Breve reseña histórica de la comunidad nacional.
1574 Nuestra comunidad nace en México bajo la forma de “Congregación
Mariana de la Annunciata”, formada por el P. Vicente Lanuchi, S. J., en la
entonces capital de la Nueva España.
Para el siglo XVII había unas seis Congregaciones en la capital, y doce o quince
en el resto de la Colonia, entre ellas las de Durango, Mérida y Guatemala, y las de
indios en Tepotzotlán y Pátzcuaro y de negros en Veracruz. Habían surgido y
crecido en los ejercicios ignacianos y se distinguían en su servicio de hospitales,
cárceles, manicomios y casa de recogidas.
Diversos intentos de agrupaciones laicales inspiradas en los ejercicios se dieron
en las últimas décadas del México del siglo XIX, y algunos de ellos maduraron en
las Congregaciones que, multiformes y perseguidas llenan de beneficencia y
piedad sólida la primera mitad de nuestro siglo.
1948 La recepción/estudio/aceptación de la Bis Saeculari, considerada como base
de casi toda la renovación posterior.
1953-1954 Constituir/establecer la Federación Nacional. Con una directiva
formada por todos los presidentes/presidentas de las Congregaciones más
antiguas/representativas del D.F. Se organizaron dos 'Congresos Nacionales de
las Congregaciones'. Las CC.MM. eran atendidas y conservaban bastante
formación ignaciana (acorde a la época).
1959 Para la 2a. Asamblea Mundial, en Newark, se hizo una gran promoción.
Todavía era época de Congresos Masivos, más que de Asambleas Discernientes.
De México llegaron hasta allá 'nueve autobuses' llenos.
1960-1972 Siguió habiendo Congregaciones en muchos templos; dependientes o
no de los jesuitas y muchas también en Colegios de jesuitas y/o de religiosas. Fue
época de mucho florecimiento de vocaciones religiosas desde las
Congregaciones. También fue época en que empezaron a florecer nuevos
movimientos: Cursillos de Cristiandad, Mundo Mejor, MFC, etc. en casi todos ellos
hubo Congregantes como primeros responsables a nivel nacional y, tanto por
novedad como por mayor apoyo del episcopado, (o quizá por mejor respuesta a
los tiempos que corrían) mermaron bastante a las Congregaciones.
1965-1967 Equipo consultivo a distancia que preparó mucho de los Principios
Generales del 67.
1967 Participación en la Asamblea Mundial constitutiva de la CVX.
1970 Participación en la Asamblea de Santo Domingo. Crisis en la asamblea y
luego en la comunidad nacional por lo “revolucionarios” que resultaban los
latinoamericanos.
1972 Francisco Villalobos, entonces auxiliar de la diócesis de Saltillo acepta el
nombramiento de asistente nacional y con eso se dio luz verde a la vida pública de
la Federación Nacional. El Obispo dijo que su papel sería cubrirnos con su manto
pero que confiaba plenamente y dejaba a la Compañía el quehacer efectivo de la
asistencia. Primera Asamblea Nacional y la elección de un Consejo Ejecutivo.
1973 Recuperación del directorio, los contactos, la preparación hacia
Roma/Augsburgo73, que tuvo fuerte impacto a nivel mundial y para nosotros.
1974 Asamblea nacional en Puente Grande: 'la dificultad' de interesar a los
jesuitas de la Provincia para apoyar a la transformación. Visitas personales a cada
una de las ciudades en las que había alguna Congregación (desde Tijuana, hasta
Mérida algo más de 2,800 km) para informarles directamente sobre los cambios a
nivel mundial y motivarles a participar en el Primer Curso Nacional, precedido por
8 días de Ejercicios Espirituales, con 101 participantes, y la presencia y
participación de Nick Rieman, S.J. Vice-asistente Mundial, José Gsell, Secretaria
Ejecutiva Mundial y Justo González Tarrío, SJ. Asistente Latinoamericano.
Celebración, inmediatamente después, de la 3ª. Asamblea Nacional en Casa
Loyola, en Guadalajara. Aprobación de los Estatutos de la Federación Nacional y
Eucaristía presidida por el Card. José Salazar y el Sr. Obispo Villalobos y
concelebrada por veintidos jesuitas.
1977 Curso Nacional en Aguascalientes: relectura de los Principios Generales y
apropiación de los mismos; elaboración de una versión de los Principios para los
jóvenes.
1978 Verdadero proceso de discernimiento: opción y aceptación del cambio de
nombre; nuevos Estatutos. Las Congregaciones Marianas renuncian libremente a
su voto en la Asamblea y se inicia oficialmente como CVX México. El Obispo
asistente estuvo presente sólo en espíritu, pues tenía que prepararse para la
CELAM Puebla, que iba a ser muy pronto.
1985: Explicitación de las líneas permanentes de acción en la Asamblea Nacional:
Jóvenes, Pobres, Comunidad.
1989: Asamblea Nacional en Allende, N.L. se inicia la preparación de la Asamblea
Mundial que habrá de celebrarse en México un año después; asiste José Reyes,
Secretario Ejecutivo Mundial.
1990: Celebración en Puente Grande de la XI Asamblea Mundial. La Asamblea
queda marcada por el martirio, la víspera, de los jesuitas del Salvador y sus
colaboradoras; se toma la decisión de publicar un manifiesto en varios periódicos
firmados por la Comunidad Nacional. Fue el reinicio de un florecer de la CVX en el
país.
1994: tras la Asamblea mundial de Hong Kong, la comunidad nacional se
concentra en atender los aspectos de funcionamiento al interior de las
comunidades locales.
1998: la Asamblea Mundial de Itaicí, aporta el tema de estudio y profundización
práctica de los siguientes 5 años: la misión común.
2003: nuevamente la Asamblea Mundial es el detonador para un proceso nacional
de 5 años: el cuerpo apostólico.
Sin marcarlos cronológicamente, han sido dones de gracia constantes: muchas de
las participaciones de cevequianos mexicanos en distintas actividades
internacionales: todas las Asambleas Mundiales, cuando menos unas tres o
cuatro veces en las Asambleas de EE.UU. y Canadá; Participación en nuestras
Asambleas de miembros de la Comunidad Mundial, como ponentes o como
participantes (alguna vez de EE.UU. y Canadá, y otra de algunos latinos), Cursos
Internacionales: en Roma, Manila,. Ahora sobresale el Curso Magis
latinoamericano, asistencia a las reuniones de la Mesa de Servicio
Latinoamericana, visitas de miembros CVX de otros países, esfuerzos actuales
nacionales de Formación: Magis y Liderazgo; Misión de acompañamiento a Cuba.
Roberto Núñez.
Descargar

Breve reseña histórica de la comunidad nacional