LA COMISIÓN DE JOSUÉ
JOSUÉ 1
Introducción:
1. Este libro continúa la historia de Israel. En los primeros cinco libros (el Pentateuco)
la nación nace (Génesis), es redimida (Exodo), adora (Levítico), es castigada (Números), y es enseñada la Palabra de Dios (Deuteronomio). Donde Deuteronomio
termina, empieza Josué.
2. El autor es Josué. Su nombre significa “Jehová es salvación”. En griego su nombre
se deletrea “Jesús”. El era siervo y asistente de Moisés (Ex. 24:13; 32:17-18); era
uno de los doce hombres enviados para espiar Canaán (Nm. 13.8, 16-17); era escogido como el sucesor de Moisés (Nm. 27:15-23; Dt. 34:9).
3. el libro de Josué cuanta la entrada del pueblo de Dios en la tierra (cap. 1-5), su victoria sobre la tierra (cap. 6-12), y su instalación en la tierra (cap. 13-24). El hombre,
Josué, es un tipo de Jesús (He. 4:8) quien conquista cada enemigo y lleva a su gente a la victoria, al descanso y a su herencia. Canaán no es un tipo del cielo porque
el creyente no tiene que luchar para ganar su hogar celestial. Canaán representa lo
que Dios tiene preparado ahora para el creyente que reclama su herencia por fe.
Canaán es el creyente gozándose de la “abundancia de la bendición del evangelio
de Cristo” (Ro. 15:29). Jesús, nuestro Josué, nos lleva a la victoria, al descanso y al
gozo (He. 4).
4. Israel vivía en tres lugares que representan tres etapas de la vida espiritual hoy día:
a. Vivían en Egipto, un cuadro del mundo y de la esclavitud al pecado. Este es la
persona impía carnal.
b. Vivían en el desierto, un cuadro del creyente derrotado viviendo fuera de su lugar y de la voluntad de Dios. Este es el creyente carnal.
c. Vivían en Canaán, un cuadro de la victoria del pueblo de Dios venciendo a los
enemigos y reclamando su herencia por fe. Este es el creyente espiritual.
Josué está dividido en dos pensamientos:
I. El Perfil de un Líder – Dios Habla a Josué (v. 1-9).
Datos Básicos:
1. Cada vida termina. El obrero, Moisés, está muerto pero la obra de Dios sigue
por Josué (v. 1-2). Dios habla a Josué y Josué habla a la gente (v. 10). El liderazgo vino a Josué en un tiempo de crisis, “Moisés ha muerto”. El liderazgo vino
a Josué en un tiempo de oportunidad, “levántate y pasa este Jordán, tú y todo
este pueblo”. El liderazgo vino a Josué con una promesa, "os he entregado…
todo lugar que pisare la planta de vuestro pie”. El liderazgo vino a Josué con un
cambio abrupto de mentalidad: él ya no era el “segundo” del mando pero el comandante de Israel. El liderazgo vino a Josué con una confianza de Dios, “Nadie te podrá hacer frente” (v. 5).
La lección: La obra del Señor es más importante que el obrero.
2. Dios le dijo a Josué que cruzara el Jordán y reclamara la tierra prometida (v. 24). El territorio que señala el capítulo uno era mucho más de lo que Israel jamás
conquistó o poseyó. La tierra que Dios prometió incluía el Israel moderno, gran-
des porciones de Líbano, Siria, Jordania, e Irak. Esta tierra que nunca fue poseída espera el cumplimiento completo que sucederá en el futuro cuando el Rey
viene.
3. Tres veces le dijo Dios a Josué, “Esfuérzate y sé valiente” (v. 6, 7, 9). Hubo tres
razones definidas del por qué debía tener valor:
 Porque Dios ya había prometido que la tierra sería suya (v. 6). Dios hizo esa
promesa a Abraham más de 500 años antes de Josué (Gn. 15:13-14). Después fue confirmada a Moisés (Dt. 7, 20).
 Porque Dios había prometido el poder de su Palabra (v. 7-8). A veces es
más fácil pelear las batallas que obedecer la Palabra de Dios. Con la obediencia vendría prosperidad y éxito. El v. 8 los mandó a hablar de ella con la
boca, meditar en ella en el corazón y obedecerla en la vida
 Porque Dios había prometido su presencia (v. 9). Josué no podía hacerlo por
sí solo. Los cananeos tenían grandes ejércitos y ciudades fortificadas. La diferencia sería la presencia de Dios. Martín Lutero dijo, “Uno más Dios es una
mayoría.”
La lección: El cristiano no puede lograrlo solo. La carne, el mundo, y el diablo son demasiado fuertes para él. La presencia de Dios en nosotros y para
nosotros garantizarán la victoria (I Jn. 4:4; Ro. 8:31). La lección: Cuando Dios
llama a una persona, Dios equipa a esa persona.
II. El Perfil de una Gente – Josué Habla a Israel, v. 10-18.
Datos Básicos:
1. Un “orden de mando espiritual” es evidente: Dios mandó a Josué (v. 9), Josué
mandó a los líderes (v. 10), y los líderes mandaron a la gente (v. 11). El mismo
patrón prevalece en ambos casa e iglesia. si queremos las bendiciones de Dios,
tenemos que seguir el orden de Dios.
2. Tenían que tratar dos cosas antes de que Israel pudiera cruzar al río Jordán y
poseer la tierra:
 Era necesario recoger suficientes provisiones. Tenían que preparar la comida. La victoria estaba basada en ellos por lo posible y en Dios por lo imposible (v. 10-11). Movilizaron a la gente por la guerra que se aproximaba.
reunieron una fuerza de ataque (v. 12-15).
 Recordaron a las dos tribus y medio de lo que Dios requería de ellos (v. 1318). A su insistencia recibieron una herencia al este del río Jordán (Nm. 32),
aunque no era el plan de Dios para ellos. Su propio plan los separó de las
tribus al oeste del Jordán, los puso a más lejos del tabernáculo y del lugar
del sacrificio, les trajo muchas tristezas innecesarias y resultó en un cautiverio más temprano que las demás tribus. Los cristianos que viven tan cerca al
mundo como pueden pierden las mejores bendiciones de Dios.
3. Hay lecciones importantes del liderazgo de Josué en el capítulo uno:
(1) El líder tiene que estar sintonizado con Dios. Dios pudo hablar y obrar a través de Josué (v. 1-2).
(2) El líder tiene que estar firme en las situaciones difíciles. Josué no podía
permitirse el lujo de la espera. Inmediatamente dio las ordenes (v. 11), y trató el problema de las dos tribus y medio. El era decisivo.
(3) El líder tiene que poder delegar responsabilidad (v. 10-11). Josué formaba
un sistema de subordinados para realizar la obra de Dios. Pablo reconocía
el valor de compartir la obra con otros (I Co. 3:9).
4. El líder necesita un plan de acción. Josué sabía lo que era necesario. El diseñó
su plan y señaló el camino (v. 11). El resultado: confianza (v. 16-18).
Nota: El liderazgo precede los logros. La gente comprometió su mejor a Josué
(v. 17).
PENSAMIENTO FINAL
Un líder es alguien que conoce el camino,
sigue el camino, y señala el camino.
Descargar

Josue 1 - Ibenil