El consejero Armendáriz señala la necesidad de extender la
cultura de la prevención de riesgos laborales a todos los
sectores productivos
________________________________________________________________
El consejero de Industria y Tecnología, Comercio y Trabajo, José Javier
Armendáriz Quel, señaló ayer, durante la clausura de las jornadas sobre la
reforma de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, la necesidad de
extender la cultura de la prevención a todos los agentes y sectores productivos,
en especial a las pequeñas y medianas empresas.
El consejero Armendáriz, que participó en la clausura de estas jornadas
organizadas por Mutua Navarra en colaboración con el Instituto Navarro de
Salud Laboral y a las que asistieron 280 personas, también señaló que el
objetivo de pleno empleo de calidad, marcado para la presente legislatura, “no
es compatible con las tasas de siniestralidad laboral existentes en la actualidad”.
En este sentido, José Javier Armendáriz indicó que en los últimos años se está
reduciendo el número de accidentes, aunque “el esfuerzo debe continuar, ya
que resta mucho camino por recorrer en este campo”, y recordó que los
empresarios “deben integrar la cultura de la prevención en el modelo de
empresa”.
Asimismo, el titular del Departamento de Industria y Tecnología,
Comercio y Trabajo demandó la colaboración de empresarios, sindicatos,
trabajadores y mutuas, ya que la reducción de la siniestralidad laboral es “un
reto de toda la sociedad”. Por último, el consejero Armendáriz destacó el
compromiso de la Administración para disminuir los accidentes laborales y
adelantó que este será uno de los temas prioritarios de la negociación del futuro
Plan de Empleo 2005-2007.
En la jornada también intervino el director general de Trabajo del
Gobierno de Navarra, José María Roig Aldasoro, quien afirmó que el
“empresario debe considerar a sus trabajadores como el principal activo de la
empresa y su referente de calidad”, al tiempo que insistió en la importancia de
su formación.
José María Roig pidió a los empresarios que no se limiten a externalizar
los servicios de prevención a un tercero y se impliquen en la cultura de la
prevención. Asimismo, el director general de Trabajo insistió en que los
trabajadores deben cumplir las medidas de prevención y utilizar los medios
existentes en sus puestos de trabajo.
Por último, José María Roig recordó que las medidas adoptadas por el
Plan de Empleo 2000-2004, el Programa Diana (de actuación directa sobre
empresas con alta siniestralidad) y el Plan PIO (Prevención Integral en Obras)
han conseguido reducir la tasa anual de siniestralidad laboral en un 10%.
Estrategias para prevenir la siniestralidad
El Gobierno de Navarra ha puesto en marcha una serie de estrategias
para prevenir la siniestralidad laboral. En concreto, se han establecido cuatro
líneas de trabajo concretas: programa para la formación en materia preventiva;
inclusión de la prevención en la estructura de la empresa; fomento de la
disminución de riesgos laborales; e incremento de los controles en los sectores
con mayor índice de accidentabilidad.
Desde el año 2002 y hasta el próximo año 2004, el Gobierno de Navarra
invertirá 7,91 millones de euros en estas cuatro estrategias de trabajo.
En concreto, el programa para la formación en materia preventiva se ha
traducido en la creación del Centro de Formación de Salud Laboral, del
Delegado de la Comunidad Foral para la Prevención de Riesgos Laborales y de
un grupo de trabajo para la prevención de la drogodependencia en el ámbito
laboral. Así, se busca dar respuesta a la formación de trabajadores y
capacitarlos para desempeñar funciones preventivas, al tiempo que se forma y
sensibiliza en este tema a empresarios de pequeñas empresas y a los
representantes de los trabajadores.
La inclusión de la prevención en la estructura de la empresa se lleva a
cabo mediante el asesoramiento, información, concienciación, difusión y
dinamización, a través de equipos de prevención de riesgos laborales, de la Ley
de Prevención de Riesgos Laborales para trabajadores, delegados y empresas.
Asimismo, se busca la concienciación, dinamización y diseño de políticas
preventivas en pequeñas y medianas empresas.
Para lograr el fomento de la disminución de riesgos en las empresas es
necesaria la implicación del empresario en la prevención de los riesgos de
accidentes en su empresa y la elaboración de un diseño preventivo propio. Para
ello desde el Gobierno se impulsan ayudas a la inversión en adaptación de
equipos de trabajo; la promoción de la calidad en la gestión de la prevención; y
la formación de los trabajadores de las empresas para el desempeño de las
correspondientes funciones.
Por último, el Gobierno de Navarra ha impulsado el incremento de los
controles en los sectores con mayor índice de accidentabilidad, mediante
acciones de intensificación del asesoramiento técnico, de la vigilancia, de la
actuación inspectora y del ejercicio de la auditoria laboral de prevención de
riesgos laborales. En esta sentido cabe destacar la creación de la Comisión de
Control y Seguimiento en materia de seguridad laboral y salud en el trabajo y
prevención de riesgos laborales para las obras promovidas por las
administraciones públicas.
Pamplona, 1 de octubre de 2003
Nota: en la página web del Gabinete de Prensa se puede encontrar
una imagen de la intervención del consejero Armendáriz, junto al resto de
los participantes invitados, en la clausura de las jornadas. La dirección de
Internet es: www.cfnavara.es/gabinete.prensa
Descargar

El consejero Armendáriz recuerda que los empresarios deben