ORACIONES PARA EL MES DE MAYO
LUNES:
Fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una virgen, desposada con un
hombre llamado José, y el nombre de la virgen era María. (…) María
respondió al ángel: -¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón? El ángel
le respondió: -El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te
cubrirá con su sombra. Y María dijo: “He aquí la esclava del Señor” (Lc 1,
34-35)
ORACION
Madre: Hoy queremos dar gracias a Dios por los hombres que trabajan en paz y
por los que construyen un mundo más feliz.
Sin embargo, sabemos que hay hambre en el mundo, que hay guerras,... niños,
hombres y mujeres que sufren.
Pero también los hay que se sacrifican por ellos y los atienden, que luchan contra
el mal e infunden amor y esperanza en los débiles.
Madre: Sabemos que cuando se ama de verdad, el sufrimiento es menos pesado
de llevar, las injusticias retroceden y las rencillas se apagan.
Enséñanos a amar, a luchar y a sonreír para que llegue a nosotros la paz y la
amistad, para que florezca la esperanza en el corazón de todos y de cada uno.
Amén.
FLOR ESPIRITUAL PARA ESTE DÍA:
MARTES
Al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer,
nacido bajo la ley, para rescatar a los que se hallaban bajo la ley. (Gal 4, 4).
Brotará una vara del tronco de Jesé y saldrá de sus raíces un retoño. Sobre él se
posará el espíritu de Yavé. (Is 11, 1-2)
ORACION
Virgen Madre de Dios:
Enséñanos a creer como Tú has creído.
Haz que nuestra fe en Dios, en Cristo y en la Iglesia sea siempre serena y
valiente. Enséñanos a amar como amaste Tú:
Haz que nuestro amor a los demás sea siempre paciente y respetuoso.
Haz que nuestra alegría sea auténtica y plena, para poder comunicarla a todos.
Amén.
FLOR ESPIRITUAL PARA ESTE DÍA:
MIÉRCOLES
Yo soy la madre del amor, del temor, de la ciencia y de la santa esperanza.
Venid a mí cuantos me deseáis y saciaos de mis frutos. (…) Yo salí de las manos
del Altísimo y como nube cubrí la tierra. Yo habité en las alturas excelsas y mi
trono fue columna de nube. Reiné en todo pueblo y nación y me creó desde el
principio y antes de los siglos y hasta el fin no dejaré de ser. (Ecle. 24, 3-30).
ORACION
Santa María, mujer luminosa de fe, aumenta y vigoriza nuestra fe. Que en medio
de las dudas y perplejidades, se purifiquen nuestras creencias y sigamos
aferrados a nuestra fe. Necesitamos una adhesión personal y activa a la fe, un
sentido más vivaz de Dios. Madre, ayúdanos para vivir de fe y no de sentidos,
para fiarnos de Dios más que de nosotros mismos. Virgen María, firmes en
nuestra fe, seguiremos tus pasos hacia Dios. ¡Santa María, estímulo de nuestra
fe, ruega por nosotros!
FLOR ESPIRITUAL PARA ESTE DÍA:
JUEVES
En cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e
Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo:
-Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí
que la Madre de mi Señor venga a visitarme? Porque apenas llegó a mis
oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha
creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!
Entonces María dijo: -Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en
Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por
eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,
porque ha hecho en mí maravillas el Poderoso. Santo es su nombre y su
misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen.
Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su
propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los
humildes. A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada.
Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia, como había
prometido a nuestros padres en favor de Abraham y de su linaje por los
siglos. (Lc 1, 41-55).
ORACION
Bendita eres. María.
Eres la nueva criatura según el plan original de Dios, reflejo suyo, rotunda
plenitud del bien; Virgen limpia para ser la Madre de Dios.
Bendita eres, María; mujer entregada la Gran Amor que te reclama y colma tus
anhelos, mujer que acoge a todos los hombres, paraíso de ternura con el corazón
a punto cada mañana.
María: Haz nuestros los valores e ideales que en Ti fueron alas para llegar a
Dios. Queremos sentirnos contentos cogidos de tu mano, igual que se siente un
niño en las manos de su madre.
Amén.
