“POR UN PAIS EN DESARROLLO Y EQUIDAD”
A los Asociados y Directivos de Mutuales
Asociados y Directivos de Cooperativas
A los Funcionarios Municipales, Provinciales y Nacionales
A toda la Ciudadanía Argentina
El siguiente es un documento al que se arribó luego del trabajo llevado a cabo en la primera Reunión
Amplia del Mutualismo Argentino realizada en la ciudad de Santa Fe, los días 20 y 21 de octubre de 2008, a la
cual asistieron Dirigentes y Empleados en representación de las siguientes entidades:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24.
25.
26.
27.
28.
Mutual AMMA (Villa María, Pcia. de Córdoba)
Mutual Oñativia (Córdoba)
Fudación CIESO- Centro de Investigaciones de la Economía Social (Villa María, Pcia. de Córdoba)
Compartir Ltda. Cooperativa de Provisión de Servicios de Comunicación Social (Villa María, Pcia. de
Córdoba)
Mutual del Trabajador Vial de Santa Fe
Sociedad Mutual de Empleados del Banco de Entre Ríos.
Mutual Maestra (Santa Fe)
Mutual Jerárquicos Salud (Santa Fe)
Mutual Club A. Sarmiento de Humboldt (Provincia de Santa Fe
Asociación Mutual de Empleados Bancarios (Chaco)
Mutual Policial (San Nicolás, Pcia. de Buenos Aires)
Asociación Mutual Policial Provincia de Santa Fe.
Mutual Integral de Servicios (Santa Fe)
Mutual Unión y Benevolencia Dante Alighieri (Santa Fe)
Mutual de Docentes del Chaco
Mutual Nueva Medicina (Rosario)
Asoc. Española de Villa Constitución (Prov. Santa Fe)
Mutual de Ayuda Entre Adherentes C. A. Unión (Gálvez, Pcia. de Santa Fe)
Mutual de Ayuda Entre Adherentes C. A. Frank (Prov. Santa Fe)
Nuestra Mutual (Chaco)
Asoc. Mutual de Docentes Privados (Prov. Buenos Aires)
Mutual Devoto (Córdoba)
Mutual Trabajadores Culturales y Sociales (Santa Fe)
Mutual Socios de la Sociedad Médica Rosario
Mutual AMBAR (Río Negro)
Centro de Estudios Para Fortalecimiento Democracia (Buenos Aires)
Mutual Banco Provincia Neuquén
A.M.D.I.P. (Santa Fe)
29. Federación de Entidades Mutualistas Brigadier López (Santa Fe)
30. Asociación de Obras Sociales Mutuales de la Argentina.
El saludo fraternal y el más íntimo deseo de conocer vuestras opiniones e ideas sobre el diagnóstico y las
propuestas que incluye el presente documento, elaborado el 20 y 21 de octubre pasados, en la ciudad de Santa
Fe.
CONCLUSIONES
NUESTRA VISION GLOBAL
La sociedad observa con asombro la grave crisis financiera que iniciada en la principal economía del
planeta se va extendiendo a todas las regiones del mundo con sus secuelas previsibles de recesión económica,
desocupación laboral y pobreza generalizada.
Los gobiernos de las grandes potencias destinan ingente cantidad de fondos a sostener un sistema de
especulación en crisis. Se dispone para este salvataje sumas nunca vistas que superan holgadamente lo
estimado como necesario para eliminar el hambre del mundo.
Es la crisis de una modalidad empresarial basada exclusivamente en el lucro, el individualismo y la
competitividad, en un mercado que concentra en pocas manos las grandes decisiones económicas mundiales.
Observamos como la economía de base estatal (los diferentes gobiernos) sale a subsidiar este sector
financiero haciendo partícipe a la sociedad toda de las pérdidas por la crisis generada por este modelo.
No habrá región que escape a sus consecuencias.
Vemos con preocupación las divisiones, antinomias, confrontaciones de los intereses de sector y la
soberbia.
Si nuestro país quiere atemperar los efectos de esta crisis, deberemos ser capaces de formular
propuestas maduras en el consenso, que encuentren su legitimación en la participación voluntaria de nuestra
población, y llevarlas a la práctica con la voluntad y el apoyo de la población.
