VARIOS 1931/2005-PL.
PROMOVENTES:
MAGISTRADOS
INTEGRANTES DE LOS TRIBUNALES
COLEGIADOS DE CIRCUITO EN MATERIA
PENAL DEL PRIMER CIRCUITO.
PONENTE: MINISTRO JUAN N. SILVA MEZA.
SECRETARIO: ROBERTO AVILA ORNELAS.
México, Distrito Federal. Acuerdo de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, correspondiente al día dos de marzo de
dos mil nueve.
V I S T O S; y
R E S U L T A N D O:
PRIMERO.- Por escrito dirigido a los Ministros de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación y a los Consejeros de la
Judicatura Federal, integrantes de la Comisión Conjunta para
garantizar
y
fortalecer
la
autonomía
de
los
órganos
e
independencia de los integrantes del Poder Judicial de la
Federación, presentado en la Oficina de Certificación Judicial y
Correspondencia de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación,
el quince de noviembre de dos mil cinco, los Magistrados
integrantes de los Tribunales Colegiados en Materia Penal del
Primer Circuito, en lo esencial, expresaron lo siguiente:
1.- Que mediante un oficio recibido el veinticinco de octubre
de dos mil cinco, el agente del Ministerio Público de la
Federación, Licenciado Eduardo Hernández Ávila, comunicó a la
Magistrada de Circuito Licenciada Irma Rivero Ortiz de Alcántara
VARIOS 1931/2005-PL.
la resolución de veintiuno del propio mes, pronunciada en la
averiguación previa 116/UEIDCSPCAJ/2005, formulada por el
abogado del señor Óscar Espinosa Villarreal, en contra de ella y
de los restantes integrantes del Segundo Tribunal Colegiado en
Materia Penal del Primer Circuito, magistrados José Luis
González y Enrique Escobar Ángeles, resolución en la que se
determinó, entre otras cosas, que es facultad potestativa de la
autoridad investigadora, y no un servidor público al que deba
recabarse su testimonio, decidir si habrá de examinársele por
medio de oficio.
Que conforme al artículo 245 del Código Federal de
Procedimientos Penales, sólo en el caso de que haya de
examinarse a los altos funcionarios de la Federación, la autoridad
que practique las diligencias debe trasladarse al domicilio u
oficina de dichas personas para tomarles su declaración; cuya
calidad de alto funcionario, en concepto del agente de Ministerio
Público de que se trata, no tenía la Magistrada Irma Rivero Ortiz
de Alcántara; ya que los artículos 108, 109 y 110 de la
Constitución Federal no precisan “qué sujetos deben estimarse
como altos funcionarios de la federación”.
2.- Que consideran que la actuación de la Procuraduría
General de la República, a través del agente del Ministerio
Público de referencia, constituye un ataque a la autonomía e
independencia del Poder Judicial de la Federación, al desconocer
la calidad de altas funcionarios de la Federación a los
Magistrados de Circuito Jueces de Distrito que integran el Poder
Judicial de la Federación, siendo que sí tienen tal calidad, de
2
VARIOS 1931/2005-PL.
acuerdo con los artículos 94, 97, 101, 108, 109 y 110
constitucionales, y 110 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la
Federación.
Que de aceptarse como cierta la postura del citado agente
del Ministerio Público investigador, ello implicaría subordinar el
Poder Judicial de la Federación a otro Poder, del que forma parte
el Ministerio Público de la Federación, lo que constituye un ataque
a la dignidad de los Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito
en el ejercicio de sus funciones.
3.- Que de acuerdo con los artículos 11 y 68, párrafo
segundo, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación,
el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el
Consejo de la Judicatura Federal tienen encomendado velar en
todo momento por la autonomía de los órganos del Poder Judicial
de la Federación, y por la independencia de sus miembros; lo que
aunado a que tanto los Jueces de Distrito como los Magistrados
de Circuito, en su calidad de servidores públicos de la Federación,
juzgan actos y conductas de altos funcionarios de la propia
Federación, puesto que tienen a su cargo el desempeño de
delicadas facultades en los juicios de amparo y procesos penales
federales, en los términos de los artículos 103, 104, 106 y 107 de
la Constitución Federal, por lo que deben ser considerados como
altos funcionarios.
