A C U E R D O
En la ciudad de La Plata, a 17 de octubre de
2012,
habiéndose
dispuesto
en
el
siguiente
orden
establecido,
Acuerdo
de
2078,
votación:
de
conformidad
que
deberá
doctores
con
observarse
Hitters,
lo
el
Negri,
Genoud, Soria, se reúnen los señores jueces de la Suprema
Corte
de
Justicia
en
acuerdo
ordinario
para
pronunciar
sentencia definitiva en la causa A. 70.862, "Belderrain,
Martín
Manuel
Pretensión
contra
Instituto
anulatoria.
de
Recurso
Previsión
Social.
extraordinario
de
inaplicabilidad de ley".
A N T E C E D E N T E S
La
Administrativo
rechazó
demandada
el
y
Cámara
de
con
asiento
recurso
de
confirmó
el
Apelación
en
La
apelación
fallo
de
en
lo
Plata,
Contencioso
por
interpuesto
primera
mayoría,
por
la
instancia
que
había hecho lugar a la demanda interpuesta por el señor
Martín Manuel Belderrain contra el Instituto de Previsión
Social de la Provincia de Buenos Aires (fs. 112/116).
Disconforme con ese pronunciamiento, la demandada
dedujo recurso de inaplicabilidad de ley (fs. 120/127), el
que fue concedido a fs. 129.
Dictada la providencia de llamamiento de autos
para resolver (fs. 134), agregado el memorial de la parte
actora (fs. 138/145) y encontrándose la causa en estado de
pronunciar
sentencia,
corresponde
plantear
y
votar
la
siguiente
C U E S T I Ó N
¿Es
fundado
el
recurso
extraordinario
de
inaplicabilidad de ley?
V O T A C I Ó N
A la cuestión planteada, el señor Juez doctor
Hitters dijo:
I.
El
titular
del
Juzgado
en
lo
Contencioso
Administrativo N° 3 de La Plata hizo lugar a la demanda
interpuesta anulando la resolución 559.113, de fecha 18-V2006,
del
I.P.S.
y
condenando
a
la
referida
entidad
a
otorgar el beneficio jubilatorio al señor Belderrain y a
pagarle los haberes correspondientes desde la fecha del
cese (sentencia de fecha 23-III-2009, obrante a fs. 69 a
76).
Este decisorio fue apelado por la accionada (fs.
90 a 97).
II.
Administrativo
La
Cámara
con
de
asiento
Apelación
en
La
en
Plata
lo
Contencioso
-por
mayoría-
rechazó el recurso de apelación deducido por Fiscalía de
Estado y confirmó la sentencia de grado, con costas de la
instancia en el orden causado.
Para
así
decidir,
el
a
quo
consideró
que:
1)
Resulta determinante el acto de reconocimiento de servicios
emanado por el A.N.Se.S. (resolución 4909/05) de acuerdo al
mecanismo implementado por ley 25.321, que en este caso
hace posible una menor cantidad de años de servicio en la
órbita nacional, que los reconocidos por el I.P.S. en la
esfera provincial.
Entendió
que:
"una
posición
contraria,
tal
la
asumida por el Organismo previsional demandado, implicaría
interferir en esferas de competencia del ente nacional, sin
soporte jurídico que lo sustente, toda vez que dicha ley
nacional, enmarcada en el régimen de reciprocidad, aplicada
en la especie, refiere a la definición de la cantidad de
años con aportes prestados en su órbita y que resulten
computables a los fines previsionales".
2) Agregó que la utilización por parte del actor
del sistema de prescripción y condonación dispuesto por las
leyes
14.236
pérdida
de
y
la
25.321,
también
antigüedad
implica
alcanzada
la
por
renuncia
la
y
mencionada
condonación.
3)
Ponderó
que:
"el
genérico
balance
de
beneficios y desventajas no demuestra una ruptura de trato
ni justifica apartarse del orden normativo que el iudex ha
interpretado sin error, que se ajusta correctamente a los
principios
que
rigen
la
materia
(art.
39
inc.
3
Constitución provincial y jurisprudencia concordante citada
en el fallo)".