QUIENES SOMOS
Directivos del mutualismo argentino de diferentes provincias que nos hemos autoconvocados
preocupados por esta situación.
Entendemos como directivos y asociados de entidades cuya existencia tiene fundamento en la
participación social, que tanto autoridades como ciudadanos debemos promover puntos de acuerdo para
fomentar y poner en vigencia aquellas acciones que promuevan el respeto de la persona humana y las formas
democráticas de gestión.
Queremos realizar nuestro aporte desde el rol que nos toca cumplir y convocamos a otros dirigentes
sociales, funcionarios, legisladores y en general a toda la gente de bien interesada en acercar soluciones para
esta coyuntura.
Somos empresas sociales y como tal nuestro ámbito de acción es la economía. Promovemos una
economía de base nacional, firmemente asentada en las necesidades de la población de cada región de nuestro
país.
Una economía social y solidaria que se diferencia como sector de la economía estatal y también de la
economía con fines de lucro de las grandes empresas por su gestión democrática que privilegia la participación
de la persona sobre la integración del capital.
Somos parte de un gran movimiento de la economía social -mutuales y cooperativas- que incluye y
presta servicios a más de catorce millones de argentinos.
Forman parte de nuestra masa societaria Obreros y Trabajadores, Profesionales, Empleados Públicos,
Pequeños Comerciantes y Productores, Jubilados, Docentes, Bancarios, Policías, Empleados de Comercios,
Miembros de Colectividades, Deportistas, Miembros de las Fuerzas de Seguridad, hombres y mujeres que hacen
del mutualismo un movimiento social de profunda raíz nacional.
La actividad de la economía social en nuestro país reúne más del diez por ciento del Producto Bruto
Nacional, con una historia de más de ciento cincuenta años de vida, y su integración llega a más de mil millones
de personas que están asociadas al movimiento cooperativo y mutual de todo el mundo.
Podemos encontrar mutuales y cooperativas a lo largo y ancho de todo nuestro territorio, desde las
grandes ciudades hasta el interior profundo- las pequeñas poblaciones y el campo- donde la acción del Estado
llega poco y la presencia de las grandes empresas con fines lucro es inexistente.
Nos asiste la autoridad moral de haber soportado de pie todas las crisis nacionales, sin abandonar
nuestro aporte y lugar de gestión aún en los años que siguieron a la del 2001.
Nuestro accionar está basado en principios como la educación, la autogestión democrática, la
solidaridad y la ayuda mutua, el ingreso y egreso voluntario de los asociados y sobre todo el rescate de la
persona humana sobre el capital, conformando valores de gran importancia en momentos de crisis como el que
nos aqueja.
Somos conscientes que en las actuales circunstancias la crisis puede agravarse por desinteligencias y
peleas provocadas por intereses egoístas de sector. Es imprescindible encontrar las coincidencias en el
consenso de la búsqueda de objetivos en torno al interés común.
En este marco, las entidades organizadoras de la primer Reunión Amplia del Mutualismo Argentino
basamos nuestra convocatoria en dos principios que nos dicta el sentido común para esta etapa:
a) Vamos a debatir el tiempo que sea necesario hasta lograr propuestas de consenso. Es decir, nos auto
imponemos el desafío de llegar a acuerdos.
b) Impulsaremos por todas la formas posibles la difusión y concreción de aquellos puntos en los que
obtengamos consenso
Rol del Mutualismo en la Sociedad.
La actividad mutual es una acción económica con gran impacto social y la base de su realización está en
la capacidad de gestión y en la ética que sus principios conllevan.
Reconocemos que la sociedad tiene una visión crítica de la actividad mutual, fruto del desconocimiento
de nuestras acciones como así también de la difusión pública e interesada de los conflictos que afectan a nuestro
sector.
Promover la actividad mutual significa participar en la gestión democrática y exigir conductas
dirigenciales acordes a los principios de nuestro movimiento. El conocimiento público de una mala acción
ocurrida en una mutual anula la difusión de cien hechos correctos.
La conducción de una mutual debe ser un camino de respeto por la ética de gestión y un ejemplo para
los asociados y la comunidad toda. Además de la razón de nuestros argumentos debe asistirnos la solvencia
moral de quien los difunde y defiende.
