo atacada. Esta
postura es baja y en flexión, lista para un
movimiento rápido.
9. Persiga cada pelota. Esta es la actitud
combativa que posee el buen defensor.
10.De todas las técnicas del voleibol, las
técnicas defensivas son las que más
tiempo llevan perfeccionar. Un buen
defensor comprende la importancia de la
repetición.
Lectura del Ataque Contrario
Junto con el desarrollo de las técnicas para
jugar la pelota, un buen defensor tiene la
habilidad de anticipar o “leer” el ataque. Los
buenos defensores utilizan las siguientes
claves:
1. Determine las tendencias del atacante. La
mayoría de los atacantes atacarán en la
dirección de su carrera.
2. Ubiquese en la zona del campo que no
está siendo cubierta por el bloqueo.
3. Si el armado está separado de la red, los
atacantes tienden a atacar diagonal. Los
armados pegados a la red tienden a ser
atacados al cajón.
4. Observe los hombros del atacantes. Los
atacantes atacarán en la dirección de sus
hombros.
5. El codo de un atacante caerá si éste va a
ejecutar un ataque suave.
6. La mayoría de los atacantes, atacarán una
pelota suave si no tienen una carrera o un
salto explosivo.
Claves de Conducción
Puede que las siguientes claves sean de
ayuda durante sus entrenamientos:
1. Mantenerse detrás de la pelota.
2. Defender al objetivo.
3. Ubicarse por afuera del bloqueo.
4. Leer al atacante.
Resúmen
Para anotar puntos, usted debe bloquear,
defender o esperar que el otro equipo se
equivoque en el ataque. Un buen equipo
defensivo será capáz de desgastar y frustar
al contrario, forzándolo a errores de ataques.
Generalmente, el mejor equipo defensivo
ganará los partidos parejos.
FIN
Traducción: Prof. Horacio Calabrese - Entrenador de Voleibol
Selección y Corrección del material: Prof. Osvaldo Celia - Secretario Técnico de la FMV
Descargar

La eficacia del armador y del atacante de 1º

Juego de palas

Juego de palas

RedReglamentoDeporte de raquetaCampo de juegoPelota

Técnicas de juegoHistoriaMetodologíaBasketBasketbolEducación deportiva

Fútbol. Béisbol

Fútbol. Béisbol

Comparativa a través de items

Principios de voley

Principios de voley

Deporte de equipoHistoriaBalonvoleaCampo de juego

Balonmano, reglas básicas

Balonmano, reglas básicas

PuntuaciónJuegos de PelotaModo de juegoInicio de partidoÁrbitrosDoblesJugadoresPasos

E L B A L O N M A N...

E L B A L O N M A N...

ReglasCampo de juegoDeporte de pelota

EL VOLEIBOL Introducción:

EL VOLEIBOL Introducción:

EquipoHistoriaReglasPista de VoleibolEstrategiasVoley playaDeporte de pelota

Voleibol

Voleibol

TácticaReglamentoBalonvoleaEquipamientoHistoria y evolución

Jugadores y cancha de voleibol

Jugadores y cancha de voleibol

Deporte de equipoBalonvoleaTácticasVoleyballTécnicasReglamentosPista de juego

WATERPOLO. Waterpolo

WATERPOLO. Waterpolo

ReglamentoHistoriaDeportes de equipoDeportes acuáticos