Teología Propia
Las Definiciones
Los Versículos
El Bosquejo
I.
II.
III.
IV.
V.
VI.
Introducción a la Teología Propia
La Existencia de Dios
A.
Introducción
B.
Algunos Argumentos y Teorías en Cuanto a la Existencia de Dios
1.
Algunas Teorías erróneas en contra de la Existencia de Dios
2.
Algunos Argumentos a favor de la Existencia de Dios
Los Atributos de Dios
A.
Introducción
B.
Atributos Incomunicables y Comunicables
C.
Atributos Absolutos y Relativos
La Grandeza de Dios
A.
Introducción
B.
Dios es Espíritu
C.
Dios es Persona
D.
Es el Dios Vivo
E.
Dios es Infinito
1.
Es Eterno
2.
Es Omnipresente
3.
Es Omnisciente
4.
Es Omnipotente
F.
Dios es Inmutable
G.
Dios es Perfecto
1.
En Santidad
2.
En Justicia
3.
En Verdad
4.
En Amor
Dios es Una Trinidad
A.
Introducción
B.
Hay Un Solo Dios
C.
La Deidad de las Tres Personas
D.
Las Actividades de las Tres Personas en Armonía Perfecta
Los Nombres de Dios
A.
Introducción
B.
Los Nombres Principales de Dios en la Biblia
C.
Algunos Otros Nombres de Dios en el Antiguo Testamento
(El bosquejo continúa en la próxima página)
1
VII.
VIII.
IX.
X.
La Obra Creativa de Dios
A.
Introducción
B.
La Creación “Ex Nihilo”
C.
La Creación de Todo
D.
La Creación en Seis Días Solares de 24 Horas
E.
El Propósito de La Creación
La Obra Providencial de Dios
A.
Introducción
B.
El Cuidado Providencial de Dios
C.
La Soberanía de Dios
D.
El Mal
El Plan de Dios
A.
Introducción
B.
El Plan de Dios incluye tanto lo que Dios determina como también lo que Dios permite
C.
Dios planificó todo lo que quiere según el afecto de su voluntad y para su propia gloria
D.
Dios, en ninguna manera, es autor del pecado ni lo aprueba, sino que juzgará al
hombre, el cual es responsable por sus propios hechos.
E.
El hombre es verdaderamente invitado a arrepentirse y a elegir a Dios
F.
Dios ha elegido a algunos para la salvación
G.
El Conflicto entre La Soberanía de Dios y La Libre Voluntad del Hombre
Conclusión
Las Definiciones:
Agnosticismo--el concepto de que no hay suficiente base para afirmar ni negar la existencia de
Dios.
Antropomorfismo--antropomorfismos atribuyen a Dios características que pertenecen al hombre,
para que el hombre pueda entender de esta manera algo de la persona de Dios.
Argumento Antropológico--este argumento dice (1) que el hombre es criatura intelectual y moral
y (2) que estos aspectos reflejan un Ser que es intelectualmente y moralmente
perfecto.
Argumento Cosmológico--este argumento dice que tiene que haber una primera causa de todo lo
que existe y Dios es esa causa.
Argumento Ontológico--este argumento encuentra en la mera idea de Dios en el hombre la prueba
de su existencia.
Argumento Teleológico--este argumento aduce que Dios existe de la presencia del orden en el
universo.
Aseidad de Dios--el término señala la absoluta independencia de Dios que quiere decir que Dios
es autoexistente (Harrison, Diccionario de Teología, pg. 67).
Ateísmo--es la negación de la existencia de cualquier tipo de dios (Harrison, Diccionario de
Teología, pg. 65).
2
Atributo--una cualidad o característica de un ser.
Decreto--el plan o un aspecto del plan de Dios.
Deísmo--la creencia que Dios es personal, infinito y el Creador de todo, pero que El abandonó a su
creación.
Dualismo--la creencia que hay dos principios opuestos y eternos, o dos seres divinos, el uno
bueno y el otro malo.
Elección--la selección pre-temporal por parte de Dios de los que habrían de ser salvos (Ryrie,
Teología Bíblica, pg. 613).
Eternidad de Dios--la existencia de Dios no tiene principio ni fin.
Evolución--el proceso de la organización y el desarrollo de todas las cosas, de formas inferiores,
más simples, o peores, a formas superiores, más complejas, o mejores por medios
naturales (Ryrie, pg. 614).
Inmutabilidad de Dios--la constancia de Dios es siempre la misma. Dios nunca cambia.
Infinidad de Dios--en todo lo que Dios es, no tiene límite alguno.
Materialismo--la creencia que todo lo real es material, y que no hay nada espiritual que sea real.
Modalismo--la creencia que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son meramente nombres o
manifestaciones del mismo Dios, y no son personas distintas.
Omnipotencia de Dios--El es todopoderoso; puede hacer cualquier cosa que sea consecuente con
Su propia naturaleza (Ryrie, pg. 615).
Omnipresencia de Dios--Dios está siempre presente en todos los lugares a la vez.
Omnisciencia de Dios--Dios conoce todas las cosas, tanto las reales como las posibles, sin
esfuerzo y con la misma exactitud (Ryrie, pg. 615).
Panteísmo--la creencia que todo cuanto existe se relaciona con Dios y es Dios.
Politeísmo--la creencia que hay más de un Dios o que hay muchos dioses.
Predestinación--se refiere al plan de Dios antes de los sucesos de sus hijos, los elegidos.
Presciencia de Dios--es el conocimiento anticipado de Dios y también su disposición favorable
hacia algunos.
Providencia--la obra continua de Dios, por la cual El mantiene y preserva todos los objetos de su
creación.
3
Santidad de Dios--significa que Dios está separado de todo lo que es inmundo y malo y que todo
lo que El hace es puro y justo (Sproul, Las Grandes Doctrinas de la Biblia, pg. 51).
Soberanía de Dios--la autoridad de Dios se extiende a todo lo que El desea.
Teología Histórica--el estudio de la teología como ha sido desarrollada y defendida a través de
los siglos en la historia de la iglesia.
Teología Natural--es una teología que se desarrolla aparte de la revelación especial y se supone
que el hombre solo por su razonamiento es capaz de conocer ciertas verdades con
respeto a Dios (Harrison, Diccionario de Teología, pg. 604).
Teología Propia--lo que la Biblia enseña con respecto a Dios, su existencia, su grandeza y sus
obras.
Trinidad--hay un solo Dios subsistiendo en una pluralidad de tres Personas, Padre, Hijo y Espíritu
Santo.
Unidad de Dios--las tres Personas de la Trinidad son un solo Dios.
