LA IGLESIA – DE PODER A DECADENCIA.
A) LA IGLESIA PRIMITIVA Del día de Pentecostés – 590 D. C.
Jesús había enviado a sus discípulos a Jerusalén, para esperar el derramamiento del Espíritu Santo. Eso
hicieron, estando unánimes en un solo lugar en una actitud de oración Hch. 2. 1-4. La Iglesia nació el día
de Pentecostés, siendo el bautismo con el Espíritu Santo la experiencia que transformó a un grupo de discípulos débiles y miedosos, en apóstoles dinámicos, que Cristo podía usar para establecer su Iglesia. Estos
creyentes llenos del Espíritu sacudían al mundo para Dios. La Iglesia comenzó con gran poder.
1. LA IGLESIA APOSTÓLICA – Del Día de Pentecostés – 100 D. C.
El libro de los Hechos demuestra que la Iglesia Primitiva cumplió con la gran comisión de Cristo. Creyeron, predicaron y practicaron literalmente toda la Palabra de Dios, y él confirmaba su palabra con señales,
que les seguían.
La Iglesia Apostólica demostró Poder sobre:
El Reino Espiritual. Hch. 2. 40-41.
El Reino Eterno. Mt. 10. 40.
El Reino de Satanás. Hch. 8. 7; 19. 11-12.
El Reino Universal. Hch. 2. 4; 10. 46; 19. 6.
El Reino Animal. Hch. 28. 3-5.
El Reino Mineral. Hch. 28. 3-5; Mr.16.18
El Reino Humano. Hch.28.8-9
La Iglesia Apostólica tenía toda la verdad funcionando en medio de ella, y experimentaron entre otras
cosas:
A)
B)
C)
D)
E)
F)
G)
H)
I)
J)
Salvación por fe. Hch.16.30-31; 8.38-39;
Bautismo en Agua. Hch.8.38-39
Santificación. 2 Co.6.17.
Sanidad Divina. Hch.5.16.
Bautismo del Espíritu Santo Hch.2.4
Imposición de Manos y Profecía. Hch.13.2-3; 19.6
Resurrección de los muertos. Hch.9.36-40; 1 Ts.4.15-17.
Juicio Eterno. Hch.5.1-11; 2 Ts.1.7-9.
Alabanza. Hch.16.25.
Gozo. Hch.13.52; Ro.14.17.
(Vea el primer árbol del Esquema)
a. 30 – 100 D. C. Desde el día de Pentecostés hasta la muerte de Juan, la Iglesia era un instrumento poderoso para la extensión del Reino de Dios. No queda evidencia de un ministerio Apostólico después de la
muerte de los apóstoles mencionados en la Biblia. (Bernabé, Apolos, Silas, Pablo, etc.).
2. LA IGLESIA PERSEGUIDA – 100 – 313 D. C.
Puesto que la Iglesia verdadera practicaba la verdad completa, fue perseguida por los judíos y por los líderes políticos. Estos sostenían que los cristianos obedecían y seguían fielmente la causa de Cristo, en lugar
de adorar y servir al Emperador. Por esta causa, la Iglesia sufrió severa persecución: Los echaban en las
cárceles, los quemaban, los echaban a las fieras, los arrastraban con caballos etc. Hubo tres resultados
principales de la persecución:
Primero. Los esparció Hch. 8.1-4. (La Diáspora)
Segundo. La Iglesia Verdadera creció Hch.5.14: 16.19-34; 19. 18, 20.
Tercero. La gloria, el gozo y la predicación del evangelio eran palpables Hch.5. 41; 1 P.4.12-14.
Este período comenzó con todo el entusiasmo y fervor del primer siglo; pero pronto se notó que se daba
más importancia a las ordenanzas y menos al arrepentimiento y la fe.
Poco a poco la Iglesia iba perdiendo la gloria y el poder; muchos ya no hablaban otras lenguas, la operación de los ministerios y dones era cada vez más rara. Sin la unción del Espíritu Santo en la Iglesia, también hacían que escasearan los frutos del Espíritu.
a. 130 D. C. Puesto que el ministerio Apostólico ya no funcionaba en la Iglesia, el ministerio paralelo, el
de Profeta, también pronto desapareció. Con la pérdida de este ministerio, la doctrina de la imposición de
manos llegó a ser sólo un rito. Para el año 140 D. C. casi no se oía ningún mensaje profético en la congregación local.
