JUZGADO DE LO MERCANTIL Nº 1
MERKATARITZA-ARLOKO 1zk BILBOKO EPAITEGIA
BILBAO (BIZKAIA)
BARROETA ALDAMAR 10 3ª planta- C.P. 48001
TELÉFONO: 94-4016687
FAX: 94-4016973
N.I.G.: 48.04.2-07/040401
Procedimiento: Inc. concursal art. 96 nº 347/08
Procedimiento de origen: Concurso ordinario 508/07
Descripción de la Pieza: Pieza de IMPUGNACION CREDITOS BANCO BILBAO VIZCAYA
ARGENTARIA S.A.
Deudor: BOULEVARD DE UDONDO S.L., PROMOTORA
ASTELEKU S.L., MONTE TORDEHUMOS S.L. Y OTROS
Abogado: ALFREDO BAYANO SARRATE
Procurador: JOSE MANUEL LOPEZ MARTINEZ
|
|
|
|
|
Promotor del incidente: BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA S.A.
Letrado: RAFAEL GORBEÑA
S E N T E N C I A nº 396/2009
En Bilbao (Bizkaia), a nueve de junio de dos mil nueve
El Sr. D. Edmundo Rodríguez Achútegui, Magistrado-Juez del Juzgado de lo Mercantil
nº 1 de Bilbao, ha visto los presentes autos incidentales nº 347/2009, derivados del Concurso
Ordinario nº 508/2007, instados por el Procurador de los Tribunales D. GERMAN
APALATEGUI CARASA, en nombre y representación del BANCO BILBAO VIZCAYA
ARGENTARIA S.A., asistida del letrado D. RAFAEL GORBEÑA, frente a la
Administración Concursal de BOULEVARD DE UDONDO S.L., PROMOTORA
ASTELEKU S.L., y MONTE TORDEHUMOS S.L., asistida del letrado D. RAUL DE LOS
BUEIS, sobre calificación de crédito
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El Procurador de los Tribunales D. GERMAN APALATEGUI
CARASA, en nombre y representación del BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA
S.A., presentó demanda impugnando el informe de la administración concursal de
BOULEVARD DE UDONDO S.L., PROMOTORA ASTELEKU S.L. y MONTE
TORDEHUMOS S.L. respecto de los créditos que había comunicado, solicitando se hiciera
desaparecer su calificación de créditos contingentes sin cuantía y se mantuviera en el modo
que, al margen de esa precisión, disponía el informe de la administración concursal, es
decir, en el caso de BOULEVARD DE UDONDO S.L., ordinario y subordinado, en el de
PROMOTORA ASTELEKU S.L., con privilegio especial, y en el de MONTE
TORDEHUMOS S.L., con privilegio especial.
SEGUNDO.- Antes de admitir la demanda se requirió para subsanación, y
verificado, se admite mediante providencia dando traslado a la administración concursal
para que la contestara en el plazo legal.
TERCERO.- En el mismo la administración concursal contesta y mantiene su
calificación, argumentando la diferencia entre deudor concursado y su fiador solidario, y la
imposibilidad del reconocimiento del crédito del hipotecante no deudor, aunque en este
caso se admita por estar ambas sociedades concursadas y pertenecen casi el 100 % de su
capital a las empresas prestatarias, por lo que mediante providencia se acuerda tener por
contestada la demanda y citar a las partes a vista.
CUARTO.- Llegado el día señalado las partes comparecieron, el actor se ratificó
en su demanda que completó en los términos que estimó oportunos, la administración
concursal demandada contesta explicando su posición, y tras el recibimiento del juicio a
prueba, se propuso exclusivamente documental, que fue admitida, tras todo lo cual cada
parte terminó concluyendo por su orden sobre los respectivos argumentos de hecho y
derecho a favor de sus pretensiones.
HECHOS PROBADOS
PRIMERO.- El grupo inmobiliario “EREAGA” solicitó y obtuvo del juzgado la
declaración de concurso voluntario mediante auto de 11 de diciembre de 2007, en el que se
declaró en tal situación a las siguientes empresas: EXPLOTACIONES DEL ABRA S.L.,
INMOBILIARIA EREAGA S.L., CASERIO DE AITZGOYEN S.L., BOULEVARD DE
UDONDO S.L., EREAGA GESTION S.L., MONTE TORDEHUMOS S.L., EREAGA
MARINA COPE S.L., PROMOTORA ASTELEKU S.L., LEKATO S.L., EREAGA
DESARROLLOS INMOBILIARIOS LORCA S.L., EREAGA DESARROLLOS
INMOBILIARIOS FINESTRAT S.L., EREAGA DESARROLLOS INMOBILIARIOS
MOLINA DE SEGUROA S.L., EREAGA ZARZILLA DE RAMOS S.L., CUDDALORE
S.L., EREAGA CIUDADA DE MURCIA S.L., PROMOTORA KUKATXE S.L.,
PROMOTORA GARRAKETAS S.L. y PROJOAL S.L.
SEGUNDO.- BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA S.A. concedió a
PROMOTORA ASTELEKU S.L. un crédito con garantía hipotecaria por importe de
425.454 euros, que han generado intereses de 7.269,24 euros, en el que además intervino
como fiador solidario, con renuncia de los derechos de excusión, orden y división,
BOULEVARD DE UDONDO S.L.