Los Versículos:
Hebreos 11.3,6
Salmo 139.7-10
Malaquías 3.6
Daniel 4.34,35
Génesis 12.1-3
I.
Juan 4.24
Levítico 11.44,45
1 Juan 1.5
Exodo 3.13,14
Isaías 43.1,7,21
Salmo 90.1,2
Deuteronomio 6.4
1 Juan 4.7,8
Jeremías 9.23,24
Isaías 40.28-31
Introducción a la Teología Propia
El origen del término “teología” se encuentra en la combinación de las dos palabras griegas
“theos” (Dios) y “logos” (palabra). La palabra se usa en diferentes sentidos dependiendo de su
contexto. De vez en cuando, por ejemplo, hablamos de la teología histórica o teología natural.
Sin embargo, en este estudio nos limitaremos a usar el término “teología” o “teología propia”
como lo que la Biblia enseña con respecto a Dios, su existencia, su grandeza y sus obras.
No hay otro tema que ha sido estudiado más en la historia de los hombres que la teología.
También, no hay otra enseñanza más impactante ni más importante para el hombre. La teología
propia afecta al hombre directamente en cuanto a:
- su creación.
- su destino final.
- su adoración de Dios.
- sus valores y prioridades.
- su discernimiento de las muchas enseñanzas falsas.
No afecta solamente al hombre en sí, sino también la teología propia afecta otras áreas de
estudio y del conocimiento. Por ejemplo:
A. En la filosofía, la teología nos da el cimiento necesario del cual podemos
4
B.
C.
D.
E.
F.
G.
H.
I.
II.
hablar de las preguntas básicas de la realidad, del conocimiento, del
significado, de las éticas, los valores y la hermosura.
En las éticas, nos damos cuenta que nuestra creencia en Dios (cuya naturaleza
determina lo bueno y lo malo) nos obliga a ser buenos y hacer lo que es bueno.
En la biología, las Escrituras nos enseñan que Dios ha creado el universo con
leyes físicas, las cuales pueden ser estudiadas, entendidas, y aplicadas, y
también que los seres humanos no son meramente formas más desarrolladas
de los animales.
En la psicología, la teología nos enseña que la naturaleza humana fue creada a
la imagen y semejanza de Dios, y cómo el hombre ha sido afectado por la
caída de Adán.
En el derecho, la teología establece que hay un orden moral y universal que
refleja la característica moral de Dios y que las leyes deben tener su base en
dicho orden moral y universal.
En la política, la teología nos ayuda a ver el modelo bíblico de la autoridad de
Dios como el factor determinante en la estructura, el papel y los límites del
gobierno.
En la economía, la teología nos muestra la base para la propiedad privada, la
naturaleza del trabajo y una apreciación por el uso compasivo de riquezas
acumuladas.
En la historia, la teología nos ayuda a entender la historia dentro del contexto
de la historia bíblica de la redención, la cual es la historia global de las
Escrituras: la Creación, la Caída, la Redención y la Consumación.
En el arte y el entretenimiento, la teología nos ayuda a entender lo que es la
creatividad, y nos da principios con los cuales podemos discernir lo que es
sagrado o profano, lo bueno y lo malo (El Mapa Rutero de las Perspectivas
del Mundo, página 29, por Mark Blocher).
La Existencia de Dios
A.
Introducción
La Biblia está dirigida hacia los que creen en la existencia de Dios y se clasifica al
que niega su existencia como necio (Sal.14.1), porque rechaza el mensaje proclamado por
el universo. La creación declara “la gloria de Dios” (Sal. 19.1) y su “eterno poder y
deidad” (Ro. 1.20). Sin embargo, sabemos que por el pecado y la rebelión de la
humanidad, el hombre no puede ni quiere interpretar correctamente el mensaje de la
creación. Hoy en día existen varias teorías erróneas en cuanto a la existencia de Dios.
También, hay algunos argumentos razonables que han sido desarrollados al respecto.
B.
Algunos Argumentos y Teorías en Cuanto a La Existencia de Dios
1.
Algunas Teorías erróneas en cuanto a la Existencia de Dios
Durante la historia de los hombres, se han desarrollado diferentes teorías en
un intento de explicar lo que existe. Sin embargo, al ser evaluadas a la luz de las
5
Escrituras, cada una de estas teorías acusa error. Por ejemplo:
agnosticismo – es la posición filosófica que declara inalcanzable para el
entendimiento humano lo absoluto y sobrenatural, especialmente la
existencia de Dios, aunque no la niega.
ateísmo – la negación de la existencia de cualquier tipo de dios (Harrison,
Diccionario de Teología, pg. 65).
deísmo – es la creencia que Dios es personal, infinito y el Creador de todo, pero
que abandonó su creación.
dualismo – es cualquier sistema filosófico o religioso que explica la realidad
mediante dos principios opuestos, como materia y espíritu, cuerpo y alma, el
bien y el mal, etc.
evolucionismo – es el intento científico de explicar todo lo que existe y su origen
aparte de algo sobrenatural.
materialismo – es la forma de pensar que reduce la realidad a la materia y que
considera que la conciencia o el espíritu no es sino una consecuencia de la
misma.
panteísmo – doctrina según la cual todo cuanto existe se relaciona con Dios y es
Dios.
2.
Algunos Argumentos a favor de la existencia de Dios
Estos argumentos son basados en la creencia que el hombre, aparte de la
Biblia, podía alcanzar conocimiento verdadero de Dios por usar solamente su
razonamiento. Aunque son buenos argumentos, no prueban 100% la existencia de
Dios. A veces se le llama teología natural o argumentos aparte de la revelación
especial de Dios.
a)
Argumento Antropológico --Este argumento dice (1) que el hombre es
criatura intelectual y moral y (2) que estos aspectos reflejan un Ser que es
intelectualmente y moralmente perfecto. La conciencia y la naturaleza
moral del hombre exigen un Creador consciente y moral.
b)
Argumento Cosmológico --Este argumento dice que tiene que haber una
primera causa de todo lo que existe y Dios es esta causa. Tras cada efecto
hay una causa correspondiente. El mundo existe. )De dónde vino? De la
nada no viene nada. Por lo tanto debe existir un Creador suficientemente
inteligente y poderoso para formar el universo.
c)
Argumento Ontológico --Este argumento encuentra en que la mera idea de
Dios, es la prueba de su existencia. También es llamado el Argumento de la
Creencia Universal. Este argumento dice que ha de existir un Dios por
cuanto la creencia en El es universal entre los hombres. Toda la humanidad
cree que un Ser supremo existe entonces El debe existir.
d)
Argumento Teleológico --Este argumento aduce que Dios existe de la
presencia del orden en el universo. Por cuanto, hay bastante evidencia de un
plan o designio para el mundo, debe existir uno que tuvo un plan o proyecto,
o sea un Creador.