Expresamos nuestra preocupación por la existencia de entidades que bajo la figura de mutual realizan
operaciones que poco tienen que ver con la filosofía del sector.
Por lo tanto entendemos que la actividad del movimiento mutual encuentra su verdadero rol cuando sirve
no solo a la solución de las necesidades de determinados grupos humanos, sino también cuando participa
activamente en la economía regional, generando trabajo con la prestación de servicios y favoreciendo la
distribución de sus recursos hacia el interior de las propias comunidades.
Es ineludible pues, que dirigentes y asociados de una mutual -más allá de los fines específicos de
nuestras entidades- nos interioricemos de aquellas cuestiones que son de interés común, involucrándonos con
nuestra opinión y acción en la solución de los problemas de nuestro entorno, demostrando que la capacidad de
gestión que tenemos en cada entidad puede traspasar esos límites para liderar acciones sociales por el bien de
nuestras comunidades.
Para el cumplimiento de este objetivo se hace necesaria la apertura a las necesidades de la comunidad,
lo que lleva el debate a tres niveles de decisión:
a) ¿Es posible abrir los servicios de cada mutual para integrar asociados provenientes de la población
que no integra nuestro movimiento?
b) ¿Qué acciones sociales podemos realizar para acercar más soluciones a los problemas de la
comunidad?
c) ¿Cuáles son las herramientas de comunicación que nos permiten difundir estas acciones para que las
iniciativas se multipliquen con otros actores sociales?
En especial nos auto criticamos la escasa participación de niños y jóvenes, reconociendo como esencial
en este objetivo la tarea de educación mutual en las escuelas y la creación y sostén de instituciones educativas
del sector.
Hoy más que nunca debemos ser solidarios por convicciones y por inteligencia. Tenemos que plantear la
cooperación y la ayuda mutua como un modo de trascender, pues la perspectiva global de nuestras sociedades
nos está demandando otro tipo de participación.
¿De dónde venimos? Somos parte de una cuestión innata del ser humano que es la solidaridad. Cuando
el mutualismo desembarcó en nuestras tierras traído por los inmigrantes, se trató de una solidaridad fragmentada
(españoles con españoles, franceses con franceses, italianos con italianos, etc). Esta circunstancia no permitió
que el nativo se incorporase al movimiento. Si hoy continuáramos con nuestra condición de entidades cerradas,
la propia realidad nos estaría fagocitando.
Estuvimos ausentes de los grandes acontecimientos políticos y sociales de nuestro país. Así como el
Siglo XIX fue el periodo de la lucha por los derechos individuales, el Siglo XX es el de los derechos colectivos. En
ese sentido, durante la etapa de mayor vigencia del mutualismo, nuestro movimiento no participó en las luchas
colectivas, se mantuvo al margen en su parcela mientras se debatían y definían cuestiones importantes (jornada
laboral, obras sociales, etc.).
No hemos tenido niveles de compromiso con la historia social de nuestro pueblo y esta indiferencia nos
llevó a estar ausentes en los niveles de decisión.
Tenemos que considerar si queremos escuchar las campanadas que nos llaman a involucrarnos. El siglo
XXI será el de los derechos éticos, y tenemos que decidir si vamos a jugar allí.
Es un hecho que la sociedad es poco participativa. Necesitamos un nuevo argentino educado en valores
y desde esta óptica es fundamental la educación. Es de la mayor importancia lograr que los jóvenes se acerquen
a las entidades.
La participación debe comenzar por los asociados y terminar en una acción política que influya en los
niveles de decisión. Debemos transformarnos en una corriente de opinión de nuestras posiciones y de las
cuestiones de la comunidad en general, entendiendo que el peso de cada una de nuestras organizaciones va a
estar relacionado con la inmersión que alcancemos en la comunidad, su interacción y reconocimiento.
Debe haber una acción continua y perseverante de trabajar con y en los medios de difusión masiva para
lograr un posicionamiento social que hoy no tenemos.
Destacamos que nuestra inserción social y territorial es muy superior a nuestro Poder real de participar y
ser convocado como actores sociales en el debate de los temas centrales de la vida política, institucional,
económica y social de nuestro país.
