ESTRATEGIA DE LUCHA CONTRA EL EXTREMISMO
VIOLENTO
¿QUÉ ES EL EXTREMISMO VIOLENTO?
El extremismo violento describe las creencias y acciones de personas que apoyan o usan la violencia
para alcanzar objetivos ideológicos, religiosos o políticos. Esto incluye el terrorismo, otras formas de
violencia motivada por fines políticos y algunas formas de violencia comunal.
Cualquiera sea la motivación, el objetivo de todas las formas de extremismo violento es lograr el cambio
a través del miedo y la intimidación en lugar de hacerlo mediante procesos positivos y democráticos.
¿POR QUÉ NOS PREOCUPA EL EXTREMISMO VIOLENTO?
Las acciones de los extremistas violentos representan una amenaza para los valores y principios
fundamentales de Australia, entre ellos los derechos humanos, el estado de derecho, la democracia
parlamentaria, la igualdad de oportunidades y la libertad. El Gobierno australiano rechaza todas las formas
de extremismo violento y continuará promoviendo una sociedad armoniosa y de inclusión social.
En algunas comunidades australianas se han implementado procesos de radicalización y el extremismo
violento constituye una amenaza real y persistente para la seguridad de Australia. Australia enfrenta
amenazas de extremistas violentos con distintas motivaciones. Algunas personas, entre ellas personas que
viven en Australia, siguen comprometidas con la realización o el apoyo de actos de violencia para cumplir
con su causa.
¿QUÉ ESTÁ HACIENDO EL GOBIERNO AL RESPECTO?
El Gobierno australiano, junto a las comunidades, está trabajando para abordar los factores que hacen
que la gente sea vulnerable a las influencias extremistas, entre ellas el reclutamiento por parte de
terroristas, y destaca que no hay un solo camino hacia el extremismo violento. Los extremistas con
frecuencia explotan condiciones sociales y económicas y vulnerabilidades individuales para lograr
reclutar y motivar a terceros.
La gran mayoría de las personas que residen en Australia rechazan el extremismo violento, pero muchas
tal vez no tengan la información que necesitan para cuestionarlo.
La lucha contra el extremismo violento en nuestras comunidades es un desafío a largo plazo que
requiere la colaboración de los gobiernos, de los grupos comunitarios y de los individuos.
La Unidad de lucha contra el extremismo violento de la Fiscalía australiana apoya una estrategia
abarcativa y coordinada en todas las áreas de gobierno, y desarrolla iniciativas para abordar las
influencias extremistas antes de que dichas influencias se conviertan en una amenaza para la seguridad
de Australia.
ESTRATEGIA DE LUCHA CONTRA EL EXTREMISMO VIOLENTO
La estrategia de lucha contra el extremismo violento del Gobierno australiano apoya las acciones más
amplias de lucha contra el terrorismo de Australia abordando factores que hacen que la gente sea
vulnerable a las influencias extremistas y al reclutamiento por parte de terroristas. El énfasis está puesto
en la intervención temprana –antes de que sea necesaria una respuesta de aplicación de la ley.
Nuestra visión consiste en:
Reducir el riesgo de terrorismo desarrollado a nivel nacional mediante el fortalecimiento de la
resistencia de Australia a la radicalización y mediante la ayuda a los individuos para escapar a las
influencias y a las creencias del extremismo violento.
El beneficio de lograr nuestra visión es:
Reducir la amenaza del extremismo violento en Australia, ya que los individuos y los grupos optan por
formas de expresión no violentas de sus ideas.
Si apoyamos a las personas para que opten por formas de expresión no violentas, reduciremos la
amenaza extremista en Australia. A la vez, un entorno en el que la amenaza se reduce puede alentar a
las personas a que participen en el proceso democrático de Australia y a que expresen libremente sus
puntos de vista y preocupaciones de manera no violenta.
Nuestros objetivos
Para lograr nuestra visión, el Gobierno australiano, en colaboración con otros, está trabajando para:
1. Identificar y eludir a los extremistas violentos y, de ser posible, apoyarlos para que se desvinculen del
extremismo violento.
2. Identificar y apoyar a los grupos e individuos de riesgo para que resistan y rechacen las ideologías de
extremismo violento.
3. Desarrollar cohesión y resistencia comunitaria contra el extremismo violento.
4. Lograr comunicaciones efectivas que desafíen los mensajes extremistas y apoyen las alternativas.
Las comunidades, tanto a través de sus propias actividades como en colaboración con el gobierno,
cumplen una función vital en el logro de estos objetivos.
Nuestras áreas de trabajo
El Gobierno ha identificado una serie de áreas prioritarias de trabajo a través de la consulta con las
comunidades, investigaciones, asesoramiento en temas de inteligencia y consideración de las mejores
prácticas internacionales.
Los organismos gubernamentales en todos los niveles (federal, estatal/ territorial y local) están
implementando programas que desafían el extremismo violento, ya sea mediante el desarrollo de
resistencia contra la influencia negativa de ideologías intolerantes y extremistas, o abordando los
factores que hacen que los individuos sean vulnerables a las influencias extremistas.
El Gobierno también trabaja junto con las comunidades para desafiar los mensajes extremistas y para
apoyar la participación constructiva en los procesos democráticos de Australia.
El Gobierno australiano se concentra en las siguientes áreas de actividad:
Identificación de información e información compartida
Consiste en la identificación de la ideología del extremismo violento en una etapa temprana y en la
facilitación de una mejor metodología de información e inteligencia compartidas.
Motivación, reclutamiento y contención
Consiste en entender el proceso y los métodos de los reclutadores y la motivación del reclutamiento, y
en la contención de la influencia de la ideología del extremismo violento.
Derivación y apoyo, desviación y rehabilitación
Consiste en el establecimiento de mecanismos de derivación apropiados para servicios que brindan
apoyo a individuos para que opten por formas de expresión no violentas y para que participen en la
sociedad.
Educación
Consiste en el desarrollo de resistencia comunitaria al extremismo violento mediante la provisión a las
comunidades de las habilidades y los recursos necesarios para entender y abordar el extremismo y
reducir la marginalización.
Comunicación
Consiste en el desarrollo de mensajes clave que informan y dan poder a las comunidades para desafiar
las ideologías extremistas y apoyar la expresión no violenta de sus puntos de vista.
Consiste en el fomento de la divulgación de discursos en contra del extremismo y en a provisión de
canales de comunicación apropiados para transmitir dichos discursos.
Más información
Para mayor información, sírvase comunicarse con la Unidad de lucha contra el extremismo violento,
Fiscalía de la Nación, por correo electrónico a [email protected]
Descargar

¿qué es el extremismo violento?