6
III.
Los Atributos de Dios
A.
Introducción
Los atributos de Dios son las características o las cualidades de Dios. Diferentes
teólogos han intentado categorizar los atributos de Dios en varias maneras. Las diferencias
reflejan cuáles comparaciones y contrastes ciertos teólogos quisieron enfatizar. Dos de las
clasificaciones de atributos más comunes son las siguientes:
B.
Los Atributos Incomunicables y Los Comunicables
Atributos Incomunicables – son las cualidades que se encuentran únicamente en Dios
y no pertenecen a sus criaturas. Un ejemplo es la auto-existencia de Dios.
Atributos Comunicables – son las cualidades de Dios que hasta cierto grado se encuentran
también en los hombres. Un ejemplo es la misericordia de Dios.
C.
Los Atributos Absolutos y Los Relativos (la clasificación más común)
Atributos Absolutos – son los atributos que se encuentran únicamente en Dios o esas
cualidades que siempre han caracterizado a Dios aparte de Su creación. Un ejemplo
es la inmutabilidad de Dios.
Atributos Relativos – son los atributos que han sido manifestados por medio de su relación
para con su creación. Un ejemplo de un atributo relativo es el amor de Dios.
En el estudio de teología propia es importante no exaltar un atributo de Dios sobre
otro. Los que cometen este error, hacen caricatura de Dios. La Biblia declara que el Señor
es perfecto en todos sus atributos. Todos los atributos en armonía perfecta representan lo
que las Escrituras nos enseñan con respecto a la Persona de Dios. A continuación,
combinamos todos los atributos de Dios bajo la designación de la Grandeza de Dios.
IV.
La Grandeza de Dios
A.
Introducción
La Palabra de Dios declara que la Grandeza de Dios es inescrutable (Sal.145.3;
Job 11.7). El término “inescrutable” no significa que el hombre no puede conocer nada
con respeto a Dios. Lo que sí quiere decir es que Dios es mucho más de lo que se puede
imaginar. Sin embargo, el hombre puede entender ciertas características verdaderas de la
grandeza de Dios como El se ha revelado en las páginas de la Biblia (Dt. 29.29;
1 Co. 2.9-12).
B.
Dios es Espíritu
“Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que
7
adoren” (Juan 4.24). Esta cualidad quiere decir que no hay nada material en la esencia de
Dios y enfatiza por lo menos los siguientes tres aspectos de Su Ser:
1.
2.
3.
C.
Como Espíritu, Dios es Invisible (Jn. 1.18; 1 Ti. 1.17; 6.15-16).
Como Espíritu, Dios no tiene los límites de un cuerpo físico (Hch. 17.24).
Como Espíritu, Dios no tiene manos, ni pies, ni ojos físicos.
Aunque Dios no se compone de materia, de vez en cuando la Biblia lo
describe en términos físicos. Por ejemplo, Isaías 50 versículo 2 habla de la mano
de Dios y en Zacarías 4 versículo 10 hay mención de los ojos de Dios. A veces,
Dios se describe a sí mismo en términos humanos para que el hombre de esta
manera, puede entender algo de la grandeza de Dios. Los pasajes que describen a
Dios en términos físicos son ejemplos de lo que se conoce como antropomorfismo.
Dios es Persona
En contraste con el panteísmo, el cual enseña que “Dios es cada cosa y cada cosa es
Dios” (Bancroft, Fundamentos de Teología Bíblica, pg. 57) y también, en contraste con los
que dicen que hay alguna fuerza impersonal que controla todo, la Biblia nos enseña
claramente que Dios es PERSONA y que ha existido eternamente en tres personas – el
Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Aunque Dios es diferente de cualquier otro, todavía es
persona. ¿Qué significa que Dios es Persona?
1.
2.
3.
4.
5.
Como Persona tiene Intelecto o la capacidad de pensar, evaluar y comprender.
Dios entiende perfectamente todas las cosas, pasadas, presentes y futuras
(Ro. 11.33).
Como Persona tiene Sensibilidad y Emociones, esto quiere decir que El tiene la
facultad de experimentar impresiones (Gn. 6.6).
Como Persona tiene Voluntad o esa capacidad de Dios de poner en operación todo
lo que El ha decidido (Sal.115.3).
Como Persona tiene Moralidad que quiere decir que Dios distingue perfectamente
entre lo bueno y lo malo (Gn. 3.22).
Como Persona, Dios se relaciona con otras personas. Las Escrituras lo
declaran el Creador, el Salvador, el Padre del creyente, y el Consolador
(Sal. 23).
Cuando la Biblia se refiere a Dios siempre usa pronombres personales. Además de
todos los pasajes que indican que El es persona, también tanto sus nombres como sus obras
demuestran su personalidad.
1.
D.
Sus Nombres indican que Dios es Persona. Por ejemplo: Elohim, Adonai o Jehová
(Ex. 3.14,15).
2.
Sus Obras indican que El es Persona. Lo que Dios hace son acciones personales.
Por ejemplo: El creó (Gn. 1.1); El habló (Ex. 20.1); y El cuida y protege como
Pastor (Sal. 23).
Es el Dios Vivo
Otra cualidad de Dios tiene que ver con su Vida. En contraste con otros dioses que
los hombres a veces adoran, El Dios Verdadero vive (Sal. 115.3-9; Jer. 10.10; Jn. 5.26;
8
1 Ts. 1.9). Como el Dios vivo, El actua lo que quiere decir que escucha, habla, guía y
fortalece. Nota también los siguientes aspectos de la palabra “vida” con respecto a Dios.
1.
2.
E.
La Vida de Dios es de distinta y diferente cualidad que la vida de cualquier otro.
Por ejemplo:
a) No hay límite de su vida en cuanto a tiempo. El es Eterno, que quiere decir que
El siempre ha existido y siempre existirá (Sal. 90.2).
b) Dios no depende de nada ni de nadie para vivir. El es auto-existente lo cual, a
veces, es llamado la Aseidad de Dios.
Dios es la Fuente de Toda Vida (Nm. 27.16; Hch. 17.24,25,28). Cualquier otro ser
u otra forma de vida depende completa y constantemente de Dios para su
existencia (Mt. 6.25-33).
Dios es Infinito
Cuando decimos que Dios es infinito, el concepto que queremos comunicar es que
El no tiene límites. El universo es una ilustración gráfica de esta característica del Creador.
En todo lo que es, Dios no tiene fronteras, ni puede ser limitado excepto por los límites que
sus atributos exigen. El hecho que Dios es infinito puede ser considerado en cuatro áreas.
1.
2.
3.
4.