4.- Que de no estimarse así, los Magistrados de referencia
manifiestan que la autonomía del Poder Judicial de la Federación
y la independencia de sus miembros, estaría en riesgo cuando
3
VARIOS 1931/2005-PL.
éstos sean sujetos de una averiguación previa, ya sea como
indiciados o como testigos, “puesto que el Ministerio Público de la
Federación, es parte en los juicios de procesos penales y de
amparo que los juzgadores resolvemos, y el permitir que seamos
tratados como cualquier persona, sin tomar en cuenta la
naturaleza de la función, como responsables del control de
legalidad, y que generalmente las denuncias formuladas con
motivo de las sentencias que pronunciamos pueden interpretarse
como actos de venganza, pero lo más grave es que, permitir lo
anterior, debilita la independencia que todo juzgador debe tener”.
5.- Que por lo anterior, los promoventes, solicitan a la
Comisión Conjunta para Garantizar y Fortalecer la Autonomía e
Independencia del Poder Judicial de la Federación, lo siguiente:
I. Se emita un acuerdo en el cual se proteja la autonomía de
los órganos jurisdiccionales y la independencia de sus miembros,
en los términos de los artículos 100, párrafo octavo, de la
Constitución Federal; 11, fracción XXI, y 81, fracción II, de la Ley
Orgánica del Poder Judicial de la Federación.
II. Se determine que como altos funcionarios judiciales los
Magistrados de Circuito no están obligados a comparecer
personalmente en una averiguación previa, en la que sean citados
a declarar con el carácter de indiciados o testigos, en virtud de
que el Ministerio Público de la Federación debe actuar en
términos del artículo 245 del Código Federal de Procedimientos
Penales, el cual establece que cuando haya que examinar a los
altos funcionarios de la Federación, quien practique las diligencias
4
VARIOS 1931/2005-PL.
se trasladará al domicilio u oficina de dichas personas para
tomarles su declaración o, si lo estima conveniente, solicitará de
aquéllos que la rindan por medio de oficio.
III. Que se determine, por elemental atención de los
magistrados (que desempeñan una función de control de
legalidad, la cual originariamente ejercía la Suprema Corte de
Justicia de la Nación), que se les otorguen las consideraciones
correspondientes.
SEGUNDO.- El Presidente de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, por acuerdo de fecha dieciséis se noviembre de dos
mil cinco, admitió a trámite y mandó formar y registrar el
expediente bajo el número Varios 1931/2005-PL; así como la
elaboración del dictamen correspondiente según lo dispuesto en
los artículos 10, fracción XI, 11, primer párrafo, así como en la
fracción XXII, de ese numeral y 14, fracción II, párrafo segundo,
de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, y turnó el
presente asunto al señor Ministro Juan N. Silva Meza, para la
elaboración de la propuesta de trámite que deba acordar el
Tribunal Pleno, en relación con este asunto.
TERCERO.- Por escrito entregado en la Oficina de
Certificación Judicial y Correspondencia de esta Suprema Corte
de Justicia de la Nación el diecisiete de noviembre de dos mil
cinco, la Magistrada María Eugenia Estela Martínez Cardiel,
Coordinadora de Tribunales Colegiados en Materia Penal del
Primer
Circuito,
remitió
copia
del
oficio
número
UEIDSPAJ/CAJ/1273/2005, suscrito por el licenciado Eduardo
5
VARIOS 1931/2005-PL.
Hernández Ávila, Agente del Ministerio Público de la Federación
titular de la mesa XIV-UEIDSPCAJ, mediante el cual le reconoce
a la Magistrado Irma Rivero Ortiz de Alcántara su calidad de alta
funcionaria de la Federación.
CUARTO.- Mediante acuerdo de fecha dieciocho de
noviembre de dos mil cinco, el Presidente de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, ordenó agregar a los autos el oficio de
referencia, y devolver los autos al Ministro Ponente.
C O N S I D E R A N D O:
PRIMERO.- Esta Suprema Corte de Justicia de la Nación, es
competente para conocer del presente asunto, en términos de lo
dispuesto en los artículos 10, fracción XI, 11, fracción XXII, de en
virtud de que se refiere a una consulta planteada por Magistrados
de Circuito en relación con el tema de la autonomía judicial, cuyo
garante es este Alto Tribunal.