Nuestra posición y nuestra voz deben llegar entonces a todos y cada uno de los representantes elegidos
democráticamente y también a aquellos actores políticos que se postulen a un cargo público para que toda la
sociedad y los funcionarios, incluso los que emerjan de nuestro propio sector, tengan presente nuestro aporte al
momento de tomar decisiones.
En todas estas acciones debemos ratificar la naturaleza jurídica de nuestras instituciones que se funda
en la solidaridad y la ayuda mutua. Rechazamos toda iniciativa que tienda a desvirtuar esta condición
encuadrándonos junto a personas de otro carácter jurídico con las cuales no tenemos nada en común, ni somos
empresas de medicina prepaga por prestar el servicio de salud, ni entidades financieras por haber aprobado el
Reglamento de Ayuda Económica. Respecto del impuesto a las ganancias sostenemos que nos regimos por la
Ley 20.321 y sus modificatorias y por lo tanto nuestra filosofía y principios nos ubican como asociaciones sin
fines de lucro. En tal carácter, nos corresponde la calidad de personas jurídicas no imponibles y no el de exentas,
que es una excepción tributaria que puede ser modificada o limitada por el ente estatal rector en la materia.
Participación Política.
La acción política no es patrimonio exclusivo de la actividad partidaria. Cuando la dirigencia mutual se
involucra en tareas sociales de impacto en sus comunidades, cuando se evalúa la repercusión social de los
servicios prestados por mutuales y cooperativas a sus asociados o cuando difundimos nuestros principios,
estamos en la esfera de lo público no Estatal y por lo tanto en el plano de lo político.
En consecuencia, la acción política es inherente a la actividad mutual y cooperativa.
Hemos aprendido que nuestra gestión al frente de mutuales y cooperativas depende también de medidas
que se toman en otros ámbitos que modifican nuestra vida institucional.
Resoluciones, Decretos y Leyes o simples decisiones del funcionario de turno, regulan nuestras
actividades limitando nuestros derechos y discriminando en algunos casos nuestra presencia en sectores
esenciales de la vida económico-social del país. Son acciones políticas externas que interfieren en nuestra
actividad.
Entendemos pues, como absolutamente legítima la acción política del movimiento mutual y cooperativo
en la búsqueda de consenso con otros sectores de la sociedad para la defensa de nuestros intereses.
Cualquier forma
de influir en las decisiones del Estado y la sociedad será válida si respeta los
presupuestos de la democracia participativa y se enmarcan en un proceso que favorezca la calidad institucional.
Los principios sustentados por el movimiento mutual y cooperativo contemplan una serie de valores
altamente apreciados en la convivencia social.
La solidaridad y la ayuda mutua junto a la confianza que debemos generar en cada argentino constituyen
nuestra fortaleza. La experiencia de gestión junto a nuestra vocación permanente al diálogo se suma a un
constante accionar por la integración y articulación de las actividades de las entidades.
La única garantía de obtener nuestro objetivo para beneficio de todos los argentinos será la vocación por
la defensa de nuestras propuestas y una permanente movilización por un país integrado en lo territorial, en lo
social, en lo económico y en lo político.
Relación con el Estado
Históricamente la actividad mutual y cooperativa ha complementado la acción del Estado. Nuestras
entidades se han hecho cargo y prestan servicios en rubros esenciales para la vida digna de millones de
argentinos: salud, servicios públicos, educación, vivienda, créditos solidarios, turismo, trabajo, comunicaciones,
producción agropecuaria, son algunos ejemplos del aporte al desarrollo nacional.
La relación de la Economía Social con el Estado debe ser un proceso permanente de mutua
convergencia por el bien común y exige el cumplimiento de obligaciones para ambas partes. Nuestra acción debe
articularse con todos los niveles del Estado: Municipio, Provincia y Nación.
Evaluamos como deficitaria la relación de las entidades de la Economía Solidaria con el Estado y
sostenemos la necesidad de ser escuchados en aquellos ámbitos donde se decidan cuestiones esenciales para
la comunidad.
Dos propuestas serían fundamentales para este objetivo:
a) La garantía con rango constitucional de la promoción y vigencia de la actividad mutual y cooperativa
tanto a nivel Nacional, Provincial y Municipal, como ya ha sucedido con las constituciones de varias
provincias argentinas entre ellas Córdoba, Chaco y Entre Ríos recientemente reformadas.
b) La plena vigencia operativa del Artículo 90 de la Ley Federal de Educación que promueve el Mutualismo
y el Cooperativismo escolar y declara obligatoria la educación cooperativa y mutual en todos los niveles
de educación formal.
