ID Dictámen: 049997N02
Destinatarios
presidente asociacion funcionarios diplomaticos de
carrera,, ministerio de relaciones exteriores
Texto
resultan aplicables al personal de la planta de servicio
exterior del ministerio de relaciones exteriores, sin
que obste a ello la circunstancia de estar afecto a un
estatuto especial, las disposiciones de ley 18575 tit/iii,
sobre probidad administrativa, entre las que se
encuentra la de la letra b) del art/54, que impide el
ingreso de las personas con los vinculos de parentesco
que indica, respecto de las autoridades y funcionarios
directivos que senala del organismo de la
administracion civil del estado al que postulan. lo
anterior, porque a dichas normas estan sujetos todos
los funcionarios de esa secretaria de estado
independiente de la planta de personal a que
pertenecen. lo expuesto, por cuanto por mandato de
ley 18575 art/1, el mencionado ministerio integra la
administracion del estado. ademas, acorde articulos 13
y 52 del mismo ordenamiento, los funcionarios de esta
deben dar estricto cumplimiento al principio de
probidad administrativa y, en especial, a la preceptiva
que lo regula, entre las que se incluyen las del referido
titulo/iii. corrobora el senalado criterio, la historia del
establecimiento de ley 19653, que modifico la ley
18575, en la que aparece de manifiesto que uno de sus
objetivos consiste, precisamente, en establecer la
obligatoriedad de las normas relativas a la probidad
administrativa, respecto de todos los organismos de la
administracion del estado. por ende, las personas
relacionadas por alguno de los vinculos de parentesco
a que alude ley 18575 art/54 lt/b, con una autoridad o
directivo de la planta de servicio exterior, se
encuentran afectadas por la prohibicion de ingreso en
estudio, sea que postulen a un empleo en esa o en la
de la secretaria y administracion general, sin que se
requiera para configurar la inhabilidad en comento
que vaya a existir entre ambos una relacion
jerarquica.; circunstancia de que la planta de servicio
exterior no posea una estructura que permita
diferenciar a las autoridades o funcionarios directivos,
no significa que a su respecto no pueda aplicarse la
inhabilidad de ingreso en analisis. lo precedente, pues
quienes se desempenan en el aludido servicio exterior
son igualmente funcionarios de ese ministerio y sus
empleos asimilables para los fines en examen, a los de
directivos que se contienen en el dfl 75/90 relaciones
exteriores. ello, pues art/63 del dfl 33/79, mismo
origen, establece "para todos los efectos legales" una
equivalencia o asimilacion entre los funcionarios de la
planta "a", presupuesto en moneda extranjera, y de la
planta "b", presupuesto en moneda nacional del
servicio exterior, asignandose en esta ultima a cada
categoria un grado de la escala unica de sueldos. en
consecuencia, para determinar si el cargo que sirve un
funcionario del servicio exterior resulta equivalente al
de jefe de departamento, ha de atenderse al grado que
la categoria de que se trata tiene asignado en la planta
b, presupuesto en moneda nacional y si este
corresponde, al menos, al de jefe de departamento
grado 9 de la planta de secretaria y administracion
general, el servidor respectivo genera la inhabilidad en
estudio. esto, ya que esa jerarquia es la que
corresponde al ultimo nivel que poseen aquellas
jefaturas en la planta de la secretaria y administracion
general, segun dfl 75/90. dictamen 28446/97 de
contraloria, que dice relacion con la prohibicion de ley
18834 art/79, no resulta aplicable actualmente. lo
anterior, toda vez que la norma en que se baso
experimento una importante alteracion, puesto que ley
19653 art/5 num/4, suprimio la expresion "directa"
que en dicho precepto se contemplaba como exigencia
para que se produjera la inhabilidad sobreviniente por
parentesco, de modo que ahora esta se configura si
existe alguno de los vinculos de parentesco a que se
refiere esa disposicion y entre las personas ligadas por
aquel se origina relacion jerarquica
Acción
aplica dictamen 16408/2001; reconsidera dictamen
2221/2001
Fuentes Legales
ley 18575 art/13, ley 18575 art/52, dfl 1/19653/2000
sepre
dfl 33/79 relac art/63, dfl 33/79 relac art/88
dfl 75/90 relac
Descriptores
inhabilidad ingreso ley 18575 art/54 lt/b, relac
Documento Completo
N° 49.997 4-XII-2002
Se ha solicitado un pronunciamiento respecto de la
aplicación de la inhabilidad contemplada en la letra b)
del artículo 54 de Ley N° 18.575, Orgánica
Constitucional de Bases Generales de la
Administración del Estado, a quienes se desempeñan
en un cargo de la Planta de Servicio Exterior del
Ministerio de Relaciones Exteriores.