Y si bien el presente asunto pudo hacerse del conocimiento
de la Comisión Conjunta para garantizar y fortalecer la autonomía
de los órganos e independencia de los integrantes del Poder
Judicial de la Federación, para que, en términos del artículo tercer
del Acuerdo General Conjunto del Tribunal Pleno de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación y del Pleno del Consejo de la
Judicatura Federal, que la crea y reglamenta, analizara la
denuncia recibida y, en su caso, formulara las recomendaciones
pertinentes, toda que el tema a dilucidar consistente en
determinar si los Magistrados de Circuito deben o no considerarse
6
VARIOS 1931/2005-PL.
como altos funcionarios de la Federación para los efectos del
artículo 245 del Código Federal de Procedimientos Penales,
guarda estrecha relación con la independencia judicial, de la que
esta Suprema Corte de Justicia de la Nación es garante, con
fundamento en los artículos 11 y 68 de la Ley Orgánica del Poder
Judicial de la Federación, este Tribunal Pleno se hace cargo de
tal interpretación.
SEGUNDO.- Los Magistrados integrantes de los Tribunales
Colegiados en Materia Penal del Primer Circuito que promueven,
están legitimados para formular la petición de origen del presente
expediente, en términos de los artículos 11, párrafo primero; 68,
párrafo segundo, y 131, fracción I, de la Ley Orgánica del Poder
Judicial de la Federación, en relación con los artículos segundo,
tercero y cuarto del Acuerdo General Conjunto del Tribunal Pleno
de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Pleno del
Consejeros de la Judicatura Federal 1/1997, que crea la Comisión
Conjunta para garantizar y fortalecer la autonomía de los órganos
e independencia de los integrantes del Poder Judicial de la
Federación.
TERCERO.- La independencia judicial, es considerada por
el conocimiento jurídico como parte de las garantías judiciales,
junto a la autonomía, la imparcialidad y la eficacia de los
juzgadores entre otras; en la medida en que hace valer frente a
los otros órganos de poder para permitir el desarrollo de una
mejor administración de justicia, se traduce en forma indirecta en
un respaldo a la garantía de los justiciables a que se les
administre justicia de manera pronta, completa e imparcial,
7
VARIOS 1931/2005-PL.
consagrada en el artículo 17, párrafo segundo constitucional.
Además el párrafo quinto del mismo artículo, señala que las leyes
secundarias, tanto federales como locales, deben garantizar la
independencia judicial, pero no como una prerrogativa de los
juzgadores, sino como derecho fundamental de los gobernados,
toda vez que dicha disposición se encuentra dentro del capítulo
de las garantías individuales.
Este Tribunal Pleno ha reconocido que la independencia
judicial constituye un principio de rango constitucional vinculado,
entre otros aspectos, con los derechos de los juzgadores, y que
dicho principio debe ser el eje rector al interpretar cualquier
regulación relacionada con la actividad jurisdiccional; lo anterior
según se deduce de los términos establecidos en el siguiente
criterio:
Novena Época.
Instancia: Pleno.
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta.
Tomo XXIII, febrero de 2006.
Tesis: P. XIV/2006.
Página: 24.
"INDEPENDENCIA JUDICIAL. ES UN PRINCIPIO DE
"RANGO
CONSTITUCIONAL.
La
independencia
"judicial constituye un rasgo distintivo de la
"regulación constitucional y legal que rige, entre
"otros
aspectos,
"nombramiento,
los
relacionados
duración
en
el
con
el
cargo,
"remuneraciones y demás aspectos relevantes de
"los derechos y obligaciones de los titulares de los
8
VARIOS 1931/2005-PL.
"órganos jurisdiccionales, por lo que, al interpretar
"dicha regulación, las conclusiones a las que se
"arribe deben ser acordes con ese principio".
Controversia judicial federal 1/2005. Noé Corzo
Corral y otros. 11 de octubre de 2005. Mayoría de
siete votos. Disidentes: José Ramón Cossío Díaz,
Genaro David Góngora Pimentel y Juan N. Silva
Meza. Ausente: José de Jesús Gudiño Pelayo.
Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo; en su
ausencia hizo suyo el asunto el señor Ministro
presidente Mariano Azuela Güitrón. Secretarios:
José Alberto Tamayo Valenzuela y Rafael Coello
Cetina.
Y en cuanto al contenido de la citada independencia judicial,
este Alto Tribunal ha establecido que consiste en la garantía de
que los juzgadores emitan sus resoluciones sin ninguna clase de
influencia ajena al reconocimiento jurídico, según se deduce del
siguiente criterio:
Novena Época.
Instancia: Pleno.
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta.
Tomo XXIII, febrero de 2006.
Tesis: P. XIII/2006.
Página: 25.
"INDEPENDENCIA JUDICIAL. LOS DERECHOS QUE
"ASISTEN
AL
TITULAR
DEL
ÓRGANO
"JURISDICCIONAL TIENDEN A GARANTIZAR QUE
"RESUELVA SIEMPRE CONFORME A DERECHO,
"SIN INFLUENCIAS AJENAS. De la interpretación
"sistemática de los artículos 17, 94, párrafo octavo,
9
VARIOS 1931/2005-PL.
"99, párrafo penúltimo, 100, párrafo séptimo, 101 y
"128 de la Constitución Política de los Estados
"Unidos
Mexicanos
debe
concluirse
que
los
"titulares de los órganos jurisdiccionales se rigen
"por un sistema que garantiza su independencia,
"consistente en la actitud que debe asumir todo
"juzgador para emitir sus resoluciones con apego a
"derecho, al margen de todo tipo de presiones o
"intereses extraños, lo cual se protege mediante
"diversos mecanismos, como son la fijación de un
"plazo de duración en el cargo, la imposibilidad de
"disminuir sus remuneraciones y de que ocupen
"diverso empleo o encargo durante un periodo".
Controversia judicial federal 1/2005. Noé Corzo
Corral y otros. 11 de octubre de 2005. Mayoría de
siete votos. Disidentes: José Ramón Cossío Díaz,
Genaro David Góngora Pimentel y Juan N. Silva
Meza. Ausente: José de Jesús Gudiño Pelayo.
Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo; en su
ausencia hizo suyo el asunto el señor Ministro
presidente Mariano Azuela Güitrón. Secretarios:
José Alberto Tamayo Valenzuela y Rafael Coello
Cetina.
Ahora bien, en lo que hace a los juzgadores, los artículos 17,
párrafos primero, segundo y quinto: 94, párrafo primero; 97,
párrafo primero, y 100, párrafo séptimo, constitucionales, señalan
lo siguiente:
"Artículo 17.- Ninguna persona podrá hacerse
"justicia por sí misma, ni ejercer violencia para
"reclamar su derecho.
10
VARIOS 1931/2005-PL.
"Toda persona tiene derecho a que se le administre
"justicia por tribunales que estarán expeditos para
"impartirla en los plazos y términos que fijen las
"leyes, emitiendo sus resoluciones de manera
"pronta, completa e imparcial. Su servicio será
"gratuito, quedando, en consecuencia, prohibidas
"las costas judiciales.
"[…]
"Las leyes federales y locales establecerán los
"medios necesarios para que se garantice la
"independencia de los tribunales y la plena
"ejecución de sus resoluciones.
"[…]".
"Artículo 94.- Se deposita el ejercicio del Poder
"Judicial de la Federación en una Suprema Corte
"de Justicia, en un Tribunal Electoral, en Tribunales
"Colegiados y Unitarios de Circuito y en Juzgados
"de Distrito.
"[…]".
"Artículo 97.- Los Magistrados de Circuito y los
"Jueces de Distrito serán nombrados y adscritos
"por el Consejo de la Judicatura Federal, con base
"en criterios objetivos y de acuerdo a los requisitos
"y procedimientos que establezca la ley. Durarán
"seis años en el ejercicio de su encargo, al término
"de los cuales, si fueran ratificados o promovidos a
"cargos superiores, sólo podrán ser privados de
11
VARIOS 1931/2005-PL.
"sus puestos en los casos y conforme a los
"procedimientos que establezca la ley.
"[…]".