III. Contra el vertido pronunciamiento se alza la
demandada
mediante
recurso
extraordinario
de
inaplicabilidad de ley obrante a fs. 120/127, exponiendo
los siguientes agravios:
a)
En
interpretación
primer
dada
por
lugar
la
aduce
sentencia
la
de
incorrecta
Cámara
a
los
alcances de la ley 25.321. Asegura que no surge de tal
norma que la renuncia a los servicios prestados implique la
modificación del sistema de reciprocidad que vincula a la
Nación con la Provincia de Buenos Aires, ya que esta última
no
adhirió
al
régimen
de
la
ley
25.321,
ni
esa
norma
integra el sistema de reciprocidad jubilatoria. Por ello,
tal ley -manifestación unilateral del Estado nacional- se
ve
impedida
órganos
de
dar
nacimiento
previsionales
a
obligaciones
provinciales,
no
siendo
para
los
posible
modificar tampoco el rol de Caja otorgante establecido en
un régimen normativo de reciprocidad de fuente bilateral.
Sostiene
requisitos
para
establecer
el
el
fisco
acceder
al
organismo
que
que
la
beneficio
asumirá
reunión
de
los
jubilatorio,
como
el
Caja
rol
de
otorgante, constituyen extremos que quedan determinados en
un
estadio
previo
e
independiente
de
la
solicitud
de
condonación de deuda, que se efectúa a tenor de lo normado
en la ley 25.321.
Afirma que el derecho a renunciar que prevé el
artículo
primero
considerarse
de
la
exclusivamente
referida
respecto
ley
nacional,
del
cómputo
debe
de
la
antigüedad correspondiente a los servicios renunciados, y
como
un
estadio
posterior
a
la
fijación
del
derecho
a
acceder al beneficio jubilatorio y a la determinación de la
Caja otorgante.
b) Luego expone el recurrente que los efectos de
la ley 25.321 son inoponibles a la demandada ya que prima,
al momento de determinar la Caja otorgante, el criterio
objetivo, consensuado entre la Nación y las provincias, por
el
cual
la
mayor
antigüedad
de
servicios
no
puede
ser
dejada de lado por un posterior acuerdo entre el afiliado y
el organismo nacional. Por ello -concluye- la validez de la
condonación efectuada por la A.N.Se.S. no puede extenderse
más allá de la relación entre el beneficiario y el propio
organismo.
c) En otro orden impugna la consideración que la
Cámara efectuó en la sentencia respecto a que la situación
del
trabajador
autónomo
es
de
desprotección,
ya
que
el
rechazo de la demanda no implica en forma alguna que el
señor Belderrain quede sin derecho jubilatorio, debiendo
realizar el correspondiente trámite ante la Caja otorgante,
que no resulta otra que el propio A.N.Se.S. Agrega que de
existir algún perjuicio derivado de esta conclusión, es
consecuencia de la propia decisión del accionante quien
libremente
solicitó
y
aceptó
la
condonación
de
deudas
prevista en la ley 25.321.
d) Por último se agravia de la afirmación de la
Cámara según la cual la potestad de cada órgano previsional
de
efectuar
contradecir
otorgante
el
el
reconocimiento
criterio
dispuesto
reciprocidad
vigente.
en
de
de
servicios
determinación
el
régimen
Agrega
que
es
de
no
puede
la
Caja
imperativo
de
improcedente
la
pretendida compensación entre la disminución de antigüedad
y la indebida elección de la Caja otorgante, ya que dicha
pérdida es totalmente voluntaria.
Reserva el caso federal estando en discusión la
recta interpretación de la ley nacional 25.321.
V. Adelanto que el recurso debe prosperar a la
luz de la normativa vigente y aplicable al presente caso.
1. El recurrente denuncia que la Cámara aplicó
incorrectamente la ley 25.321 en violación del sistema de
reciprocidad jubilatoria.
Sostiene que la aplicación que de la referida ley
efectúa la Cámara en su sentencia -al no computar a los
fines
determinativos
de
la
Caja
otorgante
los
años
condonados al actor- altera el sistema de reciprocidad que
vincula a la Nación con la Provincia de Buenos Aires y le
es inoponible al órgano previsional bonaerense.
Agrega que la postura interpretativa del Fisco no
deja
desamparado
al
trabajador,
ya
que
la
A.N.Se.S.
garantiza el derecho a la jubilación y el efectivo pago de
su correspondiente haber previsional.