TERCERO.- BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA S.A. concedió
EREAGA GESTION S.L. un préstamo de 648.000 euros, a devolver en un solo plazo el 31
de julio de 2009, que se garantizó con hipoteca constituida sobre un bien de
PROMOTORA ASTELEKU S.L.
CUARTO.- BANCO BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA S.A. concedió a
CASERIO AITZGOYEN S.L. dos préstamos de 181.169,84 y 35.929,43 euros, que se
garantizaron con hipoteca constituida sobre un bien de MONTE TORDEHUMOS S.L.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Fundamento de los hechos probados
A la conclusión de hechos probados se ha llegado, conforme a los arts. 209.3 y 218
de la Ley 1/2000, de Enjuiciamiento Civil (LEC), aplicable por la previsión de la
Disposición Final 5ª de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal (LC), tras analizar
conjuntamente el resultado de la prueba practicada, teniendo en cuenta también, en cuanto a
los no probados, lo dispuesto en el art. 217 de la misma norma.
El primer hecho probado se deriva del auto de declaración de concurso y no ha
sido discutido por las partes.
El segundo hecho probado se ha convenido por los litigantes que reconocen la
condición de concedente del crédito con garantía hipotecaria al actor, y así mismo la fianza
solidaria, con renuncia de los derechos de excusión, división y orden, de BOULEVARD
DE UDONDO S.L. Además se constata en el informe de la administración concursal
aportado como doc. nº 1 de la contestación, pág.3, folio 44 de los autos.
El tercer hecho probado se ha aceptado por las partes de este incidente, que
admiten la existencia del crédito a favor de EREAGA GESTION S.L., que se garantiza con
una hipoteca que grava un inmueble que pertenece a PROMOTORA ASTELEKU S.L. En
cuanto al importe y fecha de devolución, de la comunicación de créditos del BBVA que se
aporta como doc. nº 1 de la contestación a la demanda, folio 4, 45 de los autos.
El cuarto hecho probado también se conviene por los litigantes, y se corrobora
con de la comunicación de créditos presentada como doc. nº 2 por la administración
concursal, págs. 6 y 7, que son los folios 53 y 54 de los autos.
Lo demás se deduce del resto de la prueba practicada, valorada conjunta y
críticamente.
SEGUNDO.- Sobre el carácter contingente del crédito del fiador solidario
El primero de los debates que enzarza a los litigantes es la condición de
contingente o no del crédito que el BBVA ostenta contra una de las sociedades declaradas
en concurso, BOULEVARD DE UDONDO S.L., que intervino como fiador solidario del
crédito con garantía hipotecaria que el banco concedió a otra de las empresas del grupo,
PROMOTORA ASTELEKU S.L., cuya calificación no está en discusión.
El banco pretende, sencillamente, que además del crédito privilegiado que ostenta
contra PROMOTORA ASTELEKU S.L. como consecuencia de la garantía hipotecaria, se
le reconozca en la lista de acreedores de BOULEVARD DE UDONDO S.L. un crédito de
425.454 euros como ordinario y de 7.260,24 euros subordinado, pero sin mención alguna a
su condición de contingente sin cuantía. La administración concursal lo rechaza, pues
entiende que esta fase común no hay vencimiento del crédito, que no podría producirse
hasta la apertura de la fase de liquidación, si es que procede, pues así lo dispone el art. 146
LC.
El demandante pretende la aplicación del art. 85.5 LC, que en caso de concursos
simultáneos de deudores solidarios permite al acreedor comunicar la existencia de los
créditos en cada uno de los concursos, y cita también en su apoyo el art. 161 LC. Considera
entonces que tiene dos deudores solidarios, que son el prestatario que garantizó con
hipoteca su préstamo, PROMOTORA ASTELKU S.L., concurso en el que dispone de un
crédito con privilegio especial, y el fiador solidario que afianzaba esa misma deuda con su
patrimonio social, BOULEVARD DE UDONDO S.L., respecto del que esa misma deuda
tendría, en su lista de acreedores, la calificación de crédito ordinario y subordinado.
Efectivamente el art. 1.144 del Código Civil (CCv) permite al acreedor dirigirse
contra cualquiera de los deudores solidarios o contra todos ellos simultáneamente. Además
el art. 1.831 CCv señala que el fiador no puede oponer excusión si se ha obligado
solidariamente con el deudor principal o en caso de quiebra o concurso del deudor. De
