Las 10 principales causas por las que las autoridades tributarias
ordenan una visita domiciliaria o una revisión de gabinete a un
contribuyente.
(artículo publicado en la Revista Prá ctica Fiscal noviembre 2009)
Introducción:
Las autoridades tributarias, a fin de comprobar que los contribuyentes y
responsables solidarios han cumplido con sus obligaciones y, en su caso,
determinar los créditos fiscales a su cargo, pueden ejercer las facultades que de
comprobació n que se precisan en el artículo 42 del CFF, en forma conjunta,
indistinta o sucesivamente; y se entiende que dichas facultades se inician con el
primer acto que se le notifique al contribuyente.
Con base en esa disposició n legal, las autoridades hacendarias pueden practicar
una revisió n de gabinete o de escritorio (fracció n II del artículo 42 del CFF) o una
visita domiciliaria (fracció n III del mismo ordenamiento legal), a fin de
comprobar el cumplimiento de las obligaciones fiscales a cargo de los
contribuyentes o responsables solidarios; sin embargo, en la prá ctica es usual
que las personas afectadas por una visita o revisió n se pregunten o cuestionen
cuá les fueron las razones o causas que tomaron en consideració n las autoridades
fiscales para ordenar una visita o revisió n de ellas.
Si bien es cierto que dichas autoridades gozan de una facultad discrecional para
decidir sobre qué contribuyente ejercerá n las facultades de comprobació n, eso
no significa que esté n sujetas exclusivamente a factores aleatorios o de suerte, ya
que durante los ú ltimos añ os las autoridades han establecido una serie de
procedimientos o manuales internos que sustentan la decisió n de ejercer sus
facultades sobre determinadas personas, con base en la alimentació n de
mú ltiples fuentes de informació n directa e indirecta que les permite planear con
mayor inteligencia los destinatarios de las visitas o revisiones de gabinete, a fin
de procurar una mayor eficacia en sus actos de fiscalizació n.
Al respecto, se comentan las principales causas que pueden motivar la decisió n
de las autoridades para ejercer sus facultades de comprobació n en contra de un
contribuyente o responsable solidario.
LAS 10 PRINCIPALES CAUSAS
1. Derivadas de las observaciones e información contenida en el dictamen
fiscal.
Conforme al artículo 52, fracció n III, del CFF, el contador pú blico que dictamina
los estados financieros de los contribuyentes se encuentra obligado a emitir
conjuntamente en ese dictamen, un informe sobre la revisió n de la situació n
fiscal del contribuyente, en el que consigna, bajo protesta de decir verdad, los
datos a que hace referencia el artículo 54 del reglamento del citado có digo,
destacando los siguientes:
1. Debe mencionar en forma expresa el incumplimiento de las obligaciones
observadas a la persona dictaminada, en su calidad de contribuyente o
retenedor.
2. Debe hacer menció n expresa de que verificó el cá lculo y entero de las
contribuciones federales causadas en el ejercicio, así como las cuotas
obrero patronales cubiertas o enteradas al IMSS incluidas en la relació n
de contribuciones a cargo del contribuyente o en su cará cter de
retenedor, y detallar cualquier diferencia determinada o pago omitido,
independientemente de su importancia relativa.
Asimismo, segú n los artículos 51 y 54 del Reglamento del CFF, el contador
pú blico debe señ alar y revelar diversos datos e informació n que se encuentren
directamente relacionados con el cumplimiento de las obligaciones fiscales a
cargo de la persona dictaminada. El dictamen con el informe de la situació n fiscal
se debe enviar a las autoridades fiscales a travé s de los medios electró nicos que
establecen las reglas de cará cter general.
De esta manera, sin que las autoridades ejerzan en forma directa sus facultades
de comprobació n, mediante la informació n y las observaciones contenidas en el
dictamen formulado por los contadores pú blicos, tienen conocimiento
directamente de los incumplimientos y de diversos datos e informació n que
puede dar lugar a inconsistencias, contradicciones o que el contribuyente incurre
en prá cticas fiscales que a juicio de las autoridades son indebidas, en los
té rminos del segundo pá rrafo de la fracció n III del artículo 52 del CFF.
En este sentido, cuando las autoridades tienen conocimiento de las
observaciones, incumplimientos, inconsistencias, contradicciones o prá cticas
indebidas, pueden ejercer inicialmente la facultad que señ ala la fracció n IV del
artículo 42 del CFF (revisió n del dictamen) con base en el procedimiento que
precisa el artículo 52-A del mismo có digo. Del resultado de dicha revisió n al
dictamen, las autoridades fiscales estará n en posibilidad de ejercer sus
facultades de comprobació n (visita domiciliaria o revisió n de gabinete)en forma
directa sobre el contribuyente o responsable solidario, segú n el caso.