En cuanto al Tiempo, EL es ETERNO (Sal. 90.1,2). Dios siempre ha existido y
para siempre será. El es el eterno “Yo Soy” (Ex. 3.14).
En cuanto al Espacio, EL es OMNIPRESENTE (1 R. 8.27; Hch. 17.24,25;
Sal. 139.7-10). No hay lugar donde Dios no está en su plenitud.
En cuanto al Conocimiento, EL es OMNISCIENTE (Sal. 147.5; Pr. 15.3;
Ro. 11.33; Mt. 10.29,30; He. 4.13). No hay nada que Dios no sabe, ni que Dios
tenga que aprender.
En cuanto al Poder, EL es OMNIPOTENTE o todopoderoso. El hace todo lo que
quiere sin esfuerzo alguno (Gn. 1.1-31; 17.1; Sal. 33.6; 115.3; Mt. 19.6). Hay dos
características de Dios relacionadas con su poder u omnipotencia que debemos
destacar.
a) Su Soberanía que quiere decir que la autoridad de Dios se extiende a todo lo
que El desea. Podemos verla en:
- la naturaleza (Ex. 7-12; Mt. 14.22-33).
- la historia (Hch. 17.26; Dn. 4.35).
- las personas (Ro. 9.17; Gá. 1.15,16).
b) Su Providencia que se refiere a la obra continua de Dios, por la cual El
mantiene y preserva todos los objetos de su creación (Mt. 6.26-30;
Sal. 104.5,10,13).
Al principio, cuando tocamos esta cualidad, fue mencionado que Dios no tiene
límite ni puede ser limitado excepto por sí mismo. Esto quiere decir que por sus propios
atributos hay algunas cosas que Dios no puede hacer (Lacueva, Curso Práctico de Teología
Bíblica, pg. 112). Por ejemplo:
9
1) Dios no puede mentir, sino él es siempre fiel a su Palabra (Tit. 1.2).
2) Dios no puede ser tentado a pecar (Stg. 1.13).
3) Dios no puede negarse a sí mismo (1 Ti. 2.13).
F.
Dios es Inmutable
Decir que Dios es inmutable quiere decir que El nunca cambia. La constancia de
Dios es siempre la misma. Dios no crece, ni aumenta, ni madura, ni mejora. El es y
siempre ha sido y siempre será perfecto (Sal. 33.11; 102.26-27; Mal. 3:6; Stg. 1.17). Hay
que mencionar por lo menos tres áreas en las cuales las Escrituras enfatizan la
inmutabilidad de Dios.
1.
Su Propósito no cambia (Is. 46.10,11). Dios cumplirá completa y
perfectamente su propósito.
2.
Su Palabra no cambia (Sal. 119.89). Dios es siempre fiel a su Palabra.
3.
Su Persona no cambia (Mal. 3.6). Los atributos de Dios eternamente serán los
mismos.
Una pregunta relacionada que se debe considerar es la siguiente: ¿Cómo explicamos
los pasajes, los cuales inicialmente aparecen indicar que Dios ha cambiado?
Por ejemplo:
a) "Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su
corazón” (Gn. 6.6).
Este pasaje es ejemplo de antropomorfismo, el cual describe a Dios en
términos humanos. El pasaje, en su contexto, enseña que por el pecado que
caracterizaba a la humanidad, Dios tenía dolor profundo en su corazón por haber
hecho al hombre (Bancroft, Fundamentos de Teología Bíblica, pg. 89).
b) "Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino, y se
arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo” (Jon. 3.10).
En este pasaje, lo que parece ser cambio en la acción de Dios, solo es
cambio en la respuesta de Dios que resultaba del cambio en la acciones del
hombre.
c) "Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio: para que no seáis
arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel
endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles”
(Ro. 11.25).
Lo que parece ser un cambio en el plan de Dios no es más que el desarrollo
del plan de Dios. La salvación de los gentiles, ha sido parte del plan de Dios
desde el principio (Gn. 12.1-3).
G.
Dios es Perfecto
10
La palabra “perfecto” indica una excelencia más allá del mejoramiento. No hay ni
puede ser mejor. Esta palabra describe a Dios en cada uno de sus atributos y en la
totalidad de su Persona, su Palabra, y en sus Obras. Sin embargo, en esta sección usamos
la palabra “perfecto” para describir cuatro características más de Dios.
1.
Dios es Perfecto en Santidad. La palabra “santo” quiere decir “apartado.” Cuando
la Biblia se refiere a la santidad de Dios, lo hace en dos sentidos (Ryrie, Teología
Básica, página 47).
a) Dios es claramente diferente y distinto de toda su creación o lo que otros
consideran o llaman “dioses” (Ex. 15.11; Is. 57.15). No hay comparación entre
Dios y su creación.
b) Dios es completamente separado de cualquiera clase de impureza o de todo lo
que es común o inmundo. No hay ninguna forma de maldad, ni iniquidad, ni
injusticia en Dios (Lv. 11.44; Jos. 24.19; Sal. 99.3,5,9; Is. 40.25; Hab. 1.13).
2.
Dios es Perfecto en Justicia. Decir que Dios es justo significa que El siempre hace
lo que es correcto y lo que concuerda completamente con Su santidad. Una
consideración más amplia de la justicia de Dios demuestra que esta cualidad
caracteriza:
a) La Persona de Dios. Dios siempre hace lo justo, siempre actua en perfecta
armonía con su Santidad (Jer. 9.24). Dios es justo (Is. 45.21).
b) La Ley de Dios. La ley es la expresión de la santidad de Dios (Sal. 19.7-10). La
ley de Dios es justa (Ro. 7.12).
c) La Exigencia de Dios. Dios exige que todos los hombres actúen en completa
obediencia a su ley (Ro. 1.17; 3.23; Mi. 6.8).
d) El Castigo de Dios. Dios castigará toda infracción o desobediencia de su justa
ley (Ro. 1.18; 6.23).
e) La Imparcialidad de Dios. Dios es justo en la administración de su ley y en su
castigo, sin acepción de personas (Ro. 2.11).
3.
Dios es Perfecto en Verdad. Dios es la fuente y origen de toda la verdad y siempre
hay armonía perfecta entre Dios y la verdad. Las Escrituras destacan y enfatizan
este atributo de Dios:
a) En su Persona, es decir que Dios es la verdad y que El es el Dios verdadero
(Jer. 10.10; Jn. 14.6; 17.3; 1 Tes. 1.9; 1 Jn. 5.20; Ap. 3.7; 6.10).