FLOR ESPIRITUAL PARA ESTE DÍA:
VIERNES
Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer, vestida de sol, con la luna
debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas; está encinta
y va a dar a luz.
Apareció otra señal en el cielo: una gran Serpiente roja, con siete cabezas y diez
cuernos, y sobre su cabeza siete diademas. La Serpiente se apostó delante de la
Mujer que iba a dar a luz, para devorar a su Hijo en cuanto le diera a luz.
La mujer dio a luz un Hijo varón, el que ha de regir a todas las naciones con
cetro de hierro; y su Hijo fue arrebatado hasta Dios y hasta su trono.
La Mujer huyó al desierto, donde tiene un lugar preparado por Dios para ser allí
alimentada mil doscientos sesenta días. Y la Serpiente persiguió a la Mujer. Pero
se le dieron a la Mujer las dos alas del águila grande para volar al desierto, a su
lugar, lejos de la Serpiente. Entonces, despechada la Serpiente contra la Mujer,
se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos
de Dios y mantienen el testimonio de Jesús. (Ap 12, 1-17)
ORACION
Virgen María: Eres feliz porque creíste que para Dios nada hay imposible.
Que nuestra fe se parezca a la tuya. Dijiste un “sí” que llenó toda tu vida, y
confiaste de verdad en la Palabra del Señor: que aceptemos siempre lo que
El nos pida. Viviste unida a Jesús, fuiste pobre y sufriste con El; Ayúdanos a
superarnos en la dificultad. Amaste a Jesús como nadie le amó: por eso estás
ahora tan cerca de El: que su amor abarque toda nuestra vida.
Tú estabas tan llena de Dios que siempre tenías espacio para los hombres.
Estuviste con El al pie de la Cruz, y El te hizo Madre nuestra: concédenos ser
vivir cada día más unidos a Jesús. Amén.
FLOR ESPIRITUAL PARA ESTE DÍA:
SABADO
Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: -Éste está puesto para señal de
contradicción. ¡Y a ti misma una espada te atravesará el alma! (Lc 2, 34-35).
Cuando le vieron quedaron sorprendidos, y su madre le dijo: -Hijo, ¿por qué nos
has hecho esto? Mira, tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando (Lc
2, 48). Estando Jesús diciendo estas cosas, alzó la voz una mujer del pueblo, y
dijo: Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron (Lc 11, 27).
ORACION
Bendita sea nuestra Madre María Inmaculada. Madre, Reina y Señora de Nuestra
Congregación, escuchamos a Jesús que mandaba a sus discípulos hacer oración
para que el Divino dueño enviase operarios a su mies.
Tuya es nuestra heredad. Tú has escogido este campo y le has señalado con
el titulo de Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza. Nosotras, también
necesitamos operarias para nuestro campo, llenas de celo apostólico, dispuestas a
propagar por el mundo la semilla evangélica. Madre de Cristo y Madre nuestra,
atiende nuestros ruegos, bendice y santifica a las que ya hicieron donación
absoluta de nuestras vidas; haz que sean dignas de la misión sublime que el
Señor les ha confiado. Danos, te pedimos, numerosas y santas religiosas,
verdaderas continuadoras de la obra de tu Hijo en el mundo.
Corazón de Jesús: Tú que te ofreciste por amor al padre y a los hermanos,
haz de nuestra vida una ofrenda de amor, santa y agradable a Tí Amén.
FLOR ESPIRITUAL PARA ESTE DÍA:
DOMINGO
Jesús viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su
madre: -Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dice al discípulo: -Ahí tienes a tu
madre. (Jn 19, 26-27).
ORACION
Santa María, Madre de Dios: dame un corazón de niño, puro y
transparente como una fuente; consígueme un corazón sencillo,
que no saboree las tristezas; un corazón fiel y generoso, que no
olvide ningún bien y no guarde rencor por ningún mal.
Hazme un corazón grande e indomable, que por ninguna
ingratitud se resienta, al que ninguna indiferencia canse.
Un corazón atormentado del deseo de la gloria de Jesucristo,
herido de su amor, y cuya llaga no se cure sino en el cielo. Amén.
FLOR ESPIRITUAL PARA ESTE DÍA:
Descargar

Oraciones para el Mes de Mayo-2