2. A fin de analizar los argumentos del Fisco
recurrente procede repasar el criterio de distribución de
competencias previsionales establecido en la ley nacional
24.241. En efecto, el art. 168 de la ley reguladora del
Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones establece -en
lo que interesa al caso- que: "Será organismo otorgante de
la prestación cualquiera de los comprendidos en el sistema
de reciprocidad, en cuyo régimen se acredite haber prestado
mayor cantidad de años de servicio con aporte...".
El voto mayoritario de la Cámara consideró que el
actor registraba mayor cantidad de años de servicios con
aportes -devengados e ingresados- en el orden provincial
que en la esfera nacional, pues los años cuyos aportes no
fueron
efectuados
habían
sido
condonados
en
favor
del
beneficiario por un régimen especial, según ley 25.321.
La referida norma establece en el art. 1° que:
"Los trabajadores que completen los años de servicios y
aportes requeridos para acceder al beneficio jubilatorio de
acuerdo a las leyes correspondientes, podrán renunciar a
los
meses
trabajados
en
calidad
de
autónomos,
que
excedieren o hubieren sido simultáneos a dicho período,
caducando a tal efecto la deuda exigible por esos lapsos".
3. La conjugación de estas normas en el sistema
previsional
federal
y
provinciales
ha
reglamentada
sido
su
relación
con
por
la
las
cajas
Secretaría
de
Seguridad Social de la Nación a través del dictado de la
resolución
16/2010
(B.O.N.
31-V-2010),
circunstancia
que
corresponde ponderar en los términos del art. 163 inc. 6,
2º
párrafo
del
Código
Procesal
Civil
y
Comercial
(art.
77.1, C.P.C.A., ley 12.008 -texto según ley 13.101-).
La
"el
sistema
norma
de
reglamentaria
reciprocidad
referida
es
un
considera
acuerdo
que:
entre
los
distintos regímenes previsionales y ninguno de ellos puede
modificar unilateralmente lo pactado como tampoco existen
organismos
de
mayores
jerarquías
que
otros
para
que
legítimamente lo pudieran hacer. Que, por consiguiente, los
efectos de la prescripción liberatoria prevista en la Ley
Nº 14236 son exclusivos para el régimen nacional y sólo
invocables
por
los
trabajadores
autónomos
deudores
de
aportes, en cuyo caso, de acuerdo al art. 60 de la Ley Nº
18038, no serán computados ni reconocidos los servicios.
Que el mismo criterio cabe aplicar para lo establecido en
las Leyes Nros. 24347 y 25321, es decir, que sus efectos
están
limitados
al
régimen
nacional
y
sólo
pueden
ser
pretendidos por trabajadores autónomos deudores".
Agrega
en
sus
considerandos:
"Que
entender
lo
establecido por las leyes nacionales de otro modo sería
violatorio de los convenios de reciprocidad ya que uno de
los
organismos
coparticipantes
impondría
condiciones
especiales con consecuencias sobre los demás sin acuerdo
previo de estos últimos. Las reglas de coordinación exceden
la competencia reguladora de los regímenes previsionales
coparticipantes,
tienen
otros
objetivos
y
finalidades,
regulan relaciones diferentes, los sujetos son distintos y,
finalmente,
derivado
de
todo
lo
anterior,
el
origen
o
fuente de las reglas es un colectivo de organismos aunque
el acuerdo o la adhesión se hayan realizado sucesivamente.
Que cuando las normas previsionales refieren a servicios
con aporte significa que se trata de aportes obligatorios
para
distinguirlos
de
los
servicios
sin
aporte.
La
obligación de hacer aportes puede cumplirse o no pero tal
instancia pertenece a la eficacia de las normas y no a la
clasificación con y sin cargas de los trabajos. Si por los
trabajos
con
obligación
de
aportes
o
renunciar
a
los
servicios con cargas impagas, queda confiado a la voluntad
del trabajador el efectivo pago de los aportes como así
también su consecuencia (computación y reconocimiento de
servicios), liberalidades éstas que se trasladarían a la
elección de la Caja Jubilatoria violando la reciprocidad de
los acuerdos de coordinación".