2. No presentar las declaraciones mensuales, anuales y de pagos
provisionales.
De acuerdo con las leyes del ISR, IETU e IVA, la mayoría de los contribuyentes se
encuentran obligados a presentar declaraciones anuales o del ejercicio,
declaraciones mensuales definitivas y de pagos provisionales; sin embargo, en
ciertos casos, tales personas incumplen en forma reiterada esas obligaciones, y
en consecuencia las autoridades tienen que requerir constantemente el
cumplimiento de esas obligaciones, con base en el artículo 41, fracciones I y III,
del CFF.
Ahora bien, cuando el contribuyente incurre en forma reiterada en no presentar
sus declaraciones o peor aú n, no acata o cumple con los requerimientos que
exigen su presentació n, independientemente de las medidas de apremio que
tienen las autoridades fiscales para forzar a los contribuyentes a presentar esas
declaraciones, tambié n pueden ejercer en forma directa las facultades de
comprobació n que establecen las fracciones II y III del artículo 42 del CFF, ante la
sospecha de que las personas se niegan a presentar las declaraciones, en virtud
de serias irregularidades en el cumplimiento sustantivo de pagar los impuestos
correspondientes.
3. Por la solicitud de datos, documentos e informes al contribuyente o
responsable solidario para aclarar cierta información.
Muchos contribuyentes o responsables solidarios han tenido solicitudes o
invitaciones fundamentadas en el artículo 41-A del CFF, mediante las cuales, les
solicitan datos, informes y documentos adicionales, con el propó sito de aclarar la
informació n asentada en las declaraciones de pagos provisionales o definitivos y
del ejercicio, siempre que dicha solicitud se efectué en un plazo no mayor de tres
meses siguientes a la presentació n de la declaració n correspondiente.
3
Si bien es cierto que la solicitud de datos, documentos e informes efectuada en
los té rminos que establece el artículo 41-A del CFF, no constituye el inicio del
ejercicio de las facultades de comprobació n, claramente tienen el propó sito de
allegarse elementos por parte de los obligados directos o los terceros
relacionados, a fin de preparar el ejercicio de sus facultades de comprobació n; es
decir; cuando las autoridades solicitan datos y documentos, se presume que
existe alguna inconsistencia o contradicció n en las declaraciones, de manera que
sin practicar una visita domiciliaria o revisió n de gabinete que está n sujetas al
cumplimiento de mú ltiples requisitos formales y de procedimientos, así como a
un plazo má ximo de duració n (artículo 43 al 48 del CFF), las autoridades deciden
ejercer la facultad que les concede el artículo 41- A del CFF, como un medio
preparatorio para allegarse de elementos que guíen la decisió n de ejercer o no
sus facultades de comprobació n.
Asimismo, cuando las autoridades efectú an una solicitud o invitació n en los
té rminos del artículo 41-A del CFF y el contribuyente o responsable solidario no
la cumple, existe el riesgo de que aqué llas no insistirá n con dicha facultad y
pasará n directamente a ejercer sus facultades de comprobació n.
4. Solicitud de devoluciones en forma reiterada y por cuantía elevada.
Segú n lo señ alado por el artículo 22 del CFF, las autoridades fiscales se
encuentran obligadas a devolver las cantidades pagadas indebidamente y las que
procedan conforme a las leyes fiscales, en un plazo de 45 días siguientes a la
fecha en que se presentó la solicitud de devolució n.
Asimismo, para verificar o comprobar la procedencia de la devolució n, las
autoridades pueden requerir a los contribuyentes, los datos, documentos e
informes adicionales; sin embargo, en ambos casos (verificació n o
comprobació n), dichas autoridades no ejercen las facultades de comprobació n
que establece el artículo 42 del CFF, y las ú nicas consecuencias negativas que se
pueden producir por el ejercicio de tales facultades de verificació n o
comprobació n, es que la solicitud de devolució n sea improcedente o se tenga por
no presentada; es decir la revisió n o comprobació n gira en torno a la solicitud de
devolució n, no modo que en muchos casos las autoridades no pueden
profundizar la revisió n del cumplimiento de las obligaciones fiscales del
contribuyente solicitante.
4
Por otra parte, existen casos en los que las autoridades fiscales probablemente
ya concedieron la devolució n de los saldos a favor, pero por la recurrencia de las
solicitudes o por el importe de las mismas, tales autoridades consideran
necesario ejercer las facultades de comprobació n que establece el artículo 42 del
CFF, a fin de profundizar la revisió n del cumplimiento de las obligaciones
fiscales. Es importante no perder de vista que la solicitud de devolució n no
constituye por sí misma un detonante automá tico para que las autoridades
decidan ejercer sus facultades de fiscalizació n, pero en muchas ocasiones la