Puntos de la propuesta:
- Fomentamos la participación ciudadana como modo de mejorar la calidad institucional, dar legitimidad
de la función pública y como instrumento para aumentar el compromiso de la sociedad con las Cuestiones de
Estado que se hayan acordado como esenciales a la vida ciudadana de Argentina.
- Apoyamos estrategias de desarrollo regional articuladas en políticas que favorezcan el federalismo.
- Convocamos a realizar una fuerte defensa nacional de los recursos naturales y de todos aquellos
aspectos culturales y materiales que supongan una ventaja para la producción de nuestro país.
- Exigimos la profundización de prácticas republicanas en particular el respeto por la división de poderes.
En este sentido se hace necesario un rol renovado del Congreso Nacional, las Legislaturas Provinciales y los
Consejos Deliberantes- Fomentamos todas las acciones que favorezcan la inclusión en la economía real de los sectores más
desprotegidos.
- Instamos a fijar políticas que permitan recuperar la capacidad de financiamiento propio de municipios y
provincias.
- Rescatemos como actor necesario y escuela de formación democrática al Municipio por su cercanía
con los problemas cotidianos.
- Propiciamos un Estado que esté presente en el mercado y
cuyo accionar
ayude a eliminar las
asimetrías económicas y fomente el equilibrio y la justicia social.
- Promovemos estructuras multisectoriales de opinión que fomenten, concreten y controlen la aplicación
de los acuerdos obtenidos en los consensos sociales.
- Asumimos el compromiso de una lucha permanente y consecuente contra la corrupción que carcome
los principios de convivencia de nuestra sociedad.
- Nos comprometemos con una educación transformadora que permita la igualdad de oportunidades,
acerque el conocimiento a las problemáticas reales del país y garantice la inclusión de todos los niños y jóvenes
de la Argentina.
- Entendemos como necesaria la consolidación de un área científico-tecnológica que
favorezca la
investigación y el desarrollo de programas nacionales de cadenas de valor para nuestra producción en todos los
niveles.
- Ratificamos nuestro compromiso con la creación de una red vial y un sistema nacional de transporte
que favorezca la integración territorial de todo el país. En especial, con la vigencia de un régimen de ferrocarriles
que rescate del olvido a numerosos comunidades provincianas. Un sistema que sea vehículo de la comunicación
de las poblaciones e instrumento idóneo para la movilización de riquezas y productos del interior.
- Solicitamos que se garantice el ingreso equitativo al sistema de salud. Debe entenderse que el
medicamento es un bien social.
- Consideramos necesaria la concreción de una reforma impositiva que promueva la producción y el
trabajo, desaliente la especulación y fomente el consumo en los sectores de menores ingresos. Impuestos
graduales conforme a los ingresos del contribuyente.
- Apoyamos firmemente la actividad de todas las instituciones intermedias que favorezcan la participación
de la ciudadanía eliminando aquellas cláusulas que discriminan e impiden el acceso a cooperativas y mutuales
en segmentos claves del mercado.
- Sostenemos la necesidad de un sistema de comunicaciones que bajo la tutela y control Estatal permita
el acceso a la propiedad de las empresas que prestan estos servicios a todos los actores económicos de la
Nación que respeten los objetivos de aportar a una cultura nacional y favorecer la participación democrática de
nuestros ciudadanos garantizando el acceso igualitario a la información.
- La sociedad toda debe declarar obligatoria la existencia de una plataforma programática, la difusión de
propuestas y los planes de gobierno a cada partido y postulante político. Exigir su respeto a los funcionarios
públicos electos con la aplicación de la cláusula de revocatoria de mandato por incumplimiento de Programa.
- En el plano internacional alentamos la integración regional en el MERCOSUR y la Unión Sudamericana
de Naciones. Como empresas de la economía social
solicitamos nuestra integración al denominado
MERCOSUR Social y MERCOSUR Cooperativo para sumar nuestro aporte a estos organismos.
Nuestras convicciones están por un Estado Social de Derecho respetuoso de los principios
Democráticos, Republicanos y Federales de nuestra Nación.