Con tales fundamentos la resolución 16/2010 de la
Secretaría
de
Seguridad
Social
dispone
en
su
primer
artículo: "Establécese que las disposiciones de las Leyes
Nº 14236 sobre prescripción, Nº 24476, sobre condonación de
deudas y Nº 25321 sobre renuncia de servicios, sólo son
aplicables
aportes
para
los
trabajadores
obligatorios
al
autónomos
SISTEMA
deudores
INTEGRADO
de
PREVISIONAL
ARGENTINO (SIPA).", agregando el segundo artículo que: "Los
servicios
o
tiempos
de
trabajo
correspondientes
a
los
aportes obligatorios adeudados mencionados en el art. 1,
deberán ser computados para la determinación de la Caja
jubiladota en los sistemas de reciprocidad o coordinación".
Surge entonces que el señor Belderrain, al abonar
al A.N.Se.S. los aportes correspondientes a los años de
servicios trabajados autónomamente se limitó a incluir los
necesarios para completar los requisitos establecidos en la
ley
correspondiente,
excluyendo
por
renuncia
los
años
excedentes, circunstancia que en virtud de la ley 25.321
permite al obligado no ingresar las cotizaciones de los
aportes.
Como vimos, a la luz de la resolución emitida por
la
Secretaría
renuncia
resultado
de
efectuada
un
Seguridad
por
cómputo
el
de
Social
de
trabajador
servicios
no
del
la
Nación,
puede
que
dar
esta
como
resulte
la
elección de la Caja Jubilatoria, violando así el principio
de reciprocidad en los acuerdos de coordinación sobre los
que se construyó el sistema previsional argentino.
En
jubilatorio
tal
en
sentido,
para
cuestión,
determinarse
corresponde
se
el
rol
computen
los
servicios que el actor ha trabajado bajo los diferentes
regímenes
previsionales
reciprocidad
integrantes
jubilatoria,
del
considerando
a
sistema
tales
de
efectos
todos los servicios, incluidos aquellos por los cuales se
adeudan aportes.
Resulta, entonces, que el actor acredita mayor
cantidad
de
años
de
servicios
laborales
en
el
ámbito
nacional, circunstancia que impide que la Caja demandada
asuma
el
rol
de
otorgante
del
beneficio
de
jubilación
peticionado.
En este contexto, la sentencia de Cámara atacada
incurrió
en
una
interpretación
aplicable,
en
el
caso
incorrecta
armonización
la
ley
con
el
errónea
25.321,
régimen
de
la
normativa
realizando
de
una
reciprocidad
establecido en el art. 168 de la ley 24.241, su decreto
reglamentario (dec. 679/1995) y decreto ley 9316/1946.
4. Consecuentemente, si lo que llevo dicho es
compartido, corresponde declarar procedente el recurso de
inaplicabilidad de ley interpuesto y revocar la sentencia
impugnada, en lo que fue materia de debate (art. 289 in
fine del C.P.C.C.).
En el caso, tal como ha quedado señalado, se han
producido
recientes
modificaciones
normativas
que
ha
suscitado un cambio interpretativo en el tema dilucidado en
la
presente
litis,
razón
por
la
cual
propongo
que
las
costas se impongan por su orden (arts. 68 2º párr. y 289,
C.P.C.C., doct. causa A. 70.727, "Wakun", sent. del 5-IX2012).
Voto por la afirmativa.
Los
señores
jueces
doctores
Negri,
Genoud
y
Soria, por los mismos fundamentos del señor Juez doctor
Hitters, votaron también por la afirmativa.
Con
lo
que
terminó
el
acuerdo,
dictándose
la
siguiente
S E N T E N C I A
Por los fundamentos expuestos en el acuerdo que
antecede,
se
hace
lugar
al
recurso
extraordinario
de
inaplicabilidad de ley interpuesto y se revoca la sentencia
impugnada en cuanto fue materia de debate (art. 289 inc. 2
del C.P.C.C.).
Las costas se imponen por su orden (arts. 68 inc.
2º párr. y 289, C.P.C.C.).
Regístrese, notifíquese y devuélvase.
HECTOR NEGRI
DANIEL FERNANDO SORIA
JUAN CARLOS HITTERS
LUIS ESTEBAN GENOUD
JUAN JOSE MARTIARENA
Secretario
Descargar

A C U E R D O