Requerida al efecto, la Subsecretaría de Relaciones
Exteriores manifestó, en síntesis, que exclusivamente
causarían inhabilidad para el ingreso al Servicio
Exterior, las personas que tengan los vínculos de
parentesco a que se refiere el citado artículo 54,
"respecto de la Autoridad de Gobierno (Subsecretario
de Relaciones Exteriores) y de los funcionarios
directivos hasta el nivel de Jefe de Departamento o su
equivalente, cargos contemplados en el DFL. N° 75,
de 1990", de esa Secretaría de Estado.
Agrega, que "una interpretación diferente del citado
artículo 54 letra b) de Ley N° 18.575 que la
consignada implicaría alterar una larga tradición de
esta Cancillería en que personas ligadas por vínculos
de consanguinidad o afinidad se han incorporado a la
carrera diplomática, las cuales con su desempeño
correcto y eficiente tanto al interior de este Ministerio
como en el extranjero, han prestigiado a nuestro país".
En relación con la materia, es necesario precisar que
el Ministerio de Relaciones Exteriores, por mandato
del artículo 1° de Ley N° 18.575, integra la
Administración del Estado y, por consiguiente, a sus
empleados les resultan plenamente aplicables las
disposiciones sobre probidad administrativa
establecidas en el Título III de este último texto legal.
Además, ello resulta evidente, si se atiende a lo
prescrito en los artículos 13 y 52 de Ley N° 18.575,
según los cuales los funcionarios de la Administración
deben dar estricto cumplimiento al principio de
probidad administrativa y, en especial, a las normas
que lo regulan, entre las que se encuentran
comprendidas las contenidas en el citado Título III.
Precisado lo anterior, cabe hacer presente que la
circunstancia de que el personal del Servicio Exterior
del Ministerio de Relaciones Exteriores se encuentre
afecto a un estatuto funcionario de carácter especial,
no altera su condición de empleados estatales, ni los
exime de la observancia de las indicadas disposiciones
sobre probidad -agregadas por ley N° 19.653- y entre
las que se contempla el aludido artículo 54 relativo a
las inhabilidades de ingreso.
Corrobora el criterio expuesto el examen de la historia
del establecimiento de la referida Ley N° 19.653, ya
que del mismo aparece de manifiesto que uno de los
objetivos de las modificaciones que ésta introdujo a
Ley N° 18.575, consiste precisamente en establecer la
obligatoriedad de las normas sobre probidad
administrativa respecto de todos los organismos de la
Administración del Estado, tal como consta,
especialmente, del primer informe de la Comisión de
Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara de
Diputados.
Asimismo, cabe anotar que durante la tramitación
legislativa en comento, se decidió aludir
especialmente a la "administración civil" del Estado,
con el objeto de excluir de la aplicación de la actual
letra b) del artículo 54 de Ley N° 18.575, a los
servidores de la Fuerzas Armadas y de Orden y
Seguridad Pública, ya "que según las prácticas
tradicionales de estas instituciones se considera un
honor que los vástagos de una familia abracen la
carrera que adoptaron sus ancestros", exclusión que,
sin embargo, no se efectuó respecto del personal del
servicio exterior.
En este contexto, esta Entidad Fiscalizadora debe
concluir que, por consiguiente, las disposiciones del
Título III de Ley N° 18.575, que se refieren a la
probidad administrativa, entre las que se encuentra
contenida la letra b) del artículo 54 de ese texto legal,
resultan plenamente aplicables a todos los
funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores,
con independencia de la Planta de Personal a que
pertenezcan.
Enseguida, es necesario señalar que según lo ordenado
en este último precepto, no podrán ingresar a cargos
en la Administración del Estado las personas que
tengan las relaciones de parentesco que indica,
respecto de las autoridades y de los funcionarios
directivos del organismo de la administración civil del
Estado, al que postulan, hasta el nivel de jefe de
departamento o su equivalente, inclusive.
Por ende, las personas relacionadas por alguno de los
vínculos de parentesco que señala la letra b), del
artículo 54 de Ley N 18.575, con una autoridad o
directivo de la Planta de Servicio Exterior del
Ministerio de Relaciones Exteriores, se encuentran
afectadas por la prohibición de ingreso en estudio, ya
sea que postulen a un empleo de esa planta o a otro de
la planta de la Secretaría y Administración General de
ese Ministerio.