hecho en el ámbito bancario hoy es sistemática la renuncia a los beneficios de excusión,
orden y división, porque si no consta la práctica bancaria niega el crédito. Además ya hay
precedentes judiciales que evidencian que existiendo un crédito vencido, exigible y
garantizado por fiador con renuncia del derecho de excusión, el acreedor puede, al amparo
del art. 85.5 LC, comunicar su crédito en ambos concursos, es decir, el del deudor principal
y el del fiador solidario (SJM Oviedo nº 1 25 de mayo 2006, AC 2006\2067).
La dificultad, ampliamente argumentada por la administración concursal, es que
no nos encontramos ante deudores solidarios. El crédito con garantía hipotecaria sigue
estando vigente, y no se ha visto afectado por el concurso. Este no supone vencimiento de
la obligación para el prestatario concursado, ya que hasta la apertura de la fase de
liquidación, conforme a la previsión del art. 146 LC, sigue surtiendo plenos efectos. Por lo
tanto el crédito principal no ha vencido, y no ha nacido la obligación accesoria, que
corresponde al fiador.
Al ser la obligación del fiador solidario accesoria a la principal, habrá que
aguardar a que esta última esté vencida. El préstamo con garantía hipotecaria constituido
por PROMOTORA ASTELEKU S.L., del que es titular el BBVA, no está vencido, y por lo
tanto, la obligación del fiador solidario, otra empresa del grupo EREAGA, no es exigible.
Como dice la administración concursal, no puede confundirse el concepto de “deudor
solidario”, al que alude el art. 85.5 LC, con el de “fiador solidario”, que tiene su propio
régimen en la Ley Concursal, como ocurre con la previsión del art. 135.2 LC.
En el caso del fiador solidario sin beneficio de excusión, que se encuentre en
situación de concurso, el art. 87.5 LC ha dispuesto que “los créditos que no puedan ser
hechos efectivos contra el concursado sin la previa excusión del patrimonio del deudor
principal se reconocerán como créditos contingentes mientras el acreedor no justifique
cumplidamente a la administración concursal haber agotado la excusión, confirmándose,
en tal caso, el reconocimiento del crédito en el concurso por el saldo subsistente”. El
acreedor del deudor principal tiene, por lo tanto, un crédito contingente frente al fiador
concursado sin beneficio de excusión, que sólo se convertirá en definitivo cuando se
acredite haber hecho tal excusión de bienes del deudor principal. De ahí extrae el
demandante que si no hay tal derecho de excusión, el crédito no será contingente, lo que
efectivamente puede convenirse, pues por razón de tal renuncia queda obligado
solidariamente con el deudor principal.
Hay que matizar, no obstante, que la norma comienza indicando “los créditos que
no puedan ser hechos efectivos…”. Es decir, alude a obligación vencida, y por lo tanto,
exigible. Sólo si está vencida opera la excusión, pues de lo contrario no surtiría efecto (art.
1.830 CCv). En tal tesitura el garante ordinario podría oponer la excusión de los bienes del
deudor principal, y el solidario no. Pero en ambos casos la obligación del fiador no surgiría
hasta que venciera la principal. En el caso de un préstamo, como el de autos, el deudor
principal lo es porque se ha obligado, pero a fecha de declaración del concurso, no había
vencido.
Hasta entonces, es decir, hasta el vencimiento de la obligación que avala, o hasta
que conforme al art. 146 LC se declare el vencimiento de todas las obligaciones
pendientes, si es que llega a la liquidación, el fiador no es deudor. No opera, a sensu
contrario, el art. 87.5 LC, porque no hay obligación de éste. Por el contrario nos
encontramos ante un crédito sometido a condición suspensiva, el eventual incumplimiento
del deudor principal, es decir, el supuesto del art. 87.3 LC. Es posible, como acontecería
de alcanzarse un convenio, que antes del vencimiento de la obligación principal pueda
atenderse ésta íntegramente, y no surja la obligación del fiador solidario. El banco tiene por
lo tanto un crédito no vencido contra el deudor principal, y un crédito contingente frente al
fiador solidario, condicionado a que concurra o no la contingencia.
No hay, como se argumenta por el actor, confusión entre vencimiento y
contingencia. Nadie discute, como se insinúa, que un crédito pendiente de vencimiento no
pueda incluirse, sin la consideración de contingente, en la lista de acreedores. Lo que es