Relación con el INAES
La relación con el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social se enmarca en definiciones
más amplias referidas a la posición frente al Estado.
Entendemos como necesaria la existencia de un organismo de promoción y control estatal a nivel
nacional.
Dado el carácter de empresas que actúan en economía consideramos como conveniente que el mismo
no dependa del Ministerio de Desarrollo Social cuyo objetivo central es atender a las políticas asistenciales del
Estado. Tampoco parece oportuno –aunque más afín- su ubicación en el ámbito del Ministerio de Economía,
puesto que por la diversidad temática que atiende ese Ministerio es poco probable que esta inserción favorezca
al tratamiento y promoción del mutualismo y cooperativismo.
En consecuencia, promovemos la jerarquización del actual organismo para darle rango de Ministerio de
la Economía Social con expresa competencia para participar y dar opinión en aquellas iniciativas legislativas,
administrativas o financieras que afecten la actividad mutual y cooperativa.
Rescatamos como condición básica la acción integrada con los organismos provinciales y los
representantes del sector.
Sugerimos los siguientes aportes para optimizar a la actual estructura y favorecer un fluido intercambio
de opiniones con el movimiento mutual y cooperativo:
- Que junto al Consejo Consultivo Cooperativo y Mutual funcione también una
Comisión de Asuntos Estratégicos de la Economía Social, fijando la prioridad y las
estrategias en acuerdo y unidad para tener presencia en los grandes temas que afectan el
desarrollo de la economía social o solidaria.
- Hacer más federal la participación en estos niveles de coordinación. Se sugiere
la participación en estos niveles de coordinación de por lo menos un representante por
provincia y por movimiento.
- Crear de la Comisión de Acción Legislativa que anticipe la redacción de
anteproyectos de ley que fomenten la acción mutual y cooperativa en todas las áreas y
niveles. En lo impositivo para evitar las asimetrías tributarias. En la reglamentación de
servicios para eliminar medidas discriminatorias y/o limitantes del el sector. En el
financiamiento estatal para lograr operatorias acordes a las posibilidades de las entidades
mutuales y cooperativas y a sus principios.
Esta Iniciativa pretende homogenizar en propuestas únicas las políticas del
movimiento mutual y cooperativo, dotándolas de la necesaria calidad normativa que
permita su aprobación por el Congreso o los organismos que correspondiere. Al mismo
tiempo posibilitaría la creación de un banco de datos nacional sobre la legislación que rige
nuestra actividad en el plano nacional, provincial y municipal base para la promoción en
estos niveles de aquellas normas que sean más beneficiosas para el sector.
- Buscar mecanismos para que los postulantes al Directorio por el sector cooperativo y
mutual surjan de un consenso mayoritario de las entidades que representan. Este objetivo
podría cumplirse si las entidades de primer nivel pudieran expresar su apoyo a los
candidatos mediante votaciones calificadas por cantidad de asociados.
- Declarar obligatorio un informe semestral por parte de los Directores propuestos
por el movimiento mutual y cooperativo donde se expliquen las actividades realizadas en
ese período, las iniciativas para el siguiente y los resultados recogidos de la aplicación de
los fondos de promoción.
- Reclamamos mayor continuidad y regularidad en las reuniones realizadas por las
diferentes Comisiones creadas ad-honorem para tratar los distintos servicios que tienen
las mutuales. A estos fines estas estructuras deberían ser citadas con mayor frecuencia y
permitir la participación a distancia de las entidades interesadas.
- Respecto al accionar administrativo del Organismo, se propone que se
profundice la tarea de transformación informática hasta llegar a la presentación virtual de
documentación y la posibilidad de su seguimiento como modo de facilitar los trámites a las
entidades radicadas en el interior. Se solicita la mayor coordinación posible para evitar la
duplicación de pedidos de documentación a las entidades. A tal efecto, las entidades
participantes ofrecen su asistencia y asesoramiento para con el Organismo.
Se concluye que INAES o la estructura que lo reemplace, en tanto organismo del Gobierno, está
enmarcado por las políticas que emanen del Ejecutivo Nacional. Pero es posible acordar, proponer y apoyar
estrategias propias de promoción para el movimiento mutual y cooperativo.