ú nica manera de comprobar la legalidad de la devolució n concedida es
profundizando los actos de fiscalizació n respecto de los antecedentes y la base
que soporte el supuesto derecho a la devolució n. Por ejemplo, está el caso de un
saldo a favor del ISR por pagos provisionales en exceso, que se origina de un
ejercicio fiscal en que la persona moral contribuyente tuvo ingresos acumulables
inferiores a sus deducciones (pé rdida fiscal). Para comprobar con profundidad la
legalidad de la devolució n solicitada, las autoridades deberá n revisar
necesariamente los ingresos y deducciones declarados.
Es por ello que ante solicitudes de devoluciones recurrentes o cuantiosas, las
autoridades hacendarias pueden optar por comprobar con mayor extensió n el
cumplimiento de las obligaciones fiscales, sin limitarse específicamente a la
devolució n solicitada , ello sin considerar los datos de terceros que puedan
soportar y fortalecer diversas dudas e inconsistencias respecto de las
devoluciones solicitadas.
5. Denuncia de particulares relacionados con el contribuyente o
responsable solidario.
Si bien es cierto que el CFF no hace referencia alguna a la posibilidad de que los
particulares presenten denuncias o quejas acerca de acciones u omisiones
cometidas por los contribuyentes, no se puede negar que muchas personas
acuden ante las autoridades tributarias para denunciar o ponerlos en
conocimiento de hechos o situaciones que presumiblemente se traducen en el
incumplimiento de obligaciones fiscales a cargo de contribuyentes o
responsables solidarios. Por ello, es usual que las autoridades reciban denuncias
o quejas como las siguientes:
Que el contribuyente no expide los comprobantes fiscales por los ingresos o las
actividades que realiza.
5
Que el contribuyente o responsable solidario (patró n) paga salarios a sus
trabajadores, sin cumplir con las obligaciones que en su calidad de retenedor le
impone las disposiciones fiscales, aunado al incumplimiento en materia de
cuotas y aportaciones de seguridad social.
Que el contribuyente realiza actividades gravadas o que causan el pago de
diversas contribuciones, pero no está dado de alta en el RFC.
En estos casos y en otros, probablemente las autoridades no le den seguimiento
a las denuncias y quejas presentadas por particulares relacionados con el
contribuyente o responsable solidario, pero no se puede negar que tales
instrumentos pueden poner en conocimiento de las autoridades hacendarias
acciones y omisiones que entrañ an el incumplimiento de las obligaciones
fiscales; en consecuencia, con base en ellas pueden tomar la decisió n de ejercer
sus facultades de comprobació n.
6. Información de funcionarios de fedatarios públicos.
Entre las facultades de comprobació n que tienen las autoridades fiscales, destaca
la prevista en la fracció n VII del artículo 42 del CFF, que les permite recabar de
los funcionarios, empleados pú blicos y fedatarios, los informes y datos que
posean con motivo de sus funciones.
A travé s de dicha disposició n legal, las autoridades fiscalizadoras pueden
obtener datos e informació n en poder de otras autoridades fiscales (IMSS,
Infonavit, autoridades estatales o municipales) o administrativas (Secretaría del
Trabajo, SE, etcé tera) que les permite el conocimiento de hechos, acciones y
omisiones que presumiblemente podrían acreditar el incumplimiento de
obligaciones fiscales. Asimismo, los fedatarios (notarios, corredores pú blicos) en
el ejercicio de sus funciones tienen conocimiento de diversos hechos y actos
jurídicos (enajenació n de bienes inmuebles, constitució n de sociedades, actas de
asamblea extraordinarias) que dan nacimiento al pago de diversos impuestos. En
este sentido, mediante la informació n y los datos que proporcionan esos
fedatarios, las autoridades fiscales logran obtener una invaluable informació n
respecto de las operaciones y actos jurídicos que celebran las personas físicas y
morales, que les permiten medir o cuantificar el nivel de ingresos o erogaciones
que realizan tales personas y compararlos o cotejarlos con la informació n de las
declaraciones de impuestos, a fin de localizar posibles contradicciones,
discrepancias e inconsistencias en las declaraciones y avisos presentados por los
contribuyentes o responsables solidarios.
6
Por ejemplo, conforme al artículo 27 del CFF, los fedatarios pú blicos está n
obligados a informar a las autoridades tributarias respecto de las escrituras
pú blicas en las que se hagan constar actas constitutivas, de fusió n, escisió n o de
liquidació n, aquellos casos en los que no se demostró dentro del mes siguiente a
la firma de la escritura, que la persona moral presentó la solicitud de inscripció n
o el aviso correspondiente al RFC. En este sentido, supongamos que el fedatario
informa que el 20 de septiembre de 2009 se celebró una compraventa de bienes
inmuebles en la que una persona física en su calidad de parte compradora