"Artículo 100.- […]
"La ley establecerá las bases para la formación y
"actualización de funcionarios, así como para el
"desarrollo de la carrera judicial, la cual se regirá
"por los principios de excelencia, objetividad,
"imparcialidad, profesionalismo e independencia.
"[…]".
De lo anterior, se aprecia que los titulares de órganos
jurisdiccionales tienen el carácter de funcionarios públicos
judiciales, que representan al Estado en la función jurisdiccional,
pues de los numerales en comento, pueden desprenderse los
siguientes principios:
1.- A ninguna persona le está permitido hacerse justicia por
sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho, sino que
toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por
tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y
términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de
manera pronta, completa e imparcial.
2.- Las leyes federales y locales establecerán los medios
necesarios para que se garantice la independencia de los
tribunales y la plena ejecución de sus resoluciones.
12
VARIOS 1931/2005-PL.
3.- Se deposita el ejercicio del Poder Judicial de la
Federación en una Suprema Corte de Justicia, en un Tribunal
Electoral, en Tribunales Colegiados y Unitarios de Circuito y en
Juzgados de Distrito.
4.- Los Magistrados de Circuito y los Jueces de Distrito
durarán seis años en el ejercicio de su encargo, al término de los
cuales, si fueran ratificados o promovidos a cargos superiores,
sólo podrán ser privados de sus puestos en los casos y conforme
a los procedimientos que establezca la ley.
5.- La ley establecerá las bases para la formación y
actualización de funcionarios, así como para el desarrollo de la
carrera judicial, la cual se regirá por los principios de excelencia,
objetividad, imparcialidad, profesionalismo e independencia.
Así, es claro que los Magistrados de Circuito y los Jueces de
Distrito tienen la calidad de funcionarios públicos judiciales,
puesto que el diseño constitucional les encomienda una función
jurisdiccional de gran relevancia.
Por otra parte, debe tomarse en cuenta que los juzgadores,
tienen a su cargo un servicio público de orden federal en nombre
del Estado, de evidente trascendencia social, por lo que al dirigir
los juicios, dictar y ejecutar los fallos de las controversias jurídicas
sometidas a su potestad expresan la voluntad del Estado, que no
es otra cosa que la expresión de la soberanía popular a que
refiere el artículo 39 constitucional y que se expresa a través de
13
VARIOS 1931/2005-PL.
los poderes constituidos, como se prevé en el artículo 49 de la
propia norma fundamental.
Por tal motivo, es primordial interés constitucional, que la
labor de los juzgadores pueda desarrollarse sin ninguna clase de
actividad que vulnere o tienda a vulnerar su independencia por
parte de los otros órganos estatales, pues ellos se traduciría en
un atentado a sus garantías judiciales en forma directa y a las
garantías de los justiciables, en vía indirecta, con el consecuente
desbordamiento de los cauces constitucionales en detrimento de
la adecuada administración de justicia, que como decisión política
fundamental, la soberanía popular consagró como derecho
fundamental en el artículo 17 constitucional.
En consecuencia, debe estimarse que los juzgadores del
Poder Judicial de la Federación tienen el carácter de altos
funcionarios de la Federación para los efectos del artículo 245 del
Código Federal de Procedimientos Penales, y por lo tanto no
están
obligados
a
comparecer
personalmente
en
una
averiguación previa, en la que sean citados a declarar con el
carácter de indiciados o testigos.
Lo anterior, precisamente en atención a la garantía de
independencia judicial que debe hacerse valer frente a otros entes
estatales como una forma de privilegiar una mejor administración
de justicia en beneficio de los gobernados; cuestión ésta de
enrome interés social, por lo que debe garantizarse que la labor
judicial ocurra sin ninguna clase de obstáculo a la independencia
de los juzgadores, puesto que ello atenta contra la correcta
14
VARIOS 1931/2005-PL.
administración de justicia ya citada, misma que, como ya se dijo,
ha sido consagrada por el Poder Constituyente como un derecho
fundamental, razón por la que debe preservarse a toda costa la
garantía de independencia judicial, puesto que ello conlleva el
respeto irrestricto del artículo 17 constitucional.