11
b) En todo lo que El dice. Dios siempre habla la verdad y en cuanto a la obra del
Espíritu Santo en la inspiración, El guió a los autores humanos de tal manera
que escribieron lo que es verdadero (1 S. 15.29; Jn. 17.17,19; Tit. 1.2;
He. 6.18).
c) En todo lo que El hace. El actua en acuerdo perfecto con su Persona y con lo
que El dice. El es siempre FIEL a y cumple su Palabra (Ro. 3.4; 1 Co. 1:9;
2 Co. 1.18-22; 1 Ts. 5.24; 2 Ti. 2.13; 1 P. 4.19).
4.
Dios es Perfecto en Amor. El amor es una afección y decisión que se sacrifica para
el bien del otro. Un autor ha dicho que el amor es “aquella acción de una persona
que busca el mayor bien para otra persona” (Wilmington, Auxiliar Bíblico Portavoz,
pg. 620). Dios es amor (1 Jn. 4.8) y esta cualidad caracteriza no solamente su
Persona, sino también todo lo que El dice y todo lo que El hace.
a) En su Persona, Dios es la perfección del amor (Ro. 5.8; 1 Jn. 3.16; 1 Jn. 4.8).
b) En lo que El dice, Dios demuestra el amor. Su Palabra ha sido comunicada y
claramente manifiesta su amor para con los hombres (Jn. 3.16).
c) En las obras que Dios hace, hay evidencia clara de su amor. “Mas Dios
muestra su amor para con nosotros en que siendo aún pecadores, Cristo
murió por nosotros” (Ro. 5.8).
Hay cuatro términos bíblicos más que muestran y que fluyen del perfecto amor
de Dios.
1) La Gracia de Dios es el favor inmerecido y bendición de Dios que ha sido
mostrado al hombre principalmente en la persona y obra de Jesucristo
(Ex. 34.6; Tit. 2.11-13; Ef. 1.5-8; 2.7-9).
2) La Misericordia de Dios es ese aspecto de Su amor que muestra piedad y
compasión a otros en su angustia o aflicción (Dt. 5.10; Sal. 57.10; Ef. 2.4;
Stg. 5.11).
3) La Paciencia o Longanimidad de Dios es ese aspecto de Dios que habla de
su tolerancia temporal frente a la provocación (1 P. 3.20; 2 P. 3.9,15;
Sal. 86.15; Ro. 2.4; 9.22).
4) La Bondad de Dios es el cuidado benevolente de Dios (Hch. 14.17) para con
Sus criaturas (Ryrie, Teología Básica, pg. 42).
V.
Dios es Una Trinidad
A.
Introducción
12
El término “Trinidad” no aparece en la Biblia pero se ve el concepto de la
“Trinidad” muchas veces. Con referencia a Dios quiere decir que hay un solo Dios en
esencia que eternamente existe en tres personas co-iguales y distintas: el Padre, el Hijo, y
el Espíritu Santo. Sin lugar a dudas, la palabra “Trinidad” cuesta no solamente explicar
sino también entender lógicamente. La lucha lógica se encuentra en combinar y armonizar
los dos conceptos de “un solo Dios” y “tres personas co-íguales y distintas”. Sin embargo,
en el estudio de teología, la meta es aclarar las creencias y las doctrinas que reflejan
precisamente lo que enseñan las Escrituras. Aunque, lógicamente cuesta combinar los dos
conceptos mencionados arriba, la tarea primordial es ser fiel a la Palabra de Dios. Con esta
base, considera lo que declara la Biblia.
B.
Hay Un Solo Dios
Tanto el Judaísmo como el Cristianismo se reconocen como religiones monoteístas
que quiere decir que creen en un sólo Dios. A través de las Escrituras, el Dios vivo y
verdadero se revela como tal. Parte de la evidencia para esta conclusión incluye:
1. Los pronombres personales singulares utilizados.
“…YO SOY LO QUE SOY…” (Ex. 3.14).
“Yo soy Jehová tu Dios…” (Ex. 20.2).
“No tendrás dioses ajenos delante de mí” (Ex. 20.3)
2. La prohibición de cualquier clase de idolatría porque sólo Jehová es Dios (Ex. 20.4).
A través del Antiguo Testamento hay clara prohibición de politeísmo (Dt. 5.7,8) e
Israel fue castigado por violar este principio vez tras vez (2 R. 17.12-17).
3. Deuteronomio 6.4: “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.” Esta verdad fue
una de las enseñanzas principales que Jehová mandó a Israel que inculcara a sus
niños.
4. Varias veces también el Nuevo Testamento destaca este aspecto de Dios.
“…no hay más que un Dios” (1 Co. 8.4,6).
“Porque hay un solo Dios…” (1 Ti. 2:5,6).
C.
La Deidad de las Tres Personas
Como ha sido mencionado anteriormente, el otro aspecto de lo que la Biblia enseña
con respecto a la Trinidad es que hay tres personas divinas y distintas. Dios se ha revelado
a sí mismo progresivamente en la Trinidad a través de las Escrituras, es decir que puede
verlo en el Antiguo Testamento pero llega a ser más claro en el Nuevo Testamento. A
veces, dentro del mismo versículo, se encuentra el nombre de Dios en combinación con un
verbo singular como “creó” o “dijo” (Gn. 1.1; 3.22) y un pronombre personal que es plural
y vice versa (Stone, Los Nombres de Dios, pg. 17). Considera la siguiente evidencia:
1. Los pronombres personales y verbos singulares y plurales utilizados
“Entonces Dios dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen…” (Gn. 1.26).
“Y dijo Jehová: He aquí el hombre es como uno de nosotros…” (Gn. 3.22).
“Y dijo Jehová……ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua…”
13
(Gn. 11.6,7).
“¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?” (Is. 6.8).
2. La Deidad de las tres Personas específicas
Hay tres personas distintas y co-iguales, a quienes las Escrituras atribuyen deidad.
Cada uno es Dios, eternamente poseyendo los mismos atributos. Las tres personas
son:
El Padre (Mt. 6.26-30; Jn. 6.44-46; Ro. 1.7; 1 P. 1.2)
El Hijo (Is. 9.6; Jn. 1.1; Hch. 20.28; Ro. 9.5)
El Espíritu Santo (Hch. 5.3,4; He. 9.14)
3. Hay varios pasajes, en los cuales podemos ver a dos o a tres de las personas divinas
mencionadas en unidad e igualdad (Turner, Doctrina de Dios, pg. 118,119).
“Yo y el Padre uno somos.” (Jn. 10.30).
“…bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo…”
(Mt.28.19).
“Jesús le dijo…El que me ha visto a mí, ha visto al Padre…” (Jn. 14.9).
“¿porque…mintieses al Espíritu Santo?…No has mentido a los hombres, sino a
Dios” (Hch. 5.3,4).
“La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo
sean con todos vosotros. Amen” (2 Co. 13.14).
