Qué son las Facultades Delegadas
La Delegación de Facultades está estipulada en la Ley 19.410 del año 1995 y determina la
posibilidad de que algunos de los recursos que son administrados por los sostenedores
municipales (DAEM y Corporaciones) puedan ser manejados por los directores de los
establecimientos educacionales, a petición de estos últimos y por medio de un decreto
alcaldicio que delegue los recursos requeridos.
Para efectuar este traspaso, se requiere de la aprobación del consejo de profesores y del
centro de padre y apoderados del establecimiento para que un director solicite la delegación de
recursos, lo que claramente abre las puertas a la existencia de una coordinación má s estrecha
entre los distintos estamentos de las organizaciones educativas.
Antecedentes Generales
Una de las políticas del Ministerio de Educación, que se enmarca en los programas de
modernización del Estado, es la de proveer a los establecimientos educacionales de
herramientas que faciliten su gestión y con ello la descentralización de la administración de
establecimientos educacionales municipalizados. En ese contexto, destaca la delegación de
facultades para administrar recursos otorgados por los sostenedores de la educación municipal
conforme a la ley Nº 19.410 de 1995.
Una de las líneas de la política educativa del actual gobierno, expresada en el Mensaje
Presidencial del 21 de Mayo del 2000, es modernizar y descentralizar la gestión del sistema
escolar. En este sentido, un proceso de descentralización regional y local que dé más espacios
y oportunidades de participación a estos niveles parece indispensable. En este contexto, una
de las metas del actual gobierno es fortalecer el liderazgo de los directores y equipos directivos
de los establecimientos educacionales, transformándolos en entes dinámicos, avanzando hacia
la descentralización, transparencia y óptima gestión de los recursos. “Así, una de los objetivos
es que los establecimientos del país tengan régimen de administración delegada de recursos, y
que los sostenedores entreguen mayores espacios de libertad y responsabilidad a los
directores”1.
Con este último propósito, se releva el rol de la administración delegada de recursos de la ley
19.410. Ésta, en sus artículos 21° al 26° entrega la facultad a los alcaldes de delegar a los
directores de establecimientos municipales que lo soliciten, la administración de algunos o
todos los recursos explicitados en la ley, con el objeto de ejecutar proyectos que el
establecimiento elabore para ser administrados con esta delegación. Esta ley, tiene por objetivo
no sólo delegar recursos, con una cuenta a rendir, sino delegar responsabilidad con objetivos y
acciones concretas a realizar, plasmadas en proyectos que los establecimientos deben
elaborar a priori.
Esta delegación de facultades se basa en una gestión orientada a resultados en función de
proyectos, lo que conlleva a adquirir los conocimientos de una administración por proyectos.
Esta gestión permite engranar los distintos proyectos que manejan los establecimientos, tanto
ministeriales, propios u otros que éste se adjudique (Fundaciones, Empresas, municipios, etc)
todos relacionados en el proyecto educativo del establecimiento.
Esta administración por proyecto exige y genera demandas a nivel de la comunidad escolar.
Requiere de un trabajo coordinado y transversal, en donde participen los distintos niveles
educacionales y unidades pertenecientes al establecimiento educacional. Además, agiliza la
actual cadena de traspaso de los recursos con lo que evita retrasos en la programación de los
proyectos, permite a los directores adquirir nuevos conocimientos de gestión escolar y genera
responsabilidades compartidas entre el Ministerio, establecimiento, sostenedor y comunidad
escolar. Todo esto motiva un creciente interés, especialmente de los directores de incorporarse
a esta modalidad.
Ley 19.410, Artículos 21 al 26:
Art.21: La facultad de administración de recursos la otorga el alcalde a solicitud del director del
establecimiento municipal.
Art.22: Los recursos posibles de delegar son : matrícula, derecho de escolaridad, aportes de
padres y apoderados, programas o proyectos ministeriales, donaciones con fines educaciones
ley 19.247, ventas de bienes y servicios producidos o prestados por el establecimiento,
subvención de mantenimiento, donaciones simples y demás recursos que se otorguen en la
delegación.
Art.23: Los recursos delegados se entregan al director con el objeto de financiar proyectos
orientados a mejorar la calidad de la educación.
Art.24: Para tales efectos el director debe presentar las anuencias del centro de Padres y
Apoderados y del Consejo de Profesores, como también los proyectos en los que desea
administrar los recursos mencionados anteriormente. Para poder administrar los recursos
delegados la municipalidad abre una cuenta corriente a nombre del establecimiento. El alcalde
concreta la solicitud otorgando un decreto alcaldicio, en el que se especifica el nombre del
director del establecimiento al que entrega la facultad de administrar los recursos, los nombres
de los proyectos, la cuenta corriente y sus giradores.
Art.25: Para administrar los recursos cada establecimiento deberá llevar registros simples de
ingresos, egresos y libro banco, debiendo realizar rendiciones mensuales a su sostenedor.
Además deberá informar semestralmente a la comunidad escolar y la municipalidad respectiva
del monto de los recursos delegados y su utilización.
Art.26: Cuando se ponga término a las facultades, el director debe presentar una liquidación de
los fondos y transferir el remanente al municipio.
Descargar

Qué son las Facultades Delegadas