(adquirente) pagó el precio de $10,000,000; al respecto, las autoridades fiscales
que reciban la informació n pueden proceder a verificar si el monto pagado por
esa adquisició n es congruente con los ingresos declarados por esa persona física
en el ejercicio fiscal de 2009.
Si en la declaració n anual se comprueba que la persona física declaró ingresos
acumulables totales de $1,000,000, entonces se actualizará una discrepancia
fiscal en los té rminos que establece el artículo 107 de la Ley del ISR, y las
autoridades fiscales podrían ejercer sus facultades de comprobació n en contra
de esa persona física a fin de que explique tal discrepancia entre los ingresos
declarados y sus erogaciones.
7. Información que presentan los contribuyentes a través de las
declaraciones informativas.
Conforme a los artículos 86 y 133 de la Ley del ISR, así como al artículo 32 de la
Ley del IVA, las personas morales y las personas físicas que realizan actividades
empresariales y profesionales se encuentran obligadas a presentar diversas
declaraciones informativas, entre las que destacan las siguientes:
1. La declaració n informativa de clientes y proveedores, la cual se debe
presentar a má s tardar el 15 de febrero de cada añ o, a fin de informar
sobre las operaciones efectuadas en el añ o de calendario inmediato
anterior con clientes y proveedores.
2. La declaració n informativa de retenciones, la cual se debe presentar a
má s tardar el 15 de febrero de cada añ o, respecto de las personas a las
que en el añ o de calendario inmediato anterior se les hubiera efectuado
retenciones del ISR.
7
3. La declaració n informativa mensual (Diot), mediante la cual se
proporciona informació n sobre el pago, retenció n, acreditamiento y
traslado del IVA en las operaciones con proveedores.
A travé s de estas y otras declaraciones informativas que se presentan en forma
anual o mensual, las autoridades fiscales obtienen una vasta informació n sobre
los actos y operaciones que realizan los contribuyentes y responsables
solidarios, relacionados directamente con los ingresos, actos o actividades
gravados, deducciones, gastos o erogaciones, IVA causado y acreditable, así como
impuestos retenidos. Con base en esa informació n, las autoridades pueden
cotejar o compulsar fá cilmente la veracidad de la informació n contenida en las
declaraciones anuales o del ejercicio y las declaraciones mensuales definitivas.
Por ejemplo, en la declaració n anual del ISR correspondiente al ejercicio fiscal de
2009, una persona declaró ingresos acumulables por un monto total de
$5,000,000 y deducciones autorizadas por $5,100,000; sin embargo, a travé s de
las declaraciones informativas presentadas por terceros relacionados con dicha
persona (sus clientes y proveedores de bienes y servicios), la autoridad obtiene
datos que le permiten presumir que los ingresos acumulables en ese añ o fueron
mayores y las deducciones totales fueron por un monto inferior; por tanto, el
ejercicio de las facultades de comprobació n sobre ese contribuyente no es
aleatorio o a ciegas, ya que las autoridades obtuvieron previamente datos que les
permitieron sospechar sobre la veracidad de la declaració n y el correcto
cumplimiento de las obligaciones fiscales.
8. Depósitos y movimientos bancarios o financieros.
En los ú ltimos añ os, uno de los principales instrumentos que utilizan las
autoridades fiscales para comprobar el cumplimiento de las obligaciones de las
personas físicas y morales, son precisamente los depó sitos y movimientos
bancarios ante diversas instituciones financieras, tales como las casas de bolsa y
las casas de cambio, pues en nuestro país, el secreto bancario y financiero no
constituye un derecho irrestricto a favor de las personas, ya que ese derecho
tiene diversas excepciones, a travé s de las cuales las autoridades fiscales,
financieras, de procuració n de justicia y jurisdiccionales pueden acceder sin
muchas limitaciones a todos y cada uno de los movimientos bancarios, de
inversiones y financieros que realizan las personas, esté n o no dadas de alta ante
el RFC. Entre los mecanismos má s utilizados para obtener esa informació n,
destacan los siguientes:
1. Las instituciones de cré dito(bancos), casas de bolsa, casas de cambio,
instituciones de seguros y fianzas, entre otras, se encuentran obligadas a
reportar a la SHCP, por conducto del SAT, las operaciones que en los té rminos de
diversas disposiciones legales, reglamentarias o de cará cter general encuadren
dentro del concepto de operaciones inusuales, preocupantes o relevantes que
realizan sus clientes.
En este sentido, la apertura de una cuenta o un depó sito bancario por un importe
elevado pdría encuadrar dentro de alguna de las operaciones (inusual,
preocupante, relevante) que obligan a las instituciones del sistema financiero a
ponerlas en conocimiento de las autoridades fiscales.