Vease también - Mt. 3.16,17; Jn. 14.16,26; 1 Co. 12.4-6; 1 P. 1.1,2.
D.
Sin lugar a dudas, han existido enseñanzas falsas a través de la historia de la iglesia
en cuanto a la Trinidad. Parte de la dificultad es cómo mantener las dos verdades (un solo
Dios y tres Personas divinas) a la vez. Los que enfatizan “un solo Dios” y minimizan “tres
Personas divinas” tienden hacia lo que es el modalismo. Aunque tiene diferentes
variaciones de esta enseñanza falsa, el modalismo es la creencia que el Padre, el Hijo y el
Espíritu Santo son meramente nombres o manifestaciones del mismo Dios, y no son
personas distintas. Un ejemplo de modalismo sería la creencia que Dios es el Padre a
veces, el Hijo a veces, y el Espíritu Santo a veces pero no son las tres personas eternamente.
Los que enfatizan las “tres personas divinas” y niegan que hay “un solo Dios”
terminan con triteísmo y politeísmo. La posición bíblica mantiene completamente que hay
un solo Dios y que hay tres personas divinas y distintas, co-iguales y co-eternas.
Las Actividades de las tres Personas en Armonía Perfecta
A veces una pregunta surgirá en cuanto a cómo trabajan juntas las tres Personas de
la Trinidad. Podemos ver las tres involucradas tanto en la Creación como en la Redención.
1. En La Creación
El Padre (Sal. 96.5; Is. 37.16; Jer. 10.11-12)
El Hijo (Jn 1.3; Col. 1.16; He. 1.10)
14
El Espíritu Santo (Gn. 1.2; Job 26.13; 33.4; Sal. 104.30)
2. En La Redención (1 P. 1.1,2)
El Padre crea el plan.
El Hijo ejecuta o lleva a cabo el plan.
El Espíritu Santo aplica el plan.
Aunque en cierto grado siempre será un misterio, posiblemente podemos decir que todas
las obras divinas que tratan del universo son hechas por el Padre a través del Hijo y por medio del
Espíritu Santo.
VI.
Los Nombres de Dios
A.
Introducción
Aunque se usan los nombres comúnmente para identificar a las personas, en la
Biblia los nombres tenían significado y fueron descripciones del carácter de una persona.
Por ejemplo, el nombre “Nabal” significa insensato (1 S. 25.25). De igual manera, los
nombres de Dios "no son meros títulos conferidos por los seres humanos sino, en su mayor
parte, son sus propias descripciones de Sí mismo. Como tales, éstos revelan aspectos de Su
carácter" (Ryrie, Teología Básica, pg. 51).
B.
Los Nombres principales de Dios en la Biblia
1. El nombre hebreo “Elohim” es traducido al griego como “Theos” en la Septuaguinta y
como “Dios” en castellano (Gn. 1.1).
2. El nombre hebreo “Adonai” que es traducido al griego como “Kurios” en la
Septuaguinta y como “Señor” en castellano (Mal. 1.6).
3. El nombre hebreo “YHWH” fue combinado con las vocales del nombre Adonai durante
los siglos sexto-séptimo, del cual viene el nombre “Jehová” (Ryrie, Teología
Básica, pg. 53). Este nombre es traducido al griego como “Ego Eimí” o “Kurios”
en la Septuaginta (Ex. 3.14).
4. En nombre “Theos” en el N.T. es traducido en castellano como “Dios” (Mt. 22.21,37).
5. El nombre “Kurios” en el N.T. es traducido en castellano como “Señor” (2 Ti. 4.1).
6. El nombre “Jesús” significa que “YHWH salva” (Mt. 1.21).
C.
Otros Nombres de Dios en el Antiguo Testamento
1.
2.
3.
4.
5.
6.
Elyon--el poderoso más poderoso (Gn. 14.17-20)
El Roi--el poderoso que ve (Gn. 16.13)
El Shaddai--el que tiene cuidado maternal (Gn. 17.1)
El Olam--el Dios eterno (Is. 40.28-31)
Jehová Jireh-- Jehová proveerá (Gn. 22.13,14)
Jehová Nissi-- Jehová es nuestro estandarte (Ex. 17.15)
15
7. Jehová Salom-- Jehová es nuestra Paz (Jue. 6.24)
8. Jehová Sabaot-- Jehová de las huestes o de los Ejércitos (1 S. 1.3)
9. Jehová Mkaddishkim-- Jehová es nuestro Santificador (Ex. 31.13)
10. Jehová Raah-- Jehová es mi pastor (Sal. 23.1)
11. Jehová Tsidkenu-- Jehová es nuestra justicia (Jer. 23.6)
12. Jehová Sama-- Jehová está presente (Ez. 48.35)
13. Jehová Rafa-- Jehová es nuestro sanador (Ex. 15.26)
(Wilmington, Auxiliar Bíblico Portavoz, páginas 606-607)
VII.
La Obra Creativa de Dios
A.
Introducción
El primer versículo de la Biblia declara que Dios es el Creador. “En el principio
creó Dios los cielos y la tierra” (Gn. 1.1). El es reconocido a través de las Escrituras como
el Creador y Hacedor de todo lo que existe (Gn. 14.19,22; Ex. 15.11; Sal. 86.10; Ro. 1.25).
Sin embargo, hay personas que rechazan a Dios y rehusan creer en la Biblia, las cuales han
desarrollado diferentes teorías en un intento por explicar todo lo que existe y su origen. El
ejemplo clásico es el evolucionismo. Pero, como en cualquier área de la vida, la Palabra de
Dios es la autoridad y deja en claro varios aspectos de la obra creativa de Dios.
B.
La Creación "Ex Nihilo"
Esta frase, que es del latín, significa que al crear, Dios no empleó ningún material
preexistente (Harrison, Diccionario de Teología, pg. 170), sino que El creó todo de la nada
(Gn. 1.3; Sal. 33.6,9; He. 11.3).
C.
La Creación de Todo
Dios creó el universo, los ángeles, animales, plantas, y los hombres. Cualquier cosa
que es materia y todo lo que es espiritual es producto de dicha creación. También, toda la
creación depende completamente de su Creador (Gn. 1.1; Jn. 1.3; Hch. 4.24; 14.15; 17.24;
Ef. 3.9; Col. 1.16; Ap. 4.11; 5.13; 10.6).
D.