cuestionable es que en otro concurso distinto, el del fiador solidario, pueda hacerse otro
tanto sin haber vencido la obligación principal que permite desenvolver efectos a la
accesoria, la fianza. Porque en tal caso no ha nacido, aún, la obligación accesoria.
El BBVA no ostenta un crédito contra el fiador solidario hasta que la obligación
del deudor principal no haya vencido, y además se incumpla. La obligación del fiador es
accesoria y sólo opera si se incumple la principal, lo que no consta porque no ha vencido.
Es un crédito sometido a condición suspensiva, para el que el art. 87.3 LC dispone la
misma calificación de contingente. Que en la mayoría de los casos la demora en la solicitud
de concurso haya provocado el vencimiento de estos créditos anterior a la declaración de
concurso no impide constatar que, en casos de insolvencia incipiente, no acontezca así.
Todo ello determina la desestimación de la impugnación de la calificación del
crédito que BBVA ostenta frente a BOULEVARD DE UDONDO S.L., que se mantiene
con la misma consideración de contingente que contiene el informe de la administración
concursal.
TERCERO.- El crédito del hipotecante no deudor
También discrepan las partes sobre la calificación de un crédito garantizado por
hipotecante no deudor. En efecto, el BBVA concedió un préstamo a otra sociedad del
grupo EREAGA GESTION S.L. Para garantizarlo, PROMOTORA ASTELEKU S.L.,
participada casi al 100 % por EREAGA GESTION S.L., constituye hipoteca sobre un bien
inmueble de su propiedad. PROMOTORA ASTELEKU S.L. es, por lo tanto, hipotecante
no deudor.
Este mismo juzgado ya ha dicho sobre tal figura, en su sentencia de 29 de abril de
2009, dictada en Incidente Concursal 57/2009, lo siguiente: “Los términos del debate son
bien sencillos: nos encontramos ante un crédito concedido por la caja al concursado, que
se ha garantizado por hipotecante no deudor, socios y miembros del Consejo de
Administración de esta sociedad deudora. Es la concursada quien dispone del crédito, y
quien adeuda a la fecha de la declaración del concurso el saldo que la administración
concursal ha reconocido, pues no discute que la cuantía sea la certificada por el acreedor.
Dicho crédito es garantizado con hipoteca sobre un bien inmueble, la finca de
Castro-Urdiales que, sin embargo, no forma parte del patrimonio de la sociedad
concursada, sino de sus socios e integrantes del órgano de administración social. Por
dicha razón la administración concursal considera que no cabe aplicar el art. 90.1.1º LC,
mientras que el acreedor entiende que ese precepto no distingue, y por lo tanto, pertenezca
o no el inmueble al concursado, al estar el crédito garantizado por hipoteca constituida
sobre un bien ajeno, lógicamente por un hipotecante no deudor, corresponde la
calificación de crédito con privilegio especial que se reclama en este incidente.
Hay que reconocer al acreedor, en primer lugar, que el art. 90.1.1º LC no
distingue. Se limita a indicar que el crédito garantizado con hipoteca voluntaria o legal,
inmobiliaria o mobiliaria, o con prenda sin desplazamiento, tiene privilegio especial
sobre el bien hipotecado o pignorado. Esta última mención, que predica el privilegio sobre
el objeto que constituye la garantía, no distingue si el bien hipotecado o pignorado haya
de ser propiedad del concursado o un tercero.
Sin embargo la Ley Concursal ha solucionado la cuestión pues al regular el
procedimiento establece claramente qué se entiende por masa activa. El art. 76.1
circunscribe tal concepto al conjunto de bienes y derechos “integrados en el patrimonio
del deudor”, además de los que luego se reintegren o adquieran. Caso de que la masa
activa haya de realizarse y abonarse los créditos, el art. 155 LC dispone como atender los
que merezcan la calificación de créditos con privilegio especial, ordenando su apartado
primero que se atiendan “con cargo a los bienes y derechos afectos” a dicha garantía.
Luego el art. 155.2 dispone la opción de atender el pago con cargo a la masa para evitar
su realización. Además el art. 56.1 regula la paralización de ejecuciones de garantías
reales “sobre bienes del concursado” y dispone cuando han de suspenderse por afectar “a
su actividad profesional o empresarial”.
Pero además en el precepto controvertido, el art. 90.1.1º LC, se constata que sólo
tiene sentido el privilegio si la garantía real recae sobre un bien del patrimonio del
