La
Historia
Terminado aún.
Por Terze G.B
no
ha
E-mail: :[email protected]
En el artículo anterior hablamos
acerca de
cómo la Misión
Occidental Panameña Adventista
manejó las situaciones al disolver
completamente la iglesia Rosa de
Sarón en un intento de acallar las
voces de una congregación que
estaba sonando la alarma de
infiltración de ideas apóstatas.
Sin embargo la historia que tuvo un
inicio en abril de 2002, lejos de
culminar en aquel entonces se ha
extendido y a poco más de un año
aún continúan las situaciones de
tensión entre La Misión Panameña
Adventista y la Iglesia Rosa de
Sarón. De acuerdo con el mismo
Manual de Iglesia a través del cual
nos disolvieron un acto tal de
disolución no puede ser llevado a
cabo sin la autorización de los
delegados del campo local, pero esta
pauta no fue atendida y la apelación
a la que se tiene derecho fue negada.
La pregunta que se formulaban ahora
los hermanos de Rosa de Sarón era
cómo actuar. En las mentes resonaba
la cita de Mensajes Selectos 3
Capítulo 37 que habla acerca de los
pleitos y juicios, esta cita
aparentemente restringía el uso de
abogados y por ahora la única
manera viable de actuar para
defenderse era a través de abogados.
Los hermanos se repetían que
debían sufrir y soportar callados
porque “El Señor así lo había
hecho”, sin embargo esa idea de
simplemente no hacer nada y
quedarnos sentados en serena
expectación del mal no nos parecía
aceptable. En profunda entrega y
meditación con Dios las noches se
hacían días para la congregación
mientras
escudriñábamos
cada
Testimonio buscando la respuesta de
Dios para nosotros. Por fin
empezaron a salir las indicaciones
directas de Dios para Su Pueblo y en
Servicio Cristiano Capítulo 14
encontramos una de las respuestas
que buscábamos pues dice allí que
no debíamos quedarnos en serena
expectación del mal consolándonos
con la creencia de que todo
avanzará porque Dios lo ha
1
profetizado. Si no se hace nada para
preservar la libertad de conciencia
no estamos haciendo la voluntad de
Dios, y en este caso nuestra libertad
de
conciencia
estaba
siendo
suprimida así que debíamos hacer
algo y pronto, pero en qué dirección?
Nuestros fondos eran pocos, como
de US$ 3000 aproximadamente,
debido a que nuestros Diezmos y
Ofrendas
se
habían
vaciado
mayormente en la tesorería de la
Misión
Adventista
a
quien
anualmente le dábamos entre $45000
y $60000 , y les explico brevemente
por qué; la Misión implantó un
sistema de recolección de ofrendas
llamado 60-20-20 en el cual del
100% de las ofrendas ellos tomaban
20% para la Misión Local y 20%
supuestamente para la misión
mundial mientras que el restante
60% quedaba en la iglesia. Si usted
analiza este Sistema y si por ejemplo
la iglesia recogía US$300 siendo
$200 de Diezmo y $100 de Ofrenda
MISPA o Misión Panameña se
llevaba los $200 íntegramente más
$40 dólares de las ofrendas
quedándole a la iglesia $60 y con
esto no se puede trabajar porque la
iglesia carece de capital y todas las
iglesias
de
MISPA
carecen
actualmente de capital gracias a este
sistema. Además ellos no dan a las
iglesia nada si no se los compran, ni
siquiera un botón de Conquistador.
Ahora, volviendo al punto, nos
dimos cuenta que con lo caro de los
alquileres nuestro poco dinero se
evaporaría rápido ya que un local
suficientemente grande para albergar
a 200 personas vale alrededor de 600
mensuales.
Dios
continuó
respondiéndonos a través de sus
Testimonios y esta vez fue con la
historia que se encuentra en
Biografías 6 acerca de cuando el
Tabernáculo de los Diez Centavos
estuvo a punto de ser perdido y de
cómo la Sra. White aconsejó a los
hermanos a actuar en ese entonces,
incluyendo el uso de abogados en
forma honesta para preservar para los
verdaderos adventistas esa casa de
adoración. Luego de recibir este
mensaje hicimos todo lo que de
acuerdo a la constitución nacional
debemos hacer y un juez anulando el
arbitrario voto tomado por la Misión
nos retornó al templo. Allí estuvimos
por espacio de 11 meses en los
cuales Dios nos permitió aumentar
nuestro capital el cual utilizado
sabiamente fue convertido en Giras
medico-misioneras y seminarios de
estudio de la Biblia. Pero debemos
señalar que Dios no nos permite que
estemos quietos y nos enfriemos
espiritualmente porque en marzo de
2003 una entidad mayor de la
Corporación, o sea la Asociación
Oriental Panameña haciendo uso sus
abogados contrató algunas pandillas
de la localidad que nos sacaron a la
fuerza del templo. Unos 30
pandilleros con armas de fuego,
cuchillos y palos sacaron a toda la
hermandad que pacíficamente se
reunía en la iglesia, luego de esto se
establecieron en el edificio y lo
convirtieron en su guarida en la cual
tomaban, fumaban, hacían juegos de
apuesta e incluso en las paredes
colocaron imágenes
de mujeres
semi-desnudas, todo esto dentro del
templo mismo donde anteriormente
se alababa al Creador. Los hermanos
de Sarón haciendo uso de los
derechos que la Constitución
2
establece acudimos nuevamente a las
autoridades
competentes,
al
gobernador de la ciudad, al alcalde y
al departamento de policía y cada
uno de ellos emitió una resolución en
la cual autorizaban a Rosa de Sarón a
volver al templo sin embargo la
Asociación Panameña a través de los
abogados nos informaron que si
traspasábamos las puertas del
edificio conoceríamos lo que eran
problemas por que embargarían
todos los bienes de cada uno de los
miembros de Sarón, casas, autos,
sueldos, todo y luego de este aviso
contrataron una compañía
de
demolición la cual
destruyó el
edificio el cual fue construído en los
años 30, contra estas medidas no
podemos actuar.