(Ver el segundo árbol).
b. 150 D. C. Con la falta de dependencia del Espíritu de Dios, la severa persecución y además una oposición de parte de la Iglesia contra las manifestaciones bíblicas del Espíritu Santo; no es sorprendente, que
la experiencia genuina del bautismo con el Espíritu Santo y los dones del Espíritu desaparecieron para el
año 150 D. C. Sin embargo, se mantenían muchas de las formas externas, pero el pueblo no tenía un encuentro vivo con el Espíritu.
c. 160 D. C. Puesto que los hombres ya no tenían vidas controladas por el Espíritu, no era conveniente
tener un liderato plural de ancianos (Ministros). Si no hay en el liderato múltiple una fuerte unidad por el
Espíritu, hay tendencia de levantarse el uno contra el otro; como resultado, obispos con poder, casi monarcas, fueron elegidos tomando en cuenta su habilidad más que su espiritualidad.
d. 180 D. C. Si una persona no puede buscar la dirección y guía del Espíritu, tiene que buscarla en otros
hombres. Y así sucedió con las Iglesias locales recién establecidas; muchas de estas Iglesias pequeñas
llegaron a depender tanto de las Iglesias grandes, que perdieron su autonomía local. Para entonces, muchas de estas Iglesias ya miraban en dirección a Roma, así que, desde este tiempo, fueron sembradas las
semillas de la primacía Romana.
e. 200 D. C. El Espíritu ya tenía muy poco control sobre las vidas de individuos. Pocas de las doctrinas y
verdades de la Iglesia llegaron a ser una experiencia real en los creyentes.
Se formó una brecha entre la doctrina y la experiencia. En muchos casos permanecía la forma externa,
pero la espiritualidad había desaparecido. Comenzaron a abusar del bautismo y en 185 D. C. tenemos el
primer registro de bautismo infantil.
f. 210 D. C. Puesto que la distinción entre el clero y el pueblo era muy fuerte, se perdió el entendimiento
del Sacerdocio de todos los creyentes, y el ministerio del Cuerpo de Cristo cesó. Pronto cambiaron la verdad de la iglesia y para alinearla con su experiencia, sólo los ministros o el clero fueron designados como
“Sacerdotes”.
g. 225 D. C. Como no recibían la guía y enseñanza del Espíritu de Dios, no podían depender de él para
mantener la unidad de la fe. Para forzar y sostener la unidad externa, formularon declaraciones de las
creencias o “credos,” que fueron memorizados, muy a menudo, sin ser entendidos, y estos llegaron a ser la
base o requisito de la membresía en la Iglesia.
h. 240 D. C. Mundanalidad se infiltraba en la Iglesia. Sin el poder del Espíritu para vivir vidas separadas,
la norma de santidad mantenida por la Iglesia Primitiva era imposible. Algunos, al reconocer este problema, fundaron los primeros monasterios. Eso hizo provisión para una doble norma de vida cristiana. Había
el “cristiano ordinario,” y el ascético que trataba de vivir la “vida consagrada”.
i. 300 D. C. A causa del rigor de estos grupos ascéticos se desarrolló un énfasis desmedido en las obras,
como mérito para la vida eterna. (Ver el segundo árbol del Esquema).
3. EL ESTABLECIMIENTO DE LA IGLESIA CATÓLICA ROMANA – De 313 – 590 D. C.
Constantino fue nombrado gobernador del Imperio Romano, se “convirtió” al cristianismo y lo escogió
como la mejor de las religiones. Constantino puso fin a la persecución y estableció la Iglesia Católica Romana.
Durante el reinado de Constantino la condición legal de la Iglesia cambió por completo. Por ejemplo: Su
gobierno estableció una ley concediendo a la Iglesia una posición favorecida; los del clero no tenían deberes públicos, y recibían del gobierno subsidios por sus servicios; el estado reconoció el domingo como un
día de descanso; se oprimía a los enemigos de la Iglesia, etc.
a. 313 D. C. Constantino hizo el famoso decreto de la tolerancia religiosa, se llama el decreto de Milán. En
este tiempo el estado comenzó a ejercer control sobre los asuntos de la Iglesia establecida, y hombres con
poca o ninguna experiencia religiosa, fueron instrumentos para formular la doctrina de la Iglesia. El edicto
o Credo de Nicea fue el resultado de los esfuerzos de Constantino.