2. Con fundamento en el artículo 4o. De la Ley del IDE, las instituciones
financieras se encuentran obligadas a proporcionar al SAT la siguiente
informació n:
Informar mensualmente sobre el importe del IDE recaudado y el pendiente de
recaudar por falta de fondos en las cuentas de los contribuyentes o por omisió n
de la institució n. Proporcionar anualmente, a má s tardar el 15 de febrero , la
informació n del impuesto recaudado conforme a esa ley y del pendiente de
recaudar por falta de fondos en las cuentas de los contribuyentes o por omisió n
de la institució n de que se trate. Conforme a las reglas de cará cter general (regla
II.11.1 de la RMF para 2009-2010), la informació n que proporcionan los bancos
o las casas de bolsa (entre otros), le permite identificar y detectar a las
autoridades fiscales, los datos fiscales y personales de la persona o
cuentahabiente que percibe el depó sito en efectivo y el monto de ese depó sito,
en los té rminos que establece la ley de la materia.
3. Con fundamento en los artículos 32-B, fracció n IV y 42, fracció n II, del CFF, las
instituciones de cré dito (bancos) se encuentran obligadas a proporcionar por
conducto de la Comisió n Nacional Bancaria y de Valores la informació n de los
depó sitos, servicios, fideicomisos o cualquier tipo de operació n, que soliciten las
autoridades fiscales a travé s del mismo conducto.
Con base en esta obligació n a cargo de las instituciones de cré dito, las
autoridades fiscales pueden obtener entre otros datos y documentos, una copia
de todos y cada uno de los estados de cuenta bancarios de las personas (esté n o
no inscritas en el RFC) durante uno o varios ejercicios fiscales, copia de todos y
cada uno de los cheques expedidos o librados por el contribuyente al frente y al
reverse del cheque (para verificar los endosos).
Considerando toda esa informació n bancaria y financiera que reciben o
requieren las autoridades fiscales, las autoridades pueden verificar, comprobar,
compulsar o cotejar claramente la veracidad de la informació n contenida en las
declaraciones anuales o mensuales definitivas, así como el incumplimiento de
obligaciones en materia del RFC.
Por ejemplo, mediante la informació n que las instituciones financieras envían en
los té rminos de la Ley del IDE, las autoridades pueden tener conocimiento de
que una persona física que no esté dada de alta en el RFC, realiza cuantiosos
depó sitos en efectivo en sus cuentas bancarias. Con ello, la autoridad
fiscalizadora podría ejercer sus facultades de comprobació n, a fin de verificar el
origen de esos depó sitos, la razó n por la cual no está dada de alta una persona en
ese registro y requerir una explicació n sobre el origen y la procedencia de los
mismos.
Por otro lado, mediante los estados de cuenta bancarios de una persona física o
moral, las autoridades pueden obtener datos e informació n que les permita
identificar ciertas inconsistencias o contradicciones con los ingresos
acumulables o con los actos o actividades gravados declarados.
9. Prácticas fiscales indebidas y detectadas por las autoridades fiscales.
En ejercicio de las facultades que les concede el artículo 42 del CFF, cada mes las
autoridades desarrollan y concluyen visitas domiciliarias, revisiones de gabinete
o revisiones de dictamen sobre contribuyentes o responsables solidarios
entonos el país. A travé s de los datos e informació n que recopilan en el ejercicio
de tales facultades o a travé s de otros medios (cursos, revistas especializadas,
foros, juicios ante los tribunales, etcé tera) pueden llevar a tener conocimiento de
diversas acciones, omisiones o estrategias que no son aisladas o individualizadas,
en virtud de que diversos contribuyentes las han venido aplicando a fin de
reducir su carga impositiva. En este sentido, cuando las autoridades detectan un
cierto patró n de conducta por parte de varios contribuyentes o de un gremio o
sector en general (mé dicos, transportistas, escuelas, maquiladoras, sociedades
cooperativas) y consideran que las acciones, omisiones o estrategias aplicadas
contravienen las disposiciones fiscales, dichas autoridades pueden optar por las
siguientes medidas:
1. Con fundamento en el artículo 33 CFF, realizan una campañ a de difusió n
en diversos medios de comunicació n, a fin de informar a las personas
físicas o morales de que las autoridades fiscales tienen conocimiento de
acciones, omisiones, estrategias o planeaciones que a su juicio
contravienen diversas disposiciones fiscales y advierten sobre los riesgos
de aplicarlas o implementarlas.
Por ejemplo, cuando se informa a travé s de los medios de comunicació n el
hecho de que se ha detectado que en varios sectores de profesionistas de
incumple con la obligació n de expedir los recibos de honorarios por los
servicios profesionales otorgados.
2. Con fundamento en el artículo 33, fracció n I, inciso h, dan a conocer en el