La Creación en Seis Días Solares de 24 horas
En los últimos siglos, ha habido la tendencia en algunos teólogos de reconciliar y
armonizar las teorías de los científicos con lo que las Escrituras enseñan. Con este deseo en
mente, han desarrollado diferentes posiciones teológicas en cuanto a la creación y
especialmente con respecto a cuánto tiempo tomó Dios para crear todo. Sin embargo, la
Biblia enseña que el Hacedor creó todo en seis días solares de 24 horas. Considera lo
siguiente:
16
1. En Génesis 1, la lectura natural y normal del texto lleva a esta conclusión.
2. La frase calificativa "tarde y mañana" con relación a cada uno de los seis días de
creación respalda el significado de los días como períodos de veinticuatro horas.
3. Éxodo 20.11 y 31.17 declaran que Dios hizo todo en seis días, y que descansó en el
séptimo, y que este patrón sirve como la base del ciclo semanal del hombre.
4. Cuando la palabra hebrea por "día" (yom) se usa con el adjetivo numérico en el
Pentateuco, siempre indica un día solar de 24 horas.
E.
El Propósito de La Creación
Otro aspecto de la obra creativa de Dios es su propósito. ¿Por qué creó Dios todo y
¿con qué fin? El propósito bíblico es glorificar a Dios al llevar a cabo la voluntad de EL.
Toda la creación, las montañas, la nieve, las flores, el mar, las estrellas tienen este
propósito. “Los cielos cuentan la gloria de Dios…” (Sal. 19.1). Esto incluye al hombre.
“El fin principal del hombre es glorificar a Dios y gozar de El para siempre” (Confesión de
fe de Westminster, El Catecismo Menor, pg. 83). Los hombres están en este mundo para:
1) reconocer “la magnificiencia de Dios y el esplendor de todas sus perfecciones”
que incluye la brillantez de su santidad, el resplandor de su poder, la grandeza de su
presencia, la luz de su verdad y el esplendor de su bondad.
2) honrar a su Creador (Ro. 1.21-23).
3) declarar su gloria a las naciones (Sal. 96.3).
4) alabarle por sus perfecciones (Is. 43.1,7,21,23).
VIII.
La Obra Providencial de Dios
A.
Introducción
En términos generales, la providencia de Dios tiene que ver con el involucramiento
continuo de Dios con su creación. El Deísmo es la creencia que Dios es personal, infinito
y el Creador de todo, pero que El abandonó a su creación. Sin embargo, la Palabra de
Dios declara que el Hacedor de todo siempre ha estado y estará íntimamente involucrado en
su creación.
B.
El Cuidado Providencial de Dios
“Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten” (Col. 1.17). El
Creador mantiene, preserva y sostiene todas las cosas. Su providencia es universal o sobre
todo el universo (Lacueva, Curso de Formación Teológica Evangélica, Tomo II, pg. 253).
Sin embargo, podemos ver esta faceta de su obra especialmente en las tres siguientes áreas
generales.
17
1. La preservación de la creación. Aunque reconocemos varios procesos naturales en la
creación, la creación no es auto-suficiente, sino que el Creador sostiene todo (Neh. 9.6;
Col. 1.17; He. 1.3).
2. La preservación de Israel. Ninguna otra nación ha sufrido tanto, ni ha tenido tantos
enemigos que han tratado de exterminarla, pero Dios ha preservado a Israel a través de
la historia.
3. La preservación de las plantas y los animales (Mt. 6.26-30; Sal. 104.5,10,13).
C.
La Soberanía de Dios
Decir que Dios es soberano significa que El está gobernando y que Su autoridad se
extiende a todo lo que El desea. El está sentado sobre el trono en el cielo gobernando como
El quiere (Is. 6.1; Ap. 4.2; 5.1). Su participación activa y su obra de gobernar se extiende a:
1. Toda la naturaleza (Mt. 5.45; Mr. 4.39; Lc. 8.25).
2. La historia humana (Dn. 2.21; Hch. 17.26).
3. Las vidas de individuos (1 S. 2.6,7; Lc. 1.52; Gá. 1.15,16).
D.
El Mal
Una pregunta relacionada con la Providencia y Soberanía de Dios tiene que ver con
los males o toda la maldad que hay en el mundo. El argumento normalmente es parecido al
siguiente. “Si Dios es bueno y si Dios es omnipotente, ¿por qué hay tantos males en este
mundo?” Algunos llegan a la conclusión que o Dios no es bueno o que Dios no es
omnipotente. Sin embargo, lo que nos guía y nos ayuda a contestar cada pregunta es la
Biblia. ¿Qué dice Dios al respecto? Al examinar las Escrituras, se ve que hay respuestas a
varias de las preguntas que giran alrededor del tema. Considera las siguientes verdades.
1. Estamos bajo la maldición de Dios (Sal. 90.7-12). En Génesis capítulo 3, tenemos el
relato de lo que es la Caída del hombre, la cual fue resultado del pecado original. Las
consecuencias de aquel pecado caracterizan el mundo actual en el cual vivimos.
2. El libre albedrío del hombre. Algunos males son resultado de esta capacidad del
hombre. Dios decidió crear al hombre con libre albedrío genuino, el cual incluyó la
posibilidad de escoger lo que es malo. Hasta cierto punto, el hombre puede elegir
llevar a cabo lo que su imaginación inicua contempla (Gn. 6.5; Ro. 1.18-32). El
hombre ha decidido elegir lo que es malo (Jn. 3.19,20).
3. En el tiempo debido Dios juzgará y restaurará al mundo y eliminará la tristeza
(Ap. 21.4). El juicio de Dios indica que el Creador no es solamente ofendido por la
maldad que los hombres cometen sino también promete que será un día cuando el
juzgará y castigará (Ap. 20.11-15). Hasta aquel día, aun los santos de Dios claman
“¿Hasta cuándo, Señor?” Los creyentes sí pueden consolarse con el hecho que “las
18
aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en
nosotros ha de manifestarse” (Ro. 8.18).
4. El Sufrimiento de Jesús nos muestra cuán serio es Dios en cuanto a tratar el problema
de la maldad. En su papel como sumo-sacerdote, el Hijo de Dios llegó a ser hombre y
se identificó no solamente con nuestro sufrimiento sino también El murió en el lugar
del hombre pecador. En su propia muerte podemos ver no solamente la profundidad del
problema del mal, sino también la acción de Dios para resolver el problema y tratarlo
una vez para siempre (Col. 2.13-15, 1 P. 2.24).
5. Otra pregunta relacionada al tema tiene que ver con la paciencia de Dios con respecto a
la maldad que hay en el mundo y es: ¿por qué todavía existe el problema? Si Dios
puede eliminar toda la maldad y está obrando hacia este fin, ¿por qué todavía no ha
sido resuelto el problema? La respuesta se encuentra en el siguiente versículo. “El
Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es
paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos
procedan al arrepentimiento” (2 P. 3.9).
IX.
El Plan de Dios
A.