b. 350 D. C. El cristianismo era la religión del estado, y todos los que no pertenecían a la Iglesia eran perseguidos. Como se esperaba, la mayoría de los paganos preferían llamarse “cristianos” que hacer frente a
la espada. Ya no había énfasis en la experiencia de Salvación, con la doctrina de justificación por fe, ni se
mencionaba el nacer de nuevo en el reino de Dios.
c. 380 D. C. El Emperador Teodosio hizo de Roma, que ya era la capital del imperio, el centro de la autoridad máxima en los asuntos de la Iglesia.
d. 392 D. C. Teodosio prohibió la adoración pagana. Ahora tomar parte en otra religión, que no fuera la
Católica Romana, era castigado con la pena de muerte. Los que no seguían la enseñanza de la Iglesia establecida eran perseguidos. ¡Qué cambio de eventos! Como Jesús había predicho, la Iglesia comenzó siendo
perseguida por el mundo, pero ahora la Iglesia perseguía a los paganos. Ya no era la Iglesia que Cristo
había comisionado para predicar el evangelio a toda criatura.
e. 400 D. C. Ahora el rito del bautismo fue considerado innecesario y sin importancia. Muchos esperaban
hasta la muerte para ser bautizados. En esta Iglesia, cuyos miembros, en su mayoría, eran paganos, el bautismo tenía poco significado.
f. 484 D. C. El sacerdocio y el clero fueron escogidos de los más pobres y menos educados (de la clase
baja), porque el emperador había exentado al clero de impuestos y no quería perder grandes ingresos, así
la Iglesia estaba establecida por completo conforme al sistema Babilónico.
g. Esta situación permaneció hasta el año 590 D. C. y aún fue empeorando durante la Edad Media u Oscura.
Se levanta la pregunta, ¿Cómo falló la Iglesia establecida?
Mirando la condición de la Iglesia durante esta época, uno se pregunta, “¿Cómo podía la gente ser tan
ciega a la verdad? ¿Cómo podían creer que lo que estaban practicando era la verdadera cristiandad?”.
Tenemos que recordar que en el tiempo ocurrido entre la muerte de los apóstoles y la Edad Oscura, los
cambios que vinieron eran sutiles y graduales. Posiblemente la causa principal de la decadencia de la Iglesia fue su mezcla con las religiones paganas, con sus ritos, costumbres y con el mundo. En la Iglesia Primitiva, a causa de la persecución, entre los creyentes había una entrega total, tenían que vivir muy cerca
del Señor y en unidad los unos con los otros. Las personas que se hicieron cristianos adoptaron una manera de vivir muy distinta de su vida pasada.
Cuando la Iglesia comenzó a ser popular comenzó a perder la gloria; no había tanto énfasis sobre la entrega y separación, pero más bien había una infiltración del mundo. Este compromiso con el mundo llegó a
ser la levadura que eventualmente contaminó a toda la Iglesia.
(Ver el tercer árbol del Esquema).
B. LA EDAD MEDIA U OSCURA - 590 - 1517 D. C.
La Iglesia de la Edad Media u Oscura fue edificada bajo el sistema Babilónico y cayó a un lugar tan bajo,
que surgieron las cruzadas y la inquisición como resultado de la decadencia de la Iglesia. El cuerpo de
Jesucristo dejó de existir, la Iglesia fue llevada a un sistema religioso falso que tomó como símbolo el
nombre de Cristo. El compromiso con el mundo crecía cada día más.
A causa de los grandes privilegios que existían en la Iglesia, gente no convertida se adhería, y la libertad
del Espíritu, que antes gozaban, fue sustituida por formas y ritos religiosos. Por esta causa, la Iglesia cambiaba constantemente sus creencias para hacer que los inconversos se sintieran más cómodos en la Iglesia.
A continuación algunos cambios que hicieron para mejorar su relación con los inconversos:
Liturgias, Oraciones formuladas por hombres (la gente inconversa, que no conocía a Dios, no sabía como
llegar a él en oración; por eso necesitaba estas formas para poder seguirlas).
Los edificios de la Iglesia fueron construidos cada vez más grandes, con adornos y cuadros que cubrían las
paredes de las Iglesias. Sobre las Iglesias aparecieron torres impresionantes con capiteles, que fueron copiadas de los templos del sol de los paganos. Y crearon cultos de dignidad para impresionar al hombre
natural, en vez de agradar a Dios.
