ALGUNOS ASPECTOS A CONSIDERAR EN LA ELABORACION DE UN
PROYECTO COLABORATIVO
Título del proyecto, el título debiera reflejar claramente el tema que abordará el
proyecto; debe ser claro y resultar atractivo para quien lo lee.
Fecha de realización, es importante que los tiempos a considerar para la ejecución del
proyecto colaborativo estén claramente estipulados y sean conocidos por los alumnos y
los profesores ejecutores. No se deben olvidar las fechas en las cuales los
establecimientos no podrán desarrollar un trabajo fluido, como feriados, fiestas escolares,
vacaciones, entre otros. Se sugiere también que los proyectos colaborativos no tengan una
duración muy extensa (por ejemplo, un año escolar).
Curso, al invitar a participar en un proyecto colaborativo o al elaborar uno en conjunto
con profesores de otros establecimientos, es necesario especificar claramente el o los
cursos que participaran o podrán participar, haciendo énfasis además en la cantidad de
alumnos y los posibles grupos de trabajo.
Asignatura (s), es ideal que un proyecto sea globalizador y que en lo posible integre
distintas áreas del currículum, pero al iniciar a profesores en el trabajo en base a proyectos
colaborativos, lo más probable es que elaboren un proyecto que responda principalmente
a contenidos propios de una sola asignatura. Este primer intento de proyecto colaborativo
asignaturista, igualmente es relevante que sea desarrollado por los profesores y alumnos,
pues en el transcurso de éste, ellos irán descubriendo que si “si su proyecto” podría ser
más integrador, y lo más probable que en una segunda instancia este aspecto sea
contemplado.
Coordinador/a del proyecto, muchos de los proyectos, aún bien elaborados no llegan a
un final exitoso debido a la falta de un/a coordinador/a responsable. Al surgir algunas
dificultades en el desarrollo del proyecto no hay quien responda a inquietudes
presentadas. Esto lleva en algunos casos a la paralización del proyecto en ejecución; el
tener un responsable asegura un alto grado de éxito.
Descripción o resumen, al elaborar un proyecto colaborativo, una precisa descripción
dará a los potenciales participantes la idea general del trabajo a realizar; es decir los
futuros ejecutores debieran encontrar en estas líneas, el resumen, la idea global del tema
que se aborda, el objetivo general, y el producto que se pretende lograr. La descripción
puede resultar fundamental para lograr la motivación de los potenciales participantes.
Objetivos del proyecto, es importante señalar los objetivos que se persiguen con la
ejecución de un proyecto colaborativo. Estos debieran referirse a la utilización de redes,
de los equipos computacionales y de comunicación y también a lo valórico.
Objetivos pedagógicos, generales y específicos, los referidos a los contenidos
curriculares que se abordarán y que debieran indicar con claridad los aprendizajes que se
desean alcanzar.
Actividades, es conveniente que éstas sean estipuladas en etapas o fases, por semanas,
por ejemplo. Al no estar presentes las etapas a desarrollar en el proyecto, empiezan las
dudas de los participantes en relación a saber qué pasos seguir en el desarrollo del tema
que se esté tratando. A modo de ejemplo, las fases podrían ser a través del correo
electrónico, presentación de los profesores o mensaje de saludo e inicio, presentación de
los alumnos organizados por grupos y con un nombre que los identifique, envío de
paquetes de bienvenida como: fotos, dibujos realizados por los niños, fotografías del
establecimiento, videos, etc. intercambio de información y/o materiales en torno al tema
tratado, evaluación de los participantes en torno al trabajo desarrollado y al producto
logrado, despedida de alumnos y profesores.
Producto, cada proyecto debiera considerar al menos un producto concreto, evaluable y
socializable para que los ejecutores sientan que han concluido una tarea y al mismo
tiempo puedan evaluar el producto obtenido. estos productos pueden ser diarios murales,
publicaciones, revistas escolares, guías d turismo, cuentos colectivos, videos , entre otros.
Evaluación, es recomendable que los proyectos consideren una evaluación permanente al
interior de cada grupo de trabajo participante. Esta puede ser a través de observación
directa utilizando listas de cotejo, pautas de observación, bitácoras escritas por los
alumnos, carpeta que contenga material referido a la evolución del proyecto, son algunas
alternativas. También es importante considerar una evaluación una vez finalizada las
actividades del proyecto, aquí resulta útil aplicar una evaluación de percepciones para
conocer lo que pensaron y sintieron los participantes del proyecto respecto del proyecto en
general, de las actividades, del producto y por supuesto de su participación. El resumen de
esta evaluación de os grupos participantes puede ser intercambiada a través del correo
electrónico para conocer las opiniones y en un proyecto futuro remediar posibles
dificultades que hayan existido o continuar enriqueciendo aquellas actividades que
resultaron gravitantes en el éxito de un proyecto colaborativo.
Descargar

algunos aspectos a considerar en la elaboracion de un proyecto