VACUNAS DE NUEVA GENERACIÓN: PREVENCIÓN DE LA GRIPE AVIAR
Históricamente, como consecuencia de la eficacia de la vacuna contra la viruela y
posteriormente de las vacunas contra el sarampión y la poliomelitis, la formulación de las
vacunas humanas y animales contra enfermedades víricas ha consistido en la utilización como
inmunógeno de una versión atenuada del virus causante de la enfermedad o bien del mismo
virus inactivado químicamente. La eficacia de estas estrategias está basada en la estimulación
que dichas estructuras víricas no patogénicas inducen en el sistema inmune del individuo o del
animal vacunado. Esta estimulación provoca la producción de respuestas humorales
(anticuerpos) y celulares (linfocitos T) específicas contra determinados fragmentos proteicos
(epítopos) estructurales o no de la partícula vírica utilizada. Estas respuestas específicas,
suficientes para eliminar al patógeno, suelen prolongarse en el tiempo, por lo que los individuos
vacunados están protegidos frente a una eventual infección con una versión virulenta del virus
en cuestión.
Los conocimientos actuales indican que la práctica de vacunación con virus atenuados o
inactivados conlleva una serie de riesgos adicionales imposibles de obviar en el diseño de las
vacunas de nueva generación como son la bioseguridad por el riesgo de intercambio o
recombinación genética entre la cepa atenuada y las cepas silvestres que pueden coinfectar a
los individuos vacunados.
La existencia de estos problemas de bioseguridad obligan a elaborar nuevas estrategias en las
que dichos riesgos se minimicen o se anulen.
En este sentido, se ha producido el desarrollo de vacunas basadas en virus recombinantes o
en vacunas de DNA. Sin embargo en la eficacia de este tipo de vacunas juega un papel muy
relevante el material genético, con lo cual algunos de los potenciales riesgos de bioseguridad
indicados siguen existiendo.
Otra aproximación que está en desarrollo es el uso de proteínas recombinantes que ofrecen la
ventaja de que pueden ser aisladas con un alto grado de pureza y carecen de infectividad. Sin
embargo, a pesar de su seguridad, las proteínas o fragmentos de proteínas (péptidos)
producidos por tecnologías recombinantes presentan serios problemas desde el punto de vista
de la eficacia, puesto que suelen carecer de una estructura capaz de producir respuestas
inmunes potentes.
Bionostra ha desarrollado una plataforma tecnológica BIONIB® para la producción de vacunas
basada en la tecnología de “Virus Like Particles” (VLPs). Esta tecnología consiste en la
obtención de partículas víricas vacías, que contienen todas las proteínas estructurales del virus
pero carecen de su material genético. De esta forma estas estructuras immunogénicamente
idénticas a un virus vivo, pero representan el máximo grado de bioseguridad al no portar el
genoma infectivo.
Las innovaciones y mejoras técnicas que representan estas vacunas desarrolladas por
BIONOSTRA frente a los modelos de vacunación tradicionales son las siguientes:
1.
Seguridad Biológica: El uso de vacunas basadas en VLPs es el modelo de
vacunación con mayor seguridad biológica puesto que son inmunógenos que
carecen de material genético, evitando el riesgo asociado a la recombinación
genética.
2.
Excelente capacidad de estimular potentes respuestas inmunes humorales y
celulares: Las vacunas basadas en VLPs al estar constituidas por partículas
virales son capaces de estimular potentes respuestas inmunes en el huésped.
3.
Bajo coste de producción: La producción de VLPs en sistemas de expresión
basados en levaduras permite una producción industrial a bajo coste.
4.
Producción con bioseguridad asegurada: La producción VLPs en sistemas de
expresión basados en levaduras permite su crecimiento en ausencia de material
contaminante peligroso para la bioseguridad. Las levaduras están oficialmente
calificadas como sistemas de producción de gran bioseguridad “Generally
Recognised as Safe” (GRAS), lo cual es necesario para su uso en productos de
uso en humanos.
5.
Elevada estabilidad: Las VLPs producidas por BIONOSTRA son extremadamente
estables: Rango de pH entre 2/10, Rango de Tª entre -80/65 ºC, EDTA (100 mM),
EGTA (100 mM), SDS 0.5%
6.
Discriminación efectiva entre individuos vacunados de aquellos infectados
Las vacunas basadas en VLPs desarrolladas por BIONOSTRA están constituidas
por epítopos proteicos del agente infectivo. Por lo tanto, cuando se vacunan
individuos con estas VLPs los anticuerpos desarrollados por el huésped son
diferentes a los desarrollados por una infección natural por el patógeno,
permitiendo diferenciar entre individuos vacunados de individuos infectados.
7.
Posibilidad de administración vía aerosol: Bionostra ha desarrollado una
formulación galénica para la administración de las VLPs por aerosol. Esta fácil y
cómoda vía de administración permite su utilización masiva en casos de pandemia.
Desde 1990 se han producido diversos brotes de gripe aviar (Influenza A H5N1) en aves en
Camboya, China, Indonesia, Japón, Laos, Corea del Sur, Tailandia y Vietnam. Hasta la fecha la
variante del virus H5N1 ha causado el mayor número de muertes de aves conocida en la
historia. Se estima que pueden haber muerto entre 150 y 200 millones de aves tanto por
muerte debido a la infección del virus, o como control de la infección en los últimos ocho años.
El virus H5N1 generalmente no infecta humanos. De todos modos, en 1997, el primer caso de
contagio de aves a humanos ocurrió en Hong-Kong durante un brote de gripe aviar en pollos.
El virus causó enfermedad respiratoria severa en 18 personas, seis de las cuales murieron.
Desde ese momento, más de 170 casos de infección por la variante del virus H5N1 han
ocurrido en humanos alrededor del mundo, y más de la mitad de los mismos ha muerto.
Como medida precautoria, la OMS ha puesto en marcha los procedimientos necesarios para
producir rápidamente una nueva vacuna antigripal capaz de proteger al ser humano frente a la
cepa H5N1 del virus de la gripe aviaria detectada recientemente en Vietnam. Esos
procedimientos se han iniciado tras la creciente preocupación causada por la aparición en
Hanoi (Vietnam), de cinco casos humanos de gripe aviar H5N1 confirmada mediante pruebas
de laboratorio. Los cinco casos han sido mortales.
Antes de que una nueva vacuna antigripal esté lista para ser utilizada en el ser humano son
necesarios varios requisitos. A los virus utilizados en las vacunas antigripales se les hace
crecer en huevos de gallina. Sin embargo, como el virus H5N1 es tan mortal para los
embriones de pollo, para preparar el virus H5N1 prototípico destinado a la producción de la
vacuna es necesario que el virus sea modificado genéticamente, de forma que deje de ser
mortal para los embriones de pollo.
BIONOSTRA está desarrollando una vacuna efectiva para la gripe pandémica y epidémica
basada en su nueva tecnología de Virus Like Particles que entrará en fase clínica a finales del
año 2007.
Descargar

VACUNAS DE NUEVA GENERACIÓN: PREVENCIÓN

Los microorganismos que causan las enfermedades diferentes vías:

Los microorganismos que causan las enfermedades diferentes vías:

VacunasAparato digestivoEnfermedades infecciosasAparato respiratorioHeridasVías introductoriasPrevención de infeccionesTratamientos

Examen de BIOESTADÍSTICA  1 de septiembre de 2003

Examen de BIOESTADÍSTICA 1 de septiembre de 2003

Estimación de máxima verosimilitudDistribución de PoissonEstadísticaVarianzaIntervalo de confianzaProbabilidadVariable aleatoriaContraste