Ahora bien, contrariamente a como parece entenderlo
la ocurrente, para que se configure la inhabilidad de
ingreso en razón de los vínculos de parentesco a que
se refiere la citada norma legal, no se requiere que
entre la autoridad o funcionario directivo de la entidad
de la administración civil del Estado de que se trate y
el cargo o función al que postule una persona
relacionada por parentesco con aquél, exista relación
jerárquica, tal como se indicara mediante Dictamen
N° 16.408, de 2001, de esta Contraloría General.
Por otra parte, en cuanto a cuáles empleados de la
Planta de Servicio Exterior se encontrarían
comprendidos en la expresión "jefe de departamento o
su equivalente", que se contiene en el citado artículo
54 -materia por la cual también se consulta-, ya que
esa planta no posee una estructura que permita
diferenciar a las autoridades o funcionarios directivos,
es del caso manifestar que la circunstancia de que la
Planta de Servicio Exterior -contenida en el DFL. N°
33, de 1979, del Ministerio de Relaciones Exteriores-,
no consulte similares denominaciones, no significa
que a su respecto no pueda aplicarse la inhabilidad de
ingreso en comento, toda vez que quienes se
desempeñan en el aludido servicio exterior, son
igualmente funcionarios del Ministerio en cuestión, y
sus empleos, a juicio de esta Contraloría General, son
asimilables, para los fines de que se trata, a los de
directivos que se contienen en el DFL. N° 75, de
1990, de la aludida Secretaría de Estado.
En efecto, el artículo 63 del citado DFL. N° 33,
establece "para todos los efectos legales" una
equivalencia o asimilación entre los funcionarios de la
Planta "A" Presupuesto en moneda extranjera, y de la
Planta "B" Presupuesto en moneda nacional del
Servicio Exterior, debiendo hacerse presente que en
esta última -conforme lo preceptuado en el artículo 88
del mismo cuerpo normativo-, se asigna a cada
Categoría que compone dicho estamento un grado de
la EUS.
Por ende, para determinar si el cargo que sirve un
funcionario de la Planta de Servicio Exterior resulta
equivalente al de jefe de departamento para los efectos
que interesan, debe atenderse al grado que la
Categoría de que se trate tenga asignado en la Planta
"B" Presupuesto en moneda nacional del Servicio
Exterior, y si este corresponde al menos al de jefe de
departamento grado 9 de la Planta de Secretaría y
Administración General del Ministerio de Relaciones
Exteriores, el servidor respectivo generará la
inhabilidad en estudio, toda vez que esa jerarquía es la
que corresponde al último nivel que poseen esas
jefaturas en la planta de Personal de la Secretaría y
Administración General, según lo dispuesto en el
citado DFL. N° 75, de 1990.
En consecuencia, cumple esta Contraloría General con
informar que los funcionarios de la Planta de Servicio
Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores que
generan la inhabilidad de ingreso contemplada en la b)
del artículo 54 de Ley N° 18.575, son aquellos
empleados que poseen un grado nivel remuneratorio
equivalente o superior al de jefe de departamento
grado 9° de la planta de la Secretaría y Administración
General de dicha repartición, lo que deberá
determinarse conforme a lo ya señalado.
Por otra parte, y en otro orden de consideraciones y,
especialmente en lo que dice relación con lo
expresado en el Dictamen N° 28.446, de 1997, que
invoca la ocurrente en su presentación, según el cual
la prohibición que establece el artículo 79 de Ley N°
18.834, sólo se configura cuando exista una relación
jerárquica directa, es dable puntualizar que dicho
pronunciamiento fue emitido antes de la vigencia de
Ley N° 19.653, por lo que el análisis jurídico que en
él se contiene, y que, como se indicó, no dice relación
con las denominadas inhabilidades de ingreso, sino
con las de carácter sobreviniente, no resulta aplicable
actualmente, como quiera que la norma en que aquél
se basó experimentó una importante alteración.
En efecto, el N° 4 del artículo 5° de Ley N° 19.653,
suprimió la expresión "directa" que se contemplaba en
el referido artículo 79 de Ley N° 18.834, como
exigencia para que se produjera esa inhabilidad
sobreviniente por parentesco, de manera tal que,
actualmente, ella se configurará en la medida que
exista alguno de los vínculos de parentesco a que se
alude en ese precepto y que entre las personas ligadas
por aquél se produzca relación jerárquica, tal como,
por lo demás, se informara por la jurisprudencia
administrativa contenida en el Dictamen N° 34.792,
de 2000. Déjase sin efecto el Dictamen N° 2.221, de
2001, citado por la ocurrente.
Descargar

ID Dictámen: 049997N02