El logro de estos objetivos solo será posible si los dirigentes mutuales y cooperativos se informen e
involucren en las actividades del Organismo, en la tarea de sus representantes y en movilizar aquellas
estructuras –muchas de ellas ya creadas- con aportes y dinámicas participativas.-.
CONVOCATORIA
Con este marco invitamos a las Confederaciones, Federaciones, Entidades Mutuales y Cooperativas,
asociados, asesores, funcionarios y cualquier ciudadano interesado en participar, a sumarse a nuestra inquietud
realizando aportes que complementen y amplíen los puntos expuestos precedentemente.
Fomentamos la unidad del movimiento y la búsqueda de propuestas consensuadas que permitan una
defensa del conjunto de los intereses del sector y de los principios del bien común de toda la sociedad.
Ofrecemos nuestra colaboración para la integración de espacios de opinión multisectorial sobre estos y
otros temas de interés para el país.
Definimos
“La Economía Social como el Sistema Socioeconómico, cultural y ambiental constituido por el conjunto
de mutuales, cooperativas y todas las fuerzas sociales organizadas en formas asociativas, autogestionarias,
democráticas, sin fines de lucro, que con el eje de la solidaridad pone al hombre como principal objetivo de su
accionar, tendiente al desarrollo integral del ser humano como sujeto, actor y fin de la economía.”
Más Acciones Futuras:
-
Explorar la posibilidad de encontrar una herramienta que articule las propuestas formuladas durante el
encuentro. Mientras se cumpla este objetivo, la comisión organizadora del encuentro en Santa Fe
realizará la coordinación de las acciones acordadas. Con relación a lo planteado, se plantea abrir la
posibilidad análisis de una futura incorporación a COLACOT (Confederación Latinoamericana de
Cooperativas y Mutuales de Trabajadores) para que funcione como organismo contenedor, sin perjuicio a
las Federaciones y Confederaciones a las cuales las entidades estemos adheridas.
-
Promovemos atender la formación dirigencial mutualista, promoviendo la incorporación de los jóvenes y
la igualdad de género, integrándolos en comisiones respectivas que funcionen paralelamente durante el
desarrollo de futuros encuentros de las mutuales.
-
Fomentamos socializar y poner a disposición de todas las mutuales las herramientas tecnológicas y
procesos comunicacionales que administran y propician cada una de ellas.
Próximo Encuentro:
Las entidades participantes acordaron realizar la segunda Reunión Amplia del Mutualismo Argentino en la ciudad
de Villa María (Provincia de Córdoba) el 9 y 10 de marzo de 2009.
ANEXOS
Metodología
¨ El presente documento ha surgido del intercambio libre y abierto de opiniones entre los Directivos presentes sin
distinción de jerarquías, ni expositores especializados en los temas tratados. Estas conclusiones son el resultado
de un debate respetuoso y participativo con la vocación de llegar a acuerdos que se irá complementando con el
aporte de opiniones que se reciban en el futuro. Pretendemos generar un Foro de Opinión, que nos permita no
solo generar ideas y propuestas, sino también obtener identificación publica frente a la sociedad y al Estado.
Nota: Conforme al informe estadístico del INAES, en el año 2006/2007 existían en el país 4063 mutuales y
11357 cooperativas que representaban 4.895.436 asociados de mutuales y 9.282.351 asociados de cooperativas
Texto ARTÍCULO 90.-Ley 26.206 LEY DE EDUCACION NACIONAL: “El Ministerio de Educación, Ciencia y
Tecnología promoverá, a través del Consejo Federal de Educación, la incorporación de los principios y valores
del cooperativismo y del mutualismo en los procesos de enseñanza aprendizaje y la capacitación docente
correspondiente, en concordancia con los principios y valores establecidos en la Ley N° 16.583 y sus
reglamentaciones. Asimismo, se promoverá el cooperativismo y el mutualismo escolar“.
Contactos:
-
comunicació[email protected] / Mutual Jerárquicos Salud (Santa Fe) / Tel: 03424504800
-
[email protected] / Mutual Maestra (Santa Fe) / Tel: 0342-4532301
-
[email protected] / Mutual del Trabajador Vial (Santa Fe) / Tel: 4558503
Descargar

conclusiones primer reunion amplia del mutualismo argentino