En tal virtud, los juzgadores del Poder Judicial de la
Federación
no
pueden
estar
obligados
a
comparecer
personalmente en una averiguación previa, ya sea que se les cite
como indiciados o como testigos, debido a que para respetar su
garantía jurisdiccional de independencia judicial y la garantía
individual de los gobernados a una adecuada administración de
justicia, debe estimarse que tienen el carácter de altos
funcionarios de la Federación para los efectos del artículo 245 del
Código Federal de Procedimientos Penales.
Por lo expuesto y fundado, se propone:
PRIMERO.- Los juzgadores del Poder Judicial de la
Federación tienen el carácter de altos funcionarios de la
Federación para los efectos del artículo 245 del Código Federal
de Procedimientos Penales.
SEGUNDO.- Comuníquese lo anterior al Consejo de la
Judicatura Federal para que, en el ámbito de su competencia,
emita un acuerdo general tendiente a garantizar que se respete
tal categoría procesal de los juzgadores del Poder Judicial de la
Federación.
15
VARIOS 1931/2005-PL.
TERCERO.- Comuníquese lo anterior al Procurador General
de la República.
Así lo resolvió la Suprema Corte de Justicia de la Nación,
por mayoría de diez votos de los señores Ministros Aguirre
Anguiano, Luna Ramos, Franco González Salas, Góngora
Pimentel, Gudiño Pelayo, Azuela Güitrón, Valls Hernández,
Sánchez Cordero de García Villegas y Presidente Ortiz
Mayagoitia; el señor Ministro Cossío Díaz votó en contra y reservó
su derecho para formular voto particular.
Firman el Ministro Presidente y el Ministro Ponente, con el
Secretario de Acuerdos, que autoriza y da fe.
PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE
DE JUSTICIA DE LA NACIÓN.
MINISTRO GUILLERMO I. ORTIZ MAYAGOITIA.
16
VARIOS 1931/2005-PL.
PONENTE
MINISTRO JUAN N. SILVA MEZA.
SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS
DE LA SUPREMA CORTE
DE JUSTICIA DE LA NACIÓN.
LIC. JOSÉ JAVIER AGUILAR DOMÍNGUEZ.
ESTA HOJA CORRESPONDE AL VARIOS 1931/2005-PL, PROMOVIDO POR
MAGISTRADOS INTEGRANTES DE LOS TRIBUNALES COLEGIDOS DE CIRCUITO EN
MATERIA PENAL DEL PRIMER CIRCUITO, FALLADO EL DOS DE MARZO DE DOS MIL
NUEVE POR MAYORÍA DE DIEZ VOTOS DE LOS SEÑORES MINISTROS AGUIRRE
ANGUIANO, LUNA RAMOS, FRANCO GONZÁLEZ SALAS, GÓNGORA PIMENTEL,
GUDIÑO PELAYO, AZUELA GÜITRÓN, VALLS HERNÁNDEZ, SÁNCHEZ CORDERO DE
GARCÍA VILLEGAS Y PRESIDENTE ORTIZ MAYAGOITIA; EL SEÑOR MINISTRO
COSSÍO DÍAZ VOTÓ EN CONTRA Y RESERVÓ SU DERECHO PARA FORMULAR
VOTO PARTICULAR, EN EL SENTIDO: PRIMERO.- LOS JUZGADORES DEL PODER
JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN TIENEN EL CARÁCTER DE ALTOS FUNCIONARIOS
DE LA FEDERACIÓN PARA LOS EFECTOS DEL ARTÍCULO 245 DEL CÓDIGO
FEDERAL DE PROCEDIMIENTOS PENALES.- SEGUNDO.- COMUNÍQUESE LO
ANTERIOR AL CONSEJO DE LA JUDICATURA FEDERAL PARA QUE, EN EL ÁMBITO
DE SU COMPETENCIA, EMITA UN ACUERDO GENERAL TENDIENTE A GARANTIZAR
QUE SE RESPETE TAL CATEGORÍA PROCESAL DE LOS JUZGADORES DEL PODER
JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN.- TERCERO.- COMUNÍQUESE LO ANTERIOR AL
PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA.- CONSTE.
RAO.
17
Descargar

AMPARO DIRECTO EN REVISIÓN 380/2002