Introducción
Otro tema relacionado con las obras de Dios es el plan de Dios. A través de los
siglos ha existido mucha diferencia de opinión al respecto. Iglesias se han dividido por este
tema y denominaciones se han formado. Al considerar los pasajes que tocan el tema, se
ven los siguientes principios.
B.
El Plan de Dios incluye tanto lo que Dios determina como también lo que Dios permite
(Job 14.5; Pr. 16.4; Is. 14.27; 46.10,11; Lc. 4.43; Hch. 2.23; 4.27,28; 1 Ti. 2.4; 2 P. 3.9).
C.
Dios planificó todo lo que él quiere según el afecto de su voluntad y para su propia gloria
(Ef. 1.5,6,11; 2.8-10; Col. 1.16; Ap. 4.11).
D.
Dios, en ninguna manera, es autor del pecado ni lo aprueba, (Pink, La Soberanía de Dios,
pg. 7) sino que juzgará al hombre, el cual es responsable por sus propios hechos
(Hab. 1.13; Jn. 1.11; 5.40; 6.37; Ro. 1.18; 1 P. 1.17).
El hombre es verdaderamente y sinceramente invitado a arrepentirse y a elegir a Dios (Mt.
11.28-30; Is. 45.22; 55.1-5; Ap. 22.17).
E.
F.
Dios ha elegido a algunos para la salvación (Jn. 6.37,44; 17.2; Hch. 13.48; Ef. 1.4,5; 2.10; 2
Ts. 2.13,14; 1 P. 1.1-5).
G.
El Conflicto entre La Soberanía de Dios y La Libre Voluntad del Hombre
19
Cuando se considera la salvación del hombre, normalmente, hay dos términos que
son difíciles de armonizar y mantener a la vez. Uno es “la soberanía de Dios” y el otro es
“la voluntad libre del hombre.” La pregunta es, si Dios es soberano, ¿cómo puede tener el
hombre una voluntad que es verdaderamente libre y capaz de tomar sus propias
decisiones? La lucha en armonizar estos conceptos ha terminado en dos diferentes maneras
de interpretar la Palabra de Dios al respecto. Una se llama el Calvinismo y la otra el
Arminianismo (Turner, Doctrina de Dios, pgs. 131-139).
1) La interpretación Calvinista enfatiza más lo que es la soberanía de Dios (Jn. 6.37,44;
Hch. 13.48; Ef. 1.4,5; 2 Ts. 2.13,14).
2) La interpretación Arminianista enfatiza más lo que es denominado el “libre albedrío”
del hombre o su “voluntad libre” (Mt. 11.28; Lc. 6.47; Jn. 3.16; Ap. 22.17).
La Biblia indica que Dios ha dado al hombre la capacidad de tomar decisiones y que
el hombre es responsable por las decisiones que él tome. Incluso, algún día será juzgado
por las decisiones que él ha tomado o las que él no ha tomado. En cuanto a la salvación y
los elegidos, Dios controla las circunstancias en la vida de un hombre para que en el
momento oportuno, el hombre tome una decisión sincera y verdadera para arrepentirse y
recibir a Jesús como su salvador personal. Dios estaba obrando en la vida del hombre, aún
desde su concepción (Gá. 1.15), tanto adentro como afuera del hombre de tal manera que
el hombre reconoció su necesidad y recibió por su propia voluntad al Señor Jesucristo. Al
Señor sea toda la honra y gloria por su obra increíble en la vida del creyente (Fil 1.6).
IX.
Conclusión
La Facultad Teológica Bíblica Bautista cree en el Dios vivo, el cual es Creador del
universo. El es Espíritu infinito, inmutable y perfecto. En la unidad de la esencia divina hay tres
personas eternas, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, co-iguales en poder y gloria, y ejecutando
oficios distintos y armoniosos en la grandes obras de la creación y redención. Dios creó todo en
seis días literales y la salvación de los hombres es la obra de Dios del principio al fin (Gn. 1.1;
Ex. 20.2,3; Dt. 4.35; 6.4; Sal. 2.7-9; Is. 45.14; 46.9; Mt. 3.16,17; 28.19,20; Jn. 1.1-3; 5.36-40;
Ro. 1.1-6; 1 Co. 8.6; Ef. 1.3-10; 4.3-6).
BIBLIOGRAFIA
Auxiliar Bíblico Portavoz, Harold L. Wilmington, Editorial Portavoz
Biblia de Estudio MacArthur, La, Editorial Portavoz, Grand Rapids, Michigan, E.E.U.U.
Confesión de Fe de Westminster, Editorial El Estandarte de La Verdad
20
Curso de Formación Teológica Evangélica II, Fransisco Lacueva, Editorial CLIE
Curso Práctico de Teología Bíblica, Francisco Lacueva, Editorial CLIE
Diccionario de Teología, Everett F. Harrison, Libros Desafíos
Doctrina de Dios, Donald D. Turner, Editorial Portavoz
Estudios de Doctrina Bíblica, Ernesto Trenchard, Editorial Portavoz
Fundamentos de La Fe Cristiana, Los, James Montgomery Boice, Editorial LOGOI
Fundamentos de Teología Bíblica, Emory H. Bancroft, Editorial Portavoz
Grandes Doctrinas de La Biblia, Las, R.C. Sproul, Editorial LOGOI
Grandes Temas Bíblicas, Lewis Sperry Chafer, Editorial Portavoz
Introducción a la Teología Sistemática, G.H. Lacy, Casa Bautista de Publicaciones
Mapa Rutero de las Perspectivas del Mundo, Mark Blocher
Nombres de Dios, Los, Nathan Stone, Editorial Portavoz
Nuevo Diccionario Bíblico, H.D. Douglas y N. Hillyer, Editorial Certeza
Nuevo Manual Bíblico de Unger, Merrill F. Unger, Editorial Portavoz
Soberanía de Dios, La, A.W. Pink, The Banner of Truth Publisher
Síntesis de Doctrina Bíblica, Charles C. Ryrie, Editorial Portavoz
Teología Básica, Charles C. Ryrie, Editorial UNILIT
Teología Sistemática – Tomo 1, Lewis Sperry Chafer, Publicaciones Españolas
21
Descargar

Teología Propia

Santo Tomás de Aquino. (1225−1274) filosofía •

Santo Tomás de Aquino. (1225−1274) filosofía •

Verdades teológicas naturalesBibliaLa raíz del mal es la libertadFe y saberFilosofía cristianaDualismo

Reino de Dios en la actualidad

Reino de Dios en la actualidad

CristianismoBibliaCristoVida eternaFeSolidaridadIglesiaEvangelioTeologíaEspiritualidadEsperanzaJesús