HISTORIAS DETRÁS DE LOS SALMOS
Salmo 121
INTRODUCCIÓN: Este Salmo continúa en el mismo tema del Salmo 127 y Salmo 136. Es un Salmo que se
cantaba mientras viajaban. Se trata del cuidado de Dios para los Suyos mientras viajaban a la Tierra Prometida.
Algunos piensan que era básicamente un Salmo cantado por los judíos mientras regresaban de Babilonia. Si esto
es cierto o no, una cosa es verdad: fue cantado en un viaje a la tierra Prometida.
Somos pueblo de Dios. También nosotros vamos con rumbo a la Tierra Prometida y estamos viajando hacia el
cielo. Las mismas promesas dadas a los judíos pueden ser dadas a nosotros mientras continuamos nuestro viaje
hacia el cielo. Notemos la historia detrás del Salmo para la lección de esta semana:
I.
EL SALMO 121 ES EL SEGUNDO DE 15 “SALMOS DE ASCENCIÓN”. Note en la Biblia
Scofield al comienzo del Salmo 120 las palabras, “cántico gradual.” Estas palabras precede cada Salmo
desde el Salmo 120 hasta el Salmo 134. Habían 15 escalones a la casa de Dios. Los judíos cantarían el
Salmo 120 en el primer escalón, el Salmo 121 en el segundo escalón, el Salmo 122 en el tercer escalón,
etc. Mientras ellos subían más alto y cerca de la presencia de Dios continuaban cantando los Salmos.
Las personas que cantan continúan en la marcha y van hacia arriba. Mientras crecemos en gracia,
nuestro gozo y nuestras canciones se convierten más dulces. En otras palabras, paso a paso la vida
cristiana es mejor. Es muy común escuchar a alguien decir que el peor día que pasará un Cristiano es el
primero. En otras palabras, se pone mejor. El escritor de la canción dijo, “Cada día con Jesús es más
dulce que el día anterior.” Así, era también con los Salmos de cánticos graduales.
Mencione aquí la importancia de crecer en gracia. Mencione la importancia de continuar en el trabajo
del Señor. Muchas personas son salvas y se quedan en el primer escalón. Algunos suben dos o tres y se
detienen. Otros llegan a medio camino y paran. Nunca debemos quedar satisfechos hasta que hayamos
continuado diariamente creciendo en la fe.
II.
ESTOS 15 SALMOS ERAN TAMBIEN CANTADOS POR EL PUEBLO MIENTRAS IBAN A
JERUSALEN A LAS FIESTAS. Note especialmente los Salmos 122:1, 2. Esto será un buen lugar
para enfatizar la fidelidad a la casa de Dios. ¡Qué vital es para un Cristiano querer ir a la casa de Dios!
Por supuesto, lo judíos tenían cuatro fiestas mayores. Estos Salmos eran cantados por ellos mientras
viajaban por todo Palestina a Jerusalén para estas fiestas.
III.
LOS JUDÍOS SE DABAN CUENTA QUE SU AYUDA NO VENÍA DE LOS MONTES. Lea el
Salmo 121:1. El Salmista está diciendo que él alzará sus ojos a los montes pero ahí no es donde
alcanzará su fuerza. El versículo 2 contesta de dónde él alcanza su fuerza. Su ayuda viene de Jehová.
Los montes de Judea son bellos y mirar a los montes le ofrece a uno una cierta sensación de seguridad,
pero la simple verdad es que los montes no ofrecen protección. La ayuda, el Salmista la obtenía de
Jehová. ¡Oh cuánto necesitamos mientras viajamos hacia la Tierra Prometida, la ayuda y bendiciones
de Jehová en nuestras vidas! Tenemos que aprender a confiar en El, a apoyarnos en El, a caminar con
El, hablar con El, compartir nuestras cargas con El.
Note la última línea en el Salmo 121:2… “que hizo los cielos y la tierra.” Lo que el Salmista está
diciendo aquí es que los montes no son su ayuda - su ayuda viene de Dios, quien hizo los montes.
Ahora, ya que esto es verdad, los montes pueden ser un gran consuelo y bendición para nosotros ya que
nos recuerdan del Dios que los hizo; pero no son los montes los que nos socorren; es el Dios quién nos
ofrece socorro.
-2-
IV.
LOS JUDÍOS ESTABAN RECORDANDO QUE DIOS ESTABA DESPIERTO AUN CUANDO
ELLOS DORMÍAN EN LA NOCHE. Vea Salmo 121:3, 4. Ellos se detenían en la noche, armaban
sus tiendas de campaña y a dormir. Mientras se iban a dormir ellos cantaban una canción de alabanza.
Ellos estaban alabando a Dios porque El no dormiría, pero estaría ahí para cuidarlos y protegerlos
mientras dormían. Esto es una bendición. Hay alguien Quién hizo los montes y a la vez hace guardia
sobre nosotros y nos protege. En Salmo 34:7a una cosa similar es dicha: “El ángel de Jehová acampa
alrededor de los que le temen.” En la Biblia, cuando “el ángel de Jehová” es mencionado a veces se
refiere a Jesucristo. La palabra “ángel,” significa mensajero y ya que Jesús es el Gran Mensajero de
Dios, El acampa alrededor de aquellos que lo aman. Nosotros dormimos, pero El no. El continuamente
vela por nosotros.