anexo 3 de la RMF, los criterios no vinculativos de las disposiciones
fiscales en los que exponen ciertas prá cticas, acciones u omisiones que a
su juicio son indebidas y contravienen diversas disposiciones fiscales. Por
ejemplo, respecto a esas prá cticas se pueden destacar los siguientes
criterios:
05/ISR. Sociedades cooperativas. Salarios y previsió n social.
Se considera que realiza una prá ctica fiscal indebida:
I.
Quien para omitir total o parcialmente el pago de alguna contribució n o
para obtener un beneficio en perjuicio del fisco federal, constituya o
contrate de manera directa o indirecta a una sociedad cooperativa, para
que é sta le preste servicios idé nticos, similares o aná logos a los que sus
trabajadores o prestadores de servicios le prestan o hayan prestado.
II.
La sociedad cooperativa que deduzca las cantidades entregadas a sus
socios cooperativistas, provenientes del Fondo de Previsió n Social, así
como el socio cooperativista que no considere dichas cantidades como
ingresos por los que está obligado al pago el ISR.
III.
Quien asesore, aconseje, preste servicios o participe en la realizació n o la
implementació n de cualquiera de las prá cticas anteriores.
Este criterio tambié n es aplicable a las sociedades en nombre colectivo o en
comandita simple.
02/IVA. Alimentos preparados para su consumo en el lugar de su
enajenació n.
Se consideran alimentos preparados para su consumo en el lugar de su
enajenació n, los que resulten de la combinació n de aquellos productos que,
por sí solos y por su destino ordinario, pueden ser consumidos sin necesidad
de someterse a otro proceso de elaboració n adicional, cuando queden a
disposició n del adquirente los instrumentos o utensilios necesarios para su
cocció n o calentamiento.
Se ha detectado que algunas tiendas de las denominadas “de conveniencia”
han aplicado equivocadamente el artículo 2-A, fracció n I, inciso b) de la Ley
del IVA y calculado el gravamen a la tasa del 0%, por las enajenaciones que
realizan, no obstante que el ú ltimo pá rrafo de dicha fracció n los grava a la
tasa general.
Segú n se observa, en todos los casos se trata de acciones, maniobras o
estrategias que las autoridades fiscales.
Aunado a las medidas de difusió n o de comunicació n sobre las prá cticas
fiscales indebidas, las autoridades tambié n pueden implementar un
programa de fiscalizació n que en atenció n a dichas prá cticas genere los
criterios o las reglas internas, a fin de que las autoridades ejerzan sus
facultades de comprobació n sobre aquellos contribuyentes en los que se
tengan indicios de que han implementado las acciones o estrategias
indebidas o simplemente ejercer las facultades de comprobació n sobre un
grupo o sector de contribuyentes o responsables solidarios susceptibles a la
implementació n de las acciones, estrategias o planeaciones que se pretendan
combatir. Por ejemplo, con base en los criterios no vinculativos que
reproducimos anteriormente, las autoridad podría generar un programa
anual de fiscalizació n sobre aquellas personas morales constituidas como
sociedades cooperativas o sobre aquellos contribuyentes (tiendas de
conveniencia) que dentro de sus actividades se encuentre la venta de
alimentos preparados para su consumo en el lugar en que se enajenen.
12
10. Criterios aleatorios
En el ejercicio de las facultades de comprobació n, siempre estará presente en
mayor o menor medida, un factor aleatorio que no considera ninguna de las
nueve causas antes mencionadas y que se puede sintetizar de la siguiente
manera: “muy mala suerte”.
Conclusión
Conforme han avanzado los añ os y se han modernizado los sistemas de
comunicació n, así como el envío y recepció n de datos, documentos e
informació n en forma electró nica , paralelamente con la implementació n de
reformas y cambios en diversas leyes, reglamentos o resoluciones, la decisió n
por parte de las autoridades fiscales respecto de la persona y las obligaciones
que será n objeto del ejercicio de sus facultades de comprobació n ya no
depende en gran medida de elementos aleatorios, sino de procedimientos y
mecanismos de inteligencia fiscal que se alimentan de mú ltiples fuentes de
informació n y datos, a fin de que las visitas domiciliarias o las revisiones de
gabinete se dirijan sobre aquellos contribuyentes o responsables solidarios
en los que ya existan ciertos indicios que presuman el probable
incumplimiento de las obligaciones fiscales, procurando con ello un menor
costo en recursos humanos y financieros a cargo del Estado y mejores
resultados en el ejercicio de las facultades de comprobació n.
En esta ocasió n, se expusieron las principales causas que pueden sustentar la
decisió n de las autoridades para ejercer sus facultades de comprobació n en
contra de un contribuyente o responsable solidario.
(Artículo publicado en la Revista Práctica Fiscal Noviembre 2009)
Descargar