concursado. Lo que dice la norma es que tienen “privilegio especial”, es decir, privilegio
para la percepción del crédito “sobre los bienes hipotecados o pignorados” a los que
alude el inciso final del artículo, los créditos garantizados con hipoteca o prenda. El
privilegio consiste, como indica esta norma y ratifica el art. 155 LC, en que sobre dichos
bienes hipotecados o pignorados el acreedor titular del crédito así garantizado tiene
preferencia absoluta. No tendría sentido dar esa preferencia, es decir, otorgar una mejor
posición a un acreedor respecto de los demás, si el bien afectado fuera de un tercero,
porque acreedor de ese tercero, o mejor, del inmueble o mueble sobre el que recae –
cualquiera sea su titular-, sólo lo es quien disfruta de la garantía. El resto de los
acreedores del concursado no tienen derecho alguno sobre la finca hipotecada o el mueble
que constituye la prenda, de modo que no puede tener “preferencia” quien no concurre
con otros.
La preferencia, el privilegio que concede la norma, sólo se explica concurriendo
con otros acreedores. Estos tienen derecho sobre la masa activa en general, y por lo tanto,
indirectamente, sobre los bienes que la componen. Sin embargo no pueden aspirar a que
sus créditos se atiendan con el bien hipotecado o pignorado, porque sobre ellos, como dice
el art. 90.1.1º LC, tiene el acreedor con esta clase de garantía privilegio especial.
Desde esta forma de entender el art. 90.1.1º LC se explica también que la Ley
Concursal disponga normas especiales para la suspensión de los procedimientos de
ejecución que afecten a estos bienes cuando se destinen a la actividad empresarial o
profesional, o que se regule el modo en que haya de hacerse efectivo el pago del crédito
así privilegiado, pues si no pertenecieran al deudor, sería innecesario que se regulara.
Opone la entidad demandante que esta interpretación determina que su crédito se
califique de ordinario, lo que le perjudica respecto de otros acreedores con garantía
hipotecaria, pues no podría separarse del resultado de un eventual convenio que
disminuyera el importe de su crédito. En primer lugar habrá que establecer que esta
eventualidad sólo se daría en el supuesto, estadísticamente reducido, de que se alcanzara
la solución pactada, en lugar de la liquidación. Pero aunque fuera así la calificación del
crédito como ordinario trae consigo la extensión subjetiva de los efectos del eventual
convenio a los acreedores de esa clase y los subordinados, pues así lo dispone el art. 134
LC. Tal circunstancia no supone discriminación sino decisión legislativa, que además se
ha mostrado favorable a una interpretación restrictiva de los privilegios, por otro lado
inevitable precisamente por esa cualidad excepcional.
Sostiene también el actor que manteniendo la calificación de la administración
concursal no le sería de aplicación el art. 135 LC, lo que le perjudicaría porque no podría
oponer a sus fiadores o avalistas la integridad del crédito, sino sólo el que resultara del
convenio. Utilizando un argumento semejante la administración concursal invoca el art.
87.6 LC que aconseja acudir a la calificación menos gravosa para el concurso en los
casos de fianza de tercero. En ambos casos ha de subrayarse la diferencia entre la
garantía real y la personal, que dan lugar, lógicamente, a regímenes distintos. En la
garantía real no queda vinculado el patrimonio del tercero, como ocurre con la fianza
personal o el aval, sino un bien, mueble o inmueble, con independencia de quien sea
titular. Es irrelevante en la hipoteca o prenda quien sea el propietario: puede serlo el
beneficiado por la obligación principal garantizada, pero puede serlo un tercero, como
ocurre en el caso de autos, es decir, cuando es tercero no deudor el hipotecante.
No cabe aplicar ni el art. 135 ni el 87.6 LC, porque no estamos ante la fianza
personal o aval a que aluden esos preceptos, sino ante una garantía real que vincula al
bien afecto, pero no al resto del patrimonio de quien en el momento en que se vaya a hacer
efectiva la garantía sea su coyuntural dominus.
De cuanto antecede se concluye, en consecuencia, que el art. 90.1.1º LC concede
la condición de crédito privilegiado a aquéllos garantizados con prenda o hipoteca sobre
bienes muebles o inmuebles que integren el patrimonio del deudor, lo que no es el caso,