Es importante señalar que la iglesia
Rosa de Sarón no ha detenido su
labor de predicación y algunos meses
después del primer lanzamiento la
iglesia de la localidad de Aserrío se
nos unió y fue despedida, luego otra
de San Carlos la cual corrió la
misma suerte, más tarde se nos unió
la de Boquete y también fue
despedida. Además hay hermanos
que pertenecen a las iglesias de la
Misión Local que se han unido a
nosotros y se están uniendo cada día
más y por supuesto corren la misma
suerte que los demás y son
despedidos de sus congregaciones.
También existe un grupo de
aproximadamente 30 personas en un
lugar que se llama Pedregalito con el
cual se estaba recientemente
estudiando y al que se le estaban
presentando los videos de cuando el
Papa estuvo en St. Louis y fue
recibido
por
la
Corporación
Adventista y la bandera del Vaticano
en Utrecht en 1995 cuando
repentinamente llegó el pastor que se
encarga de esa zona con un grupo de
personas en su auto e interrumpió la
reunión y a la fuerza sacaron a los
feligreses reunidos en la iglesia y les
prohibieron volver a entrar mientras
el pastor decía que no debíamos
hablar en contra del Papa porque el
es nuestro amigo y que incluso
puede ser convertido al adventismo,
cosa que dudamos todos.
Mis estimados lectores, desde que
la Misión Local nos despidió del
templo ha hecho una campaña de
difamación en todo el territorio
panameño debido a que se unió a la
Asociación Oriental Panameña y a
través de sus emisoras prohíben a la
feligresía que tenga contacto con los
miembros de la Iglesia de Sarón o
que cualquiera lea los tabloides que
reparte Sarón los cuales son: He aquí
que viene, Salud para las naciones,
La última advertencia y La virgen
maría está muerta o viva. Ellos
instruyen a su feligresía diciéndoles,
y esto es real, que ese material es
apócrifo o no inspirado y que la
Biblia así como Los Testimonios
contiene errores humanos y que
cualquiera que los lea mucho puede
perder el buen juicio, hablan de que a
Sarón la despidieron porque gustaba
de criticar la vida personal de los
pastores lo cuales falso. Muchos
hermanos han salido de las iglesia de
la Misión porque dicen que allá sólo
se habla en contra de Sarón y que ya
ni siquiera predican de la Biblia sino
sólo acerca de que deben rechazar a
cualquiera que hable mal del Papado
o que hable de temas similares. Se
toman el trabajo de llamar a cada
lugar que queremos alquilar para
3
supuestamente advertir a los
administradores que Sarón es gente
problemática e incluso hace poco le
enviaron un fax al conserje de un
edificio
que
Sarón
renta
regularmente para decirle que
habíamos dañado el elevador y
ensuciado con nuestros desperdicios
las instalaciones, lo cual no es
nuestra
costumbre
pero
afortunadamente ese preciso Sábado
que se reportó ese problema la
Iglesia Rosa de Sarón se encontraba
reunida en una reunión campestre a
varias millas de allí.
Es asombroso ver como se están
cumpliendo letra a letra las palabras
de Cristo, sin embargo sabemos que
todo esto es principio de dolores.
Dios quiere que abramos nuestros
sentidos y contemplemos que
estamos en los momentos finales de
la historia de este mundo pero
muchos aún están durmiendo el
cómodo sueño Laodicense, hay
mucho por hacer aún en este lugar y
aunque ahora carecemos de templo y
nos reunimos en las casas, el
evangelio debe tocar a la puerta de
cada habitante de este país.
Ayudemos a terminar esta obra con
nuestros recursos, fuerzas y talentos
ahora que podemos y no permitamos
que habiendo sido heraldo para otros
vengamos a ser eliminados.
Visitanos en www.uparsaron.org
Donde podrás ver fotos de cómo
quedó el Templo de Rosa de Sarón
luego que la Asociación Oriental
Panameña lo demoliera y muchas
otras cosas más.
4
Descargar

2.La Historia no ha terminado aún