Día y noche, semana tras semana, nuestro Salvador está a la diestra de Dios, intercediendo por nosotros
y cuidando de los Suyos. También la Biblia dice que El le asigna un ángel guardián a cada Cristiano.
Cuando un niño nace, un ángel es designado para su cuidado. Cuando el niño llega a la edad de
conocimiento propio, este ángel se va hasta que esa persona sea salva. Después de la Salvación, un
ángel guardián es dado a cada Cristiano. Es el trabajo de ese ángel de cuidarte y protegerte. Los judíos
se dieron cuenta de esto aún cuando estaba durmiendo.
V.
LOS JUDÍOS DABAN GRACIAS A DIOS QUE EL ESTABA A SU MANO DERECHA. Note
Salmo 121:5, esto significa que ellos lo ponían a El primero. En la mano derecha de una persona era el
lugar de honor. Es por esto que Jesús está sentado a la diestra del Padre. A los judío se les garantizó la
provisión de Dios porque ellos le dieron el lugar honorable a su diestra. ¿Tiene El un lugar honorable
en tu corazón? El mantiene a los que Lo cuidan en el lugar apropiado. Demos honor a El en nuestras
vidas. Otras Escrituras que tratan con el Señor estando en nuestra diestra son el Salmo 16:8 y Salmo
109:31.
VI.
DIOS CUIDÓ DE ELLOS DE DIA COMO DE NOCHE. Lea Salmos 121:6. Mientras ellos
viajaban de día y descansaban de noche, Dios los cuidó. Piense en las promesas del cuidado de Dios en
la Biblia. Lea a la clase Mateo 6:25-34; Filipenses 4:13; y 19. Recuérdeles las promesas de Dios de
cuidarlos. Lea Salmos 103:1-6, y recuerde a los alumnos el cuidado de Dios a los Suyos. ¡Oh que
prontos estamos de salirnos fuera de la conciencia de Su cuidado! Es Su trabajo proveernos con
cuidado de día y de noche.
Guíe a los alumnos a recordar cómo Dios ha proveído por los judíos en el pasado. ¿Cómo ellos
obtuvieron comida en el desierto? ¿Cómo obtuvieron agua en el desierto? ¿Cómo cruzaron el mar rojo?
¿Cómo obtuvieron codorniz para comer? ¿Cómo sabían a dónde ir? (La columna de nube por el día y
la nube de fuego por la noche.) ¡Como Su pueblo, deberíamos aprender a apoyarnos en El y darnos
cuenta que El cuida de nosotros de día y de noche!
VII.
JEHOVÁ PROTEGIÓ A LOS JUDÍOS DE LOS ENEMIGOS. Vea el Salmo 121:7. Los ladrones
acechaban en los montes de Judea, pero los judíos estaban concientes que Jehová los preservaría de los
malos. Dios los mantuvo seguros. ¡Oh la bendición verdadera de Romanos 8:28! Dios cuidará de
nosotros y nos preservará de nuestros enemigos si nosotros le damos el lugar correcto en nuestras
vidas.
VIII. LOS JUDÍOS SENTÍAN SEGURIDAD EN SU DIOS. Lea el Salmo 121.8. Ellos decían que el
Señor los cuidaría por todo el camino hacia la Tierra Prometida y todo el camino de regreso. Dios nos
cuida a nosotros de la misma manera. Una vez que comenzamos el camino hacia la Tierra Prometida,
es su
trabajo cuidar de nosotros hasta que lleguemos a nuestro destino seguro. Salmo 121:8 es un buen
versículo para memorizar para usted y su familia cuando vayan de viaje. ¡Qué bueno es Dios de
cuidarnos mientras viajamos sobre la tierra y a Su cielo! Deberíamos aprender a confiar en nuestro Padre
como niños confían en sus padres.
CONCLUSIÓN: El Salmo 121 es uno de los más dulces de los todos los Salmos. Nos recuerda que El nos
cuida y nos dice como lo hace. Es el segundo de los Salmos de la Ascensión y es uno de los más felices de
todos los Salmos. Los judíos no tuvieron una mejor vida que cuando iban a Jerusalén para una fiesta. Era un
momento culminante para ellos en sus vidas. ¡Qué felices eran de saber que iban a la fiesta, de saber que el
Dios de Israel cuidaría de ellos mientras viajaban!
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------PREGUNTAS:
1. ¿Cuántos Salmos de ascensión habrían ahí?
2. Esto es porque habían 15 escalones al
.
3. Subiendo los escalones al templo nos recuerda de nuestro crecimiento en
.
4. El Salmo 121 era cantado por los judíos mientras viajaban a
para las
5. ¿Sentían los judíos que su ayuda venían de los montes?
6. ¿Dónde miraban ellos por su ayuda?
7. Versículos 3 y 4 del salmo 121 les recuerda a los judíos que Dios está cuidándolos mientras ellos
.
8. Cuando la Biblia dice, “El ángel del Señor,” ¿a quién se refiere usualmente?
9. ¿Tiene cada persona un ángel guardián?
10. ¿Quién no tiene un ángel guardián?
11. En el Salmo 121:7, Dios promete cuidar a los judíos en contra de
12. ¿Pueden los Cristianos depender hoy de estas promesas de Dios?
.
.
Descargar

HISTORIAS DETRÁS DE LOS SALMOS Salmo 121