por lo que procede la desestimación de la demanda”.
Por esas razones el BBVA no debiera ostentar ningún reconocimiento como
acreedor, al menos por esta hipoteca, en el concurso de PROMOTORA ASTELEKU S.L.
Esta empresa nada le adeuda, sino que ha comprometido una finca para garantizar el
crédito de EREAGA GESTION S.L., finca que ahora se encuentra en el patrimonio de
PROMOTORA ASTELEKU S.L., pero que puede transmitirse a cualquiera. En tal caso la
finca respondería, igualmente, en el caso del incumplimiento del préstamo, de conformidad
con el art. 104 de la Ley Hipotecaria (LH).
La administración concursal de PROMOTORA ASTELEKU S.L. no ha ido tan
lejos. Explica que atendido a que prestatario, EREAGA GESTION S.L., e hipotecante no
deudor, PROMOTORA ASTELEKU S.L., están declaradas en concurso en este
procedimiento concursal que afecta a todo el grupo de empresas, y a que esta segunda
sociedad pertenece prácticamente al 100 %, al prestatario, en realidad cabe calificar como
crédito con privilegio especial en la lista de PROMOTORA ASTELEKU S.L., ya que
considera que no son bienes extraños a la órbita patrimonial de la prestataria.
Pese a su generosa interpretación, no discutida y que por razones de congruencia
no cabe revisar, el banco prestamista discute que se considere su crédito contingente. Lo
cierto es que el préstamo vence el 31 de julio de 2009, como admite al comunicar el
crédito. Luego no ha vencido. Si no lo ha hecho, PROMOTORA ASTELEKU S.L.,
hipotecante no deudor de dicho préstamo, no puede ser considerado, por semejantes
razones a las expuestas en el anterior ordinal, deudor del banco. Es posible que la
prestataria cumpla su obligación al llegar el momento del vencimiento, y mientras no
conste otra cosa, no puede aplicarse la benévola calificación otorgada por la administración
concursal con otro carácter que el señalado, contingente, pues queda sometida a la
condición suspensiva del art. 87.3 LC.
Finalmente, contra lo argumentado por el demandante, no hay ninguna
contradicción por el hecho de que el crédito se califique de contingente, lo que le impide
disfrutar los derechos concursales que corresponda a su cuantía y calificación “en tanto no
se cumpla la condición” (art. 87.1 LC) y el reconocimiento al acreedor hipotecario del
derecho de ejecución separada del art. 55.4 y 57 LC. El BBVA, como acreedor con
garantía hipotecaria, puede dirigirse contra el inmueble hipotecado, sea cual sea su
poseedor (104 LH), si se incumple la obligación garantizada. Precisamente en ese
momento, por razón del incumplimiento de la obligación de reintegrar el préstamo, la
contingencia habrá desaparecido, y se ostentará el derecho frente al otro deudor de manera
plena y sin los límites del art. 87.1 LC. No obstante, hay que insistir que, en general, no
puede procederse frente al hipotecante no deudor, que nada adeuda, sino contra la finca,
sea cual sea su propietario o poseedor.
Otro tanto debe predicarse, sin perjuicio de que cuando se produzca la
contingencia, en el caso de MONTE TORDEHUMOS S.L.
Por ello en ambos casos procede, también, desestimar la impugnación del BBVA.
CUARTO.- Costas
Conforme al art. 196.2 LC y 394 LEC no hay méritos para la condena en costas, al
tratarse de una cuestión jurídica sobre la que no hay jurisprudencia que asegure la
interpretación de la norma.
FALLO
1.- DESESTIMAR la impugnación planteada por el Procurador de los Tribunales
D. GERMAN APALATEGUI CARASA, en nombre y representación de BANCO
BILBAO VIZCAYA ARGENTARIA S.A. frente al informe de la administración concursal
de BOULEVARD DE UDONDO S.L., PROMOTORA ASTELEKU S.L., y MONTE
TORDEHUMOS S.L.
2.- CONDENAR a cada una de las partes a atender las costas que se hubieran
causado a su instancia.
Notifíquese esta resolución a las partes personadas y administración concursal a
fin de que en su momento se de cumplimiento a lo previsto en el art. 96.4 de la LC.
MODO DE IMPUGNACIÓN: No cabe recurso (art. 197.3 LC), pero las partes
podrán reproducir la cuestión en la apelación más próxima siempre que hubieren formulado
protesta en el plazo de cinco días desde la notificación de la presente sentencia (art. 197.3
LC)
Así por ésta mi sentencia, que se notificará las partes en legal forma, lo pronuncio,
mando y firmo.
PUBLICACION.- La sentencia transcrita fue leída y publicada por SSª en
audiencia de hoy. Doy fe.
Descargar