Las 10 principales causas por las que las

Estenosis mitral

Estenosis mitral

Válvula mitralEfectosApertura

Preguntas Cortas 1er. Parcial FISIOLOGÍA

Preguntas Cortas 1er. Parcial FISIOLOGÍA

OrganismosAnimalesÓrganosSistemas

Sociología del turismo: Efectos socioculturales

Sociología del turismo: Efectos socioculturales

PersonaFamiliaActividad turísticaSociedadComunicaciónOMT (Object Modeling Technique)

DECLARACIÃ N UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

DECLARACIÃ N UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

EducaciónReconocimientoRespetoProtecciónLibertadEspecie animal

Definiciones de Personalidad

Definiciones de Personalidad

PsicosociologíaPersonaAdolescentesAdolescenciaRasgos personalesDesarrollo socialIndividuoFactoresConductaIdentidad

Tema 27. Suspensión del juicio oral y su terminación anormal

Tema 27. Suspensión del juicio oral y su terminación anormal

Supuestos de suspensiónRenuncia de la acciónImposibilidad física

Blanco; La atención a la diversidad en el aula y las adaptaciones del currículo

Blanco; La atención a la diversidad en el aula y las adaptaciones del currículo

ProfesoresDesarrollo psicológicoCurriculoCentroAulaAdaptacioness curricularesEducación especial