Recursos Adventistas
Biblioteca Electrónica
Los beneficios de la música en la salud
Por Laura Martínez Alarcón, especial para Salutia -- En países
como Argentina, España y México la musicoterapia está cobrando
fuerza y seriedad. En la Universidad de Buenos Aires, y a través de
investigadores como Rolando Benenzon, se ha demostrado que las
emociones influyen significativamente en la salud y en la curación
de ciertas enfermedades.Aittor Loroño, médico, musicoterapeuta y
director del Centro de Investigación Musicoterapéutica de Bilbao,
España, refiere que ciertas indagaciones neurobiológicas han
demostrado que el ritmo musical produce un aumento de la
actividad electroencefalográfica en el área de la corteza motora de
una persona.La psico-inmunología ha comprobado cómo se
trasforman las emociones en sustancias químicas (moléculas de
información) que influyen en el sistema inmunológico y otros
mecanismos de curación del cuerpo.
Música y salud mental
El cerebro es el centro receptor de todo estímulo o emoción. Una
de sus funciones es interpretar el sonido y emitir órdenes al resto
del organismo. Por ello, la música produce efectos que influyen en
él, positiva y negativamente. Desde el punto de vista biológico la
ciencia ha comprobado que la combinación armoniosa de sonidos
incrementa o disminuye la energía corporal.A través del lenguaje
musical, algunos pacientes reciben determinados mensajes que les
resultaría complicado comprender en otro contexto. En opinión de
Pablo Huerta Rivera, fundador de la Sociedad de Geronto-geriatría
de Jalisco, México, la música estimula la percepción, la
comprensión y la memoria en las personas mayores.Los problemas
de pensamiento y conducta emocional que presentan algunas
personas con lesión cerebral y trastornos en su sistema
neuromotor pueden disiparse mediante el uso de esta técnica que
es capaz de desarrollar los sectores sanos del cerebro para extraer
elementos que sustituyan, compensen o restituyan las zonas
afectadas.Armonía con el entornoPara aquellos pacientes afectados
en su audición, la musicoterapia resulta de gran ayuda para
instituir o reestablecer el sentido del ritmo. El tratamiento toma en
cuenta, más que el sistema auditivo, puntos relacionados con la
percepción sonora interna y los sentidos del tacto y la vista para
que el paciente capte vibraciones y movimientos.Los sonidos y los
ritmos ayudan a los adultos mayores a controlar el estrés, la
neurosis, los bloqueos emocionales y la depresión, además de
permitirles relacionarse y reconciliarse con el entorno.Gracias a la
música, las actividades relacionadas con la creatividad, la
expresión, el movimiento y la relajación se vuelven más
enriquecedoras y estimulantes. La práctica de un instrumento
puede desarrollar en algunos pacientes la actividad motora y así
retardar algunas atrofias degenerativas. Además, los motiva
psicológicamente al estimular la creatividad, la expresión, la
coordinación y la memoria.Musicoterapia y AlzheimerCon un
www.recursosadventistas.org
Autor:
Güenter Preuss
Categoría:
Música
Páginas:
2
Recursos Adventistas
Biblioteca Electrónica
relativo éxito, el Centro de Día Alzheimer de México trata a sus
pacientes
con
dos
técnicas
básicas
de
musicoterapia.·
Musicoterapia activa: es una terapia de grupo que favorece el
diálogo e intercambio comunicativo con el enfermo. El terapeuta
utiliza diversas técnicas, como el "Punto Karl Orff" que tiene como
principio crear armonía al interior del grupo, restringiendo o
ampliando las interacciones sonoras y rítmicas. Esto fomenta la
socialización del grupo.La musicoterapia activa también se vale de
instrumentos musicales sencillos que permiten al paciente
expresarse y crear a través de improvisaciones melódicas. ·
Musicoterapia receptiva: esta técnica utiliza la audición para crear
un ambiente apropiado para encontrar puntos de relación con los
pacientes, lo que es muy útil dado que los enfermos de Alzheimer
presentan alteraciones de conducta y de personalidad.Para que
esta terapia funcione, se elabora una ficha de cada paciente en la
que se escriben sus antecedentes musicales, es decir, la música
con la cual tuvo contacto y disfrutó.
www.recursosadventistas.org
Descargar

Multiperspectivas