Sentencia del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Bilbao, de 9 de junio

Supuesto nº1: −

Supuesto nº1: −

DeudorTiposObligaciónDerecho civil

Relaciones jurídicas

Relaciones jurídicas

FuentesRelación jurídicaIntroducción al DerechoDerecho civil

LA RELACIÓN OBLIGATORIA OBLIGACIÓN −−−

LA RELACIÓN OBLIGATORIA OBLIGACIÓN −−−

ResponsabilidadDeudaObligaciónDerecho Civil Patrimonial español

EXÁMEN DERECHO CIVIL II Responsabilidad precontractual. Consecuencias. •

EXÁMEN DERECHO CIVIL II Responsabilidad precontractual. Consecuencias. •

DeudorResponsabilidadDominioPacto de reservaContrato compraventa

EXAMEN PARCIAL DE DERECHO CIVIL II Créditos mancomunados. Excepción de incumplimiento.

EXAMEN PARCIAL DE DERECHO CIVIL II Créditos mancomunados. Excepción de incumplimiento.

DeudorIncumplimientoResponsabilidadCompensaciónCondiciones generalesCesión de créditosContrataciónRégimen jurídico

Relaciones jurídicas que originan el contrato de fianza

Relaciones jurídicas que originan el contrato de fianza

Legislación mexicanaDerecho al rembolsoCoofiadoresJurisprudencia mexicanaFiadorSubrogaciónNormativa jurídica mexicanaBeneficio de divisiónDerecho mexicanoDeudorAcreedorRemisiónConfusiónContrato de fianzaFianza

Derechos reales y de crédito

Derechos reales y de crédito

PoderesDerecho civil patrimonialPrincipiosSujetoObjetoEficacia