Los paganos que acostumbraban adorar a ídolos en sitios sagrados, rápidamente cambiaban sus ídolos
para adorar a los santos y a los primeros apóstoles, y especialmente a la virgen María.
Era muy natural que los paganos inconversos, que ahora estaban en la Iglesia, todavía buscaran objetos
“materiales” para adorar. Imágenes de los santos, cuadros y el crucifijo servían como objetos de su adoración.
Los paganos no podían confiar en un Dios que no CONOCÍAN; por eso comenzaron a confiar en obispos,
a quienes podían ver, tocar y oír con el oído natural. Gradualmente la palabra de los obispos llegó a ser la
ley y autoridad, hasta que ya no quedaba más VERDAD en la Iglesia.
A causa de que la gente estaba acostumbrada a que la autoridad política proviniera de Roma, fue muy fácil
olvidarse de Dios y considerar a esta ciudad como la sede de toda autoridad. Poco a poco la Iglesia Romana reclamaba primacía en asuntos religiosos, tal como el estado Romano tenía primacía en asuntos políticos. Con el tiempo, Roma buscaba pruebas que apoyaran su demanda de primacía. Afirmaban que Pedro
había sido el primer papa, aunque evidentemente sabemos que él nunca estuvo en Roma. Esta pretensión
de autoridad fue pasada entonces de papa a papa hasta hoy.
A la altura de la Edad Oscura, el papa llegó a gobernar el Imperio entero como la máxima autoridad en él;
por el contrario, la Iglesia era un desierto, sin la verdad, sin gozo, sin justicia y abandonada por Dios, como está escrito en la profecía de Joel 1.11-20.
l) 590 – 1073 D. C. El poder del papa llega a la supremacía y termina con Gregorio VII, quien fue considerado poseedor del poder más grande.
2) 1073 – 1294 D. C. Es la época más Oscura de la Historia de la Iglesia.
3) 1294 – 1517 D. C. El poder del papa comienza a declinar y varios grupos comienzan a levantarse; terminando esta era con el avivamiento de las ciencias y las artes, que se conoce con el nombre de: “El Renacimiento”. (Vea el cuarto árbol).
¿Se Olvidó Dios De Su Pueblo?
Como con Israel en tiempos antiguos, Dios nunca permite que la luz de la verdad se apague. (1 S.3.3). A
través de la historia del Antiguo Testamento y toda la apostasía de los hijos de Israel, Dios, en su infinita
misericordia, siempre ha preservado a un remanente, que se ha adherido a la verdad. Dios nunca va a estar
sin sus testigos en la tierra. Ha habido una sucesión de hombres justificados por la fe, que fueron preservados a través de toda la historia del hombre hasta el día presente.
2 R.19.30-31; Is. 1. 9; Ex.14. 22; Ro. 11. 5; Ez. 6. 8; Jer. 2. 32; Am. 5. 15; Mi. 4. 7; Zac. 8. 12; Ro. 9. 27.
¿Donde se encuentra el verdadero pueblo de Dios en la historia de la Iglesia?
Es desafortunado, pero desde el año 150 D. C. tenemos que mirar a aquellos grupos a los cuales la Iglesia
consideraba “herejes,” para encontrar a verdaderos creyentes que adoraban a Dios en Espíritu y en verdad.
Por un estudio minucioso se puede probar que Dios, a través de la historia, preservaba a un pueblo para
llevar su nombre. Siempre ha habido grupos aislados de creyentes que han tenido una experiencia con el
Señor, y que viven conforme a ella, cueste lo que cueste.
C. PERIODO MODERNO 1517 Hasta Hoy.
Aquí comienza la restauración de la Iglesia Invisible, (la verdadera) que sigue hasta estos días.
1) Los años 1517 – 1684 es el Período de la Reforma.
2) De 1684 Hasta hoy se llama el Período Evangélico Moderno.
3) La Restauración del Espíritu Santo 1902, 1906, 1948.
(Ver cuarto, quinto y sexto árbol).
PREGUNTAS
l. ¿Qué nivel de autoridad espiritual fue demostrado por la Iglesia Primitiva?
2. ¿Cuál fue la causa principal de la decadencia de la Iglesia?
3. ¿Cuáles verdades importantes de la Biblia fueron perdidas en los primeros 500 años de la historia de la
Iglesia?
4. ¿Cuál fue la condición espiritual de la Iglesia en la Edad Media?
Descargar

Descarga - Iglesia Evangélica de oviedo