LOS NIÑOS Y NIÑAS DEBEN EMPODERARSE DE LA CONVENCION
DE LOS DERECHOS DEL NIÑO
Alcaldesa Escolar de Lima Metropolitana asegura que así podrán conocer y
defender sus derechos
Desde hace dos años Hellen Tipian Rodríguez, ocupa el cargo de Alcaldesa Escolar
de Lima Metropolitana y pese a sus cortos 16 años tiene las cosas muy claras. Anhela
que las niñas, niños y adolescentes se empoderen de la Convención de los Derechos
del Niño para que conozcan y defiendan sus derechos, una tarea en la que el Estado
debe participar activamente.
En esta entrevista, Hellen nos muestra, sin rodeos, sus puntos de vista sobre esta
Norma Internacional que ha cumplido dos décadas de vigencia en el mundo.
Hellen, como alcaldesa escolar ¿Cuál es tu opinión de la Convención de los
Derechos del Niño?
Es un instrumento legal internacional que no está difundido y si yo no hubiera entrado
a un espacio de participación desconocería de todos los instrumentos jurídicos que
existen en mi país con respecto a los derechos de las niñas, niños y adolescentes.
¿Para ti qué es lo más importante que tiene la Convención?
Tiene temas positivos como el interés superior del niño, el derecho a la participación.
La Convención ha traído grandes frutos porque se nos reconoce como sujetos de
derecho. Tenemos derechos a participar, a opinar, hablar y es una norma que ha sido
pensada desde el interés superior del niño, desde su percepción y es algo muy
importante que el Estado peruano tiene que aprender. No podemos seguir hablando
de normas que beneficien a los niños, pero que las trabajen los adultos, porque
muchas veces, en lugar de defendernos reprimen nuestros derechos, como está
ocurriendo ahora con la modificación del Código del Niño y el Adolescente. Nos dicen
que tenemos derecho a participar, pero cuando lees todo el artículo se refiere a que
tienes derecho a participar en tu casa en tu entorno familiar. Son cosas incoherentes.
¿Y qué crees que está mal?
La Convención tiene artículos que no se adaptan a la realidad de nuestro país, como
por ejemplo que los niños no deben trabajar sino hasta los 16 años de edad, pero la
realidad de los países latinoamericanos es otra y en ellos los niños trabajan. Creo que
ha sido pensado sobre la realidad europea, por lo que pienso que debe pasar por una
revisión en nuestro país.
¿Piensas que este tipo de normas deberían ser revisadas con la participación
activa de los niños, niñas y adolescentes?
Claro. Hace dos años, con las organizaciones de niñas, niños y adolescentes hemos
estado participando en la Comisión Revisora del Código, pero sin derecho al voto. No
podemos hablar, solo escuchamos.
¿En estos grupos de trabajo, cuando escuchan un tema que no va con su
realidad, qué sienten?
Impotencia, frustración, porque vemos que nos dan cosas así por así y no somos
sujetos de consulta. Es necesario que se reconozca nuestro derecho a ser ciudadanos
que no significa solamente tener un DNI. Si se nos reconoce como ciudadanos es
porque hemos nacido en Perú y tenemos derechos y responsabilidades. Y como
somos sujetos de derechos, merecemos ser ciudadanos como mayor razón. El ser
ciudadano es una responsabilidad con tu comunidad. Cómo puedes contribuir, desde
tu situación de niño, niña o adolescente, a mejorar tu comunidad y eso promueve a
que no seamos conformistas.
¿Cuál consideras que es el mayor impedimento para que exista una plena
vigencia de los derechos de las niñas, niños y adolescentes?
La falta de participación, la falta de apertura a que los niños podamos hablar,
expresarnos y podamos conocer las cosas. Creo que el Estado no invierte en
educación, pero aunque está bien, no solo se debe pensar en aumentar el sueldo a los
profesores, también se debe pensar en un currículo educativo acorde a nuestra
realidad. Conocer y saber nos permite ejercer plenamente nuestros derechos. Si no
sabemos no podemos participar, por eso que considero que el derecho a la
participación debe ser una de nuestra principales exigencias.
¿Qué espacios son los más adecuados para promover la participación de los
niños?
Un buen espacio de participación es el Consejo Consultivo de los Niños, Niñas y
Adolescentes que promueve el Ministerio de la Mujer, pero creo que también deben
valorar la participación de organizaciones como los Municipios Escolares, el
Movimiento Nacional de Niños Trabajadores Organizados del Perú, la Red Nacional de
Niñas, Niños y Adolescentes, la Escuela de Formación Ciudadana que funciona en
Villa María del Triunfo y otras más que tienen años de trayectoria y trabajo. Son
organizaciones que no solamente protestamos sino también presentamos propuestas.
Es necesario que el Estado reconozca a estas organizaciones y les brinde un espacio
de participación.
¿Qué podrían lograr a través de estos espacios?
Mucho, porque somos niños que tenemos incidencia política. Somos niños que no
queremos parecer adultos. Somos niños que desde nuestra situación podemos ver y
planificar las cosas.
¿Qué le auguras a la Convención de los Derechos del Niño?
Que las niñas, niños y adolescentes se lleguen a empoderar de ese instrumento
jurídico, que haya un empoderamiento real y que los adultos nos promuevan. Pero no
llamemos promover a simplemente salir en la foto, en los medios de comunicación.
Hablaremos de un protagonismo real cuando los niños estén antes, durante y después
y confíen en sus capacidades. La convención nace para crear niñas, niños y
adolescentes que conocen y defienden sus derechos, y que se promueva desde el
interés superior del niño, para que luego no tengamos ciudadanos conformistas.
A través de la familia se promueven valores, derechos y deberes. ¿Qué
propuesta tienes para fortalecer a las familias?
Una de nuestras propuestas es promover vínculos afectivos entre padres e hijos. Los
adultos si saben cómo educar a sus hijos, sino que pierden la costumbre. Cuando una
pareja se está enamorando, le hace regalos a su pareja, es un enamoramiento diario.
Por qué eso no lo hacen cono nosotros.los niños. Por qué no hay ese enamoramiento.
Cuando hay un enamoramiento fructífero se consigue respeto, confianza y amor. Eso
no es lo que los padres quieren lograr con sus hijos?. Y no piensen que un niño de tres
años debe actuar como un niño de 15 años, el pequeño recién está descubriendo el
mundo. No pretendan que los niños actúen como grandes.
¿Cuándo culmina tu gestión como alcaldesa escolar de Lima Metropolitana?
El próximo mes de marzo.
¿Cuál es el balance?
Hemos logrado un intercambio cultural con Holanda para presentar proyectos que
beneficien a los municipios escolares de Villa El Salvador, organizar audiencias
públicas para analizar los avances del Plan Nacional de Acción por la Infancia,
realizamos la campaña Adiós al Castigo Físico y Humillante, presentamos un reforma
jurídica para el Código del Niño y el Adolescente, otras propuestas al Código como es
derecho a la ciudadanía, mejoras en la calidad educativa, la no judicialización a los
menores de edad infractores a la ley penal, hemos conseguido donaciones para
diversos colegios de Lima Metropolitano, hemos promovido redes de municipios
escolares para que los municipios asuman su responsabilidad en estos temas.
(FIN)
Descargar

los niños y niñas deben empoderarse de la convencion de los